Page 1

154 25 de noviembre de 2012. Comitán de Domínguez, Chiapas

“Chinculguajes comitecos” Entrevista con:

Editor responsable: Alejandro Molinari Arenilla

Mujer Arena Héctor Cortés Mandujano Casa de citas: La vida es como agua hirviendo Corredores

Las DIEZ del Desfile

María de Jesús Vázquez Espinoza Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez


2

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

Diez, una revista seductora e inteligente. Nos da gusto que no te conformés con cualquier lectura.

CONTENIDO

Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre.

6.- EDITORIAL

38.- SITIO

7.- ZAGUÁN

Entrevista con: María de Jesús Vázquez Espinoza.

“Mujer Arena”

28.- CORREDORES

44.- ACTUALIDADES

11.- PATIO Casa de citas: “La vida es como agua hirviendo”.

46.- MOJOL

Autor: Héctor Cortés Mandujano

48.- EN NUESTRO PRÓXIMO NÚMERO

21.- BALCONES Fotos de la quincena

Entrevista con: Neri Salvador Cancino

Editor responsable: Alejandro Molinari alejandromolinaritorres@gmail.com

Comitán, ciudad que habla de vos


Comitรกn, ciudad que habla de vos


DIARIO DE COMITรN

Comitรกn, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

Comitรกn, ciudad que habla de vos

2


6

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

L A I ITOR

ED

Comitán

Comitán es un pueblo rico en tradiciones y costumbres. Su clima, su gente, su voseo, su peculiar sentido del humor, lo hace un pueblo único. Es importante el rescate y el mantenimiento de la identidad comiteca. Es importante acunar en nuestro pecho, con orgullo, cada palabra que hace más fuerte cada una de nuestras raíces, cada acto que imprime luz a esta tierra. En el libro La Loca de la Casa, Rosa Montero dice: “Porque no creo sólo en la elocuencia de las palabras, sino también en la de ciertos actos; y tengo la sensación de que los comportamientos decentes, aunque sean anónimos y pasen casi inadvertidos, construyen las paredes de nuestro mundo. Sin esos actos bellos, actos justos, actos buenos, la existencia sería insoportable”.

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

N Á U AG

Z

7

Mujer Arena Arenilla

A veces divido el mundo en dos. Ayer lo dividí en: mujeres que son como el vuelo de enero y mujeres que son como arena de otoño. La mujer arena de otoño se moja los pies en verano. Estira los brazos alrededor del cuello de su amado como si el agua fuese un parasol en bulevar. Su línea del horizonte es como un tronco para el descanso de las gaviotas. Por esto, para ella, la navidad es la predicción que toca la puerta del deseo. No hay vida en medio de las cortinas, la vida está en la mano que la corre para ver la calle; la vida está en el cabello que se desvanece sobre la ventana que nunca alberga grietas. Cuando sus amados son inexpertos o son como la baba de perico, ella se escurre entre los dedos. Es necesario que un amado experto la seduzca, que le llene el círculo del aire. Esto es así porque su naturaleza es como un buqué de nomeolvides. Nunca confunde la pared con el mueble donde sueñan las piedras. El tono favorito de sus muros es aquél donde el fuego pinta un ramo de nubes. Cuando duda entre el reloj de arena y el solar, el rayo despeja el dilema. No cree en Dioses ni en misterios, sabe que la piedra es la sustancia estelar que nombra al hombre, que lo convierte en carretera para el tren de Dios, para el barco de la esperanza y del consuelo. Cuando su amado la invita a salir, ella toma el bolso de cuero y la cámara de video. El bolso le sirve para llenarlo con piedritas que levanta del suelo y el video le sirve para registrar los instantes en que el hombre se inclina para levantar las piedras del suelo. Este acto indigno le recuerda que el hombre no es más que una escalera que se dobla en el peldaño de en medio. Le gusta la luz de neón. Por esto camina en calles llenas de anuncios. Le falta conocer el espectacular lleno de luces que anuncie el fin del mundo y venda boletos para las primeras filas.

