Issuu on Google+

concurso de ideas para una remodelaci�n participativa y con cero desalojos de un barrio popular de barcelona fotograf�a: paula del mas

Repensar Bonpastor � Contexto � El concurso de ideas � Las propuestas ganadoras

http://repensarbonpastor.wordpress.com


Contexto

1 Para justificar el derribo integral de las casas baratas, el barrio viene sufriendo un proceso continuo de marginaci�n, estigmatizaci�n y degradaci�n por parte de la propia administraci�n y los medios de comunicaci�n Durante el mismo a�o se celebr� un refer�ndum donde se consult� a los vecinos si quer�an o no una remodelaci�n del barrio. La falta de informaci�n y alternativas, la interiorizaci�n por parte de los vecinos del estigma �casas obsoletas, barrio marginal-, y la evidente intenci�n del Ayuntamiento de empezar los derribos a pesar del resultado del refer�ndum �el Plan ya se hab�a anunciado en prensa en el 1998-, hizo ganar el "s�" con una estrecha mayor�a (55%). Las primeras 145 casas fueron derribadas en 2007; en octubre del mismo a�o, un violento desalojo de algunas familias contrarias al Plan, llev� el caso a la atenci�n p�blica, y provoc� la aparici�n de muestras de solidaridad hacia los vecinos de algunas organizaciones internacionales como la Alianza Internacional de Habitantes. Algunas de las consecuencias del Plan de Remodelaci�n �f�sicas, sociales y humanas- sobre el barrio y sus habitantes son:

1

2

En estos a�os Barcelona viene sufriendo una ola de transformaciones urbanas. Este modelo hunde sus ra�ces en el proceso de conversi�n de una ciudad desindustrializada por la deslocalizaci�n de las empresas en una ciudad dedicada econ�micamente al sector terciario, con una especificidad: la de ser convertida por las administraciones en un producto en s� misma, la "marca Barcelona". Este modelo se basa, desde un punto de vista econ�mico, en priorizar las transformaciones urban�sticas como punto central de una econom�a basada en la inversi�n constructora e inmobiliaria y la atracci�n del turismo. En el contexto del nuevo modelo de ciudad se genera un binomio de inversi�n p�blico/privado en que los l�mites entre las administraciones p�blicas y las empresas se desdibujan, a menudo al precio de querer convertir la ciudad en un espacio reservado a quienes tengan suficiente poder adquisitivo para adquirir el producto. Este modelo se exporta de forma acr�tica internacionalmente, siendo alabado e imitado en muchas ciudades. En cambio, si lo observamos desde dentro y en especial desde los barrios hist�ricamente perif�ricos o marginales de la ciudad, parece m�s bien pensado en el beneficio de sus inversores que en resolver las necesidades reales de sus habitantes. Barrios enteros han sufrido derribos masivos, desalojos forzosos y procesos de gentrificaci�n: grandes transformaciones urbanas donde no se ha respetado ni el patrimonio arquitect�nico e hist�rico, ni el social. Y todo ello legitimado bajo el uso de palabras como participaci�n ciudadana, sostenibilidad o cohesi�n social, situando a menudo a los habitantes de una periferia superpoblada y desatendida por el desarrollismo franquista y los ayuntamientos posteriores en la disyuntiva de aceptar sin reservas y con entusiasmo estos procesos, convirtiendo los barrios en espacios econ�micamente inaccesibles para las siguientes generaciones, o bien seguir viviendo en la falta de servicios p�blicos e infraestructuras. Los publicitados procesos de participaci�n se convierten as� en un chantaje o simplemente en un simulacro de democracia directa que legitima los intereses pol�ticos y econ�micos del modelo Barcelona. Una de estas zonas en transformaci�n es el pol�gono de las "casas baratas" de Bon Pastor. Situado en el extremo este de la ciudad a la orilla del r�o Bes�s, fue construido en 1929 por el Ayuntamiento de Barcelona para alojar a los obreros inmigrantes provenientes del sur de Espa�a. El conjunto se compone de 784 casas de planta baja distribuidas en una trama ortogonal de calles y plazas. Se trata de vivienda de protecci�n oficial en r�gimen de alquiler de propiedad del Patronato Municipal de la Vivienda. En 2003 se aprob� el Plan de Remodelaci�n (modificaci�n del PGM) que prev� el derribo integral del conjunto de las viviendas y el realojo de sus vecinos en pisos de nueva construcci�n. Dicho plan fue definido por la administraci�n como participativo, consensuado y necesario para la modernizaci�n del barrio.

