Issuu on Google+

Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vรกzquez


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Contenido 5.– EDITORIAL: Ciudad Rosario. 6.– ZAGUÁN: La Chayito. Autor: Enrique Robles Solís. 10.– PATIO: Galería. Las fotografías de la quincena. 18.– BALCONES: Casa de Citas Jacobo. Autor: Héctor Cortés Mandujano.

27.– CORREDORES Entrevista con: Andrea Nucamendi Siliceo Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez. 33.– SITIO Las DIEZ de San Cristóbal de Las Casas. 45.– ACTUALIDADES. 47.– MOJOL: Día del libro. 48.– En nuestro próximo número: Entrevista con:

Marco Tulio Guillén Barrios

DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos. Editor responsable: Alejandro Molinari Contacto: alejandromolinaritorres@gmail.com


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¿EL MEJOR LUGAR PARA DISFRUTAR?

CENTRO TURÍSTICO LOS ROBLES CHUCUMALTIC KILÓMETRO 3.5—CARRETERA A UNINAJAB

TELEFONOS: 5963006, 1014913, 6322874, 1106312 Lada 963.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¿Qué merece Comitán? ¿Qué merece Rosario Castellanos? Rosario se mereció un pueblo como Comitán y la ciudad de Comitán se merece la gloria de Rosario. Por esto, el actual Ayuntamiento de Comitán inicia la propuesta estética: “Ciudad Rosario”, que consiste en el acondicionamiento de los principales espacios públicos de la ciudad. Dicha rehabilitación tiene como eje principal la figura y obra de la escritora. Se trata de que propios y extraños encuentren la luz de “Balún-Canán” en la propia tierra. Durante mucho tiempo la gente, de fuera, preguntaba por algunas huellas de los pasos de Rosario y no halló respuesta, porque en el pueblo de la escritora no existen datos de ella. Apenas en el periodo municipal anterior, la autoridad colocó una placa (con gusto estético mediocre) en la fachada de la casa donde Rosario vivió de niña. Ahora, Ciudad Rosario comienza a tomar forma y, por primera vez, se plantea una propuesta integral que privilegia la creación. Trabajadores levantan el piso deteriorado del Parque de San Sebastián y comienzan a diseñar los espacios en donde la figura de Rosario brillará.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Autor: Enrique Robles Solís

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Desde hace muchos años, tantos que a veces pienso que no son muchos, disfruto con mi papá, después de la comida una partida de ajedrez. El entendimiento en el juego y la destreza en las jugadas vienen con el tiempo, por añadidura; por lo pronto basta sentarse frente a frente viendo el tablero para mover las fichas convenientemente, con el afán de derrotar al contario. Cuando el contrario es tu papá, se torna difícil la jugada precisamente por la calidad del rival, la calidad moral, la calidad afectiva, la calidad de ser humano, entonces a veces es recomendable una equivocación en la jugada, para lograr una sonrisa del contrario preñada de satisfacción porque se devoró tu caballo. Por azares del destino y precisamente por las condiciones laborales de mi rival en el ajedrez, estudié la preparatoria en el rimbombante “Instituto de Ciencias y Artes de Chiapas”, en la capital del Estado. Ahí conocí a nuevos amigos y jamás abandoné a los viejos que surgieron en la primaria y la secundaria de La Mariano. Luis del Barco Aguilar, el “Figurita”, fue uno de mis maestros de literatura y fue quien me impuso de tarea, en una de sus clases, leer los “Convidados de agosto”, de Rosario

