__MAIN_TEXT__

Page 1

Edición #4 Transformación del territorio, a través del arte y la cultura. ¡Aun en época de contingencia!

Corporación conciencia y dignidad

Grupo de baile Luz de Luna

Corporación ambientalista Los Cucaracheros

Grupo de danza Daw el Amar

Hapkido Club Aures

Club de vida Años Maravillosos

Grupo juvenil Ultraplus

¡Transforma tu mundo, persigue tus ideales!


Esta edición ha sido posible gracias a: Equipo: Ana María Vargas Hincapié Camila Mercado Sánchez David Agudelo Valencia Diego Alejandro Aguirre Luis Fernando Londoño Noreña Maria Camila Urrego

Apoyo: Mariana Moncada Sebastián Rodríguez Santiago Sánchez Agudelo Tatiana Yepes Gómez Victor García Osorno

Logística: Espacios de reunión y sus facilitadores: Parroquia San Francisco de Sales - Despacho Junta de Acción Comunal Aures 1 - Salón Residencia de la Familia Londoño Noreña y la familia Sánchez Espinosa Además del apoyo en refrigerios con café, pan y el inigualable juguito de guayaba de doña Gloria y la incondicionalidad de don Guillermo. También imposible no mencionar las deliciosas galletas de don Aristides.


Editorial Por: Diego Aguirre y Luis Londoño La transformación territorial, social y personal, es quizá la principal razón de ser de muchas organizaciones no sólo juveniles sino también de aquellas que procuran desde su quehacer, incentivar la buena inversión del tiempo libre, la inclusión y la participación. En esta edición nos acercamos a algunas de estas iniciativas que desde el baile, el trabajo social, la concientización ambiental, el deporte y la lúdica, le apuestan a la transformación del territorio a través del arte y la cultura. Para nosotros es importante la transformación del territorio a través del arte y la cultura, porque gracias a sus múltiples expresiones o manifestaciones se puede generar consciencia social y apropiación del territorio. Además, es una forma de descubrir y potencializar las capacidades artísticas y de liderazgo en su mayoría de jóvenes talentosos, ávidos de generar un impacto positivo y de ser escuchados, muchas de estas capacidades, adquiridas con disciplina y esmero en los espacios de entrenamiento y reuniones formativas. No obstante también consideramos importante la experiencia y sabiduría que nuestros adultos mayores tienen para enseñarnos. Hay, en esta sabiduría, un contenido que da solidez a la vida, que aporta la cimiente para vivir con consciencia. Siempre hemos considerado que las características de juventud no solo son una condición temporal y física, sino también un constructo personal relacionado con la percepción vívida y fresca de la vida, también con el vigor, el entusiasmo, la actividad física, la asimilación intelectual, la capacidad adaptativa y la toma de decisiones, cualidades que muchas veces podemos percibir tanto en niños como en adultos mayores. Por otra parte, estos últimos meses han sido un período complejo por el que atraviesan muchos de los colectivos de la ciudad. La contingencia, que nos convoca a estar confinados, nos ha llevado a replantear nuevas formas de seguir haciendo arte y cultura, nuevas formas de seguir conectando con la ciudad y quienes la habitamos. Por eso, invitamos a los lectores, no pierdan de vista las propuestas y actividades que se presentan a nivel ciudad, con el fin de dar continuidad, de alguna manera, a nuestros procesos artísticos y culturales, esta vez, valiéndonos necesariamente de las redes y medios digitales. Sin más… ¡bienvenidos!


El camino de la energía “Camina con cuidado y mucho tacto, y recuerda que la vida es un gran acto de equilibrio.” Dr. Seuss

Por: Mariana Moncada Valencia Camino que conduce a la energía universal, arte físico y sensible, entrenamiento vigoroso y exigente, todo esto y más es el hapkido, tradición de origen coreana que ilumina el trayecto de sus practicantes hacia la serenidad interna y la defensa personal. Este arte marcial, no prosperó únicamente en la sociedad oriental, sino que se extendió por el mundo y ha transformado la vida de muchas personas, llenándolas de sabiduría y habilidades, como la de Joan Morales, joven líder y profesor del colectivo Hapkido Club Aures.

todos los aspectos de la vida. Antes de la contingencia sanitaria que afronta la ciudad , los días miércoles y viernes de 6 p.m. a 8 p.m. en Aures, o los sábados al medio día en el Coliseo de Combate Guillermo Gaviria, no solo se abría el espacio para dar clases de hapkido, sino que se disponía de un espacio para demostrarle a los niños y jóvenes que son el motor y razón fundamental del Hapkido Club Aures. Es necesario hacerles entender que son el futuro y que pueden lograr todo lo que se propongan, siempre y cuando se esfuercen y trabajen duro para conseguirlo, no solo en logros deportivos o académicos, sino a nivel de vida. Hay que tener en cuenta también que esta práctica deportiva, al igual que muchas otras, ayuda a las personas a concentrarse o enfocarse en asuntos más importantes de la vida, a encontrar un camino que aporte felicidad y satisfacción, como es el caso de este joven líder, que lo considera como un logro dentro del colectivo.

Joan habla con total soltura y libertad de esta pasión, que adoptó hace cinco años y que lleva enseñando, o más bien, compartiendo, gracias a sus conocimientos en el tema. Además ha generado espacios de interacción y crecimiento personal desde hace tres años, esto en el salón de la Acción Comunal de Robledo Aures, principalmente. Joan abre este espacio de práctica de hapkido a todo el que esté dispuesto a aprender sobre este entrenamiento, desde niños de siete u ocho años, hasta adultos, lo único que importa es que tengan disposición y ganas de aumentar sus habilidades físicas y de socialización, porque lo importante no es solo acondicionar el cuerpo y la mente sino también conocer personas, relacionarse con ellas y disfrutar de un tiempo ameno y fuera de lo común.

