Page 1

Michelle


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Contenido 5.- EDITORIAL: Y sigue la mata dando. 6.– ZAGUÁN: ARENILLA: Para cuando regrese. 9– PATIO: Exposición de Arte Egipcio, en Comitán. 1 16.– Chica de DIEZ: MICHELLE 19.– BALCONES: Casa de Citas: De perros y artistas. Autor: Héctor Cortés Mandujano. 27.– CORREDORES: La savia del comiteco. 32.– SITIO: El interior de los templos comitecos, una semana antes de la Semana Santa. 40.– ACTUALIDADES. 44.– TAPANCO. Para sentarse Cómodamente. 45.– MOJOL. En Puebla también hace viento. 51.– Chica de DIEZ: MICHELLE

Las fotografías de Michelle son cortesía de Michelle Boylán G.

Revista catorcenal, hecha en la tierra de los cositías con la bendición de Tata Lampo. Editor responsable: Alejandro Benito Molinari Torres Contacto: alejandromolinaritorres@gmail.com


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Michelle

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

ESTA SEMANA SANTA ¡Y SIEMPRE!

CENTRO TURÍSTICO LOS ROBLES CHUCUMALTIC

Alberca y chapoteadero. Tina de masajes. Restaurant—bar. Paseos a caballo. Senderismo. Área de camping. Espeleoturismo. Ingreso para nadar en la Laguna Chuculmatic (buceo y snorkel). Kilómetro 3.5 Carretera que conduce al Balneario San Francisco Uninajab. Informes: TELS: 01 963 63 2 28 74 Y 9635963006

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

EDITORIAL

Y sigue la mata dando

FotoFoto Cortesía: Roberto Álvarez Solís. Los comitecos pronunciamos con orgullo el nombre de Esteban Alfonzo, un reconocido maestro de música y autor de muchas melodías. El sábado 9 de abril se presentó en el Teatro de la Ciudad un grupo que interpreta música de Indonesia, cuyo director es Esteban González Alfonzo, nieto del maestro Esteban, quien tuvo cuatro hijos: Lupe, Julia, Mario Luis y Flor. Esteban es hijo de Flor (actriz de teatro). En el pueblo se reconoce la fecunda labor que realizó el Maestro al crear grupos de música e impartir clases. Comitán se llenó de luz gracias a su influjo, influjo que perdura ahora en la tercera generación de su familia. Los hijos del maestro han sido reconocidos como talentos innatos. Tal vez, de las mujeres, Julia fue la

más famosa, pues ella actuó en varias telenovelas de Televisa, series que tienen amplia cobertura a nivel nacional e internacional. Muchos comitecos recuerdan su actuación en una famosa telenovela que se llamó: “Cuna de lobos”. Lupe, de manera más modesta, también sembró luz. Ella fue Maestra de Teatro, en la Escuela Preparatoria, y muchos de sus alumnos la recuerdan con cariño. Las personas perduran a través de su obra creativa y hoy es la obra de una familia maravillosa la que vuelve a formar cauces de luz. La presentación del grupo de Esteban González Alfonzo fue elogiada por los espectadores que acudieron al trascendental acto, auspiciado por el Ayuntamiento Municipal 2011 - 2012. ¡Bien!

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

ZAGUÁN

ARENILLA

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

ARENILLA

Para cuando regrese

Juan nunca apostaba. Pero esa noche lluviosa, en medio del jolgorio del guateque, se animó a gritar: “¡Apuesto veinte mil a que regresa!”. Carmen, por debajo de la mesa, con su mano le atenazó la rodilla, pero ya era tarde, porque don Alfonso había hecho suyo el reto. “¡Va!”, dijo el viejo y, en seña de trato, elevó el vaso con ron y luego dio un sorbo. Juan sintió un calosfrío. Igual que Carmen, pensó que habría sido mejor quedarse callado, como siempre. Sacó su pañuelo y se limpió la frente. Rosa Eduviges era el motivo de la apuesta. Ella, un año antes, había salido del pueblo. Por debajo de la mesa, Juan sintió que el pañuelo estaba completamente mojado. Seguía sudando. Habría deseado reunir fuerzas para deshacer el trato, pero don Alfonso, con el vaso lleno de nuevo, dejó un fajo de billetes sobre la mesa oxidada. “Cuéntalos”, dijo y volvió a elevar su vaso. Como los demás eran apostadores, no era raro verlos sa-