3

4

Existe un sector de la poblaci�n que est� en contra del Plan. Se sienten satisfechos con su estilo habitativo tradicional y no comparten la necesidad de derribar las Casas Baratas. Estas familias si no aceptan las condiciones de de dicho plan, sufrir�n el desalojo forzoso de sus viviendas. Una honda fractura del tejido social entre los partidarios del piso o casa. Con la desaparici�n de las casas baratas, la red social -de vecinaje y parentesco- que se daba en el espacio p�blico del pol�gono puede quedar desarticulada. Supondr� la destrucci�n de uno de los dos �nicos conjuntos hist�ricos de casas obreras de inicios del SXX que quedan en pie en Barcelona. El modelo urban�stico que propone el Plan �bloques de pisos lineales aislados- es obsoleto y cuestionado en la literatura urban�stica contempor�nea. El cambio de las condiciones econ�micas del alquiler de las casas baratas (la mayor�a muy bajos, casi simb�licos) a las del alquiler o compra del nuevo piso -y todo ello agravado por el contexto actual de crisis econ�mica-, est� provocando que algunas familias que pasan por situaciones econ�micas dif�ciles, puedan incluso a llegar a perder el piso que les ha sido asignado. Para justificar el derribo integral de las casas baratas, el barrio viene sufriendo un proceso continuo de marginaci�n, estigmatizaci�n y degradaci�n por parte de la propia administraci�n y los medios de comunicaci�n .

� � � � �

5

6

1 2 3 4 5 6

Plano de situaci�n en el municipio de barcelona L�mites urban�sticos establecidos por la `Modificaci�n del Plan General Metropolitano (MPGM) en el Poligono de las Casas Baratas en el Barrio del Bon Pastor' del a�o 2001 Foto de una de las calles del barrio. Joan Alvado, 2007 Foto de una de las calles del barrio. Joan Alvado, 2007 Maqueta del Plan de remodelaci�n. Martha Pelayo, 2010 Derribo de una de las manzanas de las casas baratas. Stefano Portelli, 2007


El concurso de ideas

2 Repensar Bonpastor, un concurso de ideas, un proceso abierto y complejo para intervenir en la ciudad, a trav�s de un enfoque multidisciplinario y de la creaci�n de nuevos v�nculos entre los t�cnicos y habitantes del barrio Algunas de las primeras conclusiones que podemos extraer de las propuestas presentadas son:

1

2

3

La implicaci�n en Bon Pastor del grupo organizador del concurso surge a partir de la Alianza Internacional de Habitantes que despu�s de la demanda de ayuda por parte de los Avis del Barri -una asociaci�n de habitantes del barrio contrarios al Plan de Remodelaci�n-, contacta con nosotros para elaborar una respuesta nueva a esta situaci�n. Como grupo de trabajo independiente formado por arquitectos, urbanistas y antrop�logos de distintas procedencias, entendimos que la clave de la cuesti�n era la posibilidad de construir un dispositivo nuevo: una herramienta que fuera capaz de contrarrestar el discurso oficial sobre la obsolescencia de las casas y la necesidad de su derribo, y que permitiera romper con la situaci�n de enrarecimiento y estancamiento del di�logo -entre vecinos y con la administraci�n- reinante en el barrio. De aqu� naci� la idea de organizar Repensar Bonpastor. El concurso de ideas, instrumento t�pico de la arquitectura, se convert�a en un proceso m�s abierto y complejo para intervenir en la ciudad, a trav�s de un enfoque multidisciplinario y de la creaci�n de nuevos v�nculos entre los t�cnicos y habitantes del barrio. Las diferentes fases del proceso no tienen necesariamente como finalidad la elaboraci�n de un "proyecto", sino la de abrir un espacio de debate, reflexi�n y aprendizaje colectivo sobre la situaci�n presente: arquitectos, antrop�logos, habitantes del barrio, as� como otras personas procedentes de diferentes contextos geogr�ficos y disciplinarios, tienen la posibilidad de colaborar conjuntamente y aportar nuevos elementos para la b�squeda de soluciones alternativas.

