Page 1

Presentación No le faltó razón a Galeno Lacerda cuando afirmó que la parte más importante de un código procesal es la relativa a las nulidades. Ciertamente, dándole un vistazo a las reglas que atañen a dicha materia es posible determinar con bastante certeza si dicho proceso es capaz de cumplir con las finalidades que se ha propuesto y –esto es lo más importante– verificar cómo se conjugan los valores que lo inspiran. Si hallamos reglas que permiten la configuración de la nulidad por causa del más mínimo incumplimiento de una formalidad se concluye que el proceso no es otra cosa que una misa jurídica, como sugirió el inolvidable maestro Eduardo J. Couture. Afortunadamente, esta no es la realidad de los ordenamientos procesales contemporáneos. Nos encontramos en una etapa de evolución del proceso –sea este jurisdiccional (civil, penal, laboral, etc.), estatal no jurisdiccional (administrativo o legislativo) o no estatal– en donde su razón de ser es cumplir con sus fines; de ahí que su esencia sea instrumental o teleológica. Así, su estructuración y funcionamiento deberán encontrarse inspirados en los fines a los que aspire a conseguir (en mi opinión, estos siempre deben estar inextricablemente vinculados con la Constitución), en tanto que sus instituciones que le dan vida deben ser siempre concebidas y empleadas acorde con ellos. Esta es una orientación que los principales responsables por la idónea configuración del proceso –legislador y juez– jamás pueden ignorar ni olvidar. Y considero, sin temor a equivocarme, que este es también el pensamiento que inspiró a los autores a escribir los trabajos que componen esta obra colectiva, cada uno desde la materia de su especialidad. A través del discurrir de dichos ensayos el lector podrá apreciar no solo propuestas teóricas, críticas y reflexiones, sino también la preocupación por concebir la

5


PRESENTACIÓN

verdadera dimensión de la nulidad procesal: la de ser una técnica indispensable para el correcto desarrollo del proceso, pero que debe producirse solo cuando sea absolutamente necesaria. Es que el inexorable retroceso que toda declaración de nulidad presupone hace que el cumplimiento de los fines del proceso se retrase; es por ello que su aparición –causada siempre por la violación de la forma preestablecida por ley– debe ser muy restringida. La presente obra se divide en dos partes: la nulidad procesal en el Derecho peruano y la nulidad procesal en el Derecho Comparado. La primera cuenta con diversos ensayos que tratan sobre la nulidad en el proceso civil, penal y contrataciones con el Estado, partiendo de la regulación prevista en nuestra normativa procesal. Ahí se encuentran los ensayos de las doctoras Eugenia Ariano Deho y Karina Vilela Carbajal (Derecho Procesal Civil), de los doctores Percy Velásquez Delgado, Alcides Chinchay Castillo y Carlos Machuca Fuentes (Derecho Procesal Penal) y de los doctores Cristhiam León Orosco y César Rubio Salcedo (Contrataciones con el Estado). Por su lado, la segunda parte está compuesta por un importante artículo de legislación comparada del profesor Lorenzo Zolezzi Ibárcena y por cuatro trabajos –inéditos en nuestro idioma– de autorizada doctrina brasileña contemporánea. Me refiero a los destacados procesalistas Daniel F. Mitidiero, Fredie Didier Júnior, Augusto Tanger Jardim y Eduardo Scarparo, quienes con gran cordialidad y amistad me autorizaron la traducción y publicación de sus ensayos que, sin duda alguna, constituyen una fuente bibliográfica importantísima para profundizar en la compleja teoría de la nulidad procesal, aún inexplorada en nuestro país. Aprovecho estas líneas para agradecerles su entusiasmo de compartir su pensamiento con los lectores peruanos. Por otro lado, permítaseme unas líneas respecto a la traducción de los artículos originalmente escritos en portugués. Al traducir un texto en otro idioma buscando la mayor rigurosidad posible, siempre se encuentran inconvenientes difíciles de superar (inclusive siendo el portugués una lengua tan cercana al castellano), cuya solución no estriba necesariamente en un profundo conocimiento de la lengua foránea. En efecto, por lo general se presentan palabras de orden técnico en donde el traductor, para expresar su verdadero significado, no debería identificarla con algún término de su cultura jurídica, sino consignar aquellas palabras o frases que mejor se adapten a las necesidades de la traducción. Este es el caso, en la presente obra, de los términos deconstituição y decretação, estrechamente vinculados al tema de la invalidez procesal. En el primer caso, la literal equivalencia en castellano (deconstitución) no existe; y en el segundo, el término “decretación” 6


ESTUDIOS SOBRE LA NULIDAD PROCESAL

adquiere un significado técnico distinto al coloquial. No obstante ello, he decidido emplear un neologismo y una nueva acepción del vocablo, pues solo de esa manera el lector podrá apreciar, junto con el sentido del texto, lo que el autor desea expresar. En efecto, es deseable referirse a “deconstitución” para señalar cómo es que opera la nulidad frente a los efectos sobre los cuales recaerá (la nulidad deconstituye los efectos de los actos viciados). Así, se busca aludir a una eliminación o supresión de tales efectos. Por otro lado, considero que es conveniente aludir a “decretación” y no a decreto, pues podría confundirse con aquella resolución de mero trámite contemplada en nuestro Código Procesal Civil. Más aún, en la doctrina brasileña se habla de decretación y no de declaración de nulidad, precisamente porque dicho pronunciamiento no se limita a declarar, sino a extinguir actos y situaciones acontecidos en el proceso. Existen otros tecnicismos presentes en algunos de los artículos traducidos. Algunos han permanecido como en el original con la finalidad de ser fiel al idioma y por ser su traducción inadecuada, como por ejemplo la terminología de los recursos del ordenamiento procesal civil brasileño (agravo regimental, embargos de declaração); pero otros sí han sido traducidos y se encuentran con su respectiva nota del traductor [N. del T.], como sería el caso de las expresiones juntada o falar nos autos. Para terminar, solo me resta señalar que este libro no tiene otra intención que ser una pequeña contribución en la búsqueda que el proceso (que es el Derecho al final del día) se convierta en lo que todos queremos: un instrumento ético que traiga paz con justicia a la sociedad.

RENZO I. CAVANI BRAIN Coordinador de la obra

7

Presentación  

Presentación a libro "Estudios sobre la nulidad procesal"

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you