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos. car fajos de billetes. Las bolsas de sus pantalones siempre estaban abultadas, como abultadas las bolsas de los niños en temporada de canicas. Juan se acercó a Carmen y, en voz baja, le dijo que fuera a la casa y le trajera veinte mil. “¿De dónde lo voy a sacar?”, preguntó ella, a punto del llanto. Juan, viendo siempre hacia el frente y con una sonrisa en la boca que desmentía el sudor de su frente, dijo: “¡Pedíselos a mi mamá, decile que estoy metido en un problema y que si no me los da ¡me matarán!, andá, decile eso!”. Carmen se reacomodó el chal y salió de la casa. Juan se sintió completamente solo, se limpió la frente con la manga de la camisa. El pañuelo lo había dejado en la pata de la silla plegadiza. Lo había dejado olvidado, como hubiese querido botar su apuesta. Los marimberos se acercaron al instrumento, tomaron los bolillos y comenzaron a acariciar el teclado con leves toquidos que, siempre, eran el preludio de una tocada. “Candilejas” fue la canción que abrió esa tanda. Los pies de las muchachas que estaban sentadas en la fila delantera del patio movieron los pies. Sabían que nadie las sacaría a bailar. Todo mundo esperaba que dieran las doce de la noche, hora límite que le habían impuesto a Rosa Eduviges para su retorno. Faltaban diez minutos para las

doce cuando la marimba calló y todos los presentes vieron hacia la puerta. Ahí, en el quicio, estaban Rosa Eduviges y Carmen. Carmen se quedó atrás mientras Rosa avanzó hasta el centro del patio. Apenas se oía la respiración de esa masa, apenas un murmullo de alguna mujer que en voz baja comentaba algo a la vecina. Tal vez decía que cómo era posible que Rosa se hubiera atrevido a regresar. En el ambiente se notó que alguien iba a hablar, pero Rosa levantó el brazo para callarlo y dijo: “Regresé sólo para ofrecer disculpas y decirles a todos ustedes que me siento avergonzada por los que les hice, pero ahora mismo vuelvo a irme de este pueblo para que se queden tranquilos”, dio media vuelta y con la misma sombra que apareció ¡se fue! Juan se agachó, levantó el pañuelo y volvió a secarse la frente y la cara. Sonrió, tomó el fajo de billetes y como si fuera un profesional lo guardó en la bolsa de su pantalón. Carmen lo esperaba afuera. “Yo estaba seguro -dijo Juan con un grito sordo-, Rosa regresaría”. Carmen lo vio fijamente y dijo: “Pendejo, ella está escondida, desde hace un año, en la casa de Ramón. La fui a traer sólo para que no perdieras el dinero”. Carmen le sacó el fajo de billetes y dijo: “Le ofrecí diez mil a Rosa, y cinco para mí. Tomá, pendejo”, y le ofreció el resto.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

PATIO

Exposición de Arte Egipcio, en Comitán. Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¿Es un pie? ¡No, no, es una pata, hmm, qué rico!

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Pues como lo mirás, tu compadre me puso los cuernos , ¡ah, pero eso sí, con un rubí engarzado!

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos. Esta Nefertari es una ojete, ya sé que en navidad, en lugar de emplearme como tocado, me meterá al horno.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¿Cuántas brazadas dice‟sté, marchanta, que quiere‟sté de esta tela acolchonadita?