Castellanos. El nombre de la escritora, en ese momento, se me hizo conocido, lo había leído muchas veces en Comitán y después de leer el libro entendí que ese nombre de Rosario Castellanos no era sólo un sitio de carros, una calle, una escuela, un centro cultural, era el nombre de una mujer comiteca universal, cuyas letras igualmente traspasaron las fronteras y volaron por el mundo entero, para orgullo de todos los comitecos, los chiapanecos y los mexicanos. Cuando en uno de los largos periodos de espacio, para pensar entre jugada y jugada, le comenté a mi papá que tenía que leer ese libro, su respuesta fue contundente: “ese libro de la Chayito, lo tengo en el estudio, después que lo leás, me lo dejás en el mismo lugar”. Me comí la torre y después el alfil ante el gesto contrariado de mi rival y antes del jaque mate le pregunté si conocía a la escritora. “Fuimos compañeros de secundaria y fue novia de tu tío Guillermo, era muy buena gente, a veces seria y otras alegre y contenta, estudiosa, se la pasaba con una libreta en la mano escribiendo cosas que sólo a sus amigos cercanos les compartía, eran como versos, como pensamientos, como recitaciones. Platicamos muchas veces de cosas de Co-

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

mitán, pero ahora entiendo que ella siempre tuvo el deseo innato de trascender, de escribir, de pensar, de soñar. En una ocasión me platicó del rancho de sus papás y de todo lo que hacían con los indígenas, me dijo que tenía coraje porque su nana era indígena y la quería mucho y que algo tendría que hacer por ellos algún día.” Con los Convidados de agosto empecé a entender muchas cosas de Chiapas, del estado, en el que (de pronto me di cuenta) tuve el privilegio de nacer, después fue

connatural la lectura de “Balún Canán” y fue connatural también mi relación con la escritora, a través de los relatos y de las pláticas de mi papá, quien en todo momento lo menciona como la Chayito, su “excuñada” y amiga de secundaria. Mi papá no tiene grandes relatos ni grandes aventuras, en esos tiempos los chavos de secundaria no tenían las libertades que tienen los de estos tiempos, quizá el que se iba de pinta era verdaderamente osado, pero él guarda un recuerdo agradable y nostálgico de la escritora, como su amiga

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

de secundaria y no como la famosa escritora en la que se convirtió un día. Él me regalo una foto de la Chayito, que conservaba en una gaveta del escritorio de su estudio. Para mí, ahora, es importante tener esa foto, porque, además, detrás tiene una dedicatoria con su letra. ¡No todos cuentan con ese privilegio! La dedicatoria en el anverso de la foto, en la que se le ve sentada en un campo, dice: “Para Enrique como un recuerdo de los días de escuela, Rosario”. Finalmente, las manos de mapamundi de mi papá, después de un azaroso encuentro, acostaron al rey sobre el tablero; hice lo mismo en señal de un convencional empate. En ese momento se me ocurrió que quizá el tablero del ajedrez es como el campo de Chactajal, donde hay dos colores de gentes (fichas blancas y negras), como símbolo único de distinción en la jugada, para que no haya confusiones, es como el campo del Chactajal, donde al final del tiempo, de mucho tiempo, todo se resolvió con un empate.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Galería

Las Fotografías de la quincena Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

EN COMITÁN, EL PEATÓN ES PRIMERO Por eso se tapan las calles para que los autos no transiten.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Nosotros también decimos que ¡no pasará! ¿Cómo, si la ventana es pequeñísima?

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Y La Tetanic dice que cómo no ser pechugona si tiene muchas copas.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Un anuncio muy amoroso y “ceeeado”

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Menos mal que no pusieron “toyotamadre”.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Casa de Citas

Autor: Héctor Cortés Mandujano

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Aunque tiene defectos, quién no, mi mujer tiene muchas virtudes envidiables. Dos de ellas, que aún no le aprendo pese a los casi treinta años que tenemos viviendo juntos, son su enorme paciencia y su infinita capacidad de perdón. Cumple años el 8 de marzo y, como ocurre con los buenos corazones, tuvo el mejor regalo que hubiera podido concebir en ese día: el nacimiento de nuestro nieto Jacobo. Es significativo que de los 365 días de este año este amado bebé haya decidido nacer el mismo día que su abuela y que pertenezca al mismo signo zodiacal que su papá (Jairo, mi yerno, quien cumple años el 6 de marzo), su abuela y yo. Cayó en blandito: mi hija se consagró a cuidar su embarazo y Jacobo nació saludable y hermoso. Ya se sabe. El nacimiento del hijo de mi hija nos ha llevado a recordar cómo nació ella. Mi mujer tenía 20 años y yo, 22. Hace tiempo, cuando Nadia cumplió 17, escribí un libro, editado caseramente, que fue su regalo de cumpleaños. Los capítulos del volumen dan cuenta uno a uno de hechos puntuales en cada año de nuestra convivencia. El primero, claro, habla de la primera vez que nos vimos: “Tantas cosas detrás de tu primer parpadeo: una noche en vela de tu futura mamá, que contaba contracciones y tenía frente a sí, como futuro inmediato, muchas horas de dolor y mucha esperanza. “Una ruptura de sonrisas en el momento de saber que ya faltaba casi nada para

