Page 1

Revista

COLMEVET

Vol. II

05

ABR 2017

Colegio Médico Veterinario de Chile

Rol del Médico Veterinario en Situaciones de Desastre Dra. Liza Fonseca Roa

14 Entrevista: Transformar el Círculo Vicioso en uno Virtuoso Dr. Álvaro Villarroel Fuentes

de Especialidades Regionales: 17 Certificación 22 Consejos Veterinarias (CEREVET): Importantes Pasos

Un Paso Adelante en el Desarrollo de la Profesión Dra. Patricia Escárate Cortés

que Apoyan la Descentralización


GESTIÓN AMBIENTAL VETERINARIA

ma 7 versión

Dirigido a Médicos veterinarios y Licenciados de la carrera Fecha de inicio 7 de julio

CONSERVACIÓN Y MANEJO DE LA FAUNA SILVESTRE

ta 4 versión

Dirigido a Médicos Veterinarios y carreras afines Fecha de inicio 2 de junio

ÉTICA, PROTECCIÓN Y LEGISLACIÓN ANIMAL

ra 1 versión

Dirigido a Médicos Veterinarios, Abogados, Administradores Públicos, Cientistas Políticos, Antropólogos, Psicólogos entre otros Fecha de inicio 25 de julio

BENEFICIO COLEGIADOS CUOTAS AL DÍA 1 año cuotas al día 10% dcto. 2 años cuotas al día 20% dcto. 3 años cuotas al día 30% dcto. 4 o más años cuotas al día 40% dcto.

lizafonseca@veterinaria.uchile.cl vrojas@uchile.cl; posfavet@uchile.cl Dirección: Av. Santa Rosa 11735. La Pintana. Fono: 56-2-(9785597) (9785624) (9785621) http://www.veterinaria.uchile.cl/postgrado


Colegio Médico Veterinario de Chile

Indice qué Tomamos este Desafío... 2 Por Editorial Revista del Colegio Médico Veterinario de Chile

3

Dra. Patricia Escárate Cortés:

El Cierre de un Ciclo Entrevista

7 10

Dra. Liza Fonseca Roa:

Rol del Médico Veterinario en Situaciones de Desastre Dr. Erick Lucero Tapia:

Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía Columna de Opinión

11 14

Dr. Fernando Álvarez Cáceres:

Evolución de la Masa Ganadera Bovina en Chile y sus Efectos en la Cadena de la Carne y de la Leche Dr. Álvaro Villarroel Fuentes:

Transformar el Círculo Vicioso en uno Virtuoso Entrevista

Revista COLMEVET es una publicación del Colegio Médico Veterinario de Chile AG, orientada a entregar contenidos de carácter gremial y científico. Si tiene interés en participar escribiendo un artículo o proponiendo un tema, contacte al Comité Editorial, enviando un e-mail a comunicaciones@ colmevet.cl.

17

Dra. Patricia Escárate Cortés:

Un Paso Adelante en el Desarrollo de la Profesión Certificación de Especialidades Veterinarias (CEREVET)

21

Rodrigo Morales Fortuzzi:

Proyecto de Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía (Boletín 6499-11) Columna de Opinión

22

Importantes Pasos que Apoyan la Descentralización

24

La Despedida a una Mujer Pionera

26

Dra. Ana María Rosas:

Consejos Regionales

Historia

“La Clave es el Trabajo en Equipo” Columna

1


Revista COLMEVET

funcionarios, sino que cada una de las personas de base que sienten que vale la pena mantenerse unidos, y que son quienes le dan sentido, rumbo y fuerza a la organización.

Editorial

Por qué Tomamos este Desafío… Tomamos este desafío pues, como muchos creemos, es imperativo contar con un Colegio que tome por asalto el lugar que le corresponde en la sociedad. Tomamos este desafío porque creemos que los Médicos Veterinarios tenemos voz, opinión e ideas fundamentales que expresar. Tomamos este desafío porque creemos que si no extremamos recursos ahora, no tendremos un Colegio que nos respalde y nos defienda mañana. Nos encontramos en una situación donde nuestro enemigo como organización no es otra institución, no es el mercado ni tampoco la baja participación. Nuestro enemigo hoy es el miedo a correr riesgos, a hacer

cosas y a que los socios no respondan. Porque, en efecto, asusta invertir cuando apenas un 10% de los nuevos colegas se está colegiando y menos de un 3% de los colegiados se encuentra al día con sus pagos. Igualmente, la autocrítica es necesaria y nos permite entender que, si bien por muchos años hemos tenido respuestas, hemos escuchado poco; que muchas veces hemos buscado culpables y no soluciones; que hemos vivido en la inercia, tratando de mantener viva a la institución y no a los miembros que la componen. Porque, concentrados en solucionar los problemas del día a día, olvidamos que el corazón de toda organización no es su Directorio o sus

Hoy más que nunca debemos extremar esfuerzos para generar sentido de pertenencia a COLMEVET, para posicionar a nuestro Colegio como referente y para lograr que los Médicos Veterinarios vean en nuestra organización un espacio de desarrollo y fraternidad. Y es por eso que, como nueva Directiva, nos hemos puesto como meta uno de los programas de trabajo más ambiciosos en la historia de nuestro Colegio, que busca aumentar la participación de los socios en las decisiones y optimizar la gestión con innovación y tecnología; que tiene el objetivo de otorgar una verdadera voz a las regiones y continuar generando políticas públicas; que busca reencantar y hacer confiar a los colegas a punta de transparencia y resultados. Un programa que puede marcar un hito en el desarrollo de COLMEVET; o bien, ser un fracaso sin precedentes. Porque nuestra hipótesis es sencilla; si los socios ven cambios y mejoras, participan y responden, por lo que la diferencia en este resultado, la haces tú, que lees este texto. Creemos, sin duda, que vale la pena correr el riesgo; ¿Contamos contigo? Felipe Bravo Peña Presidente Nacional

Revista COLMEVET Colegio Médico Veterinario de Chile A.G. Av. Italia 1045, Providencia, Santiago, Chile Fonos:+56 2 2209 3471 +56 2 2209 3471 www.colegioveterinario.cl info@colmevet.cl

2

Comité Editorial Dr. Felipe Bravo Peña Dra. Ana Rosas de Andraca Dr. Álvaro Urzúa Caracci Diseño y Producción Editorial Loyca Comunicación Ltda.

Venta Publicitaria comunicaciones@colmevet.cl Derechos Reservados Prohibida su reproducción sin mencionar la fuente. Publicación Trimestral


Colegio Médico Veterinario de Chile

Dra. Patricia Escárate Cortés:

El Cierre de un Ciclo

Fue un agitado inicio de 2017, donde confluyeron varios procesos en paralelo. Los primeros meses del año, que siempre representan el paréntesis de relajo que caracteriza a la temporada estival, se vieron interrumpidos por la ola de incendios que afectó a varias regiones del país y que demandó la activa participación del Colegio Médico Veterinario para colaborar con las víctimas de este verdadero desastre. Paralelamente, el Directorio saliente se dedicaba a cerrar los temas pendientes y entregar el cargo a la nueva Directiva que asumiría a partir de marzo. En ese contexto, la Dra. Patricia Escárate nos recibió para conversar, revisar y analizar lo que habían sido sus dos años de gestión como Presidenta del Colegio Médico Veterinario, los desafíos que se

establecieron al inicio, los principales logros y también las tareas que siente que, de alguna manera, no lograron consolidarse.

Los Desafíos al Inicio de la Gestión La Dra. Patricia Escárate ya había participado en varios Directorios, ejerciendo el cargo de Secretaria, por lo tanto, la participación gremial nunca fue ajena para nuestra entrevistada. De esta manera, a principios de 2015 le correspondió asumir como Presidenta del Colegio Médico Veterinario. “En ese momento, considero que la primera meta consistía en dar continuidad a varias iniciativas que se estaban llevando a cabo desde la Directiva anterior. Entonces, los grandes desafíos que

El 13 de marzo se realizó el cambio de Directiva en nuestra Institución, donde la Dra. Patricia Escárate hizo entrega del cargo al Dr. Felipe Bravo. Ya concluido su ciclo, conversamos con la Presidenta saliente para conocer el análisis personal de su gestión.

nos establecimos al inicio de la gestión consistieron en aumentar el número de médicos veterinarios colegiados, visibilizar a nuestra Institución ante la opinión pública y continuar con el nexo del Colegio con las universidades, y con las asociaciones de especialistas dedicadas a áreas específicas de la profesión”, comenta. La Dra. Escárate reconoce que el ciclo de 2 años que, por estatutos, le corresponde a cada Directiva es un período muy corto y, por ello, es inevitable que queden algunas iniciativas pendientes. “No obstante, considero que hubo un avance importante con las sociedades de especialistas: reunimos a 18 organizaciones y logramos que muchas de ellas opinaran sobre el tema

3


Revista COLMEVET

Sin lugar a dudas, se trata de una iniciativa que beneficiará no sólo a los profesionales colegiados sino que a todos los médicos veterinarios que requieren del uso de estas drogas en su ejercicio profesional. “Al respecto, estoy muy optimista, porque en todo el tiempo que llevamos dando esta pelea, esta es la primera vez que el Ministerio nos pregunta cómo lo haríamos, lo que significa que también ellos avanzaron en pensar que esto es posible. De concretarse, sería un gran logro y no sólo de esta Directiva, sino que sería el fruto de más de una década de trabajo de diferentes directivas”, agrega.