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¡Me lleva! ¡Otra vez esta cacerola insiste en levitar!

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Universidad Mariano N. Ruiz

Ofrecemos beca del 50% en las Licenciaturas en Trabajo Social y en Periodismo. Teléfono: 01-963-6326661 e-mail: albemoto@hotmail.com www.universidadmnr.com.mx


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En la DIEZ tenemos el valor ¡y no nos vale!

Michelle

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¡Ya está a la venta el libro más reciente de Héctor Cortés Mandujano! Los versos y la sangre. Vida y obra de Efraín Bartolomé. Una edición de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¡Muy pronto, a la venta!

Conjuros de Alejandro Molinari

De la serie Letras Nuevas. Una edición de Coneculta-Chiapas.

A veces A veces se me ocurre cambiar. Busco a mi alrededor un modelo. Una silla basta para convertirme en objeto de cuatro patas; basta una lámpara de mano para ser camino de luz, inasible raya. Cambio lo que cambia una nube en el cielo, no más que lo que cambia una piedra en la pared o en la vitrina de un museo. A veces se me ocurre cambiar: ser una rendija, ser un cabello. Cambiar es una encomienda fácil. Basta tomar un modelo. A veces soy el universo, a veces la línea de gis que dibuja un maestro.


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

BALCONES

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

CASA DE CITAS

De perros y artistas Héctor Cortés Mandujano

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Dentro de los lugares comunes que me sé de memoria está el de que la palabra Tuxtla es una derivación de Tuxtlan, que significa “Lugar de conejos”. Eso fue lo primero que me saltó a la memoria cuando empecé a leer Flush, una biografía, de Virginia Woolf (Mestas Ediciones, 2002). Es la historia de un perro spaniel. Dice la Woolf (p. 13): “en la lengua de los cartagineses, span significa conejo. De aquí que se llamara a la región Hispania o Tierra-de-Conejos; y a los perros que salían por todos lados persiguiendo a los conejos se les llamó

spaniels o perros conejeros”. Luego descubre que, según los eruditos, Hispania deriva (p. 14) “del eskera españa, que significa límite o frontera”. Lástima, dirán los que siempre andan pensando que tienen antepasados europeos: por un pelito Tuxtla y España serían sinónimos. En la novela, que parte de cartas y escritos de la poeta Elizabeth Barret Browning, dueña del perro, se cuenta que para entonces (siglo XIX, Inglaterra) había secuestradores de perros finos. El jefe de la banda era un tal señor Taylor. Una mujer perdía su can, acudía a él, se fijaba el precio y el animalito era devuelto a casa. “En caso contrario, a los pocos días […] se recibía un envoltorio de papel de estraza, que contenía la cabeza y las patas del perro” (p. 64). El procedimiento actual de los cárteles tiene, pues, pedigrí. Lo que sigue podría interesar sin duda a Enrique Orozco, de la Rial Academia de la Lengua Frailescana, eterno contador de divertidas historias de perros. Nerón, el perro de la esposa de Thomas Carlyle, célebre escritor inglés, (p. 106) “se había tirado de una ventana de un último piso”; no se supo (p. 107) “si intentó suicidarse o si, sencillamente, quiso saltar tras los pájaros, como insinúa la señora Carlyle. Algunos sostienen que el perro de Byron se volvió loco por afinidad con su amo, y otros que Nerón se dejó arrastrar por una incurable melancolía en su afán de quererse parecer al señor Carlyle”. ***

