Page 1

1 2/ 1 9

Viajeros libres DANI Y JUAN, COMPLICIDAD VIAJERA QUE RECORRE EL MUNDO

SECRETOS

DEL JARDÍN DE

ANTIOQUIA

OMBIA COL

MEDELLÍN D

E

ST

IX

Foto: Juan Rafael Escobar Ríos

viv.pe/@viv_revista

INO FÉ

N


2 | VIV 12 /19


VIV 12 /19 | 3


Epicentro paisa M

edellín siempre ha sido el corazón de Antioquia. Su energía, pilas y movimiento la han

convertido hoy en una ciudad de primer nivel: cosmopolita, trendy, amante del diseño en todas sus artes, como la gastronomía, la fotografía o la moda, además de ser una ciudad de artistas, una que integra naturaleza y ciudad, que es sostenible en su movilidad y se siente orgullosa de su gente siempre amable. Es un ave fénix que, gracias a su riqueza cultural y social, ha sabido reinventarse y resurgir. Y es que Medellín ha sido (y es) no solo la conexión de los municipios de Antioquia -Suroeste, Oriente, Occidente, Magdalena Medio, Norte- sino un corazón abierto para todo el que la visita. El paisa lo hace sentir a uno como en su casa. Por ello, no dude ni un minuto en su siguiente destino: Medellín lo espera.

Staff VIV

4 | VIV 12 /19


Sumario [ 10 ]

Un monolito en Antioquia: uno de los miradores más famosos y lindos de Colombia, la majestuosa piedra del Peñol es un lugar que definitivamente merece ser añadido a tu ruta de viaje por el país.

[ 16 ]

Ranking: Antioquia y sus cuatro maravillas.

[ 20 ]

Bodegón: el tradicional carriel jericoano.

[ 22 ]

En portada: Dani y Juan, dos viajeros paisas que recorren el mundo, pero con Medellín en el corazón siempre.

[ 32 ]

Ícono: Plaza Botero.

[ 40 ]

Bonus: hacia la libertad.

[ 42 ]

Especialista: historia de una transformación.

[ 46 ]

Gastronomía: El chef: Juanma Barrientos. Bar: Le Parch, 20 Mission Cerveza y Old Tom. Alta cocina: cocina intuitiva Plato típico: el chicharrón en todas sus formas. Experiencia: café en Jardín Antioquia. Espirituosos: licores típicos de Antioquia.

[ 60 ]

Música y baile: un tour por los mejores lugares para bailar en Medellín.

[ 66 ]

Paisajismo: alumbrados navideños. Viajeros: nuestros lectores comparten fotos de sus viajes más memorables por Medellín.

[ 68 ]

6 | VIV 12 /19


[ 34 ]

UNA AVENTURA DE OTRO MUNDO Viajar en globo aerostático es una experiencia única en la vida, de esas que marcan a cuanto viajero la emprende. Y si es en un lugar tan hermoso como Santa Fe de Antioquia, mucho más.

[ 12 ]

MEDELLÍN, SIEMPRE SORPRENDENTE Una viajera española redescubre Medellín, una ciudad que para ella es siempre sorprendente por su empuje, pero sobre todo resiliencia.

[ 62 ]

“VAMOS A PAJAREAR” En el valle de Aburrá viven 500 de las 1920 especies de aves que tiene Colombia, el país más biodiverso en aves del mundo, posee. Este lugar es ideal para disfrutar este tipo de pasatiempo, ¿vamos a verlas?

[ 30 ]

TRADICIÓN SILLETERA Una visita por las tradicionales casas campesinas en las que se cultivan delicadas y hermosas flores para adornar no solo Antioquia sino Colombia entera.

[ 38]

RÍO MELCOCHO Para Camila Valencia, viajera empedernida desde los 16 años, descubrir destinos casi como de “película” es su especialidad. Aquí nos cuenta su aventura descubriendo Colombia de manera diferente.

[ 28 ]

LA CUEVA DEL ESPLENDOR El pueblo de Jardín, esconde un lugar mágico lejos de los circuitos del turismo masivo. Dense un tiempo para visitarlo.

VIV 12 /19 | 7


Staff Gerente general Carlos Bernuy carlosbernuy@viv.pe

Director general Carlos Rangel carlosrangel@viv.pe

Editor ViVe Crea & Innova

Diseño y diagramación Margarita Rodríguez Salazar

Web master

Jorge Balboa Huamaní

Colaboradores

Bureau de Medellín, Juan Manuel Barrientos, Loic Cantillana, Juan Henao, Jorge Quintero, Catherin Riaño, Camila Straschnoy, Santiago Trujillo, María Camila Valencia, Jenny Varillas, Juan Camilo Vélez, Silvia Villegas, Toya Viudes, Daniel Felipe Ruiz Martínez, Carolina Gutiérrez Villegas.

GLOBALTEX PUBLICIDAD SAC RUC: 20600792718
 Av. Ricardo Palma 765, Miraflores, Lima-Perú ventas@viv.pe Telef: (+51) 758-3187 / Cel: (+51) 970521149 Impreso en diciembre del 2019 en: Extrategia ecoprint Diag. 80 A Nº Tr. 45 - 320, Medellín-Colombia Iván Dario Echeverrie, Director Producción Extrategia Telef: 57 (4) 411 21 20 Con la colaboración especial de Greater Medellín Convention & Visitors Bureau VIV es una publicación bimestral. Los textos y fotografías que aparecen en esta edición están protegidos por las leyes de propiedad intelectual, estando prohibida su reproducción, en todo o en parte, sin la debida autorización por escrito.

8 | VIV 12 /19


VIV 12 /19 | 9


Un monolito

EN MEDIO DE ANTIOQUIA Guapaté, este hermoso pueblito antioqueño con las calles más coloridas por las que he caminado, es el hogar de una maravilla natural. Uno de los miradores más famosos y lindos de Colombia, la majestuosa piedra del Peñol. Definitivamente un lugar que merece ser añadido a tu ruta de viaje por el país. Texto y fotos: Daniel Felipe Ruiz Martínez @danielsinbrujula TikTok: danielsinbrujula

V

amos a empezar este viaje desde la ciudad de la eterna primavera, Medellín. Este será nuestro punto de referencia y partida. Desde el terminal del norte debes tomar un bus hacía Guatapé o ir en auto particular. En ambos casos el recorrido tomará unas dos horas, aproximadamente. Recomiendo ir directamente a la piedra del Peñol, para así luego poder conocer los alrededores con calma. La piedra del Peñol es algo que te aseguro que no habrás visto antes jamás. Te estoy hablando de una gigantesca piedra de 220 metros de alto, a la cual puedes llegar hasta su cima mediante largas escaleras incrustadas en ella. Eso la subida, si te atreves a subir uno a uno sus 740 escalones. Este trayecto toma unos 45 minutos, aproximadamente, claro, dependiendo del ritmo de cada uno. Pero no te preocupes, una vez que inicias la subida no querrás parar, pues las vistas que empiezas a ver son tan solo un abrebocas de lo que te espera en su cima. Allí arriba se pueden encontrar asientos para descansar, puestos de comida y souvenirs. Pero también una vista panorámica de 360º que los dejará sin aliento. Tómense un tiempo para disfrutar la vis-

10 | VIV 12 /19


@tellustotravel

ta, respiren la brisa fresca que viene del lago artificial a sus pies y relájense. Un merecido descanso Después de descansar del descenso del Peñol, recomendamos un plan menos conocido, pero hermoso: una caminata ecológica. Yo me di la oportunidad de realizar una de estas hacia unas cascadas adentradas en el bosque, en un trayecto de un hora, aproximadamente. En el pueblo podrán encontrar operadores turísticos tanto para este tipo de paseos como para realizar deportes náuticos en el embalse, como kayak, paddle up y esquí acuático. Para finalizar, al momento de buscar hospedaje se pueden encontrar desde hostales, zonas de camping, glampings hasta hoteles de lujo, y de igual manera a la hora de comer. Hay para todos los gustos y presupuestos. Así que no se preocupen por esto, láncense a la aventura, y ¡atrévanse a descubrir este pueblito mágico por ustedes mismos!

Dato viajero El costo del pasaje en bus desde Medellín a Guatapé es de 14.000 COP (US$4.1). El costo para subir a la piedra del Peñol es de 18.000 COP (US$5.3) por persona. El Peñol está abierto todos los días del año desde las 8:00 am hasta las 6:00 pm.

VIV 12 /19 | 11


Medellín,

siempre

SORPRENDENTE E Una viajera española redescubre Medellín, una ciudad que para ella siempre sorprende por su desarrollo, urbanismo, planificación, inversión, inclusión, educación, equidad, sostenibilidad, resiliencia, solidaridad y esperanza. Por: Toya Viudes @colombiadeuna

xisten palabras que encuentran lugares donde dejar de ser tan solo un concepto para convertirse en contundente e incuestionable realidad. Transformación ha cobrado vida en Medellín, la ciudad muestra con orgullo una nueva cara y el mundo aplaude su extraordinario y ejemplar cambio. La capital de Antioquia ya no es solo la “ciudad más innovadora del mundo”, como la distinguió The Wall Street Journal y Citigroup por delante de Tel Aviv y Nueva York, también es un modelo a seguir de desarrollo, urbanismo, planificación, inversión, inclusión, educación, equidad, sostenibilidad, resiliencia, solidaridad y esperanza. Viajé por primera vez a esta ciudad hace ocho años, recién llegada de España a Colombia; imparable e impecable fueron los adjetivos que encontré entonces para el titular de mi crónica. Y sí, uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida, así que aquí estoy de nuevo, dispuesta a redescubrir esta ciudad siempre tan sorprendente y a la que tanto quiero y admiro.