Profesionales de la Salud Uno de los grupos de trabajo en el Encuentro de Planificación Estratégica Participativa, PEPCOLMEVET, para conversar y debatir respecto de algunos temas de interés para la profesión.

de la especialización. En conjunto, desarrollamos el documento final, en el que trabajamos durante dos años y que ya puede ser aplicado para certificar especialidades. Esto significa que la Medicina Veterinaria en Chile, de alguna manera, se pone los pantalones largos, porque hay profesionales que han dedicado todo su ejercicio profesional a un área específica y tienen todo el derecho a decir que son especialistas en ese ámbito”, reconoce.

Uso de Estupefacientes Otro ámbito donde nuestra entrevistada reconoce que se le dio continuidad y se experimentó un importante avance es en la autorización del uso de psicotrópicos y estupefacientes en el ejercicio de la profesión. “Desde la Directiva encabezada por el Dr. Eduardo Álvarez que como Instituciòn venimos solicitando la autorización para el uso de este tipo de fármacos, porque sentimos que los reglamentos del Ministerio de Salud nos limitan en el ejercicio de nuestra profesión”, señala la Dra. Escárate. “Esa tarea la continuamos nosotros y, para ello, nos reunimos con representantes del Ministerio, contamos con el importante apoyo de especialistas, entregamos información científica de respaldo, para que el

4

Ministerio se diera cuenta que el uso de este tipo de fármacos es una necesidad. Los representantes del Ministerio recogieron nuestras demandas y nos solicitaron un documento que describiera la metodología de cómo se haría el registro, el control de los profesionales y de los medicamentos”, agrega. La idea es que COLMEVET sea la entidad que realice el registro nacional, con los datos de todos los médicos veterinarios que harán uso de estos fármacos, generar recetarios foliados, de manera de saber a qué profesional pertenece cada recetario. “En la última reunión que tuvimos con el Dr. Tito Pizarro, encargado de Políticas Públicas del Ministerio de Salud, le mencioné que estamos al mismo nivel que los odontólogos y a ellos sí se les permite su uso. Creo que en esa reunión se entendió que el uso de este tipo de fármacos no es un capricho, sino que se trata de una herramienta indispensable en la práctica profesional. Por ejemplo, en la clínica, en etología, anestesia y neurología. Me sentí muy respaldada por especialistas de dichas áreas, quienes dieron sus argumentos y entregamos material científico dirigido a la Ministra y al Dr. Pizarro”, describe.

Relacionado con el punto anterior, otro importante flanco de acción del Directorio saliente fueron las gestiones realizadas para que la Medicina Veterinaria sea reconocida como una profesión de la Salud. “La Salud Pública es uno de los pilares de la enseñanza de nuestra profesión, por lo tanto, los médicos veterinarios somos profesionales de la salud. Es contradictorio que no nos reconozcan como profesionales de la salud, si se considera que en el Ministerio de Salud hay muchos médicos veterinarios que se desempeñan en esa repartición y que trabajan en la salud pública”, establece nuestra entrevistada. Al respecto, se han realizado gestiones a nivel parlamentario, con las Diputadas Maya Fernández y Karla Rubilar, que han sido la punta de lanza de este Proyecto de Ley que es patrocinado por 9 diputados en su totalidad. También se han sostenido reuniones con los senadores Carlos Bianchi y Ricardo Lagos Weber, en una gestión que demanda tiempo y dedicación y que, de seguro, será uno de los objetivos de la nueva Directiva de Colmevet. “Nuestro país pertenece a instituciones internacionales como la OMS, la OIE y la FAO, que han definido claramente el concepto de ‘Un Mundo, Una Salud’, donde la salud animal, la salud de las personas y el medio


Colegio Médico Veterinario de Chile

ambiente están integrados. Es un hecho que muchas de las enfermedades emergentes son transmitidas de los animales al hombre, y viceversa. Por lo tanto, es muy importante que en todos los equipos de salud participen médicos veterinarios. En este sentido, estoy segura que esta será una de las tareas más importantes del nuevo Directorio que asume”, indica.

Mayor Visibilidad Probablemente, otro de los importantes desafíos del Directorio saliente fue otorgar mayor visibilidad al Colegio Médico Veterinario, de manera que se establezca como líder de opinión y referente en los ámbitos que le competen. En el fondo, que las gestiones que desarrolla la Institución sean percibidas y valoradas por los colegas, de manera que se acerquen, aporten y trabajen por engrandecer a COLMEVET “Por ejemplo, en estos dos años, hemos continuado participando con la Federación de Colegios Profesionales, con el objetivo que la colegiatura sea obligatoria para

El trabajo en COLMEVET uno lo asume porque quiere. Pero es reconfortante, porque beneficia a todos los médicos veterinarios, no sólo a los colegiados.

Felipe Cerpa, estudiante de M. V. de la U. de Chile, apoyando actividad PEP COLMEVET

los profesionales y que la tuición ética vuelva a ser potestad de la Institución. También hemos participado en los Consejos de la Sociedad Civil, tanto del Servicio Agrícola y Ganadero como del Ministerio de Agricultura, donde hemos formado parte de distintas mesas de trabajo y hemos propuesto temas respecto de la relación de nuestro Colegio con estas instituciones”, describe. Es importante destacar la participación del Colegio Médico Veterinario en cada uno de los desastres naturales que han afectado a nuestro país, como los aluviones y los incendios que perjudicaron a varias regiones del país el pasado verano. En cada uno de estos lamentables acontecimientos nuestra Institución ha coordinado ayuda, con colegas que se han ofrecido como voluntarios y también se ha establecido como organismo receptor de donaciones en dinero, medicamentos, alimentos, insumos y otros. “En la contingencia de los incendios contamos con más de 350 médicos veterinarios que se inscribieron como voluntarios, lo que demuestra una vez más que somos un país solidario. Pero es importante que esta solidaridad con la Institución se manifieste siempre, no sólo en tiempos de catástrofes. Pero también es importante reconocer que

esa actitud es transversal a muchos ámbitos de la sociedad”, opina. “Todo el trabajo realizado por el Colegio forma parte de un proceso de adquirir y ganar la confianza de los médicos veterinarios que, paulatinamente, se han ido acercando más a la Institución. Han aumentado los colegas que se inscriben, pero más importante es que muchos médicos veterinarios se han interesado en trabajar por el Colegio. Siempre digo que si cada colega aportara una hora de trabajo a la semana, el Colegio tendría mucho más peso del que tiene en la actualidad. Igualmente, siento que nuestra Institución se ha hecho más visible. Somos respetados y considerados, nos consultan respecto de políticas públicas desde los Ministerios y una importante cantidad de personas han donado sumas en dinero para el tema de los incendios, manifestándonos que el Colegio es una institución confiable”.

Educación de la Profesión La Dra. Escárate reconoce que, probablemente, una de las áreas donde siente se pudo hacer más fue en establecer mayor proximidad del Colegio Médico Veterinario con los estudiantes. “Estar más presentes como Institución en las universidades, con los estudiantes era una de las propuestas

5


Revista COLMEVET

Medicina Veterinaria tiene una mirada en relación a la calidad de educación que está entregando y lo que tenemos que hacer como profesionales es explorar nuevos nichos, donde se están abriendo las puertas para los médicos veterinarios”, agrega.

Palabras al Cierre

iniciales que teníamos y que siento que no la logramos consolidar del todo. Hemos estado en las titulaciones, hemos participado en charlas, pero siento que quedamos un poco al debe, porque los estudiantes son el futuro, son quienes asumirán nuestros puestos, por lo tanto, deben conocer de qué se trata el Colegio, cómo funciona, deben integrarse y participar”, reconoce la Dra. Escárate. A pesar de considerar que se trata de un ámbito donde se pudo hacer mucho más, en estos dos años se fortaleció el nexo entre el Colegio Médico Veterinario y la Asociación de Estudiantes de Medicina Veterinaria de Chile (ANEVET). “Estamos trabajando con la ANEVET desde hace un tiempo y ha sido una muy buena experiencia. Hemos colaborado con ellos en lo que nos han solicitado y ellos también colaboran mucho con nosotros a nivel regional, donde son muy fuertes. Se generó una asociación estratégica importante. Por ejemplo, en el programa de Planificación Estratégica Participativa (PEP-COLMEVET) participaron siempre representantes de ANEVET en forma activa”, recuerda. Esta relación entre la Institución y los estudiantes es particularmente

6

sensible, dada la cantidad de planteles universitarios que imparten la carrera de Medicina Veterinaria y el creciente número de estudiantes y profesionales que egresan año a año al mundo laboral. “El tema de la educación de las diferentes carreras también ha sido un tema recurrente en la Federación de Colegios Profesionales, donde participamos. El tema también ha sido abordado por nosotros, porque hay 13 universidades que ofrecen la carrera, con un total de 30 programas. Entendemos que cada uno de los estudiantes que egresan de Medicina Veterinaria merece un trabajo digno, sin embargo sabemos que en la realidad no es así”, señala. “Igualmente, pienso que son demasiados los médicos veterinarios que egresan cada año. Son muchos para nuestra población, para las necesidades de nuestro país. Es un tema que, lamentablemente, la clase política no está dispuesta a reglamentar o a legislar, porque acarrearía más votos en contra que votos a favor, porque es políticamente incorrecto para ellos. A lo que estamos orientados es a velar por la calidad y en ese sentido, la mayoría de los programas se encuentran acreditados en Chile. Entonces, la

Al momento de ser consultada en referencia a los momentos más satisfactorios de los dos años en que ha liderado al Colegio, no duda en señalar que han sido los homenajes que se han brindado a colegas que han redactado páginas destacadas en la historia de la Medicina Veterinaria nacional. “Hemos tenido el honor de realizar homenajes importantes, por ejemplo, a la Dra. Agustina Acchiardo, la primera mujer en titularse como médico veterinario en Chile; al Dr. Sergio González, que fue quien logró erradicar la fiebre aftosa en nuestro país; y a la Dra. Betty San Martín, que ha sido pionera en el área de la farmacología. Esos han sido los momentos más satisfactorios durante mi Presidencia: cuando tuvimos la oportunidad de reconocer la trayectoria y homenajear en vida a colegas que han realizado un gran aporte a la Medicina Veterinaria en nuestro país”, señala la Dra. Escárate. Ya finalizando la conversación, la Dra. Escárate intenta resumir en pocas palabras lo que fueron estos dos años al frente de la Institución: “El trabajo en el Colegio Médico Veterinario uno lo asume porque quiere. Pero es un trabajo reconfortante, porque beneficia a todos los médicos veterinarios, no sólo a aquéllos que están colegiados. Por lo tanto, los logros, aunque sean pocos, van a ser importantes para todos los colegas y representan un paso más para el reconocimiento de la Medicina Veterinaria en nuestra sociedad, que es una profesión importante para el desarrollo del país, en la salud pública, en la alimentación y en muchos otros ámbitos”, concluye.


