Issuu on Google+

209 15 de diciembre de 2013. Comitán de Domínguez, Chiapas Editor responsable: Alejandro Molinari

Entrevista con

Araceli

López Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa Vázquez


CONTENIDO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

5.- EDITORIAL

10.- ZAGUÁN PARA LA HORA DEL POSTRE Arenilla

12.- PATIO THE ANNUAL 2014 David Tovilla

19.- TABANCO EL ÑEVERO

23.- BALCONES Las fotografías de la quincena

30.- SITIO Entrevista con Araceli López

38.- MOJOL Editor responsable: Alejandro Molinari alejandromolinaritorres@gmail.com

2


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.

Comitรกn, ciudad que habla de vos

2


EDITORIAL

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Comitán se prepara para la navidad. El lema de este año es: “En esta navidad, ¡regálate Comitán!”. En un famoso verso de la poeta Mirtha Luz Pérez Robledo, ella dice: “Yo no soy de Comitán, Comitán es mío”. La propuesta es apropiarse de la luz de este pueblo mágico y llevarla, por siempre, en el corazón. Tal como dice la propuesta, difícilmente habrá un mejor presente navideño que la cultura de nuestro pueblo. Basta abrir el corazón para recibir todo lo bueno de su gente buena. Comitán se ha vestido de gala para recibir a propios y extraños. Basta colocarse una bufanda, tomar un vaso con ponche bien calientito y caminar por los pasillos del mercado Primero de mayo, o con rumbo a La Pila o al barrio de San Sebastián. Los colores del pueblo están dispuestos a tono. Si usted, amable lector de DIEZ, nos lee en otra ciudad, en otro territorio, le hacemos una atenta invitación para que visite Comitán y se lo regale para siempre. Es un presente que Dios brinda con generosidad.

Comitán, ciudad que habla de vos

5


DIARIO DE COMITÁN


Hacemos lo ordinario de manera extraordinaria Prolongaci贸n de la 5陋 Av. Oriente Sur s/n. La Primavera. Barrio Los Sabinos. Tel 6326661


LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

PARA LA HORA DEL

POSTRE

13 Arenilla

ZAGUÁN

A veces divido el mundo en dos. Ayer lo dividí en mujeres que son como una alfombra rota y mujeres que son como una estufa que ya no sirve. La mujer alfombra rota es una mujer con la autoestima por los suelos. A esa vocación de leche regada le acompaña el riesgo de mano en puño. Su posición de mujer a ras de suelo no le permite advertir las diferencias. No sabe si es polvo o cruz de mar que la sirvienta forma cuando barre. No sabe distinguir entre el rojo del labio y el rojo del ojo del muerto. Tampoco distingue entre el dedo que se levanta a la hora del triunfo del dedo que se levanta a la hora del ascenso. Porque vive en un mundo sin diferencias no sabe que existe una hora para dormir y otra para despertarse, asimismo no sabe que hay un Norte y un Sur; que hay una escalera y un tobogán; que hay un labio para el beso y un callejón para el suicidio; que un viento para la pasión y una noche para el túnel; que un grito para la rebeldía y un silencio para la muerte. La mujer alfombra rota nació con el tímpano para la ola del estadio y para el peluche del osito. A veces sale a la calle y firma autógrafos a mitad de la calle o sobre el techo donde las palomas vuelan. A veces se mira en el espejo y hace origami con su cara. A veces es una paloma, a veces un aro, a veces es una alfombra roja de estreno de cine nacional. Porque la mujer alfombra rota siempre tiene sueños de ser mágica o de pasarela, ya de perdida de templo a la hora del matrimonio. Pobre, pobre mujer alfombra rota, no sirve más que para hierro de espada en la piedra, no más que teclado para computadora vieja, no más que sepia para foto antigua. Hay gente que la usa como estante para colocar videos o libros; gente que la usa como escenario para un grupo de raperos; gente que la usa como servilleta para sándwich; gente que la usa como azul plata para pintarse el cabello. Hay gente que la usa como paso de baile danzonero, como ala para el vuelo, como minifalda, botón, playera, mano de oso, vaso de cerveza y tapa de basurero. La mujer alfombra rota, en la casa, es como la prostituta de la esquina, como la bicicleta arrumbada en el patio, como la caja de cartón, como el arete extraviado, como la silla de madera, como la cajita de gises de colores para dibujar una rayuela en el patio. A veces, los hombres se topan con una mujer alfombra rota, se la topan en cualquier “deshuesadero”. Al principio, estos hombres se confunden, creen que esa humedad se debe a que está excitada, no saben (no pueden saber) que ese olor de bosque se debe a encierro y a vejez. Cuando esos hombres la desnudan, la besan y acarician por todo el cuerpo se dan cuenta que esa mujer es como un piano desafinado y la olvidan, salen corriendo del cuarto oscuro y la dejan con sus sueños de muchacha que corre en una montaña debajo de un cielo azul, lleno de margaritas y de papalotes. Pobre la mujer alfombra rota. No sólo tiene roto su cuerpo, también ¡rotos sus ventanales por donde se cuelan los sueños! A veces divido el mundo en dos. Mañana lo dividiré en mujeres que son como un oboe que se cree serpiente y mujeres que son como mujeres con el tambor sin resuello.

