Page 1

Revista

®

COLMEVET

Vol. IV

Colegio Médico Veterinario de Chile

Inauguración de la Sede Nacional:

La Nueva Casa de los Médicos Veterinarios Artículo: 3 Entrevista: 7 Médicos veterinarios como Resistencia a los

profesionales de la salud: Un cambio de paradigma Dr. Felipe Bravo Dra. Francisca Di Pillo

Antimicrobianos: Hacer frente a una crisis para la salud y la riqueza de las naciones Dr. Enzo Capurro

Columna de Opinión: 10 La certificación,

nuestra revancha al reconocimiento Dr. Daniel Sáez

13

SEP 2019


Colegio Médico Veterinario de Chile

Revista del Colegio Médico Veterinario de Chile Revista

®

COLMEVET

Vol. IV

13

Índice Ciclo Virtuoso 2 Un Editorial Felipe Bravo y Dra. Francisca Di Pillo: 3 Dr. Médicos veterinarios como profesionales de la salud: Un cambio de paradigma Entrevista

7

Dr. Enzo Capurro:

10 11

Dr. Daniel Sáez V.:

14

Purina Pro Plan® Veterinary Diets:

SEP 2019

Colegio Médico Veterinario de Chile

Inauguración de la Sede Nacional:

La Nueva Casa de los Médicos Veterinarios 3 Médicos veterinarios como 7 Resistencia a los Entrevista:

Artículo:

profesionales de la salud: Un cambio de paradigma

Antimicrobianos: Hacer frente a una crisis para la salud y la riqueza de las naciones

Dr. Felipe Bravo Dra. Francisca Di Pillo

Dr. Daniel Sáez

Dr. Enzo Capurro

Revista COLMEVET es una publicación del Colegio Médico Veterinario de Chile AG, orientada a entregar contenidos de carácter gremial y científico. Si tiene interés en participar escribiendo un artículo o proponiendo un tema, contacte al Comité Editorial, enviando un e-mail a comunicaciones@colmevet.cl.

La certificación, nuestra revancha al reconocimiento R. Weinborn, B. Bruna, J. Calventus y G. Sepúlveda:

Síndrome de Burnout: Prevalencia en médicos veterinarios que trabajan en Chile NC Neurocare Canine Columna Técnica

10 La certificación,

Columna de Opinión:

nuestra revancha al reconocimiento

Resistencia a los Antimicrobianos: Hacer frente a una crisis para la salud y la riqueza de las naciones

15

Pablo Oyarzún-Ruiz y Daniel González-Acuña:

19

Directiva Asociación Chilena de Demartología Veterinaria:

20 21 22 23 27 28

Parásitos en la Fauna Silvestre de Chile: un largo camino por recorrer Nuevos desafíos a un año de la conformación de la ACHIDEV Dr. Roberto Godoy:

Especialidad, un modelo de futuro Consejo Regional Coquimbo-La Serena:

La concreción de un largo anhelo Consejo Regional Magallanes:

El Consejo Regional más Austral de Chile Inauguración de la Sede Nacional:

La Nueva Casa de los Médicos Veterinarios Un temprano llamado gremialista Cápsula de Historia Sr. Diego Gallegos V.:

Política pública sanitaria y Medicina Veterinaria Rincón Legal

1


Revista COLMEVET

gran importancia en la elaboración e implementación de políticas de gestión de los riesgos sanitarios. Cuando protegemos la sanidad y el bienestar animal, estamos contribuyendo a mejorar la salud humana, así como la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos. Los médicos veterinarios tenemos como misión proteger a los animales para preservar nuestro futuro, debemos recordar y hacer ver, que el control de todos los patógenos zoonóticos en su origen animal es la solución más eficaz y económica para proteger a los seres humanos.

Editorial

Un Ciclo Virtuoso Estamos prontos a terminar nuestra participación como Directiva al frente de COLMEVET, periodo tremendamente azaroso, pero inmensamente productivo. Hemos realizado una gran cantidad de cambios en nuestra organización, no sin dificultades y lo más importante es que COLMEVET se ha extendido a todo nuestro país y ha logrado un notable reconocimiento de la sociedad. Debemos tener la convicción que somos profesionales de primer orden y la importancia que nuestro devenir tiene en el conocimiento de los riesgos que afronta la salud humana y la sanidad de los animales domésticos o silvestres y los ecosistemas que influyen en gran medida en la calidad de vida de las personas. Nuestra labor no está

circunscrita a nuestros animales de abasto o de compañía, sino que nuestra acción está ligada directamente con la calidad de vida de las personas. La buena voluntad y los deseos por desarrollar acciones conjuntas, despojándonos de nuestras mezquindades, van a permitir que los seres humanos podamos tener una vida agradable, placentera y duradera con la participación de nuestra profesión. Hoy hablamos de Una Salud, concepto que fue introducido a comienzos de 2000, que establece que la salud humana y la sanidad animal son interdependientes y están vinculadas a los ecosistemas donde coexisten.

Hemos dado una lucha extensa para lograr la modificación del Código Sanitario, que conseguimos en su primera etapa al obtener la aprobación de la Cámara de Diputados, primer paso importante, pero no definitivo. Nos queda aún la segunda instancia que es el Senado para que esto pueda convertirse en Ley de la República y aquí es donde debemos unirnos más fuertemente para alcanzar este merecido reconocimiento a los médicos veterinarios. Recordemos siempre que COLMEVET lo hacemos todos. Dr. Gustavo Bodero E. Vicepresidente COLMEVET Directiva Nacional COLMEVET 2017 - 2019

Los médicos veterinarios, tanto en su quehacer público o privado, tienen

Revista COLMEVET Colegio Médico Veterinario de Chile A.G. Av. Italia 1045, Providencia, Santiago, Chile Fono:+56 2 2209 3471

Comité Editorial Dr. Felipe Bravo Peña Dra. Ana Rosas De Andraca Dr. Fernando Saravia Ramos

www.colegioveterinario.cl info@colmevet.cl

Diseño y Producción Editorial Loyca Comunicación Ltda.

2

Venta Publicitaria comunicaciones@colmevet.cl Derechos Reservados Prohibida su reproducción sin mencionar la fuente. Publicación Trimestral


Colegio Médico Veterinario de Chile

Médicos veterinarios como profesionales de la salud:

Un cambio de paradigma

Un importante avance ha tenido la norma que modifica el Código Sanitario, en el sentido de volver a reconocer a los médicos veterinarios como profesionales de la salud. Ha sido un largo anhelo para el gremio y todo el trabajo realizado durante este proceso demuestra algo que ya está muy lejos de ser solo un slogan: la unión hace la fuerza. El mes de julio de 2019 será recordado de manera especial por los médicos veterinarios en nuestro país: la moción que modifica el Código Sanitario, en el sentido de reconocer a los médicos veterinarios como profesionales de la salud, fue aprobada en la Cámara de Diputados, tras un largo proceso. Si bien aún tiene pendiente su aprobación en el Senado, se trata de un hito muy importante en la historia de COLMEVET, no solo por el logro en sí mismo, sino que por lo que representa: la consecución de un objetivo, producto del trabajo colaborativo de muchas

personas a lo largo de todo el país. Sin duda alguna, este importante paso para nuestro gremio deja muchas lecciones y también un nuevo motivo para sentirse orgullosos de ser médicos veterinarios. Para conocer cómo fue este proceso y el nuevo escenario que plantea para la profesión en nuestro país, conversamos con los Dres. Felipe Bravo, Presidente Nacional del Colegio Médico Veterinario y Francisca Di Pillo, asesora de Salud Pública de la institución.

Un poco de historia El hecho de volver a ser reconocidos como profesionales de la salud ha sido un largo anhelo para nuestra profesión y también una bandera de lucha para varios directorios de la institución. Sin embargo, por muchos años no pasó más allá de ser eso: un anhelo. El 2016, COLMEVET presentó un primer proyecto para modificar el Código Sanitario, que fue asignado para que fuese revisado por la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. Pero pasó

3


Revista COLMEVET

de las facultades propias del médico veterinario. Y también generar alianzas estratégicas, en este caso, con el Colegio de Nutricionistas que presentaba un proyecto que buscaba un objetivo similar, destacando que, en la práctica, la unión hace la fuerza.

El 21 de agosto 2018, la Cámara de Diputados aprueba por unanimidad que los proyectos de ley presentados por el COLMEVET y el Colegio de Nutricionistas, sean tramitados de manera conjunta.

mas de un año y medio sin que hubiese mayores novedades. Ocurre que, una vez presentados, los proyectos pueden estar hasta dos años a la espera de su discusión, para luego archivarse. Cuando se acercaba el plazo, el Directorio debía decidir si reactivar el proyecto o presentar uno nuevo, y se optó por la primera alternativa. En este paso, para que el proyecto ingresara a discusión, la Presidenta de la Comisión de Salud, en ese entonces la diputada Karol Cariola, era la encargada de ponerlo en tabla. “En nuestro desconocimiento del tema, estábamos esperando para que esto ocurriera de forma espontánea, cosa que no iba a suceder, porque de alguna forma, hay que ejercer cierta presión para que la propuesta se discuta. Decidimos comenzar a oficiar a la diputada, y por varios meses realizamos una presión adicional a través de Twitter, con el apoyo de muchos colegas, solicitando que el proyecto se pusiera en tabla”, recuerda el Dr. Bravo. Durante el proceso de discusión, se pudieron plantear las razones de por qué los médicos veterinarios debíamos ser considerados profesionales de la salud. Además, hubo que negociar, eliminando un artículo que hacía mención a reajustes salariales a los médicos veterinarios que se desempeñan en el sistema público, por el hecho de ser inconstitucional, lo que dio pie para agregar una indicación referente a la definición

4

Cuando la votación en Sala se acercaba, los consejos regionales desempeñaron un papel clave: sus representantes se reunieron con los diputados de sus respectivos distritos, para describirles el proyecto en su globalidad y para hacerles entrega de una minuta que resumía este objetivo. Por lo tanto, este importante avance demuestra lo que se ha manifestado en más de una ocasión: cuando crece la participación a escala regional, se fortalece nuestra profesión a nivel nacional. Este largo proceso tuvo un feliz desenlace el jueves 11 de julio, cuando el proyecto fue aprobado por 116 votos a favor y 3 abstenciones. En la siguiente etapa, el proyecto debe ingresar al Senado, en una tramitación que debiese ser más expedita, porque ya fue discutido y ya se le aplicaron todas las indicaciones. “Entonces, vamos a necesitar nuevamente de los consejos regionales para que hagan el mismo trabajo con los senadores y que todos los colegas apoyen esta gestión, porque acá somos todos responsables. No podemos bajar los brazos hasta que este proyecto sea promulgado”, enfatiza el Dr. Bravo.

Aprobación del proyecto por la comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

Reunión de difusión de la moción parlamentaria en la IV región, previo a votación.

