Page 1

Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez Además: CASA DE CITAS - de Héctor Cortés Mandujano. Anécdotas comitecas, de Pepe Alfonzo.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Contenido 5.– EDITORIAL: Confusión. 6.– ZAGUÁN: Arenilla Viaje por las nubes. 7.– PATIO: Galería. Las fotografías de la quincena. 14.– BALCONES: Casa de Citas El rencor que ladra. Autor: Héctor Cortés Mandujano.

24.– CORREDORES Entrevista con: José Antonio Alfonzo Pinto Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez. 29.– SITIO Anécdotas comitecas de Pepe Alfonzo. 33.– ACTUALIDADES. 34.– MOJOL: Manos orgánicas. 36.– En nuestro próximo número: Entrevista con:

Andrea Nucamendi Siliceo.

DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos. Editor responsable: Alejandro Molinari Contacto: alejandromolinaritorres@gmail.com


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¿EL MEJOR LUGAR PARA DISFRUTAR?

CENTRO TURÍSTICO LOS ROBLES CHUCUMALTIC KILÓMETRO 3.5—CARRETERA A UNINAJAB

TELEFONOS: 5963006, 1014913, 6322874, 1106312 Lada 963.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Jorge Constantino Kánter y Eduardo Ramírez son candidatos a la Diputación por el mismo Distrito. Uno representa al PRI y el otro al VERDE. Como a nivel federal el PRI y el VERDE hicieron alianza, Enrique Peña Nieto es el candidato de ambos partidos. Acá en la región dicha alianza no va para los puestos de Diputados Federales, Locales y Presidentes Municipales. Estas fotografías enseñan el nivel de confusión que se crea. Ambos espectaculares nos muestran a Enrique Peña Nieto apoyando a “sus” candidatos de coalición. El problema, como ya se dijo, es que acá el PRI y el VERDE son contrarios. Bastaría colocar un micrófono adelante del candidato presidencial y preguntarle: “Usted, ¿a quién apoya?”. Para no comprometerse diría que a ambos. Entonces, quienes apoyan a Peña ¿a quién deben apoyar? ¿A ambos? El mensaje de estos espectaculares es confuso. Así está la situación por acá.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Estuve en Las Nubes. En Puebla viví en un hospedaje que se llamaba El Cielo. Estuve en el Café Las Nubes, de San Cristóbal de Las Casas. Israel, generoso, me preparó dos mesas, junto a un ventanal, al lado de la calle, para la Firma de Libros de mi novelilla más reciente. Fue una sensación maravillosa estar en las nubes, al lado de la calle. Las personas (en plena feria de La Paz) caminaban tranquilas y asombradas, mientras yo dibujaba en hojas interiores de las novelillas para luego estampar la firma. Estuve en las nubes, pero también anduve en el corazón de un parque hundido (en La Trinitaria) y en el kiosco del parque central de Las Margaritas. Estuve en la panza del Jaime Sabines, en Tuxtla; y en la “mesa del rincón” en el Café, Canela y Candela, en mi pueblo. Juan Manuel (¡ah, qué generosos mis amigos de la radio “Brisas de Montebello”. Sandrita arregló la mesa con papel de china y todos ayudaron para que de doce a una transmitieran en vivo desde el lugar donde estaba firmando libros) me dijo que era tiempo de vacaciones y debía aprovecharlo. ¿Cómo decirte Juan Manuel que este periplo fue mi descanso, mi mayor placer? ¡Estuve en Las Nubes y desde ahí, desde esas alturas, entendí que Dios es generoso porque jamás me sacó de mis raíces, de que abandonara los pies bien puestos sobre la tierra, ahí, al lado de donde las personas caminaban con rumbo a los andadores de San Cristóbal. Ahora ya estoy de nuevo en el patio de mi pueblo. Mis vacaciones fueron sensacionales, recibí mucha luz. En San Cristóbal caminé y caminé antes de ir al café y pepené la luz que mi papá dejó prendida en las paredes de esas casas. Sé que la dejó para que yo, ese día la recogiera y la embarrara en mi corazón.