“¿Y este túnel?”, le pregunto a César, mi conductor, que llega puntual a recogerme al aeropuerto al que antes se tardaba cerca de una hora desde El Poblado por una sinuosa carretera entre montañas; hoy hacemos el trayecto en poco más de veinte minutos: “Es el más largo de Latinoamérica y parte de la Conexión Vial Aburrá Oriente - Túnel

12 | VIV 12 /19


de Oriente, una obra gigantesca de unos 24 kilómetros, entre túneles, viaductos e intercambios viales. La construcción ha tenido que superar muchos obstáculos pero por fin se ha conseguido inaugurar porque aquí hacemos que las cosas pasen”, me explica con la cabeza bien alta dando sentido a ese orgullo paisa -así llaman a la gente de por aquí-, que mueve ideas y montañas. Claro que “Antioquia piensa en grande” y Medellín también lo hace con programas como “Educación para todos”, “100 parques para vos”, “Seguridad integral”, “Obras para educar”, “Obras para la gente”, “Movilidad eléctrica” y muchos otras más, y les aseguro que no son meras frases lindas sino acciones realizadas con resultados contundentes que demuestran que Medellín se transforma y cumple retos. “Nosotros en el colegio soñábamos con que llegaran turistas a nuestra ciudad, pero nos parecía imposible, hasta nos daba risa solo de pensarlo. Hoy Medellín es la ciudad favorita de Latinoamérica para los viajeros”, me cuenta Marcelo Jaramillo, mi guía, mientras caminamos en una luminosa tarde que parece de verano por la Comuna 13, antes escenario de guerra y uno de los lugares más peligrosos no solo de Colombia sino de todo el mundo. Hoy es referente de urbanismo y transformación social a través del turismo, de la cultura, el arte y la innovación. “Aquí no había vida, esto era el infierno, bala corrida todo el día. Nos tocó muy duro durante muchos años, ahora sí podemos vivir” me confiesa emocionada Doña Magdalena Londoño mientras espera a los turistas a la entrada de su barrio: “Si se me enreda un tour, le cuento la historia”.

VIV 12 /19 | 13


Unas modernas escaleras eléctricas al aire libre en el corazón de “La 13”, las primeras de su género en Colombia y que vinieron a reemplazar a 350 escalones de concreto, se han convertido en símbolo de resurgimiento de este barrio, además de solucionar parte de los problemas de movilidad de los vecinos que habitan en esta ladera. En la Comuna 13 el turismo y el desarrollo han ganado espacio a la criminalidad. Miles de turistas de toda edad y condición llegan hasta aquí a conocer una historia de lucha y superación que se escribe día a día y se cuenta a través de sus gigantescos grafitis, bailes urbanos y la música que suena en cada esquina. “En Medellín mucho, nunca es suficiente y aquí siempre tenemos algo que mostrar”, me recuerda Juan Carlos Venegas, otro de mis guías, con el que camino al día siguiente el centro de la ciudad en proceso también de transformación integral, con más de medio centenar de obras entre plazoletas, plazas, parques y corredores que permiten construir la convivencia. Transformar también significa romper barreras sociales y armar tejido social. Es jueves por la tarde y llego hasta la estación San Antonio con Víctor Ortiz, antropólogo y miembro de la Academia Antioqueña de Historia, para conocer el Sistema de Transporte Masivo, modelo de eficiencia, inclusión y motor económico que concibe la movilidad de forma integrada a través de una única tarjeta, la Cívica, con un nombre cargado de intenciones y que puede utilizarse para el metro, los cables, el tranvía, el Metroplus, los autobuses y las bicicletas públicas. “Un día decidimos elevarnos porque el cielo es el límite”, leo en la cuenta de Twitter del Metro de Medellín mientras subimos en metrocable hasta el alejado y empinado barrio de La Sierra, antes olvidado y hoy eficientemente y equitativamente conectado con el resto de la ciudad.

14 | VIV 12 /19

Corredores verdes, Parques biblioteca, Unidades de Vida Articulada, Centros de innovación y negocios… Me hubiera gustado pero no alcanzo a conocer estas novedosas iniciativas, sí, el Museo Casa de la Memoria, un lugar que todos deberíamos visitar para no olvidar y jamás repetir. Obvio que es muy doloroso recorrer sus salas repletas de historias de muerte, violencia y dolor, pero hay que hacerlo, conocer qué pasó y celebrar que hoy Medellín es territorio de paz y transformación.

Para saber cómo sacar una tarjeta Cívica, entra en: www.civica.metrodemedellin.gov.co.


ANTIOQUIA Y SUS

maravillas

Tomarse una buena taza de café, atreverse a realizar actividades acuáticas, retratar colores y paisajes pintorescos son placeres que podemos tener a solo unas pocas horas de Medellín. Los invitamos a un recorrido por cuatro pueblos que no debe perderse jamás. Por Juan Camilo Vélez @kasedna_travel

Guatapé Se extiende alrededor del embalse artificial donde las actividades acuáticas se acompañan de artesanías, postres, dulces y juegos de la feria que se hace en el malecón para recibir a los turistas cada fin de semana. La mayoría de ellos llegan tras visitar la piedra del Peñol, una roca de granito tan grande que su cima es un mirador perfecto para contemplar la belleza del embalse y las pequeñas islas en su interior. Guatapé ha recibido diversos nombres como Remanso de paz, Paraíso turístico de Antioquia y Pueblo de zócalos, pues sus casas han sido decoradas con coloridos zócalos que se han vuelto la atracción principal. Este pueblo, entre las montañas, cuenta con un pequeño mar que es la dicha de los grandes y pequeños visitantes. En octubre se celebra la fiesta de Los zócalos, el embalse y el turismo, en honor precisamente a estos tres pilares fundamentales para su cultura y desarrollo. En Semana Santa la fe vuelve a revivir con las puestas en escena que se llevan alrededor del parque, donde Jesús es nuevamente sentenciado frente a los guatapenses y visitantes, que se reúnen para este solemne momento.

16 | VIV 12 /19

El mejor plan en Guatape es subir los más de 700 escalones de piedra del Peñol. ¡Recuerden subir ligeros!


Jericó También conocido como La Atenas del suroeste, este es un pueblo autóctono y de gran tradición religiosa. No en vano de allí es la Madre Laura, la única santa de Colombia, cuya casa natal se encuentra abierta al público para conocer a través de sus objetos su propia historia y la del pueblo. Cuenta con cinco iglesias para recibir a turistas y feligreses, que además de Dios, pueden encontrar maravillosos paisajes, gente amable y ambiente acogedor. Como parte de la peregrinación, y del paseo, es menester subir al cerro del Cristo, desde donde se tiene una panorámica increíble de la región. A veces se puede usar el teleférico para llegar a un pequeño bosque, más arriba del cristo.

A Jericó se puede llegar desde la Terminal de Transportes Sur de Medellín. El viaje en bus dura 3 horas y cuesta alrededor de $25.000 COP (unos US$7).

Además se puede visitar el museo de arqueología y artes, realizar un recorrido gastronómico o un paseo por las ferias de artesanía, donde los productos en cuero mandan la parada. Gracias a la tradición del carriel, parte de la vestimenta de los paisas, los jericoanos han perfeccionado estas técnicas. Las moto taxis o motorratón, como les dicen allí, se encargan de añadir el colorido con sus múltiples diseños y homenajes a la Madre Laura.

VIV 12 /19 | 17


Jardín En Jardín, el último pueblo del suroeste, las motorratón también están vigentes. Así como también tomar tinto o aguardiente en las mesas del parque mientras florecen las rosas de las jardineras centrales o caen las flores amarillas de los guayacanes. En sus calles empedradas se respira tradición y color. Las dos torres de su famosa iglesia, una basílica neogótica construida magestuosamente en piedra, son solamente superadas por las montañas, de la cordillera de los Andes que lo rodean y desde donde es usual ver los parapentes que vuelan sobre los cafetales y los cultivos de plátano y gulupa. En caminadas ecológicas y a caballo se pueden encontrar tesoros de la naturaleza escondidos entre las montañas, como la Cueva del resplandor, una caída natural de agua entre una roca. También ríos de agua templada son ideales para nadar en los días soleados. La pesca de trucha, la molienda, los dulces y los postres se encuentran entre las variedades turísticas y gastronómicas. Sus fiestas son las de la rosa, pero todo el año recibe eventos y celebraciones de la región o el departamento. A mitad de año se lleva a cabo el festival de cine de Jardín, donde las historias de ficción se toman las calles, colegios y el recién remodelado teatro.

18 | VIV 12 /19

Para visitar las cascadas y cuevas en Jardín es recomendable contratar un guía local. En el pueblo pueden encontrar muy buenos desde $65.000 COP (US$19), que incluye transporte y refrigerios.