Hapkido Club Aures se ha articulado con otros colectivos de artes marciales, lo que le deja mucha experiencia ganada y mucha estrategia, ya que se aprenden y desarrollan más habilidades al integrarse con otros grupos e intercambiar saberes dentro de estas disciplinas. También han participado en torneos, locales más que todo, ya que según Joan, es difícil conseguir los recursos necesarios para asistir a competencias por fuera de la ciudad, sin embargo, han dado todo de sí en dichos torneos y han ganado muchísima más resistencia y medallas, que los acreditan como participantes íntegros en los diferentes tipos de combates que existen en este arte marcial (combate directo, competencia de salto y competencia de figuras).

“El arte es una forma de expresión, una forma de sobrellevar lo caótico del mundo que nos rodea”, expresa el joven líder y profesor de hapkido y por eso es importante conocer esta disciplina, para lograr alcanzar nuevas formas de expresión corporal, que permiten a la vez liberar tensión, estar serenos y mantenerse en forma. Además de esto, esta disciplina oriental hace grandes aportes en la vida de los jóvenes que la practican, puesto que hace énfasis en la importancia del respeto hacia el otro, la responsabilidad y el compromiso, no solo en este ámbito, sino en

Este camino, en el que se unen energías (Hap:

3


unión, Ki: energía, Do: camino) se convierte en un estilo de vida, que acompaña todos los procesos del individuo que lo realiza, desde las destrezas físicas hasta la concentración y la agilidad de pensamiento; “es algo que se te mete en las venas y no te abandona”, como opina Joan. “Es una estrategia para ser más fuerte y ser uno mismo, sin temor a lo que pueda opinar la sociedad”. Desde su concepción, el hapkido fue entendido como un camino de formación de la persona dispuesta hacia la defensa de sí misma, de su familia y de su nación, sin embargo, Joan Morales

dentro del Hapkido Club Aures, busca que las miembros del colectivo defiendan también sus sueños y que luchen por ser mejores personas todos los días, además de alcanzar sus ideales, especialmente los más jóvenes, ya que ellos tienen en frente todo un camino por recorrer. Ahora, se espera recuperar estos espacios de entrenamiento una vez superada la situación sanitaria actual, pues él ve la importancia de continuar aportando unas bases sólidas de respeto y sana convivencia entre las personas, por ello destaca esta característica del hapkido y lo vuelve fundamento en su práctica, junto con la diversión y la integración.

Hapkido Club Aures Joan Morales / Líder y representante

100%J


El baile como eje transformador del tejido social “Deberíamos considerar perdidos los días en que no hemos bailado al menos una vez.” Friedrich Nietzsche

Por: Diego Alejandro Aguirre Cardona y Luis Fernando Londoño Noreña En este valle lleno de gente talentosa, hace 8 años aproximadamente surgió la idea de crear un grupo de baile, uno, que como muchos de los grupos de la ciudad, buscan acercar a los jóvenes a espacios que fomenten su bienestar, a través de actividades que permitan explotar sus dones artísticos y creativos, entre ellos, la danza. El grupo se conformó en Febrero de 2012, su nombre es Luz de Luna, un nombre que derivó de la traducción en castellano de su grupo de origen, Daw el Amar. Pero no solo derivó un nombre sino un estilo de baile diferente al de su grupo base, que practica danza oriental; Luz de Luna en cambio, se dedica a la danza urbana y de salón. Son 25 los jóvenes, entre los 10 y 17 años, que asistían los días sábados, entre las 9:30 a.m hasta la 1:30 p.m al Parque Biblioteca Tomás Carrasquilla, más conocido como La Quintana, un espacio que siempre les ha abierto las puertas, en sentido literal y metafórico, gracias a su constancia, tesón y participación en los procesos juveniles que promueve la Alcaldía y la Secretaría de Juventud y a través de los cuales se han hecho a apoyos de todo tipo, que les ha posibilitado sostenerse hasta ahora.

rasgos característicos de un buen líder. Sebastián, describe el arte y la cultura, como conceptos un tanto abstractos y subjetivos, que toman significado a partir de la diversidad de perspectivas y valores. Para él, el arte es el puente que “permite que las personas expresen todo lo que sienten” y a través del cual pueden despejarse, sea cual sea la manifestación del mismo; baile, pintura, música, etc. También nos cuenta que estos conceptos manifestados en el quehacer juvenil, sirven como punto de partida y de inspiración para otros jóvenes que se ven llamados a participar de los mismos; espacios artísticos y culturales que les permiten invertir su tiempo en actividades para el bien suyo y el de su comunidad. La depresión o la agresividad por ejemplo, son estados a los que se ven enfrentados los jóvenes, muchas veces promovidos e incentivados por su grupo familiar o su círculo de amigos, el colectivo sirve como esa comunidad que acoge, entiende, acepta y trabaja directa o indirectamente sobre esta situación y se convierte en un agente promotor de cambio en pro del bienestar y el libre esparcimiento. Apuesta por los jóvenes porque considera que ellos son el futuro de la ciudad y por esto brinda un espacio donde, si existe el gusto y la necesidad por el baile, las chicas y chicos puedan centrase en este, aprendan a conocerlo, a amarlo y a dominarlo de manera correcta.