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Y el “sábados” ¿hay que hacer “previas” cita?

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¡Ay, sapito, ay, así, así, así…!

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¡Uy, qué mala impresión!

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¿Y quién le “aregla” su letrero?

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

¡No, no, no! Acá cada quien ve lo que quiere.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Sigo releyendo a Shakespeare y ante “Pericles, príncipe de Tiro” (Obras completas, tomo II, Editorial Aguilar, 1991) hago gestos de incredulidad: ¿de veras Shakespeare escribió esto? Dice mi admirado Harold Bloom (Shakespeare, la invención de lo humano, Anagrama, 2002: 702): “Nadie puede leer ahora Pericles sin la conciencia de que el creador de Hamlet, Falstaff y Cleopatra nos está dando un protagonista que es meramente una cifra, un nombre en una página”. La primera mujer a la que Pericles intenta conseguir es una princesa, hija y amante del rey Antíoco; tiene que huir porque al adivinar el amor incestuoso es condenado a muerte. De allí en adelante los sucesos son cada vez más absurdos: la esposa que al fin consigue, princesa de otro reino, por ejemplo, muere en el mar al parir; avientan el cadáver en la tempestad, llega a una playa y allí un hombre, un mago se supone, sin mayores explicaciones, nomás porque sí, ¡la revive! La obra toca cotas que darían risa si no fueran tan extravagantes. Botón de muestra: Antíoco y su hija son muertos ¡por un rayo! que los castiga por su antinatural relación. Dice Blom que (p. 699) “Shakespeare tal vez esbozó los actos I y II para Wilkins (‘un plumífero de baja estofa’, anota antes) y le dijo que hiciera la redacción. Incluso para los estándares del Londres de Shakespeare, Wilkins era un individuo poco apetecible, chulo de putas, de hecho, ocupación muy adecuada para un coautor de Pericles, aunque las soberbias escenas de burdel son obra de Shakespeare”. Dos ideas brillantes tomo de esta fallida historia. Dice el protagonista (p. 678): “El tiempo es el rey de los hombres, porque es su padre y su tumba”. Aquí pasa todo, decíamos: Marina, hija de Pericles, llamada así porque nació en alta mar, es llevada a un burdel; allí, el gobernador de Mitilene la conoce, a través de los oficios de una alcahueta, y opina esto (p. 697): “Ser casta de lenguaje da, en efecto, buenos modales a una alcahueta, y apariencia de honestidad a numerosas putas”. *** Sobre Shakespeare habla también Mauricio Kartún en Una conceptiva ordinaria para el dramaturgo criador (PasodeGato, 2007: 6): “Shakespeare sintió entre los dedos ese pegote, como desde Lear la tormenta, y desde esa sensorialidad construyó una de las más vivas, y populares, metáforas sobre la culpa (Kartún se refiere a que la sensación de tener las manos manchadas de sangre de Lady Macbeth, la sintió antes Shakespeare). […] Sin sensorialidad no hay imaginación”. Claro, no todo lo que uno se imagina llega a su concreción: “Tal vez a eso se refería Picasso cuando sostenía que el arte es un cementerio de ocurrencias”.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Aún más (p. 10): “La palabra inventar proviene de invenire que no significa otra cosa que hallar. Inventar es simplemente encontrar”. Para avalar esta idea cuenta Mauricio que “los dos mejores ejemplares de Stradivarius que se conocen en el mundo […] fueron realizados por aquel luthier con los restos de unos remos destruidos por el tiempo y el uso, que halló junto a uno de los canales de Venecia”. Este ensayo, lleno de citas, conjuga un magnífico sentido del humor con un conocimiento puntual sobre el tema (p. 14): “Sostiene Jan Kott: ‘Basta reducir cien veces el tamaño de un hombre para que una tragedia cortesana se convierta en un circo de pulgas. Basta aumentarlo cien veces para que un beso se convierta en una monstruosidad”. Cita al master Peter Brook (p. 20): “El vacío en el teatro permite que la imaginación llene los huecos. Paradójicamente, cuanto menos se le da a la imaginación, más feliz se siente, porque es un músculo que disfruta jugando”, y agrega: “En el teatro uno puede imaginar a un actor con sus ropas normales y saber que es el Papa porque lleva un gorro blanco. Una palabra bastaría para evocar el Vaticano”. Cita a Neil Simon (p. 28): “Uno ve a tantos escritores con la mirada perdida en el espacio. No es que estén viendo nada, sino que están visualizando lo que piensan”. Leo un puñito de los aleccionadores cuadernos de dramaturgia, que editó PasodeGato, regalo de mi amiga Damaris Disner. De ellos traigo a cuenta el ensayo El teatro del futuro, de José-Luis García Barrientos (no conozco personalmente a este filólogo madrileño, pero, por mediación de Damaris, me hace una cálida dedicatoria en su texto) que ofrece una gran idea para el futuro (2007: 22): “Acceder a la cartelera teatral del mundo entero en la pantalla del ordenador y poder asistir, gratuitamente o previo pago, a través de la Red, a cualquiera de las puestas en escena (la de tal día a tal hora) que se ofrezcan en cualquier teatro o local de cualquiera de los cinco continentes”. *** Canta Lola Beltrán, en “Déjame verte a los ojos”, una vieja canción ranchera: “Tú ciérrate al dolor, y si el llanto te lo abre dile al rencor adiós, aunque lo oigas que ladre”. *** Aunque he visto muchas de las películas que Hitchcock dirigió cuando fue llamado a Hollywood, entre las cuales tengo varias favoritas (La ventana indiscreta, Psicosis, Vértigo…), he