Andes Andes es el municipio más grande del suroeste y el principal centro económico de esta región cafetera. El color está en sus calles, la sonrisa de la gente y los carros que van de allí para allá, con mercados, familias y café. Los más coloridos son las chivas o escaleras, un bus acondicionado para el transporte rural, que nació en Antioquia y se extendió por todo el país, y hacia Ecuador y Venezuela. Su latonería es pintada y decorada de manera única, por lo que se han convertido en obras de arte andantes. A través de ellas se puede llegar a las diversas veredas del municipio, donde se pueden visitar cultivos de café y fincas campesinas.

Andes es un lugar perfecto para ver aves. Allí vienen miles de familias de azulejos, colibríes, gavilanes, guacharacas, garrapateros, gallinetas, loros, pájaros carpinteros, pechirrojos, pericos y muchos más. No olvides llevar binoculares.

Para quitar el calor están charcos y ríos a su alrededor o las piscinas de diferentes balnearios, así como también la del ecoparque municipal. Tiene dos iglesias y dos parques, el principal suele ser concurrido en el día por andinos y turistas, que cada vez empiezan a llegar más para descubrir este pueblo. En la noche se enciende la fiesta en el otro parque, el de San Pedro, con variedad de música para todos los gustos. No se lo pueden perder.

VIV 12 /19 | 19


CARRIEL PAISA T ambién conocido como Carriel jericoano, es un bolso típico elaborado con cuero que usan en Antioquia. Recibe este nombre por ser originario de Jericó, a cien kilómetros de Medellín.

El carriel es usado desde tiempos coloniales sobre todo por los arrieros, quienes necesitaban de numerosos bolsillos y compartimientos, algunos llamados “secretos”, para cargar billetes, monedas e incluso pequeñas piedras preciosas. Los carrieles pueden ser usados en tanto por mujeres como por hombres. A pesar de haber caído en desuso, aún son usados por algunas personas del campo, o bien, se les ha resignificado y rediseñado para hacerlo más atractivo para consumidores de moda. Hoy se puede encontrar una amplia variedad de diseños y colores en Jericó, casi todos con nueve bolsillos, de los cuales tres están ocultos en el forro.

20 | VIV 12 /19

Para comprar carrieles jericoanos, visite: www.hechoenjerico.com/cat.php?id=283535


VIV 12 /19 | 21


22 | VIV 12 /19


Viajeros libres Dani y Juan son dos viajeros paisas que recorren el planeta, pero con Medellín siempre en su corazón. Adoran su ciudad, que es su base geográfica y emocional, pero también aman descubrir nuevas ciudades, pueblos perdidos y lugares mágicos alrededor del mundo.

Foto: Juan Rafael Escobar Ríos @Juanra1408

VIV 12 /19 | 23


Daniela por el mundo

C

uando tenía 15 años veía muchas personas que viajaban, conocían Europa, o se iban de intercambios o de mochileros por Sudamérica. A mí me mataba la idea de poder hacer alguna de ellas. Lo soñada, pero no lo veía tan posible, no sabía ni por donde empezar. Hasta que un día, de tanto insistirle a mi papá me mando a mi primer intercambio y desde ese viaje mi vida tomó un giro, pues nunca había hecho un viaje sola ni a otro país. Empecé a ver el mundo con diferentes ojos. A raíz de ese viaje comencé a ahorrar cada vez más para poder escaparme, así fuera a un lugar cerca de Medellín, mi ciudad natal. Para mí salir de la rutina era más importante que cualquier cosa. Mi momento viajero más importante fue cuando tomé la decisión de irme a “mo-

24 | VIV 12 /19

chilear” por Sudamérica. Yo estaba estudiando, nunca había viajado así y no tenía casi dinero, lo que hizo que mi viaje fuera más retador. Fue entonces que me di cuenta que quería vivir viajando. Ya llevo 5 años, más o menos, viajando o/y viviendo en otros países. Al estar viajando lo que más he extrañado de mi ciudad es la arepa de chócolo con quesito, mi familia y los planes que hago con mi gente, porque también empiezo a recordar y a ponerme nostálgica porque en Medellín sin conocerte la gente te saluda y te echa una sonrisa. También empiezo a recordar que la ciudad visualmente es hermosa, llena de verde, con muchos miradores, con calles limpias, transporte público que todos cuidan y con un clima delicioso que hace que uno añore volver pronto.


VIV 12 /19 | 25


Juan Trotamundos

S

upe que quería recorrer el mundo en el momento en que hice mi primer intercambio internacional. Viajé a Rusia a hacer un voluntariado con muchos jóvenes de distintos continentes y entendí que quería conocerlo todo, probar tantos sabores y ser parte de tantas culturas que hay en el planeta. No cabía en mi mente la posibilidad de quedarme toda mi vida en Medellín sin vivir en carne propia todo lo que pasaba allá afuera. Sin embargo, aunque al comienzo soñaba con hacer mi vida en Barcelona o Buenos Aires, después de llevar varios años viajando y de dedicarme totalmente a crear contenido para redes sociales, hoy no cambiaría Medellín por ninguna otra ciudad del mundo para vivir. Me siento mega orgulloso del crecimiento tan impresionante que tiene mi ciudad y del nivel del emprendimiento de los paisas, sé que es un destino que estará en tendencia por muchos años

26 | VIV 12 /19

por su transformación, la amabilidad tan grande de su gente, lo bonita que es y el simple hecho de tener un clima que cualquier ciudad envidiaría. Medellín cada día tiene más y más exponentes reconocidos mundialmente que demuestran la calidad y el esfuerzo de toda la gente de mi tierra. Ahora mi meta personal es hacer que cada vez más y más viajeros tengan a Medellín en mente, porque estoy seguro que se van a enamorar cuando vengan, pues tenemos todo lo que una ciudad de talla mundial puede tener, y al mismo tiempo mantenemos una esencia muy fuerte de nuestras raíces, de nuesPara saber más de las aventuras de tros abuelos, de nuestras Dani y Juan, síguelos en instagram: tradiciones ancestrales. Daniela Montoya Eso hace que para mí @danielaporelmundo Medellín sea el mejor viJuan José López videro y el lugar donde @juantrotamundos quiero seguir teniendo mi base y mi casa.


La cueva del Esplendor JARDÍN - ANTIOQUIA

¿Saben que existe un lugar en medio de las montañas colombianas, que esconde un sitio natural mágico? La cueva del Esplendor es poco conocida y protegida del turismo masivo. Es un imprescindible si piensan visitar el pueblo de Jardín, en Antioquia. Por Loïc Cantillana Escobar @locoelviajero

P

ara llegar al colorido pueblo de Jardín, en Antioquia, deberá salir desde la ciudad de Medellín. Le tomará unas tres horas en transporte para llegar al punto de partida de su aventura. Una vez en Jardín, le recomiendo contactar la agencia Cueva del Esplendor para hacer su recorrido. Cuenta con gente muy seria y atenta que se encargará de hacer de su viaje un momento inolvidable. La salida es a las 08.30 am en una camioneta 4x4. El regreso se hace como a las 2:00 pm. Tiene un costo de $55 000 COP por persona (US$16 aproximadamente), e incluye un buen desayuno en la entrada del camino, snacks y agua. Tras 40 minutos, llegará a su

28 | VIV 12 /19

destino. Tendrá que seguir caminando una media hora más para por fin llegar a la cueva. Durante su paseo, pasará por un bosque, cruzará un río, se mojará los pies, o tal vez todo el cuerpo, porque suele llover mucho en esta región, así que vaya preparado contra el agua. Al llegar, escuchará a lo lejos el fuerte ruido del agua de la cascada. Sentirá gotas caerle encima desde las plantas colgadas en la roca. Ya puede aventurarse en la oscuridad de la cueva y ver cómo aparece la cascada, que simplemente le quitará el aliento. A pesar del sonido del agua cayendo, sentirá un silencio mágico. Un lugar que sin dudas, le llenará el alma de paz y tranquilidad.


Puede encontrar a la agencia de ecoturismo Cueva del Esplendor en : www.facebook.com/ cuevaesplendor/

VIV 12 /19 | 29


Fincas silletera:

tradición ancestral A 40 minutos de la ciudad de Medellín, en el corregimiento de Santa Elena, se pueden encontrar estas tradicionales casas campesinas -con sonoros nombres como El Chagualo y el Pensamiento- en las que se cultivan delicadas y hermosas flores para adornar no solo Antioquia sino Colombia entera. @medellin_travel

E

l oficio de los silleteros se remonta desde los tiempos de la Colonia. Entonces, y ahora, ellos usan unas silletas, un tipo de estructura de madera, como medio de transporte para cargar las flores que se llevaban a vender en las plazas. Declarados Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación por el ministerio de Cultura, los silleteros son más que un orgullo, un símbolo de la cultura paisa y la tradición colombiana. Máximo esplendor El tradicional Desfile de Silleteros de la Feria de las Flores es donde se puede apreciar en todo su esplendor a los Silleteros de Santa Elena. Allí, ellos exhiben con orgullo hermosas flores como lirios, claveles, agapantos, orquídeas y girasoles en las diferentes fincas silleteras.  Experiencia Las fincas silleteras paisas son inigualables por el verde de sus campos, el claro azul del cielo y por el contraste de colores de los diferentes tipos de flores

30 | VIV 12 /19

de cada cultivo, los cuales mezclan para hacer una paleta de color única en un ambiente casi mágico. Sin embargo, cada finca es única. Le recomendamos recorrerlas con paciencia y detenerse a admirar al aire libre las flores nativas, pasando por una muestra de cómo se elaboran las silletas y, por supuesto, finalizando con una degustación de comida típica de la región, como la tradicional arepa de chócolo y los fiambres campesinos.

