Issuu on Google+

“ME DESPIDO”

Autor: René Julio Milla Auger


Dedicada a mi ciudad Santiago En especial a Mery y Luis de Quilicura


FORASTERO Santiago, te he vuelto a visitar, pero me doy cuenta que has perdido tu identidad, donde quedaron tus historias y los estadios coloridos, de bombos y bengalas… Las vías libres y las santiaguinas con sus sonrisas y minifaldas… Esas ventanas sin rejas, que hicieron que tu gente tuviera libertad, tus habitantes se han vuelto prisioneros, magros, de su vida epopeyica… Me marcho triste, con mi corazón dolido de lo que has perdido, el orgullo de ser tu misma, emblema de nuestra patria, capital de mi infancia…


Solo tú

Nobleza de efectos que trascienden en cada esquina que recorro… Soleadas vueltas, y ensombrecidas calles por tus altos edificios. Eres un relieve de orgullo para algunos y para otros solo una triste cuidad, llena de recuerdos que no logro encontrar por que te has elevado al cielo, que mirabas tiempo atrás… Mas mi corazón los ha encarcelado para recordar, que tu mi Santiago eres un gran anfitrión, de la gente que viene de los lugares mas alejados a vivir en ti, por siempre…


Tu Habitante

He cruzado tus aceras, he vivido tu fuerza, pero lo que mas me dice como tu eres, es tu gente, soleada, sombreada, matizada, de verdad, luchadora de cada día que nace, prospera, crece y muere, son tus calles las que me conducen a mirar, al hombre, la mujer, el niño y el anciano, como poder relatar lo que veo si cada uno tiene una vida distinta al del otro, como si fuese un enjambre de abejas, todas diferentes pero a la vez una sola comunión, esa es tu unificación como verbo central de la unidad…


Mendigo

El hombre que camina por tus calles pidiendo te hace grande en verdad, ya que el va rescatando a cada paso lo que los demás no ven la identidad de la calleja, con sus perros de compañeros el solo ha querido estar en su lugar, un poco por aquí otro poco por allá pero ¿Quien lo entiende? o ¿Quién sabe quien es?, a lo mejor aquel pariente que lo ha olvidado o tal vez sus hijos angustiados que lo han querido rescatar y el no los ha dejado….


Amigos

Los valores de hombres y mujeres que dicen que no tienen otra cosa que hacer que contar sus historias viejas, cuantos amigos se los ha llevado el frío de la noche por que no tienen un cobijo y mi amiga Rosa Amelia se helo y hoy acompaño su féretro al campo santo, eso te enseñan las callejuelas, puedes seguir así pero al final la muerte te viene a decir que es momento de parar de sufrir…


Calavera

La Pelada, como se le denomina en las calles gélidas del invierno, que no pasa y solo la botella te acompaña para mantener el cuerpo adormecido con la embriaguez, es una muerte sin dolor, se quedo dormida el alma sin despertar y nadie se dio cuenta, por que estabas borracho durmiendo, en una bencinera o bien en la acera, así pasamos las noches frías con nuestra inconciencia…


Adios

Espero silente con mi carreta, que no esta de acuerdo que me enfríe, mas ella se acurruca a mi lado, me abraza, nos besamos, cierra sus ojos y pienso “Que hermosura de compañera me ha brindado Dios en esta miseria”… Quiero levantarme y no puedo, me adormezco en el silencio que crea el bullicio. Comienza a vivir el frío sol de invierno y mi amor un poco mas allá, duerme en la loza helada, la muevo y no responde, me arrodillo y de mis ojos resbala una infinita lagrima, que tomo con mi palma sucia y a mis labios dirijo, habría de ser una larga jornada…


Soledad

Mujer con la cual elegí el camino de la vida estoy deseando nunca haberte conocido, no por los momentos vividos, si no mas bien por que te perdido, en esta ciudad que me ha conducido a vivir en sus calles, ¡Por mi querer!, debo empinar mi codo nuevamente y hasta el fondo, sin dejar gota alguna en el vaso, este licor ha sido nuestro dueño, compañero, carcelero de nuestros sueños. este homenaje es para Usted, Carmen, a ¡Su salud! y para siempre, espérame en el cielo, el cual sea para los “Callejeros” en un Santiago Extremo…