que llegaras y una entrada de lleno al miedo: ¿nacerá bien, nada habrá que lamentar, será un parto sin problemas? “Un grito que evidenciaba una de las contracciones cercanas al parto, los gritos de ella y el coágulo de sangre en la cama de hospital donde estamos los dos solos, jóvenes, inexpertos. No sé cómo ayudar y eso hago (sí, limpio aquí esta sangre y de nuevo más y de nuevo limpio y de nuevo…, pero ¿qué hago para que tu mamá no sufra, para que tú nazcas bien?); ella y tú al quirófano (‘No se preocupe, así se quejan todas’) y yo cigarro tras cigarro, en el papel tonto de papá primerizo que da vueltas y vueltas, y fuma y fuma; la puerta cerrada y sólo un pensamiento dentro de mi cabeza (bueno, muchos, pero concentrémonos en éste): que nada malo pase, por favor, por favor. “El desfile de rezos y las promesas mil a Dios en el umbral, en la antesala de lo que no sabes qué va a ocurrir. “La puerta abierta y la enfermera (es decir, el ángel mensajero) que entre colchitas, sábanas, trapos, puso tu cara inenarrablemente dulce, inconcebiblemente linda (y allí, sí, Dios existe) frente a mis admirados ojos, y nos vimos por primera vez: yo vi torrentes de luz y amor entrando en mi vida y tú, dicen los libros y los doctores, quizás sólo una sombra a la que después llamarías papá. “Era un veinte de julio.” El parto de mi hija está programado. Ese

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

día todos (abuelos y padres) nos levantamos temprano y salimos con tiempo hacia el hospital. Allá nos espera la mamá de Jairo. Los trámites duran nada y en pocos minutos mi hija ya está instalada en su habitación, con la bata consabida y preparada para la operación. Hay apenas un retraso y, acompañada de médicos, enfermeras y su marido, parte a la sala de operaciones. Los inminentes tres abuelos y Claudia, una sobrina casi hermana de mi hija, esperamos casi una hora antes de ver llegar a Jairo, con el bebé en brazos. Le da una mamilita de glucosa que el pediatra ha recetado. Lo hace por unos minutos y luego me cede el privilegio. Abrazo por primera vez a mi nieto, quien tiene los ojos cerrados. Nació apenas hace unos minutos y ahora está conmigo. Todos los lugares comunes me llegan: esto es un milagro, los seres humanos somos maravillosos, la vida es una bendición… Traen a mi hija aún con efectos de la anestesia, pero lúcida y feliz. El cuarto por momentos se llena de familiares y amigos. Varias horas después dejo esa emoción a flor de piel, ese hospital. Antes, me despido. Hablo con mi nieto mientras él me ve, supongo que sin ver, con sus ojos recién estrenados. No sonríe. No es necesario: basta con que abra los ojos, mueva las manos, haga muecas con los labios para que nosotros demos entusiastas muestras de alegría. (Recuerdo que, cuando fui maestro