Que en los procesos de transformaci�n urbana como el de Bon Pastor, la arquitectura y el urbanismo no pueden trabajar aut�nomamente: necesitan de una colaboraci�n continua con otras disciplinas, especialmente de las ciencias sociales y humanas. Las viviendas, calles, plazas... no son s�lo espacios f�sicos; se tratan de construcciones sociales y culturales que representan a una comunidad, y en las que se da un estilo de vida, habitacional y relacional particular que se debe respetar. Es necesario respetar el patrimonio arquitect�nico, hist�rico e intangible de las casas baratas. Forma parte de la memoria colectiva de sus habitantes y de la historia de Barcelona. Hay que recuperar las estructuras organizativas, el estilo de vida y las se�as de identidad particulares de Bon Pastor. La participaci�n activa de los habitantes es indispensable. Es necesario que sus vecinos recuperen la autoestima comunitaria, tengan el derecho a ser informados, puedan expresar libremente sus deseos y necesidades, y puedan decidir sobre la remodelaci�n de su barrio. Hay que romper con la dicotom�a falsa generada por parte de la administraci�n: piso-casa. Existe un amplio abanico de alternativas entre las dos opciones, en el que todos los habitantes podr�an encontrar resueltos sus necesidades y deseos. Las patolog�as edificatorias que presentan las casas baratas son resolubles; es decir, las viviendas se podr�an rehabilitar y su derribo no ser�a la �nica alternativa. Existen otras formas de tenencia y gesti�n de los espacios construidos, que dadas las caracter�sticas de Bon Pastor pueden resultar muy apropiadas para el barrio, como son las cooperativas de viviendas. Numerosas propuestas han trabajado sobre este aspecto y han presentado diferentes modelos: de vivienda, de empleo, con cesi�n o no de suelo, etc. La tutela de la vivienda de protecci�n oficial en r�gimen de alquiler es imprescindible porque constituye un patrimonio p�blico que act�a como elemento regulador del mercado, necesario para garantizar el acceso a todas las franjas de poblaci�n a una vivienda digna. La ciudad sostenible es la que sabe adaptar su tejido construido a las diferentes necesidades y evoluciones sin implicar hacer tabula rasa. La ciudad es un sistema complejo en el que tienen que convivir diferentes formas de vida sin que el desarrollo de una implique la desaparici�n de otradesaparici�n de otra.

4

Los resultados del concurso A la convocatoria respondieron m�s de 150 equipos de todo el mundo. El jurado -compuesto por expertos de varias disciplinas, locales e internacionales1-, despu�s de tres d�as de deliberaci�n, seleccion� 22 propuestas de las 45 presentadas. De entre estas 22, premiaron a 4 y se�alaron una quinta con una menci�n especial. Los trabajos presentados demuestran la voluntad, por parte de muchos estudiantes y profesionales de distintas partes del mundo, de contribuir a un proceso de investigaci�n y acci�n hacia una nueva manera de "hacer ciudad". Han tratado de basarse en un an�lisis socio-cultural del barrio; han mostrado distintas maneras en que los habitantes pueden expresar sus deseos, necesidades y participar en el proceso; y han trabajado sobre la rehabilitaci�n de las casas baratas y la intervenci�n en el espacio p�blico. 1 Del Jurado han formado parte los antrop�logos Micheal Herzfeld (Harvard University), Manuel Delgado (Universitat de Barcelona) y Teresa Tapada (Universitat Aut�noma de Barcelona); el urbanista Yves Cabannes (DPU de Londres, miembro del Advisory Group on Forced Evictions de la ONU-Habitat); la activista Raquel Fosalba (Cooperativas de Vivienda de Montevideo, Uruguay); y el arquitecto Jos� Lu�s Oy�n (Escola T�cnica Superior d'Arquitectura del Vall�s).