Dato viajero Aunque durante la Feria de las Flores las visitas a las fincas silleteras se intensifican, las más de 15 fincas de Santa Elena se pueden recorrer todo el año. Más información en: www.silleteros.com/servicios/ fincas-silleteras/ www.medellin.travel/3-razones-para-visitar-las-fincas-silleteras-de-santaelena/


VIV 12 /19 | 31


ÍCONO

PLAZA BOTERO E ntre el Palacio de la Cultura Rafael Uribe Uribe y el Museo de Antioquia se encuentra una joya al aire libre. Más bien, 23 de ellas. Y es que el artista paisa Fernando Botero, colombiano universal, tan conocido como García Márquez, donó 23 de sus esculturas para que adorne el centro de Medellín.

En la también conocida Plaza de las esculturas se pueden encontrar a Gato, Adán, Eva, Mujer con fruta, Hombre vestido, así como muchas otras más. Todas ellas, fieles al estilo de Botero, de gran tamaño y hechas en bronce, están rodeadas de enormes palmeras, el cielo azul tan característico de Medellín, así como de los miles de turistas que las visitan a diario. Son las mejor antesala para ver el Museo de Antoquia, que custodia piezas de arte de riqueza mundial.

32 | VIV 05 /19

Dato viajero Para llegar a la Plaza Botero se tiene que tomar el metro y bajarse en la estación Parque Berrío.


VIV 12 /19 | 33


34 | VIV 12 /19


Una aventura

de otro mundo

Viajar en globo aerostático es una experiencia única en la vida, de esas que marcan a cuanto viajero la emprende. Y si es en un lugar tan hermoso como Santa Fe de Antioquia, mucho más. Por: Juan Henao @juandroidd

A

ún no termina de amanecer, el horizonte apenas me permite visualizar los primeros rayos del sol, son aproximadamente las 5:30 de la mañana, me acompañan mi novia, y mis amigos, Santiago y Rafael. Cuando pienso en flotar, me visualizo sobre aire desplazándome, tranquilo, ligero, liviano… pero como este cuerpo mortal no me lo permite, llegué a este lugar gracias al Bureau de Medellín para vivir esta experiencia, si no igual a como la he imaginado, al menos parecida. Volar puede definirse como aquella acción de movilizarse a través del aire con ayuda de algún aparato o dispositivo, en esta ocasión el instrumento fue nada más y nada menos que un globo aerostático. Al llegar, lo encuentro extendido sobre el pasto a unos cuantos metros de mí, apenas el personal de Flotte, empresa encargada de operarlo, se encontraba manipulándolo y preparándolo para nuestro vuelo. Puedo observar inicialmente que este es inflado con unos ventiladores,

VIV 12 /19 | 35


que son procedidos por la presión que genera el encendido de una gran llama producida por gas propano. Es entonces que el gigantesco globo comienza a moverse y ubicarse en posición vertical, casi listo para ser abordado. Los tripulantes nos dirigimos hacia a él, hablo con el piloto, me dice que disfrute el viaje y que esté tranquilo. Me subo al gigante feliz y expectante. Siento el aire caliente que produce una llamarada de gas en mi cuello, y entonces, se inicia el vuelo. El vehículo asciende y al encontrar la altura deseada se desplaza verticalmente. Como lo imaginé, la aventura fue de otro mundo, y sí, me sentí tranquilo, ligero y liviano. Además, Santa Fe de Antioquia es un lugar hermoso, y observarlo desde el aire fue una experiencia maravillosa. Sentirse diminuto y a merced del globo fue algo increíble. Pero como todo acaba, debíamos regresar a tierra, el piloto buscó una corriente de aire para regresar y entonces descendimos. Tenía muchas expectativas, todas se cumplieron, poder vivir esta experiencia inolvidable en mi país Colombia y en Antioquia misma, le da muchísimo más valor. Los invito a que vivan esta inolvidable experiencia.

36 | VIV 12 /19

Datos Para más información sobre cómo volar en globo en Medellín, en: vueloengloboflotte


Río Melcocho Para Camila Valencia, viajera empedernida desde los 16 años, creadora de contenido digital, actriz, activista y amante de los viajes, descubrir destinos casi como de “película” es una especialidad. Aquí nos cuenta su aventura descubriendo Colombia de manera diferente. @Camiivalenciaa

¿

Destino de película? Para mí es todo aquel rincón que despierte tus sentidos, te recuerde que estás vivo, y que eres parte de un todo. Adentrarse en la naturaleza, en los ríos, en las montañas, es eso. Es darte cuenta que tienes todo un paraíso para explorar, conectar y proteger, y Colombia es un destino de película, cada montaña tiene su magia y cada río, su historia. El río Melcocho es uno de ellos: un paraíso inexplorado por el ser humano, a tan solo unas horas de la ciudad de Medellín, ubicado en el municipio de San Francisco, Antioquia. Este río es uno de los más cristalinos de América del Sur. Así como lo leen, tanto que al perder una GOPRO por lanzarme al agua desde un puente de uno de los caminos, la encontré. Sin importar lo hondo, la cámara se podía ver. Desde ese día el río Melcocho se convirtió en mi lugar preferido. Alrededor del río hay diferentes hospedajes y zonas de camping, para los amantes de la naturaleza. El mejor de todos es Hasta donde Orlando, restaurante, zona de camping y hospedaje, que cobra unos $10.000 Cop (US$ 3) por persona si quieres poner tu propia carpa. Este es un plan que recomiendo, así podrás disfrutar mucho mejor cada caminata, además puedes llevar tu propio mercado. Eso sí, no olvides recoger la basura contigo, pues es un lugar muy limpio y merece conservarse así. Perderse un camino no es una opción, pues todos tienen mucho por ofrecerte. El primero

38 | VIV 12 /19


está a una hora caminando. Allí podrás experimentar una caminata exigente físicamente, pero increíble; explorar es irse por caminos diferentes a los conocidos, y esto te lo permite el río Melcocho. Este no es un solo lugar el que se visita, son varios. Su diversidad en fauna y en flora es inmensa, por ello fue declarado Reserva de la Sociedad Civil. Recomiendo ir despacio, mirar hacia arriba y abajo, cruzar los charcos y sentirte uno con la naturaleza. Encontrarás un primer puente con jacuzzis naturales, la mayoría de personas se apresuran por el destino final, no lo hagas. Sumérgete, siente el agua caer y disfruta de cada espacio. El puente y la isla paradisíaca son el destino final. Lánzate con tus amigos y disfruta de un lugar único en medio de la montaña. Para los amantes del agua y la adrenalina, hay otro camino a tan solo 20 minutos de la zona de camping. Este es mi preferido, pero es importante tener en cuenta las fuertes corrientes de agua. Recomiendo nadar entre las dos montañas por la cuales corre el río. Allí encontrarás dos cascadas que te retan a cruzar la corriente. Para mí fue toda una aventura, pero es de lo mejor que he hecho en todos mis viajes. Nadamos ocho personas en total, ya que el trabajo en equipo es mucho más fácil y reconfortante, nos decíamos qué tan fácil o difícil era cruzar de un lado a otro y así nos protegíamos entre todos. Te invito a atreverte a descubrir nuevos destinos y a descubrir la inmensidad del mundo sin miedos, cuida cada lugar al que vayas, no lo contamines de basura y recuerda que todo esto es un regalo.

Dato Para llegar al río Melcocho desde Medellín se puede tomar la carretera 56, y se estará allí en unas 5 horas y media. También se puede tomar la autopista Medellín-Bogotá, y estará allí en 5:50 horas.