Un nuevo escenario El hecho de devolver la condición de profesionales de la salud a los médicos veterinarios es consistente con el enfoque “Una Salud”, desarrollado en forma conjunta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que busca diseñar y aplicar programas, políticas, leyes e investigaciones en el que múltiples sectores trabajan en forma colaborativa para lograr mejores resultados de salud pública. El rol protagónico que desempeñan los médicos veterinarios en la aplicación de políticas y en el manejo de la salud pública se encuentra refrendado por las cifras: el 60% de las enfermedades infecciosas humanas actuales son zoonóticas y al menos un 75% de los agentes patógenos de las enfermedades infecciosas emergentes del ser humano son de origen animal. Al respecto, la Dra. Di Pillo señala que “por ejemplo, la mayor parte de los epidemiólogos que se desempeñan en el Ministerio de Salud son médicos veterinarios y esto se debe a que nuestro foco formativo tiene una base fuertemente orientada hacia la medicina poblacional, a diferencia de la medicina humana cuyo foco principal es la medicina individual. Los médicos veterinarios trabajamos con poblaciones


Colegio Médico Veterinario de Chile

nuestra profesión. O la certificación de especialidades, la certificación de centros de atención veterinaria o el ejercicio ilegal de la profesión, que son temas que dependen legalmente de una modificación como ésta”, señala el Dr. Bravo.

Las lecciones del proceso Reunión de difusión de la moción parlamentaria en la VIII región, previo a votación.

de animales, por ejemplo, en planteles avícolas, porcinos o bovinos, por lo tanto tenemos una mirada mucho más poblacional. Por ende, cuando hay que controlar enfermedades a ese nivel y aplicar epidemiología y herramientas de salud pública, generalmente el médico veterinario por su formación, cuenta con más capacidades para utilizarlas”. En consecuencia con lo anterior, uno de los objetivos que busca el reconocimiento como profesionales de la salud, consiste en posicionar a los médicos veterinarios en el lugar que, en justicia, les corresponde. Sin embargo, no es el único. El Dr. Bravo define este acontecimiento como la apertura de una puerta que ofrecerá variadas oportunidades para la profesión y que la relevancia mediática, asociada a este proceso, representa una oportunidad para discutir varios temas que están pendientes: “si bien, he tratado de ser muy cauteloso de comentar o especular las consecuencias que va a tener una modificación regulatoria como ésta, creo que estamos abriendo una puerta necesaria para empezar a recorrer distintos caminos que son importantes para el desarrollo de la profesión en Chile. De alguna forma, este nuevo status nos ayudará a concretar una serie de proyectos que siempre se nos han caído en la mitad. Por ejemplo, sería la instancia ideal para reunirnos con el Ministro de Salud para hablar respecto a cómo mejorar la regulación sobre psicotrópicos y su aplicación, cuestión que es una deuda pendiente por largo tiempo con

Uno de los aspectos a tener presente es el contexto, que éste y otros logros alcanzados por el Colegio en un contexto que siempre ha sido desfavorable: colegiatura voluntaria, donde cuesta que nuevos colegas se integren y que estén al día con sus cuotas, lo que los hace aún más valorable. “Estos dos aspectos nos ponen en una desventaja importante, pero precisamente hemos hecho un esfuerzo por transformar estas condiciones en una oportunidad de reinventarnos. Esa ha sido una parte importante del trabajo que hemos realizado: reinventar el Colegio en el contexto en que nos tocó desenvolvernos”. Por lo tanto, esa es una de las principales lecciones que este logro deja: si en estas condiciones se pueden lograr objetivos así de exigentes y desafiantes, es cosa de imaginar las metas que se pueden alcanzar en beneficio de la profesión con una mayor participación activa de muchos más colegas. Este hecho, sin duda alguna, es un gran logro para la institución. Y siempre resulta importante sacar las

Reunión de difusión de la moción parlamentaria en la IV región, previo a votación.

Reunión con Izkia Siches, presidenta COLMED, sociabilizando el proyecto, apoyados por el Dr. Juan Carlos Hormazábal, del ISP.

lecciones que nos dejan los logros, porque cualquier cosa bien hecha se transforma en un modelo replicable a seguir frente a otros desafíos. La primera lección es que se puede. Y ese también es un cambio de paradigma: es posible. Y si bien, la consecución de este logro representó recorrer un camino arduo, lo importante es que ese camino ya se conoce y si la primera tramitación de un proyecto de esta naturaleza tuvo un resultado exitoso, quiere decir que COLMEVET está a la altura de proponer proyectos, y participar del debate y de las discusiones al interior del ejercicio legislador en materias que son atingentes a nuestra profesión. “Me parece que, institucionalmente, se trata de un logro muy importante, porque conseguimos poner en el tapete y en la discusión un tema que no resulta muy relevante para la ciudadanía. Esta experiencia nos otorga background muy potente para tramitar otras cosas y también la certeza que debemos tener un rol más activo en la generación de legislaciones y comenzar a presentar reformas periódicas a proyectos de ley atingentes a temas médico veterinarios que son de nuestra exclusiva competencia”, agrega el Dr. Bravo. Otra lección importante es que ese camino no se recorre solo: este importante avance es fruto del trabajo en equipo, es establecer asociaciones

5


Revista COLMEVET

Luego de la aprobación del proyecto en sala por parte de la cámara de diputados. Reunión de directores de COLMEVET con la “bancada Veterinaria”.

estratégicas, de la suma de muchas voluntades, del compromiso del Colegio Médico Veterinario a nivel nacional.

Perfil actualizado Existe una percepción muy sesgada por parte de la opinión pública, acerca del rol que cumplen los médicos veterinarios, generalmente asociada al cuidado de la salud de los animales de compañía, desconociendo que, al garantizar la salud de una mascota, estamos directamente protegiendo la salud de sus propietarios. No obstante, el papel que desempeñamos como profesionales en el ámbito de la salud pública es aún más amplio: “La ciudadanía no tiene la claridad del rol del médico veterinario, lo asocia casi exclusivamente a clínica de animales menores. Sin embargo, la Medicina Veterinaria tiene un campo que es sumamente amplio, con una injerencia directa en la salud humana, por algo

6

tenemos una asignatura en la malla curricular, transversal a todas las universidades, que es Salud Pública, porque tenemos un rol muy importante que cumplir ahí. O también en el ámbito de la seguridad alimentaria, que va mucho más allá de garantizar la inocuidad de los alimentos, por el contrario, consiste en disponer de alimentos con miras a ayudar a terminar con la pobreza y la hambruna en el mundo. Y eso también es Salud Pública”, señala la Dra. Di Pillo. Complementando lo anterior, particularmente en lo vinculado a la relación con la academia, el Dr. Bravo añade que “pienso que esta modificación también va a impactar directamente en las mallas curriculares y va a cambiar el perfil del médico veterinario. De hecho, el actual Directorio participó del proceso de generación del nuevo perfil de egresados de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la

Universidad de Chile, cuyo enunciado se inicia manifestando que ‘el medicó veterinario es un profesional de la salud que…’. Entonces, por definición, esto empieza a cambiar un poco, comienza a establecer que la Medicina Veterinaria está empezando a dominar con propiedad los temas ambientales. Actualmente, aspectos como el cambio climático y la sostenibilidad ya están siendo abordados por los médicos veterinarios y eso representa un importante cambio cultural, relacionado con entender el concepto de Una Salud como algo que va mucho más allá de solo un cambio regulatorio, sino que una profunda modificación en el perfil de los profesionales que necesita el mundo”, concluye el Dr. Bravo.


Colegio Médico Veterinario de Chile

Resistencia a los Antimicrobianos:

Hacer frente a una crisis para la salud y la riqueza de las naciones A continuación, damos a conocer la revisión sobre la resistencia a los antimicrobianos encabezada por Jim O’Neill, December 2016, Review on Antimicrobial Resistance. Antimicrobial Resistance: Tackling a Crisis for the Health and Wealth of Nations, 2014. El Primer Ministro del Reino Unido anunció una revisión sobre la resistencia a los antimicrobianos en julio de 2014, en la que solicitó ideas para controlar esta creciente amenaza. Este es el primer documento del equipo de revisión, donde demostramos que podrían existir profundas consecuencias sanitarias y macroeconómicas para el mundo, especialmente en las economías emergentes, si no se aborda la resistencia a los antimicrobianos (en Inglés AMR). Creemos que esta crisis se puede evitar. El costo de tomar medidas

puede ser pequeño si tomamos pronto los pasos correctos, y los beneficios serán grandes y duraderos, especialmente para las economías emergentes, incluidas las llamadas naciones BRIC (Brazil, Rusia, India y China), que necesitarán realizar inversiones mejoradas en su infraestructura de salud y construir industrias que salten a la próxima generación de innovación.

Objetivo El primer ministro del Reino Unido y el “Wellcome Trust” (https://wellcome. ac.uk) encargaron la construcción de

un paquete de acciones que deberían consensuarse a nivel internacional.

Tipo de estudio Se contrataron los servicios de dos equipos de investigación multidisciplinarios: el RAND Europa (https://www.rand.org) y el KPMG (https://home.kpmg/xx/en/home.html), para que proporcionen sus propias evaluaciones de alto nivel sobre el impacto futuro de la resistencia a los antimicrobianos, según los escenarios de aumento de la resistencia a los medicamentos y el crecimiento económico hasta el año 2050.

7


Revista COLMEVET

Accidentes de tránsito 1.2 millones

Cáncer 8.2 millones

RAM ahora 700.000 (estimación baja)

Cólera 100.000 120.000

Sarampión 130.000 Enfermedad diarreica 1.4 millones

Diabetes 1.5 millones

Resultados principales Estos estudios estiman que, en los escenarios que se describen a continuación, se espera que 300 millones de personas mueran prematuramente, debido a la resistencia a los medicamentos en los próximos 35 años y que el Producto Interno Bruto (PIB) mundial sea entre 2 y 3,5% más bajo de lo que sería en el año 2050. Esto significa que, entre ahora y 2050, el mundo puede esperar perder entre US$ 60 y 100 billones en rendimiento económico si no se aborda la resistencia a los medicamentos antimicrobianos. Esto es equivalente a la pérdida de alrededor de un año de la producción mundial total durante el período y crecerá el sufrimiento humano de manera significativa y generalizada. Además, en un plazo más próximo, esperamos que el PIB mundial sea un 0,5% más pequeño para 2020 y un 1,4% más pequeño para 2030, y que más de 100 millones de personas hayan muerto prematuramente.

Discusión ¿Qué es la Resistencia a los Antimicrobianos? En 1928, una pieza de moho contaminó fortuitamente una placa Petri en el 1 European

8

Enfermedades mortales como la neumonía y la tuberculosis (TB) podrían tratarse de manera efectiva. Un pequeño corte ya no tenía el potencial de ser fatal si se infectaba, y los peligros de la cirugía de rutina y el parto se redujeron en forma considerable. Más recientemente, los avances en el desarrollo de moléculas antivirales han transformado el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) de una sentencia de muerte probable en una condición de por vida, en gran medida manejable. Sin embargo, a partir del hallazgo de Fleming se abrió una puerta donde las bacterias y otros patógenos han evolucionado para resistir las nuevas drogas que la medicina ha usado para combatirlos. El Problema Hoy Los efectos dañinos de la resistencia bacteriana a los antibióticos ya se están manifestando en todo el mundo. Actualmente, las infecciones resistentes a los antimicrobianos cobran al menos 50.000 vidas cada año en Europa y Estados Unidos, y muchos cientos de miles de personas más mueren en otras partes del mundo. Pero las estimaciones confiables de la verdadera carga son escasas. Por ejemplo, en 15 países europeos, más del 10% de las infecciones por Staphylococcus aureus en la sangre son provocadas por cepas resistentes

2050

2040

2030

Impacto de RAM en el PIB Mundial. 2020

RAM en 2050 10 millones

Tétanos 60.000

Laboratorio de Alexander Fleming en el Hospital St. Mary de Londres y descubrió que producía una sustancia, la penicilina, que mataba a la bacteria que estaba examinando. En 12 años, Fleming y otros investigadores transformaron este hallazgo en una droga maravillosa de su época, que podía curar a los pacientes con infecciones bacterianas. A partir de este hallazgo casual, se descubrieron nuevos antibióticos que revolucionaron la atención médica y se convirtieron en la piedra angular de muchos de los avances médicos más importantes del siglo XX.

