Page 1

VAMOS POR UN CENTRO DE LUCHA UN CEFYL DE LOS ESTUDIANTES Y NO DE LAS CAMARILLAS

Por qué nos presentamos a elecciones Hace más de un año, los que conformamos la agrupación Revire militamos en la UBA, interviniendo principalmente en las comisiones y asambleas de los centros de estudiantes. Lo hacemos porque entendemos que, en tanto estudiantes que somos, no podemos taparnos los ojos ante las situaciones que afectan nuestro día a día y nuestro futuro. Desde las reformas de los planes de estudio a los cambios en las becas, los estudiantes debemos participar de la toma de estas decisiones y de su ejecución. Sólo así vamos a lograr el nuevo edificio por el que tanto luchamos, a conseguir una educación que esté realmente al servicio de los trabajadores, una universidad que no se ajuste a los intereses de las empresas y que aporte a un verdadero cambio social. ¿Cómo viene el año? En este sentido, no podemos ignorar la situación de la UBA. El gobierno kirchnerista desarrolla desde hace una década una política de


vaciamiento y privatización de la educación. Esto se ve claramente en la situación de nuestra facultad y la administración de su decano oficialista, Trinchero. Con el problema edilicio, por ejemplo, todavía estamos esperando que la gestión cumpla con los compromisos que asumió tras la toma de 2010, y seguimos cursando en aulas que no dan abasto y en un edificio que no da para más. También observamos esta política en los intentos de reformar de manera encubierta nuestros planes de estudio acorde a los criterios que la CONEAU exige. Otro ejemplo son las becas: nos sacaron el control estudiantil de las mismas, y las nuevas PNBU imponen criterios restrictivos y meritocráticos para su obtención. Para colmo, la plata no alcanza para cubrir los materiales de estudio y su cobro se efectuó recién una vez finalizado el primer cuatrimestre. También las cesantías a los docentes y los cierres de cátedras son una manifestación más de esta política de ajuste: cientos de docentes se han quedado sin trabajo producto de una decisión unilateral por parte del rectorado de la universidad. Actualmente la gestión de la facultad quiere cerrar la Cátedra Abierta de Estudios Americanistas que viene trabajando con distintas organizaciones sociales. ¿Cómo respondió el movimiento estudiantil ante estos avances de la gestión? Pobremente, quedándonos atrás y sin enfrentar tales medidas. Esto se debe, en gran medida, a la política de adaptación desarrollada por la conducción del centro, La Juntada, quien prefirió tomar medidas de gestión y pintar las derrotas como pequeñas victorias, y por lo tanto ocultando y hasta negando la necesidad de profundizar la lucha y la organizacion, ya sea llamando comedor al bar de siempre o festejando el mísero aumento de la Jauretche, cuando nos reemplazaron la beca de apuntes y luego esa misma beca por la restrictiva PNBU. Su intervención se limitó a los órganos antidemocráticos de cogobierno, donde sin un movimiento capaz de presionar no podemos ganar nada. Ahora bien, La Mella-Marea Popular, además de desarrollar políticas favorables a la gestión, este año pretende integrarse directamente a la misma. En Filo, están encabezando la rosca para poner de candidata como decana a Acuña, quien hasta hace unos meses fue la vicedecana


de la gestión de Trinchero, participando activamente de las reuniones de la ANFHE (organismo ligado a la CONEAU específico de las ciencias humanísticas). El apoyo recibido de la gestión (económico) para poner rejas al estacionamiento de MT es otro ejemplo. Tal es así que el rectorado ha premiado sus logros con 40 mil pesos para que gasten en las políticas que tanto lo favorecen. Esto nos parece sumamente preocupante. Los estudiantes no podemos ir detrás de ninguna camarilla universitaria, por el contrario, tenemos que dar la lucha por la democratización. No existen las “gestiones progresivas”: ningún decano va a responder a las necesidades de los estudiantes. Debemos organizarnos de manera independiente para pelear para que quienes hacemos día a día la universidad seamos quienes la gobernemos. Estas elecciones Ante esta grave situación, no hay abstención que valga. Es por esto que decidimos presentarnos a elecciones. Porque es el momento en que se disputa la conducción de nuestros centros de estudiantes y nuestros consejeros en los órganos institucionales. Consideramos que no podemos permitir que La Juntada y el Kirchnerismo se hagan de sus consejeros estudiantiles para intervenir en las internas al interior de las camarillas universitarias. Fingir que no existen o, peor aún, regalarles los cargos


sin darles disputa, es una necedad. Tenemos que trabajar en construir un centro de estudiantes que brinde a los estudiantes todas las herramientas que estén a su alcance en todos los ámbitos políticos, de las asambleas a las elecciones, para organizarnos y salir a luchar. Para dar esta disputa, hemos decidido integrar Izquierda al Frente junto a las fuerzas del PO, PTS, Prisma, MAS y el PSTU, pues creemos que es el espacio político que representa la alternativa con independencia de la gestión y el gobierno nacional que obra con un horizonte de organización y lucha. Con las agrupaciones que conformamos el Frente nos hemos encontrado en distintas coyunturas, con algunas más que otras, y no negamos tampoco que ha habido situaciones en las que tuvimos diferentes posturas. Pero consideramos que no debe primar el sectarismo y la mezquindad. Es necesario que todos los militantes de izquierda militemos en conjunto para luchar por las reivindicaciones del movimiento estudiantil.

Frente a la avanzada del Estado y el Rectorado, necesitamos más que nunca mantener la independencia política del Centro. ¡Basta de arreglos con las autoridades! ¡Basta de las ficciones y el inmovilismo de La Mella! ¡Defendamos nuestra educación con organización y lucha! Nosotros, los estudiantes, somos los únicos que podemos hacerlo. ¡Pongamos en pie el movimiento estudiantil de Filo!

Volante filo (1)