Colegio Médico Veterinario de Chile

Rol del Médico Veterinario en Situaciones de Desastre Más allá de evaluar las causas y consecuencias que dejaron los incendios que afectaron a gran parte del país en el verano de 2017, este fenómeno nos deja la gran tarea de generar políticas preventivas, de respuesta y de reconstrucción frente a este tipo de situaciones, donde los médicos veterinarios debemos jugar un rol protagónico. Los incendios ocurridos en Chile durante el verano de 2017, que afectaron a 5 regiones en forma prácticamente simultánea, consumiendo cerca de 600.000 hectáreas, desde la región de Valparaíso hasta la región del Bio-Bio, dejaron en evidencia la escasez de políticas públicas en relación a la reducción del riesgo de desastre en el país. En este sentido, es importante entender que ambos componentes del riesgo estuvieron presentes: • Exposición a una amenaza, sea ésta de origen natural o antrópico (el fuego). • Vulnerabilidad de la comunidad para hacer frente a esta amenaza.

Si bien, a nivel global existen innumerables comunidades expuestas a diario a distintos eventos o fenómenos naturales, muchas veces éstos no constituyen amenaza en sí mismos, ya que ciertas comunidades cuentan con estrategias de mitigación eficientes que ayudan a disminuir sus vulnerabilidades. De esta manera, logran anticipar, hacer frente y recuperarse ante el daño causado, transformándose en comunidades resilientes. Entender esto, nos ayuda a concluir que los mal llamados desastres naturales no existen, sino que representan la combinación de algún evento natural que existe desde el inicio de la vida en el planeta, sumado a la intervención antrópica sobre el medio ambiente, generalmente como

consecuencia del desarrollo económico y malas decisiones políticas, por lo que un mismo evento natural puede generar daños diametralmente opuestos, de acuerdo al territorio afectado, con causas y consecuencias de origen socionatural. En este escenario, es esperable que los desastres sean cada vez más frecuentes a nivel mundial, debido más bien a malas gestiones de riesgo que a consecuencias del cambio climático u otros factores. Si hacemos el ejercicio de extrapolar esta situación mundial a la realidad de Chile, vemos que no difiere y, más aún, si continuamos extrapolando a la realidad de nuestra fauna, vemos que ésta se encuentra

7


Revista COLMEVET

en una situación de total vulnerabilidad frente a la ocurrencia de un desastre, ya que no existe en el país una institución que se haga cargo de los animales en estas situaciones. Es por esto, que el rol del médico veterinario es crucial en la manera en que el país enfrenta una amenaza, participando activamente en la creación de políticas públicas que tengan relación con la salud animal, el medio ambiente y la salud humana, bajo el mismo concepto de “Un Mundo, una Salud”. Si bien, la labor de los médicos veterinarios en sus inicios estaba enfocada principalmente en Producción y Salud Animal, con el transcurso del tiempo hemos abarcado múltiples áreas de trabajo, tanto en perfeccionamiento de conocimientos clínicos, administrativos y empresariales, entre otros. No obstante, aún estamos en deuda con el área de conservación de nuestra biodiversidad, por lo que es imprescindible que, como médicos veterinarios, actualicemos nuestros conocimientos e integremos a nuestra labor la gestión de reducción del riesgo de desastre.

Llegada a FAVET de la Universidad de Chile, del potrillo llamado “FUEGO”, desde Santa Olga, y su posterior recuperación.

8

Al respecto, existen innumerables esfuerzos internacionales enfocados principalmente en la entrega de herramientas científicas y tecnológicas en este ámbito. Por mi parte, he recibido entrenamiento en temas de Rescate Animal, Planes de Contingencia, Vulnerabilidades de las Comunidades ante Desastres, Bienestar Animal en Sacrificio y Matanza de Emergencia, Sistemas de Alerta Rápida en Emergencia, Actualización en Ciencia y Tecnología en Reducción del Riesgo de Desastre; y Bienestar Animal en Sacrificio y Matanza de Emergencia de Aves de Corral, impartidos por organismos nacionales e internacionales, como la Universidad de Chile, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Comisión Europea y UNESCO, entre otras. En la mayoría de las ocasiones, la participación en los cursos ha sido en forma gratuita, por lo tanto, considero que constituye

un deber retomar el compromiso social que nos compete y estar preparados para aportar con soluciones cuando se nos necesite, participando activamente en cada una de las etapas del desastre. Por ejemplo, brindando socorro a los animales y a la población en una primera etapa de respuesta a la emergencia, entregando apoyo médico calificado en los tratamientos posteriores de rehabilitación de fauna, aportando en la elaboración de planes de reconstrucción de sistemas productivos y paisajes afectados, participando en la restauración de ecosistemas y en todas las actividades que ayuden a recuperar a los animales y a facilitar su posterior sobrevida. Finalmente, la gestión en reducción del riesgo de desastre también involucra necesariamente una participación en las medidas de mitigación a nivel país, elaborando estrategias preventivas y de preparación ante la posibilidad de un nuevo desastre, utilizando el aprendizaje de situaciones pasadas, el conocimiento local y poniendo en marcha planes de contingencia. Respecto a la gestión veterinaria específica en desastres, debemos considerar aspectos tan variados como el conocimiento de primeros auxilios,


Colegio Médico Veterinario de Chile

reconocimiento de especies de flora y fauna nativa, políticas públicas respecto a tenencia responsable de animales y fármacos controlados para el manejo del dolor, labores administrativas de hospitales de campaña, educación a la comunidad en temas de salud pública, restablecimiento de sistemas productivos, conocimiento de estándares de bienestar animal, manejo de fauna silvestre terrestre y marina, seguridad alimentaria, vigilancia epidemiológica, enfermedades emergentes y reemergentes, protocolos clínicos de emergencia, técnica de triage, manejo de crisis, trabajo en equipo, transdisciplinariedad, visión holística, conocimiento de amenazas y construcción de mapas de riesgo, captura y rescate animal, ubicación estratégica de centros de acopio, control de vectores epidemiológicos, zoonosis, técnicas de eutanasia/ matanza/sacrificio, manejo sanitario de carcasas, saneamiento ambiental y terminología de desastre, entre otros. Respecto a la necesidad evidente de incorporar estos conocimientos al quehacer veterinario y desarrollar competencias en reducción del riesgo de desastre, el Centro de Gestión Ambiental y Biodiversidad (GAB), de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (FAVET), de la Universidad de Chile, realizó el Primer Curso de Rescate Animal en Situaciones de Desastre el año 2013, que dio origen a la Asociación Red de Rescate Animal (ARRA) que, en conjunto con GAB-FAVET,continúan trabajando en la entrega de

herramientas de capacitación y entrenamiento específico para médicos veterinarios en temas de desastre y Rescate Animal, creando cursos, fomentando el trabajo en red con organismos gubernamentales, ONGs y universidades, y acudiendo a llamados de emergencia para entrega de ayuda médica entrenada y logística. En este contexto, en el reciente incendio que afectó al centro-sur de Chile, aportamos con la coordinación metropolitana y la coordinación de fauna silvestre, solicitada por el Colegio Médico Veterinario (COLMEVET), en la enorme misión de poner en marcha la respuesta veterinaria en la emergencia, que junto a los coordinadores regionales, cientos de voluntarios, F.F.A.A, facultades de Medicina Veterinaria, municipios, Prodesal, bomberos, donaciones y

ONGs, logramos sacar adelante con éxito, rescatando, tratando y reubicando a miles de animales. En cuanto a los desafíos de nuestra profesión, tenemos como tarea pendiente la formación de competencias específicas en estas materias, la transdisciplinariedad al momento de abordar este problema país, lograr gestión trascendente, disminuir la brecha entre la academia y el trabajo en terreno, fortalecer el trabajo en red, optimizar la labor del Servicio Agrícola Ganadero en su rol fiscalizador de normativas nacionales e internacionales, mejorar el diálogo entre oficinas regionales de organismos gubernamentales, creación de centros de rescate y rehabilitación de fauna con estándares ad hoc, mejorar los tiempos de reacción y respuesta a emergencias, y finalmente, comprender que la reducción del riesgo de desastre no solamente nos ayudará a salir del problema, sino que también aportará a nuestro desarrollo sostenible. Dra. Liza Fonseca Roa, M.V. Coordinadora Metropolitana Emergencia COLMEVET Directora ARRA Coordinadora Diplomas GAB-FAVET Universidad de Chile lizafonseca@veterinaria.uchile.cl

9


Revista COLMEVET

esterilizar mascotas, sino que además prestar diferentes servicios médicos dependiendo de la afección que padezcan nuestros pacientes. De esta manera, haremos notar que no se trata de un descontento del gremio respecto de una ley en la cual no fuimos considerados para participar, sino más bien que nos preocupa el bienestar de nuestros pacientes, siendo además que estamos capacitados para proponer y desarrollar en base a lo que nuestra formación profesional en salud animal nos entrega y que nos hace ser parte de una sola salud a nivel mundial. Una buena Ley de Tenencia Responsable de Mascotas necesariamente debe asegurar salud para cada animal de compañía de este país y este proyecto está muy lejos de lograrlo.