El nombre de su director y profesor actual es Sebastián Ruíz, un joven que es parte de este colectivo desde el año 2015 y en el cual empezó siendo un aprendiz, un curioso. Él ya hacía parte de otros grupos de baile, pero por “cosas de la vida”, como el mismo nos narra, terminó observando el trabajo de Luz de Luna y se empezó a implicar de tal modo, que lo nombraron representante y luego profesor, una experiencia que según nos cuenta, le ha permitido entender mucho mejor a los demás, también ha aprendido a comunicarse de forma efectiva con su entorno, le ha exigido aprender constantemente cosas nuevas, ha afinado su habilidad en la elaboración de proyectos y en el saber generar articulaciones y conexiones con otros grupos, todo lo anterior,

Según su proceso personal, ha sido un camino de altibajos, pues como hay ocasiones en las que está muy motivado a continuar con su propósito de seguir haciendo que el grupo crezca en talento, integrantes y reconocimiento, otras veces el trabajo implica “bajones” de ánimo que lo llevan a considerar su permanencia, pero sus ilusiones y metas alumbran como un faro, y pese a los embates y obstáculos que puedan ocurrir o surgir, se mantiene firme en su propósito.

5


Actualmente Sebastián es también estudiante de octavo semestre de Ingeniería Informática, estudios que cursa en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, un contraste de disciplinas muy particular, donde nos cuenta que existe amor y pasión; amor por la tecnología y pasión por el baile y donde ve la posibilidad latente de enriquecer esta última con las nuevas tecnologías, creando a futuro, una aplicación móvil que permita recopilar y guardar preciada información relacionada con la danza, como, pasos de baile, métodos de enseñanza, pistas de baile, etc. Como grupo en proyección, en el correr de estos 7 años, el mayor logro ha sido poder cambiar sus vidas a través de nuevas y liberadoras formas de expresión, devolviendo el sentido a quien quizá ya no veía un motivo para seguir o restaurando vidas que se habían inclinado por hábitos perjudiciales, relacionados con el mundo de las drogas. Actualmente el grupo de baile Luz de Luna ha hecho articulaciones o lazos con Daw el Amar y otros grupos que también realizan sus ensayos en La Quintana, o que están articulados con los

procesos de la Alcaldía o la Secretaría de Juventud. Estos contactos favorecen y enriquecen el aprendizaje mutuo, la sana convivencia y la unión y apoyo entre los jóvenes de nuestra ciudad. Para poder que esto siga ocurriendo, siempre es necesario mantener un excelente nivel en el grupo, un nivel que les servirá también para competir próximamente aquí en Medellín con otros grupos de baile urbano y de salón. Desean consolidarse como una academia de baile, no solo con el objetivo de competir, sino de enseñar el baile como arte y como estilo de vida y enseñar a convivir y aceptar a quienes les rodean. Esto es difícil de conseguir, pues el grupo es cambiante, precisamente porque está compuesto en su totalidad de jóvenes, que por una y otra razón algunas veces abandonan y entonces se debe recomenzar con todo, no solo con las lecciones de baile, sino con el proceso de adaptación al grupo, pero la fuerza y el empuje de estos jóvenes es grande, tan grande como sus sueños. Son un verdadero ejemplo y eje de transformación del tejido social, del cual todos nos debemos sentir orgullosos.

Sebastián Ruiz / Líder y representante

100%J


La utopía de un hombre que perdura “Alegría, estudio y piedad: es el mejor programa para hacerte feliz y que más beneficiará tu alma.” San Juan Bosco

Por: Luis Fernando Londoño Noreña Siendo las nueve de la mañana de un sábado cualquiera se abrían las puertas de Ciudad Don Bosco para las niñas, niños, adolescentes y jóvenes que acudían al oratorio festivo salesiano. ¿Oratorio festivo? Sí, pero este, más que un espacio pensado para rezar, doblar rodilla o darse golpes de pecho, ha sido un espacio pensado para dar acogida a los jóvenes, para formarlos y enseñarles la buena implementación y aprovechamiento del tiempo libre por medio del deporte, la música y las manualidades. Debido a las estrategias de prevención que se han implementado a nivel mundial para detener la propagación del covid-19, este espacio de aprendizaje permanece suspendido temporalmente hasta que las medidas mundiales y locales que regulan los encuentros grupales sean suavizadas o anuladas.

Esta historia nace hace poco más de diez años, inicialmente como una iniciativa del entonces voluntario salesiano, Juan Carlos Herrera, a la que se unieron estudiantes de los grados décimo y once de la institución del semi-internado de Ciudad Don Bosco. Estos jóvenes guiados por Juan Carlos se agrupan en un colectivo juvenil llamado Ultraplus (jóvenes líderes del mismo barrio, que ven la necesidad de ayudar a otros jóvenes) y éste grupo es el encargado de orientar el oratorio festivo. La iniciativa toma fuerza y es motivada al ver como muchos jóvenes, que no sabían cómo ocupar su tiempo libre y terminaban refugiándose en las esquinas para ser reclutados por grupos armados al margen de la ley, deseaban aprender algo que aportara realmente a sus vidas. En estos años de trayectoria el grupo juvenil Ultraplus y su oratorio festivo han obtenido un gran reconocimiento convirtiéndose en uno de los referentes más importantes en el barrio y la Comuna 7. Entre sus logros más recientes podemos destacar la nominación al reconocimiento Proyector de Secretaria de Juventud 2018 y en el año 2019, una de sus líderes juveniles fue nominada a Mujeres Jóvenes Talento, reafirmando así el buen trabajo realizado.

