Page 1

Vol 5 - Número Extraordinario - 6 y 7 - Junio de 2012

NUESTRA UNIVERSIDAD HOY

SEMINARIO CIEP CIEP--AREA DE PSICOLOGÍA MIRADAS AL ESTUDIANTE DE LA UPEL UPEL--MARACAY ÁNGEL PAREDES Y ELBA ROSA HERNÁNDEZ: “Los Empleados Queremos Ser Escuchados” ARBITRAJE TUTORIAL ROSTROS DE LA UPEL: El Cafetín de Pedro

Instituto “Rafael Alberto Escobar Lara” - UPEL Maracay


Director: Ángel Sanabria · Comité de Redacción: Alejandra Willinski, Maritza Cárdenas, Norberto Buesaquillo y Rosemary Blanco · Consejo Editorial: Mariela Méndez, Rolando Núñez, Claudia Arias y Zaida González ·Diseño gráfico y Diagramación: Ángel Sanabria, Gabriela Bermúdez y Yoswel Moreno.

Correo-E: revista.psinergesis@gmail.com Revista Psinergesis http://revistapsinergesis.blogspot.com/

Depósito legal: pp.200602AR2484

Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL)

Instituto Pedagógica “Rafael Alberto Escobar Lara”

Dr. Raúl López Sayago RECTOR

Profa. Andrea Hernández DIRECTORA – DECANA (E)

Dra. DORIS PÉREZ VICERRECTOR DE DOCENCIA

Profa. Andrea Hernández SUB-DIRECTOR DE DOCENCIA DRA. FRANCISCA FUMERO

Dra. Moraima Estéves VICERRECTOR DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO

Sub - Directora de Investigación y Postgrado

Dra. María Teresa Centeno de Algomeda VICERRECTOR DE EXTENSIÓN

Prof. FRANCISCO VALDIVIESO SUB - DIRECTOR DE EXTENSIÓN

Dra. Nilva Liuval Moreno de Tovar SECRETARIA

Profa. Ingrid Castillo SECRETARIO (E)


CONTENIDOS EDITORIAL 1 Una nueva etapa

FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY 4 Para qué la universidad, Alejandra Wilinski 5 ¿Aprender o aprobar? He allí el dilema, Gabriela Bermúdez 8 ¿Cortar el traje a la medida del cliente o cortar el cliente a la medida del traje?, Cruz Colmenares 9 Miradas hacia la actualidad del estudiante de la UPEL-MARACAY(Conversación con Claudia Arias y Ángel Sanabria), Evelyn Sánchez 12 “Los empleados queremos ser escuchados” (Diálogo con Ángel Paredes y Elba Rosa ), Alejandra Wilinski y Ángel Sanabria 16 El acto del educador, Norberto Buesaquillo 17 ¿El poder de la Universidad o al Poder en la universidad?, Maritza Cárdenas

COMIC 19 Cuentos para viejos, Moisés May

ARTÍCULOS, REFLEXIONES Y NOTAS 22 Arbitraje Tutorial: una propuesta alternativa, Ángel Sanabria 24 El lugar de la educación en mundo de las ciencias, Alexis Riera, Rafael Silva y Xiomara Peña de Silva 26 “SOCIOcoditianoLOGÍA”, Illich Sánchez 28 La Finalidad de la Educación, Maryan Trujillo 31 ¿Cómo ser docentes en nuestros tiempos?, Dulce Vargas 32 “Un olor espíritu adolescente”: La resurrección del rock a principios de los 90’s, Jesús Fernández

34 Hijas de la igualdad, herederas de injusticia, Yomairi Flores 35 La sociedad inclusiva o integradora, Angee Tovar

SEMINARIO CIEP - AREA DE PSICOLOGÍA 37 Grupos colaborativos y desarrollo disciplinar, Margarita Villegas y Mariela Méndez 39 Repensando el programa de “Desarrollo de los Procesos Cognoscitivos y Afectivos”, María Teresa Bethencourt y Zaida González 42 La lectura como instrumento mediador, Herminia Vicentelli 43 Sobre el acto educativo, Ángel Sanabria

ROSTROS DE LA UPEL 46 El Cafetín de Pedro, Stefhany Esaá

REPORTERO COMUNITARIO 48 La escuela va al parque, Wilfredo Gimenez

ENTREVISTA 50 Sobre el uso de las TIC en Educación: entrevista a Abimelech Hernández y a Marisol Sarmiento, Evelyn Acevedo y Bath Mendoza

LA CAVERNA DE LUMIÈRE 52 Tres visiones de “Los coristas”, Luis García, Luisa Rondón y María José Ríos 55 “El rumor de las piedras”. Una poética de la madre venezolana, Rolando Nuñez


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

Editorial

UNA NUEVA ETAPA La Revista Psinergesis surge hace 6 años, en el semestre 2006-I, como prolongación natural y órgano de difusión de un proyecto académico de participación estudiantil, los “Encuentros Estudiantiles de Psicología”. En ese tiempo, la revista fue adquiriendo un perfil propio y una vocación más amplia de expresión e intercambio de diversos actores de nuestra comunidad upelista, reflejado en la participación de estudiantes y profesores de diversas asignaturas, áreas y departamentos. Los 5 números publicados en esta primera etapa están disponibles, en versión digital, en nuestro Blog: http://

revistapsinergesis.blogspot.com

Luego de una larga pausa, debida a diversas circunstancias que impidieron su continuidad, Psinergesis regresa con renovados bríos. En primer lugar, nuestra revista se inscribe ahora dentro de una nueva perspectiva, a saber, el Proyecto “Psinergesis: investigar, escribir, publicar” de la línea de investigación “Vínculo Educativo” – adscrita al CEIOCAS-, y cuenta también con un renovado equipo docente en el que está representada cada una de las Áreas del Departamento de Componente Docente.

Nuestra universidad hoy El presente número es producto de un año de preparación paciente y laboriosa. Un año durante el cual las universidades han atravesado situaciones muy difíciles y conflictivas. Para iniciar esta nueva etapa nos pareció oportuno tomar el tema de nuestra sección central, “Foro”, el de NUESTRA UNIVERSIDAD HOY. Allí el lector encontrará artículos de profesores y estudiantes, además de dos sustanciosas entrevistas: una sobre el estudiante de la UPEL visto por dos profesores de nuestro instituto que comparten además la peculiaridad de ser ambos

psicoanalistas (Claudia Arias y Ángel Sanabria), y otra sobre la perspectiva administrativa con dos empleados y representantes gremiales (Ángel Paredes y Elba Rosa Hernández). El lector encontrará aquí elementos de especial interés para la discusión sobre la especificidad y autonomía de la comunidad universitaria y la integración de sus distintos sectores en torno al elemento central de la relación educativa.

variedad de perspectivas abarcadas por este ciclo (que rebasó de hecho el marco de las llamadas ciencias cognitivas, para incluir otras perspectivas, como fue el caso del psicoanálisis y el humanismo), como por su productividad en términos del rediseño y validación del programa de una asignatura, se trata de una experiencia que, a pesar de la distancia, conserva plena vigencia y que valdría la pena replicar en otros ámbitos y tópicos de interés para nuestra vida universitaria.

Seminario CIEP – Área de Psicología

La comunidad: adentro y afuera

Adicionalmente, hemos incluido un significativo Dossier dedicado al Seminario Libre del CIEP sobre Ciencias Cognitivas, ciclo de conferencias realizado durante el lapso 2008 II como producto del esfuerzo conjunto de los docentes adscritos al Área de Psicología del Componente Docente de la UPEL Maracay y los académicos vinculados al Centro de Investigaciones Educacionales Paradigma (CIEP). El ciclo estuvo enmarcado en el proceso de revisión de los programas de las asignaturas del Área de Psicología, y contó con la participación de profesores del Área del CIEP, cerrando con una jornada final en la cual se presentó la versión actualizada del Programa de Desarrollo de los Procesos Cognoscitivos y Afectivos, para su discusión y validación. En medio del continuado debate sobre el rediseño y actualización (“modernización”) curricular en la UPEL, este seminario constituye a nuestro modo de ver, una referencia ejemplar de lo que puede producir el trabajo serio de profundización y el intercambio productivo de saberes, a través de mecanismos genuinamente académicos – jornadas, seminarios, coloquios- que más allá de los consabidos y siempre más o menos apresurados procesos de “consulta”, permiten un auténtico ejercicio de discusión y de pensamiento, de investigación y de enseñanza. Tanto por la

2

La sección “Rostros de la UPEL”, que tanta receptividad tuvo en el número anterior, está dedicada en esta ocasión a El Cafetín de Pedro. A esta sección se suma ahora la de “Reportero comunitario”, que se inaugura con la reseña de una actividad de Servicio Comunitario. De este modo se intenta dar cabida en nuestra revista a la vida comunitaria de nuestra universidad en sus dos facetas: hacia adentro y hacia afuera. Hacia adentro, porque nuestro instituto conforma él mismo una comunidad en la cual conviven diariamente estudiantes, empleados, obreros y docentes; y hacia afuera, puesto que nuestra universidad no es un ámbito aislado, sino que mantiene múltiples vínculos con las comunidades adyacentes. De hecho, a través de cada uno de nuestros estudiantes, la universidad hunde sus raíces en las comunidades en donde ellos habitan y a las que cada día regresan cargados de las nuevas experiencias y horizontes que han podido adquirir en los espacios de nuestra institución. Es con ese espíritu de animación de la vida de nuestra comunidad universitaria que entregamos este número e invitamos a nuestros lectores a hacer de esta tribuna un espacio para el intercambio y la expresión de nuestros pareceres y experiencias.


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

NÚMEROS DE LA PRIMERA ETAPA Nº 1 – “LA ESCUELA CIUDADANA” – junio 2006 Nº 2 – “LO ESPECIAL DE APRENDER” – febrero 2007 Nº 3 – “APRENDIENDO EN CONTEXTOS HUMANOS” – junio 2007 Nº 4 – “MEDIACIÓN PARA EL APRENDIZAJE” – febrero 2008 Nº 5 – “COMPONENTE DOCENTE: HACIA LA INTEGRACIÓN DE SABERES” – junio 2008

trabajo de escritura con estudiantes merece por supuesto ser revisada y sistematizada a la luz de los aciertos, yerros y dificultades. Un primer saldo consiste en la propuesta de una modalidad de arbitraje que hemos denominado Arbitraje Tutorial, de la cual trata precisamente uno de los artículos. Pero el aporte estudiantil no se reduce a la escritura. La producción de la revista no habría sido posible sin la participación de los estudiantes en diversas actividades de apoyo (transcripción, ilustración, diagramación, contactos institucionales, etc.). Especial mención merece la participación en el trabajo preliminar de diseño gráfico de Gabriela Bermúdez y Yoswell Moreno.

LA ACTIVIDAD DE EXTENSIÓN ACREDITABLE Y LA PARTICIPACIÓN ESTUDIANTIL En esta nueva etapa el proyecto Revista Psinegesis se ha inscrito también como una Actividad de Extensión Acreditable (Revista Psinergesis, Código 592815) con encuentros de tres horas semanales, la cual se ha dictado ya durante dos semestres consecutivos. En el marco de esta actividad, se han dictado dos Talleres de Elaboración de Revistas, con la colaboración del Lic. Mario Muchacho de la Unidad de Información y Relaciones Públicas. Cada estudiante desarrolla un proyecto de escritura que es sometido a discusión colectiva y asesorías individuales, hasta alcanzar un nivel de calidad aceptable para su eventual publicación en la revista. La evaluación toma en cuenta tres grandes aspectos: el recorrido de elabo-

ración (el punto de partida, los obstáculos y decisiones clave de escritura, etc.); el producto final (la satisfacción con el resultado en cuanto a la estructura del escrito y en cuanto a su acabado); y la involucración en el proceso de trabajo colectivo (actitud, compromiso, participación, etc.). Producto de esta actividad, así como de otras colaboraciones espontáneas, el presente número de la Revista Psinergesis cuenta con una nutrida muestra de trabajos producidos por estudiantes, que exploran la vida universitaria en diferentes facetas: desde las reflexiones sobre los fines de la educación y las actitudes hacia el aprendizaje, hasta la problemática de la inclusión, pasando por las enseñanzas de la filosofía. Esta experiencia de

3

A.S.


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY

¿PARA QUÉ LA UNIVERSIDAD? EL PAPEL DE NUESTRA UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA Alejandra Wilinski

H

ablar de la problemática universitaria resulta un asunto muy amplio, sin embargo, entre alguno de los aspectos, llama la atención quienes afirman que la educación no mantiene como prioridad la formación del ser, la formación del hombre para vivir en sociedad, sino la capacitación del individuo en un oficio profesión que le permita ganarse un sustento y poder vivir. No obstante, la descomposición económica y las crisis conducen consigo también a la falta de seguridad de empleo y a la falta de presupuesto destinado a la educación. En el caso de la educación universitaria, ciertamente la falta de presupuesto puede traducirse en una desmejora de aspectos como la investigación, los servicios, los beneficios estudiantiles y profesorales, etc., haciendo que la verdadera función del docente se vea relegada a un segundo plano, muy distante de la realidad que se vive de forma cotidiana en la universidad.

P

odríamos pensar que la idea de la universidad se trata de la conciencia humana de vivir en un espacio físico-social de características muy particulares, que permita impulsar el conocimiento, la integración, la difusión y sostenimiento de la cultura, etc. Pero actualmente parece que la pretensión de desconocer en su totalidad el orden estructural impuesto por el pensamiento moderno a nuestra sociedad y a nuestras instituciones educativas, para asumir una postura donde todo es válido independientemente de los parámetros que ya existan, va ganando cada día más adeptos. No obstante, ¿hasta qué punto la ausencia de cierto ordenamiento y la falta de disciplina permitirán transformar las cosas a partir de nuestras propias características?

B

ien lo plantea Bordieu (2002) cuando sostiene que:

Sólo la institución escolar puede ejercer la acción continua y prolongada, metódica y uniforme de formación capaz de producir en serie, si se nos permite esta expresión, individuos competentes, provistos de esquemas, percepción, de pensamiento y de expresión que son la condición de la apropiación de los bienes culturales y dotados de la disposición generalizada y permanente a apropiarse esos bienes que define la devoción cultural (pág. 86)

S

i entendemos por cultura un “conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.” (Diccionario de la Real Academia Española), resulta interesante notar que dentro de la misma sociedad existe una especie de espacio inconsciente que de alguna manera propone un ordenamiento de las cosas, del modo de acceder al conocimiento, del uso de códigos, etc., que da cierta particularidad a cada grupo social.

4

A

hora bien, nuestras instituciones universitarias, se nutren y están ligadas a la misma sociedad venezolana y a su cultura. El argot que utilizan los estudiantes de la institución pedagógica, cada día y en la generalidad, dista en determinadas ocasiones de ser académico y se trastoca en un lenguaje popular. En esta institución tenemos estudiantes que vienen de zonas populares, donde viven y conviven, y son ellos mismos un fiel reflejo de lo que es nuestra sociedad. Por lo tanto existe allí un nexo personal entre la universidad y el ámbito social. Sin embargo, ¿cuál es en este caso el papel de la educación universitaria –un sistema surgido en la época medieval como una manera de tratar de civilizar e instruir a una parte de la población en una serie de conocimientos de los que para ese momento carecía por completo?

O

bviamente, no cabe olvidar esa idea renacentista de masificación de la edu ación, que da la posibilidad a toda la masa


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

APRENDER O APROBAR... He allí el dilema Gabriela Bermúdez

F

Estudiante de Lengua y Literatura

elicitaciones, aprobaste con 65 ” . Tal vez ésta frase no tenga nada de extraordinario, tampoco trato de quitarle mérito al esfuerzo y al trabajo para aprobar; pero cuando esto se convierte en la única opción más por comodidad que por necesidad, cuando se invierte el mínimo esfuerzo en función del mínimo resultado o cuando se deja todo en manos del destino, la suerte o cualquier otra especie de

dios pagano, la situación comienza entonces a ser preocupante. Aquel dicho ancestral que rezaba: “ Diez es nota, y lo demás es lujo ” , parece cobrar vida de una manera abrumadora como una oda al conformismo, que lo considerara una tendencia predominante y que además otorga cierto estilo pero… ¿realmente es ése el camino?

ciona y nos saturamos de información,

Desde el gran Sócrates en la antigua

la educación, que debería ser el pilar

Grecia, los polifacéticos representantes

de toda sociedad en vías de orden y

del Renacimiento como Da Vinci y Mi-

progreso, tendría que estar en la cima

guel Ángel, o los muy ilustrados maes-

de todos esos cambios. Entonces cabe

tros del Libertador Simón Bolívar:

preguntarse: ¿Por qué la educación

Andrés Bello y Simón Rodríguez, se ha

parece estar en decadencia si se le

percibido al educador como un modelo

compara con el producto de años

a seguir, una figura de ejemplo, el en-

atrás? O sin ánimos de tornarse fatalis-

cargado de “ educar ” a la sociedad

ta, ¿qué sucede para que se estén

del mañana, cuya propia formación

presentando tantas deficiencias incluso

debe ser excepcional. A medida que

a un nivel muy básico? ¿De quién es la

transcurren los años, el mundo evolu-

culpa – si es que cabe buscar culpa-

PARA QUÉ LA UNIVERSIDAD ( cont. )

popular de tener acceso a cierto grado de instrucción; pero sabemos también que la escuela o la universidad como institución no siempre ha existido en la historia de la humanidad. Entonces, ¿cuál ha sido el propósito de la formación de dichas instituciones? ¿Es hoy por hoy ese propósito el mismo por el que fueron creadas o será diferente? ¿Cual es la intención que tiene ese ser que ingresa en el sistema educativo? ¿Cuál es el propósito de ingresar en una universidad para esos estudiantes? ¿Cual es el sentido de la universidad?

N

o se pretende dar respuesta a estas interrogantes, pero si utilizarlas quizás a manera de reflexión considerando lo referido por Sarramona (2000) cuando afirma que la educación constituye un proceso de humanización de los individuos y una dimensión básica de la cultura que garantiza la supervivencia de la misma.

Referencias Bordieu, P. (2002). Campo de poder, campo intelectual. Tucumán: Montressor Diccionario de la Real Academia Española. 22 ed. [Documento en línea] disponible en http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?LEMA=cultura. [Consulta: 2012, Enero, 20] Sarramona, J. (2000). Teoría de la educación, reflexión y normativa pedagógica. España: Ariel Educación

5


FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY

Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

El

filósofo y sociólogo francés Karl

enseñar no tiene que ser tedioso, ni

bles? Y lo más importante… ¿qué se

Popper dijo una vez que la verdade-

mucho menos una obligación; debe

puede hacer para mejorar ésta pro-

ra ignorancia no radica en la ausen-

ser un placer, un gusto, un derecho y

blemática?

cia de conocimientos sino en el

un deber. No es cuestión de saber

Como futuros practicantes del esplén-

hecho de negarse a adquirirlos, lo

más o menos, de estar a la moda o de

dido ejercicio de la docencia podemos

cual implica que no hay que tomar-

pertenecer a un círculo social. Claro

decir que en cierto modo tenemos el

se tan a la ligera el asunto académi-

está, no se trata de volverse un amar-

porvenir del mundo en nuestras

gado y monótono, el asunto radica

manos, de manera que es menes-

en encontrar ese justo medio que

ter desde el principio, tomarse ésta responsabilidad con la seriedad que lo amerita. Hay que tener en cuenta que a nosotros nos compete parte de la formación de los profesionales del mañana nada más y nada menos. La mejor manera de enseñar es el ejemplo y si mi única ambición universitaria es “ pasar ” una materia con el mínimo esfuerzo reque-

“E

l aprender y enseñar no tiene que ser tedioso, ni mucho menos una obligación; debe ser un placer, un gusto, un derecho y un deber. No es cuestión de saber más o menos, de estar a la moda o de pertenecer a un círculo social.”

rido, ¿qué potestad puedo tener

tanto mencionaba el celebérrimo Aristóteles hace ya tantas lunas. Quizás lo que haría falta ( tomando en consideración el aspecto de introducir mejoras en la educación que ayuden a la calidad de la misma ) es volver a emplear los métodos de enseñanza que usaban los antiguos Griegos, pues aun en estos tiempos de adelantos un estilo socrático resultaría ideal, ya que éste no perci-

para exigirles algo más allá a mis futu-

co. El mundo, y más específicamen-

biría las mentes de los aprendices

ros alumnos? O peor aún, ¿serán pro-

te nuestro país, necesita profesiona-

como un cajón que hay que llenar de

fesionales exitosos, si el encargado de

les y seres humanos íntegros, con

información sino el medio que lo haría

educarlos tuvo una formación pobre?

altos valores morales, intelectuales,

llegar al conocimiento por si mismo,

Está claro que una calificación no te

ecológicos y de respeto por los es-

cuestionándose sus propias conviccio-

define por completo, pero es innega-

pacios públicos, razón por la que

nes para finalizar en esa seguridad

ble que al menos representa gran

hay que recalcar que la formación

que sólo proporciona el saber. Verda-

parte de lo que eres académicamen-

académica no debe ser tratada con

deramente hace mucha falta un tába-

te hablando, y es absolutamente

ligereza.

no que aguijonee el ganado dormido

verídico que lo que como eres como

Es curioso como en muchas ocasiones

de la sociedad, más que de la socie-

estudiante marca trascendentalmen-

la culpa recae en los hombros del ma-

dad, de la juventud, un despertar, un

te tu futuro profesional. La universi-

estro. Pero, si bien es cierto que un

cambio, un establecer prioridades,

dad es mucho más que una

buen educador es aquel que no solo

madurar y poner en perspectiva las

“ e scuela grande ” y si bien es don-

se limita a instruir sino que además

cosas que son realmente importantes

de pasamos parte importante de

orienta, motiva e inspira, es absoluta-

en la vida de cada quien.

nuestras vidas y nos desarrollamos

mente imperioso que el estudiante

ay que tener claro que cuando se llega

como personas, es labor de nosotros

ponga de su parte, para así hacer del

a un nivel universitario se ha dejado

y sólo de nosotros hacer de ése, un

proceso de enseñanza una actividad

atrás algo, pero no queda un vacio; se

tiempo de calidad en toda la exten-

recíproca, dinámica e incluso del dis-

deja atrás una etapa para darle paso a

sión de la palabra.

frute de todas las partes. El aprender y

algo mucho más grande y complejo.

6


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

Indudablemente no se habla de niños

hacerse una buena formación debe

merse al mundo, no de creer que lo

a un nivel universitario y por ende hay

convertirse en un lector que además

hacen, para que el mundo se los de-

que tomar la actitud correspondiente

esté en la capacidad de comprender

vore luego a ellos de un solo bocado.

a las circunstancias. Hegel decía que

todo lo que lee, ya que esto es la

En un ambiente donde los valores

la necesidad de ser educados, en los

base fundamental de la conducta de

parecen estar tergiversados, donde a

niños, es producto de la insatisfacción

todo individuo que pertenezca a una

veces diera la impresión de que hacer

con su propia condición infantil, del

sociedad avanzada o en vías de ello.

las cosas bien es sinónimo de ser un

deseo de ser adultos, considerados

Desde el simple hecho de expresarse

tonto, resulta conveniente volver al

como algo superior, pero tal parece

en público, de hablar correctamente,

viejo y gastado dicho de: “ hacer bien

que la situación ha dado un vuelco,

de evitar las incorrecciones del len-

sin mirar a quien ” , es decir, actuar

hasta el punto de que cuando ya se

guaje y las incoherencias, sencilla-

adecuadamente, apegado a nuestros

ha llegado a la adultez, muchas per-

mente ubicarse en momento y al lu-

principios, sin importar la tendencia

sonas aún no superan esa transición.

gar.

predominante o el que dirán. Indispu-

Por ende, como se venía comentando

Ciertamente, los que pierden apren-

tablemente la supervivencia es y será

anteriormente, la idea es tomar con-

den y se fortalecen, nada es perfecto

del más apto, pero hay que tomar en

ciencia de las prioridades y las res-

y muy pocas cosas están cerca de

cuenta el contexto en el que se aplica

ponsabilidades, dejar esa mentalidad

serlo pero existe una diferencia abis-

tal afirmación.

un poco infantil si se quiere y ubicar-

mal entre tropezarse, caer y levantar-

Éste discernimiento dista mucho de

se en el contexto de la situación.

se para aprender, que vivir eterna-

funcionar como juicio, porque a fin

En cierta ocasión, una profesora co-

mente de rodillas, sumidos en el con-

de cuentas quien esté libre de pe-

mentó que cuando se llega a un nivel

formismo y la mediocridad de una

cados que tire la primera piedra, se

universitario es momento de asumir

“ c omodidad ” que en cierto modo

trata simplemente de hacer pensar,

responsabilidades, así mismo decía

haría las veces de cuerda floja por-

ejercicio que parece olvidado por

que el docente es un guía, un vehícu-

que no proporcionaría equilibrio ni

muchos en ocasiones. Pasar con la

lo hacia el aprendizaje, un asesor que

mucho menos estabilidad.

mínima nota y más que eso, con el

no estaba ahí para hacer las veces

Aquello de simplemente “ pasar ” no

mínimo esfuerzo no es de profesio-

de padre o madre, que sugería mate-

es el camino, es más, ni siquiera de-

nales exitosos… El día es hoy, el

rial impreso para guiarse, pero consi-

bería ser una opción. Personas exito-

momento es ahora, y sin duda algu-

deraba un error garrafal quedarse

sas son aquellas quienes desde muy

na, el único reto debe ser superarse

sólo con eso. Y sumando un poco a

temprano van con la actitud de co-

a sí mismo.

ese pensamiento podría decirse que en este sentido, es algo recurrente que los estudiantes se quejen de la complejidad y en ocasiones la inutilidad que presentan los materiales que se les dan a leer pero más que quejarse y criticar en éste particular, lo ideal es actuar. Es que como bien menciona el destacado filólogo Catalán Daniel Casanni, quien desee

7


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY

TRAJE ¿CORTAR EL L CLIENTE, E D A D I D E M A LA LIENTE CORTAR EL C TRAJE? L E D A D I D E A LA M Cruz Colmenares

Profesor Departamento de Inglés UPEL-Maracay

U

n rasgo que debe definir a cualquier casa que venza las sombras, para tomar prestado el lema de la UCV, tendría que ver con la visión que se tiene del profesor/ académico como uno de los protagonistas en la lucha contra las sombras. Se corre el riesgo aquí de que la metáfora se malinterprete por el tipo de entrenamiento del boxeo en el que al boxeador se le pide que haga sombras. Estas sombras consisten en hacer los movimientos y ataques de un combate ante un contrincante imaginario para lo cual es de gran utilidad la propia sombra de quien entrena. Ahora bien, las sombras por vencer en nuestra

al igual que la mayoría de los demás profesores

cobra preeminencia sobre cualquier otra. En este

UPEL no son imaginarias, y es cuestión de óptica

del Departamento de Inglés, hemos tenido que

contexto, las horas de de permanencia, más que

si para fortuna o desgracia. Ocupémonos de un

laborar horas extras de la semana y de los fines

humanizar la carrera, la mutilan pues el profesor/

caso concreto. Persiste en la UPEL un reglamen-

de semana porque sencillamente las de perma-

investigador se ve forzado a trabajar incansables

to para el personal docente que fomenta un

nencia no son suficientes. Desgraciadamente,

horas diurnas y nocturnas en horarios que no son

sombrío espíritu policíaco de la gerencia, según el

todos alguna vez hemos sentido la sombra del

de permanencia.

cual el profesor/académico debe cumplir un

policía que fiscaliza nuestra permanencia.

Ahora que se discute un nuevo proyecto de regla-

número determinado de horas de permanencia,

Sin embargo, estas líneas no tiene el ánimo de

mento del personal docente de la UPEL, con-

so pena de correr el riesgo de perder parte de los

convertirse en un pase de factura, porque tal vez

vendría que se impusiera una nueva visión, un

beneficios/derechos adquiridos. Es casi un cliché

la gerencia

nuevo espíritu en la concepción del papel del

contraponer hoy día los criterios de cantidad a los

ía pre-

de calidad, pero la impresión que queda es que nuestros gerentes optan por los primeros.

de nuestra UPEL- no tendrsupuesto para casos no contemplados como los de overtime hours ( horas extras ) .

Si bien es cierto que el reglamento también con-

Intentan más bien, llamar la atención a

profesor/investigador de la UPEL que responda a nuestra nueva realidad. Se me ocurre que en lugar de exigir horas de permanencia, se requieran productos en cada una de las funciones que

templa ciertos beneficios,

nuestros gerentes

le corresponde cumplir al profesor/investigador y

como las licencias

en el sentido de

se le libere de la cárcel de las horas de perma-

para estudio de

no acentuar más ( por

maestría o las descargas de horas docentes para los

fiscalizador, pues ahuyentan la posibilidad de una

trabajos de ascenso,

atmósfera propicia para la creatividad, espacio

no es menos cierto que, por lo menos

donde habitan y reposan los verdaderos enemi-

en nuestro Departamento de

gos de las sombras.