� �

5

� �

1 2 3 4 5

imagen extra�da de la propuesta NO SE PUEDE TENER LA BOTA LLENA Y LA MUJER BORRACHA imagen extra�da de la propuesta PALIMPSESTO imagen extra�da de la propuesta RBSELFMADECITY imagen extra�da de la propuesta ROOFTOPS imagen extra�da de la propuesta REALITAT PROPOSTA ACCI�


Las propuestas ganadoras

3

Criterios de valoraci�n

Nota final de los miembros del tribunal "Los miembros del tribunal reconocen el esfuerzo realizado por todos los equipos presentados al concurso y desean hacer constar dos aspectos que consideran importantes. En primer lugar, la valoraci�n positiva de los proyectos no implica en ning�n momento que las soluciones f�sicas propuestas en lo urbano e arquitect�nico cuenten con el aval del jurado. La valoraci�n ha tenido en cuenta la articulaci�n y coherencia de los proyectos en funci�n de los cuatro criterios valorativos propuestos por las bases del concurso, de los que la soluci�n arquitect�nica es parte, pero no �nico objetivo del mismo. En segundo lugar, el tribunal considera que los proyectos presentados estuvieron necesariamente condicionados por el conocimiento limitado o/y parcial de la poblaci�n residente en el barrio. Como profesionales representantes de diferentes disciplinas del �mbito de la intervenci�n urbana, ya sea desde el urbanismo, la arquitectura y antropolog�a social y cultural, y en base a nuestra experiencia en este campo, consideramos que el conocimiento del tejido social del barrio es base indispensable para la elaboraci�n de un proyecto urban�stico o de planeamiento �para las personas�, que permita el reconocimiento de la diversidad, la complejidad del tejido social del barrio y reconozca intereses que por ser distintos, no son necesariamente incompatibles. Los miembros del tribunal comparten la convicci�n de que s�lo con la elaboraci�n previa a la fase proyectual de un diagn�stico social preciso que profundice en aspectos de la composici�n social del barrio �en el que se reconozcan las diferencias socio demogr�ficas, de origen o de pertenencia �tnica, de redes familiares o de vecindad y sistemas de tenencia y propiedad� se podr�n elaborar propuestas proyectuales consistentes, reales y serias, que permitan el desarrollo futuro del barrio sin provocar fractura social. La fase de diagn�stico ha de ser apoyada por investigaci�n del campo de las ciencias sociales que provea de los instrumentos o t�cnicas cualitativas indispensables para ese fin, preferiblemente las que proceden del campo de la antropolog�a social y cultural. La fase de elaboraci�n del proyecto y el proceso de implementaci�n posterior, ha de contar con la imprescindible colaboraci�n de las vecinas y vecinos del barrio, cuyo bienestar es el objeto final de dicha intervenci�n. Para conseguir la participaci�n de los vecinos, el tribunal considera indispensable el respeto a sus inquietudes, deseos y proyectos de futuro ya sean �stos compartidos o divergentes. Para que una intervenci�n urban�stica, que objetivamente puede significar una oportunidad de mejora para el barrio, nunca m�s comporte la ruptura traum�tica con la memoria e identidad individual y colectiva de sus habitantes, verdadero patrimonio humano de la ciudad y sus territorios." (extraido del acta de la decisi�n final del Jurado)

Ante la divisi�n, la participaci�n Bon pastor, barrio de c�digo abierto Refining bonpastor With-in walls Ciudad (de)generada