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

revisado muchas más de las que filmó en su natal Inglaterra. Su clásica Los 39 escalones, de 1935, lo convirtió desde su patria en un artista exportable (en 1938 fue contratado para filmar en EUA), pero bastante antes, en 1927, logró imponer su estilo en El inquilino (The Lodger: A Story of the London Fog), una espléndida película muda, basada libremente en los asesinatos de Jack, el Destripador, donde ya aparece, como se volvió su marca, en un veloz cameo. Hitchock transitó sin problemas del cine blanco y negro al de colores, del mudo al hablado, de la producción paupérrima a las historias de gran presupuesto. Qué bien contaba este hombre, era un genio el gordo. Sobre ese tránsito de la mudez al sonido trata, entre otras cosas, El artista (2011, dirigida por Michel Hazanavicius), película francesa que se embolsó los más importantes premios Oscar en la pasada entrega, y que cuenta con gran solvencia una historia sólo con música, sin palabras. El cine mudo, me parece, es un logro mayor frente al hablado pues (como si fuera una de las cinco obstrucciones que planteó en un ejercicio Lars von Trier) para hacer una buena cinta, como ésta, hay que contar, entre otros factores de producción, al margen de talento, con buenos actores y un guión de factura impecable. Lo único lamentable es que El artista quitó al maravilloso Scorsese la posibilidad de llenarse de merecida gloria con La invención de Hugo Cabret. En fin, así son estas cosas. *** Oigo a Yo-Yo Ma, acostado en mi hamaca. A los lados, muy cerca, brincan por el suelo pajaritos en busca de comida. El violonchelo de este maestro chino parece hacerles olvidar que estoy aquí, que pertenezco a la raza que ha dado en aniquilarlos. *** Cumplí años el 24 de febrero, día de la bandera. Una amiga suele cantarme el Himno Nacional. El día que nos vimos (un poco después, porque en mi cumpleaños estaba en un curso intensivo y no podía ni contestar el celular) llevaba yo, sobrio y clásico como soy en el vestuario, un pantalón blanco y una camisa roja. “Sólo te falta el verde”, dijo mi amiga. Una acompañante suya, que supongo me conoce bien le contestó: “Sí trae: el rabo”. Casi como regalo de cumpleaños me llegó, de parte de Héctor Herrera, quien fue pareja durante más de 20 años del gran Emilio Carballido, y ahora motor de la esencial revista