2014

Muertes atribuibles a RAM cada año comparadas a otras de las mayores causas de muerte.

0

-25T

-45T

-65T

-85T

a la meticilina (MRSA), y varios de estos países ven tasas de resistencia cercanas al 50% 1. La amenaza de infecciones cada vez más resistentes a los medicamentos no es menos grave en los países más pobres. La resistencia emergente a los tratamientos para otras enfermedades, como la tuberculosis, la malaria y el VIH, tiene un enorme impacto en los países de menores ingresos. La creciente prevalencia de cepas de TB resistentes a los medicamentos está bien documentada: se estima que hubo 480.000 nuevos casos en 2013, de los cuales la mayoría no se trataron. La variación en los problemas de la resistencia bacteriana a los antibióticos de cada país está relacionada con enormes diferencias en la forma en que usan los medicamentos antimicrobianos. El consumo global de antibióticos en la medicina humana aumentó en casi un 40% entre 2000 y 2010, pero esta cifra enmascara los patrones de uso decreciente en algunos países y el rápido crecimiento en otros. Los países BRIC más Sudáfrica representaron tres cuartas partes de este crecimiento, mientras que el consumo anual de antibióticos por persona varía en más de un factor de 10 en todos los países de ingresos medianos y altos. Cualquier uso de antimicrobianos, aunque sea apropiado y conservador,

Centre for Disease Prevention and Control Antimicrobial Resistance Interactive Database (EARS-NET) data for 2013.


Colegio Médico Veterinario de Chile

la resistencia no se controla, lo que podría tener un impacto negativo en sus grandes sectores de exportación.

Muertes atribuibles a RAM cada año para el 2050

¿Un regreso a la Edad Oscura de la Medicina? Europe 390.000

Norteamérica 317.000

Africa 4.150.000

Asia 4.730.000

Oceanía 22.000

Latinoamérica 392.000 Motalidad por cada 10.000 personas Número de muertes

contribuye al desarrollo de resistencia, pero el uso innecesario y excesivo generalizado lo empeora. El Costo Económico de las Infecciones Resistentes Los resultados muestran un costo humano y económico considerable. La investigación inicial, que toma en cuenta solo parte del impacto de la resistencia a los antimicrobianos, muestra que un aumento continuo de la resistencia para 2050 provocaría la muerte de 10 millones de personas cada año y una reducción del 2% al 3,5% del PIB. Le costaría al mundo hasta US$ 100 billones. Para los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la pérdida acumulada de producción económica para 2050 ascenderá a entre US$ 20 y 35 billones de dólares. Las bacterias que ya muestran los niveles de resistencia en grado de alarma son; Klebsiella pneumoniae, Escherichia coli (E. coli) y Staphylococcus aureus. Vale la pena señalar que las tres bacterias fueron seleccionadas entre un grupo mayor

5

6

7

8

9

10

>

de siete que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha destacado como preocupaciones clave de patógenos resistentes a los antimicrobianos. Diferente nivel de Impacto en diferentes partes del mundo Nuestros resultados sugieren que los países que ya tienen altas tasas de malaria, VIH o TB probablemente sufrirán especialmente a medida que aumente la resistencia a los tratamientos actuales. Los países en particular riesgo incluyen India, Nigeria e Indonesia, por malaria; y Rusia, por TB. Además, si la malaria y la resistencia a los medicamentos contra el VIH no se abordan, África como continente sufrirá mucho, y es probable que los efectos debilitantes de la comorbilidad del VIH y la tuberculosis ya observados en muchas de las partes más pobres del mundo empeoren. Además, la malaria resistente a los medicamentos podría limitar el progreso económico logrado por algunos países de Asia. También es posible que el duro trabajo de China y Brasil para prácticamente erradicar la malaria en la segunda mitad del siglo XX podría verse socavado si

A pesar del asombroso tamaño de las cifras presentadas anteriormente, éstas no capturan la imagen completa de cómo sería un mundo sin antimicrobianos. Una de las mayores preocupaciones sobre la resistencia a los antimicrobianos es que los modernos sistemas de salud y los tratamientos que dependen en gran medida de los antibióticos podrían verse gravemente socavados. Cuando se realiza la mayoría de las cirugías o tratamientos contra el cáncer, los pacientes reciben antibióticos profilácticos para reducir el riesgo de infecciones bacterianas. En un mundo donde los antibióticos no funcionan, la cirugía y el tratamiento del cáncer serían mucho más peligrosos. Estimamos que las cesáreas contribuyen alrededor del 2% del PIB mundial, los reemplazos de articulaciones agregan alrededor de 0,65%, los medicamentos contra el cáncer ampliamente mejorados añaden más de 0,75% y los trasplantes de órganos agregan aproximadamente 0,1%. En conjunto, contribuyen casi con un 4% al PIB mundial, con un valor de al menos US$ 120 billones entre hoy y el 2050. Si bien este total no se perderá por completo, cuando se combina con los otros efectos de la resistencia a los antibióticos se ha demostrado que la economía mundial podría perder más del 7% de su PIB para 2050, o un total de US$ 210 billones en los próximos 35 años.

Dr. Enzo Capurro, M. V., MSc, PhD.

Senior Estratega PREVENZIA®, Precision Dairy Technology enzo.capurro@prevenzia.cl

9


Revista COLMEVET

La certificación, nuestra revancha al reconocimiento La Medicina es una ciencia en constante cambio y evolución. En Chile, la primera escuela de Medicina Veterinaria de carácter universitario se creó en 1927 y, en esos años, estaba orientada principalmente el cuidado de animales de trabajo, sobre todo aquéllos con importancia militar. Desde aquel entonces, la cultura del cuidado animal y la demanda por el mismo ha crecido de forma exponencial, sobre todo en el área de pequeños animales, ya que han pasado a ser integrantes de nuestras familias y, con ello, exigiendo mayores cuidados en términos de salud y bienestar. Esto da pie a que la Medicina Interna Veterinaria se instruya en distintas áreas (“especialidades”) para satisfacer las necesidades actuales de nuestra sociedad. Sin embargo, el tema de las especialidades dentro del área de la medicina interna es aún bastante nuevo y sobre todo muy ambiguo. Debemos tener presente la importancia del valor que, como profesionales, tenemos que asumir y por ello es que necesitamos mantenernos comprometidos con una mejora continua en la prestación de

10

nuestros servicios, en la actualización académica constante, en la verdadera comunión con el resto de los colegas y consagrándonos a la ética y el compromiso de generar beneficios concretos para nosotros y para la sociedad de la que formamos parte.

¿Por qué es importante certificar las especialidades de los médicos veterinarios en Chile? En muchas ocasiones, en nuestro rubro se les denomina “especialistas” a los profesionales que en forma autodidacta, mediante cursos, diplomados y/o magíster se orientan a un área determinada de la profesión. Sin embargo, no contamos con un organismo regulador que certifique que el “especialista” posee los conocimientos y las competencias necesarias para garantizar la calidad de sus acciones y servicios lo cual, en muchas ocasiones, ha ido en desmedro de la imagen de nuestra profesión, resultando en la pérdida de confianza, credibilidad y respeto del público general.

Además, no podemos dejar de mencionar, que como parte de la contingencia actual, donde nuestro gremio está luchando por formar parte ante la ley como profesionales de la salud, debemos trabajar por ordenar nuestros criterios de evaluación para así cumplir con los estándares que dicta el Ministerio de Salud. Como Sociedad de Imagenología, creemos que tiene una importancia fundamental llegar a un consenso sobre el reconocimiento y certificación de cada especialidad, pero no separándolas y aislándolas entre sí, sino que identificándolas como partes esenciales de un todo. De esta forma, podremos por fin trabajar como un gran equipo, heterogéneo en su núcleo, pero creciendo y engrandeciendo cada vez más nuestra hermosa profesión.

Dr. Daniel Saez V., M. V., Presidente SOCHIEPA


Colegio Médico Veterinario de Chile

Síndrome de Burnout: Prevalencia en médicos veterinarios que trabajan en Chile La Organización Internacional del Trabajo (OIT) (2016) indica que el estrés laboral es una de las patologías del futuro. Burnout se define como un síndrome psicoemocional, que afecta a trabajadores inmersos en entornos de trabajo deficientes crónicamente, generando agotamiento físico-emocional, pérdida de empatía (despersonalización) y capacidad inadecuada para la autoevaluación (baja realización personal) (Bouza, 2014). El agotamiento emocional se refiere a estar emocionalmente fatigado, debido al contacto con otras personas. La despersonalización denota una respuesta excesivamente distante hacia los destinatarios del servicio. La baja realización personal se refiere a una baja en sentimientos de

competencia y logro de objetivos en el trabajo de la persona (Bakker et al, 2014). Los síntomas se desarrollan de forma gradual y generalmente están ausentes al momento de ingresar al empleo (Moss et al, 2016). Los factores de riesgo pueden dividirse en cuatro categorías: (1) características personales, (2) factores organizacionales, (3) relaciones de calidad en ambiente laboral y (4) exposición a problemas que tienen que ver con el término de la vida (Poncet et al, 2007). El burnout tiene una prevalencia de un 4 a un 7% de la población activa a nivel mundial (Maslach et al, 2001); sin embargo, su diagnóstico continúa sin ser incluido en los sistemas de clasificación clínica (Bauernhofer et al, 2018), incluso sin existir consenso sobre su definición y

principales síntomas (Shirom y Melamed, 2006), lo que hace que esta entidad continúe sin ser bien diagnosticada. En 2016, la OIT indicó que la Medicina Veterinaria es una de las profesiones más vulnerables al estrés laboral y este último elemento se considera como el principal factor asociado a altas tasas de suicidio entre médicos veterinarios (Acero, 2004). Además, otros factores relacionados son la eutanasia (Nett et al, 2015; Scotney et al, 2015), la brecha salarial entre médicos humanos y médicos veterinarios, acceso a medicamentos, alta deuda universitaria, gran competencia laboral, vulnerabilidad social (redes sociales) e ignorancia sobre cómo defenderse cuando son juzgados o difamados. También se indica que