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

universitario, uno de mis alumnos hablaba de cómo los bebés son capaces de entretenernos, admirarnos, provocarnos raptos de ternura y de amor sólo con dormir o abrir los ojos, y cómo después, al volverse adultos, ya queremos que se vuelvan triunfadores, perfectos, llenos de obligaciones, y no nos hacen gracia ya sus risas, sus movimientos. Es sólo una ráfaga de pensamiento, mientras como los demás sigo celebrando las lindas naderías de este bebé maravilloso.) Mi sobrino Daniel me lleva a casa. He vuelto solo (las abuelas, los papás asumen como suyo el desvelo emocionado de pasar esta primera noche con Jacobo) porque debo alimentar a nuestra jauría y a nuestro gato; además debo concluir, casi a la media noche, con la siembra de un roble en el jardín que será testimonio de este nacimiento. El acto es simbólico y nos une. La idea es que este bebé tenga una relación de amor con ese árbol, que es suyo; que a través de él pueda entender que hay que cuidar la naturaleza, respetarla, amarla; que entienda también que los perros, los gatos, los animales no son nuestros esclavos, sino nuestros hermanos… Mientras yo pienso estos desvaríos, me imagino que en el hospital mi nieto duerme plácidamente en su cunita, cercano al amor de sus centinelas. Bendito sea. ***

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Nunca se me hubiera ocurrido que Mario Vargas Llosa escribiera un ensayo sobre Juan Carlos Onetti. Son tan distintos. Por eso, cuando vi El viaje a la ficción. El mundo de Juan Carlos Onetti (Alfaguara, 2009) lo compré y me lo eché de inmediato. He leído casi la totalidad de libros de ambos, de modo que fue un disfrute leer a Mario analizando, citando, ponderando la obra de Juan

Carlos. Dice Onetti (p. 60): “Cuando un escritor es algo más que un aficionado, cuando pide a la literatura algo más que los elogios de honrados ciudadanos que son sus amigos, o de burgueses con mentalidad burguesa que lo son del Arte, con mayúsculas, podrá verse obligado por la vida a hacer cualquier clase de cosa, pero seguirá escribiendo. No porque tenga un deber a cumplir consigo mismo, ni una urgente defensa cultural que hacer, ni un premio ministerial para cobrar. Escribirá porque sí, porque no tendrá más remedio que hacerlo, porque es su vicio, su pasión y su desgracia”. Sin William Faulkner, dice Vargas Llosa, no hubiera habido novela moderna en América Latina. (P. 82): “Los mejores escritores lo leyeron y, como Carlos Fuentes y Juan Rulfo, Cortázar y Carpentier, Sábato y Roa Bastos, García Márquez y Onetti, supieron sacar partido de sus enseñanzas”. Dice Onetti (p.82-83): “Con Faulkner y su novela ¡Absalón, Absalón! me pasó algo extraordinario: la consideré tan buena que tuve días en que me pareció inútil seguir escribiendo”. Vargas Llosa (p. 123): “No es una manera de acercar su literatura a la ‘chusma’, a los estratos más primarios de la sociedad, lo que lleva a Onetti a impregnar su estilo de alusiones malsonantes. Es una manera de penetrar en la intimidad más profunda de la naturaleza humana y de mostrar que ella es puerca y malvada, aunque los hombres y

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

mujeres, esos hipócritas, se empeñen en ocultarlo y pretendan vivir representando el bien, el buen gusto y los buenos sentimientos. Debajo de esas apariencias hay una verdad incómoda y desagradable que es la que documentan las historias de Onetti: una visión profundamente pesimista de los seres humanos y de la civilización, debajo de cuyos ritos y formas sus ficciones muestran, una y otra vez, la supervivencia de los instintos destructivos, el egoísmo, la maldad, la mentira, la envidia y los extremos vertiginosos de cinismo y crueldad a que pueden llegar hombres y mujeres azuzados por el apetito sexual, la codicia y la sed de poder”. Este ensayo es al mismo tiempo que un acto de generosidad de un gran escritor a otro, un tributo a la lectura. Vargas Llosa leyó obra completa, ensayos, entrevistas y todo aquello que halló a su paso para escribir estas páginas de sabiduría analítica y gozo lector. Uno y otro tenían el veneno de leer. Dice Vargas Llosa de Onetti (p. 214): “Llegó a la muerte sin angustia ni temor, acaso porque la muerte había estado siempre muy presente en su vida. Muchas veces dijo a Dolly (su mujer) que a menudo veía a la gente que lo rodeaba como si fueran esqueletos. En sus periodos de crisis, cuando, sin poder escribir ni leer, se encerraba en un mutismo y soledad totales, amenazaba a veces con quitarse la vida. Pero, al final de su vida esperó la partida con total serenidad, leyendo sin descanso, o , mejor dicho, releyendo muchos libros —entre ellos siempre

