Issuu on Google+

211 29 de diciembre de 2013. Comitán de Domínguez, Chiapas Editor responsable: Alejandro Molinari

LECTURA DE UNA FOTOGRAFÍA DONDE SE VE CÓMO TODO OBJETO ES COMO UNA LIGA

Entrevista con

María Girasol Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez


CONTENIDO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

5.- EDITORIAL

10.- ZAGUÁN LECTURA DE UNA FOTOGRAFÍA DONDE SE VE CÓMO TODO OBJETO ES COMO UNA LIGA

Arenilla

12.- PATIO DEMENCIA DIGIT@L David Tovilla

18.- BALCONES Las fotografías de la quincena

23.- SITIO Entrevista con María Girasol

28.- MOJOL Editor responsable: Alejandro Molinari alejandromolinaritorres@gmail.com

2


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

Comitรกn, ciudad que habla de vos

2


EDITORIAL

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

A punto de terminar el año, es costumbre hacer un recuento de lo realizado. ¿Qué esfuerzos se hicieron en el año 2013 y qué logros se obtuvieron? Después de esa valoración, se impone la relación de propósitos para el próximo año. ¿Qué expectativas debemos cubrir para ser mejores cada vez? En la DIEZ entregamos buenas cuentas a nuestros lectores. Hicimos nuestro mejor esfuerzo para llevarles un poco de lo mucho que tiene Comitán. En cada número presentamos entrevistas con las mujeres y los hombres que transforman este pueblo, para bien. ¿Qué propósitos nos hacemos para el 2014? No más que la promesa de continuar en el mismo camino: dar lo mejor de nosotros para que ustedes nos entreguen ¡lo mejor! Deseamos que su tiempo, su tolerancia y su complicidad estén de nuestro lado. ¡Feliz veinte catorce!

Comitán, ciudad que habla de vos

5


DIARIO DE COMITÁN


Hacemos lo ordinario de manera extraordinaria Prolongaci贸n de la 5陋 Av. Oriente Sur s/n. La Primavera. Barrio Los Sabinos. Tel 6326661


ZAGUÁN

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

LECTURA DE UNA FOTOGRAFÍA DONDE

SE VE CÓMO TODO OBJETO ES COMO UNA LIGA Arenilla

10


ZAGUÁN

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

13

Es una esquina. Una esquina cualquiera. Una mañana, el dueño de la casa de la esquina llamó a un albañil y mandó a construir estos dos pilares enanos. Pilares que no tienen más función que la de contener el avance de un automóvil. Todo mundo sabe que en las esquinas los carros se atarantan y, a veces, en lugar de seguir sobre la carretera, van a estamparse en las casas. Las esquinas son atarantadoras, por esto, las prostitutas buscan las esquinas. El albañil cumplió con comedimiento, proveyó la cantidad exacta de varilla, de cemento, de arena y de agua y, más temprano que tarde, dejó listos a los dos pilares enanos. El dueño de la casa salió y, como los pilares ya estaban secos, pasó sus manos sobre éstos, los golpeó, como probando su solidez y metió la mano en la bolsa, sacó unos billetes ajados y le pagó al albañil, quien, nunca está de más decirlo, usó el ochenta y dos por ciento del total recibido en la compra de tres caguamas y dos pachitas de ron que consumió con su compadre Agenor. Ahora (se aprecia en la fotografía) el tiempo ha hecho estragos. Los dos pilares dejaron sus mejores épocas y, según se ve, nunca sirvieron para el propósito para el que fueron construidos, porque si un auto atarantado hubiese golpeado contra ellos, éstos tendrían la prueba del impacto; es decir, estarían doblados, mellados. Los hombres (se sabe) tienen una gran afición a cambiar la vocación de los objetos. He visto bacinicas expuestas en museos; he visto una yunta de bueyes jalando un carro descompuesto; he visto cómo algunos hombres usan las mesas (que deberían servir para comer) como camas y trepan a sus muchachas bonitas y ahí les abren las piernas para descubrir la luz a través del pozo profundo del misterio. Los hombres cambian el oficio de las cosas. Por eso no es raro ver que estos enanos sirven ahora para sostener dos objetos como extraviados. ¡Dios mío! Cuando vi la escena imaginé que la mamila y el vaso de plástico habían sido abandonados como los borrachos abandonan las botellas y los vasos a mitad de la noche. Imaginé (Dios me perdone el exceso de imaginación) que dos amigos, uno de año y medio de edad y el otro de cinco años con tres meses, caminaban por esa esquina a las dos de la madrugada, iban abrazados, cantando alguna canción de Chico Ché (cualquiera, pudo ser la de dónde te agarró el temblor) y, cansados del exceso de fiesta, se recargaron tantito en esos pilares y dejaron sus bebidas como quien deja una botella de ron a la mitad y un vaso vacío de su bebida predilecta. Iban briagos, contentos, después de estar en la fiesta donde Ramiro cumplió los tres años de edad. ¡Ah, bárbaros, qué reventón armaron! El propietario de la mamila bebió toda la noche su bebida favorita: leche en las rocas; y el mayorcito, de igual manera, pidió su bebida favorita: raspado de fresa. Como prueba de lo que digo, ¡acá está la fotografía! Los borrachitos ya no están. A la hora que tomé la foto (diez y media de la mañana) ellos ya estarían en sus casas. Bueno, pensando de manera positiva e ingenua. Pudo también suceder que se toparon con la prostituta que siempre está en esa esquina y, emocionados, decidieron pasar la noche con ella. Ella prometió que le iba a dar su lechita al primero y mermelada de fresa al segundo. Hay una propensión a cambiar la vocación de los objetos.