10


ZAGUÁN

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

13

11


PATIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

“El príncipe”

a 500 años David Tovilla

Día

David Tovilla


PATIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

David Tovilla

13


PATIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

13

Desde hace dieciocho años, la casa discográfica independiente Ministry of Sound (MoS) da a conocer una compilación de las melodías de música electrónica que se escuchan y sonarán durante los meses siguientes. El club de mayor influencia mundial, asentado en Londres, lanzo The Annual 2014 el 11 de noviembre pasado. Durante algunos años, esas producciones tuvieron una réplica en México con el subsidio de algunas empresas. Eso fue hasta 2005. Después surgió “+Nescafé”, después “Electronic Meeting Point” y ahora un “The Annual Compilation”. Es decir, de manera local se ha procedido a hacer algo similar a lo que dio inicio con Ministry. Claro que los discos londinenses aún llegan pero escasos y deben pagarse al precio de importados. La compra en línea ha dado la posibilidad de comprar hasta de manera directa con los creadores del auténtico Annual. A través de la colección de esta serie puede apreciarse la evolución de la música electrónica. Hoy, además, cada éxito tiene su forzoso video. La aspiración de los autores es que el éxito sea de ambos: de la melodía y de su impacto visual. Muy distantes están aquellos años en donde tenía que esperarse cada sábado para que, en el canal de televisión de mayor audiencia, se dieran a conocer la novedad audiovisual con Janet Arceo. Sólo para verlo en la calidad disponible entonces. Eran los ochentas y la expectativa estaba en torno de Michael Jackson quien impulsó esa tendencia de hacer un producto integral: para escuchar y ver. Desde hace un poco más de un lustro, la música electrónica evolucionó de eso que algunos descalificaban como “punchis-punchis” para hacer piezas con prioridad a la musicalización. Los disc-jockey más famosos empezaron a involucrar, de manera sistemática, a vocalistas mujeres en sus creaciones. Por mencionar algunos: en 2008, Tiësto presentó una pieza memorable “Back In Your Head” con las gemelas canadienses Tegan & Sara; ese mismo año, Armin Van Buuren

14


PATIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

13

incluye a Jennifer Rene con la pieza “Fine Without you”. En ellas, el peso de la voz femenina es crucial para la melodía electrónica. Lo mismo hizo Armin con el tema “Going Wrong” en donde canta Chris Jones, con gran éxito. De ahí para acá, la historia es otra, como esos duetos de Emma Hewitt con Dash Berlin. No se diga el hit de David Guetta con Kelly Rowland “When Love Takes Over” en donde por momentos queda sola la voz para que se escuche en su plenitud y el pinchadiscos sólo agrega una nota de piano. Enorme. Hoy, la canción del momento “Summertime Sadness” es una melodía de Lana del Rey del 2012 transformada y llevada al top por Cedric Gervais al conservar las tonalidades de la chica neoyorquina. En The Annual 2014 destacan dos temas en especial. Uno es “Bei Dir Bin Ich

15


PATIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

13

Schön” de un emergente dueto alemán: “2raumwohnung”. Una voz sensual, sin forzarse hacia ninguna tonalidad que no sea la propia: natural. Segmentos acompañada, tramos en que los acompañamientos musicales parecen imitar la vocalización. El otro es “Sonnentanz” de los austriacos Klankarussell con la voz de Will Heard. Es un jazz electrónico que permite apreciar cada instrumento en sucesión. Es el sintetizador pero primero emula un órgano, después una trompeta, al fondo la vocalización. Gran melodía que, sin duda, su inclusión en el listado anual la impulsará más en su popularidad lograda en Europa. Ambas composiciones pueden ya buscarse, conocerse y apreciarse en Youtube. Es lo actual, firmado con el prestigiado sello de Ministry of Sound.

davidtovilla.blogspot.mx

16


REVISTA DIGITAL - La revista que habla de vos.