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos. Luego de disfrutar, en San Cristóbal, de dos conciertos al hilo (Mexicanto, en el teatro, y Eugenia León, frente a catedral) nos encontramos en un cafecito del andador a nuestros amigos Enrique y Adriana. Él nos cuenta de una convención BMW organizada por él y otros en esta fría ciudad. A nuestra mesa se agregan y se agregan personas que son más bien conocidas de ellos, desconocidas por nosotros, sin que la charla decaiga. Bebemos maravillas, como decía Emilio Carballido, hasta que cierran todo y ya hay poca gente caminando por las calles. La salida de 700 motociclistas pudientes (ninguna moto vale menos de 200 mil) será a las ocho de la mañana. Quique nos invita con insistencia, pero a las tres de la madrugada, cuando nos despedimos, lo único que quiero es cubrirme el frío y dormir, dormir a pierna suelta. No iremos, por supuesto, pero la descripción de mi amigo logra que me imagine a los potros de acero haciendo un ruido insoportable. No me gustan ni los carros ni las motos. Me quedo con lo que imaginé. En mi sueño, tal vez porque frente a nosotros se desarrolló un amago de pelea entre dos hombres, un tipo hosco y musculoso levanta un cuchillo para clavármelo en el pecho. Yo pongo la mano en el filo y sin ningún esfuerzo y sin herida desvío el tajo y venzo a mi atacante. Con mucha facilidad tomo su mano, doblo su

brazo (él enmudece) y dirijo el arma hasta su tetilla izquierda. Veo como la punta se empieza a encajar en su carne y siento cuando llego (como si ya mis dedos fueran el filo) a su corazón, que se abre como una flor roja que, al mismo tiempo, se convierte en fuente escarlata. Me gusta el espectáculo, por un lado (la escena está muy bien iluminada), y me preocupa (¿me meterán a la cárcel?), por otro. Cuando aquello ya es un preocupante río de sangre me despierto. El día llegó de nuevo.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

*** Giros negros (Cal y arena, 2008) de Enrique Serna es una compilación de las columnas publicadas por este espléndido narrador mexicano en varias revistas de circulación nacional. De temática variada, tiene también temas reiterativos. Uno de ellos es el ejercicio sexual (p. 46): “Obligadas a separar el cuerpo del alma por falta de un hombre que las satisfaga en ambos sentidos, muchas mujeres inteligentes comparten la cama con un buen amante pero sólo le abren el co-

razón a sus amigos homosexuales”. En otro artículo habla del primer desfile de locas. Ocurrió el 11 de febrero de 1672. No era mujeres, eran bachilleres (p. 65) “disfrazados de locas con pelucas grotescas y toscos sayales de jerga, como los que vestían las reclusas del Hospital de Mujeres Dementes del Divino Salvador”. Se pregunta Serna (p. 67): “¿Será una coincidencia que hoy se llame locas a los homosexuales más notorios, o ese nombre proviene de las máscaras facetas donde la juventud estudiosa parodiaba a las mujeres dementes?” En este mismo artículo, curiosamente, usa una palabra que se utiliza de otra forma en Villaflores: sométicos, es decir, entrometidos; sin embargo, Serna dice que (p. 66) sométicos es apocope de sodomíticos, o sea, homosexuales. En otros temas habla de lo complicado que es para los escritores tener hijos, ocuparse de ellos, soportarlos. No tengo vocación de padre y entiendo muy bien de lo que habla. “Juan Jacobo Rousseau encontró una solución brutal, pero eficaz, para eludir el vía crucis de la paternidad y ahorrarse la manutención de los niños: entregar a sus hijos al hospicio, recién salidos del vientre materno. Quien no tenga las agallas para proteger así su tiempo y su independencia, debe resignarse a derrochar afecto en una obra rebelde, imperfecta y llorona que no deja retocar ni pulir el estilo, pero espera de nosotros una devoción infinita (p.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos. bebé, una maleta llena de ropa poco apropiada, muchos libros, 100 libras y el manuscrito de Canta la hierba. Dejó atrás a su hijo e hija de su primer matrimonio. “Está en mis libros, ¿por qué preguntarme?, dice ahora, al atajar las interrogantes que la han perseguido desde entonces. “No quiero ponerme a ese nivel, pero cuando Rousseau dejó a sus hijos en un hogar de niños abandonados, lo hizo con la mayor conciencia posible: „Van a ser mucho mejor criados, porque míreme, soy muy ruidoso‟. Lo leí el otro día con asombro. Al menos yo me siento avergonzada de las mentiras que me he dicho a mí misma”.