novelas policiacas— que tenía muy presentes en la memoria, como Laura, de Vera Caspary, que llevó al cine en una adaptación maravillosa Otto Preminger, y que, según Dolly, releyó hasta una docena de veces. Los últimos días, en el hospital, tuvo siempre un libro en la mano hasta el instante de morir”. *** La muchacha linda de Punto sobre la i (Dot the i, 2003, dirigida por Matthew Parkhill) dice a Gael García Bernal, que encabeza el reparto, un supuesto dicho francés: “Un beso es el punto en la i de la palabra amor”. En “La edad de los peces” (Por sevillanas, ISSSTE, 2000), de Mónica Lavín, un casi niño ve a Dolores y ella lo ve (p. 32): “Mientras nos miramos, mi corazón aleteó ferviente como los peces enredados en la atarraya”.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

4a. calle norte oriente No. 10 Comitán de Domínguez, Chiapas

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Andrea Nucamendi Silíceo, es estudiante de artes visuales en Suiza. Mujer con fuerte pasión por los colores intensos y el ruido. Mujer orgullosa de sus raíces; de Comitán, su tierra. Amante de las artes plásticas, el video, la música y la pintura. Hace unos meses pintó un mural en el bar Soma, en Comitán, cuyo proceso disfrutó mucho y la respuesta de la gente ha sido muy positiva. Al respecto responde las siguientes preguntas: ¿Por qué el arte? Tenía que hacerlo. Me encanta, es mi vida. Siempre me ha gustado dibujar. A veces me obsesionaba llenando hojas con circulitos y siempre con mucha imaginación. Lo decidí en Bogotá. Estuve viviendo allá con mi papá y su esposa; de repente vi la carrera y me interesó. Descubrí esta carrera de artes visuales, que engloba lo que es cine, fotografía, pintura, video, escultura, artes plásticas, que son mi máximo. Ahorita, el arte es una opción más de vida. Hay lugares donde están súper abiertos para producir. Puedes producir en cualquier parte. Ahorita ya no es el artista que está reprimido, que no puede hacer nada; no, ahorita ya hay mucho valor para el arte. ¿Cómo ha sido la experiencia en Suiza? My bien. Diferente. Es otro mundo. Todo es bien organizadito. Allá hablan francés. Es diferente el trato con la gente, el idioma es diferente así que la sinapsis es diferente. Está interesante, la verdad estoy muy contenta allá.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¿Cómo es tu proceso de creación? Muchas veces es por emociones, emociones de mi pasado y de mi presente, las conecto con mis neuronas y en ese momento sale. Muchas veces son cosas que no logro entender, que nada más las siento y que tengo que escribirlas, pintarlas, dibujarlas de alguna manera. Se van creando y después las edito y después todo el proceso de postproducción y todo. ¿Qué te produce la pintura? Todo. Por ejemplo, en el Soma, yo tenía en la mente los símbolos que quería poner acerca del lenguaje. No sabía muy bien cómo iba a estar la composición pero, a la hora de estar ahí con las manos untadas de pintura, se me apareció. Salí como en relieve. A veces ando como pulpo, así, por todas partes pintando. A veces me gustaría tener, como spider man, telarañas de pintura. ¿Cómo surge la idea del muro en el Soma? Es un bar. Todo empezó porque había unos peces en la entrada, los había pintado un chico cuando era de otras personas. A estos peces ya les faltaba fuerza, ya estaban viejos, entonces le dije a Víctor, que es el que tiene el bar, que lo iba a arreglar. Le gustó la idea. Los remarqué, los repinté, dejé los peces como estaban, los saqué un poco y les puse unos hilos. ¿Qué representa el