Columna de Opinión

Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía En relación a la aprobación de la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas en el Senado, es de gran importancia que, como gremio, nuestra voz se haga escuchar respecto a un tema que nos compete directamente, como es la salud animal y su bienestar. Los médicos veterinarios que nos dedicamos a la atención de pequeños animales destinamos gran parte de nuestras consultas a educar a los propietarios de mascotas sobre tenencia responsable, abordando temas tan trascendentales como la medicina preventiva, nutrición, educación de mascotas y desarrollo de ambientes adecuados para su mantención. Como profesionales de la salud animal trabajamos los 365 días del año en este proceso, inclusive en nuestras horas libres, cuando estamos en familia, visitando amigos o caminando por la calle. Si bien valoramos el que se esté legislando en un tema tan importante para nuestras mascotas y pacientes, no es menos cierto que debemos ser

10

críticos en los avances de un tema de nuestra competencia y para el cual no hemos sido considerados como gremio. Si bien, en sus inicios esta ley contó con la participación de destacados colegas de manera aislada y del propio COLMEVET, con el transcurso del tiempo las comisiones de trabajo comenzaron a quedar en el olvido para finalmente quedar fuera de toda discusión y análisis del tema. Si bien como COLMEVET se continuó haciendo notar con preocupación el desarrollo equivocado de esta nueva ley, estas indicaciones nunca fueron escuchadas y menos plasmadas en el proyecto. Como COLMEVET buscamos contar con el apoyo de todos los profesionales médicos veterinarios y las asociaciones afines para que puedan dar su parecer respecto a los diferentes temas que les competen dentro de la ley, de esta manera es posible hacer notar a la opinión pública que nuestra profesión, respecto a quienes nos dedicamos a la medicina de pequeños animales, va más allá de vacunar, desparasitar o

Si bien es un hecho que la ley ya fue promulgada, aún nos queda la posibilidad de aportar nuestra experticia, tanto en la elaboración de reglamentos como de ordenanzas. Como médicos veterinarios debemos ser críticos de nuestro trabajo pero también de los avances de una legislación que nos compete. Esto porque parte de nuestro juramento consiste en salvaguardar la salud humana, ambiental y animal, defendiendo siempre el bienestar de los animales, que se encuentran a nuestro cuidado y dependen de nosotros, como seres humanos, para su subsistencia.

Dr. Erick Lucero Tapia, M.V., UST

Fundador de la Asociación de Etología Clínica Veterinaria de Chile (ASECVECH) y Colegio Latinoamericano de Etología Veterinaria. Miembro de la Directiva Nacional COLMEVET


Colegio Médico Veterinario de Chile

Evolución de la Masa Ganadera Bovina en Chile y sus Efectos en la Cadena de la Carne y de la Leche La industria del ganado bovino, tanto para la producción de carne como de leche, está enfrentando una grave crisis. A continuación, se desarrolla un análisis de la situación actual y se proponen soluciones que serían de gran ayuda para superar el actual escenario. Hace unos 40 años, la masa ganadera bovina en Chile ascendía a aproximadamente unos 4 millones de cabezas. Para 2007, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la cifra se redujo a 3,7 millones y, en 2015, se estimó en solo 2,7 millones. ¿Qué sucedió con el millón de cabezas que se perdió en un periodo de 8 años? Un porcentaje muy menor se exportó. Sin embargo, la preocupante realidad indica que la mayor parte terminó en mataderos, como consecuencia de la quiebra o la pérdida de interés en el rubro por parte de numerosos ganaderos.

Como gremio, hemos abordado ya en variadas ocasiones la gravedad de estos hechos, que deben ser analizados desde varios puntos de vista: • Desde la Seguridad Alimentaria, entendida como autoabastecimiento de leche y derivados, estamos muy lejos de ello, teniendo en cuenta que importamos 18.114.201 kg de leche en polvo y 16.551.068 kg. de queso gouda al año, equivalente a US$87.340.951, de acuerdo a cifras de ODEPA 2014. • La pérdida de material genético de alta calidad que cuesta años capitalizar.

• La pérdida de empleos de Médicos Veterinarios (que viene a agravar una situación ya muy crítica) y de otros trabajadores, quienes se ven obligados a migrar a las ciudades en condiciones marginales. En cuanto a la carne de bovino, ésta ha cedido espacio en el consumo nacional, por detrás del pollo y el cerdo. Sin embargo, de acuerdo con estadísticas proporcionadas por el Dr. Miguel Ponce y ODEPA, el año 2014 el consumo nacional anual per cápita de carne bovina correspondió a 24,3 kg., de los cuales, el 50% correspondió a

11


Revista COLMEVET

importaciones. En 2014, se importaron 147.619 toneladas de carne bovina, por un valor de US$840.047.000. Estas cifras reflejan también la quiebra y el cierre de un importante número de explotaciones bovinas lecheras, cárnicas y mixtas. Esto se debe, por una parte, a la dura competencia de la producción de pollo y cerdo frente al bovino, que es de ciclos más lentos; pero, por otra parte, de acuerdo a muchos productores, también es consecuencia del deficiente sistema de calificación y tipificación, que desincentiva a los buenos productores frente a la competencia del mercado externo. En el caso de la producción de leche, el descenso en la masa y la producción tiene que ver con el gran esfuerzo e inversión que significa producir, asumiendo todos los riesgos sanitarios, climáticos, de mercado y otros; y el bajo precio que le pagan al productor las plantas receptoras ultraconcentradas. La realidad demuestra que, entre Soprole y Nestlé, recepcionan el 50% del total en plantas, lo que les permite fijar los precios a pagar, que son aplicados por otras plantas, lo que determina una

12

cierta forma de oligopolio y posible colusión, tal como acusaron los productores de Federación Nacional de Productores de Leche (FEDELECHE) en una querella presentada en 2014. Por cierto, también influyen rubros emergentes, como las viñas y frutas diversas, con gran potencial exportador, que desplazan a las praderas. Hace muy poco tiempo, Cristián Sweet y Roberto Santamaría, directores de las organizaciones de productores MANUKA y Chilterra, respectivamente, hicieron una completa exposición en el Parlamento respecto de la profunda crisis que afecta especialmente a los productores lecheros, con consecuencias como las siguientes: • Los productores lecheros de Chile y Nueva Zelanda reciben, desde hace tres años, al menos un 9% menos que el promedio mundial pagado a productor, de acuerdo con estudios del IFCN, pero en condiciones muy diferentes: Nueva Zelanda exporta un 880% de lo que consume, mientras que Chile sólo se abastece en un 95% de lácteos y derivados.

• En este mismo período, el precio del litro de leche a consumidor final ha aumentado en un 8,5%, mientras que el precio de leche al productor ha disminuido en un 22%. La producción mundial de leche ha aumentado en un 1,8% y en nuestro país ha descendido la recepción de leche en plantas en un 3,7%. • La masa de vacas lecheras ha aumentado un 2% a nivel mundial y en Chile ha descendido en un 2,6%. De acuerdo a lo expuesto por Sweet y Santamaría, han quebrado cientos de productores lecheros, fenómeno que continuará ocurriendo, porque el mercado no funciona en lo referido a la compra de leche fresca. Esto lo controla un oligopsonio dirigido por Fonterra (Soprole) y Nestlé, que establecen los precios en forma arbitraria a los productores, dado que este producto es lábil, no se almacena y si no se vende, se pierde; pero además, por una compleja estructura de compra prácticamente monopólica para cada sector; por lo tanto, no hay mayores alternativas para los productores.


Colegio Médico Veterinario de Chile

Frente a este preocupante panorama, se ha informado a través del Poder Legislativo al Ministro de Agricultura y éste ha solicitado que se reinicien las reuniones entre los actores del tema para encontrar soluciones. Al respecto, diversos especialistas en lo referido a la explotación de carnes han propuesto reemplazar el actual sistema de clasificación y tipificación de las carnes por otro, donde se promueva la calidad del producto. También se sugiere homologar los requisitos microbiológicos de las plantas faenadoras con los de las plantas exportadoras, diferenciar el Bos taurus del Bos indicus, diferenciar los sistemas de producción y los productos libres de enfermedades y de anabólicos e investigar nuevos nichos de mercado. Entre otras medidas, también se propone incentivar la retención de vientres (similar al decreto 701, que favorece a las empresas forestales) 1977

4 millones 2007

3,7 millones

2015

2,7 millones

Hace 40 años, la masa ganadera bovina en Chile ascendía a aproximadamente unos 4 millones de cabezas. De acuerdo a cifras del INE, el 2007 la cifra se redujo a 3,7 millones y, en 2015, se estimó en solo 2,7 millones. ¿Qué pasó con el millón de cabezas que se perdió en un periodo de 8 años?

asociado a un porcentaje mínimo de pariciones, mejorar la información a los ganaderos, establecer sistemas de créditos preferenciales asociados a los ciclos productivos; mejorar y adaptar las especies forrajeras, seleccionar mejor las razas de carne y leche a las condiciones específicas de los predios; simplificar las altas exigencias para exportar, como las de los PABCO, que constituyen más una barrera que un incentivo. Todos estos factores serían de gran utilidad para apoyar la producción tanto de carne como de leche. Pero en lo referido a la producción de leche, los especialistas de las empresas productoras categóricamente han expresado que, de no formularse reformas profundas el sector, éste podría llegar a desaparecer.

imprescindibles en mercados imperfectos, como lo es la compra de leche fresca por parte de las plantas lecheras en Chile, como ocurre en países como Alemania, Holanda y Estados Unidos, por mencionar algunos. Para concluir, es importante destacar que el Colegio Médico Veterinario y la inmensa mayoría de los profesionales de nuestra Orden concuerdan tanto en el diagnóstico de la gravedad de la situación como con las iniciativas y medidas de corto y largo plazo que aquí se han propuesto, manifestando la completa disposición a colaborar para superar este escenario alarmante que nos afecta muy directamente.