93)”. Para balancear los géneros, cuento que lo mismo hizo la Premio Nobel de Literatura 2007, Doris Lessing. Publicó Reforma una entrevista de Lisa Allardice, en el suplemento El Ángel (“Siento que he vivido demasiado”, 14 de octubre del 2007), donde la Lessing dice: “No hay aburrimiento como el de una mujer inteligente que pasa todo el día con un niño pequeño […] El matrimonio no es uno de mis talentos”. Escribe la entrevistadora: “Antes de cumplir 30 años se encontró en un barco con destino a Inglaterra, con dos matrimonios a sus espaldas, un

Regreso con Serna, quien también aborda lo que muchos autores reconocen como una peste que parece no tener cura: la mediocridad en la enseñanza universitaria donde existe la (p. 140) “discriminación del talento; en el área de letras casi siempre llegan al doctorado los macheteros pacientes y lerdos, mientras la gente mejor dotada se larga de la carrera al segundo semestre”; la universidad busca anular la audacia y promueve el autismo, que es el modo de preservar la plantilla de docentes incapaces; si así no fuera (p. 141) “las mejores plazas serían para la gente más lúcida, (pero) el principal objetivo de la burocracia universitaria es cerrarle el paso a la inteligencia”. Y conste que no conoce a las universidades de Chiapas, que si no…

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos. *** Vamos a la iglesia de La Merced, en San Cristóbal, a escuchar a un quinteto de músicos ruso-mexicanos, “Santa Cecilia”, que se presentan en el marco del Festival Cervantino Barroco 2010. En la entrada hay un hombre altísimo y ancho, sexagenario, frente a una mesita de discos, tapetes y chucherías de su patria. El gorro y el aspecto delatan su nacionalidad. La sorpresa —bueno, ni tanto— es que las bancas de la iglesia están casi vacías. Cuando ya es casi la hora de empezar y cuatro de los integrantes ya chequearon afinación, partituras y otros asuntos, desaparecen y el pequeño escenario improvisado al pie del altar queda solo por unos segundos. La mole humana de la entrada, apoyado con muletas, pasa por el pasillo y casi nos cuenta (somos una veintena, cuando mucho); con trabajos se sienta en una silla, que debe ser muy fuerte para soportar tamaña envergadura, y empieza a limpiar el arco de su contrabajo. Nos ve de nuevo y sin poder evitarlo empieza a hablar, en un español trabajoso, de los éxitos de este quinteto. No se le oye bien, porque elude el uso del micrófono. Habla con nosotros, aunque en realidad parece hablar con él. “En Estados Unidos pagan por entrar a escucharnos de 100 a mil dólares, depende del espacio. Claro, allá hay mucha cultura musical y se hace propaganda. En Europa la entrada es de 300 euros. Aquí es gratis y la gente no viene”. Luego habla de las virtudes del pia-

nista y de los otros músicos que van a acompañarlo. Son magníficos, como comprobamos después. “Hubiera sido muy buñito que viniera más público”. El más joven, también altísimo, habla antes de que empiecen a tocar. “Como no nos hicieron programa de mano, yo anunciaré cada una de nuestras interpretaciones”. Cada pieza tiene movimientos. En cada cambio de movimiento hay un silencio (que sirve a veces para que den vuelta a las hojas de partitura, se vean, intercambien señales, etcétera). No debe aplaudirse y eso lo sabe cualquiera que haya ido a conciertos similares. Aquí hay primerizos que se arrancan a aplaudir, como si, en lugar de movimientos de la misma pieza, fueran canciones independientes. Me imagino cuánto sufren los pobres rusos. Si somos pocos, por lo menos se merecían mejores escuchas. En la revista Crítica (número 128, agostoseptiembre de 2008), editada por la Universidad Autónoma de Puebla, de cuidado formato y relevante contenido (dedican, por cierto, muchas páginas a la obra de nuestro poeta Efraín Bartolomé) hay un fragmento traducido del libro Mortification. Whiter’s stories of their public shame titulado “El escritor humillado”, donde varios autores que ahora son famosos y reconocidos cuentan escenas humillantes de sus inicios. Simon Armitage cuenta que fue invitado a una lectura en el remolque de un camping park; el aparato de sonido era un karaoke (p. 147): “Después del intermedio, un viejo de la hilera del frente cayó