Comitán, ciudad que habla de vos


8

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

N Á U ZAG Le gusta tanto la luz de neón que, en su recámara, tiene un Cristo con luces rojas y blancas. Más de dos de sus amantes han sido sacerdotes; éstos, errantes, creyeron y juraron estar ante la segunda venida del hijo de Dios. ¡Oh, apóstatas! ¡Oh, hijos del rebaño sagrado! ¡Oh, pederastas irredentos! Oh, hijos del averno, inclinaos ante su madre, la mujer arena de otoño, porque ella les recuerda que polvo somos y al polvo volveremos. Si le dan a elegir entre el vuelo y la puerta cerrada, ella decide por la lluvia en madrugada. Cuando camina imagina que camina en un valle lleno de nieve, resbala, esquía, sueña. Sueña que los árboles están sin hojas, que el frío le construye un muro en la esquina izquierda de su pecho; sueña, sueña con charcos y con cristales llenos de polvo de oro blanco. Su hora favorita es aquélla donde el tiempo se detiene frente a las vidrieras de los grandes almacenes, la hora en que la madre toma a su hijo de la mano, la hora en que el anciano eleva la vista y a su Dios pide clemencia, la hora en que su amado intenta descubrir el laberinto del secreto. Su sueño favorito es aquél donde el hombre se cruza de brazos y deja que Dios eleve la plegaria de la enredadera. A veces divido el mundo en dos. Mañana lo dividiré en: mujeres que son como hojas en invierno y mujeres que son como fantasmas en la puerta del misterio.

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

2


10

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

Comitรกn, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T A P

11

Casa de Citas

Héctor Cortés Mandujano La vida es como el agua hirviendo La vejez no es una batalla; la vejez es una masacre Philip Roth, en Elegía

Leo Degustación (UNAM, 1993), una amplia selección de textos poéticos de Michel Butor (autor fundamental de la corriente francesa conocida como Nouveau Roman). Una de sus frases, (p. 138) “este seno que palpita bajo la corbata”, me hace imaginar y escribir en la última página del libro (los libros que leo son también mis carpetas de apuntes) un cuento breve: HOMBRE ELEGANTE Me acarició en la mañana. Sus dedos perfumados me tocaron con suavidad. También trató con delicadeza a mi hermano inferior y a los pequeños que nos acompañan. Sonrió con satisfacción al ver sus “zapatos favoritos”. Así los llama. Hizo llamadas y su voz sonaba melosa, fingida; su corazón daba tamborazos en el pecho, tuvo una erección dilatada. Nos estrechó contra ella (un perfume suave, estimulante) cuando la besó primero como el caballero que finge ser, luego como el perro que es. Nos lanzó sin consideración al piso. Casi todos me cayeron encima, mientras él, desnudo, sobre la cama, sobra la mujer desnuda, respiraba con agitación, gruñía frases ininteligibles, parecía en estertores. Después, como si tal cosa, nos recogió y nos fue poniendo encima de su cuerpo, como lo que somos: la ropa elegante que usa para conquistar mujeres. *** En las historias que escribe Elena Garro, son recurrentes las mujeres extrañas que aparecen y desaparecen, y también la madre y la hija que parecen huir de algo (casi siempre de un marido al que

Comitán, ciudad que habla de vos


12

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T A P

Casa de Citas

poco aluden directamente). En Busca mi esquela y Primer amor (Ediciones Castillo, 1996) repite la fórmula que, por tratarse de una narradora excepcional, parece tomar nuevos aires. En Busca mi esquela Miguel se enamora de una muchacha bizarra, quien dice llamarse Irene y quien lo meterá a un mundo donde casi sólo hay preguntas sin respuesta. En uno de sus encuentros, él toma con el coche un camino vecinal. Se hallan ante un auto descompuesto, con un viejo al lado. Lo ayudan, pese al miedo que parece tenerles el anciano (p. 39): “Es terrible que los jóvenes produjeran ese terror. Miguel se sintió halagado: el viejo la había tomado por un joven, a él, casado, con hijos y que acababa de cumplir treinta y dos años”. Hace mucho (hace media vida mía), cuando mis sobrinos David y Daniel tenían ocho o nueve años, creo que Danny me preguntó: —Tío, ¿por qué hablas como joven? —Porque soy joven. Se vieron entre sí. —¿Joven? ¿Cuántos años tienes? —25. Comenzaron a reírse. —¿Joven? ¿25 años? ¡Eres un viejito! La juventud, es evidente, tiene un rango de relatividad muy amplio. *** Elegía (Mondadori, 2006), de Philip Roth, es la historia de un hombre al que la búsqueda del placer sexual va quitándole posibilidades de ser feliz; con tres matrimonios desastrosos y muchas aventuras extramaritales, con dos hijos que lo odian y una que lo ama, pasa su vejez solo con los recuerdos, su presente y su muerte, que constituyen el centro de la narración. En algún momento de su vida da clases de pintura y hace dos