Inglés, casi el 100% del persodocente ha cumplido con bas exigencias sin hacer uso tales licencias: ¡verdaderos héro-

nencia.

no pedir que renuncien ) a su papel

nal amde es y heroí-

Y es que la creatividad no puede confinarse al tiempo ni al espacio, dada su afición por la libertad de volar a sus anchas La dinámica actual en la carrera del docente

nas! Esto jamás se ha reconocido, como tampoco

universitario, plantea exigencias que tal vez no

se ha hecho justo reconocimiento a la gran canti-

eran comunes una década atrás. Se ha impuesto

dad de horas extras que las profesoras del área

entre otras cosas el lema del ‘ primer mundo ’

de literatura dedican a sus cátedras que requieren

según el cual either publish or perish, ( o publicas

tiempo y otros recursos de su propio haber. Ellas,

o pereces ) y con el cual la labor investigativa

8

“Si ud dice que soy suyo Será que me le he vendío Y si me le vendí me paga Porque yo a nadie le fío Yo no soy pájaro bobo Pa’ está calentando nío “ Florentino al diablo


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

Miradas hacia la actualidad del estudiante de la UPELMARACAY CONVERSACIÓN CON CLAUDIA ARIAS Y ÁNGEL SANABRIA Evelyn Sánchez

N

os encontramos en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, en el Instituto Pedagógico “Rafael Alberto Escobar Lara” (UPEL-IPMAR), con Ángel Sanabria y Claudia Arias, ambos psicoanalistas y docentes de esta casa de estudios, para conversar acerca del estudiante de pedagogía y su actitud hacia el aprendizaje y hacia la carrera.

¿Cómo ven Uds., en su calidad de docentes y de psicólogos, al estudiante de la UPEL Maracay en la actualidad? Ángel Sanabria: Yo no tengo en realidad una respuesta general a esa pregunta, más allá de cierta percepción, compartida con otros colegas, de que el compromiso de los estudiantes fuera cada vez menor cada semestre ( quiero decir el compromiso, y no sólo el nivel académico ) . Pero puedo darte algunas impresiones concretas a partir de la situación que se ha presentado este semestre con el “ horario crítico ” , en donde muchos estudiantes han desertado y nos hemos ido quedando con pocos en cada curso. Allí ha ocurrido algo curioso, mi impresión es que los estudiantes que se han quedado parecen tener una disposición distinta en cuanto a ese compromiso que uno viene viendo que a veces no lo hay. Es como que en medio de todas las dificultades algo se hubiera decantado, incluso en cursos con otro tipo de problemas y deficiencias, en los que sin embargo la cuestión de querer trabajar ha

estado como más presente. Tengo, por ejemplo, un curso excelente de matemática, en general casi todos muy buenos, muy comprometidos... ¿Cómo definirías lo que llamas “excelente”? Ángel Sanabria: ...que han leído cuando uno viene a clase y hacen intervenciones pertinentes. Hay sus rezagados, unos menos y otros más, pero en el común del salón es un trabajo más intenso porque están realmente puestos al trabajo, están trabajando – ¿qué es la felicidad del profesor?, ¡cuando tiene un estudiante que trabaja, uno es feliz! El otro extremo es un grupo muy pequeño, en el que hay ese compromiso en casi todos, pero que traen en general más dificultades. Porque hay un elemento diferente en que tu tengas la capacidad o no, y que tengas la disposición. Y en ese sentido se ven casos donde el acto de estudiar es realmente heroico, casos con muchas dificultades pero que tienen verdaderamente interés.

9

Por ejemplo, una persona que después de muchos años decide volver estudiar a partir de sufrir un ACV porque en el proceso de recuperación “ n o quiere quedarse en esa posición ” . Es una persona con bajo nivel cultural, con escasos recursos y limitaciones cognitivas serias. Una persona que requiere tal vez otra cosa, que tal vez no tenga el perfil, no digo para pasar la materia sino incluso para culminar la carrera, y que posiblemente a la larga va a colapsar. Pero que es un caso en donde hay algo que rescatar, algo que es de otro orden y que es interesante desde el punto de vista de la inclusión escolar. Ahí la pregunta sería: ¿cómo hacer para que su paso por la universidad – y su eventual salida- no sea para ella un fracaso y nada más? Que, aun si no logra culminar la carrera, ella pueda salir con lo que ha ganado aquí, con una experiencia que es ya una cierta victoria. Pero fíjate tú que es un caso interesante por esa disposición, y son casos en los que de alguna manera había una elección en el estudiante que


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY

e n parte depende de que fueron los que se quedaron y en parte también porque uno puede trabajar de otra manera con ellos. Hay otro caso de una muchacha con dificultades, que tiene problemas académicos pero sale adelante, que admite las observaciones que uno le hace y no las rebota. En su caso la dificultad va más por el lado subjetivo, una posición infantil que curiosamente ella detectó en una actividad de lectura en voz alta, en la que yo le hago la indicación de volver a leer, pero esta vez a leer “ con propiedad ” . Ella entonces comenta una observación que le han hecho ya, que es la de hablar o leer de una forma aniñada; cosa que la coloca en una posición inhabilitada para estudiar, para decir. Lo interesante es que son cosas que no se pueden hacer o que se pueden hacer muy limitadamente con grupos grandes. Entonces, ¿qué veo yo? Pienso que, efectivamente, cada vez más uno encuentra una menor disposición en los estudiantes al trabajo, lo cual muchas veces se agrava en la medida que avanzan en la carrera en lugar de mejorar, como si el entorno de la universidad lo empeorara. Hay una cultura, que no es una cultura de trabajar más, sino de saberse todas las manías y las mañas para resistirse al trabajo educativo... Un clima general... Ángel Sanabria: Si, pero que no es irreversible. Porque esta situación con el “ horario crítico ” de algún modo demuestra que cuando el estudiante elige en verdad ( elige quedarse, en este caso ) se ven unos efectos distintos, tanto en los que son muy buenos como en los que no lo son tanto...

con los estudiantes: una es con el grupo, el gran grupo que tú lo puedes dividir, puedes hacer debates, puedes hacer talleres; pero hay una experiencia que me ha parecido muy gratificante que es la asesoría personal. Eso es lo que me parece que hace la diferencia con los estudiantes que se les ve desanimados o con poco interés, pero que cuando vienen a esa relación de tú a tú con el profesor haciéndole preguntas y observaciones en el trabajo académico – “ y qué te paso aquí ” , “ y porqué tú dices eso ” - y les presta atención en un dialogo que puede ser de veinte minutos ( no puede ser una cosa muy larga ) , ahí se producen cambios que para mí han sido sorprendentes. En el último semestre yo dicté la asignatura Desarrollo de los Procesos Cognitivos y Afectivos, en la que ellos tienen que hacer una narrativa y, como parte de la narrativa, tienen que hacer asesorías. Y realmente se produjo una diferencia, en primer lugar en mí, porque los conocí mejor. No es saberse el nombre nada más, no es esa pincelada más o menos general que se tiene cuando se está en el aula con el colectivo, sino que uno empieza a personalizar al estudiante. Me quedé también con una idea a partir de lo que tú trajiste, Ángel. Me preguntaba si había alguna diferencia entre mi trabajo como docente y lo que yo hago como psicólogo o como psicoanalista. Son cosas que yo no tengo claras, pero sí creo que lo importante es que la escucha que yo hago del estudiante es diferente que cuando estoy en el consultorio. Aunque yo escuche de repente que el estudiante tiene problemas personales, yo no me detengo allí. Mi trabajo como psicoanalista o como psicoterapeuta queda fuera de eso. Yo lo

Ese es otro problema: que a veces ellos le hacen mucho caso a las materias de la Especialidad y les parece que las materias del componente pedagógico son superfluas y que no tienen ninguna utilidad. Esa es una responsabilidad que tenemos nosotros los profesores de Componente Docente: hacerles entender que sí, que eso que ven en Componente Docente es útil, que ellos están aquí para ser docentes y no para ser físicos o matemáticos. Porque a veces continúan con ese extravió, con esa desorientación hasta muy avanzada la carrera de no saber si van a ser físicos ( por poner un ejemplo ) o de que tienen deseo de ser físicos pero “ no les quedó más remedio ” que estudiar docencia. De lo que se trata es de puedan entenderse como docentes, de ubicarse como docentes. Y según lo que han podido observar, ¿ustedes creen que los estudiantes que ingresan a nuestra universidad se sienten identificados realmente con lo que van a estudiar? Por ejemplo, los que estudian física muchas veces creen que lo que van hacer es física pura y la pedagogía está como un poco relegada. Ángel Sanabria: Me parece que hay algo de tu pregunta que no tiene que ver necesariamente con el estudiante, si no con lo que se le ofrece. Yo me preguntaría en primer lugar por las diferencias que a veces uno observa entre las diferentes especialidades. Lo que tú estás diciendo es más común en Física o en Química, por ejemplo, donde ponen un poco de lado las materias de Componente Docente porque están más identificados con su área como una disciplina específica, de lo que puede ser por ejemplo en Educación Integral. Pero uno encuentra también ciertos efectos en Preescolar y en Educación Integral en donde hay también una identificación a loque se hace, al área, pero identificándose ellos mismos con los sujetos especiales o con los sujetos preescolares, lo que se traduce en una cierta demanda a los profesores de ser tratados con la condescendencia que ellos suponen que deben ser tratados los niños de preescolar o de educación especial. Todo eso lo que me lleva es a cuestionarme, retomando lo que tu decías anteriormente, si la pregunta debe ser por el estudiante o por la oferta que hace la institución. Porque lo que uno está encontrando es que hay también cierta cultura que recibe al estudiante: con qué te ofrezco que te identifiques. A mí me parece que eso es lo fundamental. Cuando uno adopta una posición de particularizar o personalizar la relación – bien sea por asesorías o bien sea por momentos en los que el estudiante se acerca y encuentra que tú le das una atención particularizada- para el muchacho se crea un vínculo. Un vínculo que tiene que ver con lo que él lee que es el deseo que tú estás poniendo en juego, que es algo que también se lee a partir de la persistencia como lo mencionaba Claudia. Se trata de una apuesta en la que tú estás poniendo un deseo con el cual ellos se pueden identificar. Eso es lo que yo creo que está en juego. Hay un artículo que hizo Rolando Núñez sobre lo que él llama la “ comunidad de docencia ” , que lo publicó primero en Psinergesis

“…¿qué es la felicidad del profesor?, ¡cuando tiene un estudiante que trabaja, uno es feliz!”

Claudia Arias: Sí. Ayer mismo, por ejemplo, tuve un grupo de seis alumnos, un grupo pequeño, en el que hicimos un debate al final – yo siempre les pido que hagan una evaluación de mi ejercicio como docente, de los materiales, de cómo les iba en la materia, etc. Y en común lo que dijeron los seis alumnos era que ellos habían permanecido aquí porque yo era perseverante. Ellos acusaron recibo también del “ h orario critico ” y dijeron que los hacía sentir que no había un norte, que estaban desorientados, que no tenía sentido seguir; y decían entonces que, a diferencia de otras materias, en mi materia porque yo era perseverante y no importaba ellos habían venido y se habían quedado el día que fuera, así hubiera disturbios, ellos sabían que yo siempre iba a estar aquí. Es decir que ellos se quedaron hasta el final porque ellos tenían la garantía de que uno iba a estar aquí. Entonces yo creo que es muy importante eso a lo que está apuntando Ángel del entorno institucional. Muchos alumnos me dicen: “ Profesora, usted es la única que tiene las notas y que se las enseña a uno, usted es la única que le da la asesoría a uno ” – porque yo casi los busco, yo inclusive le pongo una ponderación a las asesorías para que ellos tengan un estimulo para venir a asesorarse. A mí me parece que hay dos maneras de trabajar

que trato es de ubicar las necesidades académicas del estudiante; lo afectivo puede mencionarse o puede estar allí, pero no hay que detenerse en eso, porque no estamos haciendo un trabajo psicoterapéutico. Yo creo que la formación clínica le da a uno una visión del acto educativo y del estudiante que, por supuesto, es distinta a la del educador; pero no hay que detenerse en la anécdota personal. En estos días una colega me decía de una estudiante, a modo de justificación: “ Es que su mama le pega mucho y ella está muy mal ” . Pero resulta que en el primer semestre la situación en la casa era igual y sin embargo rendía mucho más y ahora tiene como un desanimo con la materia, un poco lo que nos decía Ángel. La colega insistía: “ Bueno, es que está muy cansada de que le peguen en su casa ” . Sí, pero es que ella tiene que venir a las asesorías, ella no ha entrado en el contacto de la oferta que le hace el profesor de: “ ven acércate, esto es interesante ” . Yo sí creo que el acercarse al estudiante de una manera individualizada, como en las asesorías, puede hacer que el estudiante se conecte, salga un poco de esa indiferencia general con las materias y sobre todo con las de Componente Docente.

10


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

Nº 5, y luego una versión ampliada en otra revista, que es muy ilustrativo de eso. Rolando narra experiencia en donde los estudiantes no querían “ e char para adelante ” , amparándose en que las otras materias no les exigían tanto. Resulta entones que se ponen en conjunto varios profesores en adoptar un cierto criterio de exigencia ( lo que Rolando llama una comunidad de docencia ) y se produce un cambio significativo. Hay por supuesto diferencias, uno curso responde y otro no.

resultado es que rechazamos al estudiante. Si yo me pongo en ese lugar, lo que voy a conseguir es un enfrentamiento y un desanimo en el estudiante y en mí mismo. No estoy diciendo que haya que pasarles todas las materias con todas sus defi-

mismo no se valora intelectualmente. Entonces, el propio profesor, cuando no opta por descalificar a los alumnos porque son muy ignorantes, tiende más bien a colocarse en una posición de: “ p obrecitos, ellos no dan para eso ” , o de: “ p or qué le vas a meter esa lectura tan complicada a esos p o b r e s m u c h a chos ” . Y es que él mismo puede haberse graduado de profesor bajo esos parámetros, sin aspirar a vérselas con textos difíciles y salir airoso, sin apostar a eso. Yo creo que todo esto pesa muchísimo en esa actitud que venimos viendo en los estudiantes. Y entonces uno ve que a medida que avanzan empiezan a tener eso que, a modo de parodia, podemos llamar “ la LOPNA como el Coco ” : antes los adultos asustaban con “ e l Coco ” a los niños, ahora los niños asustan a los adultos con “ l a LOPNA ” . Es como si el estudiante asumiera que tiene el derecho a que no se le trate “ d ifícil ” , es decir, con exigencia. Hay una demanda de que el profesor esté todo el tiempo “ c ompadeciéndolos, a través de: “ m ire, que me está pasando esto, que yo tengo tal y cual problema ” ( d esde ser pobre hasta tener un problema cardíaco ) . Es algo que se presta a que uno lo perciba como “ m anipulación ” , pero evidentemente no te puedes enganchar tampoco en eso. El punto es que el estudiante que hace eso lo está haciendo en parte con una expectativa formada aquí mismo en el contexto de la institución: tienes que tratarlo así o sino tú no eres “ h umanista ” . ¿Entonces qué creen ustedes que viene hacer el estudiante aquí a la universidad, cuando tiene esas actitudes, esa actitud de apelar a ser víctima?

“Hay dos maneras de trabajar con los estudiantes: una es con el grupo (...) pero hay una experiencia que me ha parecido muy gratificante que es la asesoría personal.”

Claudia Arias: Eso es muy importante. Alguien me decía: “ ¿Qué estás haciendo en el pedagógico? ” . Y yo le dije: “ Aunque suene cursi, estamos haciendo patria ” . Con todo y el cuestionamiento de esos símbolos que quedan a veces un poco congelados y acartonados, realmente el trabajo que uno hace aquí es el futuro del país, no de manera romántica o abstracta sino concretamente. Entonces decirle a ellos: “ Señores: ustedes van a ser docentes, ustedes van a estar de este lado ” ; y tratarlos como futuros colegas, es algo que los hace sentir orgullosos. Me parece muy interesante que realmente uno le dé importancia a eso, porque lo que se ve a veces es que los profesores quedamos melancolizados por el hecho de que ganamos poco o que no se nos reconoce. Eso hace que la imagen, o como dice Ángel, la oferta que le damos a los estudiantes es de: “ ¿para qué vas a ser docente? Esto es un fastidio, esto no sirve para nada, con esto no te vas a hacer rico ” . Uno cae también en ese discurso. No se trata tampoco de disociarse de la realidad y decir “ yo quiero ser profesor y no importa que nos paguen poquito ” ; pero de lo que se trata esencialmente es de decirles: “ aquí hay un deseo ” . Un deseo en la transmisión, en la comunicación con el estudiante que no se puede perder. Y ellos lo captan. Si el profesor llega y dice “ bueno, vámonos ” , y el contenido de tres horas lo das en una hora, lo que se va produciendo es un desánimo. Esto es algo que tenemos que revisar como cultura de la institución, porque nosotros también estamos contribuyendo. Es cierto que los estudiantes nos llegan con unas limitaciones cognitivas importantes, pero no generalmente no es por la capacidad intrínseca que tengan ellos, sino porque el sistema educativo realmente los ha preparado muy mal. Hay materias que ellos pasan y que no han visto en todo el año escolar; están también las deficiencias en lectoescritura, en fin, todo tenemos ejemplos y ejemplitos de este tipo. Entonces cuando el estudiante llega a la universidad y nosotros le decimos: “ Bueno, para estar en la universidad tenemos que leer ” , resulta que él ve el libro como un enemigo, como algo que además lo va a enfrentar con sus carencias ¡...y a nadie le gusta verse feo en el espejo! Y si además nosotros lo vemos como alguien que nos va a poner en entredicho ( “ s i él está saliendo mal, quiere decir que yo soy mal docente ” ) , el

ciencias socioculturales o deficiencias académicas, pero es necesario ubicarnos un poco en la realidad y preguntarnos con quién estamos trabajando. Porque muchas veces tenemos un “ e studiante ideal ” , y entonces aquel que no encaja en ese ideal lo rechazamos – porque nos hace ver mal, porque no es el estudiante que nos va a dar todas las glorias y los laureles. Entonces, yo creo que efectivamente en la oferta y en las propuestas que le hacemos a los estudiantes, nosotros tenemos que rescatarnos de ese lugar a veces un poco de impotencia, de tristeza y de desanimo. Porque eso se va generalizando y los estudiantes van dejando la materia y van relacionándose con los contenidos como con algo que no vale la pena. No como algo que es difícil y que me molesta, sino que como algo que simplemente no vale la pena. Un estudiante me decía con tono irónico: “ ¡ Profesora a mi me encanta cómo usted da la materia, pero se puso tan creativa este semestre...! ” . Y yo le dije bueno, sí ¿y cuál es el balance final de este semestre? “ No, profe, valió la pena ” . Se trata de eso, hacer que valga la pena. Ángel Sanabria: Es el tema de lo que en psicoanálisis se llama la transferencia. Estoy pensando en una frase de la psicoanalista Hebe Tizio – en un texto sobre educación, precisamente: “ r e lanzar la transferencia de los profesionales con su quehacer ” . La pérdida de la transferencia con lo que se hace no solamente pasa en educación, pasa también en medicina y en otras prácticas. Pero en el caso de educación tiene unas particularidades que son verdaderamente graves. Porque la transferencia implica, por un lado, el amor a lo que tú haces ( que es la vertiente de amor de la transferencia ) , pero también implica una suposición de saber ( la vertiente del “ sujeto supuesto saber ” , como lo llama Lacan ) . Entonces, en el caso del educador, ocurre una cosa muy grave que es la identificación del pro p io of ic io co m o e l d e un “ i ntelectual de segunda ” , un oficio que sólo se valorizaría por su talante “ h umanitario ” , cosa que implica una cierta des-responsabilización de los sujetos, en la medida en que el educador estaría allí para “ condolerse ” de los “ p obres alumnos ” y para sacrificarse por ellos. Eso deja al propio docente en una posición “ c aritativa ” o de “ m isionero ” , por así decir; en la que él

11

Claudia Arias: Sabes que yo he venido pensando mucho sobre el tema dela universidad, en una reflexión digamos personal, preguntándome por quéque nosotros aquí en Venezuela


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY le mostramos a todos los niños y a todos los adolescentes que lo bueno es ir a la universidad y si no vas a la universidad no eres nadie. Y hay tantas necesidades en una sociedad, que creo que hay que pensar un poco en para qué sirve la universidad. Por ejemplo, la oferta actual en Educación Media es: “ v amos a darte todas las facilidades de que te gradúes como sea, para que llegues a la universidad ” – a múltiples universidades. Pero ¿por qué tiene que estar todo el mundo en la universidad? ¿Para qué sirve la universidad? Pareciera que la única oferta que hay en Venezuela es ir a la universidad. Por ejemplo, yo me encontré entre mis estudiantes con una muchacha que tiene retardo, tiene retardo ( por una serie de signos, la manera como se expresa, etc. ) . Ella se sabe una persona especial, y además tiene un niño especial. Cuando yo le pregunto por qué quiere estar en la universidad, lo que me

“…en el caso del educador, ocurre una cosa muy grave ...la identificación del propio oficio como el de un “intelectual de segunda”, un oficio que sólo se valorizaría por su talante “humanitario”, cosa que implica una cierta desresponsabilización de los sujetos” responde es: “ Porque yo quiero ayudar a los niños especiales, es que yo quiero hacer algo por los niños ” . Es decir que ni siquiera tiene un proyecto en realidad, porque se puede hacer algo por los niños especiales desde muchos lugares... ¿Por qué tiene que ser desde el lugar del profesor de educación especial, o desde la profesión médica? ¿Por qué tiene que ser necesariamente desde un título universitario? ¿Por qué no se entiende todo el abanico de posibilidades que hay en el ejercicio de los diferentes oficios, en las diferentes posibilidades de inserción laboral en una sociedad – sino que se piensa que todo el mundo tiene que ser universitario? Creo que, de alguna manera, condenamos a muchas personas al fracaso, porque las personas entran sin tener ni siquiera el deseo claro de qué es lo que quieren ser. Entran a la universidad porque es lo que le ofrecen, es la oferta del Estado venezolano, y se estrellan. Y en cambio podrían ser magníficos técnicos en otras cosas o excelentes trabajadores manuales, tantas cosas. Muchas gracias por su participación en esta entrevista. Sus aportes nos han permitido acercarnos desde otra mirada a ese estudiante universitario actual, cohabitante de este ambiente llamado universidad.

“LOS ADMINISTRATIVOS QUEREMOS SER ESCUCHADOS” DIÁLOGO CON ÁNGEL PAREDES Y ELBA ROSA HERNÁNDEZ Alejandra Wilinski y Ángel Sanabria Redacción Psinergesis

I

nteresados en conocer el punto de vista del personal administrativo sobre la Universidad , Psinergesis conversó con Ángel Paredes, Jefe de la Sección de Estadística de la Unidad de Planificación del Instituto Rafael Alberto Escobar Lara y miembro de la directiva del Sindicato de Trabajadores del Pedagógico de Maracay (SUTAIPRAEL), y Elba Rosa Hernández, adscrita a la Unidad de Administración en Caja, quien participa también de la actividad gremial como Secretaria de Actas en SUTAIPRAEL. La entrevista se realizó durante el semestre 2011-1, en medio del conflicto de las universidades con el Gobierno en reclamo por los derechos salariales y el cumplimiento de las normas de homologación.

12


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

LA UPEL: “UN PARTO CON UNOS MUCHACHOS YA GRANDES” – ¿Cómo es y cómo debería ser la UPEL como Universidad?

Ángel Paredes: Desde el punto de vista académico mi visión no es quizás la más actualizada, en el sentido de estar en el aula de clase, captar y evaluar el producto que estamos egresando como lo hacen los docentes; sin embargo, puedo dar un aporte desde la perspectiva administrativa. Conviene comenzar aclarando cómo fue el proceso de creación de la UPEL en el año 1983, cuando se emitió el decreto de creación de la Universidad Pedagógica hasta la actualidad. La creación de la UPEL fue como “un parto con unos muchachos ya grandes”, debido a que cuando se crea la universidad, ya existían ocho institutos universitarios, y cada instituto tenía su forma de realizar los procesos administrativos, su forma de evaluar, sus propios reglamentos, etc. En la medida en que ha ido creciendo la Universidad, tratar de unir esos ocho institutos ha sido algo complejo, hasta el punto de que en la actualidad, a poco para cumplir 30 años de su creación en el 2013, todavía tenemos muchas diferencias y discrepancias entre un instituto y otro. Cosas como que, por ejemplo, en la estructura de nuestro Instituto, Servicios Generales (donde está inscrito todo el personal de mantenimiento y los autobuses) es una Unidad, mientras que en los otros institutos es una Sección que depende de Administración, por otra parte, Control de Estudios, que aquí en Maracay es Unidad de Control de Estudio, en los demás institutos es una Sección que pertenece a la Unidad de Secretaria. El Pedagógico de Maracay es el único donde la Secretaria no es Unidad. En todas las demás dependencias la Secretaría es la “Unidad de Secretaría”. Desde el punto de vista gremial ocurre igual, cuando se convoca a una asamblea de la Federación del sector administrativo, asiste un sindicato o gremio por universidad; pero en el caso de la UPEL se ven 9 gremios (8 Institutos y Sede Rectoral), porque todavía funcionamos separadamente a este nivel. Esa disgregación de gremios es producto de la forma como nació la UPEL. También hasta hace algunos años, por ejemplo, en una Comisión que trataba de unificar criterios de evaluación, se encontró que había institutos que evaluaban en base a 20 puntos, otros en base a 9 como el caso de Maracay, otros evaluaban en base a 10; luego todos nos igualamos en base a 10 y aun así había institutos donde la mínima aprobatoria era 6 en base a 10, otros donde la mínima nota aprobatoria era 5.No solamente eso, sino que hacer un proceso de traslado de un instituto a

otro, por ejemplo de Mejoramiento Valencia a Maracay, dejaba de ser un traslado para convertirse en una equivalencia, debido a que había que analizar el currículo, el pensum de estudio, sistema evaluativo -que eran diferentes de un instituto a otro. Y hoy todavía algo de eso existe cuando se someten a equivalencias programas que son homologados, lo que genera ciertos problemas a aquellos estudiantes que se cambian de un instituto a otro. Eso sencillamente no debería ser. Otro ejemplo es la inexistencia de un código único para las asignaturas, es posible que el nombre de las asignaturas existentes en los pensa sea la misma, que existan con el mismo nombre, pero que la codificación no sea igual aun teniendo el mismo programa sinóptico; eso obviamente genera trabas administrativas a la hora de hacer cualquier trámite. Lo mismo ocurre con los ascensos del personal administrativo, ya que las unidades de personal de cada instituto funcionan de manera diferente porque así ha venido funcionando desde siempre y resulta que hay cierta resistencia, o yo diría más bien que la sede rectoral no ha ejercido su poder sobre los institutos para unificar los criterios. – Se diría que hay mucho desconocimiento de lo que inicialmente se estableció que era cada cosa.

Ángel Paredes: La estructura está, pero los que estamos alrededor de las estructuras las hemos adecuado a nuestras conveniencias, y eso se ha convertido en ley a través de los años. ¿Por qué sucede esto? Porque normalmente no se escribe, no se escriben los manuales, las normas y procedimientos que indiquen la forma como se debería trabajar; eso ocasiona que en muchos momentos los procesos no sean del todo iguales. Elba Hernández: Ciertamente aún cuando somos una sola universidad, los procesos para todos son totalmente diferentes. Hace poco hubo la creación de unos cargos, y mientras en Maracay el proceso fue demasiado lento y con muchos escollos en el camino, en El Mácaro se dieron de manera mucho más rápida los mismos procesos que en otros pedagógicos, porque aún cuando somos una misma institución educativa, ellos no utilizan las mismas normas ni los mismos reglamentos. Entonces, hay que mejorar la forma como se hacen las cosas para que los procesos fluyan de manera más rápida y no se estanquen en una sola situación o en un mismo punto. Ángel Paredes: No estamos diciendo que nosotros como Instituto estemos más desorganizados y por eso las cosas se hagan más lentas, sino que nosotros hacemos el proceso de selección de manera diferente a

13

como se hace en otros pedagógicos. Por ejemplo, lo que decía Elba, en El Mácaro llegaron 50 cargos en octubre y ya en diciembre los habían entregado todos; aquí en cambio llegaron 50 cargos en octubre y nosotros estuvimos hasta marzo haciendo los concursos de esos cargos. Cuando nos pusimos a revisar con otros sindicatos, resulta que no es que seamos más ineficientes, sino que tenemos más normas, más reglas para ejecutar, hacemos un proceso más formal para el ingreso de las personas. En El Mácaro no es así, sino que se ingresa en función de que éste me cayó bien. – ¿Será entonces que ellos en El Mácaro están siendo demasiado discrecionales o que nosotros en Maracay estamos siendo demasiado burocráticos?