1) Respecto al patrimonio social, hist�rico y arquitect�nico de las Casas Baratas. A trav�s de la rehabilitaci�n o de la reforma de las Casas Baratas, las propuestas deber�n �respetar los valores �arquitect�nico, hist�rico y etnol�gico� caracter�sticos de esta tipolog�a de vivienda social obrera. Se valorar� el reconocimiento de los estilos de vida propios de esta morfolog�a urbana: formas de utilizar el espacio p�blico, maneras de relacionarse entre vecinos, se�ales de identidad colectiva, etc.�. 2) Participaci�n activa vecinal. Las propuestas �deber�n proponer posibles metodolog�as participativas que reflejen la activa implicaci�n vecinal durante todas las fases de la transformaci�n del barrio�. 3) Interdisciplinariedad. Las propuestas �deber�n ser planteadas con un enfoque interdisciplinario: integrando la transformaci�n f�sica del espacio con el an�lisis del contexto socio-cultural del barrio. Se valorar� que los equipos concursantes se compongan por estudiantes o profesionales de diferentes disciplinas como la arquitectura, el urbanismo, las ciencias sociales y humanas o las bellas artes�. 4) Viabilidad y sostenibilidad. �Se evaluar� positivamente toda la informaci�n que se aproxime a la realizaci�n del proyecto, as� como el uso de materiales y t�cnicas sostenibles con el medio ambiente y la integraci�n con el barrio y su entorno.� (Directrices extra�das de las Bases del Concurso)


propuesta ganadora ex-aequo A

Ante la divisi�n, la participaci�n equipo: barnAmb componentes: naomi ferguson y afroditi karagiorgi procedencia: barcelona (espa�a)

"La participaci�n se presenta como una idea �a construir� y no como una idea de participaci�n instrumentalizada, cerrada (expl�cita o impl�citamente). Dar las posibilidades para nutrir de contenido la participaci�n �deseada� por los habitantes es un aspecto notable de la propuesta. Expl�citamente proponen darles la palabra y la LIBERTAD para que cuenten y expongan sus necesidades." Teresa Tapada, acta de la decisi�n final del Jurado "Pocos proyectos reconocen la heterogeneidad de la comunidad, en este caso especifica las diferencias culturales por origen (Murcia, Andaluc�a) diferenci�ndolos de los que son aut�ctonos. Adem�s el proyecto reconoce que la comunidad es cambiante, es din�mica, nunca es est�tica." Michael Herzfeld, acta de la decisi�n final del Jurado

La propuesta plantea principalmente la necesidad de la participaci�n vecinal decisiva, indispensable para respetar la forma de vida horizontal de la comunidad barrial. En la remodelaci�n de Bon Pastor se debe focalizar la atenci�n en la interrelaci�n entre los habitantes y los espacios en los que viven, y en la posibilidad de que todos los vecinos puedan discutir y crear dichos espacios. Se detalla el proceso (que constituye en s� mismo la propuesta de este equipo) que se iniciar�a paralizando el plan actual e incluyendo a todos los habitantes en din�micas de discusi�n grupal trabajadas en diferentes espacios de colectivos e instituciones del barrio. Se realizar�a a trav�s de un equipo interdisciplinar de profesionales formados en la realizaci�n de talleres EASW por la UE, que actuar�an como dinamizadores y mediadores que trasladar�an los resultados a la administraci�n. Este plan ser�a presentado al Patronato para demostrar que se pueden obtener resultados concretos a trav�s de un proceso participativo real, porque se considera que el Plan de Remodelaci�n ha sido aprobado tras un proceso que no ha sido aut�nticamente participativo. La propuesta comenta los escenarios posibles tras este proceso participativo, analizando las soluciones y los conflictos que generar�an cada uno:

proceso de rehabilitaci�n total del barrio, que incluya el interior de las casas y el espacio p�blico. Consideraciones: podr�a generar conflicto por la imposibilidad de acceder a un piso por quien lo prefiera.

Escenario 2: Soluci�n mixta que mantenga una parte de las casas y realoje al resto de habitantes en pisos Se rehabilitar�an las casas mantenidas en las mismas condiciones que el escenario anterior. Tambi�n se propone la mejora del espacio p�blico con la peatonalizaci�n de calles y otras medidas. Escenario 3: Derribo total Se indemnizar�a a los inquilinos seg�n lo establecido en la LAU. Tambi�n se destaca la necesidad de oferta de viviendas asequibles econ�micamente para todos. Consideraciones: dificultad de llevar a cabo este proceso con cero desalojos.