H

.com

Revista Digital

Noticias que crean

sonrisas Sociales Deportes Cultura Escuelas


13TABANCO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

EL ÑEVERO Enrique Robles Solís Al caer de la tarde, dos desconocidos se encuentran en los oscuros corredores de una galería de cuadros. Con un ligero escalofrío, uno de ellos le dijo: —Este lugar es siniestro. ¿Usted cree en fantasmas? —Yo no —respondió el otro —, ¿y usted? —Yo sí —dijo el primero y desapareció. George Loring Frost Memorabilia(1923)

I Luis Antonio Flores García era un famoso y conocido nevero de la ciudad. De figura alta y espigada, con vestimenta informal y sombrero de paja, todo el pueblo lo conocía como el “Largus” y sus nieves las consideraban, propios y extraños, lo mejor de lo mejor. La elaboración de la nieve era un verdadero ritual. Una nevera de madera circular, un cilindro metálico con una tapa que cerraba herméticamente y una manivela para darle vueltas al tirabuzón que se introducía dentro del cilindro. Dentro de dicho cilindro se introducía el hielo, el saborizante y cremor tártaro y el espacio que quedaba entre la nevera de madera y el cilindro metálico, se retacaba de hielo en pedazos desiguales y encima de éste una cantidad considerable de sal. Tenía que darse vueltas y vueltas a la manivela hasta que ésta se endurecía y era prácticamente imposible darle una vuelta más. Los miembros de la familia se turnaban para lograr dicho propósito y cuando estaba listo “Largus” abría la tapa y con mucha precaución probaba la nieve, la que siempre quedaba exquisita. ¡En su punto!, expresaba con satisfacción.

19


13TABANCO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

El carretón en donde se colocaba la nevera de madera, incluido el cilindro metálico, estaba cuidadosamente decorado con pintura roja y azul, en franjas uniformes que lo cubrían todo. Las llantas debidamente infladas con las libras de aire correspondiente; en un rincón del carretón un recipiente en donde colocaba los barquillos y una cuchara grande de peltre de color azul. En el otro extremo amarrada una bolsa de tela, en donde “Largus”, llevaba el dinero para dar cambio, una pequeña corneta de metal que imitaba los mugidos melancólicos de una vaca y al frente un letrero que decía: “Nieves el Volcán”. Concluido el proceso de la elaboración de la nieve, “Largus” desde las 9 de la mañana, de manera opcional se colocaba en las esquinas del parque central del pueblo, donde día a día vendía sus nieves a hombres, mujeres y niños, quienes saboreaban los deliciosos sabores de coco y vainilla, bajo el inconfundible anuncio de: “hay ñieves, hay ñieves”, seguido del mugido alaargado y rítmico de la vaca: “muuuuuhh”, “muuuuuuhh”. II El mismo ritual se celebraba todos los días en casa de Rómulo Fernández, alias el “Sancho Panza” por su parecido al personaje de la novela de Cervantes. Como una industria colectiva, de igual manera la familia completa participaba en la elaboración de la nieve y de igual forma “Sancho Panza” disponía de un carretón

20


13TABANCO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

para venderlas, típicamente adornado, los mismos elementos que el carretón del “Largus”, con algunas diferencias tales como que no tenía corneta que mugía como vaca, sino una pequeña campana de sonido atractivo y un enorme escudo del “América” al frente del mismo. La preocupación de “Sancho Panza” es que no vendía igual que el “Largus”. Muchas veces se apresuraba a ganarle la esquina a aquél, ante la complacencia de éste, pero advertía que las nieves de “Largus” eran definitivamente más solicitadas. De alguna manera, no era competencia para las “nieves el volcán” Miguel Óscar, el hijo de “Sancho Panza”, era un dedicado y capaz estudiante de ingeniería química en la Universidad del Estado y fue requerido por sus papás para que investigara cuál era la razón por la que no vendían igual que “Largus”; la familia estaba intrigada porque sabía perfectamente que los procedimientos y los ingredientes eran exactamente los mismos; no entendían porqué “Largus” los superaba en ventas y popularidad. Lo primero que Miguel Óscar decidió fue, evidentemente, mandar a su sobrina Karla (que “Largus” no podría identificar como familiar de estos), a comprar 20 nieves, mismas que llevaría en un recipiente de buen tamaño,