Ángel Paredes: Bueno, eso es un juego que se debe dar entre lo burocrático y lo discrecional. Cuando se realizan Coordinadoras donde van todos los institutos, Maracay por lo general sale excelente al lado de los otros porque todos esos procesos nosotros los hacemos apegados a las reglas y eso nos da mucha validez en nuestros procesos y a nivel de los formatos y de los cuadros que se entregan.

PROBLEMAS DE PLANIFICACIÓN Y CULTURA INSTITUCIONAL – En nuestro instituto pedagógico, el inicio del semestre suele ser un caos, entre otras cosas porque no se establece un plazo suficiente entre la inscripción y el inicio de clases. Primero se abren las secciones y se hacen los horarios, y después se ve quienes se inscribieron; entonces muchas veces se tienen que cerrar asignaturas porque no se inscribieron alumnos suficientes.

Ángel Paredes: Lo que pasa es que nosotros a veces nos ahogamos en vasos de agua, porque esos vasos de agua son lo que nosotros consideramos la regla, pero por uso y costumbre es como se han creado esas políticas. Me explico:Yo fui el desarrollador del sistema donde se montan los horarios académicos y cuando recabe los datos para hacerlo, la profesora Jefe de Planificación me dice: “Yo quiero un sistema que con darle a un botón me monte los horarios en toda la universidad”. Y, bueno, a nivel informático todo se puede hacer, pero para montar un sistema como ese debo hacerle algunas preguntas puntuales como: cuántas horas a la semana tiene por cada profesor, por cada espacio físico, por cada asignatura; siuna asignatura tiene tres horas, ¿yo puedo desagrupar esas tres y poner dos horas y una hora, o yo puedo poner esa asignatura en tres horas continuas? Es decir, por asignatura tenemos que darle al sistema muchas


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY informaciones. Lo mismo con el caso de los profesores, por ejemplo,el sistema puede poner a un profesor titular un viernes a las cinco de la tarde, pero si el profesor no acepta a esa hora entonces empezamos otra vez a mover horarios. Entonces, el sistema podemos crearlo como nosotros queramos, pero va a ser totalmente objetivo y no va a tomar en cuenta muchas cosas que son importantes. – ¿Qué ha faltado entonces, toma de decisiones?

Ángel Paredes: Anteriormente, se hacían los horarios en función de los profesores y de los departamentos. Se hizo un cambio y ahora ya no se montan los horarios en función de los profesores, si no que los profesores se adaptan en función a los horarios. Al profesor se le presentan los horarios y se le pregunta qué secciones va a administrar, pero lo que impera es el horario. Eso tuvo sus problemas para implantarse porque fue un cambio de paradigma, fue un cambio en la forma de hacer el proceso. Y hoy por hoy podemos decir que somos el único instituto que tiene automatizado el proceso de creación de horarios académicos. – Pero aunque reine el horario, sobre el horario reina lo que se supone que es la demanda del estudiante, el horario pareciera estar supeditado al estudiante. Incluso, la función de la inclusión parece ser darle la oportunidad de escoger al profesor.

Ángel Paredes: Vamos a ilustrar más o menos cómo funciona el sistema de horarios. El Jefe de Departamento estipula la oferta académica a mediados del semestre en curso, es decir, a mediados de este semestre (2011-1), estipula la oferta académica para el semestre siguiente (2011-2) y se la entrega a la Subdirección de Docencia, cabe destacar que la estimación de la demanda para este momento es casi imposible. Docencia la recibe y después de discutirla y analizarla, se transcribe en el sistema la oferta y la entrega a Planificación, que monta los horarios sobre la base de semestres anteriores, el sistema hace una proyección y automáticamente monta la misma asignatura en la misma aula en el mismo horario. Es decir, no toma en cuenta la disponibilidad del profesor ni la del espacio físico, sino que se monta la carga horaria completa. Esto se le entrega a los Jefes de Departamento, que le hacen modificaciones en función de diferentes criterios como la disponibilidad de docentes, etc. Todavía en este momento del proceso no ha terminado el semestre y no sabemos quienes aprobaron o no las diferentes asignaturas. Uno de los criterios fundamentales cuando se

crean los horarios es ofrecerle a la misma matrícula estudiantil las asignaturas que le corresponden en un semestre determinado y que no choque una asignatura con la otra. Pero, qué pasa, el problema también viene cuando hacemos el retiro, cambio e inclusión –que como Uds. decían, debería ser un proceso para resolver problemas puntuales, pero termina más bien convirtiéndose en una norma y en un generador de caos. Contando con la inclusión, muchos estudiantes no se inscriben en el proceso regular y luego vienen después a la tercera, cuarta, quinta semana del semestre para acomodar su inscripción y ver clase con los profesores que mejor les conviene. La inclusión se ha convertido en una perversión que hay que resolver de raíz y no con pañitos de agua tibia.

pudiera conseguir esa integración. Un órgano rector de los procesos administrativos.

DIVISION ENTRE GREMIOS: ¿LUCHA DE CLASES? – ¿Cómo ven Uds. el panorama de la integración entre los gremios, de cara a los retos tan difíciles que plantea el conflicto universitario con el Gobierno?

Elba Hernández: Lo principal sería, en primer lugar, unirnos los gremios. Yo siempre he estado en estas lides, y desde mi punto de vista, siempre ha existido una menor integración del gremio profesoral hacia esas luchas. Nosotros con los obreros siempre hemos estado a la par, siempre hemos estado en comunicación. – ¿Lo que estaría faltando entonces es la necesaAnteriormente (te hablo del año 97, antes de que yo ria integración entre los procesos académicos y los procesos administrativos? llegara a una Asociación de Empleados), en el Instituto existían las Intergremiales, donde estaban los cuatro Ángel Paredes: Yo creo que todo nace por la poca gremios: estudiantes, obreros, cultura que tenemos en la universidad administrativos y de escribir normas y procedidocentes, y trabamientos para hacer todos los jamos conjunprocesos. Porque si tamente, existiese una norma todo lo emitida por la Unihacíadad de Currículo y mos un procedimiento juntos. sobre cómo se debe Pero elaborar un programa últimasinóptico y convertirlo en mente, al un programa analítico, cuál menos desde lo es el mecanismo, los pasos que que yo he observado, se deben cumplir, entonces todo el los profesores están mundo tiene que apegarse a esa regla. La lucha de clases, Diego Rivera muy alejados de eso. Pero al no estar la norma escrita, cualCuando hacemos quiera de los mecanismos tiene que ser alguna toma, una caravana o una marcha, no vemos a válido, porque cada uno es independientes de cada los docentes. instituto, tenemos la autoridad de hacerlo. – Esto es muy interesante porque cuando se ha planteado la renovación curricular (con toda una serie de consideraciones teóricas y epistemológicas), hay cosas muy concretas y básicas –como esta de la integración entre los institutos- que no son discutidas y que la UPEL debería plantearse como un problema prioritario.

Ángel Paredes: Hay una figura que está tipificada en otras universidades, que es la del Vicerrectorado Administrativo, que nosotros en la UPEL no tenemos. Posiblemente, con un Vicerrectorado Administrativo, una estructura administrativa que tenga la jerarquía de Vicerrectorado en la cual se dictaminen los procedimientos que debe hacer cada una de las áreas (y a la que se pliegue cada una de las áreas), es posible que se

14

– ¿Y, en su opinión, a qué cree Ud. que se debe eso?

Elba Hernández: La verdad es que yo el problema lo veo es a nivel de la Federación de Profesores (FAPUV). Es más, mientras nosotros nos estamos uniendo con un grupo de profesores que están en FENASINPRES, junto con FENASOE (que es la de los obreros) y FETRAUNIVERSITARIOS que es la nuestra,1 los de FAPUV en cambio, sin querer faltarles el respeto, yo los veo como que pretenden es tener una élite, algo por allá arriba –es la impresión que yo personalmente tengo. Y no debería ser así, porque los problemas son de todos, todos pasamos por lo mismo, estamos sufriendo el mismo efecto, y no deberían estar por allá sino todos juntos.


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

Entonces, cada Asociación –en este caso, APROUPELsigue los lineamientos de FAPUV, y si ellos no los convocan a una toma o a una marcha, no lo hacen. En cambio nosotros sí, porque seguimos otros lineamientos hemos logrado unificar criterios conjuntamente con los obreros y estar a la par en las marchas y en las protestas por nuestras reivindicaciones. Entonces yo pienso que debería haber algún llamado a los profesores, para ver qué es lo que está pasando y por qué están tan fuera.

estipulaban esas diferencias, respondían al hecho de que para la época la mayoría del personal administrativo eran secretarias que muy pocas eran profesionales, casi todas eran bachilleres. Pero en la actualidad, la realidad es diferente, tenemos un batallón de gente con perspectivas de ascenso, de crecimiento, que tienen conocimiento y que manejan información, inclusive más importante que la que domina un profesor, sin ánimo de menospreciar.

– Entonces, en su opinión, lo que habría es una división entre los órganos de representación gremial, incluso por razones políticas. Pero, más allá de eso, hay tal vez características de los docentes que no favorecen esa integración: desde cierta “comodidad clase media” hasta la naturaleza específica de su trabajo, al menos en el caso del buen profesor, más ligado al compromiso diario de dar “su” clase o de investigar que a los asuntos propiamente reivindicativos.

– Tal vez de lo que se trata es de la discusión sobre qué es una comunidad universitaria y de qué modo se integra esa comunidad, incluyendo al personal obrero y administrativo. Pero integración no implica indiferenciación. Porque hay una misión central que define el ser mismo de la universidad, que es la relación educativa, en la cual el docente (el que ocupa el cargo de docente) tiene necesariamente un lugar central. Basta pensar, como ejemplo, que si en un momento dado hubiera un paro administrativo, si hay estudiantes (y aun si faltara la mitad de los estudiantes) se puede dar clase; pero si falta el profesor no se puede dar clases.

Ángel Paredes: Al respecto quisiera empezar hablando un poquito de historia. El concepto que existe de universidad actualmente es el mismo que reinaba en la época medieval, cuando se hablaba del claustro, que estaba conformado por docentes y estudiantes. Ese mismo concepto es el que priva en la constitución de 1961, pero resulta que la realidad medieval y la realidad universitaria desde 1961 para acá ha cambiado enormemente. Nosotros tenemos un personal administrativo que más del 50%, cerca del 70%, son profesionales (ingenieros, licenciados, médicos economistas, etc.). Y entonces hay un sentimiento desde hace varios años entre los administrativos de sentirnos marginados dentro de la universidad. Nos capacitamos, hacemos postgrados, algunos somos Doctores ya, y seguimos marginados, como si no tuviéramos dos dedos de frente para pensar, para tomar decisiones, para dirigir, para tener puestos de dirección en la universidad, e inclusive llegar a ser Decano, Vicerrector o Rector de la Universidad. ¿Por qué pasa eso? Porque en la universidad priva el hecho de que tiene que ser un docente el que llegue a ocupar esos cargos, pero el docente no como título académico, sino como figura de clase social dentro de la universidad. Aquí hay profesores que son veterinarios o ingenieros agrónomos o ingenieros en electrónica y que tienen el cargo de docente dentro de la universidad sin tener el título académico de profesor, pero como tienen el cargo docente entonces sí pueden llegar a ser rectores. Pero entonces tenemos a empleados dentro de la universidad que tienen un título igual a esas personas pero no pueden llegar a ser Rector porque no tienen el cargo docente dentro de la universidad. Así empiezan a existir ciertas diferencias e injusticias que a lo mejor al principio, cuando en el año 61 se

Ángel Paredes: El problema está en que no supiese quienes están inscritos en esa sección, ni supiese cual es el currículo de la asignatura, ni supiese todo lo demás de la estructura, por lo tanto tampoco pudiese haber clase. Entonces, no es que yo diga que los trabajadores administrativos abarquemos el espacio que no nos corresponde; pero por ejemplo el espacio de administrar la universidad es un espacio administrativo más que educativo. Un Vicerrector de Docencia que es quien administra la parte educativa debería ser un profesor, pero el Rector a lo mejor no es el que administra la parte educativa. El Rector tiene que administrar muchas otras cosas y de hecho la mayor parte del tiempo del Rector o del Decano se va más en el área administrativa (firmando cheques, aprobando partidas presupuestarias que van de un lado al otro), que realmente de acercarse a los departamentos o a las áreas educativas y supervisar efectivamente si funcionan, que actualmente es labor del Subdirector de Docencia. – Pero el Rector no es sólo un administrador, es un representante de la misión de la universidad...

Lo que digo es que este punto tiene que estar abierto para que lo discutamos, y que se converse. Lo que pasa es que para nosotros, el personal administrativo, desde el punto de vista gremial, ha sido difícil para hacernos oír porque existe un rechazo al cambio. Nosotros los administrativos lo que queremos es que nos oigan, de alguna manera establecer esos lazos de comunicación.

15

¿PARA DONDE VA LA UNIVERSIDAD? – ¿Qué retos piensan ustedes que tenemos planteados como universidad?

Ángel Paredes: Yo creo que vamos hacia la integración y la unidad de todos los gremios. Se han dado signos claros de eso, aunque tal vez no a la velocidad que debería. Siento que la universidad ha ido evolucionando pero muy poco a poco, más lento que la sociedad. La sociedad va una velocidad y la universidad como que no se ha ido adaptando a esa velocidad que lleva la sociedad. Es un proceso en el cual Venezuela cambió, estemos a favor o en contra del gobierno actual. Y dicho sea de paso (tal vez no viene al caso, pero yo no tengo ningún problema en decirlo), yo no estoy con el gobierno actual, no soy de esa misma tendencia política. Sin embargo, hay que reconocer que ha propiciado un cambio en la sociedad venezolana, en la forma de pensar, en la forma de adueñarnos de los procesos y de las cosas. Yo siento la universidad cada vez más mía y la protejo de los entes externos. Cuando voy a una reunión en el Ministerio y ellos me dicen que la universidad no ha rendido cuentas, yo me siento mal porque nosotros no estamos entregando las cuentas que tenemos que entregar. Entonces vengo aquí a la universidad y formo el rollo que tengo que formar, para que entreguemos las cuentas. Porque a mí me gustaría, que la universidad me dijera: “claro que entregamos cuenta, aquí está”; y yo pudiera ir a la OPSU y decirles: “aquí están las cuentas entregadas por la universidad”. Por último, quisiéramos agradecer al equipo de redacción de esta revista la oportunidad de expresarnos y de demostrar parte de lo que aquí se ha dicho, ya que en otra época tal vez nuestra opinión no era tan importante, y la evolución de nuestra universidad se observa en hechos como este. ________________________________________________ 1 La página web de FENASINPRES nos informa, en nota de prensa del 24 de marzo de 2011, que “las federaciones de trabajadores universitarios (FENASINPRES, FENASTRAUV, FETRAUVE, FETRAUNIVERSITARIOS, FENASOE y sindicatos no federados), que respaldan al comandante presidente Hugo Chávez”, asistieron ese día al Centro Internacional Miranda a la instalación de las mesas de diálogo reivindicativas y salariales convocadas por el MPPEU y el MINTRASS, en las cuales FAPUV no fue admitida (con el argumento de no constituir una agrupación de sindicatos, sino de asociaciones civiles). Añade la nota de prensa: “En primera instancia se acordó en la plenaria que mientras estén instaladas las mesas de dialogo ninguna de las federaciones participará en actividades de agitación de calle. Posteriormente, cada federación designó un equipo de cinco representantes por mesa quienes en las próximas 4 semanas debatirán y acordarán sobre el ajuste salarial, las deudas del sector universitario, la previsión social, los concursos de personal para ingreso a las universidades y la transformación universitaria.”. (http://www.fenasinpres.org/opinion_mostrar.php? id_not=2446). Como es sabido, posteriormente el presidente decretó unilateralmente un aumento unico de sueldos del 40%, sin considerar niniguna de las propuestas salariales –ni las de FAPUV ni las de las federaciones afines al Gobierno–cada una de las cuales contemplaba, con porcentajes y condiciones diferentes, aumentos salariales para el 2009, 2010 y 2011 (N. de la R.).


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

EL

Norberto Buesaquillo

ACTO DEL EDUCADOR

FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY

T

oda sociedad transforma su espacio lidades de desarrollo y calidad de vida. de acuerdo a sus necesidades y Ahora bien, si todo docente, en su formación académica exigencias, éstas pueden ser de tipo está dotado de estas actitudes arriba señaladas, ¿por qué político, económico, religioso, geográencontramos en nuestros espacios académicos, ya sea de fico. Esta acción es coyuntural en su organización, educación básica, diversificado o a nivel superior, docentes pues de una u otra manera están respondiendo a los que se sienten ajenos a la lucha por ciertas reivindicaciones tiempos en los cuales se establecen. que son necesarias para una mejor calidad educativa y de Cuando se hace referencia a esas transformaciones, vida profesional? aparece la educación como fundamento que sustenta A finales del 2010 y principios del 2011, se inició una serie y genera a la vez cambios posibles en la vida de cada de protestas contra el gobierno nacional, reclamándole un uno de los ciudadanos que integran dicha sociedad. mejor salario, dotaciones para las instituciones, beneficios Ésta, se presenta como propulsora de desarrollo, de en cuanto a salud, alimentación, formación académica, pago dinamisde deudas mo, de atrasadas, y posibilifueron muy ¿Qué tipo de docente se está formando en nuestras dad de pocos los docasas de estudio? ¿Es propio del docente manifestar? comprencentes de la ¿Cómo formar consciencia crítica en los alumnos der lo que UPEL–Maracay, cuando somos pasivos ante lo que nos daña y nos acontece que asistieron a en la las reuniones y perjudica como docentes? historia, acciones que se en el decidieron devenir del tiempo. Se podría decir que desde ella se hacer por parte de organizaciones a favor de los derecho de perfila el futuro. De hecho, cada sociedad surge conlos docentes. juntamente con la educación, es decir, ni la sociedad Cabe destacar que, durante esos mismos meses, los obrehace surgir a la sociedad ni la sociedad genera a la ros y administrativos de nuestra casa de estudio, estuvieron educación. Se podría afirmar que hombre y educación protestando por sus beneficios, y su organización reflejaba aparecen de manera simbiótica: sin sociedad no hay no solamente más presencia, sino persistencia. Nosotros educación y sin educación no hay sociedad. que somos aproximadamente entre 300 y 350 docentes Es por esto que, la educación está dentro de ordinarios, tiempo completo y toda la vida social, se presenta de manera dedicación exclusiva, difícilinformal, como la familia la calle, el mente logramos concentrar en juego, etc., pero también de manenuestras reuniones 100 personas; ra formal, la escuela. Ésta por otro lado, las acciones tomadas última requiere de todo un por lo que se lograba decidir en esfuerzo estadal y guberese quórum, difícilmente se namental para que llegue a cumplían. Por ejemplo, a la todas las personas que integran acción de paros escalonados, un país. donde se pedía no dar clases, En cuanto a la formación del sino venir y en ese tiempo sendocente, cada universidad sibilizar a los alumnos sobre las espacio privilegiado- tiene como protestas que los docentes unifinalidad favorecer un perfil de versitarios estaban haciendo, nos profesional que sea capaz de encontrábamos que muchos no conocer y comprender la realidad asistían a sus lugares de trabajo, y otros donde se encuentra. Haciendo vociferaban que eso era perder tiempo, que referencia a la Universidad Pedagógica Experimental se atrasarían con la materia, que no lograrían dar Libertador (UPEL), específicamente la sede de Maratodo el programa, y otros sencillamente eran los eternos cay, encontramos dentro de su pensum de estudios, ausentes. Para colmo de la situación, cuando se lograba que se busca promover la formación de un docente algo de las protestas, eran los primeros en estar en la admiintegral, capaz de participar de la cultura y de la socienistración. Con esto último no quiero decir que se debe dad, para poder asumir comprometidamente su transdejar perder lo que por derecho corresponde, lo que llama formación de acuerdo a las exigencias tanto políticas, poderosamente la atención es cómo un grupo de docentes sociales, culturales, religiosas, éticas, económicas, que deben ser propulsores de conciencias críticas, y transque surgen en el momento histórico que se vive en su formadores de realidades, los vemos sumidos como un quehacer educativo. Todo esto anteponiéndose al rebaño que al son de un sonido o de un grito de euforia, mero hecho de ser sólo transmisores de conocimiento. corren detrás del amo. Esta formación dará como resultado un docente con Esto hace que surgen varias interrogantes, que si bien, no consciencia crítica, capaz de promover, denunciar, se pretenden responder en este espacio, sí quieren generan participar, de cambios estructurales en la sociedad. Un una reflexión: ¿Qué tipo de docente se está formando en profesional capaz de informar, formar y acompañar a nuestras casas de estudio? ¿El fin del quehacer educativo las nuevas generaciones para impulsar nuevas posibies informar o formar? ¿Es propio del docente manifestar?

16


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

¿Cómo formar consciencia crítica en los alumnos cuando somos pasivos ante lo que nos daña y nos perjudica como docentes?

que no solamente promuevan con el discurso, sino con la vida misma. Creo

Pero creo que surge una pregunta en especial que es pertinente hacerse: ¿Cómo transformar una sociedad sin compromisos, sin proyectos, sin líderes que denuncien, sin forjadores de una mejor calidad de vida? Si queremos una sociedad más justa, más honesta, con valores, necesitamos líderes

que el mejor modelo de vida que pueden tener las nuevas generaciones, es un docente comprometido con cada una de las vidas que se encuentra en su quehacer; un docente no solamente sensible a lo que acontece, sino capaz de asumir el reto de ser transformador de aquello que no es propio de la buena vida.

¿El poder de la Universidad o al Poder en la universidad? Maritza Cárdenas UPEL Maracay

L

a crisis de autonomía, un entorno político poco favorable y la creciente disminución de los recursos en la que está sumergida la universidad venezolana permiten el establecimiento de un clima de insatisfacción de parte de todos los sectores que hacen vida dentro de ella. Lo que ha su vez produce una inminente inmovilización y aturdimiento que ni los gremios saben desentrañar. Las únicas movilizaciones o manifestaciones de ese sentimiento han sido ejercidas de manera difusa, endeble y discontinua por parte de los gremios por separado y con el único y débil objetivo de clamar por las reivindicaciones salariales que hemos visto mermar. Y no es que el asunto salarial no tenga importancia, lo que sucede es que este efecto es el producto de una cadena de desmedros que hemos visto aparecer y simplemente le hemos dado la espalda porque “yo no me meto en política” o “la política es así”. Lamentables comentarios nos han llevado a lo que hoy vivimos y que solo podemos remediar con cultura, cultura política, con formación y con claridad del rol que cada quien ocupa dentro

de la trama estructural que nos agrupa. Pero para entender esto se necesita de una muy buena dote de madurez personal, profesional y una singular aspiración de poder, no por “poder” sino para el fortalecimiento de la comunidad universitaria y la comunidad académica. He aquí uno de los primeros elementos a aclarar para poder unificar ciertos criterios y establecer puentes que nos conecten como gremios, sin homogeneizarnos pero con el ánimo de nuclearnos como universidad. Este punto es la distinción entre comunidad académica y comunidad universitaria, términos que deben entenderse y respetarse entre sí como símbolos de integración, imagen y visión de país. En este sentido, la comunidad universitaria debe entenderse como el conjunto de personas que hacen vida dentro del recinto universitario, entiéndase personal docente, administrativo, obrero, estudiantes, establecimientos o comerciantes autorizados, organizaciones vinculadas a las actividades académicas, sociales o de investigación y cualquier otra de naturaleza activa

17

que dinamice las acciones de la universidad y sus actores. Sus aportes son, por así decirlo, aislados, poco prometedores de la consistencia de valores éticos, inspiración investigativa o hacia el fortalecimiento del pensamiento crítico necesarios en la conformación personal y profesional del egresado y de la sociedad en general. Por otro lado, la comunidad académica está conformada por la suma de docentes, investigadores y estudiantes que desarrollan conocimientos, comparten información dentro del proceso de formación. En fin, son los responsables totales y absolutos de la Producción y Proyección de conocimientos para tratar de solucionar los problemas de la sociedad. Y esto no es pura necedad, esto está prescrito en los diferentes documentos jurídicos, llámense leyes, reglamentos, resoluciones y demás políticas internas, Estatales y multilaterales que así lo precisan. Es esta comunidad académica la que ha venido (con traspiés) ejerciendo cierto rol social, de asesoría al Estado, semillero de los profesionales que el país requiere, y al mismo tiempo conductora de su destino político interno desde


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

FORO: NUESTRA UNIVERSIDAD HOY

la autonomía que aún el Estado

garantiza. Tales definiciones sugieren ciertas diferencias entre los gremios, pero ¿Dónde nace el problema o la insatisfacción, que ya no solo es una sensación, sino un quiebre comunicacional entre los coe xis tentes fac tores universitarios?; Allí tra taremos de llegar, puntualizando que la profunda crisis interna que vemos, percibimos y hablamos, no es mas que una inte rpretación mal conducida produc to de nuestra mala comunicación. Pues la dife rencia entre ambos sec tores radica en la concepción de cada uno frente a las accion es o funciones ocupacionale s como rasgos deseables en las áreas de incumbencia en el campo profesional para lo cual fueron creados en el seno de la universidad; y has ta que esto no se entienda y se acepte, profundiz aremos en la distancia como gremios dentro de la misma org anización. Ya que los problemas polític os, de poder y de gerencia, no tienen que ver (en lo abs oluto) con asunto alguno relacionado a las funciones, roles, desempeño, profesión , mención o habilidades de las personas vinculadas en uno u otro grupo, como así lo hac e ver el sec tor adminis trativo. Por tanto, si apuntamos a que todo es un problema de reconocimiento y posicionam iento de cada cual como gremio, eso es eminenteme nte político, esto solo se dirime en el campo de la comprensión social desde el ámbito de la comunicación, lo ético, y la autoes tima de quienes se ven dentro de los recintos universitarios. Político porque es la esenci a capital que permite la pre servación de los valores, del diálogo y el respeto por la labor de todos los gremios dentro de la comunidad (o polis universitaria al estilo gri ego más clásico), lo cual en el fondo garantiza la existen cia de todos. Esta cuota de comunidad uni versitaria se ha ido polarizando y agrupando en un sec tor importante del que se asiste la universidad, y est á representado básicamente

18

por la fracción de administra tivos, cuyo gremio ha estado levantando la voz y tomand o la batuta por los reclamos salariales y dudas adq uiridas por el gobierno con ese mismo sec tor y con la uni versidad. Ahora bien, la molestia que ma nifiesta el sec tor administra tivo (básicamente) busca señalar a la universidad (y solapadamente a la comuni dad académica, en este cas o específicamente a los profes ores) como culpable por su supuesta decadencia, obs olescencia y anacronismo gerencial para solucionarlo todo, como si de una varita mágica se tra tara, donde lo que realmente no es más que el reflejo de la situación soc ial y política del país en su conjunto. Y si la madurez que la interpretación requiere no alumbra el camino para todos, lamentablemente no podremos avanzar en el cam ino juntos, y la sociedad, más temprano que tarde, cob rará esa ligereza. Sus acciones han tenido un gran eco dentro del gobierno, quien hábilmente se apr ovecha de esta incipiente efervescencia para crearl es el espacio de “libertad sindical” con su único y dem agogo plan de manipular, tras bastidores, y coronar un espacio que nunca se había cedido. Además el impact o político a lo interno en la universidad les ha dado imp ortancia como agrupación, la cual ahora aspira el poder. ientras tanto la oscuridad se apodera del horizonte universitario venezo lano, que en palabras de Aníbal Romero son “tiempos de estremecimiento sociopolítico”. Lo cua l permite advertir una progresiva pero arbitraria tenden cia hacia la ostentación del poder en una dirección igu alitarista y desconsiderada, dirigido por la avidez de controlar la sociedad y de limitar y has ta suprimir la dis idencia.

M


Revista Psinergesis, Nยบ 6-7, junio de 2012

19


Revista Psinergesis, Nยบ 6-7, junio de 2012

20


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

MOISÉS MAY

ES un joven estudiante de la Especialidad de Biología del Pedagógico de Maracay. Sin tener estudios formales en el área de las ilustraciones, ha desarrollado sin embargo un interés especial hacia los comics. Sus trabajos, hechos de forma aficionada y sin publicar hasta el momento, muestran un talento singular que merece ser conocido. 21


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

ARBITRAJE TUTORIAL: UNA PROPUESTA ALTERNATIVA Ángel Sanabria UPEL Maracay

L

a actividad investigativa constituye una experiencia básica en la formación académica universitaria y en la inserción del estudiante en una comunidad científica y profesional. A pesar de que el estudiante se encuentra enfrentado diariamente a exigencias de producción académica, muchas de las cuales llegan a despertar en él inquietudes intelectuales, por lo general las mismas no son presentadas ni asumidas como procesos de investigación que pueden dar lugar a la publicación de un producto escrito. Ello se debe en parte al estatus asignado a la investigación como actividad exclusiva de “especialistas” y a la poca disponibilidad de alternativas de publicación distintas a la de las revistas científicas o académicas especializadas. La mayor parte de las revistas de corte académico se han orientado hacia un estilo de arbitraje que toma como modelo el género de las publicaciones o artículos “científicos”. Con ello se ha introducido una cierta tendencia a la estandarización del tipo de exigencias que deben llenar los escritos para tener cabida en ellas, y se ha descuidado la creación de espacios de intercambio y divulgación en los que –sin abandonar las exigencias de calidad en la escritura- pueda acogerse un rango más amplio de textos en una diversidad de géneros: ensayos, artículos de opinión, reseñas de libros y filmes, crónicas, entrevistas, avances de investigación, productos didácticos, etc. Este rango más amplio de géneros puede ser válidamente articulado con procesos de investigación y ofrecer así una vía accesible para estudiantes que se inician como potenciales autores en la experiencia de la producción investigativa, y un nuevo ámbito para la promoción de la investigación y de la escritura, como parte de la acción docente en el contexto de la formación universitaria.