El oratorio salesiano tiene sus orígenes en Italia, fundado en el año 1841 por el hoy santo y conocido mundialmente como padre, maestro y amigo de los jóvenes, San Juan Bosco. Él fundó la congregación salesiana que hace presencia en 134 países, trabajando y velando por los derechos de los jóvenes en situación de vulnerabilidad. Sin perder esta razón de ser, el oratorio festivo Ciudad Don Bosco ubicado en el barrio Aures acogía cada ocho días a poco más de cien oratorianos, como se les denomina, principalmente de los barrios Aures 1, 2 y 3, El Paraíso y Villas de Santa Fe. Muchos de ellos vienen de pueblos lejanos, desplazados y de bajos recursos económicos. La razón de ser del oratorio es brindar a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes un espacio de formación humana – cristiana inspirada en los valores del evangelio con la finalidad última de hacer de ellos buenos cristianos y honestos ciudadanos, jóvenes conscientes y decididos que defiendan y luchen por sus ideales.

Pero después de más de 10 años de trabajo el logro más importante, como lo resalta doña Estela, su coordinadora, es que a través de esta iniciativa muchos jóvenes han podido orientar su proyecto de vida, no solo a través de las actividades dentro del oratorio sino gracias a las propuestas y ofertas que les brinda Secretaría de Juventud, instituciones de educación superior y Presupuesto Participativo en reconocimiento y respaldo al liderazgo ejercido. También es un logro los procesos internos que han generado un gran sentido de pertenencia por el colectivo,

7


evidenciado en que muchos de los niños y niñas que acuden a los espacios formativos, con el tiempo se convierten en los líderes o animadores del mismo. El apoyo y respaldo de las familias también se considera como un logro importante. “Para mí es importante creer y trabajar con los jóvenes porque ellos deben sentirse acompañados y guiados, nosotros debemos ayudarlos a encontrar un horizonte con rumbo a un buen proyecto de vida”, además, “tratamos de dar un clima de familia, que ellos se sientan que están en familia” es algo en lo que doña Estela puntualiza y aunque los recursos a veces son limitados, es más reconfortante y gratificante el agradecimiento sincero de los oratorianos y realizar un trabajo desinteresadamente por el bien de muchos, ligado también a uno de los propósitos de la comunidad salesiana que es fomentar valores cristianos y cívicos.

Actualmente el oratorio se divide en tres frentes de trabajo; taller de manualidades, taller de música y escuela de fútbol, los cuales trabajan en simultáneo aprovechando los espacios facilitados por ciudad Don Bosco. Aunque por el momento los balones, petos, tarjetas y pitos permanecen guardados, además las guitarras y flautas en sus estuches y los vinilos, tijeras, pinceles, colores y papeles en los cajones, el oratorio se proyecta seguir siendo una organización formadora de líderes, consolidada en su estructura como grupo, con una capacidad más amplia en cuestión de espacios y recursos, que les permitan seguir siendo un eje transformador de realidades y por ende del territorio. . 100%J

Luz Estela Suárez / Líder y representante


Un llamado a la conciencia “Introspección territorial; una perspectiva más allá de pensarse y habitar el territorio en pro de sus dinámicas socioculturales y la construcción del tejido comunitario.” María T, 2019

Por: Tatiana Yepes Gómez Conciencia y Dignidad, dos palabras que nacen de lo profundo de un colectivo, que se conforma a la hora de coincidir en un deseo por hacer de su territorio un espacio mejor para todos, un espacio que se vaya transformando social, cultural, política y económicamente, a partir de procesos colectivos que inviten y motiven a las personas a generar pensamientos críticos y reflexivos para la construcción de humanidad.

de ella se vinieron muchas más. Más gente, más experiencias, más procesos, más ganas y más ideas que no se podían dejar en la mente y así no lo tuviesen muy claro al principio, ni siquiera una idea de cómo arrancar, se embarcaron en el aprendizaje y la reciprocidad, todos aprendiendo juntos y en pro de las necesidades de una comunidad.

Humanidad con consciencia, pero además conciencia; que vendría siendo la disciplina de pensar, de hacer, de marcar un camino a seguir para crear con dignidad. Que se piense asuntos dignos en pro de todos, como tejido social que habita el territorio y para el territorio mismo que nos habita, desde la construcción crítica y la reflexividad, es así como Sebastián, habla imprimiendo rastros de felicidad sobre el trasfondo que tiene el nombre de su corporación, afirmando entonces, que crear conciencia y dignidad viene siendo una ciencia que constantemente se convierte en algo que debemos pensarnos… ¿cómo hacer?, ¿cómo incentivar eso? y se convierte en un significado bonito, grande, porque es un anhelo de todos; “el nombre finalmente termina siendo ese fin último y el deseo tanto de nosotros como de la gran cantidad de gente que nos sigue”.

Llegó el día en que se trasladaron con todo su equipaje, sueños, ganas, habilidades y demás, al territorio en el que vive una de sus integrantes. Un contexto habitado, con sus propias dinámicas y necesidades, más inmediato, más cercano, en el que podían aportar y del cual se consideró que se debían apropiar, el sector Brisas de Robledo, en la unidad Palmar de Robledo. Allí está habitando el “llamado a la conciencia”, como dice Cristina, una de sus líderes. ¿Cómo se puede aportar para cambiar?, ¿cómo ser más sensible con lo que nos rodea y eso nos permita escuchar al otro, construir con el otro?, son preguntas que nos llevan a apropiarnos del territorio que habitamos, estos interrogantes nos deben llevar a comprender la realidad y nos convoca finalmente a trabajar en conjunto con el objetivo de cambiar el territorio. Ese es uno de los aportes que la corporación le ha hecho a ella y es algo de lo que como líder le transmite a su gente.