VIV 12 /19 | 39


BONUS

HACIA LA LIBERTAD Vuelo en parapente en San Félix

L

Por: Carolina Gutiérrez Villegas @carovidaerrante

as montañas que rodean a Medellín la convierten en un increíble parque de diversiones, en donde se puede disfrutar de la naturaleza en paz y tranquilidad, adrenalina o aventura, viviendo experiencias al aire libre, por ríos, lagos, bosques o cascadas. A tan solo 30 minutos de Medellín, saliendo por el barrio Robledo, encontrarán, uno de los destinos preferidos de locales como yo y visitantes aventureros que buscan descargas de emociones y experiencias inolvidables. Se trata de San Félix, una de las zonas principales del país de vuelo en parapente, una combinación perfecta entre vientos, corrientes térmicas y paisajes hacen que en este lugar se puedan tener vuelos tan placenteros como inolvidables. A las 8:00 am tomé mi carro y en menos de una hora estaba en zona de vuelo en San Félix. Mi corazón latía a mucha velocidad, estaba muy emocionada. Soy una criatura del aire y del agua, y para mí este tipo de aventuras son como pequeñas comuniones con el universo. En el lugar me encontré con Pato, quien con el pasar del tiempo me iba a enseñar a usar mis alas para volar. Nos pusimos el casco y las

40 | VIV 12 /19

protecciones, nos amarramos a la silla y salimos corriendo cuesta abajo a toda velocidad, mientras otros dos chicos halaban de lado y lado con nosotros para que la vela se llenara de viento y pudiera estar lista para despegar. En cuestión de segundos estábamos en el aire, todo abajo se veía muy pequeño, mientras el viento acariciaba mi cara y yo me iba entregando a la sensación de soltar, de no tener los pies en el suelo, de estar 100% presente, 100% en mí. El tiempo se fue volando, literalmente, disfruté de hermosos paisajes como la cascada Chorro Lato, que se ve desde allá arriba y en la que otros deportistas practican escalada y torrentismo, además de las vías ferratas, también se ven los campos de paintball y las cuatrimotos pasando por carreteras destapadas. San Félix es una montaña hermosa y divertida, con un montón de experiencias de aventura y contacto con la naturaleza para entregarle un sinfín de experiencias a todo aquel que la quiera conocer y disfrutar. Para saber más Dragonfly Telef.: (+57) 3005769352


Historia de una

transformación Medellín ha pasado de ser un destino netamente MICE a ser uno de turismo vacacional, familiar. Esto se debe a la gran trasformación y resiliencia de la ciudad. Por Bureau Medellín

42 | VIV 12 /19

M

edellín pasó a ser en menos de 30 años una de las ciudades más violentas en el planeta, a consolidarse como una que acoge al turista y a su familia, comenta Clemencia Botero, directora de Promoción de Destino del Greater Medellín Convention & Visitors Bureau. Si bien en un principio Medellín era un destino MICE (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions, por sus siglas en inglés), que hace referencia al turismo  de negocios, convenciones y reuniones, hoy esto ha cambiado. Los ejecutivos y profesionales que venían a quedarse durante un par de días, ahora


se quedan unos más para conocer la ciudad o regresan con su familia. Botero explica que en un principio a la gente le seducía visitar la que otrora fue una de las ciudades más violentas del mundo, y que precisamente las series que hablan de esa época han hecho que la ciudad suene en el país y el mundo, y que los visitantes lleguen para conocer una ciudad que se repuso, que es ejemplo de resiliencia y que hoy es una ciudad dinámica, creativa y un destino que sorprende. “La ciudad tiene una historia para contar y esos procesos de transformación e inclusión social son muy interesantes para el visitante”, añade.

Clemencia Botero

VIV 12 /19 | 43


Ciudad fascinante Medellín encanta por su privilegiado clima. Goza de una altura que le permite no ser muy fría, ni muy caliente, y su clima tropical hace de este destino sede de reuniones y congresos de talla mundial en cualquier momento del año. Clima tropical que es común encontrarlo también en el trato de los colombianos, sobre todo los paisas siempre amables, cálidos y colaboradores; así como en la música urbana y el reggeaton, que han empezado a crear nuevas industrias creativas en la ciudad muy atractivas para nuevos visitantes. En los últimos años gracias a tendencias asociadas a sostenibilidad, consumo responsable y medio ambiente, el turismo comunitario ha crecido en la ciudad haciendo más democrática la derrama económica de la que se benefician sus habitantes. Este sigue siendo un potencial muy interesante del cual hay que sacar más provecho, así como la productividad en la identificación de las necesidades y potencialidades del destino para encontrar y captar eventos que dejen un legado positivo a la ciudad.

44 | VIV 12 /19

Para saber más sobre qué hacer en Medellín visite: www.medellin.travel/


VIV 12 /19 | 45


E L CHEF

MEDELLÍN GASTRONÓMICA

LOS IMPERDIBLES DE JUANMA Por Juan Manuel Barrientos @Juanmaelcielo

S

iempre me ha enorgullecido hablar de Medellín, pues allí están mis raíces. Yo soy un paisa de pura cepa… o como suelo decir a propios y extraños, con sentido del humor y orgullo: “soy un montañero bajado de la loma a punta de espejo”, así que la propuesta de escribir sobre mi ciudad para la revista VIV y sus lectores a nivel internacional me halaga, pues puedo ser un embajador de Medallo, como la llamamos sus nativos cariñosamente. De “ciudad más peligrosa” a destino turístico Ha transcurrido mucho trecho, pero recuerdo que siendo solo un pequeño niño, ya hace 30 años, tuve que vivir exi-

46 | VIV 12 /19

liado en Londres con mi familia, pues en nuestra ciudad sonaban bombas en cada esquina y la violencia era la norma. Medellín era una metrópoli donde el narcotráfico reinaba. Pero, gracias al trabajo concienzudo, a la disciplina paisa, tanto de los gobernantes como de nuestro pueblo, hoy el mundo entero nos ve de otra forma; hemos ganado un premio en 2013 como la ciudad más innovadora del mundo. Algo que me gusta incluso más es que esa admiración por la narco-cultura de antaño se ha transformado hoy en una creciente admiración por el emprendimiento; la ciudad desde su alcaldía apuesta por los emprendedores con


programas de gobierno y los niños paisas sueñan con ser emprendedores en cualquiera sea el área de su vocación. La industria del turismo y la hotelería en Colombia da señales de recuperación y crecimiento, factores como la promoción gubernamental o la devaluación del peso, que hace que como destino sea mucho más barato visitar Colombia. Sin embargo, el caso de Medellín es especial. Según el Greater Medellín Convention and Visitors Bureau, que citó en su informe anual a la organización Mundial de Turismo, en el 2018 entre 6% y 7% creció la llegada de turistas internacionales alrededor del mundo. Mientras que en Medellín creció un 17%. Hoy en nuestros aeropuertos crece el número de aerolíneas que llegan con vuelos directos, y nuestra ciudad es apetecida para realizar eventos de toda índole, como la Asamblea General de la OEA (2019). Veo a Medellín en el mejor momento de los últimos años. La inversión, el turismo, el emprendimiento ha mejorado muchísimo. Sin embargo, creo que para muchos

viajeros de diversos puntos del planeta todavía es un tesoro por descubrir. Nuestra región es rica en sabores, saberes, técnicas e ingredientes que nos permiten ofrecer una cocina exquisita que deleita a los visitantes. Hoy en día, Medellín es uno de los nuevos destinos gastronómicos de Latinoamérica. Más de 700 mil turistas llegan al año en búsqueda de experiencias culturales y gastronómicas únicas, convirtiéndonos en modelo para toda la región. La oferta en Medellín de restaurantes es amplia, consiguiendo prácticamente todo tipo de comida, tal cual se hace en las ciudades capitales del mundo: hay italianos, argentinos, peruanos, de parrilla, americanos, nikei, de autor, de cocina colombiana, saludables, asiáticos, vegetarianos, comfort food, casuales, criollos, entre muchos otros. Si tuviera que recomendar todo lo que a mí me gusta de comer en Medellín no habría espacio suficiente para recomendar todos estos sitios. A mí, en lo personal me gustan mucho y no puedo dejar de mencionar a:

VIV 12 /19 | 47


La cocina india de Naan; la fonda paisa millennial de Papaya Guacamaya en Llano Grande, perfecta para familias o grupos; Cerdología en San Lucas, donde se utiliza un cerdo cocinado en una caja invertida; Kai, sin duda, el mejor restaurante vegano de la ciudad, que ha llevado la comida a base de plantas a otro nivel, y donde no hay que hacer reserva pero es muy difícil encontrar puesto libre tanto al almuerzo como a la cena; Agua Fresca el mejor mexicano tradicional de la ciudad (curado por el chef mexicano Edgar Nuñez, top 57 del mundo con Comedor Jacinta y Sub 777 Pedregal en México). Para aquellos que quieran probar algo más auténtico o tradicional recomiendo Sancho Paisa con su oferta de comida típica, con bandeja paisa y fríjoles infaltables en nuestra gastronomía. La Serenissima tiene una pizza que es de todo mi gusto y pastas muy novedosas; Cuon es un restaurante asiático que permite sentir con su diseño arquitectónico y platos que uno está en Vietnam, Tailandia, Sur de China o Japón. No puedo dejar

48 | VIV 12 /19

de recomendar mis restaurantes Elcielo en El Poblado, favorito de los turistas extranjeros, incluido en muchas guías de viajes especializadas por sus menús de degustación que despiertan muchas sensaciones, como un spa con chocolate que se hace sobre la mesa o el que hace un homenaje al primer café que beben nuestros caficultores al despuntar el alba y Elcielo Classic en el hotel intercontinental de Medellín, que ofrece una versión sofisticada pero tradicional de la cocina paisa y que es muy apetecido por todos sus visitantes.