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T A P

13

Casa de Citas

apuntes importantes (p. 73): “Los aficionados buscan inspiración; los demás nos levantamos y nos ponemos a trabajar”, y a sus alumnos “les decía que no debían preocuparse por el parecido con el modelo: 'Interpretadlo —les decía—. Esto es un acto creativo' ”. ¿Por qué no pudo vivir casado? P. 103: “El hombre pierde la pasión en el matrimonio y no puede vivir sin ella. La mujer es pragmática. La mujer es realista. Sí, la pasión ha desaparecido, ella es mayor y distinta a la que era, pero le basta con tener el afecto físico, tan sólo estar con él en la cama, los dos abrazados. El afecto físico, la ternura, la camaradería, la intimidad… Pero él no puede aceptarlo, porque es un hombre incapaz de vivir sin la pasión”. *** El poeta y gran narrador colombiano Álvaro Mutis estuvo encarcelado en Lecumberri durante 15 meses (fue liberado el 22 de diciembre de 1959); Elena Poniatowska lo visitaba y a partir de sus visitas y de las cartas que él le enviaba publicó Cartas de Álvaro Mutis a Elena Poniatowska (Alfaguara, 1998). Mutis llegó a México en 1956 y pronto se volvió habitual de los grandes salones y las fiestas de gran dispendio. Dice Elena en el prólogo (p. 13): “Lo único que sirven los meseros es caviar y champaña, todo para que la guapa Meche Azcárate le diga a las cinco de la mañana a la anfitriona: 'Luz, qué rico estaba tu tepache' ”. Por la anécdota de Luis Buñuel, que cuenta Poniatowska, parece que los ratones son amantes extraordinarios. A este genio del cine llamó la atención las huellas de ratas en el campo deportivo (del penal) y se puso en cuclillas para analizarlas. Los demás le imitaron (p. 32): “Buñuel explicó que no hay que matar al macho porque puede traer detrás a trescientas hembras y así se exterminan a sus seguidoras de un jalón”. En las cartas Mutis habla mucho de literatura y del hecho de estar encerrado, pero el apunte que más me llamó la atención fue éste (p. 107): “¿Por qué, a propósito, están tan llenos los mexicanos de esas fórmulas cursis y pasadas de moda y que sólo en el Manual de urbanidad de Carreño subsisten? Eso de 'En la casa de Usted', 'Con el perdón de Usted', 'Provecho', '¿Usted gusta?'… etc. Sabes que es el único país de habla española

Comitán, ciudad que habla de vos


14

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T A P

Casa de Citas

que usa tales esperpentos idiomáticos y yo me trabo todo y cuando alguien estornuda le digo 'Provecho de Usted' y si alguien está comiendo le digo 'Salud' y siempre temo salirle a alguien con algo como 'Estaba yo en mi casa con la esposa de Usted…' ” *** Leo divertido, encantado, maravillado, la espléndida Yo también me llamo Vincent (Coneculta‐ Chiapas, 2012), reciente nueva novela de mi amigo Alejandro Molinari. Me parece que la breve novela da en el blanco con la estructura multiforme donde confluyen los meandros de muchos ríos que hacen este mar de historias, acierta en el equilibrio de comedia y drama, y examina el alma humana con eficacia e intensidad. El narrador principal de esta polifónica historia, quien llevaba seis meses sin trabajar, viaja del Distrito Federal a Comitán (p. 15): “El mensaje de mi prima sugería la posibilidad de tener trabajo en algo sencillo: ¡personaje de una novela! ¿Personaje de novela? ¿Es broma? Alicia dijo que no, don Eusebio, un viejo escritor comiteco, era un tipo excéntrico que pagaba bien, aunque el trabajo tenía su riesgo…” Don Eusebio lo contrata como personaje de Ciento un años de soledad y, después de su renuncia, conoce al Vincent del título, cuya historia, contada en distintos momentos, de principio a fin, está llena de abusos, tristeza, desesperanza (p. 19): “Don Eusebio obligó a Vincent a suicidarse y lo mató en el papel y en la vida real. Quisiera pensar que el viejo no tuvo conciencia del acto porque él no hace diferencia entre uno y otro mundos”. Los comitecos son buenos para los apodos y aquí hay una muestra (p. 39): “Don Tacuatz redactó un directorio telefónico usando solamente los apodos: en la E, por ejemplo, apareció el Ancolín y el Besugo (le dicen así por oler a pescado y ser trompudo); en la L apareció la Anafre (que le dicen así porque todo el día anda caliente), entre otros”. Una de las virtudes de la novela, aparte de las anotadas, es que, sin perder el hilo de la historia, se mueve hacia muchos lados (p. 66): “El árbol de tenocté es una especie endémica de la región. Hay una historia muy bonita de los años sesenta que cuenta que cuando el árbol floreaba las muchachas