mural que hiciste? El lenguaje. Es un bar. Estás platicando, escuchando música, todo es un ciclo, que te entra y te sale, te estás llenando de cosas y a la vez floreando a la hora que estás ahí. Puse unas plumas de pavorreal, y muchos han dicho que son ojos, lo cual me gusta porque sí, a la hora que ves a los pavorreales con sus plumas, pues ves ojos. La pintura me encanta. Pinto con las manos. A veces por ciertos detalles uso pinceles, pero me limitan a ciertas expresiones. Por ejemplo este muro en el Soma sí lo pinté con las manos porque era un espacio bastante grande.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¿Por qué con las manos? Una vez llegué a eso porque necesitaba sacar cosas. Estaba como conglomerada; muchas emociones, muchos pensamientos, confundida, entonces tenía que sacarlos. Me puse a pintar con pinceles pero llegó un punto en el que me limitaba para expresar lo que sentía en ese momento y fue que agarré la pintura con mis manos y empecé a sacar formas; aparte, me gusta mucho el modelado de escultura, entonces siento que estoy modelando la pintura. La primera vez que pinté con las manos sentí más conexión con la pintura. ¿Cómo ha sido la respuesta del público en el bar? Buena. Me han dicho que les ha gustado mucho, que qué bueno, me han dado tips y todo. Súper bien. Ha dado en qué pensar, de qué hablar y eso me late. ¿De niña te veías como artista? No. De niña siempre me comunicaba con los animales, con las plantas. Siempre me gustó ese mundo. Siento que puedo ver cosas y me hablan. Me siento como una herramienta de traducción hacia el arte. Veo cosas, árboles, momentos que se transforman en mí y los tengo que sacar. Creo que es algo importante el hecho de que yo sea mujer. El hecho de dar vida, de ser creadoras por naturaleza, es importante: una mujer comiteca representando a Comitán. En la mayoría, en todo el mundo, los artistas son hombres y a mí me enorgullece mucho ser mujer y encontrar mujeres en el arte. No somos muchas pero ahí estamos. Me identifico más. Me reflejo. Me proyecto. Después de Suiza, ¿piensas regresar a Comitán? Sí, claro, después de un rato. Quiero seguir viajando por Europa. Conocí Berlín, la ciudad que ha sido hasta ahora, la ciudad de mis sueños y me gustaría ir a vivir por allá un rato, a producir. El arte está en todas partes; en la ciudad, afuera, en la gente, por todas partes está el arte urbano. Aprendí muchas cosas en Bogotá, en Xalapa; ahorita voy a estar en Suiza, decidida a mostrar que hay más cosas por hacer, que hay más

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

opciones y a representar, a donde quiera que vaya, a Comitán. Siempre orgullosísima de mi raíz. ¿Qué pintarías de Comitán? Pintaría sus nubes. De repente hay amaneceres y atardeceres donde las nubes parecieran que te están cayendo encima, pero son tan etéreas, tan suaves y tienen colores desde púrpura, rojo, azules hasta naranjas. Pintaría algo como un atardecer o un amanecer con las líneas de colores, con las nubes intensas, redondas. Haría un cielo. El cielo de Comitán es único. En los lugares a los que he viajado, son bonitos, pero cuando veo el cielo de Comitán lo siento muy adentro. Disfruto toda esa explosión de colores. La voz de Andrea demuestra sencillez y tibieza comiteca. Su mirada, una fuerte convicción por cumplir sus sueños y metas. Sonríe con emoción cuando habla de la pintura, las artes plásticas y Comitán. Concluyó agradeciendo a su familia por apoyarla y darle la oportunidad de viajar y seguir cultivándose como artista. ¡Que viva el arte!

