Issuu on Google+

La cuaresma del disgusto Todo el año es incesante para todos aquellos que se mueven en el mundo cofrade, cuando no son los ensayos son los cultos, cuando no son las reuniones son los viajes, cuando no es una llamada de teléfono es la preparación de cartas, artículos, etc.., en definitiva todo el año es cofrade y eso se deja notar en nuestras relaciones personales. Si tu pareja te acompaña porque también es cofrade, porque vive con intensidad este mundo como tu, hasta ahí todo marcha bien, pero si por el contrario nada de esto le es atractivo, algo comienza a fallar. Es arto complicado que la balanza quede igualada, pero tanto nosotros los cofrades como aquel ajeno a todo esto, debemos tener un termino medio para no crear disgusto entre ambos. Los cofrades somos conscientes de las horas que quitamos a nuestra mujer y hijos, nuestras madres, novias, amigos, etc…, pero es nuestro mundo, nuestra ilusión, la forma de ver el camino cristiano. A veces es cierto que somos abusivos, que queremos dar más de lo que podemos sin pensar en quien tenemos a nuestro lado, pero es nuestra forma de darles a Ellos, a Cristo Jesús y su Bendita Madre que estamos aquí, que Ellos son el sendero por el que día a día caminamos. Y ellos, los que de alguna forman todo esto lo ven desde otra perspectiva, a lo que no le encuentran explicación, nosotros debemos de comprenderlos y como todo derecho respetarlos también. La cuaresma ya esta aquí, y a ti cofrade de intensidad como a ti persona ajena a este movimiento, deciros que la formula es complicada pero en la virtud del cariño esta el respeto de ambos. Que todos tengáis una cuaresma llena de fe y sentimiento, cada uno vivida a su forma y manera desde sus más íntimas creencias. Enrique Rivero Heredia Tte. de Hermano Mayor

CUARESMA 2010


K LA CUARESMA DEL DISGUSTO