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T A P

15

Casa de Citas

del pueblo preparaban su maleta para huir con el novio. Esto era así porque el árbol de tenocté floreaba en el inicio de la primavera. Ahora, dicen los pobladores, con el calentamiento global el calentamiento del árbol y de las muchachas es permanente, el árbol florea dos o tres veces al año y las muchachas se escapan a cualquier hora del día”. Disfruté mucho al leer esta nueva invención de Alejandro Molinari (de cuyas páginas extraje el título de esta columna) y te invito lector, lectora, a hacer lo mismo. *** Yonqui (Anagrama, 1997; publicada originalmente en 1953), de William S. Burroughs, es una crónica pormenorizada de cómo el autor se convirtió en drogadicto y traficante de drogas en su natal EUA, y de cómo, cuando estaban a punto de detenerlo, vino a México donde la droga es más fácil de conseguir y las autoridades son menos estrictas. El término yonqui, dice en un pie de cita el traductor, viene del inglés junk (p. 20) “es decir, producto destinado a pincharse, fundamentalmente opiáceo”. Como ya hablé de su vida y obra en otras columnas (las titulé Beat, como se conoce al movimiento que encabezó junto con Keroauc y Ginsberg), sólo insistiré en lo mucho que se puede aprender, de su experiencia, sobre el daño que hacen las drogas. De hecho, hasta podemos reconocer a un drogadicto con sólo fijarnos un poco (p. 61): “Hay un gesto que delata a un yonqui, igual que el movimiento de aleteo de las manos descubre al marica: al levantar el antebrazo extiende la mano con los dedos rígidos y la palma hacia arriba”. Cuando Burroughs vino a nuestro país quedó muy complacido, porque (p. 169) “en México tus deseos se hacen realidad como por arte de encantamiento”. Su primera surtidora fue Lupita, una mujer sin problemas con la ley (p. 171): “Lupita soborna para operar abiertamente, como si tuviese una tienda de ultramarinos. No tiene que preocuparse de los chivatos, porque hasta el último policía del Distrito Federal sabe que vende droga”. Uno de los problemas en su país eran las recetas médicas, pero (p. 174) “en ciudad de México hay tantos médicos, que muchos de ellos no sacan ni para comer. Conozco unos cuantos que se

Comitán, ciudad que habla de vos


16

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T A P

Casa de Citas

morirían de hambre si no vendieran recetas de morfina”. El libro tiene, por supuesto, muchos méritos literarios. Si no mal recuerdo, hasta Vargas Llosa recomienda su lectura en su famoso Cartas a un joven novelista.

*** Por varias razones personales y alguna de este diario (básicamente presupuestal, me dicen), esta, la número 130, será la última Casa de citas que publique en Noticias, voz e imagen de Chiapas. Agradezco el espacio y las atenciones. Como escribo por adelantado, las tres Casas… que ya tengo listas aparecerán en los blogs y medios electrónicos que regularmente las reproducen. Gracias por acompañarme, lector, lectora. Recibe mi abrazo fraternal.

Contactos: hectorcortesm@hotmail.com

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

Comitรกn, ciudad que habla de vos

2


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

Comitรกn, ciudad que habla de vos

2


z e d

2 5 aテアos

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

i t Fテ。

a m

n テゥ M

compartiendo

HISTORIAS

XV Aテ前S

BODAS VIDEOS CULTURA

FOTOS

Revista Digital

facebook.com/hoyencomitan twitter.com/hoyencomitan

BB PIN: 260B5A67 Tel. Cel. 963 23 6 50 50


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

BA

S E N LCO

21

Fotos de la quincena

¿Micheladas a un costado del DIF? ¿Para un buen desarrollo de la familia?