Al respecto proponen dos soluciones urgentes: • Avanzar rápidamente hacia la conformación de Cooperativas de Productores en la industrialización de la leche. • Establecer controles económicos en el sector lechero que resulten

Dr. Fernando Álvarez Cáceres, M.V., U. de Chile

Miembro de Consejo Asesor del Director Nacional del INDAP, en representación del Colegio Médico Veterinario de Chile A.G. Acreditado por el SAG desde 2005 en la especie Bovina.

13


Revista COLMEVET

Dr. Álvaro Villarroel Fuentes:

Transformar el Círculo Vicioso en uno Virtuoso De esta manera describe el Dr. Álvaro Villarroel el principal objetivo de la nueva Directiva que asume en el Colegio Médico Veterinario: pasar de la pregunta “¿de qué me sirve pertenecer a Colmevet?”, que se hacen muchos colegas; a “¿cómo puedo aportar a la Institución?”. Tuvimos la oportunidad de conversar con el Dr. Álvaro Villarroel pocos días antes que la nueva Directiva que integra asumiera el liderazgo de la Institución por el periodo 2017-2019. Aún sin definir el cargo que ejercería, la conversación se centró en las expectativas y principales desafíos que vislumbraba el grupo que integra, cuando se aproximaba el momento de asumir los destinos de la Institución.

Grandes Expectativas A la nueva Directiva le correspondió asumir el liderazgo del Colegio

14

Médico Veterinario en un momento complejo: se vivió una intensa vorágine, producto de la comprometida labor que desarrolló el Colegio Médico Veterinario durante los incendios que afectaron a varias regiones del país. Pese a la tragedia que representó para muchas personas, la coyuntura otorgó una importante visibilidad del Colegio Médico Veterinario, tanto a ojos de la sociedad como a los de colegas que no estaban familiarizados con la Institución o que desconocían sus alcances. Al respecto, el Dr. Villarroel comenta: “Como Directorio, tenemos expectativas bastante altas. En el último

año, nos hemos enfrentado a un despertar muy interesante por parte de los colegas, que han percibido que la Institución ha desarrollado un muy buen trabajo a nivel gremial. Eso se vio confirmado, por ejemplo, con el trabajo que desarrolló el Colegio en la contingencia de los incendios, del que hemos recibido muchos comentarios positivos de colegas que no conocían el Colegio o desconocían su gestión; y que han quedado muy satisfechos con el trabajo realizado, percibiendo en el Colegio un real apoyo, como estructura y como gremio, en el cual puedan apoyarse de aquí en adelante”.


Colegio Médico Veterinario de Chile

Otra de las razones que alimentan el optimismo de nuestro entrevistado es el equipo que han logrado constituir y que ya llevaba algún tiempo trabajando. “Hemos conformado un equipo de personas nuevas, en términos de la participación gremial, que pertenecen a un amplio espectro de especialidades de la Medicina Veterinaria, lo que significa que la Directiva será bastante completa, en términos de la amplitud de miradas que pueda ofrecer y en los aportes que cada uno de los integrantes sea capaz de entregar; y también pertenecientes a distintas generaciones: hay gente joven y personas de mayor experiencia; y todos, desde su punto de vista y sus virtudes, vamos a aportar para que este sea un buen periodo”, describe el Dr. Villarroel.

Vientos de Cambio Cuando una nueva Directiva asume en una Institución, se entiende que, necesariamente, hay un cambio de mirada. Y eso es aún más visible en los tiempos que corren porque, cuando justamente los cambios se suceden a una velocidad cada vez más vertiginosa. “Creo que los cambios más inteligentes, a todo nivel, se hacen cuando no asociamos ese proceso al uso de ‘retroexcavadoras’, como declaró un político hace algún tiempo. Por el contrario, se trata de tomar como piso de base todo lo que se ha construido a lo largo de los años. La actitud de ‘somos los salvadores, venimos a cambiarlo todo, nada de lo que se ha hecho para atrás sirve’, no es constructiva. Al contrario, la idea es rescatar todo lo bueno que se ha hecho pero, a lo mejor, lo que corresponde es modificar las formas en que las cosas se han estado haciendo”, describe el Dr. Villarroel. En ese sentido, el Dr. Villarroel reitera la importancia que en este nuevo Directorio confluyan colegas pertenecientes a distintas generaciones. “Considero que los profesionales más jóvenes podemos jugar un rol más participativo en ese proceso de

adaptación; y los profesionales de mayor experiencia de nuestra Directiva están muy dispuestos a aceptar esos cambios. Tenemos que ser flexibles, adaptables y proactivos para detectar dónde están esas necesidades de cambio”, declara el Dr. Villarroel. Sin duda, las generaciones más jóvenes deben llevar el rol protagónico en este proceso. Por ejemplo, en reconocer el aporte que el uso de las nuevas tecnologías puede representar para desarrollar una gestión más eficiente. Sin embargo, también reconoce el importante papel que aportan los profesionales de mayor experiencia. “En un principio, partimos un grupo de profesionales muy jóvenes, con muchas ganas de aportar, pero también reconocíamos que nos hacía falta esa experiencia. Por eso se integraron personas como el Dr. Carlos Flores y el Dr. Gustavo Bodero, que nos aportan dos aspectos fundamentales: por un lado, la experiencia, el conocimiento adquirido a lo largo de los años respecto a qué cosas hacer y cómo hacerlas; y dos, aprovechar las redes de contactos que han acumulado a lo largo del tiempo”, destaca nuestro entrevistado.

El Círculo Vicioso El Dr. Villarroel describe el desafío de encantar a los médicos veterinarios como un verdadero círculo vicioso en que la Institución se encuentra entrampada desde hace más de una década. “De pronto, uno recibe comentarios de muchos colegas que nos dicen ‘ojalá el Colegio hiciera cambios en determinado tema’. Y puede que estemos de acuerdo con esa inquietud, pero para poder hacer ese cambio, debemos tener más peso como Institución, contar con más médicos veterinarios colegiados y de nuevo viene la duda de los colegas que expresan ‘para qué me colegio, si no me sirve para nada’. En ese círculo vicioso el Colegio Médico Veterinario se ha visto entrampado en los últimos 10 años, por lo menos. Al respecto, el mensaje que queremos entregar es que debemos tener una mayor amplitud de mente, ver cómo romper ese círculo vicioso, transformarlo en uno virtuoso y reposicionar a la Institución. La idea es ver cómo podemos hacer más atractivo al Colegio desde el punto de vista de los beneficios y que los colegas perciban a COLMEVET como una organización en la cual puedan tener una plataforma

15


Revista COLMEVET

existentes y ver cómo apoyamos la creación de otros nuevos, que hoy existen hacia el sur, pero en la zona norte no hay nada y sabemos que existen muchos colegas trabajando desde Arica hasta la región de Valparaíso”, complementa.

de apoyo. Pero lo fundamental es proyectar la imagen del Colegio, más como una instancia donde puedo obtener beneficios, sino que como una institución a la que yo puedo aportar como profesional”, señala.

Santiago no es Chile La compleja distribución geográfica de nuestro país ha representado un verdadero dolor de cabeza a nivel país. Distintos candidatos pertenecientes a diferentes coaliciones políticas han planteado el tema de la descentralización como uno de sus principales pilares de sus programas de gobierno, pero que no se han materializado en medidas concretas. Esta realidad que ocurre a nivel macro, también representa una difícil realidad y un complejo desafío que enfrenta el Colegio Médico Veterinario, respecto de los colegas de regiones. “Un punto fundamental para este Directorio es la descentralización. Es un tema muy relevante y complejo. Por ejemplo, los estatutos del Colegio son muy centralistas, estableciendo que el Consejo Nacional debe estar compuesto por 5 integrantes pertenecientes al Consejo Metropolitano. Si bien, los estatutos no son tan rígidos para la creación de colegios regionales, sí lo son para su participación en la toma de decisiones. Directa o indirectamente, esto ha determinado una reducción

16

importante de los colegios regionales y queremos trabajar en ello”, asegura el Dr. Villarroel. “Al respecto, queremos implementar una actualización de los estatutos, de manera que busquen la descentralización, entregando mayores herramientas a las regiones. Eso fue algo muy positivo que hizo la Directiva saliente: la creación de un fondo concursable a nivel regional. Es fundamental entregar herramientas y recursos a los colegios regionales

Nuevamente, la morfología de nuestro país atenta contra la participación regional. Resulta impensable que, por ejemplo, el representante de un Consejo Regional deba viajar desde Osorno a Santiago para participar en una reunión. “El desafío consiste en generar los mecanismos económicos, políticos y tecnológicos para poder acercar a los colegas de regiones. Tenemos que ver la forma de montar una estructura que nos permita tomar decisiones a grandes distancias. La idea es que el colega que está en Osorno ya no tenga que viajar a Santiago y que se conecte a su computador y participe activamente de esta instancia”, asegura el Dr. Villarroel. Ya concluyendo la conversación, el Dr. Villarroel reitera la importancia de romper ese círculo vicioso, proceso que no depende exclusivamente de la Directiva de Colmevet, sino que también necesita de la participación de todos los colegas. “Creo que el mensaje principal es que debemos ser capaces de romper el círculo vicioso y eso se consigue desde ambas partes: desde el punto de vista del gremio, queremos ser muy propositivos de los mensajes que queremos hacer llegar a los colegas para aumentar la colegiatura; y dos, desde los colegas, que poco a poco van a ir viendo en el Colegio un cambio, donde todos participemos activamente de la construcción de un COLMEVET adaptado a los cambios sociales y generacionales que caracterizan al país hoy en día. Puede que los desafíos sean los mismos, pero la forma de abordarlos son diferentes y eso es lo que queremos abordar como Directorio”, concluye.