Bajo esa razón social se reúnen cinco amigos, compañeros o estudiantes en una mesa de la Universidad de Antioquia. Este encuentro que aparentemente plantea dos simples preguntas, ¿por qué a la gente no le gusta leer?, ¿cómo podemos incentivar el asunto de la lectura?, se transforma más adelante conforme a la propia vida y necesidades del territorio y es así como se puso en marcha la estrategia de Cine Foros. En San Javier, de la mano con la Asociación Cristiana de Jóvenes, el Cine Foro fue una de sus primeras actividades con la comunidad y detrás

Dinamizado por un grupo de dos o tres personas y conformado por todos cuantos lleguen con ganas de trabajar, de aportar, de articular esfuerzos; niños, jóvenes, adultos, mujeres y demás, han permitido que esta razón de ser esté trabajando hace 6 años y legalmente constituidos como corporación hace 4 años. Juntos le han dado fuerza a iniciativas en todos los ámbitos y proyectos que se han desarrollado desde el deporte, el arte y la cultura, lo audiovisual, la agroecología, hasta la parte educativa con un preuniversitario. Propuestas todas pensadas de

9


y para la gente. Además de la articulación que hacen con las secretarías de la Alcaldía de Medellín. recientemente hicieron una articulación con el proyecto “Jóvenes R” de la Secretaria de Seguridad y Convivencia. Talleres como el Muralismo en Mosaico, con la técnica de baldosa fracturada, en donde se trabajó con los niños y mamás los valores, la palabra, la importancia de generar lazos de confianza y comunitarios. Las huertas ecológicas en espacios del territorio, como símbolos de apropiación del mismo, clases de grafiti, torneos de fútbol y demás, son apuestas que posibilitan y motivan a toda la población y sobre todo a los jóvenes. Motivan a tener otros espacios de ocio, de reflexión, a tener hábitos diferentes y que contribuyen a dejar prácticas nocivas o perjudiciales como el consumo de sustancias psicoactivas o la participación en grupos al margen de la ley. Además les permite un compartir de saberes y

experiencias nuevas. Estos proyectos los han llevado a ser galardonados en diferentes ocasiones, pues fueron ganadores de Clubes Juveniles 2016 y Sello Joven en 2017, estrategias de la Secretaria de Juventud, además, ganadores de premios Proyector en la categoría Resistentes, a su vez, han posibilitado la articulación con la Fundación Mi Sangre. Actualmente se encuentran con una limitante estructural, no cuentan con una sede, sin embargo, este no ha sido motivo de parálisis del trabajo social, político y cultural que Conciencia y Dignidad ha venido construyendo de la mano con la comunidad. Siempre en pie de lucha, se reúnen una vez por semana para seguir trabajando en pro de la transformación social del territorio que habitan y con el territorio que los habita a través del arte y la cultura.

Sebastian Barragan y Cristina Monsalve / Líderes y representantes

100%J


A vuelo de cucarachero “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.” Eduardo Galeano

Por: Diego Alejandro Aguirre Cardona Los Cucaracheros es una corporación ambientalista, activista en el desarrollo social y territorial, dedicada a la formación y conservación de toda forma de vida y a la participación en políticas públicas que permitan la toma de decisiones para el bienestar social, sustentado en el derecho a una vida digna y a un ambiente sano. Su génesis se da en el barrio El Cucaracho al crear el comité ecológico de la Junta de Acción Comunal a finales del siglo pasado. El 17 de febrero de 2004 se constituyen ante la Cámara de Comercio con el objetivo de apoyar la ejecución de proyectos público-privados, proclives a generar mayor impacto en las comunidades. Hasta ahora son 16 años incidiendo en la comuna, disfrutando de los resultados obtenidos en cada proceso, pero creando nuevas iniciativas que ayudan a generar una renovada capacidad de asombro, una agudo sentido crítico y a tomar una postura política autónoma en los diversos contextos, todo lo anterior contribuye a desligarse de los automatismos sociales en los que se vive y a tomar parte activa en los procesos de cambio, pues como lo dice su propio eslogan, son activistas en desarrollo social y territorial.

lazos y articular con otras organizaciones, además de una mayor fluidez verbal y escrita en la elaboración y exposición de proyectos. Su razón de ser, en las palabras de Frank y Lina es “…aportar para que nuestra especie sobreviva, es un asunto de conservación. Hay que apostarle a que el planeta se conserve. Apostarle a encontrarnos desde el ser y los sentires, desde el activismo consciente al desarrollo integral tanto del ser como de su ecosistema. Volver a esa ideología que nos arrebatan sobre el amor a la tierra y a nuestras raíces conservacionistas, incidiendo de forma integral en todo”; algo que va de la mano con lo que opinan sobre arte y cultura, pues para ellos es una forma de expresión particular, del ser, una forma de mostrar resistencia, donde se condensan símbolos, costumbres, ideales y donde se sostiene una identidad de colectivo. El equipo está compuesto por 5 miembros formales y 15 colaboradores de todas las edades, entre ellos, a parte de los ya mencionados Frank y Lina, Doña Fabiola (guía de procesos), Josefina Torres (directora administrativa), Luzma Salazar (recreacionista), Camila Sánchez (encargada de la parte de redes y audiovisuales), Laura García (estudiante de antropología), Alejandro Sánchez (colaborador y constructor de procesos), Natalia Caro (abogada y estudiante de biología) y Sergio Restrepo (maestro de artes plásticas). Todos enfocados en el bienestar de los animales como seres sintientes y en el de una ciudad sin fronteras como aula ambiental para compartir saberes.