11


Revista COLMEVET

el grupo más vulnerable en médicos veterinarios son los clínicos menores (Acero, 2004; Capó, 2005; Lee, 2013). El estudio realizado fue cuantitativo, descriptivo y transversal. La muestra incluyó a médicos veterinarios que ejercen en Chile. Los criterios de exclusión fueron la existencia de historial de tratamiento psicológico relacionado con el trabajo y/o que no autorizaran el consentimiento informado (Maslach et al, 2001). El tamaño muestral se determinó con una fórmula de población infinita (385; confianza del 95%) (Pita Fernández, 1996). De los 618 sujetos enrolados por medio del Colegio Médico Veterinario de Chile (COLMEVET) y redes sociales, 521 cumplieron criterios de participación. Todos contestaron una encuesta sociodemográfica (género, edad, salario, años de empleo, estado civil, área laboral). Las variables consideradas fueron: (1) género (mujer, hombre); (2) edad en años (<33; 33-55; >55); (3) salario mensual en pesos chilenos (≤100,000 (i1); 100,001-300,000 (i2); 300,001-500,000 (i3); 500,001-900,000 (i4); 900,001-1,200,000 (i5) y ≥1,200,001 (i6)); (4) años de empleo (<10, 10-25, >25); (5) estado civil (casado, divorciado, separado, soltero); y, (6) área laboral (práctica de animales pequeños, práctica de animales grandes, salud pública, producción animal, entidades gubernamentales, alimentos y seguridad alimentaria y otra área. El instrumento utilizado fue Maslach Burnout Syndrome Inventory (MBI), validado en Chile (Buzzetti, 2005) y que consta de 22 preguntas (Maslach y Jackson, 1981), que evalúan la prevalencia de experiencias laborales en una escala de 0 (nunca) a 6 (todos los días) y comprende tres dimensiones que son agotamiento, despersonalización y realización personal. Se ha considerado que el agotamiento relacionado con el trabajo es el núcleo del burnout (Maslach et al, 2001). Para que el sujeto fuera reconocido con el síndrome, debía presentar alteradas las 3 áreas (agotamiento emocional >26 puntos;

12

despersonalización >9 puntos; y para realización personal <34 puntos) (Maslach et al 1996). El estudio fue aprobado por el Comité de Ética de la Universidad Santo Tomás (UST) (Resolución 016-17). Los datos se organizaron en tablas de distribución de frecuencias, se calcularon porcentajes y se aplicaron los estadígrafos test de Fisher y Chicuadrado para determinar la asociación entre variables y grupos analizados. Para variables dicotómicas, se utilizó Odds Ratio (OR). Posteriormente, se aplicó un análisis de correspondencia para demostrar gráficamente, en un espacio bidimensional, la relación multivariada entre las variables que se asociaron significativamente. Los softwares utilizados fueron GraphPad Prism 7 y R-Commander 3.4.4. De los 521 sujetos participantes, 124 registraron puntajes suficientes en el MBI para cumplir con los criterios para el síndrome de burnout, equivalente a una prevalencia del 24%. Los resultados mostraron una asociación estadísticamente significativa entre: 1) La presencia del síndrome de burnout y años de empleo (P= 0,006); y 2) la Figura 1.

existencia de síndrome de burnout y salario (P=0,002). Hubo una tendencia a asociarse con el género femenino, pero no fue estadísticamente significativa. Posteriormente, se realizó un análisis de correspondencia, considerando como variables activas: síndrome de burnout (sin síndrome de burnout (b0) / con síndrome de burnout (b1)), años de empleo (el1 a el3) y salario (i1 a i6). Con este análisis, se explicó el 53,09% de la variabilidad total del sistema. Este análisis mostró asociación entre presencia de síndrome de burnout (b1) con pocos años de empleo (el1) y salario más bajo (i3). La tendencia asociativa con el género femenino (m) también se visualizó con b1 (figura 1). En contraste, la falta de síndrome de burnout (b0) se asocia con un salario más alto (i6), años promedio de empleo (el2) y con el género masculino (h) (figura 2). La OIT considera que la Medicina Veterinaria es una de las profesiones más vulnerables a sufrir el síndrome de burnout. Estos resultados mostraron una prevalencia del 24%, considerada alta (Órdenes, 2004; OIT, 2016). En el análisis de correspondencia se puede ver cómo se relaciona la presencia de


Colegio Médico Veterinario de Chile

obtenidos deben interpretarse con precaución; tomándolos como una oportunidad de prevención del burnout. Los trabajadores afectados, empleadores, universidades y asociaciones profesionales deben participar activamente en su prevención, ya que los estudiantes de Medicina Veterinaria describen expectativas financieras y ambientales sobre el contexto laboral en discrepancia con la realidad, factor que puede ser esencial en su dificultad de adaptación y la consecuente angustia psicológica (Wanous et al, 1992; Moreno-Jiménez et al, 2009). Esta dificultad adaptativa tiene alta correlación con el estrés y podría remediarse con un acercamiento temprano del estudiante a la realidad laboral, así como con capacitación emocional y cognitiva relacionada al malestar psíquico, que podrían integrarse en la malla curricular de las universidades y en el trabajo (Bakker et al, 2014).

Figura 2.

burnout con menor salario y experiencia profesional. Además, es factible observar una tendencia asociativa con el género femenino. Este resultado está de acuerdo con conclusiones de otros investigadores, que establecen que las personas con poca experiencia laboral son las de mayor riesgo (Apiquian, 2007; Nett et al, 2015; Hatch et al, 2011). La relación observada entre burnout (menos de 10 años de experiencia laboral) y experiencia profesional podría explicarse por el hecho de tener menor seguridad en entorno laboral, situación que disminuiría con el tiempo. Además, los años de empleo están asociados con mejor empleabilidad a nivel internacional (Acero, 2004; Lee, 2013); sin embargo, en Chile la profesión está sobresaturada, resultando en salarios más bajos. Respecto a este dato, en la presente investigación, el segmento de ingresos más alto (il6) es el que tiene niveles de burnout más bajos, entendiendo que podrían cubrir necesidades básicas e incluso beneficios y comodidades, al contrario que segmentos de menores ingresos. Lee (2013) indica que participantes con salarios más altos tienen menor prevalencia de burnout. Además,

investigadores concluyen que existe una correlación entre riqueza-salario con felicidad de las personas, debido a que un salario más alto se relaciona con niveles más bajos de ansiedad (Date et al, 2015). Estos hallazgos concuerdan con los resultados actuales, donde es evidente que los salarios más altos se encuentran entre aquéllos que informaron menos burnout. Una de las variables en las que no se demostró diferencia estadística significativa, existiendo solo una tendencia de asociación, fue ser mujer con la presentación de burnout, existiendo algunos estudios internacionales en Medicina Veterinaria (Gardner y Hini, 2006; Hatch et al, 2011), que concluyen que las mujeres constituyen un grupo de riesgo para el desarrollo de estrés y psicopatologías laborales, por lo que esta variable debiese seguir en estudio en futuras investigaciones. Existen limitaciones respecto al MBI, instrumento validado pero restringido, ya que se enfoca principalmente en aspectos emocionales y no cognitivos (Reijula et al, 2003; Shirom, 2003; Moreno-Jiménez, 2009; Bria et al, 2014), por lo que los resultados

Finalmente, en el presente trabajo fue posible concluir que los médicos veterinarios que trabajan en Chile presentan una alta prevalencia del síndrome de burnout, relacionada a salario mensual bajo y a menos de diez años de empleo. La prevención en el lugar de trabajo y con estudiantes universitarios podría reducir la incidencia de este síndrome, permitiendo mejorar la salud y la resistencia de los médicos veterinarios, por lo que esta acción es una oportunidad de mejora en la realidad nacional. *Para conocer el estudio en su totalidad y bibliografía buscar: WEINBORN, Romy Marie et al. Prevalence of burnout syndrome in veterinarians in Chile. Austral Journal of Veterinary Sciences, [S.l.], v. 51, n. 2, p. 91-99, may 2019. ISSN 0719-8132. R. Weinborn, Fac. Ciencias Veterinarias, Universidad Viña del Mar romy.weinborn@uvm.cl B. Bruna, Facultad Psicología,

Universidad Santo Tomás, Chile.

J. Calventus, Facultad Psicología, Universidad Católica del Maule Chile. G. Sepúlveda, Facultad Recursos Naturales y Medicina Veterinaria, Universidad Santo Tomás

13


Revista COLMEVET

Columna Técnica

Purina Pro Plan® Veterinary Diets:

NC Neurocare Canine Es un alimento completo para perros de todas las razas, formulado para ayudar en el control de los signos neurológicos relacionados con el envejecimiento y la epilepsia idiopática. Pro Plan ® Veterinary Diets NC Neurocare Canine es un novedoso alimento único en el mercado y se incorpora a nuestra renovada línea terapéutica Pro Plan ® Veterinary Diets, ampliando así el portafolio terapéutico. Diversos estudios indican que la epilepsia idiopática en perros y los procesos asociados con ataques epilépticos están relacionados a la reducción del metabolismo de la glucosa cerebral. De manera similar, en el síndrome de disfunción cognitiva también se ha demostrado que el metabolismo de la glucosa cerebral esta disminuida. Pro Plan ® Veterinary Diets NC Neurocare Canine ha sido diseñado especialmente para el manejo nutricional de perros seniles con disfunción cognitiva en estados avanzados y de perros epilépticos. La incorporación de triglicéridos de cadena media (TCM) en la dieta aumentará los niveles de cuerpos cetónicos en el cerebro. Los TCM se digieren y absorben de manera muy eficaz en el tubo digestivo. Los ácidos grasos de cadena media resultantes se transportan por la vena porta al hígado, donde posteriormente se metabolizan y se convierten principalmente en cuerpos cetónicos, que llegan al cerebro y son utilizados como fuente de energía alternativa, disminuyendo así los signos clínicos asociados a estos procesos.

pacientes con epilepsia idiopática, en conjunto con el tratamiento farmacológico. El estudio evaluó a 21 perros, divididos en 2 grupos, uno con dieta control y el otro con una dieta suplementada con TCM.

14

Beneficios clave:

Enriquecidos con ácido grasos de cadena media, que hace que aumenten los niveles de cuerpo cetónicos, entregando una fuente alternativa de energía para la mejora de la función cerebral de los perros.

Reducción de las manifestaciones neurológicas de la epilepsia (resultados comprobados en 90 días).

Incremento en el nivel de alerta y la destreza mental en perros de edad avanzada (resultados visibles en 30 días).

Los requisitos para participar de la investigación fueron: • Haber tenido al menos 3 episodios de convulsiones en los últimos 3 meses . • Haber sido tratados clínicamente con al menos 1 droga antiepiléptica. Se recopilaron y evaluaron la frecuencia de los ataques, los datos clínicos y de laboratorio de los 21 perros que completaron el estudio. Los datos respaldan la eficacia de la dieta cetogénica con TCM utilizada en este estudio como opción terapéutica complementaria al tratamiento de la epilepsia idiopática. En comparación con la dieta control, la dieta con TCM presentó un aumento significativo de las concentraciones de β-hidroxibutirato en sangre y una reducción significativa en la frecuencia de las crisis. En el 71% de los perros se obtuvo una reducción en la frecuencia de las crisis, en el 48% de los perros se obtuvo una reducción ≥50% en la frecuencia de las crisis y el 14% de los perros dejaron de tener crisis epilépticas.

Indicaciones médicas de Pro Plan® Veterinary Diets NC Neurocare Canine: • Epilepsia idiopática (en asociación con terapia). • Síndrome de disfunción cognitiva.

Se realizó un estudio para evaluar el funcionamiento de los TCM en

• Signos neurológicos relacionados con el envejecimiento.