Escenario 1: Rehabilitaci�n total de las casas Ser�a necesario un an�lisis t�cnico financiado por el Patronato para evaluar las patolog�as arquitect�nicas de las casas. Se recomienda un

Lo m�s interesante de esta propuesta, adem�s de la valoraci�n de los aspectos simb�licos en la relaci�n entre comunidad y espacio urbano, es el proceso participativo que detalla, y el hecho de que no defiende a priori una soluci�n determinada, sino que deja en manos de los habitantes del barrio la decisi�n sobre la remodelaci�n.


propuesta ganadora ex-aequo B

Bonpastor, barrio de c�digo abierto equipo: surcos urbanos componentes: marian sim�n, nerea mor�n, cristina fern�ndez, gorka ascas�bar y quim vilar. procedencia: den haag (paises bajos), madrid (espa�a), sheffield (gran breta�a)

"Presta atenci�n a la gente que vive en el barrio. Es una propuesta que incorpora datos socio demogr�ficos de qui�n es la gente que actualmente vive en Bon Pastor. (...) Atiende a la situaci�n de paro de la zona con propuestas concretas, es decir intervenci�n social m�s que intervenci�n f�sica para resolver los problemas sociales del barrio. Apuesta por el mantenimiento del patrimonio, aunque la propuesta libera espacio para crear �reas de espacio verde y dar una opci�n mixta que pueda satisfacer diversas expectativas. La mirada compleja a la sostenibilidad como un t�rmino multidimensional es muy acertada (social-ecol�gicof�sico)." Teresa Tapada, acta de la decisi�n final del Jurado

En la primera parte de la propuesta, los autores realizan un diagn�stico del barrio:

� �

� � �

Respecto a las zonas verdes y espacios p�blicos, constatan un d�ficit de superficie y una fragmentaci�n espacial que dificulta su utilizaci�n por parte de los vecinos. Respecto a la inserci�n urbana destacan el d�ficit hist�rico en movilidad, accesibilidad y, en general, el aislamiento de la trama urbana con respecto a Barcelona que ha sufrido el barrio durante d�cadas. Otro tema importante del an�lisis es la reflexi�n sobre la privatizaci�n del barrio como patrimonio p�blico. Se plantea la p�rdida de vivienda social de alquiler de propiedad p�blica a trav�s de la transformaci�n en pisos de compra; la desaparici�n de la identidad hist�rica por el derribo total de las casas; y, adem�s, la creciente centralizaci�n y privatizaci�n de la gesti�n de servicios y equipamientos p�blicos.

La propuesta de un estudio previo sobre el estado de las viviendas existentes se basa en 3 niveles seg�n el estado de deterioro y la posibilidad de rehabilitaci�n o derribo de acuerdo al mismo estudio. A continuaci�n explican algunas propuestas de organizaci�n vecinal para el proceso de transformaci�n, la gesti�n de las viviendas y el fortalecimiento del tejido social con diferentes formas de cooperativas: de vivienda, de trabajo social, consejo de barrio.

En la segunda parte se desarrollan propuestas para generar criterios hacia un proceso de transformaci�n del barrio y plantean las posibilidades de organizaci�n y participaci�n de sus habitantes.

Apuestan por un modelo de transformaci�n urban�stica que no est� basado en considerar la vivienda como inversi�n -modelo especulativo que hasta ahora se ha desarrollado desde el Ayuntamiento, ignorando los deseos, necesidades y posibilidades reales de sus habitantes-. Se plantean transformaciones urban�sticas en las que sea compatible la inserci�n en el contexto urbano, manteniendo la singularidad de la vida del barrio. Las propuestas de metodolog�a y organizaci�n que exponen podr�an servir como impulso al arranque de un proceso de transformaci�n en Bon Pastor que cuente con la participaci�n real de sus habitantes.

