Issuu on Google+

Residuos Industriales Las distintas industrias luego de someter a sus materias primas a procesos productivos para obtener bienes de consumo, generan desechos. Estos desechos son llamados residuos industriales y durante mucho tiempo su daño en el medio ambiente no fue tenido en cuenta. Cada industria tiene sus desechos característicos. Estos residuos pueden ser reutilizados pero las técnicas usadas en estos tratamientos suelen ser muy costosas. Muchas industrias están realizando estudios para abaratar estas técnicas, pero sobre todo reviendo las consecuencias ecológicas de no reciclar o reutilizar estos desechos.

Los residuos industriales pueden ser peligrosos o inertes. Los residuos industriales llamados inertes son los que no dañan el medio ambiente, estos sólo deben ser reciclados de manera adecuada. Los residuos conocidos como peligrosos son altamente dañinos para la salud de los animales, las plantas y la humana. Generalmente son distintas sustancias corrosivas o tóxicas y algunos plásticos difíciles de degradar por la naturaleza. Estos son los desechos que deben someterse a distintos procesos para lograr su reciclado o reutilización en procesos costosos y que hasta puede significar pérdida económica para una industria. Además de buscar técnicas de reutilización menos costosas, las industrias de hoy buscan procesos productivos con tecnologías limpias. Buscan producir generando la menor cantidad posible de desechos peligrosos o inertes. Esto tiene la ventaja de ser menos costoso y más beneficioso para el


medio ambiente.

Los residuos industriales son sometidos a distintos tratamientos físicos, químicos y biológicos para transformarlos en productos menos tóxicos o en materia prima para otras industrias. También pueden ser quemados, lo que hace que disminuyan su volumen de manera drástica pero siempre cuidando de no generar gases y cenizas. Por último, se tiran a vertederos, en donde se acumulan. Estos vertederos deben garantizar la no contaminación de aguas subterráneas, la no emisión de gases y que el agua de lluvia no entre al vertedero porque si se evapora sería contaminante. Hoy en día, la contaminación que producen las distintas industrias, tanto grandes como pequeñas, son consideradas tan importantes que hasta los gobiernos de todos los países están generando normativas para regularlas. Lo son no sólo por su incidencia en el presente y en la vida de todos nosotros, también en el futuro. Las próximas generaciones pueden verse influenciadas en sus vidas y su salud por las consecuencias ecológicas de hoy. Por este motivo, muchas organizaciones ecologistas están tratando que tanto empresarios como políticos tomen conciencia de esta gran responsabilidad.


Residuos industriales