Issuu on Google+

CONFESIONES A UNA MADRE Madre, en este humilde rincón de mi casa me encuentro, frente a la pantalla del ordenador, para escribirte un articulo para este boletín especial, como Tú. Ya son 25 los años desde que te impusieron la corona, sinceramente no la necesitas, a Ti ya te coronaron hace 1977 años, pero no fue con plata, como la de tu corona, fue con espinas como las que llevo Tu Hijo, y te hicieron cargar con el peso de un madero, que no merecías. Que duro tuvo que ser el presenciar como un Hijo se va poco a poco, pero de todo eso nos enseñaste muchas cosas, nos enseñaste a tener valor, porque las cosas vienen y hay que tenerlo para poder afrontarlas sin miedo, nos enseñaste a tener resignación, porque desde que aquel Ángel te dijo que serias la Madre de Dios en la Tierra, supiste tenerla a pesar de que sabias cual iba a ser su sino, nos ensañaste a tener la alegría, paciencia y Amor de una Madre al ver como su Hijo va creciendo, paciencia que tienes cuando metemos la pata por algo y el Amor que nos das cuando mas lo necesitamos ya sea por que estemos enfermos, dolidos o simplemente porque no nos salgan las cosas como nosotros habíamos pensado. Madre, hoy quiero confesarme, porque no encuentro esas palabras que Tú ya me has leído en el corazón y que son tan difícil de expresar y plasmarlas en papel, Madre hoy quiero confesarme por todos esos errores que he cometido, cometo y cometeré, aunque ya sabes Tú que no los hago a sabiendas, Madre, hoy quiero confesarme y no encuentro mejor lugar que hacerlo que desde este rincón de tu boletín, para decirte que nos sigas enseñando, que este mundo esta muy necesitado de tus enseñanzas, necesitamos que nos enseñes a convivir, que ya no nos aguantamos los unos a los otros, necesitamos que nos enseñes a respetarnos, a ser un poco mas humildes, en definitiva a ser mejores personas. Madre, hoy quiero confesarme y decirte..., bueno que quieres que te diga, que eres La Reina del Domingo de Resurrección, que eres la mas Bonita, de eso ya estarás harta, pues yo hoy no vengo a decirte eso, vengo a decirte, que razón tienen tus costaleros porque Madre, ¡¡A TI TE CORONARON DE ESTRELLAS, PERO COMO TÚ NINGUNA!!. Juan Gabriel Caparrós Garrido Vocal de Costaleros DONATIVO PARA FLORES

Todo aquel que desee hacer un donativo tanto para flores como para cera, lo puede efectuar en la casa de Hermandad. No importa la cantidad, lo verdaderamente significativo es la bondad y el gesto tanto el que se realiza hacia nuestros Titulares, como la ayuda económica que se aporta para la Hermandad.

CUARESMA 2010


ZM CONFESIONES A UNA MADRE