Colegio Médico Veterinario de Chile

Certificación de Especialidades Veterinarias (CEREVET):

Un Paso Adelante en el Desarrollo de la Profesión Por Patricia Escárate Cortés

Luego de más de dos años de intenso trabajo, estamos a punto de concretar un anhelado proyecto: la Certificación de Especialidades Veterinarias, que beneficiará a todos los colegas que cuentan con respaldo académico y vasta experiencia profesional en un área específica de la Medicina Veterinaria. Como todos sabemos, la formación que se entrega a los Médicos Veterinarios en el país es generalista, aunque esto no obsta que en algunas Universidades sus titulados tengan un sello diferente que hace énfasis en algún área en particular de la profesión. En 2014, el Colegio Médico Veterinario de Chile organizó las Jornadas de Reflexión, instancia en la que participaron representantes de todos los planteles que imparten la carrera de Medicina Veterinaria y donde se analizó el presente y futuro de la profesión. En este contexto, se desarrollaron reuniones con directores de escuela

y decanos de las Universidades; y también, encuentros con agrupaciones dedicadas a un área específica de la profesión donde, en conjunto, percibimos la necesidad de abocarnos a la tarea de certificar a los Especialistas que ya existen, pensando que ya es tiempo de reconocernos y dar un nuevo paso en nuestro beneficio, en el de nuestros pacientes y en el de la sociedad. Para esto, en primer término, es esencial definir qué entendemos por Especialidad, estableciendo que corresponde a una rama de las Ciencias Veterinarias, cuyo objeto es el ejercicio

de una parte limitada de las mismas, y quienes la cultivan o ejercen, poseen conocimientos y habilidades muy precisas y específicas. Por su parte, la Certificación es un proceso en virtud del cual se reconoce que un individuo domina un cuerpo de conocimientos y/o experiencias relevantes en un determinado ámbito. En este sentido, el procedimiento de certificación propuesto es voluntario y tiene por objeto validar las competencias profesionales del médico veterinario en su calidad de especialista y en los diversos ámbitos de práctica, así como revalidar periódicamente

17


Revista COLMEVET

i. Adiestramiento en práctica: Médicos Veterinarios que, sin haber cursado un programa formal nacional en el área, se hayan desempeñado en un mismo ámbito de la profesión por lo menos durante los 5 últimos años en forma ininterrumpida previos a la postulación, con un mínimo de 45 horas semanales. Se podrán incluir en esta modalidad los tiempos de entrenamiento/ práctica que el postulante haya adquirido como alumno a nivel nacional o extranjero, bajo la tutela de algún profesional reconocido en el área. En estos casos, el postulante deberá presentar un certificado del profesional bajo el cual estuvo a cargo.

la vigencia de dicha calidad, a través de mecanismos y procedimientos específicos.

Metodología El esquema metodológico general propuesto para la certificación es el siguiente:

b) Criterios b.1 Certificación Inicial para Profesionales con Experiencia y Formación Específica en el Área

a) Entidad Certificadora/Comisión de Certificación Se propone que la Entidad Certificadora/Comisión de Certificación esté compuesta por un representante del Colegio Médico Veterinario; 2 a 3 representantes de Universidades Acreditadas que impartan programas relacionados directamente con la especialidad a certificar y un representante de la Asociación de Profesionales dedicados a la especialidad a certificar, en el caso que estuviese constituida. De no estarlo, la posición será ocupada por alguna institución u organización relacionada con la especialidad a certificar, que podrá convocar a un profesional de reconocida y comprobada trayectoria en el área para establecer los criterios y estándares para la certificación.

18

Para esta etapa inicial, se propone que los criterios para postular a la certificación de la especialidad deben incluir lo siguiente: • Experiencia profesional comprobable1 en el área a certificar de mínimo 5 años o haber obtenido un título de especialista en un área determinada, de una Universidad nacional o extranjera. • Acreditar un mínimo de 500 puntos en el formulario preparado especialmente para este efecto (ver facsímil de formulario en página 20).

b.2 Certificación Inicial para Profesionales con Experiencia y Reconocimiento de sus Pares

En este caso, se propone que los criterios para certificar la especialidad sean los siguientes:

Adicional a este periodo de entrenamiento, el postulante eventualmente deberá cumplir otros requisitos para presentarse a la evaluación, los que serán determinados al momento de la presentación del “dossier” de postulación. ii. Programa en el extranjero: Los postulantes con certificaciones de especialidad conferidas en


Colegio Médico Veterinario de Chile

con la autorización legal para ejercer la profesión en Chile, en el caso que el título fuese otorgado por universidades extranjeras. Los postgrados igualmente deben ser acreditados a través de los títulos emitidos por las respectivas universidades.

En dicho examen4, se comprobará la relación existente entre los antecedentes presentados y los conocimientos demostrables; y se determinará si el profesional cumple con los estándares para ser considerado especialista.

d) Duración • Ser miembro activo del Colegio Médico Veterinario de Chile A.G., con una antigüedad mínima de 1 año y con pago de cuotas al día. Es importante destacar que este requisito no surgió desde de Directiva de la Institución, sino que fue propuesta por todos los colegas que participaron en las diferentes instancias de discusión.

otros países deberán remitir sus antecedentes a la Entidad Certificadora/Comisión de Certificación respectiva, para ser analizados caso a caso y determinar los cursos de acción. Por ejemplo, acceder inmediatamente a la certificación y/o cursar materias o programas complementarios, entre otras posibilidades. c) Mecanismos y Requisitos • Estar en posesión del Título de Médico Veterinario, otorgado por universidades chilenas o contar

• Para participar del procedimiento de certificación, el solicitante deberá llenar un formulario desarrollado por COLMEVET (Ver en página 20) y cancelar los derechos de postulación correspondientes2,3. • Una vez cancelados, el solicitante deberá entregar un dossier con información verificable, que permita comprobar y acreditar su experiencia profesional y/o formación académica, obteniendo un puntaje mínimo de 500 puntos. • Una vez revisados los antecedentes presentados por el solicitante y en el caso que no cumpla con los 500 puntos, éste será citado a un examen con la Entidad Certificadora/Comisión de Certificación, la que deberá sesionar con al menos una de cada una de las instituciones o asociaciones identificadas en el literal (c) precedente.

Inicialmente, se propuso que la duración de la acreditación sea de cinco años. No obstante, este último punto aún se encuentra en discusión, ya que los colegas en general consideran que es muy poco tiempo para realizar el proceso de recertificación. En términos generales, existe consenso en que la recertificación debería realizarse en un período de 8 a 10 años. Este trabajo fue presentado en 2016, en el marco del Congreso de Medicina Veterinaria por la Dra. Patricia Escárate, Presidenta del Colegio Médico Veterinario en ese momento, recibiendo una muy buena acogida por parte de los asistentes. La idea es empezar con el proceso lo antes posible para, de este modo, entregar el respaldo y reconocimiento que se merecen todos los médicos veterinarios que se han dedicado a ejercer en un área específica de la profesión. Después de un largo proceso y un intenso trabajo, sólo resta agradecer a cada uno de los colegas que participaron en las reuniones, donde reflexionamos respecto a este tema de gran relevancia y que, gracias al aporte y consenso de todos, estamos llegando a buen puerto, logrando este valioso documento.

1

Se debe determinar en un Reglamento adicional, puede ser mediante declaración jurada ante notario para una persona que ejerza en forma independiente. 2 A ser acordados en una reunión plenaria de COLMEVET destinada estos efectos. 3 El dinero recaudado será destinado 50% al fortalecimiento gremial, a través de COLMEVET y 50% a los miembros de la comisión de certificación. 4 Los contenidos del examen serán determinados por la Entidad Certificadora/Comisión de Evaluación para cada una de las Especialidades a acreditar/certificar.

19


Revista COLMEVET

Formulario Certificación de Especialidades Puntaje mínimo certificación de especialidad

500 puntos

A. Obtención de Certificación de Especialidad Directa

Especialidad acreditada en Universidad Nacional o Internacional B. Obtención de Certificación de Especialidad Indirecta

Publicaciones

Puntaje Revista Nacional

30

Revista Internacional

30

Autor / Editor Nacional

30

Revistas Científicas Indexadas

Libros con Editorial

500 puntos

Coautor

15

Circulación Internacional Autor / Editor

45

Capítulo Libro Nacional

20

Capítulo Libro Internacional

30

Actividades Científicas y de Divulgación o Extensión

Puntaje

Asistencia Curso/Seminario Especialidad Nacional o Extranjero Menor a 16 horas

10

Asistencia Curso/Seminario Especialidad Nacional o Extranjero Mayor a 16 horas

20

Ponencia Oral Curso/Seminario/Congreso Especialidad Nacional o Internacional

20

Presentación Póster

10

Participación en Mesas de Especialidad Nacional

10

Participación en Mesas de Especialidad Internacional

15

Organizador o Director de Seminario/Congreso/Curso de especialidad/Diplomado

30

Películas/Video/Multimedia

10

Estudios Formales

Puntaje

Diplomado o Equivalente (aprobado, con mínimo 180 horas lectivas)

200

Magíster Profesionalizante

250

Doctorado

300

Docencia

Puntaje

Profesor encargado ramo especialidad pregrado durante 1-3 años

15

Profesor encargado ramo especialidad pregrado más de 3 años

30

Ayudante ramo especialidad pregrado 1-3 años

10

Ayudante ramo especialidad pregrado más de 3 años

20

Profesor ramo especialidad postítulo y/o postgrado 1-3 años

30

Profesor encargado ramo especialidad postítulo y/o Postgrado más de 3 años

40

Director de programa de postgrado, magíster o doctorado

30

Director de programa de postgrado, magíster o doctorado

30

Experiencia

Puntaje

Director/Jefe/Asesor Técnico en empresa o institución que ejerza la especialidad 1-3 años

30

Director/Jefe/Asesor Técnico en empresa o institución que ejerza la especialidad más de 3 años

40

Asesorías internacionales de especialidad Participación en Asociación/Corporación/ Fundación/Sociedad de Profesionales Cartas de Recomendación

20

70 Miembro directorio

50

Socio activo

20

Especialista (máximo 3 cartas)

15

Asociación profesionales

50


Colegio Médico Veterinario de Chile

proyecto se apruebe, pero igualmente importante es que, en lo sucesivo, nuestro gremio esté constantemente presente en la formulación de los reglamentos y de las políticas locales. En la actualidad, sólo un 58% de los municipios a nivel nacional posee un médico veterinario de planta. Sin duda que esta carencia de profesionales del área se ve potenciada por el hecho de que el médico veterinario en Chile no es considerado un Profesional de la Salud, ello debido a una forma de concebir la salud animal, de las personas y del medio ambiente como temas separados.