21


13TABANCO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

incluyendo los barquillos, que fue petición reiterada del tío. Reunidos en la casa de “Sancho Panza” y bajo las instrucciones y la supervisión de Miguel Óscar, uno a uno, los miembros de la familia fueron probando la nieve de “Largus”. Después de probarla una y otra vez, se metían a la boca pequeños granos de café, para perder el sabor de la nieve y probarla de nuevo. Después de haberla probado reiteradamente, todos llegaron a una conclusión unánime: definitivamente era diferente a la nieve de “Sancho Panza”, era más rica y exquisita. Miguel Óscar se dedicó con verdadero afán a analizar sabor, olor, textura, temperatura y color de la nieve, revisó y comió pequeños pedazos del barquillo, con y sin nieve, y tuvo que admitir que ésta, por alguna razón, era muy diferente a las que elaboraba y vendía su papá. Sentados en la sala de la casa, de piso de ladrillo que le daba mucha frescura, con muebles añejos y vetustos y con un enorme cuadro de un volcán en erupción pegado a la pared, los integrantes de la familia de “Sancho Panza”, acordaron vigilar a “Largus” para saber qué hacía para obtener una nieve diferente. Decidieron hacer guardias en la esquina de la casa de éste y desde esa misma noche Miguel Óscar y “Sancho Panza” empezaron la odisea. III Tres días pasaron de intensa vigilancia y no pasaba nada extraordinario. “Largus” salía de su casa con su carretón para vender sus nieves y regresaba a las tres de la tarde, cuando su nevera estaba vacía. Los vigilantes en un discreto “Caribe” se turnaban la vigilancia. Mientras uno iba a casa a bañarse y a proveerse de alimentos, el otro se quedaba vigilando. Nada pasaba, todo se movía con la normalidad de siempre y Miguel Óscar y “Sancho Panza” se aprendieron completito el disco de Napoleón que oían para distraerse. Finalmente una noche vino la recompensa. Cuando los vigilantes dormitaban, vieron acercarse a la casa de “Largus” una enorme nube de colores que iluminaba toda la calle. De la nube bajaron 3 pequeños hombrecitos de enorme barba blanca, vestidos con ropa fosforescente amarilla y verde, un gorro rojo y zapatos con una inmensa y exagerada punta. El asombro de Miguel Óscar y “Sancho Panza” los dejó mudos, se veían con los ojos desorbitados sin poder pronunciar palabra alguna. Los pequeños seres cargaban una inmensa hielera y se aproximaban con pasos firmes a la casa de “Largus”, uno de ellos tocó un silbato que emitió un sonido penetrante pero agradable y al llegar a la puerta de la casa dejaron la hielera y así como llegaron desaparecieron en la nube luminosa de colores. Miguel Óscar, venciendo su estupor, corrió hacia la hielera con el afán de ver qué contenía, llegó tan rápido como pudo y abrió la hielera, ésta estaba llena de hielo. Miguel Óscar estaba verdaderamente confundido, absorto en sus pensamientos, cuando se oyeron los pasos de alguien que se acercaba para abrir la puerta de la casa. Todo lo que alcanzó a ver, en su huida, fue una etiqueta pegada a la hielera que decía: “Hielo de Popo Park”. Miguel Óscar comunicó a la familia la noticia. Todos reunidos en la sala de la casa esperaban con ansiedad. Con autoridad les dijo: la diferencia de la nieve de “Largus” es que éste la hace con hielo del volcán.

22


13BALCONES

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

LAS FOTOGRAFÍAS DE LA QUINCENA

Paloma en espera de turno para acceder a la pista.

23


BALCONES

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Hombre al que se le empieza a emplumar el pรกjaro.

24


BALCONES

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Favor de no tirar en la taza de café los dedos de las manos.