Elcielo +57 4 2683002 Carrera 40 # 10A-22, El Poblado Elcielo Classic +57 4 5408246 Calle 16, Variante Las Palmas #28-51


BARES

TRES BARES C Texto y fotos: Jorge Quintero @saborenlamesa

afé, frutas y sabor son los protagonistas de un recorrido donde un buen trago se vuelve el cómplice perfecto para tardear por las calles de Medellín. La primera parada es en Le Parch, en lo alto de la ciudad, un sitio que mezcla lo tradicional con un shot de cachaça y tequila. Aquí la caipirinha de maracuyá o el guandolo envenenado se llevan los aplausos, acompañados con la vista del atardecer, lo convierten en parada obligada. Seguimos el recorrido a la zona industrial, donde las cervezas artesanales y las bodegas guardan un tesoro en su interior; 6 cervezas, notas de café, chocolate y frutas dan inicio a la cata en el bar 20 Mission Cerveza. Les recomendamos maridar con papitas y chorizo. Por último,

50 | VIV 12 /19

en el barrio Provenza se da inicio a la noche en el bar Old Tom, donde la ginebra y la creatividad de sus tragos hacen del sitio uno de los más concurridos del sector. “La Bañera” es la estrella de la casa, un clásico del sitio que todos deben probar.

Le Parch Calle 16a Sur #9E - 157, Medellín @leparch 20 Mission Cerveza Calle 16 #43f-66, Medellín @20missioncerveza Old Tom Carrera 34 # 7-100 101, Medellín @oldtomginbar


Cocina intuitiva:

A LTA C O C I N A

un viaje de saberes y sabores por las diferentes regiones naturales de Colombia

C

ocina Intuitiva es un proyecto gastro-pedagógico que busca generar bienestar y sentido de pertenencia por nuestro patrimonio natural y cultural, utilizando los alimentos como hilo conductor por medio de cenas interactivas. La cena en la que participamos consistía en una Travesía Andina, en la que probamos sabores que buscaban visibilizar la importancia que tienen los Andes en los ecosistemas colombianos.

Cuatro momentos nos llevaron a través de historias y sabores: desde la deliciosa trucha ahumada de la laguna de la cocha, hecha por un cocinero portador de tradición, pasando por la copa de ocas, un tubérculo andino prehispánico y un envuelto de quinua crocante y setas de temporada en salsa de marañones y tucupí, un cremoso de ahuyama, olloco cardenillo, frijol cuarentano tostado y cubitos de sandía asada mediante una técnica ancestral de cultivo llamada Las tres hermanas, para finalizar con un ceviche en el que la leche de tigre estaba hecha con guanábana, perejil y limón mandarino. Uno de los momentos más esperados fue el postre, el cual fue a base de plantas y que incluía una trufa de manteca de cacao, hoja de coca y amaranto, un helado de zapote, aceite de aguacate y miel de angelita, y una torta de cacao al 100% rellena de compota de mucílago de cacao y nibs de cacao. Para finalizar, hicimos un brindis con un hervido de chapil y tamarillo. El chapil, al igual que el viche, son licores artesanales que cuentan la historia de la tradición destilera de Colombia.

Para saber más sobre Cocina intuitiva @cocina.intuitiva

VIV 12 /19 | 51


P L ATO TÍPICO

El arte de hacer

chicharrón Texto y fotos: Catherin Riaño @parasaborearse

E

n Antioquia el segundo ingrediente más importante después de los fríjoles es el cerdo, que ha sido adoptado por la cultura paisa como símbolo de su gastronomía local. Según Juan Pablo Tettay, crítico gastronómico: “la cultura en torno al cerdo, nace en las populares marranadas, en donde el objetivo principal era aprovechar al máximo todas las partes del cerdo y así poder comérselo completo”. De esta forma trataron de reducir al máximo los desperdicios y nació el chicharrón. Los invito a conocer conmigo tres restaurantes que se han destacado en la ciudad por su innovadora forma de preparar este plato, brindándole un valor agregado que los ha posicionado en la mente de los comensales como los mejores lugares, si de chicharrón se trata. La primera parada de este recorrido es el restaurante La Matriarca; en una antigua casona ubicada en el barrio Astorga en El Poblado se encuentra este restaurante especializado en cocina criolla colombiana. Desde hace tres años se han caracterizado por darle un giro gourmet a sus preparaciones resaltando la cocina local. Dentro de su experticia, han sido reconocidos por tener siete formas de preparar chicharrón para sorprender a los amantes de este plato; pueden encontrar desde la famosa causa limeña, adaptada a los gustos paisas con chicharrón, pasando por tocino confitado, hasta llegar

52 | VIV 12 /19


a su preparación estrella: Tocino al cajón. Un corte grueso de tocino, cocido en caja china durante seis horas, queda tan crocante que se pensaría que le agregaron aceite, ¡pero no! Ese es su secreto, dejan que se cocine en sus jugos lentamente, hasta obtener una piel crocante sin grasas añadidas. A la hora de probar este plato se pueden sentir tres texturas en boca: el crocante de la piel, la jugosidad de la grasa y la suavidad de la carne. Finalmente, lo acompañan con papitas criollas fritas, cebolla acevichada, y mayonesa de lulo que le da unas notas dulces y cítricas a la preparación. Definitivamente, este es un plato que combina técnica y sabor para sorprender a los paladares más exigentes. Ahora, los invito a la famosa calle 9 en El Poblado, conocida por unir el parque del Poblado con la famosa zona del Parque Lleras. Esta calle se caracteriza por tener diferentes sitios de comida rápida y callejera para personas descomplicadas. Mi recomendado es Kamaos, el primer lugar en Medellín en crear el Chuzarrón (Chuzo de chicharrón). Diariamente, cocinan el cerdo en caja china durante cuatro horas, para luego cortar una fina tajada de cerdo que finalmente es insertado en un palo de chuzo. Tienen cuatro tipos de sabores: salsa bbq, ceviche con cebolla en plumas y limón, glaseado de mandarina y chimichurri. Este plato rico en sabor se ha posicionado tanto en la ciudad, que hasta su nombre ya es marca registrada. La mística de este lugar consiste en sentarse en el andén de la calle y vivir una experiencia de comida rápida colombiana sin pretensiones. Finalmente, llegamos a Marmoleo, una antigua finca ubicada a las afueras de Medellín, con una vista excepcional de la ciudad. Allí la especialidad es la parrilla y han ganado la fama de tener el mejor ceviche de chicharrón de la ciudad, por su tamaño y por su sabor inigualable. Para esta preparación, cortan finas lonjas de tocino barriguero, lo condimentan durante 4 días, lo pasan por freidora para darle crocancia y como buen ceviche, le agregan cebolla, limón y el

toque secreto para finalizar con acidez este plato. Definitivamente, aquello de la fama no lo tienen en vano. Para finalizar este recorrido con broche de oro, en Medellín existen tantas formas de preparar chicharrón como de comerlo, así que los invito a que descubran cuál es su forma favorita y se dejen envolver por este ingrediente tan importante para la cultura paisa. De algo estamos seguros, no se van a arrepentir.

La Matriarca Calle 8 43b-62, Medellín @restaurantelamatriarca Kamaos Calle 64a 46-108, Parque Simón Bolívar @kamaos_express Marmoleo Carrera 11 9a Sur 180 @restaurantemarmoleo

VIV 12 /19 | 53


EXPERIENCIA

Experiencia cafetera Por Silvia Villegas @gastronomiacasual

M

e fui a disfrutar de una experiencia cafetera en Jardín, Antioquia, y quiero contarles un poco de esta gran aventura. Jardín es un pueblo antioqueño  con mucho color, sus ventanas y balcones son su mayor representación, y su gente no se queda atrás, son un amor y están todos dispuestos a servirte. Llegamos al parque principal, donde se siente la verdadera esencia antioqueña. Allí nos recogió un Jeep Willys, un carro perfecto debido a la topografía de la región. A tan solo 20 minutos llegamos a la vereda La Casiana, exactamente a la finca La Florida, a 1900 metros sobre el nivel del mar. Cuando llegamos nos recibió nuestro anfitrión, un hombre conocedor del café

54 | VIV 12 /19

y amante de los procesos ancestrales que permiten sacar el mejor café del mundo. Esta finca es una herencia familiar y hoy toda la familia trabaja unida para sacar adelante esta empresa. Antes de iniciar este maravilloso recorrido por la finca cafetera hay cuatro puntos que debemos tener en cuenta para entender un poco más sobre el café. El aroma, es el primer elemento que evalúa un buen catador de café y de ahora en adelante todos los que quieran aprender un poco más de este mundo. El cuerpo es ese elemento que nos permite distinguir la sensación causada por la densidad del café en boca. La acidez va de la mano de la cosecha, y entre más alto sea el lugar donde se cultiva el café, mayor será su acidez. Y


VIV 12 /19 | 55


EXPERIENCIA

por último el sabor, una combinación de las tres variables anteriores, que nos permiten determinar la sensación del sabor de una buena taza de café. Iniciamos la tarde con una taza de café La Florida, que se cultiva a 1900 metros sobre el nivel del mar en esta misma finca y luego nos explicaron un poco sobre el café, cada árbol produce su primera cosecha entre los 3 y 4 años de haber sido sembrado, luego se puede tener 2 cosechas por año y su vida útil es de entre 20 y 30 años. Normalmente en Colombia se cultiva una variedad de café que se llama la Arábica.

o seco, para que se obtenga un grano, al que se le llama pergamino. Más tarde se debe retirar el pergamino o cáscara protectora del grano, dejando el grano totalmente limpio y listo para su tostado. Este proceso puede durar varios días. Es importante evidenciar que no solo una gran altitud determina un buen café, la temperatura es un factor esencial para que se produzca uno bueno, debido a que los árboles crecen más lento a temperaturas bajas, lo que hace que los granos tengan más tiempo para madurar. Esto quiere decir que tienen más tiempo para desarrollar sabores más complejos. A eso de las 3 de la tarde pudimos almorzar con la mejor vista del campo antioqueño, cultivos, árboles y diversidad de aves, obvio teníamos que comer algo acorde a la ocasión. Unos deliciosos frijoles nos esperaban para terminar con broche de oro esta gran experiencia cafetera. Este lugar, además, ofrece a sus visitantes la oportunidad de tener unos días alejados de la ciudad, gracias a su cabaña campestre, ideal para los que quieren desconectarse y vivir una experiencia muy natural, donde no solo aprenderán de este maravilloso mundo, sino que también descansarán y se conectarán con la naturaleza.