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

de teatro Tramoya, la colección de un poco más de cien números de su nueva época. Qué alegría, qué sorpresa. Poco a poco aparecerán, seguro, alguna de las cosas que halle en ellas. *** En El cuento de invierno (Obras completas, tomo II, editorial Aguilar, 1991), Shakespeare, para hacer que pasen 16 años entre el acto tercero y el cuarto hace que aparezca físicamente, como personaje, el Tiempo. La genialidad roza el absurdo o al revés. O es sólo genial o sólo absurdo. En fin. Dice el presunto padre de Perdita cuando le preguntan si cree que Florisel está enamorado de ella (p. 953): “Jamás la luna se miró en el agua como él se detiene a leer en los ojos de mi hija”. *** Soy lector devoto del portugués António Lobo Antunes. Hace tiempo disfruté una entrevista que le hizo Silvia Lemus en el Canal 22. Allí confesó algo que me sorprendió: su novela favorita es Cumbres borrascosas, de Emily Brontë, publicada originalmente en 1847. Yo pensaba que era una novela rosa. Nada que ver. La leí admirado, es genial. De allí esta frase (Mestas Ediciones, 2001: 63): “Un mal corazón volverá fea la más linda cara”.

Contactos: hectorcortesm@hotmail.com

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

4a. calle norte oriente No. 10 Comitán de Domínguez, Chiapas

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Don Pepe Alfonso es un hombre alegre, divertido y ocurrente. Dentista desde hace cuarenta años. Caricaturista. Músico, recientemente presentó la producción de “Un momento Romántico”. Pero sobre todo, un gran conocedor de anécdotas y chistes comitecos. Dispuesto a trabajar, reír y hacer reír, asegura, hasta donde Dios le dé fuerzas. Al respecto, responde las siguientes preguntas: ¿Qué significa para usted “Un momento Romántico”? Es un sueño que se venía acariciando desde hace mucho tiempo. No sólo de mi parte sino también de unos amigos, de mi familia. Son de esas cosas que uno va postergando hasta que le dan el último empujón a uno. Es una bonita experiencia. Si se diera la oportunidad ¡sí lo volvería a hacer! Esto no es con un plan de lucro; eso lo hacen los artistas, yo sólo soy un aficionado, y con una persona que le guste, ya con eso salgo ganando. ¿El talento se trae en la sangre? Todas las cosas se traen. Desgraciadamente, muchas no los llegamos a pulir. Los dones, Dios nos lo regala, pero muchos los enterramos y muchos los multiplicamos, esto es bíblico. ¿Quién fue don Armando Alfonso? Armando Alfonso era primo hermano de mi padre. Con él conviví mucho. Lo admiraba, lo admiro mucho. Era un genio en muchas modalidades; en la música, tocaba la guitarra y el piano muy bien. Escribió muchos libros, entre ellos, “Solo para comitecos”. Era un estuche de monerías. Y como que no quiere la cosa, era ingeniero aeronauta. Era muy buen dibujante. Ese era Armando Alfonso. ¿Cómo fue la convivencia con él? El tío Armando, cuando venía acá a Comitán, me venía a visitar y veía mis caricaturas y me daba sugerencias. Yo hago un poquito de caricaturas. De todo se aprende y de él que fue grande, aprendí bastante. A él le gustaba mucho la anécdota comiteca, el chiste comiteco. Yo tengo bastantes chistes comitecos, pero más que todo ¡anécdotas!, porque es algo real, no es inventado, es algo que pasa y nadie la sabe hasta que la cuentan. Es muy bonita, a mi me gusta mucho. ¿Por qué este gusto por las anécdotas? Porque son verídicas, simpáticas y que no tiene majadería, es limpio. A mí me gusta contarlo porque se puede contar en cualquier lado y sin ningún problema. No hay palabra grosera si se sabe usar. Cuando voy a alguna fiesta y me miran llegar, rápido dicen ‘¡ahí viene el Pepe! ¡Que cante!’ y yo digo ¿Cómo si estoy frio? No sé ni que ‘tan haciendo, ni cómo va la fiesta, tengo que encarrilarme, pue’, o rápido me dicen ‘que cuente un chiste, que cuente un chiste’. En la