El arbitraje tutorial y el Proyecto Psinergesis

E

l proyecto “Psinergesis: investigar, escribir, publicar”, se propone promover, analizar y sistematizar experiencias de investigación, escritura y publicación académica con estudiantes universitarios, a través de un proyecto académico en torno a la Revista de Divulgación Psinergesis. Dicho Proyecto Académico está basado en la integración de la investigación, de la escritura y de la publicación, bajo tres aspectos: 1. Incorporación de estudiantes en el Comité de Redacción, y participación en las diversas actividades de producción de la Revista: programación del contenido de cada número, elaboración de reportajes, entrevistas y artículos, diagramación, reproducción, etc. 2. Canalización, promoción y asesoría de estudiantes para la elaboración de contribuciones para la Revista, través de miniproyectos de investigación/escritura dentro y fuera de las asignaturas regulares. Promoción de la participación de docentes tanto con sus colaboraciones escritas como en la promoción y asesoría de colaboraciones estudiantiles, bajo la modalidad innovadora del Arbitraje Tutorial. Uno de los pilares del proyecto lo constituye la propuesta de lo que hemos denominado Arbitraje Tutorial o Arbitraje de Base Tutorial, y que hemos ido bosquejando a partir de las experiencias de asesoría de los trabajos de la Revista en el contexto de la Asignatura de Extensión Acreditable. Podemos concebir el arbitraje tutorial como una modalidad de arbitraje a partir de un sistema de revisión abierta y basada en una acción tutorial docente, para tomar la expresión de Gairín, Feixas, Guillamón y Quinquer: La acción tutorial integrada en la acción docente debe servir para posibilitar, a través de una retroalimentación adecuada, que los estudiantes aprendan de sus errores, facilitarles posibles remedios a sus dificultades, motivarles y ayudarles a centrar sus logros; consolidar sus aprendizajes, ayudarles a aplicar principios abstractos en contextos prácticos; estimar su potencial para progresar hacia otros niveles, y guiar la elección de alternativas. (Gairín, Feixas, Guillamón y Quinquer, 2004, pag. 3) Se trata entonces de una propuesta de integración del proceso

22


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

de arbitraje, propio de las publicaciones científicas convencionales, al marco de la acción pedagógica y en el contexto de publicaciones de difusión de corte académico y universitario. En esta modalidad el proceso de arbitraje estaría orientado a la retroinformación, orientación y asesoría de los noveles autores (el estudiante-autor en tanto sujeto investigador y escritor) dentro del proceso de investigación y escritura que conduce a la producción y publicación de textos de cierto nivel de calidad. El arbitraje, por lo tanto, queda enmarcado en la instauración de un vínculo educativo (Sanabria, 2007) y pasa a formar parte de un proceso mediación pedagógica.

apreciación evaluativa de cada aspecto del texto final (por ejemplo, “A”, “B”, “C”...). Los criterios formales específicos de cada género expositivo estarían ubicados fundamentalmente en el cuadrante “I”.

Arbitraje por géneros

O

tro aspecto de la propuesta es la investigación y progresivo desarrollo de criterios de arbitraje según los diferentes géneros de escritura, y no solamente para artículos científicos (o papers). Cada género de escritura tiene sus propias exigencias y convenciones formales, según se trate de una crónica, una entrevista, un reportaje o un ensayo; criterios que deben ser sistematizados e incorporados en la elaboración y valoración de los escritos, de tal modo que diversos árbitros puedan tener una referencia suficientemente clara para realizar la labor de arbitraje tutorial. Adicionalmente, proponemos una rejilla de arbitraje tutorial que pretende ofrecer un marco común para revisión de la calidad de los textos. La rejilla está conformada por una matriz construida a partir de dos ejes: forma-contenido y acople-aporte. FORMA: Aspectos de redacción y estilo dentro de cada género. CONTENIDO: Aspectos sustantivos o de contenido. ACOPLE: Dimensión de “repetición” o de ajuste a pautas y contenidos establecidos. APORTE: Dimensión de “invención” o de aporte creativo. Del cruce de estas dimensiones resultan cuatro cuadrantes o aspectos a considerar: I: II: III: IV:

Apego a normas metodológicas y de escritura Recursos retóricos y estilísticos Dominio del tema y de los contenidos Aporte crítico o interpretativo personal

En cada uno de los cuadrantes pueden colocarse las respectivas observaciones y comentarios sobre el texto en revisión, o la

Esta rejilla puede servir como instrumento para las asesorías, así como referencia común para la discusión e intercambio entre diferentes árbitros o investigadores.

La promoción del vínculo educativo

E

n conclusión, la propuesta del arbitraje tutorial busca ofrecer un modelo flexible para la incorporación de docentes al proyecto, a través de los vínculos que se establecen a través del contacto diario en una asignatura o en otras actividades académicas, pudiendo así cualquier profesor interesado tomar a su cargo grupal o individualmente un número de estudiantes, y pasar así a formar parte del cuerpo de árbitros. REFERENCIAS Gairín, Joaquín; Feixas, Mónica; Guillamón, Cristina; y Quinquer, Dolors. (2004). “La tutoría académica en el escenario europeo de la Educación Superior“,Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 18(1), (2004), 61-77. [Artículo en línea] Disponible: https:// www.usal.es/~ofeees/ARTICULOS/ TUTORIA_ACADEMICA_GAIRIN.pdf Segovia Largo, Ángel; y Fresco Calvo, Xoán Emilio. (2000). “La acción tutorial en el marco docente”, [Documento en línea]. Disponible: webs.uvigo.es/ageps/crasga/Accituto.pdf

23


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

EL LUGAR DE LA EDUCACIÓN EN EL MUNDO DE LAS CIENCIAS Alexis Riera, Rafael Silva y Xiomara de Silva UPEL-Maracay

Introducción

E

l objeto del ensayo, es dar a conocer los cambios ocurridos en el campo de la Ciencia y sus implicaciones divulgativas en el Proceso de la Educación. Los Investigadores y Educadores, del Instituto Pedagógico “Rafael Alberto Escobar Lara”, han observado durante estos años el acercamiento de la Ciencia en el Campo Educativo mediante las Jornadas de Investigadores Junior, que incorporan a estudiantes de Educación Superior y de Educación Media del nivel 1º y 2º de Ciencias, con la presentación de trabajos de investigación. Hace años cuando la Asociación Venezolana para el Avance da la Ciencia (ASOVAC), promovía sus eventos anualmente, era como una obligatoriedad, presentar trabajos de niveles mayores por parte de los Investigadores que hacen vidas en los Centros de Investigaciones y en las Casas de Estudios Superiores, para informar a la sociedad mediante textos de divulgación científica como lo era, las Actas Científicas venezolanas, promovidas por esta agrupación, donde se hacía pública las investigaciones realizadas en ese año. Esto en los actuales momentos no existe. La relación entre Ciencia, Tecnología y Sociedad Los hallazgos científicos que pueden tener relevancia en el entorno social, no se están informando al Sistema Educativo, en contrapuesto a la relación que debe tener Ciencia-Educación. En base a esta problemática podemos citar a un insigne Investigador como lo es el Dr. Arístides Bastidas en su texto “Los Padres del Conocimientos” (1991): La mezcla de información valiosa sobre los grandes descubrimientos científicos de la humanidad con comentarios, apreciaciones, relatos de la misma vida del científico generador del conocimiento o del entorno en que este desarrolla su vida y trabajo como investigador. De tal manera, que además de poderse conocer una nueva verdad sobre la naturaleza, el universo, el hombre, la sociedad y las relaciones que se establecen entre ellos, se pueden valorar aún más el mismo por la des-

cripción y análisis que nos brindan las circunstancia que permitieron su surgimiento. (pág.3)

De acuerdo a esta idea, permite identificar al proceso educativo con el rol que debe tener de informar los descubrimientos científicos e incorporarlos al proceso de aprendizaje. Ahora bien, la educación como ciencia se debe dar los parámetros para entender cuando se hace ciencia o estudios, para mejorar lo que ya fue descubierto. En el país, hasta la mitad de este siglo la ciencia no ocupaba un lugar en el pensamiento de sociólogos, historiadores o estudiosos en la

materia (Pérez, 1997). En los actuales momentos, se ha desarrollado el proceso científico haciendo énfasis en los proyectos del Estado con el objetivo del desarrollo social. En ese sentido, la Ciencia busca descubrir fenómenos que ocurren en cualquier parte de nuestro universo físico real utilizando el método científico, para luego incorporar ese conocimiento a la sociedad. Esta metodología en el transcurso de los años ochenta, se le denominaba ciencia pura o aplicada, de acuerdo a si se orientaba o no al descubrimiento originario de teorías o leyes. Hoy en día se habla de los paradigmas cualitativo, cuantitativo y de la conjugación de los dos, para clasificar o divulgar los descubrimientos hechos mediante el proceso de la ciencia y por cualquiera de estas vías se puede teorizar o surgir nuevas leyes. La ciencia tiene por objeto descubrir y genera nuevos

24

conocimientos mediante el método científico. ¿Pero quién origina estos conocimientos? La clave de esto son los investigadores que originan productos nuevos mediante esta metodología. Se toma como ejemplo el de Todd Blumenkopf, (Citado en American Chemical Society, 1998), quien sintetiza moléculas que luego de ensayos posteriores pueden utilizarse como medicamento. Todd sintetizó un compuesto orgánico que a futuro puede emplearse para tratar la infección del virus del herpes. Cuando él era muchacho mostró interés por la ciencia, sus padres pensaron que, por su condición de discapacitado, podría ser mejor aceptado en la ciencias que en otros campos, de manera que lo ayudaron a dedicarse a ella. Una buena parte de su tiempo libre se dedicó a producir material didáctico apropiado que ayudará a mejorar la accesibilidad de los laboratorios químicos para los discapacitados. Este es un buen ejemplo de un investigador que, utilizando el método científico para hacer ciencia, sus experiencias lo conducen a incorporar en el proceso educativo formas didácticas de formar nuevos investigadores con características de discapacidad. En la actualidad, se habla tanto y tan complejamente de los hallazgos científicos que a veces no se comprenden, para eso, se debe hacer una didáctica científica con el fin de la interpretar y comprender los descubrimientos que se hacen en el campo de la ciencia. Ahora bien, una de las cosas nuevas que debe introducirse en los descubrimientos científicos, es el período de validación en el tiempo. En todo quehacer científico debe ser incorporada la nueva Ciencia de la Fiabilidad, la cual nos permite controlar la regularidad del funcionamiento, su duración y posibilidad de ser rectificado, asegurando así el cumplimiento de las funciones que le han sido encomendadas por la sociedad. De acuerdo con lo anterior, surge una nueva problemática para el investigador moderno en el área de ciencias, al tener que incorporar en el contenido de su trabajo a publicar la fiabilidad de su descubrimiento. En la relación entre Ciencia, Tecnología y Sociedad


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

(CTS) el investigador debe conocer el enfoque que debe darle a su trabajo dentro de una concepción de la ciencia como actividad realizada por y para seres humanos; pero a esto debe agregársele la fiabilidad como componente importante. De este modo, la nueva teoría quedaría como Ciencia Tecnología Sociedad y Fiabilidad (CTSF).

de sus créditos en aquellas materias (Matemáticas, Física, Química o Biología, según el caso) en que deberían, una vez incorporados al magisterio, ser formadores de nuevas promociones de niños y adolescentes. Con este problema, el educando tiene que buscar vías para mejorar sus conocimientos a través de cursos de mejoramiento profesional que le sirvan para transmitir conocimientos específicos sobre las materias de su responsabilidad. Es razona¿Como formar los ble que quien está siendo educado para enseñar matemáticas sea, ante todo, un buen matemático y Profesores de Ciencias? que quien se prepara para enseñar biología sea un buen biólogo; pero ante todo se debe ser un buen Se ha hecho referencia al horizonte cultural y cognitipedagogo. Algunas investigaciones han puesto de vo que la educación debe proporcionar a los jóvenes, manifiesto cómo la enseñanza proporciona, en genepara lo cual los profesores de ciencias deben recibir, ral, una visión deformada de la ciencia, así como de ellos primero, una formación científica muy amplia y las científicas y científicos. ¿Qué aspectos caracterideliberadamente inscrita en valores humanistas, zan dicha visión? Se trata de profundizar en una de ecologistas y estéticos, a fin de que su trabajo docenlas supuestas causas del desinterés de los estudiante contribuya decisivamente en el fortalecimiento de tes hacia la ciencia y el trabajo científico sobre la que las relaciones humanas y en hacer la vida social más existe abundante bibliografía que puede ayudar al enriquecedora, productiva, estimulante, enfocada en profesorado para tomar conciencia del problema (Gil, la idea del CTSF. En el Currículo Pedagógico, la forma1993). Por otra parte, los grandes problemas a que ción de los educadores para hacer ciencias se debe conducen las deficientes políticas públicas en los mejorar. Por un lado, es casi exclusivamente teórico, distintos países, particularmente en aquellos de aunque la propia pedagogía debe emerger de la grandes economías, son tales que la sociedad mundial práctica puesto que la educación es una actividad ve amenazada su sobrevivencia, de mantenerse las práctica en la que al maestro dentro del aula se le actuales condiciones de producción a espaldas de la presentan problemas que debe solucionar utilizando el cultura y el medio ambiente. Bien se sabe que ciencia método científico. La teoría y la experimentación son y tecnología están íntimamente implicadas en el igualmente importantes y constituyen dos ámbitos avance general de la sociedad mundial y, a la vez, en su grave crisis de valores, La ciencia tiene por objeto descubrir y exclusión social e incertigenera nuevos conocimientos mediante dumbre de futuro. Por ello, la práctica científica y el método científico. ¿Pero quién origina tecnológica debe fundarse estos conocimientos? en un compromiso integral explícito con los ciudadanos y la comunidad; es decir, en complementarios; por lo que es imposible educar en un nuevo pacto social. Y, para que la sociedad pueda ciencias si no se conocen las bases conceptuales, las exigir a sus productores científicos y a sus tecnólogos leyes causales y los procedimientos para ponerlas a un nuevo pacto social, es indispensable un programa prueba. La educación debe tener un fuerte componenintensivo de educación científica, escolarizada y no te experimental para que la teoría sea inteligible y escolarizada, a la población en su conjunto. Socializar atractiva, y se constituya en el nuevo sentido común los conocimientos de la ciencia y los usos tecnológidel estudiante, tal como lo expresa Carr y Kemmis cos es la forma de construir una opinión pública (1988). educada para juzgar la calidad y pertinencia de la actividad de los científicos y tecnólogos. La educación La teoría debe informar y transformar la práctica para requiere de la movilización de toda la sociedad y no informar y transformar las maneras en que la práctica sólo del aparato estatal y privado destinado a la se experimenta y entiende... No hay transición de la enseñanza escolar y superior. Y esta movilización no teoría a la práctica como tal, sino más bien de lo puede ser únicamente el resultado de una convocatoirracional a lo racional, de la ignorancia y el hábito al ria formal sino una expresión de voluntad social y conocimiento y la reflexión... ambas son empresas política general; de instituciones y personas decididas prácticas cuya teoría conductora reside en la conciena que la exploración, el descubrimiento y el uso del cia reflexiva de los respectivos practicantes. (pág. 128). conocimiento sean prácticas cotidianas de vida Por otra parte, es preocupante que los estudiantes de (Abugattás, 2008). las carreras superiores de Educación en Ciencias Aplicadas en las Universidades e Institutos de Tecnología del país, sólo lleven un porcentaje menor al 20%

25

Conclusión Con este ensayo reflexivo se espera influenciar a todos los involucrados en el proceso educacional para abordar la problemática del conocimiento científico y buscar vías para informar los descubrimientos que se están haciendo en cualquier área de la Ciencia. Desde los tiempos modernos, a partir del siglo XVII, el hombre vive tan persuadido de que la realidad le viene descubierta por la ciencia, que nada parece haberle hecho reparar en la existencia de esta persuasión básica. Nunca cupo al hombre moderno la menor duda de ello. Podrá ser que la ciencia le resulte fragmentaria y cambiante, pero con resolución ha visto en estos dos caracteres algo más que una triste condición humana, los ha elevado a la categoría de estructura formal de la ciencia y ha hecho así de ésta una constitutiva aproximación a la realidad.

Referencias Abugattás, J. (2008). Políticas Educativas y Formación Continúa en el Mundo de Hoy. Congreso Encinas 2008. American Chemical Society, (1998). QuimCom. Química en la Comunidad. México: Addison-Wesley Longman. Bastidas A, (1991). Los Padres del Conocimientos. Edit. CONICIT: Caracas. Venezuela. Cardoso, Fernando Henrique (1972). Estado y Sociedad en América Latina. Buenos Aires: Nueva Visión Carr, W. y Kemmis, S. (1988). Teoría Crítica de la Enseñanza. Barcelona. España: Martínez Roca. Eigen, P. (2003). “Presentación del Informe Global de la Corrupción 2003”. Documento en línea. Disponible en: http://www.globalcorruptionreport.org/dow nload/ gcr2003/SPANISH_Introduccion.pdf Estévez, M. (2005, Ene-Mar). “Reflexiones Teóricas sobre la Corrupción: Sus dimensiones política, económica y social.”. Revista Venezolana de Gerencia. Número 29, Año 10. Gil, D. (1993). “Contribución de la Historia y la Filosofía al Desarrollo de un Modelo de Enseñanza Aprendizaje de las Ciencias como Investigación”. Enseñanza de la Ciencia, 11 (2), 197-212. Lara, L. (1988). “Fuga de Talentos en Venezuela”. Actas Científicas Venezolanas. Volumen 39, Número 4. Caracas. Venezuela. Lemoine, W y Roche, M. (1987). “¿Por qué la Mujer Hace Ciencias en Venezuela?”. Actas Científicas Venezolanas. Volumen 38, Número 3. Caracas. Venezuela. Pérez, I. (1997). “Reflexiones sobre la Ciencia en Venezuela”. Revista Electrónica Bilingüe , Nº 12. Febrero 1997. Shubert, C. (1987). “Publicar o Perecer”. Actas Científicas Número 2. Caracas. Venezuela.

Venezolanas. Volumen 38,


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

SOCIOcotidianoLOGÍA Illich Sánchez, UPEL-Maracay

S

egún los iniciadores de la disciplina sociológica del siglo XIX y primera mitad del siglo XX (Comte, Durkheim, Weber, Arendt, Pareto, Marx, Parsons, entre otros) ésta debía ser una ciencia conectada de forma permanente con lo cotidiano, visto esto como lo que ocurre todos los días en los “aquí” y los “ahora” de cualquier población, fuera dicha población urbana o rural, lo fuera una metrópolis europea, norteamericana o asiática o un pequeño asentamiento suramericano, una multicultural urbe del note de áfrica o un poblado de pastores ovejeros suizos o de llamas, en el altiplano boliviano. La Sociología se postulaba a sí misma como una ciencia que podía explicar el comportamiento de cada espacio humano, para lo cual se ayudó con elementos de captación de datos tomados de la estadística, categorías de análisis e interpretación de las condiciones de vida tomadas de la antropología, la historia y la psicología. También de estas disciplinas, la sociología tomó los prejuicios propios de la ciencia moderna, el eurocentrismo, el reduccionismo, la supeditación de todos los factores de análisis a uno primordial, por ejemplo, la economía, la tradición, los ritos, la idealización de un orden social único, etcétera. Con todo esto, la “última de las ciencias” como la llegó a llamar Augusto Comte, se puso al cuello su propia soga, se hizo una disciplina de estudio tan abarcante como vaga, capaz de explicarlo todo y a la vez de no explicar nada, por ejemplo, las escuelas de sociología norteamericanas de las primeras décadas del siglo XX tuvieron menor éxito que las empresas de publicidad en interpretar las querencias, movimientos, repulsiones y ambiciones de la población, ahí donde la Coca-Cola vendía millones de botellas de refresco, las escuelas más prestigiosas de sociología se dedicaban a analizar hechos pasados para aportar explicaciones en retrospectiva, es decir, la sociología hacía el trabajo de la historia. Sin embargo, esta situación no pasó desapercibida y ya para los años 60, las escuelas pertenecientes a lo que hoy llamamos el Estructural/Funcionalismo elaboraron un corpus de ideas con lo que se buscaba hallar un camino hacia la interpretación de lo que “realmente hace la gente”, cómo vive y piensa, por qué elige lo que elige, en fin, un intento de acercar la sociología a lo francamente vivencial. Buscando en elementos de lo cotidiano tales como el vestir, la preparación de los alimentos, el baile, las formas de elección de pareja, las costumbres del hogar, la música popular, entre otras, los sociólogos estructural/funcionalistas abrieron un campo de acción que intentaba ampliar el universo de la sociología, llevarlo más allá de los análisis ceñidos a la búsqueda de un orden social típicos del positivismo o a la sumisión a lo puramente economicista como era en rigor la sociología marxista. No obstante la sociología estructural/funcionalista intentaba una interpretación con fines en la adaptación de la sociedad a un modelo de “buena sociedad” prescrito tanto en los Prerrequisitos Funcionales del funcionalismo, como en los conceptos de Rol y de Estructura, Funcionalidad, Disfuncionalidad, Adaptación al Medio, Autorregulación, entre otros, que en esencia planteaban al acto interpretativo como un camino hacia el conocimiento sobre qué le faltaba a cada sociedad para llegar a ser lo más parecidas posible a una sociedad prototípica y por esta vía, es obvio que se siguió incurriendo en los vicios del mundo científico que los propios cultores del citado enfoque denunciaban, pues, tratando de entender cómo se comporta una

26

población, subyacía la idea de prescribir cómo debía comportarse para ser “funcional”. El problema no radica en querer que una sociedad funcione, el asunto está en que según un planteamiento como el que se viene discutiendo, la sociedad sólo puede funcionar si ésta, está organizada de una manera específica, por ejemplo: si una familia no está conformada por un padre, una madre, los hijos, si no habitan una casa propia, se puede decir que es disfuncional, ¿y qué supone esta disfuncionalidad? Que tal vez los hijos abandonen la escuela sin terminarla, que puedan tener problemas de adaptación al medio social, que se hagan “ malandros”, por nombrar algunas anomalías sociales. De esto ser así, entonces muchísimas de las familias venezolanas o sudamericanas, por hablar de lo que conocemos, sólo criarían chicos con éstos y con otros problemas, ya que en nuestro medio social es muy común la ausencia de un padre, la constante mudanza por no haber casa debido a los grandes déficits habitacionales, en nuestras familias hay diversidad en la forma como se organizan y jerarquizan, en muchos casos está la Abuela que actúa como matriarca y sus hijas con todos sus hijos que responden a una forma de autoridad matriarcal, en otros casos, por problemas de habitabilidad, las parejas deben seguir viviendo junto a sus padres (es común escuchar la expresión “ voy a tener que construir atrás o arriba”) para poder solventar el asunto de la vivienda, esto seguramente definirá el tipo de familia, la cual, por vivir en una estructura multifamiliar está sujeta a formas de autoridad, jerarquía, división de tareas, etc. que actúan de manera disímil a lo que el estereotipo familiar describe y no por esto, el tejido de relaciones debe producir únicamente disfunciones, por otro lado, podríamos preguntarnos ¿si en las sociedades con mayor presencia de familias estereotípicas no hay problemas de índole social tales como los antes mencionados? Por todo esto y a pesar del viraje positivo que dio la sociología en los años 60 con la expansión del discurso estructural/funcionalista, aun seguía siendo una disciplina sostenida en los anclajes de la Ciencia Moderna y por lo tanto sumergida en la crisis de las ciencias sociales, una crisis por cierto, que venía arrastrando desde sus albores en el siglo XIX.

E

l propio devenir de los acontecimientos suele tomar por sorpresa a quienes se dedican a estudiarlos, se puede decir que con la entrada en crisis de las Ciencias Sociales luego de la segunda mitad del siglo XX, una de las situaciones que comenzó a marcar el interés de los sociólogos y otros tantos estudiosos de la sociedad, fue la preocupación por lo que cotidianamente hacen las personas, cómo se hace la vida, ya no visto desde estudios que evaluasen perspectivas en base a datos estadísticos tomados en muestras de miles o decenas de miles de personas, más bien se gira, hacia intenciones investigativas ancladas en un interrogarse por los quehaceres de pequeños grupos, de las familias, de las relaciones ocurriendo en un barrio, en un centro comercial, en la calle, en los tejidos íntimos y los matices que puedan observarse y luego interpretarse sobre los cómo, los cuándo y los por qué de las sociedades vistas desde sus estructuras más atomizadas.


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

Así pues, aparece una tendencia hacia una sociología de lo minúsculo, de lo subjetivo, de lo que puede ocurrirle a cualquiera, donde pueda ser más importante lo que propiamente ocurre y no la categoría de análisis que pretende explicarlo, un giro que venía ya reclamándose desde los mismos albores de la disciplina sociológica en la propia búsqueda de Weber por una Sociología Comprensiva, pero que dada la influencia poderosa del positivismo y el materialismo dialéctico, donde todas las ciencias sociales cimentaron tus bases y se debatieron durante más de un siglo, no se había logrado establecer ( aun hoy no se consolida, pero viene ganando fuerza y colándose en los ámbitos académicos otrora impenetrables)

E

s como si por muchos años la sociología buscara explicar lo que le pasaba a Juan en Caracas, a Joao en Rio de Janeiro y a John en Chicago a través de las mismas hipótesis, haciéndose las mismas preguntas, incorporando las mismas variables y obteniendo como es previsible las mismas conclusiones. Ej. Si Juan, Joao y John son obreros, viven en asentamientos urbanos destinados a la clase trabajadora y devengan salarios equivalentes en su sistema de sueldos a los de un obrero, entonces los tres hombres tendrán necesidades, aspiraciones, vicisitudes y reacciones sociales similares… Obviamente este es un ejemplo, tal vez simplista en exceso, sin embargo hay que tomar en cuenta que la sociología nace dentro de un horizonte epistemológico que piensa las cosas así, para el cual Juan, Joao y John no son más que datos, cifras y por eso, sus cotidianidades están supeditadas a condicionantes como, su estrato social, su lugar de residencia, su status económico, entre otros, por lo cual, al momento de describir las condiciones de uno, fácilmente se podrían inferir las condiciones de los otros dos, en tanto obreros, proletarios, asalariados, etc. Pero, qué pasa si Juan baila salsa, Joao gusta de la samba y John gusta del beisbol, si uno de los tres escribe poesía en sus ratos libres, si otro canta y el terceo es chef aficionado, si Joao juega futbol los fines de semana y John ve el nascar por tv mientras Juan visita a su mamá cuando tiene días libres. De acuerdo con la Sociología Clásica, no pasa nada, porque nada de esto importa, pues queda fuera de las categorías de análisis, lo que le pase a nuestros tres amigos en su vida diaria, ratos libres, cuáles son sus afectos, gustos , amores, pasiones, virtudes y falencias humanas, todo eso queda por fuera, es decir, “todo lo que hace la vida”, precisamente, lo cotidiano es puesto a un lado para decir que Juan, John y Joao son obreros, proletarios y pertenecen a tal o cual estratificación socioeconómica previamente asumida.

M

ichel Maffesoli, pensador francés contemporáneo, en su texto “El Tiempo de las Tribus” trabaja en una sociología de lo cotidiano, no es el primero, mucho se debe hoy a Foucault, a Morín, a Baudrillard y a los propios Parsons y Weber (a sus escuelas de pensamiento) sobre los estudios que intentan entender lo cotidiano como primer interés y preocupación de la sociología, el clima postmodernista ha propiciado que estos estudios sobre lo cotidiano trasciendan incluso, las fronteras disciplinares de la sociología y las demás ciencias humanas, y ha situado el estudio de la sociedad como un ejercicio de complejidad y por ende, la propuesta transdisciplinar que viene calando desde las dos últimas décadas del siglo XX, hoy por hoy resulta quizás la más apetecible a la hora de emprender un estudio sincero de la movediza, quebradiza y multifactorial realidad social en cualquier contexto.