Lo que más me emocionó de esta aventura es que pude recolectar mi propio café, conocer y experimentar un poco sobre este proceso que se hace de manera manual, para así ofrecer un café de exportación. Luego de ser recolectados los granos de café, las cerezas o frutos del cafeto, como también se conocen, se abren para sacar las semillas o granos, retirando la pulpa que las protege, mediante un proceso en húmedo

56 | VIV 12 /19

Conocer Antioquia es maravilloso, su gente es espectacular, así que te invito a que te animes a recorrerla y a buscar un plan fuera de lo normal, o por qué no, a hacer este tour cafetero. No pierdas la oportunidad de aprender del mundo del café, un producto que nos debe hacer sentir orgullosos a todos los colombianos.

Para saber más sobre dónde tomar el mejor café en Medellín, haga click en: www.medellin.travel/lugares-enmedellin-para-tomar-cafe/


VIV 12 /19 | 57


AsoVinos

ESPIRITUOSOS

Licores antioqueños tradicionales

P

areciera que una palabra tan sonora como “aguardiente” es sinónimo de Antioquia, la región montañosa que acoge la siempre cálida ciudad de Medellín. Este licor, tan presente en la cultura paisa, data de los años veinte, en los que ya era común que se destilaran alcoholes de caña, maíz y piña para hacer las famosas chichas, las cuales se enterraban en la tierra y son considerados licores tradicionales. Las abuelas paisas los preparaban en sus casas de manera clandestina. Estos consistían en unos alcoholes de fermentos de frutas que mantenían escondidos debajo de sus camas para tomar por las noches. En Antioquia tradicionalmente se fermentaba la caña, de la cual salían los guarapos, alcoholes rústicos que por destilaciones separaban el al-

58 | VIV 12 /19

cohol del agua y con condensadores artesanales se elaboraban unos primeros alcoholes de caña de azúcar, a los cuales se les añadía anís para hacer el aguardiente. El ron, por su parte, es un fermento de la caña de azúcar pasado por madera que se endulza o da color con melaza. Antioquia es sin duda la región en la que más se consume aguardiente en Colombia y hay aspectos culturales que justifican ese hecho: es una región montañosa en la que por tradición siempre estuvo muy presente el caballo, y ese arraigo popular hace que a los paisas les gusten mucho las cabalgatas, en las que comúnmente hay, además de aguardiente, más de una bota de ron. Además, los antioqueños tienen una fijación muy grande por la tierra y el campo: la mayoría de ellos sueñan con una finca de retiro a la cual irse a descansar, y donde hay monte y un clima


Dislicores

fresco, hay aguardiente. Un sueño muy ajeno a los capitalinos, por ejemplo. Grados de alcohol Para construir este artículo hablamos con quien es sin duda, uno de los conocedores con más experticia sobre licores en la región. Desparpajado, generoso con su conocimiento y amable como los paisas, Luis Fernando Valencia Sierra, alias El Turco y director de Eventos Especiales de Dislicores, una de las 20 empresas de alimentos más grandes en Colombia, que ha llegado a vender más de 500.000 millones de pesos en un año, o sea más 140 millones de dólares. El Turco nos contó, entre otras muchas cosas, que en su época el aguardiente podía tener hasta 38 grados de alcohol y en sus palabras: “con media de guaro, era suficiente para quedar despachado”. Es decir, pasado de tragos. Pero hoy en día no, la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) produce dos tipos de aguardiente, tapa roja y tapa azul, el primero con 30 y el segundo con 29 grados de alcohol. Tomate un aguardientico Es encantador escuchar relatar a El Turco que Antioquia es la única región colombiana en la que tomar aguardiente tiene status. Nos cuenta que pese a ser un licor más barato y bastante más común que el tequila o el whisky, a un visitante muy especial, a un empresario o al presidente de una compañía se le ofrece un aguardiente como muestra de amistad, muestra que viene acompañada generalmente de la siguiente frase: “Vení, tomate un aguardientico”. No gratuitamente, nos cuenta, que los abuelos cerraban sus negocios bebiendo aguardiente, pues después de unos tragos las personas se mostraban realmente como son y se podía confirmar si eran confiables o no. Tomarse un aguardiente es una demostración de carácter y de verraquera, o sea de empuje, porque es un licor fuerte y el aguante es un valor muy asociado a esta cultura. Vino en Antioquia La moda de tomar vino en Antioquia la pusieron las señoras en los años setentas y ochentas.

Se trataba de un vino californiano de manzana que vendían en una copita. Entonces, pese a que los licores de tradición eran el aguardiente y el ron, el vino empezaba a estar presente en los cafés y restaurantes de alto perfil. Y no solo las señoras. Los monjes y monjas en Antioquia antiguamente hacían y comercializaban vinos de frutas hechos por ellos para el ofrecimiento de la Sangre de Cristo y posteriormente vinos moscateles de iglesia. Hoy en día es común en los pueblos antioqueños y algunos barrios de la ciudad encontrar este tipo de vino en diferentes conventos. Pero no fue hasta los años noventa en los que se desarrolló la cultura de vino en Medellín. Tras un gran esfuerzo por parte de los comerciantes de este y otros licores en la región, las personas empezaban a pasar de los vinos dulces, al consumo de vinos de mesa que acompañaban y hacían maridaje. El consumo de vino es cada vez más democrático, pues cada vez hay mayor acceso a ellos. Las nuevas generaciones lo ven con status y han sido los responsables de promoverlo en la cultura universal de la gastronomía. Hoy la cultura de los licores en Antioquia ha crecido, se ha globalizado, sin embargo, siempre un tradicional aguardientico es más que necesario. Salud. Para saber más sobre licores en Antioquia, visite @dislicores

VIV 12 /19 | 59


baile

Medellín es sinónimo de Una vez que cae la noche, los invitamos a hacer un tour de ritmos por los mejores lugares de Medellín.

Todas las danzas En la Casa Ritmo Latino no solo podrán encontrar el mejor ambiente para sentir el trópico en la piel, sino también lo que se rescata en este lugar son ritmos y sabores afros, aunque propios de la cultura latina en general son parte importante de Colombia.

Aquí se ofrecen clases de ritmos como salsa, bachata, porro, cumbia, reggeaton, kizomba, afro, entre otros. Y, todos los viernes a las 8:00 pm, se hace una puesta en escena de algunas de esas danzas. Medellín goza con la salsa Un plan que no se debe dejar de lado en Medellín es ir a bailar salsa brava, y si es con músicos en vivo, mejor. Uno de lugares más recomendados es clásico El Tíbiri, Tabará. Reconocido por su tradición salsera, según sus visitantes, «El Tíbiri tiene paredes que sudan». En El Eslabón Prendido cada jueves puedes disfrutar de salsa en vivo. Entre las

60 | VIV 12 /19

especialidades de la casa están el son cubano, la salsa y, en ocasiones, los ritmos tropicales. Además de las cervezas heladas y el aguardiente a punto. Gardel en el corazón Medellín es tanguera de tradición. Tanto que Carlos Gardel la visitó en 1935. Hasta hoy el tango es bailado en muchos lugares. Uno de ellos es El Patio del tango, donde se pueden tomar clases, comer los mejores cortes de carnes o simplemente escuchar el bandoneón.

¿Dónde? Casa Ritmo Latino Cra. 38 # 9a-26, segundo piso, Parque Lleras El Tíbiri, Tabará Cl. 44b # 70-03, Medellín

El Eslabón Prendido Cl. 53 # 55, Medellín El Patio del Tango Calle 23 # 58-38, barrio Trinidad


Europa más cerca que nunca Viaja a bordo del avión más moderno del mundo y conecta con más de 40 ciudades europeas.