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Plaza Las Flores - Local 34 Servicio a domicilio: Tel.: 108-90-44

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Las DIEZ de San Cristóbal de Las Casas


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

La redacción deja mucho qué desear, pero el lenguaje del corazón es visible. Cecilia Coutiño Vera es una fotógrafa que nació en otro lugar de Chiapas, pero decidió vivir en San Cristóbal porque, como lo enuncia, se enamoró de su luz.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

“El Engrane” es una negociación que tiene muchos años de fundada. Su propietario se dedicó con mucho cariño a la manufactura de embutidos y jamones. En la fotografía se aprecia la pared con cuadros que contienen mariposas disecadas. Actualmente, uno de los nietos del fundador conserva la tradición y mantiene la calidad de los productos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Esta es la imagen que da la bienvenida a quienes entran a la Casa de las Artesanías, un poco para decir que el barro sigue pegado en las manos de nuestras mujeres y que cada día lo modelan porque es la única manera de construir el mundo.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En una muestra floral apareció este letrero que dice mucho del carácter del coleto.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

La tradicional Cervecita dulce aún se conserva. El mito cuenta que al propietario de la “fórmula secreta” le ofrecieron la posesión de todos los cines de Chiapas a cambio de revelarla, pero él se negó. Ahora se le atribuyen propiedades curativas a la bebida. Lo cierto es que es una bebida rica y diferente. Por desgracia, ahora la botella en que se expende es de cristal transparente, lo que permite el paso de los rayos solares que modifican las propiedades del contenido.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Durante los meses de marzo a abril del presente año, “Palenque Rojo” se presenta en el Teatro Zebadúa, de jueves a domingo. Esto es una muestra de la oferta cultural que la ciudad ofrece a los múltiples visitantes. Un acto genera el otro.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Imagen que reúne varios de los elementos que le dan personalidad a la ciudad: grupos indígenas, cruz católica, techos de teja, niebla y montañas que la circundan. La conjunción de estos elementos hace que esta ciudad sea mágica. En este espacio existió un edificio moderno: la escuela Prevocacional. Para mantener la personalidad ¡el edificio fue tumbado! Esto habla del carácter recio y comprometido de los coletos con respecto a su espacio vital.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En este edificio existió un restaurante y billar que se llamó “El Mundial”, ahí preparaban unas chalupas que se hicieron clásicas. Su propietario les ponía betabel y esto les daba un sabor increíble.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En tiempos de DVdés, este proyector, que se encuentra en el hall del Teatro Zebadúa, nos cuenta historias maravillosas.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En la Biblioteca Pública Municipal, un recuerdo permanente para un gran coleto: Prudencio Moscoso Pastrana.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En el programa del martes 17 de abril de 2012, el Dr. Gilberto Cuervo López, asistió como invitado de honor. Él es distinguido integrante de la Asociación PRODEFA y A (Protección y Defensa Animal y Ambiental). Compartió con el auditorio el tema: “Día Mundial de la Tierra”. Dicho tema le sirvió para colocar sobre la mesa de discusión la problemática de la contaminación de la Cuenca del Río Grande, de Comitán, misma que propicia la contaminación de los Lagos de Montebello. Expuso las posibles soluciones e hizo un llamado a que nuestra sociedad y sus autoridades tomen conciencia de este ingente problema. En la foto: Paty, Dr. Cuervo y Genaro. Crónicas de Adobe - Martes, de 3 a 4 de la tarde. www.imer.gob.mx


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Presentación del disco “El Rescate del Mundo”. Poemas de Rosario Castellanos, en lenguas indígenas. Un proyecto de PUERTARBOR, con el aval de la Universidad Autónoma de Chiapas. La presentación se efectúo la tarde del 18 de abril de 2012, en el Teatro de la Ciudad “Junchavín”. Asistieron: la cantante Susana Harp y las poetas Natalia Toledo, Mikeas Sánchez, Enriqueta Lunez y Roselia Jiménez Pérez. La poesía de Rosario Castellanos se escucha en lenguas zoque, tsotsil y tojolabal.


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

EN NUESTRO PRÓXIMO NÚMERO

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIEZ - NÚMERO 123