Frank Rivera es el director y fundador del colectivo, uno de los guías de procesos. Fundó en el 2005 la Mesa Temática Ambiental de la Comuna 7 y gracias a su intervención hace que creen el P.A.A.L (Plan de Acción Ambiental Local), directriz avalada por el Ministerio de Medio Ambiente. Lina Sánchez se unió al grupo en el año 2012, como delegada del Presupuesto Participativo - Cultura. Ella es tallerista y técnica social - medio ambiental, fortalece desde entonces la línea de proyectos de la organización, entre ellos los procesos de comunicación y semilleros. Ambos, con su equipo, han fortalecido el acercamiento a las diversas fuentes y han encontrado fortalezas en el ejercicio profesional, tales como crear nuevos

Antes se reunían en El Castillo (Cerro El Volador) pero por convertirse en un lugar inseguro se mudan a una de las sedes sociales del barrio Las Margaritas. Aún así, este no es el único espacio para aprender y compartir, pues también se

11


toman de vez en cuando los parques lineales, las cuencas de algunas fuentes hídricas, el Parque de Robledo, entre otros. En estos espacios, se trata la importancia de la conservación del medio ambiente y son los niños y jóvenes, quienes una vez al mes son los actores principales de dicha escena. Estas actividades hacen parte de la línea de Educación Ambiental, pero también podemos encontrar otras líneas, como la de Telecomunicaciones donde se sacó la revista Ambientémonos 7, un proyecto que está en espera de reactivación y potencialización. Otra de las líneas es la de Seguridad y Soberanía Alimentaria, donde encontramos procesos de acompañamiento con relación a una huerta ecológica en la Urbanización Nebraska y donde se piensa luego trabajar con plantas aromáticas y medicinales. También hay espacios de política, debate y reflexión ante la verdadera política pública. En la línea de Investigación urbana - rural se adelantan esfuerzos de conservación y protección para con una especie de primate, el mico tití gris, un mono que habita desde los alrededores de la quebrada La Gómez hasta su desembocadura en la cuenca de la quebrada La Iguaná; este y otros proyectos como un paso de fauna que promueve la protección de especies animales, entre ellas no solo al tití gris sino también a las iguanas, las zarigüeyas, las comadrejas, además de diversos tipos de aves y de insectos les hizo acreedores al reconocimiento Orquídea del Concejo en el 2018, otorgado por el Concejo de Medellín. También se han desarrollado múltiples capacitaciones que promueven la conservación y protección ambiental dictadas en instituciones educativas y a la comunidad en general.

To d a s l a s a n t e r i o r e s l í n e a s d e t r a b a j o contribuyen al conocimiento y empoderamiento del bienestar no solo nuestro, sino de la fauna y flora que se encuentra en el territorio, porque tal como lo dice Frank, “no se puede querer ni conservar lo que no se conoce”. Todo esto contribuye a concientizar sobre la situación, y lleva a entender que somos seres íntegros y sistémicos, partes de un ecosistema, donde se contribuye a transformar los sentires para cambiar el afuera, dice Lina. En el colectivo no se enseña simplemente a recoger basura, sino a ser conscientes que no se debe arrojar deliberadamente. Es un trabajo en conjunto que los ha llevado a ser reconocidos en toda el Área Metropolitana, les ha permitido participar en políticas públicas, en la creación y reglamentación de las mesas ambientales. Se han hecho articulaciones con Club de Vida La Cascada, Urbanización Nebraska, también con algunas instituciones educativas. También se busca articulación con la Junta de Acción Comunal de Aures para crear un comité ambiental. Ellos consideran que esto es importante pues “caminando juntos se puede hacer más. Permite crecer y lograr más cosas. A través de los lazos se aprende y se desaprende, se rompe con esquemas rígidos” citan. Al igual que la Revista 100% Joven, Frank y Lina piensan que el ser joven no está determinado por una delimitación de edad, estar joven es tener aún viva la capacidad de soñar y no estar contaminado por un sistema. Ser joven es ser un visionario, tejer sueños e ideales y volverlos realidad, y convertirse en un motor de cambio en y para el presente. 100%J

Frank Edison Rivera / Líder y representante


Una Luz para la 7 “La danza es el lenguaje oculto del alma.” Martha Graham

Por: Sebastián Rodríguez Mazo Amor, sentimiento, pasión, danza, pero sobre todo responsabilidad social, son solo algunos de los aspectos que, desde el 2006, se pretende enseñar para ser reflejado en cada uno de los integrantes de un colectivo que toma ritmos árabes y sus fusiones, para ayudar a formar personas dotadas de sentido personal, profesional y social.

aprendizaje quinestésico, entre otras disciplinas, algo que quiere que experimenten todos los participantes, actuales y futuros, de Daw el Amar. Su lugar de encuentro era en el parque biblioteca Tomás Carrasquilla La Quintana, allí, los viernes de 4:30 pm a 8:00 pm y los sábados de 10:00 am a 12:00 pm, estas chicas se reunían para convertir este lugar en un templo donde con el ritmo de la música, el danzar de sus protagonistas, el arte y la cultura sacan, como lo dice Manuela, “lo que va dentro del ser”, lo que realmente son; sin importar edad, religión, etnia, profesión, clase social y todas esas excusas que de vez en cuando se usan para discriminar. Actualmente, por la contingencia sanitaria, creen que posiblemente a futuro se vean modificados tanto espacios como horarios de práctica, pero esto no quiere decir que las ganas y la pasión por el baile se vean menguadas, todo lo contrario, retomarán con más ánimo e ímpetu que nunca. Mientras tanto, se continúan reuniendo de manera virtual y practicando en sus casas para no perder el ritmo de los entrenamientos y la práctica adquirida con el tiempo.