Colegio Médico Veterinario de Chile

Parásitos en la Fauna Silvestre de Chile: un largo camino por recorrer El parasitismo es considerado una relación trófica, en la que los parásitos sobreviven y se reproducen a expensas de otro organismo de una especie diferente, el hospedador, al cual le causan daño y en algunos casos la muerte. Los parásitos son considerados los entes más diversos en nuestro planeta, representan cerca del 50% de los organismos descritos, incluso existen cifras que afirmarían que este porcentaje podría estar subestimado. Los parásitos son frecuentemente clasificados según la ubicación anatómica en sus hospedadores. Los endoparásitos (a), son aquellos que habitan los órganos internos, como los nemátodos Trichuris chiliensis, en el colón de la laucha de pelo largo (Abrothrix longipilis) y Pelecitus

fulicaeatrae, en la articulación tibio-tarsal de blanquillos (Podiceps occipitalis); además hemoparásitos como Haemoproteus y Plasmodium en la sangre de chincoles (Zonotrichia capensis); y los ectoparásitos (b), que se encuentran sobre la piel, plumaje, pelaje o agallas, como por ejemplo diversos ácaros trombiculidos entre las escamas de lagartos del genero Liolaemus y también Phymaturus, el ácaro Hannemania gonzalezacunae en el subcutáneo del sapito de cuatro ojos (Pleuroderma thaul) y el crustáceo Caligus rogercresseyi sobre la piel de róbalos (Eleginops maclovinus) (ver figuras 1a hasta 1i). Los parásitos siempre generan costos al hospedador, ya sea a través de la respuesta inmune, reparación del tejido dañado o pérdida de nutrientes.

No obstante, el parasitismo es una relación estrecha y antigua que se ha desarrollado producto de la coevolución entre un hospedador y un parásito determinado, permitiendo que en algunos casos dicho efecto sea mínimo. Otro aspecto frecuentemente ignorado, es que los parásitos son componentes importantes de los ecosistemas ya que participan en la dinámica de las poblaciones animales y por tanto las regulan, tal como lo reportado para el emblemático caso entre el lagópodo escocés Lagopus lagopus scotica y el nemátodo Trichostrongylus tenuis, en el cual el parásito era capaz de reducir el tamaño poblacional del ave, mediante mortalidad y menor éxito reproductivo en sitios de elevada prevalencia.

15


Revista COLMEVET

1a

1d

1b

1c

1e

1f

1g

1h

1i

Figuras 1a. Huevo tipo estrongilídeo aislado desde heces de un pudú (Pudu puda). 1b. Plerocercoide de un céstodo (flecha) y larva del anisákido Pseudoterranova sp. (cabeza de flecha) en serosa de merluza (Merluccius gayi). 1c. Probóscide del acantocéfalo Polymorphus mutabilis, aislado desde el intestino delgado de un tiuque (Milvago chimango), nótese los múltiples ganchos que lo cubren (flecha). 1d. Tercio anterior del pentastómido Linguatula serrata, aislado desde un quiste en el hígado de un bovino, obsérvense los 4 ganchos alrededor de la apertura bucal (cabeza de flecha) además del cuerpo cubierto de pequeñas espinas. 1e. Microthoracius mazzai aislado desde una alpaca (Lama pacos), nótese el largo cuello de este tipo de piojo chupador (de ahí su nombre mazzai).

16


Colegio Médico Veterinario de Chile

1f. Larva del ácaro trombicúlido Dewuacarus lemuensis encontrado en el roedor Loxodontomis micropus, nótese el cuerpo cubierto de setas, presencia de un par de garras (cabeza de flecha) y microgenuala (flecha) en pata I. De momento este parásito sólo se ha registrado en Chile (Fotografía cortesía de Carolina Silva de la Fuente). 1g. Amblyomma parvitarsum, garrapata dura hembra en un zorro culpeo en el Parque Nacional Bosques de Fray Jorge. 1h. Sphinctopsylla ares, pulga hembra común de encontrar en ratones silvestres de Chile. Se ha descrito en 14 diferentes especies y dos marsupiales. Esta fue colectada de un ratoncito oliváceo (Abrothryx olivaceus). 1i. Amblyomma parvitarsum, garrapata que en estado inmaduro parasita reptiles y en estado adulto parasita camélidos. En este caso son ninfas parasitando al reptil Liolaemus phleopholis.

Una relación trófica con múltiples estrategias Dentro de los ciclos biológicos de los parásitos, hay especies que pueden manipular el comportamiento de los hospedadores, como los quistes de Toxoplasma gondii en primates, que los hacen propensos a ser atraídos por la orina de grandes felinos, aumentando las probabilidades de cazarlos; o el llamativo ejemplo de las cataratas producidas por el tremátodo Diplostomum spathaceum en peces, que limita su visión y los hace presas fáciles de garzas. Así mismo, se presentan otras estrategias como alteraciones fenotípicas moduladas por acantocéfalos, que hacen que pequeños crustáceos se vuelvan coloridos, convirtiéndolos en presas fáciles para gaviotas. Este último caso, se ha demostrado en Chile con Profilicollis bullocki (acantocéfalo) y el hospedador Emerita analoga (crustáceo). Hay incluso asociaciones vectoriales entre parásitos, como se ha reportado para parásitos sanguíneos como Babesia bovis y garrapatas del género Boophilus, o el clásico ejemplo entre Trypanosoma cruzi y la vinchuca Triatoma infestans. Existen además estrategias de diseminación de parásitos a un mayor número de hospedadores, artrópodos parásitos como el piojo Columbicola columbae que pueden utilizar a otros artrópodos como la mosca hipobóscida Pseudolynchia canariensis como medio

de diseminación (foresis). Tanto la mosca como el piojo son parásitos de la paloma doméstica (Columba livia).

Parásitos de la fauna silvestre chilena La parasitología de fauna silvestre en Chile ha tenido un creciente interés en los últimos años, sin embargo, permanece fragmentada tanto en tiempo como espacio, probablemente debido a los escasos grupos de trabajo dedicados a su investigación. Los helmintos y ectoparásitos en aves han acaparado la mayor atención, seguido de mamíferos, peces y herpetofauna, además de algunos reportes para cefalópodos, anélidos, moluscos y crustáceos. Hay especies nativas emblemáticas y con problemas de conservación que aún no han sido estudiadas, posiblemente por su aislamiento geográfico y reducida población, como la taruca (Hippocamelus antisensi), gato de geoffroy (Leopardus geoffroyi), perdiz de la puna (Tinamotis pentlandii) y rayadito de más afuera (Aphrastura masafuerae), solo por nombrar algunos. Inclusive hay especies comunes y abundantes como la golondrina chilena (Tachicyneta meyeni) o el gorrión (Passer domesticus) en los cuales no existen estudios. Pero no solo los hospedadores han sido poco estudiados, existen taxa de parásitos como los acantocéfalos, con escasos estudios; solo hay escasos registros en aves, crustáceos y anfibios, hecho similar para tremátodos y céstodos en especies acuáticas, con numerosos reportes de su presencia pero sin una identificación específica. Para algunos artrópodos han habido igualmente registros aislados, como el caso de los ácaros trombicúlidos con contados registros en lagartijas Liolaemus, Microlophus y Pristidactylus, pentastómidos como Raillietiella sp. en culebra chilena de cola larga (Phylodryas chamissonis), además de Linguatula serrata en pudúes (Pudu puda), roedores nativos (Octodon degu, Abrocoma bennetti) y zorros culpeo (Lycalopex culpaeus). Un grupo de parásitos ampliamente relegados en

Chile, son los protozoarios digestivos y sanguíneos, siendo los más conocidos aquéllos descritos en especies domésticas. Adicionalmente, muchos de los parásitos descritos en Chile, poseen ciclos biológicos desconocidos, ya que, si bien en muchos casos se conocen los hospedadores definitivos, el hospedador intermediario es una incógnita. Incluso, menos conocidos aún son los aspectos ecológicos de los ciclos, como duración de éstos o si hay variaciones geográficas que inciden en su presentación. Un ejemplo es la garrapata Amblyomma parvitarsum cuyos hospedadores ya se conocen; los estados adultos parasitan camélidos sudamericanos y las larvas se encuentran en diferentes especies de lagartijas del género Liolaemus, sin embargo aspectos ecológicos que determinen prevalencias y abundancias son desconocidos. Otra situación interesante ocurre con los hospedadores introducidos en Chile, los que pueden transmitir o adquirir parásitos hacia o desde la fauna nativa, dichos procesos han sido solo superficialmente estudiados en el país. Los parásitos que llegan con hospedadores introducidos a una determinada región, representan una amenaza para especies nativas potencialmente susceptibles a dichas parasitosis. Recientes estudios indican que en Chile hay parásitos introducidos, por ejemplo, Fasciola hepatica y Dictyocaulus eckerti en pudúes, Echinococcus granulosus y Toxocara canis en zorros chilla (Lycalopex griseus), Toxocara cati y Uncinaria stenocephala en güiñas (Leopardus guigna).

Múltiples enfoques: ¿Cuál adoptamos? Si bien, es esencial como primer paso determinar la fauna parasitaria de las especies de animales silvestres a lo largo de su distribución geográfica, es igualmente necesario evaluar otros tópicos, como la ecología parasitaria, que nos permite entender las diferentes dinámicas hospederoparásito, interacciones entre parásitos e

17


Revista COLMEVET

inclusive las preferencias por especies de hospedadores en diferentes ecosistemas. Asimismo, la inclusión de herramientas diagnósticas adicionales al uso de claves taxonómicas de identificación, como el PCR, microscopía electrónica de barrido, microtomografía computarizada, histopatología, entre otros, resulta un excelente complemento. Estas técnicas se han ido incluyendo crecientemente en la parasitología nacional. Por otro lado, el rol vector de los parásitos, especialmente el de las garrapatas, ha comenzado a estudiarse recientemente, con hallazgos interesantes como el de una nueva bacteria presente en el sur de Chile, Borrelia chilensis, perteneciente al grupo Burgdorferi descritas anteriormente solo en el Hemisferio Norte, sin embargo, su potencial zoonótico aún queda pendiente de investigar. La garrapata involucrada es Ixodes stilesi, colectada desde un ratón coligargo (Oligoryzomys longicaudatus) y ambiente, y recientemente desde pudúes. En esta misma línea, se han realizado hallazgos de otras bacterias con potencial zoonótico, tales como Rickettsia andeanae en Amblyomma tigrinum y Bartonella rochalimae en pulgas Pulex irritans y Ctenocephalides felis, artrópodos que además son encontrados frecuentemente en caninos y felinos. Recientemente, se han registrado casos de fiebre de los matorrales por Orientia tsutsugamushi en la Isla Grande de Chiloé, patógeno que, según la literatura, es transmitido por larvas de ácaros trombicúlidos, sin embargo, aún no hay datos publicados sobre las especies responsables de su transmisión en el país. La paleoparasitología, otra área olvidada de la parasitología, se dedica a estudiar la fauna parasitaria de organismos fósiles, con ejemplos asombrosos como garrapatas embebidas en ámbar junto a plumas de dinosaurio, huevos de helmintos en heces y egagrópilas fosilizadas, y nematomorfos emergiendo desde insectos. Este tipo de estudios han demostrado la antigua data de esta simbiosis con reportes en megafauna