En la inquietud por comprender la misma flexibilidad de las relaciones sociales radica la posibilidad de los estudios sociológicos de la cotidianidad, no se trata de hacer caída y mesa limpia, de anunciar a voz batiente con el slogan del postmodernismo ochentoso que “LA SOCIOLOGÍA HA MUERTO” más bien se trata de reconducir los intereses investigativos de la disciplina, bajarlos de las cúspides grandilocuentes de la ciencia social decimonónica y sentar dichos intereses investigativos a la mesa con Juan, Joao y John, dejarles hablar, así como vienen haciendo muchos investigadores de lo social tales como la gente del C.I.P en Venezuela o como también experimentan en Brasil, México y Argentina donde se estudian fenómenos como las Tribus Urbanas, la vida y las relaciones humanas en favelas, colonias, puertos y estadios de futbol. No se trata de obviar las relaciones de trabajo, la influencia de las políticas económicas, las tiranteces del mercado, las tensiones de grupo, de clase y políticas, en absoluto se trata de negar todos estos fenómenos, cerrar los ojos y decir que no forman parte de la realidad que viven, influencian y determinan el actuar de las personas, por el contrario, se trata de entender que todos estos elementos actúan de forma diversa, no unívoca, sobre los individuos, de comprender que tampoco son los únicos causales de los fenómenos societales, pues a todos ellos se adicionan componentes de la performatividad cultural que no pueden ser ubicados como superfluos, secundarios o marginales. Elementos de riqueza inestimable, tales como, el hablar de la gente, qué comemos y como preparamos los alimentos, cómo se relacionan las personas ente sí, cómo viven y conciben lo institucional, lo familiar, lo afectivo, los gustos individuales que pueden devenir en colectivos o no.

L

a Sociología de lo Cotidiano se atreve de hecho a redefinir lo colectivo, lo político, lo social en sí, a través de búsquedas que nos pueden llevar muy lejos si nos preguntamos qué música escucha, canta y baila la gente, cómo viven sus aficiones deportivas, cómo les influencia la moda, a qué le temen, cómo se aman, en qué creen, cuáles son sus ritos y costumbres más sencillas, pero a la vez más cercanas etc. Aquí también se manifiesta la mirada transdisciplinar, pues, éstas son comúnmente preguntas y preocupaciones de la antropología, sin embargo, encajan perfectamente en lo que venimos planteando como los intereses fundamentales de los estudios sobre lo cotidiano. Se podrían abrir y de hecho se han abierto rangos de abordaje e interpretación de las realidades plurales y contingentes de las personas que a su vez llevan al reconocimiento de sociedades que habitan dentro de la sociedad, micro culturas, géneros, mixturas y formas de adquisición de saberes que desde hace mucho vienen habitando paralelas con las formas oficiales y reconocidas de actuación social pero que marcharon sin ser avistadas por quienes tenían la tarea enorme de entender a la sociedad y terminaron, medio/entendiéndola, mal/entendiéndola e incluso in/entendiéndolas a razón de querer ajustar la acción humana colectiva a modelos analíticos herméticos, sesgados y prejuiciosos.

Vivimos un tiempo de tribus, diríamos con Maffesoli, de instituciones que extraviaron su sentido y acaecen en la contingencia, usando máscaras e identidades borrosas, vivimos una época distópica donde los roles se cruzan y podemos ser unos sin dejar de ser otros, una sociedad de metáforas donde lo político se juega la vida en relaciones inmediatas, donde los afectos sustituyen a los méritos y los desafectos dictaminan las culpas. En un tiempo epocal como el que transitamos, una ciencia social dicotómica, anquilosada en un sistema hipotético, categorial y rígido en su metodología, poco tendría que decir sobre lo que ocurre a Juan y a sus tocayos, a ti o a mí.

27


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

LA

La educación constituye un elemento

FINALIDAD

fundamental en nuestras vidas, siempre estamos en constante búsqueda de una

DE LA

mejor y nueva transformación de la educación, a veces hasta partimos de la idea que es necesario cambiarla

EDUCACIÓN

radicalmente, ahora bien, ¿Es cuestión de transformarla totalmente o trabajar con las situaciones reales y emplear estrategias

Maryan Trujillo Egresada UPEL-Maracay

En la Antigua Grecia, cuna del pensamiento occidental, la educación tenía como objetivo principal alcanzar la perfección del ser humano a través de la enseñanza con disciplinas como: Música, Estética, Batallas, Poesía, Literatura, Gimnasia y Filosofía, siendo sus grandes representantes Sócrates, Platón, Aristóteles, Aristófanes, Demócrito e Isócrates. Sin embargo, la educación ha experimentado diversos cambios a lo largo del tiempo, por ser un proceso continuo, en el que grandes representantes han expuesto diferentes puntos de vista acerca de los principios por los cuales se debe regir la educación. A comienzos del siglo XVIII Rousseau afirma que la educación se debe fundamentar en la libertad, moralidad, progreso, sentimiento y amor propio, convirtiéndose así en un proceso transformador que forme a un hombre integral conforme a su propia naturaleza, razón y sentimiento. (Luisi Frinco, 2001). Por su parte, John Dewey (1859 - 1952) en el siglo a XIX ofrece una nueva visión de la educación, partiendo de la experiencia y el pragmatismo de las cosas, como métodos para la educación del futuro. Fundamentándose en lo social y democrático, rechazando lo que el denomina la educación tradicional, por considerarla un modelo que no favorece la producción de ideas, libertad de pensamiento, exploración, búsqueda del conocimiento, empleando sus conocimientos en la cotidianidad, y contribuir al progreso de la sociedad. A finales del siglo XIX y primera mitad del siglo XX la doctora María Montessori (1870 - 1952) afirma que la educación se debe 28

para su mejora?

fundamentar en la creación de ambientes libres y cuados al tamaño de los niños, en donde se respete su proceso de aprendizaje, fomentando la autonomía, disciplina, desarrollo de la voluntad y autodisciplina.

ade-

Respecto a esto Rodríguez D. (2002) señala: “Según María Montessori los niños absorben como “esponjas” todas las informaciones que requieren y necesitan para su actuación en la vida diaria. El niño aprende a hablar, escribir, y leer de la misma manera que lo hace al gatear, caminar, correr, etc, es decir, de forma espontánea”. En fin como se evidencia, la educación ha variado mucho en sus métodos y principios pero aun así se ha mantenido la principal finalidad “enseñar”. El modelo de la educación era tradicional consideraba que la mejor manera de preparar al niño para la vida es formar su inteligencia, su capacidad de resolver problemas, sus posibilidades de atención y de esfuerzo, por ello, se basaba en la transmisión de la cultura y de los conocimientos, en tanto que se les considera de gran utilidad para ayudar al niño en el progreso de su personalidad. Esta escuela con el tiempo se convirtió en un sistema rígido, poco dinámico y nada propicio para la innovación. Por ello, cuando nuevas corrientes de pensamiento buscaron renovar la praxis educativa, representaron una importante renovación y resurgimiento pedagógico para el sistema.


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

Hoy en día la educación tradicional no tiene cabida, el enseñar implica numerosos aspectos que no requieren precisamente ser expuestos a un grupo de estudiantes en el que no se desarrollen estrategias propicias para los momentos de actualidad, evidentemente, no quiere decir que todo se convierta en juego, por el contrario debe existir una fusión y equilibrio entre los contenidos y las estrategias para lograr un aprendizaje significativo que para Ausubel es que el niño pueda relacionar las ideas previas con los nuevos conocimientos. (Rodríguez, 2004); en algunos casos no siempre se da de esta manera, lo importante es que la relación no sea bidireccional sino pluridireccional, que los docentes no nos conformemos con un modelo rígido de educación y que sólo la enseñanza no la dirige una persona sino es un constructo de muchas. Estas ideas pueden ser muy subjetivas ¿Pero quién dijo que la educación es totalmente objetiva? La finalidad de la educación es enseñar, por amor, vocación y convicción, herramientas claves en el proceso educacional. Respecto a esto Celestino Freinet señala: No se puede preparar a los alumnos para que construyan mañana el mundo de sus sueños, si ustedes no creen en sus sueños. No pueden prepararlos para la vida, si no creen en ella. No pueden mostrar el camino, si no se han sentado cansados y desalentados en la encrucijada de la vida. (Citado en: Pérez Esclarín, 2004, p. 146)

Por otra parte, hoy en día la escuela en algunos de los casos es la “guardería de los hijos”, frases como “ahí tienes a tu muchacho”, hacen que los padres tengan una falsa concepción de la finalidad de la escuela y por consiguiente de la educación. Ahora bien, para que estos fines se lleven a cabo es necesaria la participación, el deseo de aprender, aptitud y actitud tanto en el docente como en el alumno, la promoción de la organización de actividades por parte de los diversos sectores de la comunidad educativa de una forma autónoma e independiente, y también de forma colectiva, construyendo un equipo cohesionado y que contribuya a la evolución del aprendizaje, apoyándose en el trabajo continuo y acompañamiento de los representantes de cada entorno (Aguilar, 2000).

ca, también los padres ejercen un rol primordial y son los que deben infundir valores, constituyéndose como ejemplos de vida, (aspecto que hoy en día no se aprecia con frecuencia) y la escuela actúa como un reforzador de esos valores y un instrumento para la adquisición de nuevos conocimientos, que contribuya a la motivación de los alumnos y su deseo por aprender. Sánchez Palomino en su artículo “Estilos docentes” (2000) afirma lo siguiente: “Con frecuencia nos encontramos ante alumnos que tienen un buen nivel intelectual y que, sin embargo, no rinden en sus estudios; otras veces, ocurre todo lo contrario, alumnos con un limitado nivel intelectual que llegan a tener un buen rendimiento escolar. Hechos de este tipo se explican a partir de la consideración de que todo aprendizaje escolar requiere tres condiciones básicas: - Tener cualidades personales (poder). - Poseer una motivación o deseo de aprender (querer). - Dominar unas destrezas, técnicas y estrategias de estudio (saber).” Por ello, la educación implica entre, otras cosas, estos aspectos que facilitan la formación del educando desde distintos enfoques no sólo cognitivo sino también emocional y actitudinal que afectará positiva o negativamente el aprendizaje del estudiante. En cuanto al primer aspecto (poder) va a influenciar en el alumno la actitud que va a mantener en su entorno y esta relacionada con la autoestima, en relación al

En este mismo orden de ideas, en la actualidad se observa frecuentemente que los padres mandan a los niños a la escuela porque allí “los van a enseñar”, no sólo la escuela edu-

29


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

querer, se muestra que el interés de algunos alumnos es el de jugar, compartir con sus amigos, etc.; y no el de propiamente aprender, de hecho hoy en día y en niveles de educación superior se observa que los motivos o la finalidad de cada persona con respecto a la educación varia, es decir, en algunos casos es vista como el hecho del que “estudiar tiene mejor calidad de vida”, “mayor ingreso económico”, “ser reconocido en la sociedad”, “porque lo obligaron”, “para no estar haciendo nada”, “estoy estudiando aquí porque no quedé en la otra universidad, institución, etc.”, en fin numerosas razones que van cambiando de acuerdo a la edad, personalidad e interés de la persona. Es una realidad en la que todos estamos inmersos y que está en nosotros mejorar esta realidad, por ello, no es responsabilidad sólo de la escuela sino del hogar. Finalmente, la educación es una forma de vida, un proceso, un aspecto primordial que abarca todas las ramas del conocimiento, por ello, pensadores, filósofos, intelectuales, todos y cada uno de nosotros tendremos nuestra propia perspectiva acerca de ella y somos nosotros principales protagonistas, de los que depende el futuro, desarrollo y crecimiento integral como individuo y colectivo.

30

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Aguilar MRP. (2000). “Participación”. En: Tutores al borde de un ataque de ESO. [Revista en Línea], Disponible: http:// perso.wanadoo.es/angel.saez/pagina_nueva_47.htm. [Consulta: 2008, Junio 30] Luisi Frinco, Verónica. (2001). “La naturaleza y los fines de la educación en el contexto de la reforma”. En: Revista Diálogos Educativos, Nº. 2, 2001. Sánchez Palomino, A. (2000). “Algunos Estilos Docentes y Curriculares”. En: Tutores al borde de un ataque de ESO. [Revista en Línea], Disponible: http://perso.wanadoo.es/ angel.saez/pagina_nueva_128.htm - 21k . [Consulta: 2008, Junio 30]. Pérez Esclarín, Antonio. (2004). Educar para humanizar. Madrid: Narcea Ediciones. Rodríguez L. (2004). “La teoría del aprendizaje significativo”. [Documento en Línea], Disponible: http://cmc.ihmc.us/ papers/cmc2004-290.pdf. [Consulta: 2009, Marzo 09]. Rodríguez D. (2008). “¿Qué es el método Montessori?”. Revista Espaciologopedico.com [Revista en Línea], Disponible: http:// www.espaciologopedico.com/articulos2.php? Id_articulo=196. [Consulta: 2008, Junio 30]


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

¿CÓMO SER DOCENTE EN

clase a mis estudiantes un viernes, ese día estaba afónica y apenas podía hablar. Una niña de tercer grado de la escuela que presta sus espaDulce Maria Vargas cios a la Misión RiEstudiante de Ciencias Sociales, UPEL-Maracay bas, me pidió que le explicara matemátiproyección del video-clase, unos ca. Es decir, tenía que sacar de mis alumnos empezó a perjuunas cuentas pero tenía dudas y dicar la clase y molestar a los no entendía. Le expliqué como demás compañeros. Detuve el pude, le expliqué todo lo que fue video y le llamé la atención, y necesario. Le asigne unos ejerciluego de varias amonestaciones cios, luego se los repetí para le levanté un acta. Eso me acaque sacara la cuenta bien y rreó sufrir sus amenazas delante logró al final hacer su tarea. Pede la Coordinadora. Me tocó ro lo más importante, y para mi controlar mis molestias, sin emsatisfacción: ¡la niña aprendió a bargo, tuve la razón y me gané sacar sus cuentas por si sola! Y el respeto de este alumno y de es aquí donde reflexiono que el los demás. Seguidamente niño avanza en su aprendizaje, cumplí con mi cometido aplicansiempre y cuando tenga a aldo la clase y la evaluación. guien que le tienda la mano, que le explique. ue importante darse a respetar o ser respetado por n mi opinión, esto es ser los educandos, creo que es vital un maestro. Y aunque tenpara mantener el orden y domigo mucho que recorrer en esta nio en el ambiente, para así, lovida educativa, modestamente grar los objetivos y el de los me atrevo a preguntar lo siguienalumnos en el avance de su te: ¿se puede lograr o cumplir aprendizaje. Eso, creo yo, es con las exigencias del nuevo ser responsable como educador, contexto social, educativo en por encima de los insultos, de este siglo XXI? Personalmente, los desacomodos en el aula de puedo decir que es posible resclase, queda de mi parte captar ponder a las exigencias de la la atención de los mismos por sociedad, siempre y cuando el prácticas pedagógicas, dinámidocente esté consciente de su cas en el dicho ambiente de clapapel en el educar, en el ensese. ñar usando las estrategias y recursos si los hay. tro día me tocó vivir una ¿Qué crees tú? experiencia inolvidable. El caso es que le estaba dando

NUESTROS TIEMPOS?

C

omo docentes, tenemos un reto que enfrentar o asumir ante una cultura cargada de comportamientos inadecuados y de anti-valores. En mi rol de facilitadora en la Misión Ribas, me topo diariamente con un grupo de estudiantes ya maduros en su mayoría, lo que me permite vivir la realidad existente del educar y tratar con el educando. Es un reto para mí cumplir con las exigencias que ellos me demandan en el aprender y el convivir. No cuento con los recursos e instrumentos necesarios para dar una educación eficiente e innovadora: el salón tiene únicamente de un pizarrón obsoleto ( n o acrílico ) , y ni hablar de video-beam, retro proyector, ni ventilación adecuada. Por otra parte, nos vemos perjudicados por las constantes fallas de luz, ya que el horario es de seis y media a ocho y media de la noche, y esto nos atrasa con los videos y las evaluaciones planteadas. ¿Cómo ser una docente responsable y creativa ante estas adversidades?

E

n una oportunidad planifiqué mi clase de Historia y su respectiva evaluación. En la

Q

E

O

31


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

LA RESURRECCIÓN DEL ROCK A COMIENZOS DE LOS 90’S Jesús Fernández Estudiante de Cs Sociales UPEL Maracay

L

uego de tener un amplio antecedente histórico de revoluciones, evoluciones y ramificaciones, el género rock, entre las décadas de los 70’s y los 80’s, experimentó una seria disminución de popularidad, a pesar de la vigencia de bandas como Queen, Led Zeppelin, Def Leppard, Bon Jovi, entre otras, la aparición de los géneros disco, techno y dance cobraron una gran aceptación y acogida en emisoras de radio, discotecas y disco tiendas. Sin embargo la llegada de los 90’s significó para el rock el momento adecuado para su resurrección. Una banda llamada Nirvana, original de Aberdeen, en el Estado de Washington, que luego de experimentar con diferentes bateristas y nombres, Kurt Cobain y Krist Novoselic (quienes

32

se conocían ya desde la escuela) dieron comienzo a una carrera musical dirigida a un limitado público universitario, hasta la llegada de Dave Grohl, quien venía de separarse de su banda de hardcore punk, Scream, y se convertiría en el miembro baterista definitivo. Antes de eso ya habían tenido un considerable éxito, en 1988 ya con el nombre de Nirvana como definitivo firman un contrato con una casa disquera independiente conocida como Sub Pop, con la cual logan hacer su primer lanzamiento discográfico titulado “Bleach”. En éste álbum demostraron ser fuertemente influenciados por una banda local llamada The Melvins y el rock clásico de los 70’s de Black Sabbath y


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

Led Zeppelin. Entrados ya los 90’s Nirvana empezó a trabajar con el productor Butch Vig para producir un segundo álbum que provisionalmente se titularía “Sheep”, pero fue durante las sesiones de estudio cuando decidieron que quien les colaboraba en la batería, Chad Channing, no era precisamente lo que necesitaban, decidiendo dejarlo ir después de las sesiones de grabación. Tendrían después como sustituto en 8 recitales a Dale Crover de The Melvins y a Dan Peters de Mudhoney para la grabación del sencillo “Silver”, hasta que por fin dan con su baterista definitivo Dave Grohl. El éxito contundente vendría como consecuencia de la adquisición que David Geffen hizo a finales de 1990 de Nirvana para DGS Records, teniendo así la banda la oportunidad de grabar con una gran compañía el álbum que aún hoy en día es considerado un clásico, Nevermind. Decidieron comenzar a grabar en Los Ángeles en los estudios Sound City, trabajando gran cantidad de canciones que incluso ya poseían en su repertorio como “In Bloom” y “Breed” y canciones no terminadas como “On Plain” y “Stay Away”. Sin embargo, el tema que mayor impacto causó en su momento fue “Smells Like Teen Spirit”, el cual se convierte en un himno para los adolescentes de la Generación X, siendo así un puente que llevaría a Nirvana junto con el movimiento grunge, que entes de ser identificado como tal sólo se conocía como punk underground y rock alternativo, a la fama internacional, además de permitir que el rock se convirtiese en el género mayormente aceptado en todo el mundo. Entonces nace un nuevo subgénero del rock, el cual se caracteriza por poseer elementos del hard rock, heavy metal, punk y el pop rock clásico, teniendo en su sonido distintivo guitarras potentes y fuertemente distorsionadas acompañadas especialmente por la rítmica de bajos muy resaltantes que le dan un toque sombrío y sucio (de allí el nombre grunge), además de contar con melodías vocales pegajosas y repetitivas, con letras que por lo general demostraban los elementos de una juventud rebelde y desencantada de los estereotipos sociales.

Y precisamente, “Smells Like Teen Spirit” no va muy lejos de poseer tal aspecto. Una letra carente de sentido, que manifiesta esa despreocupación por ser señalado por la sociedad de patrones y ejemplos a seguir, y que también asume la carencia de fundamento de las nuevas generaciones para catalogar algo de “divertido” sin importar consecuencias y efectos. El espíritu rebelde de las bandas que además de Nirvana tomaron la batuta en el grunge, como Alice in Chains, Pearl Jam y Soungarden, hizo que la condición de superestrellas del rock que adquirieron con el tiempo les hiciese sentirse incómodos, las desfragmentaciones grupales se hicieron realidad. Inclusive la muerte Kurt Cobain se atribuye mayormente a tal condición, ya que la maquinaria propagandística, la persecución de los medios de comunicación y toda la presión consecuente de ésta lo llevo a un presumible suicidio. Fue entonces Nirvana “la banda símbolo”, al mando de Kurt Cobain, quien se reconoce como “la voz de una generación”, la puerta que condujo hacia el renacimiento del rock y al surgimiento de nuevos elementos para las generaciones rockeras siguientes. A juicio personal, la aparición de ésta banda puede ser comparable con el fenómeno que de manos de Paul McCartney y John Lennon con The Beatles se vivió a mediados del Siglo XX, lo cual significó un “¡Boom! Musical” en el cual un prisma de bandas británicas y estadounidenses hicieron historia. Así mismo pues, Nirvana apropió las condiciones no sólo para crear un nuevo subgénero, sino para también devolver a la palestra a un género que en sus mejores tiempos fuera tan aceptado como el rock. Todo esto con el innegable espíritu adolescente que desplegó su aroma aún hasta nuestros días.

33


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

HIJAS DE IGUALDAD. HEREDERAS DE INJUSTICIAS1 Yomairi Flores Estudiante de Ciencias Sociales, UPEL-Maracay 1

Título de la obra escrita por María Elena Simón (Narcea Ediciones, 2008)

E

n la parada de autobuses, mientras el astro rey cumplía sus funciones de cocción humana a mediodía, una expresión de calurosa incomodidad invadía los rostros de los que allí esperaban la llegada del transporte. En pocos segundos, los pliegues que se hacían en la frente de los acalorados se disolvieron, para darle paso a una mirada más bien cargada de cierta ternura y gracia, al girar la vista hacia un punto común: una mujer embarazada hacía su entrada con una circunferencia abdominal que levantaba la sospecha de un embarazo múltiple. Llegó el autobús y todos abrieron paso al dúo (¿o trío?) de personas que, desplazándose con un solo par de piernas, se disponía a subir a la unidad apoyada en una mano que se extendió consciente de la dificultad propia de lidiar con el peso de su huésped interior y de las enternecidas miradas que aún se posaban sobre ella. Más tarde el calor haría de escenario común con el acto anterior, sólo que ahora el punto de asiento de las miradas era una mujer que, con micrófono en mano y sobre una elevada tarima, hablaba sobre los avances de su doctorado en una conferencia que dibujaba en los rostros de los oyentes un mosaico de intermitente interés y confusión, al paso del trozo de papel que agitaban frente a sus rostros para producir algunos segundos de brisa. Fue entonces cuando una muchacha ingresó al auditorio con un pesado cargamento –un bolso tipo pañalera, sus libros, un coche y un bebe de 8 meses- y tomó asiento. Le llevó más tiempo liberar sus hombros del peso de la pañalera en una silla cercana, del que le llevó a su bebé percatarse del sueño, hambre o calor, causante del llanto que ahora se disputaba con la conferencista la atención de los presentes. Para la chica, salir del auditorio no era una opción: necesitaba escuchar a aquella mujer que había logrado avances importantes en un tema que ella deseaba investigar. Como el mejor de los shamanes, logró algunos minutos de calma en su bebe que le sirvieron para percibir que su presencia no era del todo grata en el auditorio: muchos de los presentes le disparaban miradas cargadas de reproche, como cuando se ve caminando a alguien semidesnudo, como cuando alguien lanza basura por la ventana del carro, como cuando se mira al que finge indiferencia en el autobús frente a una anciana que necesita asiento. El bebé le recuerda a su madre (con el único recurso de comunicación que a esa edad se tiene) que aún

34

sigue molesto, lo que desencadena nuevamente el granizo de miradas de quienes, ahora más acalorados aún, le dicen a gritos sin hablar, que debe salir del auditorio. a maternidad es una. La de las pataditas que todos quieren sentir, la de las estrías en el abdomen que nadie quiere ver. La misma que sirve de tierna excusa cuando se justifica, por mareos o náuseas, una inasistencia laboral que todos aprueban; la misma que causa indignación y molestia cuando se deja pendiente trabajo de oficina para quedarse en casa a aliviar, con su sola presencia, el malestar de las vacunas. Difícil es, se reconoce, la delimitación exacta de cuándo una madre tiene razones justificadas y cuando no, para superponer su rol de madre a los otros roles: no existe ninguna legislación que especifique las enfermedades o circunstancias que realmente exijan la presencia de la madre al lado de su cría. Ha correspondido a las pautas del imaginario colectivo aprobar o reprobar (y sobretodo reprochar) las pequeñas decisiones en las que se hace a un lado todo lo demás para arrullar, amamantar, mecer... Lejos de considerar éstas acciones como imprescindibles, para muchos jueces sociales, el itinerario materno no es más que “una excusa para quedarse en casa”. La madre que aguarda al lado de su hijo por diversas circunstancias, que pospone una clase, un informe, es blanco de crítica: es madre de medio tiempo, trabajadora de medio tiempo; la señalan por privar de 8 horas de atención a sus hijos. En el otro extremo, la madre, el ama de casa a tiempo completo se convierte en blanco de crítica porque no produce ingresos al hogar. e desconoce si el término medio es una transición, o si no es más que otro rasgo de los muchos que dejan en evidencia la eterna inconformidad de la sociedad para con el rubro que producen las mujeres: seres humanos. Si en definitiva resulta ser una transición, se aspira que el estado siguiente sea un mundo donde las estrías del embarazo pierdan su efecto repulsivo para dar paso a algo semejante a lo que despiertan unos implantes mamarios: “que bien, ella es madre”. Lejos de pretender que la maternidad se convierta en justificación de debilidades (impuntualidad, indiferencia), lo que se espera es que en algún momento nuestra sociedad le otorgue a la mujer que cría y que crea ciudadanos, la posición que por derecho le corresponde. Más allá de las leyes, es cuestión de conciencia. Cuando se adquiera la capacidad de despreciar letras de canciones que reducen el papel de la mujer a un agujero que produce placer; cuando se le obsequie algo más que un almuerzo el primer domingo de mayo, habremos alcanzado lo que sociedades prehistóricas, antiguas, sin internet ni satélites ya tenían: un lugar privilegiado para las madres de su comunidad.

L

S


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

LA SOCIEDAD ¿INCLUSIVA O INTEGRADORA? Angee Tovar Estudiante de Educación Especial

R

esulta fácil hablar de integración y de inclusión de las personas con Necesidades Educativas Especiales (NEE) cuando se tiene la idea de que todo el esfuerzo deben hacerlo los que son diferentes a la mayoría y se piensa que el resto de las personas “normales” no tiene mucho que hacer. Una de las razones de esta situación es que ignoramos quiénes son las personas con discapacidad intelectual y NEE, y cuál es su potencial. En este trabajo queremos invitar a la población a aprender acerca de esta comunidad, a tomar conciencia de estos vecinos que viven entre nosotros en todo el mundo. No hay comunidad, por pequeña que sea, que no tenga entre ellos personas con discapacidad intelectual o NEE. Este artículo es una reflexión a pensar en ellos como seres humanos completos y no como “objetos” de los cuales hablamos y decidimos, ni tampoco pensemos en ellos como personas discapacitadas porque si ellos son discapacitados, nosotros también lo somos. Porque si bien es cierto que ellos tienen dificultades en socializar con nosotros, nosotros también tenemos dificultades para socializar con ellos. La inclusión presenta varios significados, todos ellos con el sentido de algo o alguien insertado entre otras cosas o personas. Esta definición en ningún momento presupone que el ser incluido requiere ser igual o semejante a los demás a quienes se agregan. Zanoli (2000) define la integración como una idea regu-

ladora de la racionalidad práctica de la acción social, un principio que rescata los derechos humanos y nos permite orienta y ayuda a aceptar las diferencias entre las personas y a las personas que son aún más diferentes en la sociedad, todo ello enmarcado en una línea humanista. La inclusión, por su parte, es algo distinto a la integración, ya que incluir significa aceptar al otro con sus diferencias e insertarlo a la sociedad como un miembro más. Este concepto es más amplio. Una escuela inclusiva acepta a estos niños, y dejan a un lado su diferencia y lo incorporan al aula, teniendo las modificaciones curriculares, pero que aprenda junto a sus pares, aquí no es el niño el que se debe adaptar, todos trabajan en conjunto y aprenden lo mismo con la mejor metodología de enseñanza para lograr un favorable desarrollo del aprendizaje...