Comitán, ciudad que habla de vos


22

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

S E N O ALC

B

¡Cómo no compré más chinculguajes! Éste es el último que me queda.

Es servicio especial para quienes viven en el infierno.

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

23

S E N O BALC

Sí mi´ja, pero no de agua ¡apúrele!

¿De verdad encontraron otro pozo petrolero?

No, no, ¡debo contenerme! Mami me dijo que soy chupamirto, no chupa árnica.

Comitán, ciudad que habla de vos


24

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

S E N O ALC

B

¡Al parque de San Sebas! Ya ni levantés tu cabeza que ya casi llegamos.

!Aquí no hay nada que ver!

¿A dónde vamos? ¿Ya casi llegamos mami?

Chin, otro embotellamiento. Siempre es lo mismo, ¡un tráfico de perros!

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

25

S E N LCO

BA

¿No deberías echar una manita?

Ya lo hice, voté a favor de la reforma laboral

Me doblo, pero no me quiebro.

Comitán, ciudad que habla de vos


20

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

Comitรกn, ciudad que habla de vos


28

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

R R O C

S E R EDO

Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre

¿Y aquélla que está con minifalda es la Rosa?

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

29

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R R O

C

¿Ya viste? Te dije que Jorge vendría a vernos.

Comitán, ciudad que habla de vos


30

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R OR

C

Chicas de la Universidad Mariano N. Ruiz, siempre de DIEZ.

Comitรกn, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

31

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R R O

C

Este 20 de noviembre no hubo ley seca, por eso esta copa anda campante a media calle.

Comitรกn, ciudad que habla de vos


32

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R R O

C

Los organizadores proveyeron sanitarios.

Comitรกn, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

33

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R R O

C

Y este güey, como siempre, ya me dejó plantada.

Comitán, ciudad que habla de vos


34

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R R O

C

No le digan a La Adelita que ando acรก.

Comitรกn, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

35

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R R O

C

Y mientras me voy a la Revoluci贸n usted no salga a la calle, 驴oy贸?

Comit谩n, ciudad que habla de vos


36

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R R O

C

Zapata Vive, claro que sí.

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

37

S E R O D Las DIEZ del Desfile del 20 de noviembre E R R O

C

Y no traje el kujchil.

Comitรกn, ciudad que habla de vos


38

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T SI

Entrevista con: Entrevista con: María de Jesús Vázquez Espinoza Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez

“Chinculguajes Comitecos” Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

39

O I T SI María de Jesús Vázquez Espinosa es una mujer trabajadora. Cocina y vende tamales en el mercado Primero de Mayo, en esta ciudad; pero mucha gente la busca por su especialidad: Chinculguajes. Antes de llegar a su puesto, puede escucharse la voz suave, amable y dinámica de doña Chusita al atender a sus clientes, ese ritmo en su voz envuelve, brinda confianza. Lleva vendiendo alrededor de cuarenta años. Al respecto, responde las siguientes preguntas: ¿Desde cuándo vende en el mercado Primero de Mayo? Bajita la mano ya llevo unos cuarenta años. Nada más que primero vendía yo pozol de cacao y blanco. Empecé con los chinculguajes hace 35 años y con los tamales hace 18. ¿Siempre le ha gustado cocinar? Toda la vida. Le diré que la pobreza nos hace ponernos vivos. Mi esposo es muy bueno, hemos estado juntos 46 años y ni una hebra de pelo me ha tocado; nada más que la enfermedad nos ha llevado a la pobreza, ¡pero no le hace! Diosito es lindo; comen las hormigas ¡cuánto más nosotros! Por eso nos pusimos a trabajar, a vender. Antes hacía yo jocoatol, atole de granillo; después comencé a vender en aquel mercado de Jesusito, pero no tenía un lugar por separado, era donde me dieran un mi rinconcito. Ahí comencé a vender bolones de pozol en hojas de guineo, de plátano, ¡ah! ahorita acababan mis bolas de pozol. Ya en este mercado, cuando lo remodelaron salimos afuera, ahí acababan mis canastones de pozol. De ahí mucha gente empezó a vender pozol, ¡como es más fácil para hacerlo! Ya fue q u e me ca mb i é mej o r y me p u s e a ven d er chinculguajes y tamalitos. Le digo que la pobreza es la que nos ha venido arrastrando a trabajar. ¿Dónde aprendió hacer los chinculguajes? Desde antes lo hacían las viejitas en comal de tierra, palmeadito, sin tortearlo en ninguna parte, solo con