Oriundo de la Comuna 7, Daw el Amar, que en español traduciría: Luz de Luna, es un grupo de baile que nació con la simple idea de Alexis y Lizeth Valencia de solo participar en el concurso Mujeres Jóvenes Talento para ver qué pasaba, pero el proyecto no se quedó ahí. Otras integrantes de esa idea inicial como lo es María Jael Restrepo decidieron apropiarse y darle continuidad a ese diamante en bruto que había acabado de nacer. Con movimientos de cadera, manos y piernas al ritmo de Medio Oriente, le decidieron apostar a la educación complementaria de los niños, jóvenes y adultos de la Comuna. Manuela Zapata Restrepo es una joven que, aparte de estudiar negocios internacionales, hace parte de Daw el Amar desde su fundación. Actualmente se desempeña no solo como bailarina sino también que ejerce como representante legal de este grupo. Una de sus ideas abanderadas es la de creer en la juventud porque es el futuro del país. Con respecto a los jóvenes con los que ella ha trabajado concluye que “los muchachos vienen con un trasfondo, sea bueno, de una buena educación, o sea vacío, de unos padres desinteresados; pero aún están a tiempo de aprender porque son esponjas. Están a tiempo de hacer algo bueno en su vida”. Manuela a demás cuenta que la danza, como complemento a su vida, le ha permitido expandir su propia capacidad mental en temas como pueden ser la sociabilidad, la relajación,

En Daw el Amar sus integrantes se mantienen en una labor constante por compartir el conocimiento y apoyarse mutuamente. Esto se ha visto reflejado en todas las alianzas que se han hecho con otros colectivos, donde el objetivo principal ha sido el mismo: formar personas integrales social y profesionalmente por medio del baile. Algunos de dichos encuentros han sido con grupos como: Danzhager, de la Comuna 4, Anwar, de la Comuna 6, Ashala, de la Comuna 8, Worlband, de la Comuna 60 (San Cristobal), entre otros. Sin duda, este grupo de mujeres empoderadas de su territorio y sus particularidades ayudan a que, con la danza, sus integrantes siempre

13


busquen la luz de la luna en medio de una noche sombrĂ­a en la vida, mientras siguen el ritmo de un buen tambor. 100%J

Manuela Zapata Restrepo / LĂ­der y representante


Los verdaderos años maravillosos “Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos-.” Georg Christoph Lichtenberg

Por: Diego Alejandro Aguirre Cardona Aprender, comprender y compartir son las palabras que le dan significado a las actividades que realizan los integrantes de Años Maravillosos, un grupo ubicado en la Sede Social del barrio Villa Sofía, segunda etapa. En este espacio, donde se reúnen personas de los 48 años en adelante, el sentirse vital a través de todas las actividades que se realizan es una de las razones principales por las que se asiste; gimnasia, celebraciones de fechas especiales y salidas a otros lugares es algo que Doña Gloria, una de las integrantes, nos comenta que disfruta al ser parte de este equipo. El espacio, regularmente, había estado abierto en horas de la mañana al público, específicamente de 8:15 a 9:15 a.m, los días lunes, martes y jueves, allí. La profesora, Sandra Milena, los recibía con una sonrisa para dar inicio a una jornada llena de unión y amistad. Actualmente, por el momento coyuntural que vivimos y debido a las medidas que se han tomado de bioseguridad, las actividades se han suspendido, es posible que horarios y espacios sufran modificaciones que luego serán compartidas a todos aquellos que quieran ser parte de este espacio de reunión.

se integraron a otros grupos y en Años Maravillosos quedaron alrededor de 45 personas, donde siguen disfrutando de todo lo que genera este compartir, pues como ellos mismos lo dicen, más que amigos se genera familia, unida incluso en situaciones que trascienden el mero espacio de reunión, pues como nos lo explica doña Margarita, reúnen dinero para hacer algos, almuerzos o visitar a algún miembro que esté enfermo. Como meta esencial se busca que perduren en el tiempo estos encuentros, que contribuyen a que otras personas se adhieran a las vivencias y aprendizajes del colectivo, que cambien su rutina y se integren a otras formas de compartir, convirtiéndose en multiplicadores de un mejor estilo de vida a nivel ciudad. Todo lo anterior lleva implícito el concepto de arte y cultura, ellos lo describen como la esencia de la vida, pues llena a cada individuo y le aporta en otros niveles más allá de lo material, le da un nuevo impulso a través de sus varios significados y además, nuevas perspectivas. Es la cultura de reunir y congregar para sanar, a través de la lúdica y el esparcimiento, no solo para con los miembros, sino también para con las personas que se adhieren a las articulaciones que se generan a través de los paseos en familia y de las competencias lúdicas, como bolos, natación y ajedrez.