35


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

La educación inclusiva sostiene que la escuela debe reformarse hasta poder atender a cualquier niño con discapacidad intelectual o con NEE, en los mismos salones de clase, es decir, aquí si llega un niño con necesidades educativas especiales la escuela deberá buscar los medios para satisfacer las demandas de cada niño, ya que cada uno tendrá y exigirá procesos diferentes. En cambio, la integración escolar significa que la escuela está aceptando apenas niños y adolescentes con discapacidad intelectual que pueden acompañar a la mayoría y convivir con las barreras sociales, es decir, que la escuela no es quien se adapta sino el niño, es el quien debe adecuarse a las necesidades de los modelos que ya existen en la sociedad. Pero ¿Qué pasa? los colegios regulares hoy día están abriendo sus puertas a la integración de alumnos con discapacidad intelectual o con Necesidades Educativas Especiales NEE, por ende los integran al espacio educacional regular, para que éste aprenda según sus necesidades y pueda compartir con los demás niños, pero al niño con NEE integrarlo a uno de estos colegios, requiere de apoyo y recursos pedagógicos para él y de una sensibilización de los profesores, alumnos y demás integrantes de la sociedad en general. Integración es "integrar" al niño con NEE, que este se adapte al colegio regular y que requiera de un profesional competente para apoyarlo en el desarrollo del aprendizaje. En el movimiento de inclusión se parte de la certeza de que todos somos diferentes, no existen "los especiales", "los normales", "los excepcionales". Lo que existen son personas con discapacidad intelectual y con NEE. La inclusión también defiende el derecho de que las personas con o sin discapacidad pertenecen a la sociedad humana, en la cual cada quien es como es. Cuando se habla de una sociedad inclusiva, se piensa en aquella que valoriza la humanidad y fortalece la aceptación de las diferencias individuales. Es dentro de ella que aprendemos a convivir, contribuir y construir juntos un mundo de oportunidades reales, no obligatoriamente iguales para todos. Vamos ahora apuntar hacia lo mixto, es decir, una mezcla de integración y de inclusión donde ambas se complementen y así lograr un mejor resultado, ya que debemos estar preparados nosotros como educadores, y como sociedad para responder a cada necesidad. A veces algunos docentes, dicen preparar para una mejor sociedad, y es el fin de cada educador, pero se le escucha,

no acepto en mi aula a un niño con dificultad para el aprendizaje, con deficiencias auditivas, claro esta que “no te preparaste para atender esa población” y es válido que sientan miedo, la mayoría le teme a lo desconocido, pero lo menos que necesita ese niño es un rechazo, cómo se pretende mejorar la sociedad si no se afrontan los nuevos retos, cómo ser mediador de algo tan bonito que se llama educación y no sensibilizarse ante una persona con discapacidad intelectual o NEE, cómo se pretende entonces incluir o integrar si nuestros colegas deniegan a esta población, ellos mismos los etiquetan como anormales, diferentes, si lo que se busca es la diversidad, sólo marcan sus limitaciones y no resaltan sus potencialidades. Si somos factor de cambio no es posible que muchos no quieran recibir a un alumno únicamente por presentar alguna NEE, por no alterar los pasos con que se trabaje con los que tienen actualmente, por no hacer un cambio en mi territorio ¿Cómo podría un maestro entonces decirle a un niño que no pelee con su amiguito, que no lo rechace que mas bien se unan, si el mismo rechaza a otro igual que él, pero que simplemente requiere de más atención? ¿Cómo aspiramos cosechar algo que no está sembrado en los docentes, olvidamos que la educación es algo integral?, no podemos dejar a un lado la sensibilización de las personas, ella es necesaria para llegar a la integración e inclusión por que la escuela se considera un lugar encuentro y socialización de valores. Las dificultades con las que debe lidiar la persona con discapacidad intelectual o con NEE tienen uno de sus orígenes en la falta de convivencia con su entorno. El movimiento de inclusión e integración se basa en la creencia de que todas las personas son gente y, por lo tanto, tienen el derecho a participar activamente en la sociedad, como parte de ella. Para ello es esencial promover una cultura de la diversidad. La cultura de la diversidad nos va a permitir construir una escuela de calidad, una didáctica de calidad y profesionales de calidad. Todos tendremos que aprender a "enseñar a aprender". La cultura de la diversidad es un proceso de aprendizaje permanente, donde TODOS debemos aprender a compartir nuevos significados y nuevos comportamientos entre las personas. La cultura de la diversidad es una nueva manera de educar que parte del respeto a la diversidad como valor.

36


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

SEMINARIO CIEP - AREA DE PSICOLOGÍA

GRUPOS COLABORATIVOS Y DESARROLLO DISCIPLINAR EN EL CASO DEL SEMINARIO LIBRE DEL CIEP SOBRE CIENCIAS COGNITIVAS Ma. Margarita Villegas y Mariela Méndez UPEL Maracay El establecimiento, desarrollo y consolidación de relaciones mutuamente nutritivas entre las funciones universitarias de docencia e investigación es una de las aspiraciones que, frecuentemente, se manifiestan entre los docentes del nivel superior del sistema educativo (Picón Medina, 1994); por ello, resulta motivo de satisfacción que se haya logrado la conjunción de los esfuerzos de los docentes adscritos al Área de Psicología del Componente Docente de la UPEL Maracay y los académicos vinculados al Centro de Investigaciones Educacionales Paradigma (CIEP), con la finalidad de llevar a cabo un Ciclo de Conferencias acerca de temas relacionados con las Ciencias Cognitivas, enmarcado en el proceso de revisión de los programas de las asignaturas agrupadas en el área mencionada. Se trata de un intercambio académico de visiones, perspectivas, enfoques y modalidades de tratamiento de asuntos tales como procesos cognitivos y afectivos, interpretación del desarrollo evolutivo de los seres humanos y concepciones acerca del aprendizaje, entre otros temas que necesitamos manejar con idoneidad. Este intercambio estuvo basado en el diálogo y el respeto por la construcción compartidas de saberes (Pomar, 2001), a fin de hacer posible el desarrollo de

cual luego, en mesas de trabajo, fue enriquecido con los aportes, tanto estudiantes y docentes, de los asistentes al seminario.

TITULO DE LA CONFERENCIA

la ciencia tal como lo plantea Merton, (1980), pero que reconocemos, se hace posible en el contexto de ejercicio de una academia comprometida con el desarrollo sustentable (Katzkowicz y Salgado, 2006) Así, este ciclo de conferencias se llevó a cabo durante el lapso 2008 II y de mutuo acuerdo se condujo a configurar un grupo de nueve (9) conferencias sustentadas en los aportes generados por los integrantes a la línea en ciencias cognitivas y una de un profesor del área (ver cuadro). Esta actividad fue abierta a todo público, en la cual contamos con la presencia de profesores y estudiantes de diferentes especialidades de la UPEL Maracay. Para construir el programa se desarrolló una jornada final de todo un día, donde se expuso la propuesta de programa que elaboraron los profesores que administran la asignatura (Mariela Méndez; Ingrid Martínez, Zaida González, María Teresa Bethencourt, Claudia Arias, Miriam Di Santos, Moraima Torres y Ángel Sanabria), el

RESPONSABLES

La representación conceptual y su didáctica

Aracelis Arana

Pedagogía para la comprensión, implicaciones en el aprendizaje y la enseñanza Metacognición y sus estrategias de aprendizaje

Margarita Villegas

Indicadores y estrategias para la comprensión lectora

Herminia Vincentelli

El sincretismo didáctico y su proceso de enseñanza

Neyilse Figueroa

La pedagogía, una red semántica

Nancy Flores

Acto educativo y sujeto contemporáneo

Ángel Sanabria

La psicología en el currículum para formar docentes

Leonardo Martínez

Construyendo el programa de desarrollo de procesos congnitivos y afectivos

Mariela (Coord.)

Fredy González

Méndez,

Actualmente, durante el presente lapso 2009 I, se está ensayando el nuevo programa, el cual está sustentado en las siguientes premisas:

37


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

SEMINARIO CIEP - AREA DE PSICOLOGÍA

La formación para el desarrollo de los pro cesos cognitivos y afe vos requiere ser: (a) ctisituado contextual y los planteamientos sus cultural mente en fun de los sujetos a ed critos en los enfoques ción ucar; (b) vinculado mediacionales centrados en el profesor o en el a tareas intelectualm exigentes (TIE) (Gonz alumno ente ález, 1998); (b) apoyad Co ntr ibu ir al de os sa rro en la lectura interactiva del tex to que po llo teórico y metodoló sibilite la reflexión, la gico del campo de la educación venez olana escritura conciente comprensión de fen con productos sólidos y la ómenos para así pro y reconocidos a niv el na cio na l e internacional. ducir tex tos académ originales; (c) enrique icos cido por conceptos ver teb la especialidad objet radores relati vos a o de adscripción; (d) Estamos seguros de sustentado en mode que el accionar de qu didácticos que sincre los ienes estuvimos comp ticen modos del queh metidos con es te se roacer docente contemminario hará posible poráneos adjunto a pe que es ta actividad se dagogías para la comp su ste ntable en el tiempo y a rensión y la interpretación del fenómeno pre lud ie la rea liz ación de nuevos pro educati vo desde una tos, enmarcados en yec perspectiva compleja; un que, (e) asegure la int a vis ión estratégica de y permita cons tru erdisciplinariedad de largo plazo que ir academia desde el sde una epistemología la práctica abonada encuentro cercano y de con proyectos, inves so r en tre do ce prominte tig s-in ac ves orientadas a formar iones y problemas tigadores que compar personas competente ten ilusiones, quimeras y sueños de cons s. truir juntos la Unive Actualmente, en es rsidad que Nos Merec te periodo académico mos. Gracias a todos po etodos los profesore involucrados en el se r ello. s minario es tamos comp rometidos en acompa ñar en el proceso qu e ejecutan las profes oras colegas encarga de administrar los Referencias das cursos, para luego, al finaliz ar el semestr reflexionar sobre los e alcances y perspectiv González, F. (1998, as. Ello requiere conti nuar accionando como Jan/Jun). Metacogn ición y tareas intele comunidad de prácti exigentes: el caso de ctualmente ca la resolución de pro ( We conciente que al nger, 2001), blema

cons trucción de cono cimiento es una cons trucción socialmente mediada ( Vigotsky, 19

(9), 59-88

s matemáticos. ZETETI KÉ, 6

González, F. y Villega 79) Como se puede aprec s, M. (2003a) Polític iar, el desarrollo de as est de la investigación una actividad de esta magnitud implica una en una institución uni ratégicas para el desarrollo experiencia de traba versitaria, Ponencia Lat ino am eri can jo en grupos colabora o De Educación Super . Congreso vos (Kreimer y Th ior En El Siglo XXI, Un tide San Luis, Facultad omas, 2004), lo cual iversidad Nacional de Cie ncias Humanas. San nutre el quehacer de académicos que traba Luis (Argentina), 18 Al Septiembre 2003. jan alrededor de una 20 De Documento en líne disciplina (González a. Disponible en: conedsup.uns l.edu.ar/D Villegas, 2003a), asun http:// y ow nlo ad_ trabajos/Trabajos/Eje to considerado dentr 20 Organizacion/Gonzale _2_Gestion%20y% o de los objetivos de Línea de Inves tigación z%20y%20Otros.PD la en Ciencias Cognitivas F. [Consulta: 18/04 /2 006] (Gonz ález y Villegas, 2003b) (LINCICOG), en González, F. y Villega s, M. (2003b) Línea de tre los cuales se desta Investigación en Cienci can: vas (LINCICOG) Parad as Cognitiigma XXI V (2) 151-166. Delinear los Perfiles Cognitivo y Metacognit Kreimer, P; Thimas, H.; ivo de es tudiantes (2004) Producción de educación superio y uso social del conoci Argentina: Editorial de r, particularmente de miento. la Universidad Nacio quienes se forman para profesor en alg nal de Quilmes una de las asignaturas Katzkowicz, R. y Salga que se dictan en los diferentes niveles y do, C. (2006, Comp.) modalidades del sistem Construyendo ciudad través de la educación a educati vo venez olano anía a científica Proyecto: ConCiencias bilidad para la sosteni. UNESCO IES AL Fundac ión YP F: Buenos Aires. Merton, R. K. (1980). Los imperativos institu cionales de la cienci en B, Barnes (comp a (1942 ), .), Estudios sobre soc iología de la ciencia, Universidad, Madrid, Alianza pp. 64 –71.

Proponer y validar constructos de carác ter teórico que proporcionen esquem as explicati vos del fun cionamiento cognitivo humano

Picón Medina, G. (19 94) El proceso de convertirse en Unive Caracas. Ediciones UP rsidad. EL UNESR Pomar, M. (2001). El diálogo y la Producció n Compart ida de Saber Barcelona: Ediciones es. OCTAEDRO, S. L. Vigotsky, L. (1979) El Desarrollo de los Pro ces os Ps icológicos Su res. España: Crítica perio-

Elaborar proposicion es didácticas que se sustenten sobre postulados de carácter cognoscitivista. Examinar los proceso s afecti vos y de pe nsamiento que son utiliz ados para la co nstrucción de conocim ientos por los es tudiantes de los diferente s niveles educati vos. Examinar las prácticas de enseñanz a en aula tomando en cuenta

Wenger, E (2001) Co munidades de prácti ca. Aprendizaje, signifi identidad. Barcelona: cado e Paidos.

38


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

REPENSANDO EL PROGRAMA DE “DESARROLLO DE LOS PROCESOS COGNITIVOS Y AFECTIVOS”

DESDE SU FUNDAMENTACIÓN

E

l estudio de los procesos cognitivos y afectivos plantea retos a quienes participan en el ámbito educativo de formación pedagógica. La razón de ello reincide en la necesidad de comprender qué situaciones de aprendizaje procuran el despliegue de los dominios cognitivos y afectivos del estudiante universitario de la carrera docente. Dos asuntos son claves en la pretensión que se persigue. El primero de ellos, cuestiona las réplicas de la enseñanza reproductiva - transmisionista que opera, tal y como expresa Navarro Perales (2002) con métodos de producción en cadena y currículos compartimentados, incapaces de dar respuesta a la pluralidad existente en universidades orientadas a promover el concepto de aprendizaje, desde la apremiante comprensión del objeto de estudio (Villegas, 2008). El segundo asunto de interés en este espacio de disertación, exalta la oportuna incorporación de las vivencias personales al aula de clase, a través de contenidos y estrategias didácticas propiciatorias de un saber situado en la cultura (Pozo Municio, 2001; Díaz Barriga, 2003) que abriga y a la vez distingue al estudiante universitario del siglo XXI. Conforme a lo expuesto hasta ahora, repensar el programa de Desarrollo de los Procesos Cognitivos y Afectivos es un asunto complejo (Morin, 2000), ya que implica considerar (en un primer nivel de análisis ) una red de relaciones apoyada en cuatro dimensiones fundamentales: a) el estudiante situado en un contexto social, cultural e histórico, determinado por la globalización y la inminente presencia de la sociedad del consumo y la información ; b) la concepción de aprendizaje fundamentada en supuestos constructivistas – mediacionales (Vigotsky, 1996), c) la consideración de estrategias didácticas propiciatorias de desplazamientos cognitivos y afectivos y, d) la consciencia metacognitiva subjetivada en los desempeños académicos del estudiante universitario de la carrera docente. Ahora bien, en un segundo nivel de análisis , se hará mención a lo que desde ahora se asume como un reto en este proceso de repensar el programa, en tanto es necesario ahora acceder a las cuatro dimensiones descritas con la intención de integrarlas en un diseño fundamentado en el componente de

María Teresa Bethencourt y Zaida González UPEL Maracay formación general, el cual aspira: “desarrollar en los estudiantes que ingresan a la UPEL, los procesos cognitivos y afectivos a través del manejo de algunas herramientas que le ayuden a enfrentar con éxito las exigencias académicas y personales de la educación superior” (Programa Sinóptico UPEL, 1996). Aproximarse a esta orientación requiere cristalizar el concepto de un término emergente en el propósito antes expuesto: “autonomía”. Para Monereo (2006), la autonomía es la “facultad de tomar decisiones que permiten regular el propio aprendizaje para aproximarlo a una determinada meta, en el seno de unas condiciones específicas que forman el contexto de aprendizaje” (p. 12). En este sentido, el estudiante universitario autónomo se gobierna a sí mismo, en función del nivel de conciencia aplicado al despliegue cognitivo y afectivo demandado durante la ejecución de las actividades y/o tareas académicas. El énfasis del aprendizaje estratégico (Monereo, 2006) no reincide, entonces, en la cantidad de contenidos que el estudiante aprende, pues la prioridad radica en el cómo aprende o, haciendo nuevamente mención intencional al objetivo del programa sinóptico UPEL (1996), en el proceso de adquisición de herramientas que le permitirán al estudiante universitario enfrentar con éxito las exigencias académicas y personales constituidas en el nivel educativo superior. En conformidad con ello, el diseño del programa de la asignatura Desarrollo de los Procesos Cognitivos y Afectivos, estará sostenido por tres principios estratégicos- integradores en los que confluyen la visión de estudiante universitario situado, la concepción de aprendizaje constructivista – mediacional, el uso de estrategias de enseñanza - aprendizaje de naturaleza intelectual exigente (González, 2007) y la consciencia metacognitiva.

Principio estratégico- integrador Nº 1: Movilización Cognitiva Perkins (1999) asume que toda dinámica cognitiva está sujeta a desempeños flexibles. Tales desempeños procuran el desplazamiento del pensamiento a niveles ascendentes de actividad comprensiva, lo cual es equivalente al desarrollo de habilidades cognitivas que permiten al aprendiz transferir lo aprendido a nuevas situaciones que requieran la solución de problemas con las herramientas cognitivas estratégicamente adquiridas y

39


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

SEMINARIO CIEP - AREA DE PSICOLOGÍA adaptadas al nuevo contexto (Pozo Municio, 2001). Feuerstein (1993), por su parte, declara en la condición “Modificabilidad Cognitiva Estructural” una posibilidad de movilización y cambio permanente en las estructuras cognitivas humanas, lo cual es para Arana y González (2006) una característica determinante en la prosecución y el logro de los objetivos de aprendizaje. El referencial teórico expuesto, apoya la idea de que el aprendizaje humano está regido por logros cognitivos progresivos o aproximaciones sucesivas que alcanzan niveles de complejidad mayores en la medida en que el estudiante (aprendiz) desarrolla habilidades comprensivas que le permiten subjetivar el contenido estudiado (Bethencourt, 2010). Tales logros cognitivos parecen estar confinados, según reseña Aguilar (1994) (en González, 2007) a dos niveles del pensamiento. El primer nivel está conformado por destrezas cognitivas de orden inferior; destacan en este nivel procesos como percepción, memoria, descripción, análisis, entre otros. En el segundo nivel se ubican los procesos de orden superior: planificación de la actividad, monitoreo durante su ejecución, evaluación de su progreso. El caso específico de la asignatura Desarrollo de los Procesos Cognitivos y Afectivos, se ubica en una posición privilegiada por su potencialidad para estimular interacciones cognitivas entre el aprendiz y los contenidos, a través de dos pronunciados ejes que atraviesan el programa: la lectura y la escritura. Tales ejes enfatizan la importancia del desarrollo de dos macro habilidades, leer y escribir. Medio y fin del aprendizaje universitario, asumidas de este modo en la medida en que el aprendiz planifique, supervise y evalúe su propio accionar cognitivo y tome consciencia de sus fortalezas y debilidades durante la ejecución de dichas tareas (Poggioli, 2009) En este orden de ideas, destaca González (2007) que el diseño de tareas debe brindar al estudiante la oportunidad de participar en actividades que estimulen la activación de sus procesos de pensamiento (primer y segundo nivel), en virtud de que ellas favorezcan la formación de un individuo intelectualmente competente. Las tareas que reúnen atributos como: propiciatorias del razonamiento esforzado, no realizables mediante fórmulas mecánicas, desarrolladas en pasos sucesivos, con acentuada demanda reflexiva e interacción entre los actores educativos, son denominadas por dicho autor: Tareas Intelectualmente Exigentes TIE (González, 2007) En virtud de los requerimientos de movilización cognitiva expuestos en el principio integrador Nº 1, las TIE exigen la realización de un conjunto de acciones por parte de quien debe ejecutar dicha tarea y por quien ejerce el rol de mediador en el proceso, el profesor de la asignatura. La realización orquestada y progresiva de esta tarea permitirá que al final del semestre el estudiante haya desarrollado un producto representativo de los procesos cognitivos y metacognitivos que han confluido en el proceso de ejecución del mismo.

Principio estratégico - integrador Nº 2: Relevancia Contextual Hacer alusión a las premisas que sostienen que el aprendizaje es un proceso activo de parte del alumno para “ensamblar, extender, restaurar e interpretar y, por tanto, construir conocimiento desde los recursos de su experiencia y la información recibida” (Poggioli, 2009, p. 20) y en interacción con

otras personas (Vigotsky, 1996), implica redimensionar el principio de contextualización y desde allí situar las demandas de la cognición a partir de la relevancia cultural de los temas y estrategias de estudio (Díaz Barriga, 2003). Como principio opuesto a la abstracción, la contextualización de las estrategias inherentes a los programas de estudio de educación superior, favorece la comprensión de los contenidos por parte de los estudiantes. Esta aseveración es argumentada por Santalla Peñaloza (2000) cuando afirma que el grado de familiaridad de los tópicos hace que los sujetos alcancen un nivel de rendimiento mayor cuando de comprensión se trata. En atención a ello, destaca el tema de la disciplina en el caso de la formación de docentes especialistas que cursan, además de las asignaturas correspondientes a la formación pedagógica en las áreas: psicología, socio filosófica, investigación, metodológica y prácticas profesionales, asignaturas orientadas a la especialización disciplinaria. Tal condición remite que los contenidos del programa de la asignatura Desarrollo de los Procesos Cognitivos y Afectivos, así como las tareas o actividades propuestas, no pueden estar divorciados del área de formación de las nueve especialidades y cuatro programas adscritos a la UPEL. El reto adjunto a la situación planteada, sugiere considerar la adaptación disciplinaría exaltada en la denominación “tarea intelectualmente exigente y específica” (F. González, entrevista personal, Marzo, 2009). La especificidad de dichas tareas pretende armonizar procesos de aprendizaje situados, acompasados en las vivencias cotidianas y, sobretodo, en los fundamentos insertos en las características de cada una de las especialidades que hacen vida en el contexto universitario.

Principio estratégico - integrador Nº 3: Significación afectiva Páez Rovira y Carbonero Martínez (1993) expresan que el tema de la afectividad no ha dejado de ser polémico; en especial cuando la prioridad en los estudios sobre aprendizaje se suscribe a los avances en las ciencias cognitivas, mientras que las bondades de la afectividad se asumen postergables. Para estos autores, la afectividad es un concepto que engloba al estado de ánimo, a las emociones y a las evaluaciones afectivas que hace el aprendiz sobre su propio desempeño. Así como para ellos, para Piaget (2001) la afectividad ocupa un lugar preponderante en la construcción del aprendizaje, pues le adjudica connotaciones enérgicas que impulsan y procuran la acción del sujeto cognoscente. La robustez de las dos posturas anteriores y los análisis efectuados por Torres Morillo y Villegas (2007) dan cuenta de la significación que tiene la afectividad en contextos universitarios, especialmente cuando las autoras afirman que en los estudiantes pertenecientes a la UPEL, sujetos de estudio de su investigación, está presente el fenómeno de indefensión aprendida (Sligman, 1975 en Torres Morillo y Villegas, 2007), expresado en: a) una reducción de comportamientos proactivos hacia actividades académicas como leer, escribir, participar en clase; b) creencias negativas sobre el propio desempeño académico; c) pérdida de eficiencia cognitiva debido al predominio de emociones displacenteras y d) presencia de actitudes como apatía, abatimiento y desinterés. Es por tanto ineludible que el diseño del programa de la asignatura Desarro-

40


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

llo de los Procesos Cognitivos y Afectivos, ofrezca al estudiante universitario de la carrera docente un espacio para atender las necesidades de naturaleza afectiva presentes en ellos (Torres Morillo y Villegas, 2007). Este espacio está confinado al despliegue de actividades que logren el enganche afectivo del aprendiz, no solo desde el bienestar emocional suscrito a la expresión de emociones placenteras, sino también desde la valoración positiva suscrita a los logros académicos alcanzados durante el desarrollo del curso. Entre las modalidades que propician una visión de clase sustanciada en la idea de encuentros de aprendizaje (M, Torres Morillo, taller de inducción, Septiembre 2010), se encuentran: los seminarios – talleres (círculos de discusión e intercambio de ideas), las clases prácticas (elaboración de textos narrativos, estudios de casos, proyectos, entre otros), las tutorías (mediación dialógica con el docente) y en el estudio autónomo (autoaprendizaje). Estas modalidades de aprendizaje favorecen la sintonía entre el tipo de tarea propuesta y el significado afectivo otorgado por el estudiante universitario durante la ejecución de la misma.

A modo de conclusión Lo expuesto precisa deterge a analizar las implicaciones que el término proceso tiene para el desarrollo del aprendizaje en los estudiantes universitarios de la carrera docente. Un proceso alude a la ejecución procedimental, actitudinal y conceptual (Arana, Octubre 2008) de competencias cognitivas y afectivas; la progresión marca pauta fundamental, en especial cuando se percibe el curso como la oportunidad que tiene el estudiante de verse inmerso en cada una de las dimensiones que componen su integridad biopsicosocial y cultural (Morin, 2000) Así pues, tres principios estratégicos – integradores fundamentan el diseño de un programa de estudio, orientado a superar los límites estructurales de contenidos que suelen ser, en opinión de Martínez (Enero 2009), rígidos e inconexos, mientras abriga la idea de atender las necesidades imperantes en el contexto educativo venezolano. El largo recorrido que ahora comienza, promete reivindicar los significados implícitos en una asignatura de peso sustancial en la formación general del estudiante universitario (Diseño Curricular UPEL, 1996). Nuevos insumos teóricos, reflexiones sobre la praxis, otras lecturas

sobre el asunto, se integran para fortalecer el ejercicio pedagógico de estos tiempos. El apoyo sostenido CIEP-Área de Psicología enaltece la importancia del trabajo en grupo, del compartir aportes y vivenciar de cerca experiencias académicas que nutren el complejo entramado de la didáctica interdisciplinaria. Partiendo de que la clave del éxito en la elaboración y aplicación del currículo es el compromiso de cada uno de los participantes que intervienen y son responsables en el proceso educativo, el equipo CIEP-Área de Psicología asume el reto de lograr la integración de contenidos y aplicación de los mismos a las realidades cotidianas del contexto universitario, mediante la sistematización de las experiencias desarrolladas, particularmente en lo que tiene que ver con el alcance e impacto que ha tenido en la flexibilización curricular, la transformación de las prácticas pedagógicas y el logro de la pertinencia y transferencia de los aprendizajes (Navarro Perales, 2002) Finalmente, al detenernos a repensar el programa de Desarrollo de Procesos Cognitivos y Afectivos, de manera conjunta con los protagonistas del proceso educativo, estamos en sintonía con los lineamientos de transformación y modernización del currículo para la formación docente de pregrado, por cuanto es una alternativa viable que logra hacer operativas las nuevas tendencias y presenta estrategias didácticas creativas que otorgan pertinencia social al currículo y fortalecen la formación y el desempeño de los docentes del país.

Referencias Arana, A. y González, F. (2006). “Enriquecimiento conceptual progresivo. Una explicación teórica del modelo de desarrollo de los conceptos científicos”. Revista Pedagogía, 79 (2), 193-230. Bethencourt, M. (2010). “Comprensión a viva voz. Desempeño comprensivo del estudiante de educación superior”. Ponencia presentada en el XIV Encuentro de Investigación y Postgrado UPEL “El Mácaro” (04 de Diciembre 2010) Díaz Barriga, F. (2003). “Cognición Situada y estrategias para el aprendizaje significativo”. Revista electrónica de investigación educativa, 5 (2). [Disponible en: http://redie.ens.uabc.mx/vol5no2/contenidoarceo.html] Feuerstein, R. (1993). “La teoría de la modificabilidad estructural cognitiva: un modelo de evaluación y

41

entrenamiento de los procesos de la inteligencia”. En: Beltrán, J (Edit). Intervención Psicopedagógica. Madrid: Pirámide. González, F. (2007). Metacognición y Tareas Intelectualmente Exigentes. El caso de la Resolución de Problemas Matemáticos. Zetetiké (6), 9, 59-87 Martínez, L. (Enero, 2009). “La psicología en el currículum para formar docentes”. Conferencia ofrecida en el Seminario Libre del CIEP P/A 2008-2, sobre Ciencias Cognitivas. UPEL Maracay Monereo, C. (2006). “La enseñanza estratégica: enseñar para la autonomía”. En Monereo, C (edit). Ser estratégico y autónomo aprendiendo. Barcelona: Editorial GRAÓ. Morin, E. (2000). Los siete saberes necesarios a la educación del futuro. Caracas: Ediciones FACES/UCV. Navarro Perales, M. (2002). “Luces y sombras de la escuela actual: La escuela ante los retos de la modernidad”. Revista Educación XXI, 4, 201-236 Páez Rovira, D. y Carbonero Martínez, A. (1993). “Afectividad, cognición y conducta social”. Revista Psicothema, 5, 133-150 Perkins, D. (1999). “¿Qué es comprensión?”. En Stone Wiske, M (edit). La enseñanza para la comprensión. Vinculación entre la investigación y la práctica. Buenos Aires: Paidós Piaget, J. (2001). Psicología y pedagogía. Barcelona: Editorial Crítica Poggioli, L. (2009). Serie enseñando a aprender. Caracas: Fundación Empresas Polar. Pozo Municio, J. (2001). Humana mente. El mundo, la conciencia y la carne. Madrid: Ediciones Morata. Santalla Peñaloza, Z. (2000). El sistema de memoria humano: memoria episódica y semántica. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello. Torres Morillo, M y Villegas, M. (2007). Estudio exploratorio sobre las necesidades de orientación académica de los estudiantes de educación UPEL- Maracay Venezuela. Encuentro Educacional 14 (3) Vigotsky, L. (1996). El desarrollo de los Procesos Psicológicos Superiores. Barcelona: Crítica. Villegas, M. (2008). Pedagogía para la comprensión. Un modelo para la formación integral. En: González, F. (Edit). Modelos Didácticos de Base Cognitiva. Maracay: Ediciones CIEP.