Comitán, ciudad que habla de vos


40

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T SI las manos. ¡Alma bendita! la mamá de mi esposo lo hacía y yo miraba cómo. Hacía su bolita de masa, su frijolito, lo fui viendo y aprendiendo. La idea que yo agarré de freír muy bien los frijolitos, molerlos, ponerle su cilantro, le dio otro sabor. Le doro su chile crespo ¡Salen más ricos! Nada más que para vender se gasta más y se gana menos. Pero con chile y sin chile a la gente le ha gustado bastante. Antes vendía yo en una escuela en Quijá. Los hacía lo más sabrosito que se pudiera, desde entonces, son un éxito porque todo mundo me compra. Allá donde vivimos, no le miento, es una de las últimas casitas, nos llegan a buscar, lo encargan para novenas, cumpleaños, para convivios, ¡Para todo! ¿Es originaria de Quijá? No. Nací en las Siete Esquinas. Más tarde mis papás se separaron y mi mamá encontró su nueva pareja y se casó; se fue para Quijá, allá me llevó de seis años. Ahí conocí a mi esposo. Siempre me ha gustado vender, ¡Bendito Dios, todo me ha funcionado! Lo que hago es luchar y luchar. Saqué a mis hijas adelante y les enseñé a trabajar. Si les dice a mi hijas, ¡ahorita le preparan una tanda de chinculguajes!

¿Sus clientes reconocen el sabor de los chinculguajes de doña Chusita? Sí. Es que tiene su chiste para que salgan suavecitos; muchos dicen que depende de la mano. Hay muchos que hacen chinculguajes y les preguntan si son los mismos que se venden aquí y les dicen que sí. La verdad el negocio es libre, Dios quiere y ayuda a todos, pero hay que decir la verdad. Así ofrezcan en todo el mundo, no me da pena. Si quieren ver para creer que prueben aquí. Aquí le ponemos su salsita bien rica y les ha gustado mucho. Me han dicho que estos chinculguajes se han ido hasta Celaya, a México, a varias partes. Para que los lleven, los vamos preparando y tendiendo en una servilleta en la mesa, poco a poco se van enfriando, empacamos y ¡huy! llegan al fin del mundo. ¿Cómo los preparan? Por ejemplo, si mañana vamos a vender chinculguajes hoy molemos la masa y la dejamos en el refri. La masa amanece como si se acabara de moler. Así le vamos haciendo para no atrasarnos. Los chinculguajes no se pueden dar fríos, ni se pueden recalentar, también los tamales. Los tamales, si

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

41

O I T SI los hicimos ayer en la tarde, quedan encaramados en el fuego, al levantarnos le ponemos más fuego, se terminan de cocer y ya vienen calientitos. Busco la manera de que todo salga bien. Quiere gracia. Hay que buscar la forma de que gane el que va a vender como el que va a comprar; el que va a comprar le cuesta ganar su paguita y el que va a vender también. Es bonito. Trabajar es bueno. Gracias a Dios mis hijas corren, vuelan, madrugan. ¿Todo lo que cocina lo hace en el fogón? Sí, en el fogón, el fuego de leña. Muchos años hemos cocinado así. Que hay estufa, hay carbón, pero por suerte o desgracia tiene más potencia el fuego de leña. Le da otro sabor. La salsa que traigo lo pelean, que porque tiene otro sabor. Yo les digo que nada más lo arrimo, lo cuezo en olla de tierra en el fuego, se le dora su chile seco ¡y con eso! ¿Parte del gusto de sus clientes se debe al servicio y la amabilidad con que los trata? Así es. Toda mi vida he sido así. No sé si tenga problemas o no, eso queda encerrado o guardado, pero al venir aquí necesitamos poner otra cara. Comemos gracias a los que nos compran y entonces de ahí viene que el que va a comprar también se fije dónde y para vender debe uno atender bien al cliente, sea quien sea. Así les he enseñado a mis hijas, que sean amables con la gente y a hacer lo que hacemos lo más aseado posible, porque una cosa es ser pobre y otra ser cochino. Eso cuenta mucho. Cuando nos enfermamos hacemos pausa, avisamos que no vamos a venir, luego nos regañan si no avisamos porque nos están esperando, pero gracias a Dios todo sale bien. ¿Está contenta con lo que hace? Mucho. ¡Ay!, viera'ste en la casa, es la última, casi en el monte, pero hay domingos que llega gente