25


BALCONES

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Era mรกs fรกcil ser agente de trรกnsito antes cuando no era รกngel.

26


BALCONES

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Así quedaron las mamparas después del festejo con que se cerró el Festival del Comiteco.

27


2013 AÑO CONMEMORATIVO

DR. BELISARIO DOMÍNGUEZ PALENCIA “LIBRES POR LA PALABRA LIBRE”


Entrevista con

Araceli

L贸pez Entrevistadora: Dora Patricia Espinosa V谩zquez


SITIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Araceli López es una mujer dinámica. Comiteca. Disfruta del contacto con la gente, así como disfruta de la buena música. Desde hace varios años es locutora en el Instituto Mexicano de la Radio (IMER). Su voz demuestra la emoción con que hace su trabajo. A continuación, responde las siguientes preguntas: ¿Cuándo inicia con la radio? Inicio en el año de 1993, yo tenía trece años. Empecé en la estación XHCTS, Estéreo Enlace. El dueño era el ingeniero Ismael Delfín Cristiani. El Gerente era Roberto González. Yo llego porque un vecino mío era operador de la radio y me invitó a participar en un casting de voces. Yo estaba en la secundaria, no sabía qué me gustaba, pero me convenció y fui con mi mamá porque no me dejaron ir solita. Nos quedamos dos, con nuestro mentor y maestro Jorge Ricardo Saborío Pinto, uno de los grandes pilares de radio en Comitán. Él nos acogió y nos enseñó lo poquito que sabemos hoy. ¿Recuerda con qué programa inició? Estaba en un programa que se llama Carnaval Latino, era salsa, maravilloso, a las doce del día. Había otro programa muy famoso en ese entonces que se llamaba Si me recuerdas, a ese programa también fui invitada y estuve una temporada muy pequeñita con José Luis Hernández, porque don Jorge Saborío se puso medio celoso que estuviera colaborando con otro locutor. Me regresé a Carnaval latino, hacíamos las posadas en diciembre. Pasado un año me invitan a IMER. Hablo con el gerente, me dice que bienvenida y todo el asunto. El problema estaba en que yo tenía quince años. Estaba muy chica. Vengo con mis papás, piden un permiso especial a IMER de México, hacen todos los papeles pertinentes, ellos firman para que yo pueda trabajar y a partir de ese momento me aceptan Y me quedo a trabajar. Desde ese entonces hasta el año 2000. ¿Qué significó todo ese tiempo? Ha sido una experiencia bellísima el participar aquí en radio IMER, porque hay varios programas que se hicieron como producción local y que luego ganaron mucho reconocimiento a nivel nacional. Muchos programas han sido muy nombrados como: Estudio 7, La hora del Cadejo, Súper musical, Junto al fogón, Canciones de mi tierra, Nuestras maderas, y otros. Bueno, he pasado por todos los horarios. Dentro de ese lapso de tiempo tuve la oportunidad, junto al ahora fallecido Juan Manuel González Tovar, de recibir un premio como mejores locutores en Chiapas, en el 97. Juan Manuel como mejor locutor hombre y yo como mejor locutora. Era el premio calidad y prestigio 1997. También lo recibe la estación, fue padrísimo, nos fuimos a Acapulco a recibir el premio, una cosa bellísima. Al año siguiente ya no lo recibe él, ya no lo recibe la estación, pero me toca recibirlo a mí, eso fue en Cancún. ¿La manera de escuchar radio ha cambiado? Claro, ahora nos pueden escuchar online. Yo tengo comunicación con mucha gente de todo el mundo. Ahora ya estamos en dos frecuencias que es otra gran ventaja que no teníamos antes, porque solo estábamos en amplitud modulada y en una frecuencia. Ahora son dos frecuencias, vamos en combo y además vía Internet. Tengo mucha interacción con gente de todos lados, del DF, de Puebla, de Torreón, de Colombia, de Argentina, Uruguay y de varias partes del estado. ¿Qué labor le ha gustado más dentro de la radio?