Av. Alfredo Benavides 611 – Miraflores Horario de Atención: L – V: 09.00 a 18.00 hrs S: 09.00 a 12.00 hrs Teléfonos: (511) 652 7373 Call Center : (511) 640 8084 E- mail: reservas1.peru@air-europa.com www.aireuropa.com


“Vamos a pajarear” Es la expresión que usamos cuando nos vamos a avistar aves, lo que en inglés sería birding o birdwatching. Colombia es el país más biodiverso en aves del mundo, con cerca de 1920 especies, de las cuales hay unas 500 en el valle del Aburrá. ¿Vamos a verlas? Por: Santiago Trujillo @santiviajasimplemente

T

ras un tiempo fuera de Colombia, luego de reencontrarme con mi familia, amigos y Medellín, mi ciudad, me enteré que se iba a realizar aquí la sexta edición del festival de aves. Como parte de las actividades tuve la oportunidad y privilegio de tener una experiencia de avistamiento de aves acompañado por el guía especializado Edwin Acevedo. El plan incluía transporte y alimentación para visitar dos lugares dentro del área metropolitana cerca de Medellín, y quiero describirles mi experiencia con mi enfoque de viajero. El plan comenzó temprano en la mañana, pues a muchas aves les gusta madrugar y disfrutar un rico desayuno de semillas, insectos y un clima fresco… pero todo depende de la zona y el tipo de aves que vayas a observar… El conductor y el guía me recogieron a eso de las 5:30 am para dirigirnos al sur occidente del valle de Aburrá, a tan solo 15 minutos de donde estábamos al sur de Medellín, cruzando Envigado y llegando a la Reserva Natural de la Romera, en el municipio de Sabaneta.

62 | VIV 12 /19


Esta es una zona que sorprende, pues a pesar de estar muy cerca del casco urbano, te sientes inmerso en medio del bosque y puedes respirar mucha paz y tranquilidad. Ya subiendo la montaña, paramos un poco antes de llegar a la reserva, pues el guía vio mucha actividad. Yo todavía no afinaba mis ojos y oídos a su nivel. Entonces, me prestó unos binoculares muy buenos y me dio un consejo que se me quedó grabado: primero hay que observar el movimiento en los árboles o en el entorno, una vez que localizas el ave por sus movimientos, color o canto, procedes a apuntar con el binocular en esa dirección y comienzas a buscarlo en el área de visión. Mientras practicaba lo aprendido, vimos y escuchamos las famosas guacharacas colombianas, que producen un sonido fuerte y muy particular. Para mí, escuchar los cantos de las aves es como aprender un nuevo idio-

VIV 12 /19 | 63


Pero hubo un momento muy especial para mí en esta experiencia. Ocurrió cuando íbamos caminando por el sendero principal adoquinado. En ese momento un ave llega volando majestuosamente, se posa casi al frente mío, como saludando. Sin separar la vista le pregunté al guía y fue genial cuando respondió: “Santiago, vos si sos de buenas, esa es la tucaneta esmeralda, la especie más parecida a los tucanes, que habías dicho que te gustaría mucho ver y que no tenías ni idea que existían en esta zona”.

ma y con la práctica puedes identificarlos con solo escucharlos. Caminando, tuvimos la suerte de avistar el saltarín dorado, ave endémica, difícil de ver, y muy valorada por los expertos. Es originaria de esta región y solo se encuentra en esta zona. Lastimosamente el instante fue corto y no tuvimos suficiente tiempo para tomarle foto. En esta área vimos gran actividad de aves, como tangaras, reinitas, cucos ardilla volando con sus plumas traseras largas, así como los alegres cacique candela, otra ave endémica de Colombia que se desplaza en grupos.

Recomendaciones • Es clave usar binoculares para poder ver las aves con mucho detalle. • Ve preparado con ropa cómoda para caminatas, protección solar y de lluvias, pues la naturaleza es impredecible y es mejor estar preparado. • Ve con la mejor actitud y mucha paciencia para que la experiencia sea muy enriquecedora.

64 | VIV 12 /19

• Recuerda llevar contigo toda la basura de lo que utilices y no alimentes a los animales ni perturbes su comportamiento. • En lo posible lleva una guía o libro digital o impreso de las aves de la región para que puedas comparar e identificarlas mejor.

Seguimos el recorrido, viendo y escuchando varias especies como: toche enjalmado, saltator de alas negras, el abanico pechinegro, etcétera. Al llegar al final del sendero está la finca que tiene unas vistas hermosas del valle, una linda huerta, jardines, kioscos y un auditorio para que los guardabosques sensibilicen a los visitantes en el cuidado de los recursos hídricos, fauna silvestre y la conservación de los bosques. Esta experiencia me incrementó el deseo de seguir explorando el territorio colombiano. Si tienes la oportunidad de pajarear, ¡aprovecha! Esta es una actividad que genera mucha paz y mayor conexión con la naturaleza.

Datos adicionales: El Parque Nacional La Romera está abierto de 6:00 am a 5:00 pm y tiene acceso restringido a vehículos.


CANNÚA HOTEL,

Armonía con la naturaleza en los Andes colombianos Cannúa es el primer hotel boutique sostenible de Colombia, ubicado en medio de la cordillera de los Andes, en Marinilla, Antioquia, a 40 minutos del aeropuerto internacional José María Córdova. Es el lugar perfecto para desconectarse y estar inmerso en un bosque andino alojado en la ladera de una montaña de 11 hectáreas que conforman una reserva forestal en la que podrá perderse con tranquilidad entre los árboles, siguiendo el sonido de las aves, el camino de los insectos y maravillándose con el imponente paisaje del valle de San Nicolás: una cadena de colinas que serpentean una tras otra albergando, diferentes tipos de cultivos y casas típicas campesinas de la región. Cannúa es parte de un ecosistema y de una comunidad, por lo tanto, no se impone a ellos, sino que se mimetiza y acopla. Los habitantes de la zona no solo participan de la cotidianidad del hotel, sino que reciben capacitaciones en producción agrícola responsable, cultura y desarrollo social, creando un círculo

de trabajo mancomunado y sostenible para el desarrollo de la comunidad. Acorde a este mismo principio no invasivo, el hotel fue diseñado y construido con métodos de bioconstrucción y materiales naturales. La edificación de Cannúa es una plataforma para el paisajismo donde será testigo de: amaneceres de niebla, días azules, tormentas tropicales y al caer la noche, la perfecta “Golden hour”, con la que podrá renovar su energía. Las actividades que pueden realizarse en el hotel abarcan caminatas, avistamiento de aves, y la observación tanto de fauna como de flora nativa, entre las que se encuentran orquídeas y bromelias. Dentro de las instalaciones de Cannúa hay espacio para relajarse y dejarse consentir en el SPA, disfrutar de un buen libro, pasear por los jardines, deleitarse en la biopiscina, olvidarse del tiempo y escuchar el ritmo de la naturaleza. También puede degustar la exquisita gastronomía que ha sido especialmente diseñada con productos y sabores locales de la mano de la innovación

y conocimiento de nuestros chefs. También se cuenta con la posibilidad de realizar catas y ruedas de degustación de los mejores rones y cafés de Colombia. Muy cerca de Cannúa se encuentran lugares que vale la pena visitar, como la afamada Piedra del Peñol y la represa de Guatapé, el Carmen de Viboral, pueblo de artesanías en cerámica, Santa Elena con su producción de flores para la feria de las flores, entre otros. En todos estos sitios lo esperan experiencias en torno a la naturaleza, la cultura y la transformación ciudadana que podrá vivir de la mano de sus protagonistas. Cannúa abre sus puertas este diciembre, lo invitamos a conocer este paraíso y a que lo disfrute dejándose atender por la hospitalidad que caracteriza a los antioqueños. Ustedes y nosotros somos parte de esta generación de viajeros responsables, conscientes de la sostenibilidad del turismo y de la importancia de que éste aporte no deprede las comunidades y los lugares donde se asienta. ◗


@machbel

MEDELLÍN:

LA NAVIDAD

MÁS LUMINOSA DE AMÉRICA LATINA Por: Ana Rellán @ana_zapatillas

M

ás de 27 millones de bombillas, 32,000 figuras y 800 kilómetros de LED dan vida al alumbrado navideño de la única ciudad latinoamericana que forma parte de la organización Lighting Urban Community International (LUCI). La tradición, que en sus inicios tan solo consistía en algunas guirnaldas de bombillas, y que paulatinamente se extendió hacia los principales parques y avenidas hasta llegar al río, se ha convertido en un espectáculo que cada Navidad transforma a Medellín en la ciudad más brillante de América Latina.

66 | VIV 12 /19

Los alumbrados navideños nacieron en el corazón de la capital antioqueña, pero hoy se extienden por todos los barrios y avenidas. Cada año, desde 1997, se dedican a un concepto temático distinto, donde priman las tradiciones paisas, la familia y los seres queridos o el cuidado de la naturaleza. Cultura popular e innovación para crear una Navidad mágica, llena de elementos sensoriales, proyecciones 3D, iluminaciones arquitectónicas, fuentes robóticas, postes luminosos y múltiples performances para soñar despiertos.


VIV 12 /19 | 67


La casa en el aire en Abejorral, Antioquia @megdine

Viajes y Vivencias

Café Macanas en Jardín, Antioquia @bec.lestrange

Viajeros por el mundo capturan y nos comparten momentos VIV. Utiliza el hashtag #MomentosVIV en Instagram y participa en esta sección

Cerro El Picacho, Medellín @losviajesdealejo

Graffitour de la Comuna 13, Medellín @recetas_de_viaje

68 | VIV 12 /19


Centro comercial El Palacio Nacional, MedellĂ­n @juanchov_photography

GuatapĂŠ, Antioquia @joelymillingen

VIV 12 /19 | 69


Profile for Revista Viv

Revista VIV - Edición Nº 07  

SECRETOS DEL JARDÍN DE ANTIOQUIA

Revista VIV - Edición Nº 07  

SECRETOS DEL JARDÍN DE ANTIOQUIA

Advertisement