Columna de Opinión

Proyecto de Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía (Boletín 6499-11) Primero que todo, es importante tener presente que la situación de los animales de compañía en Chile es paupérrima. La carencia de una política pública respecto a la tenencia responsable de animales de compañía ha llevado a una dispersión de normas y medidas no siempre coherentes entre sí, dependiendo de la prioridad de cada institución y de los grupos de interés. Esto deriva, en muchas ocasiones, en un problema de incorrecta ejecución de la norma o, derechamente, en acciones al margen de la ley. Actualmente en Chile, sólo un 42% de los municipios posee una ordenanza que regule la tenencia de animales de compañía, donde las definiciones, objetivos y medidas que dictan, muchas veces carecen de aplicabilidad o simplemente son medidas ilegales. Por ejemplo, aquéllas que permiten el sacrificio como medida de control poblacional o que imponen un número límite para la tenencia de animales

domésticos, de acuerdo a los metros cuadrados de una vivienda. En este contexto, este Proyecto de Ley es un punto de partida, en un país cuyas estimaciones indican que un 64% de los hogares cuenta con, al menos, un canino. Una ley que tiene como objetivos determinar las obligaciones de los dueños, proteger la salud y el bienestar animal, resguardando la salud pública, aplicando medidas de control poblacional, además de regular las responsabilidades por los daños provocados por la acción de los animales de compañía. Si bien, la redacción del texto no es la ideal, dejando demasiadas responsabilidades a los reglamentos, con definiciones vagas y de compleja interpretación, esta ley representa, sin duda, una base para promover, desde ya, nuevas propuestas que perfeccionen la norma. Me refiero a que es del todo relevante que el actual

Este Proyecto de Ley pretende crear las condiciones para aplicar la norma, por tanto, generar las capacidades profesionales a nivel nacional debiese ser uno de los primeros desafíos. Esto requiere un compromiso por parte del Estado, en orden a fortalecer a las instituciones municipales y los ministerios a cargo de ejecutar esta política pública, integrando el rol del médico veterinario en la salud pública como un pilar del control poblacional de animales de compañía. El llamado de atención es a estar presentes en la definición de los reglamentos, donde COLMEVET e instituciones que trabajan por el bienestar animal en un sentido amplio, así como en el ámbito de la protección animal, deben participar en los procesos de definición de los textos reglamentarios, de tal forma que la participación ciudadana sea un hecho palpable y no una mera formalidad.

Rodrigo Morales Fortuzzi Representante Legal ResponsAnimal. Servicios de Bienestar Animal Limitada.

21


Revista COLMEVET

Consejos Regionales:

Importantes Pasos que Apoyan la Descentralización Uno de los desafíos más importantes para la nueva Directiva es la descentralización, apoyando la formación de Consejos Regionales a lo largo del país. Con este objetivo, se ha implementado el Fondo Concursable: Desarrollo y Fortalecimiento de Consejos Regionales COLMEVET; bajo la premisa de que si se refuerzan las organizaciones a escala regional, se fortalece nuestra Institución a nivel global. Para conocer en qué va este proceso, conversamos con colegas de regiones que postularon a este fondo y que comparten su experiencia con nuestra publicación. Fomentando la Participación en la Araucanía “Desde abril de 2015, junto con un grupo de médicos veterinarios de la Región de la Araucanía, nos propusimos reactivar el Consejo Regional Araucanía de COLMEVET. Durante estos años, hemos realizado varias reuniones gremiales, con el objetivo de informar de la acciones del Consejo Regional, realizar actividades de capacitación y tratar algunos temas de contingencia”, señala el Dr. Gabriel Peña; Consejero Regional, Pro-COLMEVET Araucanía. A pesar de la voluntad de sacar adelante este desafío, el equipo de colegas ha debido enfrentar los obstáculos de siempre: “Por diversos motivos, no hemos podido llevar a cabo reuniones

con la regularidad que quisiéramos, lo que se suma al bajo porcentaje de colegas que mantienen sus cuotas al día, limitando las actividades que podemos realizar”, agrega el Dr. Peña. En este contexto, la Directiva de Pro-COLMEVET Araucanía, decidió postular a este fondo para fortalecer las actividades que permitan formalizar este Consejo. El documento de postulación detallaba 4 objetivos principales: a. Identificar a los médicos veterinarios colegiados, mediante la realización de charlas disciplinares incluidas dentro de la reunión gremial, que permitirán disponer del número mínimo para la formalización del consejo regional.

Reunión Procolmevet Araucanía 2015.

b. Difundir las actividades y beneficios asociados a pertenecer al Consejo Regional COLMEVET Araucanía entre los profesionales no colegiados de la región, para incentivar su colegiatura. c. Generar convenios con diferentes entidades, que permitan ampliar los beneficios de pertenecer al Consejo Regional. d. Identificar otras posibles acciones, a través de encuestas a los profesionales no colegiados, que permitan incentivar su colegiatura. La opinión del Dr. Peña en referencia a este tipo de iniciativas es clara: “Indudablemente, la participación de los distintos Consejos Regionales ayudará a ampliar la perspectiva de las problemáticas a las que se ve enfrentada permanentemente nuestra profesión para cada contexto local. De esta manera, cada Consejo Regional tendrá la oportunidad de aportar un análisis más profundo, que eventualmente se puede traducir en propuestas para la mejora de políticas públicas”, señala. Finalmente, el Dr. Peña también sugiere ideas que se puedan implementar y aumentar la participación a nivel regional: “Como Pro-COLMEVET Araucanía, proponemos que cada Consejo Regional tenga comisiones de trabajo similares a las que se generan a nivel central, enriqueciendo el debate y las propuestas que de este trabajo en conjunto se generen”, concluye.

La directiva Procolmevet Araucanía 2014, reunida con el director del Diario Austral Temuco.

22


Colegio Médico Veterinario de Chile

La Experiencia de Ñuble La aproximación hacia la participación gremial en Ñuble tiene otro origen, igualmente válido que en el caso de los colegas de la Araucanía. Nuestra entrevistada, la Dra. Adela Valenzuela, Secretaria de la Consejería Ñuble, describe: “En nuestra experiencia, la inquietud nace a partir de la permanente motivación por entregar instancias de formación continua a los médicos veterinarios de la región, en las que abordamos temas de interés y contingentes. En estas actividades, el denominador común es un alto nivel de participación, donde se genera confianza entre los colegas y un importante nivel de compromiso y fidelización con nuestro gremio”. Esta capacidad de organización los llevó a postular al Fondo Concursable de nuestra Institución, con el objetivo general de adquirir insumos básicos para poder trabajar y además demostrar interés en el fortalecimiento como consejería. “Nuestro proyecto consiste

principalmente en abastecernos de los insumos e implementos mínimos que nos permitan organizar de mejor manera nuestras charlas y capacitaciones; que constituyen un excelente vehículo para difundir la labor gremial”, indica la Dra. Valenzuela. De acuerdo a la opinión de nuestra entrevistada, el hecho de continuar realizando estas actividades, potenciadas a través de la asignación de recursos, es de gran utilidad a la hora de estimular la participación gremial: “Entendemos que es una manera de generar la confianza necesaria para que, tanto los colegas como los estudiantes de Medicina Veterinaria, sientan la inquietud de colegiarse y participar activamente a nivel gremial. En consecuencia, el objetivo final es el de ampliar el número de colegiados, tanto a nivel provincial como regional”, complementa. También consultamos a la Dra. Valenzuela su opinión respecto a este tipo de iniciativas de COLMEVET para

Dr. Michel Leporati exponiendo sobre inocuidad alimentaria en el Seminario en conmemoración del Día Mundial del Médico Veterinario, realizado el 28 de abril del 2017, en la Universidad de Concepción, Campus Chillán.

fomentar la participación gremial en regiones: “Como colegiatura Ñuble consideramos que este proyecto cumple por completo su objetivo. Demuestra una real preocupación por el gremio, ya que a través de acciones concretas como ésta, se potenciará sin duda el trabajo que se ha estado desarrollando en Ñuble”. A modo de cierre, la Dra. Valenzuela también aporta ideas que pueden ayudar a continuar estimulando el compromiso y la cohesión gremial en la provincia de Ñuble. “Sería de gran ayuda generar convenios con Universidades en regiones, para cursar estudios de postgrado. Igualmente, consideramos que sería de gran utilidad apoyar, a través del aporte financiero, la habilitación de un espacio físico para las actividades gremiales en regiones, que permitan dar identidad a cada organización e incentivar la conformación nuevas directivas a nivel nacional”.