Esta historia inicia hace doce años, con la iniciativa de la entonces presidente de Acción Comunal de dicho sector, donde logra reunir a 17 personas para crear un espacio donde el adulto mayor pudiese compartir y distraerse. Se pagaba un profesor particular que impartiera clases de gimnasia y la propuesta dio sus frutos, pues congregó a otras 10 personas, gracias a esto, se gestionó con el Inder la posibilidad de contar con un profesor que ofreciera las clases de forma gratuita para todos, y así fue. La sede ya contaba con la instalación e implementos que se necesitan para el ejercicio y la lúdica. Luego de esto el grupo se volvió aún más numeroso, unas 70 personas más o menos, debido a esto y al espacio reducido, se tuvo que fraccionar, muchos

Como cita doña Margarita, “¡el adulto mayor es lo máximo!” y eso es más que un motivo suficiente para apostarle con toda; existe la experiencia, la sabiduría, la fuerza y abnegación necesarias para disfrutar de la vida sana y plenamente. El adulto mayor es líder, es guía y viene de una generación en la que se le enseñó a conseguir mucho con entusiasmo y esfuerzo, cosas que esperan sean un aprendizaje para las generaciones venideras. 100%J

15


AĂąos Maravillosos Luz Margarita SĂĄnchez / LĂ­der y representante


TIC TOC - Tiempo De Clubes “Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos” Georg Christoph Lichtenberg

Por: Diego Alejandro Aguirre Cardona Entre los eventos juveniles de ciudad que se realizan año tras año apostando por el fortalecimiento de los lazos entre jóvenes, la Alcaldía de Medellín, a través de su Secretaría de Juventud, organizó en su segunda versión, Tic Toc “Tiempo de Clubes”. Fue una congregación masiva de más de 3000 jóvenes de ciudad y corregimientos que asistieron a la Unidad Deportiva María Luisa Calle, con el propósito de explorar, compartir, truequiar y disfrutar de la exposición y trabajo de 830 clubes aproximadamente, colectivos que suman 15000 jóvenes que apuestan por una Medellín renovada y donde el foco es la expresión del arte y la cultura a través de diferentes propuestas como, el baile, el graffiti, la comunicación, el deporte, el servicio a la comunidad, el empoderamiento de territorios, la promoción de actividades científicas y entre

otras muchas propuestas que sin duda fortalecen la misión por la cual vela dicha secretaría. El evento se celebró el pasado 8 de junio de 2019 y dio su inició a la 1:00 p.m, con entrada libre. A través de esto, también se buscó generar un espacio de conexión entre los clubes y la ciudadanía, y a su vez, dar a conocer el trabajo de distintos proyectos que han aportado y transformado el territorio. Este evento no solo consistió en la exposición de los diferentes clubes y propuestas, sino que incluyó conciertos en vivo y venta de alimentos para el disfrute y libre esparcimiento de sus asistentes. Se pudo observar competencias de baile, lúdicas de integración al aire libre, competencias de esgrima, skateboarding; sin duda fue un espacio donde los jóvenes y su enorme caudal de


energía, fueron los protagonistas principales. La Revista 100% Joven, fue uno de los cientos de clubes que hicieron presencia en Tic Toc “Tiempo de Clubes”, y allí, se dio a conocer el trabajo y logros obtenidos por la buena gestión de propuestas que ayudan a integrar más a una ciudad de por sí dividida. También se entablaron contactos valiosos y se hicieron lazos importantes con otros clubes de la ciudad, a través de trueques con los que se consiguió intercambiar servicios particulares propios de cada colectivo y con los cuales se brinda una valiosa ayuda mutua donde ambas partes comparten un beneficio, sea en promoción, saberes, bienes tangibles e intangibles. Podemos observar que se están creando espacios que incentivan y permiten el desarrollo de propuestas, proyectos y eventos, donde los jóvenes son los actores y actrices principales, una población sobre la cual actualmente giran diversos temas ante los cuales hay que trabajar, como lo es el maltrato intrafamiliar, la

drogadicción, la violencia, y donde hay que fortalecer la educación sexual, incentivar los procesos de aprendizaje, velar por los espacios donde se dé una sana convivencia, etc, ya que como el ex-secretario de juventud, Alejandro Debedut, lo afirmó en uno de los eventos realizados por Ruta Joven, los jóvenes no son nuestro futuro, si no nuestro presente, y tiene toda la razón, pues si observamos en nuestra ciudad, tanto lo inmediatamente positivo o negativo que sucede con ella, está vinculado a la población joven, fuente del verdadero potencial de transformación. Meses después del evento Tic Toc “Tiempo de clubes”, los mejores clubes fueron seleccionados para participar en un segundo evento, Tic Toc “Master” en el marco de la semana de la juventud 2019 que se celebró en los días 28, 29 y 30 del mes de agosto. Ambas experiencias sin duda inolvidables y enriquecedoras no solo para nosotros sino para todos aquellos que hicieron parte de ellas.

Letras, arte y cultura

100%J


“Introspección territorial; una perspectiva más allá de pensarse y habitar el territorio en pro de sus dinámicas socioculturales y la construcción del tejido comunitario.” María T, 2019 “Deberíamos considerar perdidos los días en que no hemos bailado al menos una vez.” Friedrich Nietzsche “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.” Eduardo Galeano Te invitamos a que visites y sigas nuestras redes sociales.

“La danza es el lenguaje oculto del alma.” Martha Graham

“Camina con cuidado y mucho tacto, y recuerda que la vida es un gran acto de equilibrio.” Dr. Seuss

“Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos-.” Georg Christoph Lichtenberg

“Alegría, estudio y piedad: es el mejor programa para hacerte feliz y que más beneficiará tu alma.” San Juan Bosco

Profile for Revista 100% Joven

REVISTA 100% JOVEN - CUARTA EDICIÓN  

La actual contingencia sanitaria por la que atravesamos ha detenido momentáneamente casi todas las formas de expresión cultural y artística,...

REVISTA 100% JOVEN - CUARTA EDICIÓN  

La actual contingencia sanitaria por la que atravesamos ha detenido momentáneamente casi todas las formas de expresión cultural y artística,...

Advertisement