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

dormido y soltó algunos pedos durante un poema sobre la muerte/ el sufrimiento/ la autocompasión, etc.” Rick Moody dice que su madre (p. 150) “una vez reseñó un libro mío para amazon.com y me dio tres estrellas de cinco posibles. Luego me dijo que había sido una reseña positiva”. Charles Simic finaliza el recuento (p. 158): “En Ohrid, Macedonia, leí frente a un micrófono muerto a un público de miles, el cual no me hubiera entendido aunque me hubiera escuchado, pero de todos modos aplaudía después de cada poema”. Contactos: hectorcortesm@hotmail.com

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

CORREDORES

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

LA SAVIA DEL COMITECO

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

“¡No, qué risa, ya no hay magueyales!”, dice don Enrique Gómez. Lo dice con un suspiro, con una mirada que se pierde entre las junturas de los ladrillos del patio de su casa. Antes, cuenta, “todos los terrenos que están detrás del boulevard eran unos grandes magueyales. De chiquitíos íbamos a sacarles el aguamiel”. Cuenta que en lugares especiales vendían aguamiel y pulque. Ahora ya no se ven locales donde vendan el pulque. “Había muchos magueyales porque con eso preparaban el “Comiteco”, trago

chingón, no como estos tragos de ahora que tienen muchos químicos”. Pero, don Enrique dice que “todavía en la Cueva de Tío Ticho hay unos ejemplares magníficos. No sé cómo es que se han conservado tan bien. Mirándolos pueden imaginar cómo era antes Comitán. Ah, chulos los magueyales. Cuando estudiábamos en la secundaria, nos pelábamos de la escuela y nos íbamos a cortar una hoja y, en pedazos, la usábamos como “parque” para los ligazos. ¡Ah, burro, un magueyazo bien puesto creaba un moretón rojo rojo!”.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

“Formábamos bandos, así como si estuviéramos en guerra. Nos escondíamos detrás de las piedras y echábamos guerritas de ligazos. Así como se ve en las películas nos alzábamos tantito y soltábamos el mameyazo. Ahora que lo pienso digo que como bien no nos quitamos un ojo, porque a veces el “ligazo” nos daba en la mera carota, ¡ah, en el cachete nos quedaba el moretón!, como si nos

hubiera picado una arriera gigante o una abeja. Nos quedaba hinchado y nos daba pena llegar a la casa con esa marca, porque, hagan de cuenta que era como delatar que nos habíamos ido de “pinta”. Vayan a la Cueva de Tío Ticho y raspen el nacedero del aguamiel y pruébenlo. Lo que sí es que no vayan a echar guerritas porque en sus casas van a mirar que se fueron de pinta ”.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Hicimos lo que don Enrique nos recomendó. Un empleado del Ayuntamiento hizo favor de raspar el maguey y probamos el aguamiel.