Comitán, ciudad que habla de vos


42

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

O I T SI de aquí de la ciudad 'cómo está usted, venimos a verla', y al rato otros 'doña Chusita, qué milagro que la encuentro' y llega otro carro, luego llegan mis compadres. Es un carrerío en la calle de todos los que nos llegan a visitar. La casa es humilde, la cocina pues es puro humo porque ahí trabajamos, el que llegue no va a encontrar pisos de azulejo ni paredes brillosas, pero hay qué comer, qué beber, qué mirar. Preparo comida, comemos elote asado, hervido, ¡como quieran! Somos pobres. No somos ricos. Somos gente humilde, pero nos gusta apreciar a la gente. Así hemos sido, donde quiera y con cualquiera. En mi cumpleaños haga usted de cuenta que invité gente, o que hago planes para hacer una gran fiesta; si no hago nada, el que tenga voluntad. Hago la comida para el que quiera llegar; cuando vengo a ver ¡ya está llena la casa! La gente dirá 'aquí hay baile, hay fiesta, hay trago'. Pero no, con trago y sin trago se pasa igual. Antes me gustaba tomar cervecitas, ahora no mucho, sí convivo normal, con una cervecita. Pero con cerveza y sin cerveza soy feliz. Sí estoy contenta con lo que hago. Ya me van operando los dos ojos, ya me operaron la vesícula, pero ahí estamos, hasta que meramente Dios diga: Aquí nomás. ¿Quién no ha probado un chinculguaj suave y calientito? Las manos de doña Chusita se han vuelto expertas en la elaboración de este antojito comiteco. Junto a su hija María del Tránsito Álvarez Vázquez, disfruta de la vida, de la alegría. A pesar de que ahora doña María de Jesús se siente más agotada que antes, no deja de vérsele ese brillo especial en sus ojos, esa sonrisa tierna que comparte un agradable sabor de experiencia y armonía hacia lo que la rodea.

Comitán, ciudad que habla de vos


z e d

2 5 años

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

i t Fá

a m

n é M

compartiendo

HISTORIAS

XV AÑOS

BODAS VIDEOS CULTURA

FOTOS

Revista Digital

facebook.com/hoyencomitan

BB PIN: 260B5A67

Tel. Cel. 963 23 6 50 50 Comitán, ciudad que habla de vos twitter.com/hoyencomitan


44

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

S E D A D I L A U

24 ANIVERSARIO DE RADIO IMER

ACT

El Lic. Luis Ignacio Avendaño Bermúdez, Presidente Municipal Constitucional de Comitán de Domínguez, se une al grupo de ejecutantes en el vigésimo cuarto aniversario de IMER, radio Comitán. 17 de noviembre de 2012.

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

45

S Crónicas de Adobe E D A D I L A U

ACT

Programa del 20 de noviembre de 2012. Invitado de honor: Francisco Morales López. Platicó acerca de su llegada a Comitán y su gusto por la música. En la fotografía: Rocío, Paty, Paco y Julio. ******** Crónicas de Adobe también se escucha por Internet www.imer.gob.mx Martes, de 3 a 4 de la tarde.

Comitán, ciudad que habla de vos


46

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

L O J MO ¿Otra vez jugando piedra, papel o tijera?

Repartiendo Kujchil, la gaceta oficial de la Dirección de Cultura, del Honorable Ayuntamiento Constitucional de Comitán 2012-2015.

Comitán, ciudad que habla de vos


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.


48

REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

En nuestro próximo número

Entrevista con: Dr. Neri Salvador

Cancino Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez.

Comitán, ciudad que habla de vos

REVISTA DIEZ - NÚMERO 154  

La actualidad de la ciudad de Comitán de Domínguez, Chiapas.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you