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

SEMINARIO CIEP - AREA DE PSICOLOGÍA

LA LECTURA

COMO INSTRUMENTO MEDIADOR

EN EL CONTEXTO DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN Herminia Vincentelli

UPEL-Maracay

E

l actual contexto sociocultural, económico y geopolítico, configurado por los avances de las tecnologías de comunicación e información, impone la necesidad de revisar el concepto de alfabetización, en el cual, se conciba la formación de lectores como un proceso complejo, continuo, contextualizado que desarrolle competencias y habilidades para abordar las nuevas formas de producción y difusión del conocimiento así como el manejo de recursos informáticos para ubicar e integrar la información. En tal sentido, es imperativo superar la concepción tradicional de la habilidad lectora que la concibe como decodificación del símbolo impreso acompañada de la compresión literal del texto. En la literatura especializada encontramos innumerables conceptualizaciones sobre el comportamiento lector, en esta oportunidad haremos referencia a las interpretaciones, que sobre esta competencia, han emitido destacados autores y que han aportado una visión amplia de lo que significa leer desde la perspectivas: sociocultural, como medio e instrumento para el crecimiento espiritual e intelectual del ciudadano, para encarar los retos que nos plantea la sociedad del conocimiento y las relaciones geopolíticas mundiales. Son ellas, entre otras muchas, la de Graves, Freire, Barboza y Tignanelli

FIGURA 1 Competencias del Desempeño Lector

“La lectura amplifica y acompaña nuestras experiencias. Provee un reservorio de informaciones. Es fuente de distracción. Refugio para la evasión. Permite la degustación del lenguaje. Puede convertirse en un impulso para actuar. (Graves , 1992, pag. 82) “Leer no consiste solamente en la decodificación de la palabra o el lenguaje escrito; antes bien, es un acto precedido por el conocimiento de la realidad, en el cual, el texto y contexto se entrelazan.”( Freire )

FIGURA 2

“Es necesario establecer diferencia entre alfabetizado y lector: el alfabetizado no sabe lo que busca en un texto, mientras que el lector provee lo que va a leer, el alfabetizado centra su atención en los símbolos gráficos y en el mensaje de manera lineal, en tanto que, el lector interactúa con el texto, construye el significado del texto.” (Barboza, 2002)

Contextos Favorables para el desarrollo lector competente En conclusión, afirmamos que el proceso de formación de lectores implica la adquisición de las sub-habilidades y habilidades necesarias para el desarrollo cada uno de los niveles del desempeño lector (figura 1) que configuran el perfil de un lector eficiente, descrito en la literatura especializada.

“En la sociedad del conocimiento, la alfabetización adquiere otro significado, además de las habilidades elementales de lectoescritura, es fundamental saber usar fuentes de información, emplear las informaciones en proPERFIL DE UN LECTOR blemas reales, integrar los nuevos conocimientos ALTAMENTE COM PETENTE y establecer relaciones entre los mismo, saber -Lee según un pro pósito. -E nc comunicar la información y competencias para ar a la lectur a co mo una activida d interactiva. -Crea sus pr opias educarse constantemente.” (Tignanelli, 2005) estrategias

de compresión características de adecuándolas a l texto. las -Sintetiza la inform ación a partir de l texto y su propia -Capta la macro experiencia. , micro y superes tructura del texto. -Asum e una actitu d crítica fre nte a lo leído. -Aplica los cono cimientos para la solución de pr hipótesis, despeja oblem as, verifica r dudas, encaus r a inquietudes. -Es flexible y divers o.

42


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

ACTO EDUCATIVO Y TRIÁNGULO PEDAGÓGICO EN EL MUNDO ACTUAL Ángel Sanabria UPEL, Maracay

viva y vivificante –que es siempre una invitación a la reinvención de lo adquirido y un acontecimiento ético (Bárcena y Mèlich, 2000). Y decimos que es un error porque la función de transmisión es inseparable de la noción misma de educación y de docencia, de modo que rechazar la dimensión de la transmisión es poner en entredicho la exigencia ética fundamental de toda educación.

1. EL CAMPO PEDAGÓGICO Partimos de que la constitución del campo pedagógico, como campo disciplinar con un objeto propio y como campo de una praxis, se funda en dos elementos esenciales (Zuluaga, 1999; Sanabria, 2008): La enseñanza como acontecimiento cultural y de saber, en torno al cual se anudan: a) las disciplinas específicas (saberes a transmitir). b) las teorías del aprender (psicología del desarrollo y del aprendizaje), y c) y los métodos de enseñar (saber pedagógico, didáctica). Una “lectura” de ese acontecimiento a ser hecha por la Pedagogía.

2. EL ACTO EDUCATIVO 2.1 Aprender no es comprender Existe la extendida creencia de que aprender es igual a comprender. A esta creencia queremos contraponer las siguientes conjeturas: Aprender no es comprender; por el contrario, a partir del momento en que comprendemos, ya no aprendemos. La comprensión se juega siempre en un a posteriori, el momento en que comprendemos supone que el tiempo del aprendizaje ya ha pasado, la comprensión llega siempre tarde respecto a lo aprendido: sólo lo que está después permite resignificar lo anterior.

En segundo lugar, tomamos como referencia la caracterización del llamado triángulo pedagógico como espacio de transmisión (Núñez, 2003).

Según esto, la comprensión sólo se da retroactivamente a partir de lo ya aprendido; y correlativamente el aprendizaje se da siempre en anticipación y, precisamente, en contra de lo ya comprendido. Triángulo Pedagógico

Pero, ¿cómo puede uno aprender algo antes de haberlo comprendido? Las observaciones de Daniels (2001) sobre la llamada “paradoja del aprendizaje”, nos ayudan a responder esta interrogante. Daniels parte de la ley genética del desarrollo cultural de Vigotsky para señalar que “el adulto crea, a través de la mediación, un contexto social por el cual el niño puede participar en la

Actualmente, en el campo educativo, es común rechazar como obsoleta o perjudicial la idea de la transmisión. Este rechazo es, a nuestro modo de ver, un error. Un que error proviene del hecho de confundir la transmisión como traspaso mecánico de contenidos inertes, y el auténtico esfuerzo de transmisión, la transmisión

43


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

SEMINARIO CIEP - AREA DE PSICOLOGÍA actividad que ha de aprender antes de que realmente pueda hacerlo por sí solo” (Ibíd., pág. 58). Es decir que gracias al Otro llegamos a aprender anticipadamente lo que aún no estamos en capacidad de comprender por nosotros mismos. Hay un “saber previo”, pero que no es el saber cerrado en la “mente” o en la cabeza del sujeto, sino que es un saber que está en el Otro (Lacan, 1981), y que el sujeto deberá aprehender y de conquistar. Se trata de la constitución del sujeto a partir el Otro.

Por su parte, el trabajo del sujeto pone en juego dos vertientes de la relación transferencial dentro del vínculo educativo: el saber y el amor.

Conjugando estas ideas, podemos ubicar el lugar y la necesidad del acto educativo en los siguientes términos: Antes de llegar a comprender el sujeto debe afrontar la perplejidad (como diría Margarita Villegas, 2008) y avanzar a través del sinsentido y la incertidumbre; y es justamente porque “hay que atravesar estepas de sinsentido para llegar a una significación nueva” (Núñez, 2003, págs. 64), que se hace necesario que el acto del educador sostenga el trabajo de sujeto.

2.2 El lugar del acto educativo Podemos pasar ahora situar el acto educativo dentro en el triangulo pedagógico. Colocamos el acto en principio del lado del Agente educador –mientas que del lado del Sujeto estaría, en principio, el tra-

bajo:

La vertiente del saber (la relación con los contenidos culturales) define el carácter propiamente educativo del vínculo. Este lugar es el lugar de la transferencia de trabajo. La vertiente de amor introduce el vínculo “personal” como factor esencial. Es decir, la cuota de amor que mueve al sujeto a hacer una ciertas renuncias a favor del trabajo educativo: regular su energía pulsional y canalizarla hacia fines socialmente viables. Para operar en este eje el educador debe hallar la “buena distancia”, la distancia óptima que le impida deslizarse a lo puramente personal y tomar directamente al otro como objeto, ya sea de satisfacción personal o bien de enfrentamiento y agresividad. El acto educativo articula estas dos vertientes del saber y del amor, a condición de que el agente ponga en juego un deseo de enseñar capaz de causar el interés y la disposición del sujeto.

3. LA ERA DE LA “PEDAGOGÍA DEL ABURRIDO”

El acto del Agente se juega dentro de una posición paradójica entre la transmisión y de la acogida:

La modernidad proponía un conjunto de instituciones que “disciplinaban” a los sujetos: Familia, Escuela, Fábrica, Hospital. En este contexto surge la llamada “Subjetividad Pedagógica” (Corea y Lewkowicz 2004, pág. 51), instituida a través de una serie de operaciones que la escuela tradicional supone y a la vez reproduce, a saber:

Correlación entre memoria, atención y pensamiento Racionalidad argumentativa Concentración y regulación del cuerpo Tiempo lineal ascendente (lógica de la “promoción” y el “aplazamiento” Con el paso de la sociedad disciplinaria a la llamada sociedad de control, asistimos a un desmantelamiento de eta subjetividad pedagógica propia de la modernidad. En su lugar, la sociedad contem-

44


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

poránea produce una nueva forma de subjetividad, la “Subjetividad Mediática”caracterizada por:

Movilidad y aceleración de los estímulos: flujo de los estímulos sin tiempo para pensar; producción de actualidad en lugar de memoria Primacía de la percepción por sobre la conciencia: imagen (en lugar de conciencia), y opinión (en lugar de saber y argumentación) Temporalidad fragmentaria: “escaneo” y fugacidad de la información El malestar actual ya no es el de la opresión del sujeto, sino el de su dispersión y desorientación. Son tiempos de hiperactividad y déficit de atención, de problemas de conducta y violencia escolar. Tiempos de aburrimiento y vaciamiento que anonadan el deseo. La época actual es la época del software y la época de la instantaneidad. Y como acota Baumann (2003), “instantaneidad” significa “satisfacción inmediata, pero también agotamiento y desaparición inmediata del interés”, en otras palabras: el aburrimiento como síntoma del vaciamiento actual. Hemos pasado de los tiempos de la pedagogía del oprimido a los de la “pedagogía del aburrido”.

4. PARA CONCLUIR (...y continuar) Frente a los cambios en la subjetividad contemporánea no se trata de asumir la posición nostálgica y reaccionaria de “restaurar” lo que había, pero esto no significa que debamos entregarnos sin más a las demandas de lo “actual”. El reto es más bien el de producir lo que no hay, inventar en cada caso una forma de sortear la precariedad y de hacer un vínculo desde lo inestable y contingente. En primer lugar, es necesario distinguir entre los tiempos subjetivos y los tiempos sociales: una cosa es la necesidad de dar tiempo al efecto educativo, respetar los tiempos del sujeto para articularse al Otro, y

otra es dejar al sujeto librado al laberinto cerrado de su propio tiempo y de su propia subjetividad. Del mismo modo que hay también que distinguir lo que son los aprendizajes (saberes tomados del Otro) y lo que son los efectos educativos propiamente dichos (modificación o “civilización” de la relación del sujeto con lo pulsional): los aprendizajes pueden regularse según los tiempos sociales (pueden planificarse y evaluarse), mientras que los efectos educativos son impredecibles y son además inseparables de la dimensión del acto, es decir, de la decisión y del “paso a dar” por el sujeto.

REFERENCIAS Bárcena, Fernando, y Mèlich, Joan-Carles. (2000). La educación como acontecimiento ético. Buenos Aires: Paidós. Bauman, Zigman. (1999).La modernidad líquida. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. Corea, Cristina, y Lewkowicz. (2004). Pedagogía del oprimido. Escuelas destituidas, familias perplejas. Buenos Aires: Paidós. Daniels, Harry. (2001). Vygotsky y la pedagogía. Buenos Aires: Paidós. Lacan, Jacques. (1981). Seminario 20. Aún. Buenos Aires: Paidós. Núñez, Violeta. (2003). “El vínculo educativo”, en: H. Tizio (2003). Reinventar el vínculo educativo: aportaciones de la Pedagogía Social y del Psicoanálisis. Barcelona: Gedisa Editorial. Sanabria, Ángel. (2008). “La Pedagogía en crisis y la „conversación‟ con el psicoanálisis” Revista Docencia, Investigación, Extensión. Instituto Pedagógico “Monseñor Arias” (en prensa). Villegas, Margarita. (2008). “Pedagogía para la comprensión. Un modelo para la formación integral”. En: González y otros (2008): Modelos didácticos de base cognitiva. Maracay: Ediciones CIEP-NIJIPMAR. Zuluaga Olga L. (1999). (1999). Pedagogía e historia: La histori-

cidad de la pedagogía; la enseñanza, un objeto de saber.

Bogotá: Siglo del Hombre Editores, Anthropos / Editorial Universidad de Antioquia.

45


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

ROSTROS de la UPEL

EL CAFETIN DE PEDRO Stefhany Esaa Estudiante de Educación Especial

P

edro, familiarmente conocido como “Pedroso” o “Peligroso”, es uno de los cafetines más populares del área de Educación Especial en la UPEL Maracay, que se hace sentir por frases poco convencionales como lo es “¡Mayita!”, con las que muestra su picardía y cariñoso trato hacia las mujeres.

46

¿De dónde nace la forma de usted de llamar a la gente? La forma así de llamar a la gente, nace por tener un refrán popular y agradable para atender al consumidor del cafetín, ya que el comercio refleja para mí el buen trato y la atención que se les brinde a las personas que visiten mi cafetín.


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

yendo los bancos y las mesas. A medida que pasaba el tiempo logre la venta de más artículos y hoy en día cuento con servicios de confitería, arepas, pastelitos, jugos entre otras cosas. ¿Por qué cree usted que es tan popular? Por el buen trato y la atención que le doy a la gente, ya que esa es la base del comercio... Además de mi forma de llamar siempre a las mujeres que vienen a este cafetín.

¿Quién es “Mayita”? ¿“Mayita”…? (Ríe y se sonroja) Ella es un personaje creado por mí, es una forma cariñosa y agradable de llamar a las mujeres de la UPEL.

¿Qué cambios ha observado usted entre los estudiantes del ayer y los de hoy? Pues, antes los estudiantes eran más unidos, incluso se veía más agasajos en las graduaciones, siempre estaban juntos y realizaban eventos para que se diera dicha graduación y actualmente existe una apatía entre ellos mismos, no existe el mismo entusiasmo de años atrás. ····· Y con esta reflexión de Pedro nos despedimos del popular cafetín.

¿Cómo comenzó el cafetín de Pedro? El cafetín surge en el año 1979, luego de tener, la labor de trabajar 2 años antes en otro cafetín de la UPEL. Comienzo con la estructura de un techo y cuatro paredes, solamente vendía comida que traía en una cava, luego a través del tiempo recogiendo mis frutos, comienzo la ambientación del cafetín, constru-

47


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

REPORTERO COMUNITARIO

LA ESCUELA VA AL PARQUE Wilfredo Gimenez Estudiante de Cs Sociales UPEL Maracay

E

n primera instancia comenzare a destacar la importancia que contiene el proyecto que lleva por nombre “La Escuela va al Parque” un proyecto elaborado en función del cumplimiento de horas asignadas a los bachilleres de la UPEL, próximos a ser futuros docentes. Es un requisito fundamental para el recibimiento del título de cada uno de los estudiantes, por el cual es preciso el cumplimiento de una labor humanitaria, donde lo desarrollado no contiene bajo ningún concepto ganancias económicas. Es importante mencionar que existen diferentes trabajos comunitarios cuyo objetivo principal es el sensibilizar y desarrollar el sentido de pertenencia de todos los profesionales, tomando en cuenta que la labor ejercida por cada uno de nosotros a lo largo de nuestra vida va ser fundamental para el surgimiento de nuevas generaciones.

E

n esta ocasión nos enfocaremos en el proyecto “La Escuela va al Parque“, ejecutado en el parque nacional “Henry Pittier”, cuyo objetivo principal es crear conciencia y desarrollar el sentido de pertenencia de

48

todos los parques nacionales, además, de estimular la conservación del medio ambiente de los distintos parques existentes en Venezuela y fuera de ella, ya que es esencial para nuestra vida. El proyecto se organiza de la siguiente manera: En principio los organizadores del proyecto dictan charlas a los estudiantes de la UPEL donde se les plantea la finalidad del circuito a recorrer y se le trasmite información referente al nombre del parque llamado las “Cocuizas” en honor a una planta, generado por la abundancia de la misma dentro del espacio del parque, se les informa sobre las características de los diferentes árboles existentes en el lugar, el proceso de su formación además de la información referida al vivero, donde el fundamento es motivar a los visitantes al proceso de siembra de la planta reina del parque. Por último, se les informa a los estudiantes de la UPEL sobre el recorrido que se realiza por el sendero a la montaña en dirección a los petroglifos –escrituras indígenas que dentro de sus simbologías represen-


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

tan señales de dirección a la costa, representación de la vida y la muerte por medio de espirales, y simbologías de sus dioses. Todo esto en función a que sean los estudiantes de la “UPEL“ los que expongan a la comunidad estudiantil invitada toda la información.

C

ada integrante del proyecto “La Escuela va al Parque”, debe realizar una planificación educativa, donde sus estrategias se basen en la participación de estudiantes de educación primaria y educación básica, y su direccionalidad tenga que basarse específicamente en dinámicas recreativas tomando en cuenta el espacio donde se ejecuta la planificación, toda esta experiencia sirve para ir desarrollando en los estudiantes visitantes el sentido de respeto en cuanto a la naturaleza, y la importancia de la preservación de la misma, debido a lo que constituye para el bienestar de la sociedad.

importar que sean estudiantes de biología o geografía también participan en el desarrollo de dicho proyecto con la misma finalidad; igualmente me siento satisfecho por el contacto permitido con la comunidad estudiantil antes del desarrollo de nuestra labor como docentes activos. Colaborar con las diferentes instituciones para que acudan con sus estudiantes a un momento de recreación, de información general en cuanto a la naturaleza y otros aspectos importantes como el conocer y recorrer unos de los distintos parque nacionales existentes en Venezuela, forma parte de nuestra formación académica.

A

demás de ir construyendo de forma sencilla ese proceso de formación de conciencia en relación a la conservación de la flora. Como estudiante de la “UPEL” estoy bastante conforme con la experiencia vivida, ya que tuve la oportunidad de compartir con compañeros estudiantes de las diferentes especialidades, que sin

49


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

ISTA V E R T EN

EL USO DE LAS TIC’S EN EDUCACIÓN Entrevista a Abimelich Hernández y Marisol Sarmiento Evelyn Acevedo y Bath Mendoza Estudiantes de la Especialidad de Informática Dos Profesoras de la Especialidad de Informática, Abimelech Hernández y Marisol Sarmiento, nos brindan sus impresiones sobre el tema de la introducción de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) en educación, en entrevista con Evelyn Sánchez y Bath Mendoza, estudiantes de esa Especialidad.

ABIMELECH HERNÁNDEZ: “Se necesita estar enamorado y comprometido con la fusión entre tecnologías y educación” l concepto de Tecnologías de la Información y la Comunicación, también conocidas como TIC`s, hace referencia a la manera en que se trata y transmite la información, abarcando una gran cantidad de elementos, medios y recursos que se caracterizan por la innovación, creatividad y dinamismo y que cada vez se hacen más relevantes. Principalmente, al hablar de TIC‟s, se hace referencia a computadoras y programas informáticos, pero en realidad este concepto va mucho más allá. En un sentido más amplio podrían reagruparse en servicios, que constituyen lo que es el e-mail, los navegadores, motores de búsqueda, blogs, redes sociales y wikis; terminales, conformados por los computadores, la telefonía móvil, Tv y consolas de videojuegos; y redes que abarcan la banda ancha, los servicios móviles y el wi-fi.

E

Ciertamente las TIC‟s han tenido un auge significativo, son sinónimo de una era de cambios, y han logrado posicionarse como una herramienta de alto potencial que pretende básicamente reducir la brecha digital aun existente hoy día y garantizar a toda persona el acceso a la información. Tal ha sido dicho crecimiento que las TIC‟s se han extendido hasta alcanzar la Practica Educacional. Su inclusión en la labor docente sugiere un medio altamente capaz de promover el proceso de enseñanza-aprendizaje, haciéndolo más dinámico, agradable y práctico. En Venezuela específicamente, las TIC‟s han tenido su protagonismo dentro de las aulas de clase; hasta la fecha se cuenta con Proyectos nacionales que pretenden la incorporación y permanencia de la tecnología en las planificaciones de los diversos niveles de educación, con el fin de ayudar a la construcción de una enseñanza de calidad. Para conocer las diferentes perspectivas acerca de este tema, nos dispusimos a interrogar a Abimelech Hernández, Profesora de la Universidad Pedagógica

Experimental Libertador en el Área de Sistemas.

¿Cuál es su opinión acerca de la inclusión de las TIC’s en la educación Venezolana. ¿Para Ud. de qué manera impacta el uso de las tecnologías en la Educación? La manera en que impactan las tecnologías es, primero y principal, cuando uno se da cuenta que necesita de las tecnologías. Ese impacto yo diría que se irá observando con el transcurrir del tiempo, no podemos decir: “hoy voy a medir el impacto de la tecnología”. Considero que es a largo plazo que podría decirse si la inclusión de las tecnologías en la educación ha dado resultado, porque en ese caso se habrán logrado diversos avances en materia educativa; pero eso no se puede medir a priori hay que darle un chance para decir si realmente eso surge efecto y la manera en que esto pudiese impactar a la sociedad en general.

¿Entonces cree Ud. que el uso de las TIC’s en la educación básica y media en Venezuela, promueve el aprendizaje? Yo considero que sí se promueve el aprendizaje, y no solo a nivel de educación básica y media, sino también a nivel universitario también. A través de la experiencia que he tenido, siempre tratando de incorporar las tecnologías en las aulas, yo diría que en verdad es mucho el avance que se logra, el estudiante se siente motivado. Con tan solo llevarlos a un cyber o mostrarles unas diapositivas los muchachos se interesaban por aprender, por investigar y por seguir indagando.

¿Cómo implementaría las TIC’s en la educación venezolana? Bueno, eso es algo que ya quedaría a juicio de cada docente porque todos tenemos diferentes maneras de pensar. Sin embargo, cuando nosotros trabajamos con un grupo especifico de estudiantes es importante determinar cuáles son los conocimientos que tienen ellos en materia de tecnología, si realmente la usan y

50

de ese modo llevar esos conocimientos a la práctica; trabajar con lo que ellos cotidianamente utilizan para comenzar, en función de eso, a hacer un trabajo de tal manera que se puedan ir incorporando otros elementos de tecnología. La idea va a partir del docente y también va a depender del grupo de alumnos con el que se trabaja.

¿Y qué opina acerca de los proyectos que ha ejecutado el Gobierno Nacional con respecto al uso de las TICS en materia educativa? Me parecen muy buenos, sobre todo Canaima. Creo que realmente se están haciendo los esfuerzos, aunque considero que va a depender de cada estudiante tratar de ir más allá. Por supuesto a estos proyectos hay que darles más continuidad y la idea es hacer un seguimiento para ver si realmente están funcionando, porque la idea es muy buena.

Por último Profesora, ¿Cuáles son las competencias que el docente debe poseer o desarrollar para hacer uso adecuado de las TICS y generar un aprendizaje significativo? Primero que nada tiene, que ser un docente investigador, un verdadero investigador; que esté enamorado y comprometido con la inclusión de las tecnologías en la educación. Debe ser emprendedor, proactivo, que motive y que no se limite nada mas a impartir conocimientos vacíos sino que busque las estrategias pertinentes para que el estudiante realmente aprenda. Pero sobre todo que esté abierto a todos los cambios que conlleva el avance de las TIC‟s ... ara concluir, se puede decir que la inclusión de las TIC‟s en el campo educativo es un hecho cuyo éxito no depende únicamente de las tecnologías, que por sí solas serían inútiles. Es allí donde el papel del docente en Informática se hace notar. Existe una cantidad enorme de información en la red, contamos con las herramientas, pero es en la utilización de estos medios que radica la eficacia y el éxito de la incorpora-

P


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

ción de las nuevas tecnologías en las aulas de clase. Como dijo la Profesora Abimelech, se necesita estar “enamorado y comprometido” con lo que se refiere a esa fusión entre tecnologías y educación. El mundo tecnológico es muy cambiante, por lo que es vital mantenerse a la par del mismo, y así de este modo promover la motivación, el entusiasmo y generar mediante la tecnología verdaderos conocimientos. -Evelyn A. Acevedo D.

MARISOL SARMIENTO: “Las TIC deben ir casadas con las estrategias didácticas de aprendizaje y de evaluación para que puedan ser efectivas oy en día las Tecnologías de Información y de Comunicación (TIC) abarcan cada aspecto de nuestra vida y se vislumbran en el presente siglo como uno de los factores más importantes en educación y una base firme para el aprendizaje, tanto en el nivel básico y diversificado de la educación, como en la educación universitaria. Los docentes como transmisores y mediadores de conocimiento deben tener un mínimo de preparación en el uso de las TIC, como lo expresa en esta entrevista la profesora de informática Marisol Sarmiento que imparte clase en el Instituto Pedagógico Experimentar “Libertador”, UPELMARACAY, y lleva ejerciendo la educación por casi 10 años y a su vez utilizando las TIC como una herramienta educativa para la enseñanza y el aprendizaje.

H

¿Cree usted que es importante el uso de las TIC en la educación?

Claro, porque las TIC están contempladas en las leyes de Venezuela que sustentan el proceso educativo como: el Currículo Básico Nacional, el Currículo del Sistema Bolivariano y el Currículo del Sistema Educativo de Venezuela, que es el que está vigente desde el año 2009. También están contempladas para los profesores o los maestros en la Ley Orgánica de Educación y también en la Ley de Universidades o la Ley de Educación Superior y son el eje transversal en la educación. Se contemplan así mismo en las áreas de saberes, por ejemplo, cuando se habla de saber hacer, saber ser, saber convivir, se habla también del uso de la tecnología para el trabajo colaborativo. Entonces, es evidente que estas tecnologías tienen que estar presentes en el proceso educativo, y los encargados de impartir esa enseñanza deberían estar formados y permanentemente actualizado en el uso de las TIC, para que se pueda dar un buen proceso educativo.

¿Deben los docentes involucrarse más con el uso de las TIC para el desarrollo de su acción

pedagógica?

Por supuesto. Por ejemplo, aquí en la universidad hay un programa que se llama Formación, al cual estamos adscriptos todos los docentes de la universidad, que implica que el docente debe permanecer en constante actualización y está obligado a formarse en ello. También tenemos en Venezuela el Proyecto Canaima que están llegando a las diferentes instituciones, con el equipo que es la laptop para los niños y el programa de formación para cada maestra. Este proyecto es el más avanzado que haya tenido el Gobierno para introducir las TIC en la educación; porque inclusive están trabajando con la conexión a internet. En los colegios donde están utilizando la Canaima están trabajando de una vez dentro de una intranet conectada a internet. Son maestros que no son especialistas en informática, es decir, que todos los maestros o formadores deben estar informados y tener la capacidades, las habilidades y las destrezas necesarias mínimas para el manejo del escritorio, el software, los paquetes ofimáticos, los paquetes que pueden ayudar a los niños en el aprendizaje y por supuesto tienen que saber conectar la Canaima (mini laptop) dentro de la intranet para que puedan trabajar en red.

¿Qué limitaciones tiene el uso de las TIC en la educación? Si los profesores no están formados en el uso de las tecnologías no la pueden utilizar y si la tecnología no funciona no la pueden utilizar, si tienen equipos y la gente no lo sabe utilizar, entonces no pueden aprovechar la tecnología y si han sido actualizados con nuevos software y los profesores no se actualizan no lo pueden utilizar. Si el software o el hardware esta desactualizado habrá limitaciones para su uso y el almacenamiento de información por poco disco duro, o limitaciones de velocidad y procesamiento por poca capacidad de memoria, se pueden utilizar solo paquetes básicos. Actualmente hay un software libre llamado Kenopi que corre desde una unidad de CD, y hay una Windows que se llama miniwind que corre desde un disquete. También en internet hay muchas ofertas para el uso de software, como depósitos de datos libres, plataformas que te dan acceso para abrir cuentas, están las plataformas libres para crear Blogs, Wikis y para hacer entornos virtuales de aprendizajes. Yo pienso que otra limitación puede ser el equipo que tiene la institución o que el hardware esta desactualizado y que no hallan personas bien formadas para ellas.