11


Demencia

digit@l David Tovilla


PATIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Desde este espacio hemos planteado la necesidad de actualizar nuestro entorno hacia las nuevas tendencias tecnológicas. Los medios digitales se han incorporado a la cultura. Son, hacen y transmiten información cultural. Esto obliga, en mayor razón, a enriquecer la experiencia artística con ellos. El uso es lo que hemos promovido. El doctor Manfred Spitzer lanza una alerta sobre el abuso, en su libro Demencia digit@l: “La demencia es algo más que solo la falta de memoria. Se trata mucho más de capacidad intelectual, de pensar, de capacidad crítica, de visión panorámica en la espesura de la avalancha de informaciones.” El libro de Spitzer se ha colocado en el centro del debate en su natal Alemania y una editorial española se encargó de ponerlo a disposición del público lector en castellano. Es una reflexión sobre las consecuencias negativas para el cerebro que tiene todo procesado, a la mano, sin el menor esfuerzo; en suma, lo que las nuevas tecnologías propician: pereza intelectual. El autor aclara una y otra vez que él utiliza las herramientas tecnológicas. Sin embargo, su encuentro profesional cotidiano con casos de adicción al internet fue fundamental para escribir el volumen y los términos en que aborda el tema. Hace algunos años, se calificaba como analfabeto tecnológico a quien no sabía utilizar una computadora. Hoy, es un vago recuerdo porque las tabletas, teléfonos, dispensadores de boletos y hasta de facturas, han creado un mundo en que la actualización tecnológica es necesaria para vivir en la cotidianidad. Hoy, el alfabeto digital es quien conoce los tres sistemas operativos en boga: el OSX de Mac, el Windows de Microsoft y el Android. Moverse en cualquiera de las

13


PATIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

13

plataformas es indispensable. Eso es conocimiento. Muy diferente es limitar la utilidad y dependencia tecnológica al acceso a juegos, chats, mensajería. Hoy, las redes sociales han creado especialistas de cualquier tema pero sin lecturas, investigación o profesionalización. La lectura es una damnificada de la tecnología. Se convive, dialoga y pretende debatir con fundamento en un tuit y en un anotación. Sin embargo, la contundente realidad es que en las redes sociales trasciende y repite lo inmediato, no las grandes reflexiones de la humanidad. No es un gran descubrimiento decir que se pueden pasar muchas horas en el teléfono, la computadora o la tableta y ninguna en lectura formal, aún de libros electrónicos o revistas digitales. Demencia digit@l recupera un estudio del 2009, en Estados Unidos, en cuanto al consumo por día: televisión, cuatro horas y media; ordenador, dos horas y media; videojuegos, hora y cuarto; libros y revistas, treinta minutos. Manfred Spitzer postula: “Los medios digitales son parte de nuestra cultura. Incrementan nuestra productividad, nos facilitan la existencia y son un gran factor de entretenimiento. Todo nuestro mundo modero, desde el abastecimiento de los alimentos pasando por la movilidad y la administración, hasta llegar a la medicina, se resquebrajarían sin el procesamiento digital de la información. Por tanto, no se trata de luchar contra él, ni siquiera de abolirla. Sin embargo, sabemos también que los medios digitales poseen una elevada capacidad para crear adicción y que, a la larga, dañan el cuerpo (estrés, insomnio, sobrepeso, con todos sus efectos

14


PATIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

13

secundarios) y, sobre todo, la mente. El cerebro se atrofia porque no se le utiliza a pleno rendimiento, el estrés destruye las neuronas, y las células que nacen no sobreviven porque no son utilizadas. La demencia digital se caracteriza esencialmente por la incapacidad creciente de utilizar y de controlar a gran escala los logros mentales, como por ejemplo, pensar, tener voluntad, actuar, en el saber qué está pasando en un momento dado, dónde está uno y por último incluso quién es uno.” Demencia digit@l es un libro que proporciona elementos para la discusión sobre los riesgos colaterales en las nuevas tecnologías. Su mérito no está en la redacción que es típica de alguien enfocado a asuntos técnicos. Lo valioso es la demostración de sus planteamientos desde una perspectiva diferente a lo estandarizado. Para discutir el tema, como debe ser, con lecturas fundamentadas no con repetición de afirmaciones de otros.

davidtovilla.blogspot.mx

15


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.


H

.com

Revista Digital

Noticias que crean

sonrisas Sociales Deportes Cultura Escuelas


13BALCONES

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

LAS FOTOGRAFÍAS DE LA QUINCENA

Ojetes, todos mis amigos me dejaron solo en medio de la carroña.

18


BALCONES

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Se nota que al "anejo" le hace falta a単ejamiento.