Sobre los criterios de transformaci�n del barrio, plantean una evaluaci�n del estado constructivo de las casas (�nica entre todas las propuestas), una propuesta para el espacio p�blico y la movilidad, y unos criterios hacia una "consideraci�n integral de la sostenibilidad".


propuesta ganadora ex-aequo C

Refinning Bonpastor equipo: refining bon pastor componentes: karin fernanda schwambach, susan eipper y fernando campo medina procedencia: weimar (alemania)

"Se trata de un proyecto para el futuro y desde una perspectiva dirigida al ciudadano. No parte de estereotipos construidos o imaginados sobre la poblaci�n. No clasifica a la poblaci�n como �pobre� sino que parte de ella como ciudadano o ciudadana. Adem�s el lenguaje visual es bueno, de f�cil acceso para quien mira. Y eso es esencial para un trabajo que apunta a una dimensi�n participativa. Es un aspecto singular a tener en cuenta." Ives Cabannes, acta de la decisi�n final del Jurado

A trav�s de un an�lisis detallado de la estructura urbana de Bon Pastor, de las tipolog�as de las casas baratas, de la componente social del barrio, y de las necesidades y deseos de sus habitantes, los autores de esta propuesta establecen el reto -mediante un proceso participativo- de potenciar las relaciones sociales existentes en las casas baratas y permitiendo al mismo tiempo su regeneraci�n. Bas�ndose siempre en la mejora de la estructura urbana y la calidad de vida del barrio, proponen dos posibilidades que son la renovaci�n de las casas baratas para los vecinos que quieran quedarse y el realojo de los vecinos que prefieran pisos en bloques de nueva construcci�n. El proceso participativo se desarrollar� en 7 fases que corresponden con 7 �reas del barrio, de manera que la transformaci�n urbana no afecte tan dr�sticamente a sus habitantes. Ser� un proceso basado en el consenso con los vecinos y con la ayuda de un grupo de t�cnicos especialistas.

� � �

Se elaborar� el mapa de posibilidades de intervenci�n. Con este �ltimo mapa, los habitantes elegir�n la opci�n que prefieran dentro de los dos caminos. Se elaborar� el mapa de realojos y permanencias de los residentes. La implementaci�n de las intervenciones: Los habitantes que hayan elegido quedarse en las casas baratas se van trasladando -fase por fase- a pisos de nueva construcci�n mientras que se realizan las obras en su vivienda y calle. El feedback de los vecinos: despu�s de la implementaci�n de cada fase se les pide a sus habitantes una reflexi�n sobre el proceso de transformaci�n (c�mo lo han vivido) antes de empezar la siguiente.

Construcci�n de un centro de formaci�n u oficina t�cnica de investigaci�n, donde se estudiar� el estado y los condicionantes de las casas baratas, identificando una a una y sus patolog�as. Se elaborar� un mapa donde se identifiquen todas las casas y sus patolog�as. En cada �rea se har� una investigaci�n social a trav�s de un cuestionario para conocer cu�l es el contexto de la poblaci�n y sus deseos respecto a la transformaci�n del barrio. Se elaborar� un mapa de deseos. Con los dos mapas anteriores, se analizar� casa por casa la posible intervenci�n.

La renovaci�n de las casas baratas que proponen, mantiene siempre la morfolog�a de las viviendas y el aspecto exterior de la fachada. Juegan con distintas combinaciones de uni�n y divisi�n de las unidades. Respecto a la renovaci�n del espacio p�blico, proponen la peatonalizaci�n de algunas de las calles y la colocaci�n de mobiliario urbano para mejorar su uso. El nuevo edificio que alojar� a los vecinos que hayan decidido cambiarse a un piso, intenta recrear las relaciones sociales que se dan en las casas baratas a trav�s de los espacios comunes como son las pasarelas de acceso a los pisos. Quiz�s lo m�s interesante de Refining Bonpastor es el an�lisis y mapeo tan detallado, casa por casa, que proponen hacer del barrio. Adem�s de la propuesta concreta de c�mo se podr�a llevar a cabo el proceso participativo y sus intervenciones.