18

prehistórica, como el megalodón, primates, aves rapaces y, recientemente, en dinosaurios cinodontos. En Chile es un área escasamente estudiada, con solo un registro en un milodón (Mylodon darwini), trabajo en el que se aislaron estructuras compatibles con huevos de nemátodos. Dicho esto, su complemento a la incipiente paleontología nacional podría arrojar hallazgos relevantes. Adicionalmente, los parásitos pueden jugar un rol en la toxicología ambiental como bioindicadores de la degradación de los ecosistemas, ya sea a través de la alteración en su transmisión (por ejemplo, una menor prevalencia) o mediante su capacidad de absorber elementos tóxicos de origen antrópico, como los metales pesados. Estos actúan como bioacumuladores, concentrando elementos contaminantes; trazas que los equipos convencionales no son capaces de detectar fácilmente, de esta forma representan una herramienta útil para el monitoreo ambiental, siendo céstodos y acantocéfalos los candidatos más prometedores. Desafortunadamente, esta área ha acaparado poca atención en el país con solo cinco estudios referidos a esta temática. La conservación de parásitos es otro aspecto recientemente considerado, así parásitos específicos de una especie animal vertebrada amenazada podrían caer en la misma categoría, dejando en evidencia su estrecha interacción. Un ejemplo de ello es el piojo Haematopinus oliveri, parásito del jabalí enano (Sus salvanius) en Assam, India, los cuales han sido catalogados en la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como “En Peligro Crítico”. Incluso, ya existen casos de parásitos extintos como el piojo Colpocephalum californici, ectoparásito del cóndor de California (Gymogyps californianus) el que, si bien no está extinto, fue sometido a tal manejo antiparasitario por su delicado estado de conservación, que llevó a este piojo a la extinción. Adicionalmente, surge la pregunta si en Chile existen

parásitos amenazados, y teniendo en cuenta la existencia de un número importante de especies endémicas con estados de conservación de cuidado, existe la posibilidad que sus parásitos estén sufriendo la misma suerte. ¿Y qué importancia tiene este hecho? La respuesta es simple: los parásitos son animales con una historia evolutiva tal como todos los que existen en la naturaleza y, por lo tanto, tienen un valor intrínseco. Esperamos, en algún momento, que iniciativas como la lograda con H. oliveri puedan replicarse con parásitos endémicos, ya que su indiscutida utilidad al ecosistema debe sobreponerse frente al prejuicio al que han sido sometidos por largo tiempo.

Para finalizar Los parásitos son un grupo rico en especies, los cuales pueden ser estudiados desde diferentes enfoques, dejando en evidencia la necesidad que grupos diversos y cohesionados de investigadores los abarquen. Además, contextualizando con el cambio climático y la fuerte modificación del paisaje ocurrida en los últimos años en el mundo, los parásitos no están exentos de tener repercusiones, pudiendo sufrir extinciones locales y redistribuciones en sus rangos geográficos, sobre todo aquéllos transmitidos por vectores, lo cual conlleva a producir efectos sobre la salud humana y animal. En base a esto, es necesario incrementar la investigación referida a los parásitos; sus especies, ciclos, ecología, etc. Como médicos veterinarios preocupados del bienestar de los animales y de la salud pública, el estudio de los parásitos es un hecho que no merece cuestionamiento.

Pablo Oyarzún-Ruiz y Daniel González-Acuña

Laboratorio de Parásitos y Enfermedades de Fauna Silvestre, Departamento de Ciencia Animal, Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad de Concepción.

pablooyarzunruiz@gmail.com; danigonz@udec.cl


Colegio Médico Veterinario de Chile

Nuevos desafíos a un año de la conformación de la ACHIDEV La Asociación Chilena de Dermatología Veterinaria (ACHIDEV) cumplió su primer aniversario el 30 de julio de 2019. Su creación representó la cristalización del sueño de convocar a todos los médicos veterinarios interesados en esta área de la Medicina de Pequeños Animales, que comparten intereses, criterios y objetivos similares. La directiva de la ACHIDEV está constituida por: Presidenta: Dra. Sonia Anticevic Vicepresidenta: Dra. Verónica Balazs Secretario: Dr. Francisco Abusleme Tesorera: Dra. Danisa Royo Consejera: Dra. Rocío Gomez Consejera: Dra. Giselle Olivares El primer desafío de la ACHIDEV consistió en la redacción de sus Estatutos, objetivo que se consiguió gracias al trabajo comprometido de los integrantes de la actual Directiva. La nueva meta consiste en iniciar el proceso de legalización de esta Asociación, que ya cuenta con 34 socios, que participan en reuniones cada dos meses, donde analizan distintos casos clínicos, instancia ideal para compartir conocimientos y para generar redes de contacto entre colegas.

Los objetivos de la ACHIDEV se encuentran descritos en los Estatutos y consisten en: a) Agrupar a los médicos veterinarios que ejercen la profesión en el ámbito de la dermatología, como también aquellos interesados en el conocimiento, desarrollo y difusión de la dermatología veterinaria, mediante publicaciones, actividades y convocatorias. b) Promover y resguardar la práctica y difusión de la especialidad médico veterinaria de dermatología, preferentemente en animales pequeños. c) Promover el perfeccionamiento profesional, realizando, patrocinando y/o coordinando actividades de capacitación en las más diversas materias y disciplinas que colaboren al cumplimiento de los objetivos sociales. d) Velar por el buen y ético ejercicio profesional. e) Promover el entendimiento y las buenas relaciones entre los asociados como también, relaciones e intercambio de información y experiencias con otras asociaciones, organizaciones o entidades que

digan relación con sus objetivos y, en general, con el mejoramiento de las actividades comunes. f) Velar por el progreso, desarrollo e integridad moral y profesional de sus asociados. g) Crear, proteger y promover toda propiedad intelectual en su sentido amplio, en relación con los conocimientos, métodos de uso o aplicación, insumos, marcas colectivas y cualquier otro intangible, siempre en el ámbito de la profesión médico veterinaria dermatológica. h) Procurar para los asociados servicios informativos, técnicos, contables, jurídicos, de bienestar, de formación y capacitación en general. i) Representar los intereses de sus asociados frente a todo tipo de organismos públicos y privados que tengan relación directa o indirecta con la actividad de esta asociación j) Promover, organizar, auspiciar y/o colaborar en la realización de eventos relacionados con la actividad de sus asociados. Respecto a este último objetivo, la ACHIDEV se encuentra trabajando para organizar el Congreso Chileno de Dermatología, evento que marcará un hito en la consolidación de la Asociación en Chile y en el extranjero. “Sin lugar a dudas, la pasión por la dermatología veterinaria y el compromiso de todos nuestros asociados nos permitirán cumplir con los desafíos que nos hemos propuesto. Sin embargo, nos queda un gran objetivo por delante, que es colaborar con el Colegio Médico Veterinario en la promoción del reconocimiento de las especialidades médico veterinarias”, declaró la Dra. Sonia Anticevic, Presidenta de ACHIDEV.

Directiva Asociación Chilena de Demartología Veterinaria ACHIDEV achidevchile@gmail.com

19


Revista COLMEVET

principalmente asociado a la ausencia de una institución responsable y de criterios objetivos que permitan acreditar su nivel formativo a lo largo de su ejercicio profesional. Esta situación, además, nos limita nacional e internacionalmente, por la ausencia de sistemas de homologación con reconocimiento oficial. Tampoco existen instituciones que presenten modelos de formación continua para los médicos veterinarios especialistas que puedan garantizar su adecuación y actualización. Esto se traduce en claras deficiencias en la integración y ordenación de organizaciones e instituciones relacionadas con la formación en especialidades veterinarias.

Especialidad, un modelo de futuro La Medicina Veterinaria es la profesión con mayor relevancia en salud animal, lo que la posiciona en un escenario de incuestionable importancia en el contexto de la Salud Pública. A partir de este principio fundamental, resulta evidente comprender que el rol del médico veterinario requiere de un perfil de alta especialización, situación que hace imperiosa la necesidad de establecer criterios para una formación de Posgrado que presente un carácter oficial y específico, que abarque todo el país y que permita acreditar debidamente la formación de especialistas en las distintas ramas de la profesión. Es importante tener presente que, de acuerdo a cifras del Ministerio de Salud, el consumo nacional de proteínas corresponde a: carnes rojas (29%), carnes procesadas (19%), aves (16%), leguminosas (13%), pescados y mariscos (12%) y huevos (11%); y en un 87% del procesamiento de estos alimentos debe estar presente un médico veterinario. Segundo, datos estadísticos de salud pública señalan que el 60% de las enfermedades infecciosas en humanos

20

presentan un origen zoonótico (enfermedades transmitidas de animales a humanos). Por último, el 64% de los hogares chilenos convive con, al menos, una mascota; estos son caninos (52%), felinos (25%) y otras mascotas (5%), guarismos que van en franco aumento. De este modo, la presencia de un médico veterinario repercute directamente al interior de nuestros hogares, ya sea para certificar la calidad de nuestros alimentos o para atender a nuestras mascotas. Estas situaciones hacen de suma importancia garantizar la idoneidad de nuestros médicos veterinarios. La ausencia de un modelo oficial que permita acreditar la especialización profesional ha repercutido en el desarrollo y proyección de los médicos veterinarios, siendo imprescindible su corrección con el objetivo de orientar la profesión hacia la dirección correcta, bajo criterios de excelencia y calidad. Si analizamos la formación de un médico veterinario especialista, encontraremos un déficit importante en el modelo de especialización; esto

Finalmente, podemos concluir que la ausencia de un modelo de especialización en Medicina Veterinaria está generando un vacío que ha condicionado su crecimiento y desarrollo. Es necesario valorar e identificar los principales problemas que se han provocado a causa de ello, con la finalidad de establecer los mecanismos de corrección precisos. Existe un desarrollo científico y técnico totalmente desequilibrado de la Medicina Veterinaria, en comparación con otras áreas de la salud; lo que conlleva deficiencias de calidad científica y técnica entre los profesionales teóricamente especializados que la ejercen.

Fotografía: De izquierda a derecha Dra. Anacaren Jara V., Directora; Dr. Roberto Godoy G., Presidente; Dr. Alonso Flores R., Tesorero; Dr. Dicho Salazar G., Vicepresidente; Dra. Rosa Rojas A., Secretaria.

