Page 34

Bentos

El bentos y su importancia en piscinas de producción de camarón El macrobentos

María Herminia Cornejo Rodríguez, Ph.D. Centro Nacional de Acuicultura e Investigaciones Marinas (CENAIM), Escuela Superior Politécnica del Litora (ESPOL), San Pedro de Manglaralto

Ecuador

mcornejo@cenaim.espol.edu.ec

Introducción

En un sistema extensivo de producción, el crecimiento del camarón depende en gran parte del consumo de organismos presentes en la piscina, ya sea en la columna de agua (plancton) o en el suelo (bentos). En un estudio realizado en el Ecuador sobre la importancia del bentos en las piscinas camaroneras, se observó que hasta aproximadamente los cuatro gramos, el camarón consume principalmente microorganismos naturales, después de lo cual el alimento balanceado toma más protagonismo. Dentro de un ecosistema acuático, el bentos se define como el grupo de organismos que viven en contacto con el sedimento (sobre o dentro), durante todo su ciclo de vida o solamente durante una parte de este. Se encuentran principalmente en los primeros cinco centímetros de la capa de sedimento. El camarón forma parte del bentos, ya que pasa la mayor parte de su tiempo en la interfase agua-suelo y utiliza el sedimento como refugio durante los periodos de muda o como fuente de alimento. Los organismos bentónicos están repartidos en toda la superficie de la piscina, incluyendo los muros de la misma y, al igual que ocurre con las comunidades planctónicas, se distribuyen en “parches”. Una de las formas más práctica de clasificar a los organismos bentónicos es en función de su tamaño: los organismos con talla mayor a 1 milímetro forman el macrobentos; los organismos

34

con talla entre 1 y 0.43 milímetros son clasificados dentro del meiobentos (algunos autores consideran 0.40 mm, otros 0.60 mm); y los organismos con talla menor a 0.43 milímetros corresponden al microbentos (el que incluye a las diatomeas, bacterias, protozoarios y foraminíferos).

Los poliquetos representan el grupo más abundante de los organismos macrobentónicos y los géneros más representativos en piscinas de producción de camarón son: Spionidae sp., Arenicolidae sp. y Nereidae sp. (Figura 1). Se dice que una piscina camaronera bien manejada favorece la presencia de organismos bentónicos y la presencia de poliquetos puede, en sí sola, soportar una biomasa de hasta 250 kilogramos de camarón por hectárea (550 libras por hectárea), sin tener la necesidad de proveer alimento balanceado. En un estudio sobre las especies de poliquetos introducidas en México,

A

B

C

D

Figura 1: Representantes de poliquetos que se encuentran en piscinas camaroneras: A) Prionospio sp. de la familia de los Spionidea (Fuente: Blake y Hilbig, 1990); B) Arenicola sp. de la familia de los Arenicolidae (Fuente: Biopix ©); C) Nereis sp. de la familia de los Nereidae (Fuente: www.nilesbio.com); D) Ficopomatus miamiensis (Fuente: Hernández et al., 2010).

Febrero - Marzo del 2011

AQUA Cultura, edición # 84  

Febrero - Marzo 2011