19


BALCONES

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Ay, c贸mo me molestan estos pizarrones colocados en el segundo piso.

20


2013 AÑO CONMEMORATIVO

DR. BELISARIO DOMÍNGUEZ PALENCIA “LIBRES POR LA PALABRA LIBRE”


Entrevista con

MarĂ­a

Girasol Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa VĂĄzquez


SITIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

La forma de ser de María Girasol, sus deseos, sus pasiones, iniciaron en su infancia, por la influencia en su entorno. Creció rodeada de libros, de revistas, de colores. Gran parte de su vida la pasó en la “Proveedora Cultural”, una librería que ha sobrevivido y se ha mantenido en la vida de los comitecos. A continuación responde las siguientes preguntas: ¿Cuál fue tu entorno en la infancia? Crecí en la casa de mis bisabuelos: Zena y Rami. Viví con ellos. Mi abuelita me crió la mayor parte de mi infancia. Pasé mucho tiempo en “La Proveedora”, entre borradores de formas y lapiceros de colores, libros, revistas, comics, pornografía. ¿Cómo era la casa de tus bisabuelos? Una casa muy particular. No he visto una casa igual. Tenía una fuente en medio que en lugar de tener un angelito o algo así, tenía ranas y culebras de cemento. Tenían ranas de cemento por todos lados. En las casas de antes usaban colores muy contrastantes, un azul celeste, un naranja. Recuerdo muy bien el sitio, lleno de calderos raros y muñecos colgando de los árboles y banquitas perdidas en medio del espacio. Recuerdo una alberca ya enmohecida, un sitio un tanto abandonado. Era una casa que a mí me fascinaba, pero a mis compañeros les parecía macabra, nadie iba a mi casa a jugar, les daba un poquito de miedo. Era un mundo de fantasía. El hecho de ser hija única, en la casa de los bisabuelos, el no tener cerca a mis padres, me acercó mucho a los libros. Me aventé la “Divina Comedia” a los ocho años. Eso me hacía formular mundos en mi cabeza. Comencé a escribir a los cuatro años. Era mucha mi afición por los cuentos, porque me leyeran. Los libros te ayudan a viajar sin necesidad de salir; te ayudan a conocer muchos lugares, muchas personas, sin tener que salir de casa, de La Proveedora. Había una mesita que estaba forrada de tela, agarraba mi colección de libros, de revistas y me metía debajo. ¿Qué libros te llamaban la atención en La Proveedora? Todos. La pornografía es algo que ha estado en La Proveedora desde hace muchos años y es algo que me ha causado curiosidad de niña, conocer los órganos reproductivos de las mujeres

24


13

SITIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

y los hombres, entender cómo funcionaban las cosas y otras ya muy cochambrosas. También los cuentitos cortos, con ilustraciones, no me fui tanto con el comic pero me encantaba Mafalda. ¿Y el teatro? El teatro me permitió experimentar muchas cosas que ya traía en la cabeza, por ejemplo, en la casa de la bisabuela me la pasaba jugando a hacer equilibrio. Ese era mi juego favorito, subirme a una bardita y hacer equilibrio y al final saltar y agradecer. Después, en Xalapa, estuve en Convenciones Nacionales de Circo. También he tomado clases de cuerda floja y cuerda tensa y he podido hacer equilibrio y es algo que rescato de mi infancia, que en algún momento, en alguna revistita, yo vi a un fulanito arriba de un cable, no estás en el circo estás en una librería viendo la imagen. ¿El entorno de la papelería influyó en ti? Sí. Todas las mañanas iba a la escuela, en la tarde iban por mí, comía y ya iba a La Proveedora. Lo que hacía era estar papaloteando porque mucho trabajo tampoco, era una niñita, pero me tenían ahí más por cuidarme. Llevaba mi tarea, todo lo que necesitaba estaba ahí. Estar en la papelería me permitió ser más creativa que la mayoría de mis compañeros, porque tenía el chance de usar materiales diferentes, colores diferentes, me gustaba mucho estar quemando cosas. Los libros siempre han estado contigo, ¿cierto? Sí y son una maravillosa forma de viajar. Si le regalas a un niño algo que le permita conocer algo más de lo que está en su entorno es precioso. Yo lo veo con mi hija, no tiene ni un año y le fascina un libro del hipopótamo. Cuando ella crezca va a saber cuánto pesa un hipopótamo, cómo respira, dónde están sus ojos, su nariz. Son cosas que desde chiquitos hay que irles regalando, que está bebecito, no sabe ni leer, ¡no importa! le pones el libro, está viendo que lo lees, le pones imágenes. Las imágenes son importantes para los niños. La lectura amplia el entorno. María Girasol sabe la importancia de contagiar estos mundos a los niños. Los libros amplían el entorno. ¿Por qué conformarse con menos? ¡A leer!

25 32


Av. Central Dr. Belisario Domínguez

Esquina con 4ª Calle Norte, Oriente.


H

.com

Revista Digital

Noticias que crean

sonrisas Sociales Deportes Cultura Escuelas


MOJOL

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Lady Claus en Comitรกn

28



Revista diez 211