Dr. Roberto Godoy G., M. V., MSc, Dipl. Presidente SOCHICAV


Colegio Médico Veterinario de Chile

Consejo Regional Coquimbo-La Serena:

La concreción de un largo anhelo El Consejo Regional COLMEVET Coquimbo-La Serena fue, por muchos años, un anhelo latente, luego de varios intentos fallidos por congregar a los profesionales en instancias de participación, principalmente académicas y gremiales, ante diferentes coyunturas y frente a la necesidad de tener una voz unificada para enfrentar las problemáticas crecientes que involucran a nuestra profesión. Que junto a un desarrollo técnico vertiginoso, principalmente en las disciplinas clínicas de pequeños animales y con una Ley de Tenencia Responsable de Mascotas recién implementada, la necesidad de apoyarnos, protegernos y asociarnos se hizo definitiva. Nuestro Consejo Regional nace desde la inquietud de varios colegas por agruparnos, que se concretaron en base a dos agrupaciones predecesoras: la Asociación de Veterinarios Autónomos (AVETA) y la Asociación de Veterinarios de Coquimbo (AVETCO), cuyos ejes centrales estaban más orientados en la actualización de conocimientos,

con discusión de casos clínicos, que a desarrollar la actividad gremial. Estas actividades de educación continua siguen siendo uno de los ejes importantes en nuestra visión como Consejo Regional Coquimbo-La Serena, quedando demostrado con la organización del Curso de Protección Radiológica realizado en agosto y manteniendo como tarea pendiente la organización de cursos con otros temas de interés para los colegas de la región. Pero debemos reconocer que para el presente y futuro de nuestra profesión la participación gremial es clave, la que además de ser una instancia para compartir experiencias del día a día, en un momento en el que todos tenemos posibilidad de aportar en el desarrollo de temáticas que se pueden escalar, para intentar ser referentes técnicos en la región de Coquimbo. Esto se lograria en su totalidad al concretar consejos COLMEVET en las provincias de Elqui, Limarí y Choapa; ampliando la representatividad y la diversidad de las problemáticas de nuestra profesión en la región; cumpliendo un rol de cobijo frente a la dinámica de los problemas

cotidianos y para que también funcione como una red constante de apoyo entre colegas. El temprano éxito que hemos alcanzado para una agrupación joven como la nuestra, se basa en establecer lazos de vocería y de confianza profesional, ya que con ello, los resultados fluyen por sí solos gracias al trabajo en equipo y, producto de ese trabajo, afloran nuevas ideas que queremos proyectar a futuro. La motivación que los consejos regionales debemos mantener consiste, en primera instancia, en lograr cohesionar a los colegas que trabajan en los distintos rubros de nuestra profesión, para obtener la expertiz necesaria en las distintas áreas de la Medicina Veterinaria y utilizarlas para constituirnos como referentes profesionales en el área de la salud animal, inocuidad alimentaria y salud pública; marcando presencia en la toma de decisiones de las distintas regiones y sus variadas necesidades. Para lograrlo, es fundamental una pizca de voluntad de cada uno de nosotros, fusionada con un poco de participación, más unas gotas de compromiso, lo que nos entrega como resultado un colegio representativo y con raíces sólidas, que permitirá consolidarnos como una entidad gremial cercana y con francas bases para decirle al país y la región de Coquimbo: “COLMEVET LO HACEMOS TODOS”. Un saludo afectuoso a todos mis colegas, desde la tierra de las papayas, estrellas, playas hermosas y el misticismo del Valle del Elqui.

Dr. Fernando Costa del Río C., M. V., Presidente Consejo Regional CoquimboLa Serena Colmevet

21


Revista COLMEVET

Consejo Regional Magallanes:

El Consejo Regional más Austral de Chile Hasta hace no muchos años, el número de médicos veterinarios en la Región de Magallanes era reducido. En la actualidad, a pesar que la cifra ha aumentado, muchos de los colegas no nos conocíamos, en especial los pertenecientes a generaciones más jóvenes. Sin embargo, gracias a la iniciativa de COLMEVET y a través de la gestión del Dr. Hernán Valdenegro, comenzamos a conocernos y a reunirnos, con la finalidad de organizarnos y trabajar juntos con un objetivo común. Así, en abril de 2019 se constituyó el Consejo Regional Magallanes, con el objetivo de identificar las necesidades de los colegas que trabajamos en la región. Magallanes es una de las regiones con menor densidad de habitantes por km2 y también la menos poblada del país; es extensa, de difícil acceso y la conectividad es limitada entre sus propias provincias y hacia el resto del país. Por lo tanto, existen grandes

22

necesidades y también muchas oportunidades en relación a lo que un médico veterinario puede ofrecer desde su profesión. Por esta razón, nuestra primera tarea consistió en identificar las distintas realidades de nuestros colegas. Los médicos veterinarios que residen en la región se dedican a la clínica de pequeños animales, producción animal, animales exóticos, fauna silvestre, salud pública, acuicultura, ecología y medio ambiente, entre otras. En nuestra breve gestión como Consejo Regional, nos hemos puesto como objetivo aumentar el número de colegiados, y mejorar la comunicación y fraternidad entre colegas. En esta línea, organizamos la charla Positivetly el pasado 27 de julio, abierta a todos los colegas de la región. Actualmente, estamos trabajando en la organización de una actividad de camaradería para celebrar el Día del Médico Veterinario en octubre.

Otras líneas de trabajo han sido: • Creación de un boletín sobre buenas prácticas sobre el buen uso de antibióticos por parte del médico veterinario, que incluye información sobre consecuencias, recomendaciones y fiscalización, para difusión entre colegas de la región. • Difusión de información sobre requisitos para profesionales extranjeros que deseen ejercer en instituciones públicas y municipalidades, de acuerdo a lineamientos de COLMEVET. • Formalización de convenios con instituciones regionales. • Apoyo técnico al Municipio y alcaldes en cuanto a la Ley y ordenanzas vigentes sobre Tenencia Responsable de Mascotas. Además, proyectamos la realización de charlas a colegios e instituciones que cumplen un papel protagónico en la fiscalización, como Carabineros y Policía de Investigaciones. • Educación continua: en esta línea de trabajo, tenemos como objetivo realizar una charla abierta a todos los médicos veterinarios en el manejo de heridas. Esta actividad es organizada por el Ministerio de Salud para profesionales de la salud humana, sin embargo, estamos gestionando que sea extensiva a médicos veterinarios y queremos realizar una sesión en Punta Arenas y otra en Puerto Natales, en un intento de descentralizar las actividades hacia otras provincias y no caer en el centralismo que afecta a todos los habitantes que no residen en capitales regionales. Como Directiva constitutiva del Consejo Regional de Magallanes, esperamos haber cumplido los objetivos planteados en un inicio y que éste sea el punto de partida de un trabajo constante y fraternal de los médicos veterinarios locales hacia nuestra región y el país.

Directiva Consejo Regional Magallanes


Colegio Médico Veterinario de Chile

Inauguración de la Sede Nacional:

La Nueva Casa de los Médicos Veterinarios El miércoles 14 de agosto se realizó la ceremonia inaugural de nuestra nueva Sede Nacional, tras algo más de un año y medio de trabajos de remodelación, que representa un importante hito, porque la restauración estructural es coherente con el proceso de renovación institucional de COLMEVET. Un nuevo Auditorio, un café, salas de reuniones y de coworking son algunas de las innovaciones que presenta actualmente la Sede Nacional del Colegio Médico Veterinario, luego de algo más de un año de trabajos de remodelación. Definitivamente, era una tarea necesaria, porque nuestra casa presentaba tal nivel de deterioro que necesitaba mucho más que una “manito de gato” (valga la alegoría).

Todo comenzó por un enchufe Aunque resulte difícil de creer, los trabajos de remodelación que se inauguraron el 14 de agosto, tuvieron

su génesis en un enchufe defectuoso. Así lo recuerda la Dra. Ana María Rosas, Directora Ejecutiva de COLMEVET: “Un día, durante los primeros meses de 2017, cuando recién se iniciaba la gestión de la nueva Directiva Nacional, el Dr. Felipe Bravo ingresó a mi oficina para conversar sobre los proyectos que debíamos concretar en la primera etapa de trabajo. En ese momento, se percató que el enchufe de la lámpara principal se encontraba en muy malas condiciones y me pidió que lo arregláramos, ya que podría generar un accidente”. No obstante, en vez de llamar a un especialista para reparar un solo

enchufe, era mejor revisar toda la casa, con el objetivo de componer todos los eventuales desperfectos de una sola vez. “A partir de ese día, comenzamos a hacer un catastro de todos los problemas de estructura y construcción de la Sede Nacional y tomamos conciencia que era mucho más de lo que imaginábamos. El escenario era desolador, desde trizaduras en los muros, goteras y asbesto en los techos, hasta incumplimientos de variadas normativas municipales, por ejemplo, con el tipo de construcción utilizada para la instalación del ‘ContenedorAuditorio’ con el que contábamos en ese entonces”, agrega.

23


Revista COLMEVET

Al conocer el estado de deterioro de la infraestructura, se decidió que no era posible que la Sede Nacional de los médicos veterinarios estuviera en tan lamentables condiciones. Entonces, lo que comenzó como la reparación de un simple enchufe, se transformó en un proyecto de remodelación total de la casa ubicada en Av. Italia 1045, Providencia, en

pleno corazón del conocido y renovado Barrio Italia.

revisadas minuciosamente en jornadas de Consejo Nacional extraordinarias.

Fueron largos meses de trabajo, en los que la imaginación y creatividad fueron primordiales en este primer impulso de mejorar la sede. Se recibieron propuestas de proyectos de diferentes oficinas de arquitectos para la remodelación, las que fueron

El financiamiento Luego de contar con un ambicioso proyecto aprobado que dejó satisfechos a todos, se trabajó en un plan de financiamiento para presentar a las diferentes instituciones bancarias y así contar con los recursos necesarios para su implementación. El objetivo fue generar un proyecto autosustentable, lo que significa que fuera capaz de generar los recursos necesarios para, que por sí solo, fuera capaz de financiarse. De esta forma, nació la idea de la Cafetería COLMEVET, que en primer lugar generaría la vinculación de nuestra institución con la sociedad, debido a que es abierta al público y pet friendly, y además generaría los ingresos suficientes para concretar el financiamiento necesario. Actualmente, la cafetería ya se encuentra arrendada y funcionando, con muchas novedades y beneficios para todos los médicos veterinarios colegiados. “De manera adicional, distintas empresas relacionadas con el mundo veterinario creyeron en este proyecto y nos apoyaron, financiando

24


Colegio Médico Veterinario de Chile

Vista de antes y después del auditorio.

una parte importante de las instalaciones tecnológicas, permitiéndonos contar con sistemas y equipos de muy buen nivel”, señala la Dra. Rosas.

Las Instalaciones De cierta manera, el objetivo del proyecto consistió en replicar el modelo del Work-Café del Banco Santander, con la idea de que las instalaciones fueran de uso gratuito para colegiados en horarios de oficina. “Hoy tenemos disponible 1 sala de coworking con 9 puestos de trabajo con conexión a internet, 3 salas

“En este proceso quisimos renovar los aires del Colegio en todos los aspectos posibles, dentro de nuestras capacidades. Esto incluyó mejoras administrativas, y cambios en imagen e infraestructura, con el objetivo de mostrarles a los colegas que este es un nuevo espacio de encuentro, donde queremos que se sientan convidados y desafiados, que se sientan parte de lo que se puede construir desde nuestra profesión. De alguna manera, esta inauguración viene a darle cierta consistencia a todo el trabajo que hemos estado desarrollando un número importante de personas que creen que otro Colegio es posible”. Dr. Felipe Bravo, Presidente Nacional del Colegio Médico Veterinario

de reuniones con la implementación tecnológica necesaria para poder proyectar, realizar videoconferencias, pizarras y un Auditorio para 100 personas con equipos de alto nivel, que permiten realizar transmisiones vía streaming de las actividades realizadas en el colegio, aportando también a la descentralización de las actividades realizadas en Santiago”, destaca nuestra Directora Ejecutiva. Para asegurar su buen funcionamiento, las salas de reuniones y los puestos de trabajo en el cowork se podrán reservar a través de la plataforma de intranet, a la cual todos los colegiados tienen acceso con su clave única. Por su parte, el Auditorio se solicita vía correo electrónico a info@colmevet.cl, existiendo cobros dependiendo del horario y su uso está dirigido a actividades de pago. Hoy, luego de casi un año y medio de trabajo, con muchos maestros, tierra y escombros, el trabajo está muy cercano a finalizar. “Estamos muy orgullosos de lo logrado y esperamos que esta nueva Sede Nacional se convierta en la casa de todos los médicos veterinarios del país. Muchos colegas ejercen profesionalmente en modo ‘nómade’ y pasan de café en café, haciendo horas entre pacientes o sosteniendo

reuniones con clientes. A partir de ahora, esperamos que el lugar de reunión sea esta maravillosa Sede que siempre tendrá sus puertas abiertas para recibirlos, con un café y un cálido espacio de trabajo”, concluye la Dra. Rosas. Cada vez que se alcanza un logro, se sueña con uno mayor. Entonces, quizás este paso represente el puntapié inicial de un ambicioso proyecto, de manera que en un mediano o largo plazo, se pueda replicar el modelo para que los Consejos Regionales cuenten con sus propias sedes a lo largo del país.