Pensé

Santiago tus gentes te han querido decir, eres aquella ciudad que acoges a todos y todos en ti tienen un espacio, de vida, de muerte, de amor y pasión, de desenfado y de pena, de alegrías y sonrisas también, eres una ciudad en la cual las diversas culturas se entrelazan, sin perder su propia identidad y esto te fortalece ampliamente, eres la ciudad del futuro, pero el hombre pensó y se entristeció…


Presos

Rejas de prisión que se esparcen por tus calles, que ha sucedido ¿con tu autonomía?, ¿Donde quedo la verdad del Santiago Antiguo?. Donde el hombre lideraba su verdad, y el Santiaguino andaba por donde el quería… Corderos al matadero, ¿Somos la gente que en esta ciudad habitamos? ¿Dónde quedo el valor de los hombres y mujeres que es la sangre de tus venas? ¿ Hitos o Caleteras para guiar a las ovejas?...


Ustedes

Te miro Santiagueña y tus ojos van perdidos en la prisión que te conduce a tu trabajo, “Viva el transporte público” te aplastas contra otros cuerpos y sin tener sexo, “Metro”, el agobio que genera la impotencia, impaciencia y la ingravidez de no poder decir nada y si te rozan atacas como las fieras heridas sin mediar palabra, la nostalgia me hace mirarte y te digo sigues tan bella como siempre pero apenada, morenas, trigueñas, rubias y pelirrojas, para Ustedes solo tengo una palabra, “Gracias”, por que ha pesar de todo no han dejado de ser Santiaguinas, Hembras, son mi vida…


Y que digo de ti hombre, ¿donde quedo el coraje?, el que viajaba en micros amarillas, que no le importaba subirse al galope y bajarse de un golpe, donde las Tropezones rugían, y las Matadero Palma hablaban y que decir de las Ovalle Negrete que te llevaban a la población y ahora no puedes cruzar la calle donde se antoje, ¿Dónde quedo el Lobo? Que por años atravesó la ciudad como una cenicienta, yendo de Puente Alto al Matadero y a la Vega... He quedado sorprendido con tu benignidad O ¿envejeciste tan luego al entrar en el juego del transporte este?


Horario

Que falto ¿dinero?, o todavía te fallo la plata para subirte al metro, y cuando no tienes las chauchas de la tarjeta, que a final de mes te suma una deuda, no vas a trabajar y te echan de la pega, mas encima, ¿esto es lo que ha estado produciendo el sistema, en ti?, me gustaría saber ¿Cuánta divisa se ha ido en el tanque de la bencina? Y a ¿Quién le echan la culpa, al usuario habitual? ¿Por qué el bus se atraso? O por que al chofer lo golpearon, por no dejar a la anciana tres cuadras atrás, cuando llovía a baldadas, ya que los itinerarios no los manejan Ustedes…


Choferes

Chofer que estas detrás del asiento no vas mas rápido por que tienes que ir a orinar a un pedregal, ¿ tus necesidades al aire libre? por que ni eso te pusieron, un sanitario, ya que la maquina que manejas esta en redondo y con recorrido largo y si quieres alegar tendrás que dejar de trabajar, sin poder llevar el sustento a tu hogar, total hay cien que esperan tu puesto, ¡Poder; Poder; Poder!... ¿es eso lo que tienes?.


Salud

Ciudad que ya no te perteneces, por que los tags, controlan quien va, quien viene, quien sale, quien entra, santiaguino te veo muy controlado, si a mi me preguntaran, diría, entre las cuatro paredes de la Penitenciaria, estas mas libre que en esta ciudad, Y dicen el progreso es legitimo ¿pero a que costo? he de preguntar ¿Tu salud emocional y la de tu familia? y ¿Qué quedo con tu vida?...


Adoquín

No pregunto para entorpecer, ni para decir, se, lo que hago es hablarte, yo fui la primera piedra de esta ciudad y hoy me remueven y me llevan a la trituradora, ¿Qué ha pasado con mi gente?, ¿con la alegría, que cantaba en la locomoción colectiva, acompañando al vendedor de sustancias?, Santiaguino as perdido tu propia identidad, de esa manera te entristeces cada día mas, si ya la ciudad parece un zoológico, con sus vías y senderos enjaulados, ¿que nos tendrán preparado los gobernantes, para nuestra invalidez, cuando se cumplan mas años de este extremismo de locomoción colectiva, que al Ciudadano lo han dejado inactivo? ¡Gravitando su vejez!...


Felicitaciones a quien lo ha logrado, Se despide el Ăşltimo AdoquĂ­n del Paseo de la Delicias Alameda

FIN


ME DESPIDO