Participación de COLMEVET Ñuble en radio Cariñosa, de la ciudad de Chillán. En su calidad de presidente, el Dr. Ignacio Troncoso abordó la problemática de los incendios forestales desde la perspectiva del médico veterinario, junto con entregar información sobre el trabajo desarrollado por COLMEVET para la asistencia en terreno.

23


Revista COLMEVET

La Despedida a una Mujer Pionera Cuando el año 2016 estaba ya casi por finalizar, nos enteramos de una muy triste noticia: el fallecimiento de la Dra. Agustina Acchiardo quien, junto con su hermana Teresa, fueron las dos primeras mujeres en estudiar, titularse y ejercer la Medicina Veterinaria en nuestro país. En 1914, en el norte de nuestro país, nacen las gemelas Agustina y Teresa Acchiardo Marín, siendo las menores de una extensa familia descendiente de italianos, quienes dos décadas después llegarían a ser las primeras mujeres Médico Veterinario de Chile. Ambas hermanas debieron sortear todos los obstáculos que deben enfrentar las personas que deciden emprender un camino que nadie ha recorrido: por ejemplo, hacer frente al prejuicio inicial, por parte de académicos y compañeros, respecto de la presencia de mujeres en un ambiente tradicionalmente masculino; hasta temas tan simples o cotidianos, como la ausencia de baños para mujeres en la facultad.

24

Además, las hermanas Acchiardo también debieron lidiar contra las dificultades económicas relacionadas con la quiebra en los negocios de su padre, Godofredo Acchiardo, lo que las obligó a redoblar esfuerzos, haciendo ayudantías y trabajando para ayudarse

mutuamente a terminar la carrera, lo que es una demostración más de su tenacidad, esfuerzo y responsabilidad. Una vez concluida su formación académica, la Dra. Acchiardo ingresó al mundo laboral y se dio cuenta que


Colegio Médico Veterinario de Chile

también debía enfrentar los mismos prejuicios de una sociedad altamente machista: era impensado que una mujer se dedicara a trabajar, en vez de casarse, formar un hogar y tener hijos. En este sentido, Agustina también fue pionera: se casó con otro colega, a quien conoció durante su época universitaria: el Dr. César Seisdedos, tuvo 7 hijos (dos de ellos médicos veterinarios, Ricardo y Gabriel), se hizo cargo de la crianza de una sobrina, debido al prematuro fallecimiento de su hermana Teresa, logrando compatibilizar eficientemente su profesión con su rol de madre. Ya como profesional, Agustina se inscribió en el Colegio Médico Veterinario, ocupando el N° 2 de nuestro registro y se dedicó a la clínica menor, siendo precursora de la atención de pacientes a domicilio. Posteriormente, fundó la Clínica Veterinaria Cruz Azul que, en la actualidad, está a cargo de su hijo Ricardo. Como Colegio Médico Veterinario siempre tuvimos conciencia del aporte y el valor de la Dra. Acchiardo como profesional de la Medicina Veterinaria. Por esta razón, el 5 de octubre de 2011 nuestra institución le rindió un sentido homenaje, al que asistió con gran parte

de su familia y que la sumió en una profunda emoción: “Fue un momento muy conmovedor. Se me caían las lágrimas y sentía que, verdaderamente, lloraba por dentro. Porque no tenía palabras para describir cómo me sentía frente a un homenaje tan relevante”, declaró la Dra. Acchiardo en una entrevista. La Dra. Agustina Acchiardo escribió una página muy importante en la historia de la Medicina Veterinaria en Chile. Junto a su hermana fueron las primeras en ejercer nuestra profesión, abriendo camino para que muchas mujeres lo hicieran en el futuro. Con su partida, fue inevitable para nosotros tener una sensación de vacío. La Dra. Agustina Acchiardo partió a la edad de 102 años y nos queda la tranquilidad de que llevó una vida plena, de que tuvimos el honor y la oportunidad de homenajearla en vida y que fue un ejemplo para las nuevas generaciones de mujeres veterinarias. Hay quien dice que no muere quien es recordado. En este sentido, estamos seguros que el recuerdo de la Dra. Acchiardo permanece vivo en la memoria colectiva de nuestra institución.

Teresa Acchiardo, 1914 - 1962 En 1937 y 1938, egresan de la Universidad de Chile las primeras médico veterinarias Teresa y Agustina Acchiardo Marín, gemelas, nacidas el año 1914. Teresa se titula a la edad de 23 años como la primera mujer Médico Veterinario el 22 de Diciembre de 1937. Los estudios primarios y los primeros dos años de Humanidades de Teresa y Agustina fueron en Illapel. Por cierre del Liceo, son internadas en el Liceo Nº 3, en Santiago. Tienen éxito en el Bachillerato de Humanidades e ingresan a la Escuela de Medicina Veterinaria. Las tesis de grado de Teresa y Agustina fueron, respectivamente: “Velocidad de sedimentación en la sangre de los cachorritos con Distemper” y “Neurolinfomatosis aviar”. Esta última fue publicada en los Anales de la Universidad de Chile en 1938. Sabemos que Teresa, Veterinario Municipal de San Antonio, labora en la no siempre fácil tarea de inspección de carne en mataderos de la Costa Central (Cartagena, San Antonio y El Tabo). También realiza labores profesionales particulares en fundos de la misma zona. A los 48 años fallece en Cartagena el 25 de mayo de 1962. Extracto Libro “Raíces de la Medicina Veterinaria en Chile”

Homenaje a la Dra. Agustina Acchiardo en ocasión del 56° Aniversario de COLMEVET.

25


Revista COLMEVET

Dra. Ana María Rosas:

“La Clave es el Trabajo en Equipo” Con algo más de un mes en el ejercicio del cargo de Directora Ejecutiva en el Colegio Médico Veterinario, la Dra. Ana María Rosas evalúa lo que ha sido su gestión y los desafíos que enfrenta desde su posición para el logro de los objetivos planteados por la nueva Directiva. Probablemente, un mes y medio de gestión sea poco tiempo para evaluar los objetivos planteados y los logros alcanzados. No obstante, ofrece la posibilidad de analizar la situación desde otra perspectiva: desde dentro. Ese fue el objetivo de la conversación con la Dra. Ana María Rosas, Directora Ejecutiva de COLMEVET: conocer su opinión desde la mirada que ofrece el ejercicio del cargo.

Antecedentes y Experiencia Al momento de asumir, los integrantes de la nueva Directiva se dieron cuenta que la Institución estaba integrada casi en su totalidad por personal administrativo y que al rompecabezas le faltaba una pieza fundamental: una persona de tiempo completo, que participara en las reuniones de Directorio y que fuera capaz de llevar a la práctica los acuerdos asumidos en ellas. Es ahí donde aparece la Dra. Rosas, que cuenta con los antecedentes

26

académicos y la experiencia profesional necesarios para asumir este desafío: “En un comienzo, el objetivo principal consistía en generar un plan de negocios para lograr un aumento en los ingresos del Colegio, indispensables para llevar a cabo el conjunto de actividades propuestas en el plan de trabajo de la nueva Directiva. Esto debe incidir en el aumento de colegiados, para mejorar la representatividad de COLMEVET y el nivel de participación de los colegas”, señala la Dra. Rosas. Si bien, ese objetivo no ha cambiado, nuestra entrevistada reconoce que, luego de asumir, aparecieron otras tareas a las que abocarse: “El objetivo principal continúa dentro de la planificación, pero antes debemos mejorar bastante la gestión interna y administrativa del Colegio; en otras palabras, ‘poner la casa en orden’ para luego mirar hacia el futuro”, agrega. En relación a este nombramiento, el Dr. Felipe Bravo, Presidente Nacional de COLMEVET, comenta:

“La incorporación de Ana María se enmarca dentro de la política e intención de mejorar la gestión de nuestra Institución. Contar con una colega de su calidad profesional y a tiempo completo es un privilegio para nosotros. Confiamos plenamente en que su labor rendirá frutos importantes, además de poner dentro del Directorio la fundamental visión femenina que nos estaba faltando”.

Un Proyecto Ambicioso Tal como declara el Dr. Bravo en la editorial de esta edición, el proyecto de la nueva Directiva probablemente se trate del más ambicioso en la historia de la Institución, lo que supone un gran desafío a concretar en un breve periodo de tiempo. La Dra. Rosas opina que, en este sentido, la clave es el trabajo en equipo: “Existe una excelente disposición por parte de los miembros de la Directiva, una muy buena comunicación y coordinación en las diferentes tareas que estamos llevando a cabo. Por otro lado, hemos observado un aumento en el interés de colegiados y no colegiados por participar en los distintos proyectos que estamos desarrollando. Un ejemplo de ello es la Campaña de Vocerías, donde se invitó a médicos veterinarios a representar al Colegio en diferentes temas de interés nacional, la que se cerró el viernes 12 de mayo, con más de 160 inscritos”, establece. La Dra. Rosas aclara que, sacar adelante esta tarea, no es responsabilidad exclusiva de los miembros de la Directiva: “Puede ser una frase un poco repetida: ‘El Colegio lo hacemos todos’. Pero luego de estar un poco más de un mes trabajando acá, me doy cuenta que necesitamos que la mayor cantidad de médicos veterinarios se inscriban y, por sobre todo, participen de forma activa, aportando sus ideas y conocimientos, para que COLMEVET vuelva a tener la relevancia y representación a nivel nacional que una Institución de este tipo debiese tener”.


Revista Colmevet Volumen II Número 05 Mayo 2017  

Revista del Colegio Médico Veterinario de Chile Publicación de actualidad gremial y profesional

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you