propuesta ganadora ex-aequo D

With-in walls equipo: BonThinkers componentes: barbara dovarch, stefano grigoletto, sara incerti, gynna millan, marta pietroboni, luca serra y pietro pusceddu procedencia: nuoro, rovereto, milano, cagliari (italia), libano (colombia)

"En primer lugar, se trata de uno de los pocos proyectos que ampl�an el n�mero de viviendas.(...) Eso hace que se trate de un proyecto �abierto a la ciudad� que ofrece un cierto stock de vivienda para que otra gente del resto de Barcelona pueda residir en Bon Pastor. (...) Adem�s, son los primeros que hacen expl�cita la idea �0 eviction�, es decir no al desalojo forzoso o v�a mecanismos del mercado. El desalojo es una forma de abrir posibilidades a la gentrificaci�n. Por otra parte, el proyecto hace una interesante propuesta de conectividad del barrio con el tejido urbano de los alrededores (...). Se abre tambi�n hacia el r�o, y propone la plantaci�n de huertas que exist�an en el pasado. En segundo lugar, hace un �nfasis en las posibilidades que permiten la relaci�n con la gente. Habla de lo posible. Propone escuchar a la gente y eso es importante. Desde una mirada humanizada donde se incorporen sus opiniones y una buena propuesta f�sica, podremos conseguir mejorar las opciones posibles." Ives Cabannes, acta de la decisi�n final del Jurado

Esta propuesta reconoce el estado actual como estado de "transici�n", en el cual los habitantes est�n bloqueados por la dicotom�a generada entre "casas" y "pisos". La soluci�n debe ofrecerse "dentro de las paredes" del barrio, es decir respetando las formas existentes, integrando la tradici�n y la innovaci�n. Las principales ideas de esta propuesta son:

Una relaci�n estable entre el barrio y los grupos de t�cnicos (arquitectos, urbanistas, soci�logos, antrop�logos, ingenieros...) ayudar�a a elaborar los planes y en la b�squeda de fondos para llevar a cabo la renovaci�n. Dedican una especial atenci�n a la memoria hist�rica: una galer�a memorial sobre la historia del barrio ser� una de las exposiciones permanentes del centro comunitario del barrio.

Establecer un "community center" construido en el centro del conjunto de las casas baratas. Podr�a dinamizar la transformaci�n del barrio a trav�s de la participaci�n activa de los habitantes, elaborando soluciones individualizadas para cada caso: los habitantes podr�n escoger entre rehabilitar sus casas, o ir a vivir en pisos que se edificar�n en el frente del r�o. Entre los bloques de pisos nuevos y el r�o podr� haber huertos comunitarios, que tambi�n ayudar�n en el proceso de cohesi�n de la comunidad. Se podr�an elaborar proyectos de expansi�n de las casas baratas "dentro de las paredes", y tambi�n una posible soluci�n habitativa diferente para las familias que escojan los nuevos edificios.

� �


premio especial fuera de concurso

Ciudad (de)generada equipo: en Pep t� els contenidors a l'abast de la m� y del peu componentes: sergio azpiroz mart�n, alain gonz�lez montejo, mireia cortina grau y pedro garc�a figuera procedencia: huesca, vitoria, barcelona, monz�n (espa�a) "Se trata de un proyecto que, a pesar de no atender a los criterios valorativos del concurso, aporta una mirada original, �cida y arriesgada. Los miembros del tribunal han valorado el sentido cr�tico, inspirador e irreverente con el que sus autores afrontan un futuro ficticio para el barrio de Bon Pastor. Pero adem�s, la propuesta suscita una reflexi�n agridulce sobre la desconexi�n entre la Barcelona oficial de proyecci�n internacional y las preocupaciones de sus ciudadanos y ciudadanas; la Barcelona real de las personas que conviven diariamente con sus carencias y limitaciones." acta de la decisi�n final del Jurado



repensarbonpastor - propuestas ganadoras