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

SITIO

ISABEL, Chica Diez 2011

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

El interior de los templos comitecos, una semana antes de la Semana Santa. Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En la entrada del Templo de El Calvario existe una alcancía con la fotografía del altar como se encontraba hace años. En la actualidad aún existen las imágenes del Cristo Crucificado y de los dos ladrones a los flancos. El piso ha cambiado, antes era de madera y ahora es de losetas de cemento.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En el templo de Santo Domingo, en una capilla anexa, La Dolorosa siempre está iluminada en su pétalo de dolor.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Ella no lo hubiera creído, pero en el templo de Santo Domingo, junto a la veladora con su imagen santa, la de la Virgen de Guadalupe, aparecen veladoras con imágenes de “santos” inconcebibles.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En el templo de Santo Domingo, la Pila Bautismal que antes estuvo en la nave principal en el lugar de honor, ahora se encuentra en lugar más discreto. ¿Cuántos comitecos recibieron el bautizo en esta pileta? ¿De qué aguas está llena ahora?

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Estamos llenos de cultura.

¿Cuándo venís a Comitán a llenarte de luz? Consejo Ciudadano de Cultura Municipal

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Honorable Ayuntamiento de Comitán y Universidad Mariano N. Ruiz

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

A C T U A L I D A D E S

La Marimba Municipal tiene audiciones en diferentes plazas de la ciudad. Acá vemos una audición en el Parque Central. Una pareja se anima y baila frente a quienes, sentados en las bancas, no se atreven a “botar la polilla”. Esta es una pareja de ejecutantes, quienes están sentados son “disfrutantes” y mueven los pies al ritmo de las tarolas y de su corazón.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

A C T U A L I D A D E S

Acá vemos la actuación de la Marimba Municipal en el parque de Guadalupe. Igual que en el Parque Central, parejas de bailadores le sacan “brillo a la pista” y calientan el fogón de su corazón. La gente que asiste ¡disfruta de las tardes matizadas con el murmullo del hormiguillo!

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

A C T U A L I D A D E S

CRÓNICAS DE ADOBE

Programa radiofónico del martes 12 de abril de 2011. Tema: “Día del Libro y Acto de Creación”. Participaron: Tony Carboney (integrante del Consejo de la Crónica) y Daniela Rodríguez Campo y Dora Patricia Espinosa Vázquez (integrantes del Centro Comiteco de Creación Literaria). En la foto: Genaro Aguilar (Conductor de Radio IMER), Tony, Paty y Danik. *********************** Crónicas de Adobe ya se escucha por Internet: www.imer.gob.mx Todos los martes: de 3 a 4 de la tarde.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos. A C T U A L I D A D E S

¡DÍA MUNDIAL DEL LIBRO!

La Casa de la Cultura y Radio IMER celebraron el DÍA MUNDIAL DEL LIBRO. Lo hicieron con anticipación ya que este año el día 23 cae en Sábado Santo. El acto se efectuó en el corredor exterior. Alumnos del Colegio Mariano N. Ruiz tuvieron destacada participación.


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

TAPANCO

Para sentarse cómodamente

Antes, a los alumnos mal portados los obligaban a hincarse sobre un tapete de corcholatas, ahora los obligan a sentarse en este sillón de la Inquisición.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

MOJOL

Suplemento

En Puebla también hace viento Fotografías: Fernando Molinari

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Es que ya se descubrió que la “H” no sólo es muda, sino que también contiene colesterol.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Porque con el movimiento se alteran las palabras.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Sí, nos da pena decir que somos casi casi ¡perfectos!, pero así es. Tenemos únicamente lectores de DIEZ, escritores de DIEZ, patrocinadores de DIEZ y chicas de DIEZ. ISABEL es la chica DIEZ 2011. ¡Que su luz y mirada de albahaca permanezcan todo el año en tu corazón! Recordá siempre que vos, lector, sos lo más importante de tu Revista DIEZ.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Tenemos una

voz única, porque hablamos de

vos

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Porque en la DIEZ nunca te damos la espalda ¡siempre te vemos a los ojos!

Michelle

Comitán, ciudad que habla de vos

REVISTA DIEZ, NÚMERO 70  

La actualidad de la ciudad de Comitán de Domínguez, Chiapas.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you