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

En la anécdota hay parte de vida de cada personaje de Comitán. La anécdota siempre arranca una sonrisa. ¿Cuáles son las características de una anécdota? En este caso, el toque comiteco es muy importante. Muchas anécdotas tienen que ser explicadas corporalmente, a veces, difíciles de escribir o grabar porque hay que gesticular mucho. Generalmente, no se ha escuchado, no es trillado. ¿Qué papel juega la anécdota comiteca en nuestro carácter? Debería jugar un papel muy importante. Precisamente hoy estaba escuchando en la radio IMER, que se está dando mucha difusión para que venga el turista, para que nos escuche hablar de vos. Desgraciadamente, ya no hay mucha gente a la que se le escuche hablar de vos, muy contados. Pienso, que si le damos un poquito de proyección a la anécdota comiteca, pues podríamos enriquecer la manera de hablar, nuestras costumbres, que también se están perdiendo. Nosotros hemos puesto nuestro granito de arena para rescatar algo. Precisamente cuando cumplió 83 años el profesor Óscar Bonifaz, me hicieron el favor de invitar para contar la anécdota comiteca. ¿Es importante el rescate de ellas? No hay que dejar que nos quiten nuestra identidad ya sea en lenguas, costumbres, leyendas; hay que defenderla siempre. Hay muchas anécdotas, muchos chistes, pero todo esto que se está haciendo es como una forma de rescatar nuestras tradiciones. El cadejo, el Sombrerón, el nahual, el Cajchoj, son leyendas que ya se están perdiendo. Uno puedo pensar, bueno, ¿a mí que me interesa la leyenda del cadejo, del Sombrerón? ¿Qué me interesan las lenguas de los medios indígenas? Eso no se debe perder, porque es nuestra identidad. Nosotros empezamos a romper nuestras casas de teja, ahí empezamos a desbaratar nuestra identidad estructuralmente y le quitaron un pedazo de teja y le pusieron una plasta por fachada. Yo siempre he abogado y siempre lo he defendido, y siempre he hablado de vos en donde yo esté y con quien esté. Es un granito de arena. Entre anécdota y chiste que platica don Pepe, que son de todas las épocas, se va adentrando, emocionando y se pica contando. Don Pepe sabe que no hay que sustraerse de los avances tecnológicos, pero -reitera- la importancia de rescatar la identidad comiteca, la importancia de reírse y disfrutar de las ocurrencias comitecas, que no hacen daño a nadie, al contrario, liberan el alma.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Plaza Las Flores - Local 34 Servicio a domicilio: Tel.: 108-90-44

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Se cuenta una anécdota muy importante de mi tío Esteban. Era novio de una muchacha, en ese tiempo, de alta alcurnia; creo que era hija de un gobernador y como él era de clase baja, este gobernador no quería que fuera novio de su hija. La muchacha sí le correspondía a mi tío pero se la llevaron a vivir a otro lado y él se entristeció mucho porque se llevaron el gran amor de su vida y ahí fue donde él compuso una canción que se llama “No debió de morir”. Cuentan que esta muchacha se murió de tristeza, aunada a una enfermedad que tenía que era tuberculosis. Esa canción ha dado la vuelta al mundo. Hubo un concurso de marimbas aquí, enfrente de la Casa de la Cultura y vinieron marimbas de diferentes lados, de Teopisca, Tapachula, Oaxaca. No fue una competencia sino un festival. Un señor de Teopisca que era amigo de mi suegro, me dice: -¿Cómo estás mi hermano? -¡Qué pasó, mi profe! ¿Cómo está? Le dije yo. Fijate que yo estoy perfectamente bien de salud, lo único que me falla es la audición, mira aquí tengo un mi aparatito. -¿Y qué? Vas a ver que los domingos religiosamente yo juego mi chicol, y ahí estaba yo entretenido jugando cuando un amigo me hace una seña: ‘te quiero hablar’, yo me molesté, la verdad me molesté, estaba yo entrado con mi barajita pero lo llamé: ‘vení’, y se me acerca y me dice en el oído malo: ‘prestame cien pesos’ y le dije ‘¡no te oigo!, mejor hablame en este otro’, y me dice ‘prestame quinientos pesos’ y le contesté: ‘mejor hablame en el de a cien’. Aquí había un señor que le decían El Peto, era como el Rich, como el Deley, como el Mocoso. El Peto era muy querido por todos. Dicen que una vez estaba tirado, tomaba trago, a media banqueta, y pasa una muchacha y le dice -Adiós, botoncito de rosa- le responde la muchacha –Ay, Peto abusivo, borracho- y contesta El Peto, -Botoncito mi bragueta sos pue’ entonces.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

