Page 49

el sentimiento grupal o de la comunidad no va permitir que éste prospere y se apodere del encuentro comunitario. A pesar de estos dos marcos que parecen contrapuestos, no podemos dejar de expresar que es muy raro encontrarlos en estado puro en la organización de un evento competitivo o no competitivo. Es decir, en nuestro país, donde vivenciamos que la realización de cualquier movida deportiva, no sólo de escalada, es algo que se gesta y realiza mayormente “a pulmón”, sin un gran capital y sin único sponsor, es entonces donde la comunidad, de los clubes regionales, muros privados (incluidos padres, conocidos, amigos, tiendas, empresas locales) son el motor y el impulso desinteresado del evento. Es allí donde la cooperación, trabajo en equipo, lo social aparece y prevalece, por más de que se esté trabajando en una competencia. Claros son los últimos ejemplos de eventos competitivos realizados por muros privados

como El Desplome de San Luis o la Federación Cordobesa de Montaña y Escalada (FeCME) o no competitivos como el del Muro de Trevelin, donde, en todos los casos, toda la comunidad (puntana, cordobesa, o chubutense respectivamente) que rodea al muro o federación organizadora trabajó en

conjunto, muchas veces sin retribución monetaria, en pos del éxito de la compe o el festi para que los participantes sientan que están en su casa, conozcan la ciudad que están visitando, queden deslumbrados con los problemas plan-

Continúa en página 46.

e

Nacional de Boulder 2010, CABA.

www.kooch.com.ar / 41

KÓOCH 40  

Revista de escalada, montañismo, andinismo y cultura de montaña en argentina. En esta edición escriben colaboran y opinan: Mariano Galván, C...

KÓOCH 40  

Revista de escalada, montañismo, andinismo y cultura de montaña en argentina. En esta edición escriben colaboran y opinan: Mariano Galván, C...

Advertisement