31


13

SITIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

A mí me ha gustado muchísimo la cabina, estar al aire. La producción también me gusta, pero se me hace algo más, a mi parecer, para gente más tranquila. Yo soy más inquieta, me gusta estar explorando y tener el contacto directo con la gente. ¿Qué le parece su voz? Yo siempre he dicho que si fuera cantante fuera bien briagota, a mí me gusta mucho cantar, no tengo la voz pero me gusta cantar. Nunca pensé que tuviera una bonita voz cuando inicié en la radio. Nunca fue mi sueño estar en la radio, honestamente, no fue desde chiquitita de que me quiero dedicar a esto, no. A los trece años no sabes a qué te quieres dedicar. El apoyo de mis papás siempre lo tuve. Mi papá hizo sus pinitos en la radio hace muchos años. Lo que sí es cierto es que una vez que pruebas la radio se convierte en algo adictivo. Si es lo que te gusta, es muy difícil que puedas salir. ¿Qué pasa después del 2000?

32


13

SITIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Me fui a la ciudad de México. Allá tuve la oportunidad de estar en la radio, es otro mundo, otro boleto, porque hay más competencia. Si aquí hay seis, doce estaciones, allá hay trescientas estaciones por la cual puedes escoger. Tienes que poner todo tu corazón en cada cosa que hagas. Afortunadamente se me abrieron las puertas, estuvimos trabajando en varias estaciones. Colaboré en TV Azteca como voz en off de algunos programas. Fue una experiencia muy linda, hasta que regreso a mi tierra y nuevamente me llaman de IMER, que es como mi casa. Me gusta el trabajo que hago. Me ha tocado estar en diferentes espacios, he estado en el programa En contacto, Ahora mismo de participación ciudadana, programas culturales, la barra programática de las tres de la tarde que también disfruto mucho. Entonces es una experiencia completa. ¿Qué tal el cambio de aquella época al día de hoy?

33


13

SITIO

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Ha sido muy significativo. Cuando llego a la estación me toca trabajar con acetatos, los discos grandes, las tornamesas, me toca trabajar con cartucheras, me tocaron casetes. Hemos cambiado consolas infinidad de veces. Tenemos otro tipo de equipo, tenemos las frecuencias, la señal de Internet. Está muy interesante. Nos han cambiado de horarios. Yo decía que el que pueda hacer radio lo va a hacer a cualquier horario y con cualquier tipo de música, no puedes encasillarte en uno. Es querer hacer bien las cosas y empaparnos de toda la música. ¿Qué debe tener una persona para estar en la radio? Debe tener las ganas de hacer las cosas bien y segundo el prepararse un poquito para saber de qué se va a hablar. Hoy en día las redes sociales te hacen tan fácil el acceso a la información, así que no puedes estar jugando con el auditorio, no puedes estar adivinando lo que vas a decir o no, por respeto al auditorio, y si no tienes nada preparado mejor da la hora y párale de contar y programa buena música. Es el compromiso que deberíamos tener todos. En IMER apostamos por una radio más natural, más ligera, con más contenido. Es mucha la responsabilidad. Los locutores no podemos hacer trabajo de ingeniería, albañilería o electricidad, es algo técnico y hay que prepararse para eso. Pero no cualquiera puede hacer locución y conducción, que son dos cosas diferentes y que deben ir tomados de la mano. A lo mejor cualquiera se avienta pero no logra ese efecto de cuando haces las cosas bien. ¿Cómo puede definir el espacio donde se encuentra ahora? Es un espacio bendecido. Donde quiera que te pares, siempre y cuando lo hagas con el corazón y una pizca de cerebro, porque la verdad tienes que buscarle, informarte, no puedes quedarte atrás. Al espacio que fueres haz lo que vieres y ponle de tu cosecha y no me refiero a ponerle rollo, es: infórmate y da lo mejor. Si vas a abrir el micrófono hazlo, que si no enseña por lo menos que sea algo lindo y bien estructurado. Ya son muchos años aquí. Veinte años. Muchos dicen que pertenecemos al inventario de la radio. La verdad es que todo ha sido muy agradable. Araceli es feliz con lo que hace. Su voz lo trasmite, su público se contagia. Conoce la responsabilidad que tiene frente a un micrófono. Se empapa de lo que la rodea y comparte.

34


Av. Central Dr. Belisario Domínguez

Esquina con 4ª Calle Norte, Oriente.


H

.com

Revista Digital

Noticias que crean

sonrisas Sociales Deportes Cultura Escuelas


MOJOL

LA REVISTA QUE HABLA DE VOS

Navidad en Comitรกn

37



Revista diez 209