Page 4

10 AÑOS KÓOCH RETROSPECTIVA

HIMALAYISMO ARGENTINO El análisis de Mariano Galvan de los últimos 10 años del Himalayismo Argentino con motivo del inicio del decimo año de la revista KÓOCH. Por Mariano Galván

A

partir de que el Teniente Ibañez en 1954 encabezara la primera expedición Argentina a los Himalayas, se abrió una puerta a los sueños de muchos montañistas argentinos de explorar las montañas más altas del mundo. Pero tuvieron que pasar varios años hasta que en 1990 Miguel “Lito” Sánchez lograra hacer cumbre en el Dhaulagiri, siendo éste un punto de quiebre para permitirnos creer que sí se puede llegar a lo más alto de nuestros sueños. Luego el encargado de quebrar límites y mostrarnos que era posible lo que muy pocos habían logrado fue Heber Orona, en 1999, con un hecho histórico: el Everest sin oxígeno. Creo que estos fueron los grandes íconos que motivaron a personas como a mí, para animarme a pensar de que con preparación, dedicación y mucho esfuerzo, se puede organizar una expedición a las montañas más altas del mundo. LOS ÚLTIMOS DIEZ AÑOS Lamentablemente en los últimos años no se ha visto un nutrido número de cumbres debido a que las expediciones se han encontrado con climas muy extremos, y también con un incremento muy notable de escala-

4 \ facebook.com/revista.kooch

dores de todo el mundo lo que ha convirtiendo a la montaña en un escenario un tanto peligroso, debido al excesivo tránsito en las diferentes partes de la montaña. A mi entender muchas expediciones y escaladores no han podido resolver el rompecabezas del clima, enfrentando la montaña quizás en su “no” mejor momento. Con los climas tan cambiantes, debe abandonarse un poco el sistema de expedición pesada y atender a una nueva forma de encarar los 8miles como las que plantearon los grandes del himalayismo moderno como Reinhold Messner y Jerzy Kukuczka, quienes se movían en un estilo más alpino, dando una mayor flexibilidad a la hora de afrontar los embates de la montaña, pudiendo cambiar de rumbo día a día, y no verse atados a forzar campamentos de altura preestablecidos. Creo firmemente que en las montañas más altas del planeta, salvo el Everest, se puede flexibilizar la escalada aprovechando las ventajas tecnológicas en equipamiento e indumentaria, información climatológica y comunicaciones. Pero por sobre todo debemos creer en que se puede cambiar y que no es solo un exclusivo estilo reservado para personas de elite. Las montañas Argentinas son el ambiente ideal para realizar los entrenamientos como así también disponemos en al actualidad de entrenadores y centros de alto rendimiento que debemos aprovechar para sacar el máximo provecho. No debemos olvidarnos de entrenar de manera integral, tanto mente como cuerpo. Los clubes y agrupaciones de montaña están haciendo un increíble esfuerzo por recuperar el “semillero” de montañistas, promoviendo salidas y defendiendo la libertad de acceso a montañas y lugares de escaladas en roca, en un territorio cada vez con más alambrado y con leyes que prohíben, en vez de regular con ciertos lineamientos con-

sensuados. La F.A.S.A. (Federación Argentina de Ski y Andinismo), ha hecho un trabajo muy interesante en becar a esquiadores, que tienen relevancia mundial, pero creo que no han impulsado políticas para tener mas presencia argentina en los 8miles, aprovechando el increíble potencial de escaladores de altura con los que contamos. El montañismo moderno exige la misma preparación física y mental que afrontan los atletas en muchos otros deportes, por lo que sería interesante que las instituciones públicas encargadas de fomentar el deporte en todas sus formas, vean al montañismo como una actividad deportiva más, y destinen fondos para aquellos deportistas que se animan a ir por lo más alto, sin medallas, sin estruendos, pero con el orgullo y la pasión de ser Argentinos. Esta en nosotros, demostrar que el montañismo, andinismo e himalayismo es un deporte y no un riesgoso hobbie. Las notorias dificultades para financiar las expediciones ha forzado a algunos a asociarse a expediciones internacionales para superar esta dificultad, haciendo que no se vean como expediciones nacionales. Pero los tiempos modernos nos exigen adaptarnos para continuar con nuestros proyectos personales, y ésta es una de esas formas.

KOOCH 46  

Revista de andinismo, escalada, montañismo y cultura de montaña en Argentina. DICIEMBRE 2015

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you