¿Cree usted que hay un mejor aprendizaje con las TIC? Si, debe haberlo. Pero sólo si la planificación para su uso va apoyada y sustentada por la formación pedagógica; es decir, las TIC deben ir casadas con las estrategias didácticas, métodos, recursos, estrategias de aprendizaje y de evaluación para que puedan ser efectivas. Las TIC solas no lo pueden hacer. Por ejemplo, no es lo mismo enseñarle los números a los niños

51

del uno al cincuenta y después cuando llego el computador al colegio ponerle a teclear los números en Word, le abrimos el Word y que ellos tecleen los números del 1 al 50, allí se ve que se incluye la tecnología pero no de la mejor forma porque están haciendo lo mismo, de igual forma están aprendiendo una numeración. El uso de la tecnología tienen que ir acompañado completamente con el proceso pedagógico apoyado en las teorías de aprendizajes, en los nuevos paradigmas y en las modalidades de estudio para que puedan ser efectivas, por si solo nadie aprende porque la tecnología este presente aunque es algo novedoso tiende quizás al primer momento a ser motivante pero eso no implica aprendizaje.

¿Qué opina de la educación online?

La educación en línea debe requiere un alto grado de responsabilidad entre quien la imparte y quien la recibe. Debe tener una muy buena planificación y estar basada en un paradigma, en una modalidad y en una metodología de diseño bien estructurada. Si el participante no es guiado como debe ser o no tiene los recursos informativos que le den una buna instrucción de lo que se pretende hacer, evidentemente no va a funcionar. Muchos comienzan y pocos son los que terminan. Cuando un curso no tiene un buen sustento metodológico y educativo tiende a hacerse un poco difícil, porque es responsabilidad de quien se está formando el hacer su propio horario y cumplirlo. Las personas deben tener acceso a la tecnología, deben poder manipular el recurso, sobre todo ahora que hay tanta versatilidad en software y en lo que son reproductores de sonidos, videos y animaciones. Cuando las personas no tienen instalados estos programas tienden a causarles una limitante, lo cual hace que las personas pierdan interés y abandonen este tipo de modalidad. Mientras haya una buena planificación educativa y este estructurada en una buena metodología de diseño y de ejecución, y haya responsabilidad entre los participantes, la educación on line o a distancia puede ser efectiva. Para los que piensan que las TIC no son importantes, deben pensar un poco más y reflexionar. Estas tecnologías se han convertido en un pilar fundamental tanto en la educación como en la sociedad, pues en la actualidad todo funciona con ellas. No podemos dejar de lado el objetivo principal de la educación, que es posibilitar que el estudiante sea capaz de construir sus propios conocimientos. La disponibilidad de información no garantiza la adquisición de conocimiento es necesario que el alumno sea apoyado y guiado por el profesor para que sea capaz de aprender a aprender y así poder acceder a la información, comprenderla, ser una persona critica, resaltar las ideas fundamentales, y tener una visión propia de la misma.

)Bath Sheba Mendoza


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

CUATRO MIRADAS A LOS CORISTAS Durante el semestre de verano PAENA-2011, los profesores Rosemary Blanco y Ángel Sanabria, del equipo de Psinergesis, realizaron en forma conjunta un cine-foro con estudiantes de “Gerencia Educativa” y de “Psicología de la Educación” sobre el film “Los Coristas” del cineasta francés Christophe Barratier. Se han seleccionado tres de las reseñas escritas, como parte de la actividad, por los estudiantes Luis García, Luisa Rondón y María José Ríos.

ACCIÓN, REACCIÓN Y COMPRENSIÓN Luis García “Cada acción tiene una reacción opuesta y de igual intensidad", al menos eso dicen los físicos, sin embargo esta premisa no siempre funciona en los seres humanos debido que se convertiría en un círculo vicioso. Tal es el caso de los niños de Fond de le Étangs (Fondo de los Estanques) en donde un grupo de sesenta niños y adolescentes, en su mayoría olvidados por sus padres o abandonados, reciben una educación antipedagógica denominada “Acción-Reacción”. Cada mala acción es superada por un castigo cada vez mayor que sólo conlleva a peores acciones y ninguna mejoría en la rebeldía de estos infantes, que solo piden a gritos en sus miradas de un poco de atención y sentirse queridos e importantes. Como dice una de las canciones o soundtrack de esta obra de arte cinematográfica Vois sur ton chemin: “Mira en tu camino a los niños olvidados, perdidos, dales la mano para llevarlos a otro mañana.” Y “otro mañana” es el que encontraran con la llegada del nuevo prefecto Clément Mathieu un maestro con excelentes y maravillosos conocimientos en la música coral, quien aprovecha las cualidades vocales de estos jóvenes sin dejar a ninguno a un lado donde hasta Corvin y Pepinot, dos jóvenes sin talento musical alguno, hacen su trabajo en la coral que este forma para sí mismo. Pero no todo es color de rosa para “Calva de cromo”, seudónimo con el que Mathieu es recibido en Fond de le Étangs. Mathieu queda sorprendido por las condiciones tan crudas y rudas en

las que estos jóvenes se desenvuelven sin esperanza alguna, percibiendo el malestar general por la actitud negativa de Rachin, Director de la institución, y su mala concepción de lo que significa la educación, con una pedagogía que sólo genera desorden, agresión, insultos, malos tratos, baja autoestima y desmotivación de estos alumnos. Una pedagogía donde no se da importancia a las relaciones humanas, donde los niños no tienen derecho de juzgar ni cuestionar nada. A Mathieu lo sorprende esta cruda realidad de la rutina del colegio, pero comienza a operar un cambio en estos niños. Gracias al poder y la magia de la música, el maestro logra que sus vidas cambien para siempre. Es allí donde Pierre Morhange, personaje principal de este largometraje, comienza darse cuenta de que las malas actitudes no le llevaran a ningún lado, al igual que lo entienden sus compañeros de encierro. Porque este internado es sólo eso: un encierro para aislar a estos rebeldes del resto de la sociedad que llegaron a esta actitud debido a la falta de atención y comprensión adecuada. Al comenzar a entonar, sus primeras notas suenan en algunos casos desafinadas y desacertadas, sin embargo para Mathieu eso no es problema, que se llena de paciencia y comprensión hasta sacar las hermosas notas que se encuentran dentro del corazón de estos maravillosos jóvenes que ven en la música una esperanza de un mejor trato y una nueva vida. Pero para que esto se diera primero debe convencerlos de dejarse educar, ganándose su confianza gracias a que se coloca en los pantalones de estos jóvenes que solo necesitan una mano que

52

los guie por el camino correcto hasta ser liberados para tomar sus propias decisiones. Lo cual logra con gran satisfacción, a excepción de algunos casos que nos dan a entender que no siempre se gana al 100%. En un concierto sublime digno de los grandes teatros, pero que se desarrolla en los jardines de la institución, cada uno de estos jóvenes nos regala sus grandes voces. Hasta Pierre, que había sido relegado por sus malas actitudes previas, da lo mejor de sí y de su excelentísima voz. La enseñanza en sí de esta película, a pesar de que está llena de melodías llenas de esperanzas y melancolías, no es la de que la música nos ayuda a cambiar vidas. Esta película nos enseña que llenándose de paciencia y comprensión podemos llegar a tener mejores resultados que reaccionando sin estudiar y comprender el porqué de las acciones. Concluimos que primero hay que saber el origen de las acciones y buscar los correctivos, antes de tomar decisiones abruptas y obtener resultados adversos. De esto se trata la educación, de observar actitudes y aptitudes, crearnos un concepto de la


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

personalidad de cada uno de los educandos, y tener así una mejor visión de cada una de las personalidades a educar para así poder planificarnos para tener mejores resultados en nuestra misión…

LA IMPORTANCIA DEL LIDERAZGO DEL DOCENTE Luisa Rondón Se me presentó la oportunidad de ver una película titulada “El coro” con una trama muy particular, ya que comienza en una época y luego nos traslada al pasado, exactamente 50 años antes, a la Francia de los años 40. La trama está basada en la experiencia de un músico “frustrado”, el Sr. Mathieu, haciéndonos participes de la vida de un personaje que poco a poco, con mucha empatía, confianza y sobre todo amor, se fue ganando el respeto en la institución donde lo trasladan como prefecto (un internado para niños varones de bajos recursos, el cual estaba subsidiado por señoras de la alta sociedad de la época). El Sr. Mathieu en su nuevo trabajo, cuando llega a la institución se da cuenta de todas las fallas que existen en cuanto a la administración y dirección, un poco impresionado el sigue con su labor, comienza la interacción con los niños y el proceso de conocer a cada uno de ellos, de ver sus debilidades y fortalezas, se le dan ciertas pautas con las cuales el debe trabajar con los niños, como la “acción- reacción”, que no era más que el castigo estricto para todo aquel que incumpliera o violara las normas establecidas por el Director. Las tácticas eran un poco duras, sin embargo el señor Mathieu trataba de no verse en la necesidad de aplicar estos castigos y, siendo amante de la música, se propone a formar un coro dentro de la institución con los niños de su clase. Al llevarle la propuesta al Director, éste se muestra apático y hasta sarcástico, sin embargo acepta la propuesta. Fue una ardua tarea la que el profesor llevó a cabo con estos niños, para introducirlos a la música, preparándolos con esfuerzo, constancia y mucha paciencia. Ya era menos el tiempo de ocio, los niños dedicaban más horas a los

ensayos. Con esto conseguirá acercarse más a los corazones de los muchachos e instruirlos en los valores fundamentales de la vida. En las audiciones se dio cuenta que uno de sus alumnos resaltaba sobre los otros, Pierre Morhange, quien poseía una voz espectacular que lo cautivó desde el primer momento. Comenzó a trabajarlo con más énfasis para hacerlo el solista del coro. Además tuvo la oportunidad de conocer a su madre, Violette Morh, que también lo cautivó pero con su belleza y dulzura y llego a enamorarse de ella, sin ser correspondido. Al inicio, el Sr. Mhatieu es señalado por sus compañeros de trabajo por no estar cumpliendo con las normas, sin embargo al paso del tiempo estos se le unieron y lo apoyaron en su proyecto de conformación y continuación del coro en la escuela. Se ve aquí la sensibilidad y humanidad de los otros profesores, los cuales se reprimían por la actitud del autoritario y autócrata Director. El Sr. Mhatieu fue despedido de su puesto por el Director y el día de su partida le llovieron aviones de papel con despedidas y muestras de afecto de todos sus alumnos, en una escena muy conmovedora que nos muestra lo importante de que como docentes dejemos una huella en nuestros alumnos, pero una huella positiva que marque su vida para bien y que le sirva de guía para su futuro y porvenir. La película “El Coro” nos muestra también a un personaje, el Director Rachin, que ejercía el cargo sin poseer las características y cualidades necesarias para realizar un buen trabajo, ya que la frustración se apoderó de su corazón haciéndolo un ser humano sin valores, y más bien con antivalores como apoderarse de lo ajeno y la falta de humanidad y empatía para con los niños y empleados del internado. El liderazgo ejercido por el Director es el poder coercitivo, el cual tiene como premisas el castigo, la sanción, la amonestación, la destitución del puesto, reprimendas y la negación. Es un liderazgo negativo en el que los otros involucrados no tienen libertad de comunicarse, ni de expresarse por temor a las represalias. Cuando hablamos de las características y

53

cualidades que debe poseer un buen administrador podemos mencionar cualidades como nivel de confianza e interés, motivación, lealtad, desempeño y capacidad de la organización para comunicarse con claridad, interactuando efectivamente y tomando decisiones adecuadas (Likert, citado en Chiavenato, 2000). La calidad del liderazgo influye en el éxito de un equipo u organización. Es importante tomar esto en cuenta ya que como docentes ejerceremos un rol de liderazgo. El conocimiento, la preparación, la superación y el confort son importantes en nuestra vida, pero también hay algo que no debemos olvidar que son los valores y el amor por la vida y por el prójimo. Vivamos al máximo cada minuto de nuestra vida, pero sobre todo pongamos amor por lo que hacemos y en esta profesión mucha “vocación”.

¿DOCENTE POR OBLIGACIÓN O POR VOCACIÓN? María José Ríos “Los chicos del coro” una gran película francesa, de género dramático, que lleva a la reflexión a todos los docentes y a los que aun nos estamos formando, de lo que es realmente ser un educador, tener el deseo y la vocación de enseñar. La historia de esta película nos lleva a la postguerra en el año 1949, donde Clément Mathieu un músico fracasado entra a trabajar como vigilante a un reformatorio de reeducación de menores llamado “Fondo del estanque”, dirigido por un severo director (Rachin), que lo gestiona con disciplina y mano de hierro, siguiendo su lema de “acción-reacción”. Cuando un alumno comete una falta, es castigado sin piedad. En este reformatorio se encontraban alrededor de 60 niños de diferentes edades cada uno más rebelde y conflictivo que el otro que estaban acostumbrados al maltrato y a los castigos rígidos por parte del director, a estos niños los veían y hacían sentir como una especie de escoria de la sociedad. Mathieu nos muestra un claro ejemplo de que mejor forma de educar no es con un castigo que implique el maltrato. El primer día de clases de Mathieu los niños lo recibieron de una mane-


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

ra muy desagradable, accidentalmente el tropieza y su libreta se le cae, los niños inmediatamente la agarran y se la empiezan a lanzar uno al otro, debido al escándalo que formaron los niños el director hace presencia al salón de clases, todos los niños se quedan inmóvil y el Director pegunta “¿qué está pasando aquí?”. Mathieu respondió que todo estaba bien que solamente llamaba a unos de los niños al pizarrón, de esta manera los encubrió para que no fueran castigados. Uno de estos rebeldes niños puso una trampa en la puerta de la enfermería, hiriendo al bedel en el rostro. El antiguo vigilante que iba a ser remplazado por Mathieu antes de irse del reformatorio le confiesa a Mathieu el nombre del niño que puso la trampa. Mathieu busca a ese niño pero en vez de llevarlo con el Director para que fuera castigado de una manera cruel, llega a un acuerdo con él: no lo llevaría frente al Director con la condición de que cuidara al bedel hasta que se recuperara. De esta manera el niño tuvo un castigo que no necesitaba el maltrato, un castigo positivo que de una u otra manera hace reflexionar al niño sobre el mal que hizo. Esta película es el ejemplo perfecto de la persona que es docente por obligación como es el caso del Director del reformatorio, que a la llegada del nuevo vigilante le exige que le trate de “señor Director”, que utiliza la violencia como vía de “corrección” de los “malos actos” de los niños y desconfía de la capacidad de los jóvenes para realizar actividades que requieran un cierto nivel intelectual o de aplicación de este –como es el caso que les ocupa, el coro. Todo lo contrario del que es docente por vocación, el que realmente siente ese deseo de educar, de enseñar como lo hizo Mathieu. Más que una simple enseñanza, Mathieu intenta llegar a las personas y desde ahí sacar lo mejor de ellas mismas; más que una pedagogía, lo que se ve realmente son valores humanos, ya que estos niños no podían empezar aprender conocimientos sin antes saber cómo vivir y valorar sus vidas. En ese sentido, es interesante que en el primer día de clases Mathieu le pregunta a los niños “qué quieren ser de grandes”, lo que

señala que a una persona se le conoce por sus deseos. A través de la observación (una de las principales capacidades que todo docente debería tener o desarrollar para atender a las necesidades particulares de sus alumnos) Mathieu capta un cierto interés hacia la música en los jóvenes internos dentro del ambiente de indiferencia en el que se desenvuelven. Mathieu guarda unas partituras de música como un gran tesoro en un estante bajo llaves donde pensaría estarían seguras, su gran sorpresa al día siguiente es que los niños rompieron el candado y descubrieron sus apreciadas partituras. A raíz del descubrimiento de sus partituras por parte de los chicos, Mathieu, se pone manos a la obra en la tarea de formar un coro infantil, que llevarán a un cambio radical al internado, basado en la confianza, el amor y por supuesto el canto. Aprovechando esta ventaja fruto de su capacidad de observación, otorga un papel a cada uno de los jóvenes, los dota de una misión. Con este simple hecho consigue despertar el interés en los niños y a través de la música modificar sus conductas. Es allí donde se conforma el famoso e importante triangulo pedagógico entre el agente de la educación y su deseo de enseñar (Mathieu); los contenidos, conocimientos, vivencias (la música) y el sujeto de la educación y su deseo de aprender (los niños del reformatorio). Mathieu le expresa al Director su idea de formar el coro, quien de una forma irónica se burla y le dice que está loco si piensa que va a hacer cantar a esos niños. Mathieu sin importar lo que pensaba el Director empieza a escribir música en sus partituras para ensayarla con los niños, aquí descubre especialmente la voz angelical de unos de los niños llamado Pierre Morhange, que es un chico conflictivo contra su propia naturaleza debido a la vida que ha tenido que llevar. Demuestra un gran don para la música primero clandestinamente en su intimidad y después públicamente tras la formación del coro. Todos los días ensayaban y Mathieu emocionado todas las noches antes de dormir canciones escribía para los niños. A través de la música los niños fueron cambiando y se

54

despierta el ansia de belleza que tienen en sus corazones. Ahora tienen alguien a quien mirar y en quien reconocerse, alguien que tiene mucho más que unos puros conocimientos musicales a transmitir. Por primera vez, los internos se ven mirados de manera diferente, no como un problema social a controlar o en el mejor caso a resolver, sino con una humanidad verdadera. Así, poco a poco Mathieu se fue ganando el cariño y el respeto de los niños (excepto de algunos). Debido a un problema con un chico nuevo que había entrado al reformatorio, el Director le dice a Mathieu que se olvide del coro que ya no podía seguir con eso, pero esto no fue un obstáculo para Mathieu y los niños los cuales siguieron cantando a escondidas del director. Poco después dan una exhibición del coro ante la condesa, la cual quedo muy emocionada y conmovida por el trabajo de los niños. Mathieu con deseo y vocación pudo conseguir lo que se propuso con esos niños, así demuestra que todo es posible y que "no hay que rendirse ni ponerse barreras a la hora de educar." Es importante que como docentes reflexionemos en lo que es ser realmente un buen educador. No mirar a los sujetos de la educación como simples recipientes que llenamos de conocimientos, sino de observar en ellos la parte humana, afectiva, la cual es muy importante para que un alumno adquiera los conocimientos. El sujeto de la educación es un individuo con unas aptitudes potencialmente excepcionales al que hay que ayudar a sacarlas a la luz. Estoy segura de que si todos nos esforzamos por ser unos docentes como Mathieu, tendremos una sociedad de mucho más provecho. Hagamos las cosas con amor y lo más importante mantengamos ese deseo de enseñar hasta el final para así obtener un beneficio personal y colectivo. Les recomiendo que se tomen un tiempo para ver la película, que nos aporta una excelente reflexión.


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

“EL RUMOR DE LAS PIEDRAS”: UNA POÉTICA DE LA MADRE VENEZOLANA Rolando J. Núñez H.

E

l escritor (de una novela, de un poema o de un guión de cine) no pretende, por lo general, hacer un tratado sociofilosófico; no tiene porque hacerlo. Como artista re – crea la realidad y la presenta bellamente al espectador, incluso cuando aquello que narra, o pinta, no se nos aparezca tan bello, lo cual no excluye que lo hermoso esté oculto, velado y exija, a lo Husserl, ser de-velado.

poco más allá de las apariencias descubriremos una pléyade de mundos, de sentidos, de significados, que dotan de una riqueza estética, argumentativa y existencial sorprendentes, veamos donde conseguimos eso.

Esa lectura, esa percepción, esa intuición de lo que subyace al texto, sea este musical, pictórico o cinematográfico, pertenece a quien funge de espectador y une ciertos puntos en la interpretación que implica todo conocer, todo vinculo con lo que nos rodea.

Si regresamos a los personajes palparemos esta trama vivencial que palpita en la cultura venezolana y que Bellame nos entrega en forma poética. Vayamos de los más subalternos, en la narrativa de la película, a los principales, o a la principal, para ser más precisos, a Delia: la madre.

Seguro es que el objetivo de Alejandro Bellame, director de El ruido de las piedras , era esculpir y mostrar una obra artística que nos cantara acerca de la Venezuela que diariamente vivimos, disfrutamos y padecemos, pero, cuando la película nos va pasando por delante es mucho más lo que nos roza, nos llega y nos “cachetea”, como bien dice Rossana Fernández (Delia), en entrevista publicada en un diario de circulación nacional. Delia vive alquilada en un par de cuartos, en un barrio caraqueño; ahí hace grandes esfuerzos para criar a sus dos hijos y sostener a su madre enferma; es además una más de las venezolanas que sufre la diáspora que trajo como consecuencia la “Tragedia de Vargas”; en el camino quedó una hija desaparecida. La violencia que se ha apoderado de su entorno la lleva a hacer el firme propósito de sacar a su familia del barrio, para ello no sólo trabaja incansablemente en un matadero de aves sino que además hace Arroz Con Pollo, para que su hijo menor lo venda en los ratos que no está en la escuela. A primera vista la historia es una más del montón que vuelve al trillado tema de la marginalidad y la delincuencia en nuestras zonas populares; si nos tomamos la molestia de ir un

Vargas recuerdan un ruido hondo, profundo y gigantesco que se escuchaba en la madrugada y que era el sonido de las enormes piedras que se desprendían montaña abajo. Pero también hace alusión a Miguel Ángel, el gran artista del Renacimiento, quien decía que lo que hacía era quitarle a las piedras lo que les sobraba para descubrir las esculturas que estaban dentro. Y, de alguna manera, eso también nos lleva a pensar en el título como una frase de la creación, arte y esperanza que hay en nuestro pueblo”. El título pues, en las palabras del director, nos habla ya de dos facetas fundamentales del venezolano: la trágica y la bella, la agónica y la creativa, la sufriente y la gozosa (lejos de aquel viejo estereotipo socioantropológico que sostiene que el venezolano sólo “contempla”, y vive, los misterios dolorosos y no se identifica ni con los gozosos ni con los gloriosos).

Quizá el filón por donde mejor logramos ad – mirar este paisaje visual, y auditivo, es por el desempeño de sus personajes. Ayuda mucho decir que las actuaciones son limpias y muy bien logradas, no hay ni sobreactuación ni inconsistencias en los personajes; todos y cada uno nos hablan de esos hombres y mujeres con los que nos topamos cotidianamente. Pero además el espíritu que anima la filmación está transido de una sobria poesía que nos canta de manera hermosa los altibajos, los tragos dulces y los amargos, de los personajes que habitan esta ficción, que no rebasa la realidad, sino que la canta en la medida que la narra en su justa medida. Ya de su título el director ha dicho “En algún lugar leí que muchos de los sobrevivientes de la tragedia de

55

Si algunos personajes son secundarios, o de masa (apelando a los clásicos análisis literarios que nos enseñaban en el bachillerato) son los malandros en esta película. Ellos configuran esa sombra indeseable y acechante que ha convertido las calles de nuestras ciudades, pueblos y barrios, en esa Sodoma y Gomorra de las que todos queremos escapar, aunque allí esté nuestro ser, nuestros vivir y nuestro sentir. Los delincuentes son el lado oscuro, el bosque tenebroso, los ángeles del mal que nos trasnocha. Junto a este maligno grupo hay que mencionar a Marisol (Arlette Torres), la novia de William (hijo mayor de Delia), pues ella es una de esas piezas maleadas que se inserta en las instituciones para facilitar la delincuencia y el crimen. Por ese mismo camino de sordidez aparece “El Fauna” (Laureano Olivares), infaltable pícaro y desalmado que se aprovecha de las carencias materiales, y afectivas, de mujeres que buscan una mano amiga en medio de la agresiva fauna citadina. Pero el cuadro cinematográfico de Bellame no es puramente nihilista. Del otro lado están esos personajes que hacen pensar,


Revista Psinergesis, Nº 6-7, junio de 2012

con el Camus rebelde frente al absurdo, que “la existencia sí vale la pena ser vivida”. Así, al lado de Delia siempre está Chela (Verónica Arellano), la amiga que comparte penas y alegrías y que representa esa parte de las mujeres venezolanas que ha decidido renunciar a aquello que, culturalmente le define, a ser (o vivir) como Madre. Destaca también David (Alberto Alifa), el artesano de las rocas que le hace la invitación a Santiago (el hijo menor de Delia) a que aprenda a oír a las piedras, para que eduque el oído. Pero David simboliza también a ese hombre venezolano a quien la cultura popular venezolana (la vivida, no la reflexionada ni la académica) le ha asignado un papel a lo largo de 500 años de historia: el “muerto”, como le llama el amigo de Santiago, es ese hombre venezolano que trata de ser pareja, que trata de ser padre, pero la vida, vivencia, no se lo permite; en Venezuela, parece decirnos el personaje que encarna David, no hay padres ni maridos, sólo hay hijos, ese es el sentido y significado que la trama vivencial venezolana nos asigna. Un rol que hay que destacar es el de la “abuela – madre” Raiza (Aminta de Lara), una mujer que, pese a su creciente ceguera, posee una rara sensibilidad y que plantea una pregunta fundamental: “¿En qué nos hemos convertido?”, esto para manifestar su estupor ante la violencia circundante (que no es lo que ha definido al venezolano tradicionalmente), ante el nieto descarriado y ante la hija angustiada e impotente pues pareciera que las urgencias que la vida le impone la rebasan y le ganan la batalla. Así llegamos al “núcleo” de la familia en la película (y en Venezuela). Delia se vive desde,

y para sus hijos, no la define su ser mujer, no la define su humanidad, la define, según Alejandro Moreno Olmedo, su “madredad”. Ha tenido que salir de su lugar de origen, empujada por la tragedia natural, por el camino ha dejado un pedazo de su ser, a su hija, se la ha arrebatado otra madre: la naturaleza; esa culpa la acompaña noche y día. En el barrio capitalino donde ha recalado lucha denodadamente por sacar adelante a sus dos hijos; el ambiente popular, del que de otra no querría salir, la obliga a soñar con un sitio más amigable para “levantar” a sus chamos; el barrio no la corre por popular, la corre porque ha sido invadido por la violencia que no tiene control estatal y que mantiene en jaque a la mayoría de los buenos hombres y mujeres que, como Delia, salen todos los días a ganarse el pan, o la arepa. William, el hijo mayor, y Santiago, el menor (no el del Evangelio), son dos caras de una misma moneda. William - destinado por la madre venezolana, y por la cultura, a ocupar el lugar que deja “vacío” el padre siempre ausente – se pierde, se deja arrastrar, no por la corriente del río que se llevó a su hermana, sino por el cauce del malandraje. Santiago es la otra cara de la moneda que, a ratos, se ve tentado a cruzar la raya y ceder ante el seductor canto de sirenas que significa la aparente vida fácil y emocionante que lleva su hermano. No podía tener un momento culminante más significativo la película cuando William, al enfrentarse con la policía, toma rehenes y aparece como única tabla de salvación Delia, su madre. Es fundamental este episodio por cuanto, si alguna posibilidad de redención tienen en nuestra sociedad actual los delin-

56

cuentes es en la madre; los sin – madre, tienes menos o ninguna posibilidad; de esto da cuenta el libro Y salimos a matar gente (2009), que recoge recientes investigaciones llevadas a cabo por el ya mencionado Alejando Moreno y su equipo de investigadores.

El ruido de las piedras…, no tiene visiones edulcoradas ni figuras cerradas; nos propone un hermoso cuadro de la sociedad y la cultura venezolana que no admite maniqueísmos ni extremismos: pinta bellamente la realidad policroma y polifónica que vivimos a diario, realidad que a veces nos golpea y a veces nos acaricia… Nota: La lectura que aquí se ha hecho de la película ha sido realizada desde el aporte teórico que Alejandro Moreno Olmedo y el CIP (Centro de investigaciones Populares) ha hecho a lo largo de 25 años de investigación de la realidad popular venezolana y que podemos leer en obras tales como: Y salimos a matar gente (2009), El aro y la trama, episteme, modernidad y pueblo (2008), entre otras publicaciones. No pretende ser una interpretación ni una comprensión especializada; es la visión de quien va al cine y contrasta con algunas lecturas, o relecturas, bien o mal digeridas.


Revista Psinergesis, Nยบ 6-7, junio de 2012

57


M. Escher: Ondulaciones en el agua (Linóleo, copia de dos planchas, 1950) “Dos gotas de lluvia que caen sobre un estanque en reposo perturban con sus ondulaciones, al extenderse concéntricamente, la imagen inmóvil de un árbol y de la luna. Los círculos reproducidos en perspectiva son el único medio mediante el cual se representa el movimiento.” (Escher, M. 2002. Estampas y dibujos. Colonia: Taschen)

Psinergesis 6-7  

Número Especial 6 y 7

Advertisement