“Lo conversaba recientemente con unos colegas: esta oportunidad que brinda el Colegio Médico Veterinario de poder interactuar entre médicos veterinarios va a ser una contribución muy relevante al desempeño que tenga la profesión en la actualidad y en el futuro. Una de las cosas que hoy más se valora es la calidad y la cantidad de interacciones que uno realice con sus pares y las instalaciones que la institución está inaugurando hoy, contribuyen en gran medida para que eso ocurra”. Dr. Mario Maino, Decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile

25


Revista COLMEVET

La Ceremonia Inaugural La noche del miércoles 14 de agosto estaba todo preparado para una gran celebración. Por cierto, trabajos de remodelación de esta magnitud ameritan una ceremonia inaugural a la altura de las circunstancias, a la que se dieron cita integrantes del actual Directorio, representantes de Consejos Regionales, de instituciones públicas y académicos de distintos centros de formación, entre otros.

“Veo que hay una restructuración completa del Colegio Médico Veterinario, que realmente existe una intención clara de descentralizar, para que efectivamente el Colegio lo hagamos todos desde Arica a Punta Arenas, con una voz y un voto en el Consejo Nacional. Un ejemplo de ello es que he asistido en tres ocasiones al Consejo Nacional y esta es la primera vez que visito la Sede Nacional de COLMEVET, lo que es una clara demostración que el Colegio quiere estar presente a nivel nacional. Respecto de la Sede, se ve que son instalaciones cómodas y modernas; y estoy seguro que el resultado será de gran utilidad para todos los colegas”. Dr. Nicolás Pérez, Presidente del Consejo Regional Aysén

26

La actividad se inició con dos charlas realizadas en el nuevo Auditorio. La primera, titulada “Médicos veterinarios reconocidos como Profesionales de la Salud”, donde el Dr. Felipe Bravo, Presidente Nacional de COLMEVET, describió la historia de este proyecto, las acciones emprendidas por la Directiva y los desafíos que esta nueva condición propone. La segunda charla, titulada “Médicos Veterinarios en el Código Sanitario: ¿Por qué es la noticia regulatoria más importante de los últimos años para nuestra profesión?”, a cargo del Sr. Diego Gallegos, Asesor Legal de COLMEVET, quien destacó las implicancias que este nuevo escenario plantea para los médicos veterinarios. De alguna manera, se dio esta sincronía, donde además de inaugurar la remodelación de nuestra Sede Nacional, más de algún brindis mereció la aprobación por parte de la Cámara de Diputados del proyecto que modifica el Código Sanitario, en el sentido de reconocer a los médicos veterinarios como profesionales de la salud. Concluidas las charlas, los invitados tomaron una copa de espumante y, tras el tradicional corte de cinta, se brindó por las nuevas instalaciones.

“Creo que la inauguración de las nuevas instalaciones es como la ‘guinda de la torta’, porque el proceso de renovación se viene dando desde el inicio de la actual Directiva, se han ido concretando muchos proyectos, como la conformación de consejos regionales y de comisiones de trabajo permanente. Entonces, esto es como un punto cúlmine. Las nuevas instalaciones nos van a permitir contar con un espacio físico donde podamos compartir, construir y seguir creciendo”. Dra. María José Ubilla, Directora de la Comisión de Tenencia Responsable de Mascotas Así las cosas, la restauración estructural de nuestra Sede Nacional es una buena metáfora para representar los profundos cambios institucionales que se vienen sucediendo en estos últimos dos años. Motivos de sobra, sin duda, para sentirnos orgullosos de ser médicos veterinarios. Por último, desde estas páginas nos resta agradecer a todas las personas que directa o indirectamente trabajaron para que este logro fuera posible. ¡Muchas veces, muchas gracias!


Colegio Médico Veterinario de Chile

Cápsula de Historia

Un temprano llamado gremialista Un ferviente llamado a la participación gremial de los médicos veterinarios aparece en la sección “Informaciones cortas”, en la última página de la Revista Veterinaria en su edición N° 5, correspondiente a octubre de 1913. Más allá del fervor expresado por el autor de la nota, llama la atención que ya hace más de un siglo atrás existía la necesidad de unir a todos los colegas en pro del desarrollo de la profesión. Han transcurrido más de cien años desde entonces y la necesidad de participación se hace indispensable para engrandecer la Medicina Veterinaria en nuestro país. “Hemos querido iniciar nuestra sección ‘Informaciones cortas’ del presente número con algunas palabras dirigidas a nuestros colegas. Con verdadera satisfacción e íntima sinceridad hacemos llegar a cada uno de los profesionales en el ramo de la veterinaria que nos han favorecido con su adhesión espontánea y su colaboración que entusiasma y que merece la expresión de nuestra gratitud.

Casi todos en general se han hecho solidarios de nuestra causa, incluso la primera autoridad en ciencias veterinarias en el país y, mancomunadas nuestras aspiraciones hemos comulgado de consuno ante el ara de progreso con la hostia de las mismas opiniones.

nos corresponde elaborarnos nuestra situación; estudiemos sin descanso y despleguemos al máximo nuestra labor científica; no avergoncemos la época con nuestra apatía; preparemos desde luego el terreno para echar las bases de nuestra Sociedad de Veterinarios, sin reconocer caprichos, egoísmos ni nacionalidad, porque la ciencia no reconoce fronteras; sean la armonía y la unión nuestros secretos del triunfo, ‘morir o vencer’ nuestro lema, y el progreso nuestra divisa!”

¡Adelante compañeros entusiastas, luchemos con fe y con ardor; estamos abandonados a nosotros mismos en nuestras labores profesionales, a nosotros

Extracto del libro “Raíces de la Medicina Veterinaria en Chile”, Sergio Basulto del Campo, Jimena Pacheco Contreras y Hugo Díaz Oyarzún, 2015. Facebook.com/RaicesVeterinarias

Meloxivet Meloxicam 1 mg/mL

Directiva AMEVEFAS www.amevefas.cl contacto@amevefas.cl

JERINGA MICROGRADUADA DOSIFICACIÓN EXACTA (0,1mL)

MAYOR SEGURIDAD

PREFERENTE SOBRE COX2

SOLUCIÓN ORAL FÁCIL ADMINISTRACIÓN SABOR A MIEL

1MAYOR FRASCO 60 ML RENDIMIENTO

27


Revista COLMEVET

Higiene y Seguridad del Ambiente y de los Lugares de Trabajo”. Lo anterior, debido a que la intención de los “expertos” sería modificar el título del Libro V a un nuevo foco, denominado ahora “Del Equipo de Salud”. Evidentemente, el médico veterinario no es parte del “equipo de salud” pero sí es una “profesión afín” al ejercicio de la Medicina. En resumen, entienden que los médicos veterinarios pertenecen al Código Sanitario, pero no al “Equipo de Salud”.

Rincón Legal:

Política pública sanitaria y Medicina Veterinaria Chile se encuentra al debe en términos de política pública sanitaria en varios aspectos. Uno de ellos, es la regulación de las profesiones de la salud. Por lo anterior, me refiero a las atribuciones y competencias de los profesionales que intervienen en salud pública. Con motivo de lo anterior, el Ministerio de Salud ha instaurado una mesa para modificar el “Libro V” del actual Código Sanitario (redactado en 1968), titulado “Del Ejercicio de la Medicina y Profesiones Afines”, artículos 112 y siguientes 1 . En la referida mesa, se reúnen los Colegios Profesionales relacionados

con las prestaciones de salud, bajo el rótulo de “Asesores” de otra instancia, denominada “Expertos”. De esta manera, los gremios de la salud asesoran entonces a los “Expertos”, entre los que no se encuentra ningún médico veterinario, como puede verificarse en el sitio de internet del Ministerio de Salud. En esta “mesa de expertos”, en el “Acta de la Reunión N° 7” publicada el 24 de julio pasado, más de un mes después de la efectiva reunión, que se realizó el 11 de junio de 2019, se señala que el médico veterinario es “muy importante”, pero que se debería regular en el Libro III del Código Sanitario, titulado “De la

Lo anterior nos lleva a dos conclusiones: la primera, es que el “comité de expertos” requiere, al menos, un integrante médico veterinario para siquiera hablar o referirse a la profesión; la segunda, es que los “expertos” están reduciendo el concepto de “profesiones afines” a uno más funcional, pero completamente sesgado, entendiendo que el equipo de salud gira en torno al paciente hospitalario. Es urgente que los “expertos” sean capaces de visualizar que la necesidad de regular las competencias y atribuciones de los profesionales de la salud es una que está por sobre la misma materia, pero en un ámbito reducido al hospitalarioclínico, excluyendo hipótesis de organización de equipos de salud en otros ámbitos, como los que derivan del enfoque “Una Salud”, promovido por las organizaciones internacionales FAO-OMS-OIE, pero también otros necesarios para el país como son la hospitalización domiciliaria y la recepción de pacientes en instituciones complementarias al eje hospital-clínica.

1 Como

mencionamos en un número anterior, la profesión de médico veterinario se encontraba contemplada en el “anterior” Código Sanitario (del año 1931), en el Título III, titulado de igual forma, pero en el artículo 210 y siguientes. No hemos podido encontrar fuentes escritas, pero se señalan como antecedentes de la reforma del Código Sanitario y derogación de la Medicina Veterinaria como parte de las “profesiones afines” sería la Ley 15.076 (estatuto para médicos cirujanos, farmacéuticos, químico farmacéuticos, bioquímicos y cirujano dentistas) y la visión orientada a producción de la Medicina Veterinaria.

28

Sr. Diego Gallegos V., Abogado. Asesor legal COLMEVET +569 9618 1118 abogado@colmevet.cl


Profile for Revista Colmevet

Revista Colmevet Volumen IV Número 13 Septiembre 2019  

Revista COLMEVET. Medio oficial del Colegio Médico Veterinario de Chile

Revista Colmevet Volumen IV Número 13 Septiembre 2019  

Revista COLMEVET. Medio oficial del Colegio Médico Veterinario de Chile

Advertisement