A Doña Lolita Albores yo la traté mucho tiempo, además de que fue amiga durante mucho tiempo de la abuela de mi esposa y a cada fiesta que llegábamos nosotros ella ya estaba en primera fila. A mí me gustaba mucho sentarme cerca de ella, porque era una señora que tenía una gran capacidad mental y una gracia infinita para platicar sus cuentos. Muy simpática. Decía doña Lolita que había una madre soltera, que trabajaba durísimo para sacar adelante a su hijita. Antes la medicina estaba muy atrasada y había una medicina casera que se llamaba “el confortante” y se componía de semitas grandes, muy sabrosas, las partían por en medio, hacían un huevo en torta, le ponían aceite de oliva como un sándwich, y aceite de oliva en la panza de la que le dolía y le amarraban el confortante. La señora lo amarró rápido y siguió trabajando, se olvidó y al otro día dice- ¿Cómo te sentís hijita? y responde la hijita –Me duele mucho el huevo -¿Qué cosa ‘tas diciendo? ¿Qué cosa te duele? – Me duele mucho el huevo. –Hay esto es cosa del demonio, que venga el padre. –Hay padrecito, mire usted qué está diciendo esta malcriada -¿Qué ‘tas diciendo hijita? –Me duele mucho el huevo –Ay, madre santísima, ¿Cómo vas a tener vos esas cosas? ¿Qué es lo que te duele? -El huevo que me pusieron antier ya ‘ta todo tieso. Aquí había un pintor que se llamaba José Heraldo. Era muy simpático y le dice una muchacha en ese tiempo - Oí vos, Pepe, ¿no me querés pintar mi casa? –Sí, cómo no, cómo no, - Vonós a verlo, pue’. Y Pepe empieza a ver aquella casa ¿Con escalera o sin escalera? – ¡Qué burro sos!, ni modo que te subás al aire, ¡con escalera! –No, yo te pregunto ¿tú la das? ¿O Yo? -Pues vos la vas a dar, yo no tengo escalera -¿Con pintura o sin pintura? –Come tu cebo, vos, decime cuánto va a ser, ¡yo te voy a dar la pintura –Ahí está. Te voy a dar la pintura y yo voy a dar la escalera– Y Pepe se pone a medir con un lápiz, pero así, al ojo de buen cubero, y le dice a la muchacha: Mirá, te voy a cobrar 8000 pesos, lo menos 1500.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Invitado de honor: Luis Pano Fuentes. Alumno del tercer grado de secundaria que anhela dedicarse por completo a la música. Nació en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pero desde la edad de dos años radica en Comitán. Luis es un talentoso cantautor. Esa tarde platicó de su proceso de creación y corroboró la idea de que es un joven talentoso que ya tiene trazada una ruta de luz. Con trabajo y pasión cincela un brillante porvenir. En la foto: Paty, Luis y Genaro. Crónicas de Adobe también se escucha por Internet: www.imer.gob.mx Los martes, de 3 a 4 de la tarde, hora del Centro de México.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

A propósito de la entrevista del número anterior, Roberto Hall nos envió esta fotografía. En ella se ve a don Juan Alvarado, agricultor orgánico, del Ejido El Triunfo, ganador del Premio Jitomate de Oro - 2008 - Chiapas.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

Comitán, ciudad que habla de vos


DIEZ - REVISTA DIGITAL– La revista que habla de vos.

EN NUESTRO PRÓXIMO NÚMERO

Comitán, ciudad que habla de vos

REVISTA DIEZ - NÚMERO 122  

La actualidad de la ciudad de Comitán de Domínguez, Chiapas.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you