Page 1

REVISTA CONCILIAR LA VOZ MISIONERA

ÓRGANO OFICIAL DEL CONCILIO DE IGLESIAS DE CRISTO MISIONERA, MISIÓN INTERNACIONAL, INC. AÑO 34 – VOLUMEN 108


EQUIPO DE TRABAJO DEPARTAMENTO DE RELACIONES PÚBLICAS Rvda. Eleanor Vargas Directora de Relaciones Públicas Mis. Wanda Reyes Tesorera Mis. Madeline Hernández Secretaria Obr. Cristian Felipe Sánchez Coordinador de Revista y Redes Mis. Amarilis Santiago Asistente de Revista Hna. Merari Figueroa Artista Gráfico Mis. Noraida Morales Enlace 85 Aniversaio

AÑO 34 – VOLUMEN 108

Evang. Jorge Morales Coordinador de Radio Mis. Omayra Pérez Asistente Radio Mis. Carmen Carmona Enlace Obra Doméstica y Foránea Obr. Ángel González Fotógrafo y Videos Hno. Misael Villegas Hna. Wanda L. Cruz Hno. Ángel A. Ferreira Mis. Milagros Villegas Colaboradores

JUNTA DE DIRECTORES CICMMI Obispo General Dra. Elizabeth Resto Presidenta Internacional Obispo Julio Torres Vicepresidente Obispo Alba González Secretaria Ejecutiva Obispo Dra. Ada M. Laureano Subsecretaria Obispo Dr. José E. Calderón Tesorero General Obispo Néstor D. Alméstica Subtesorero Obispo Dr. Jorge L. Cruz Vocal de Presidencia Obispo Aurora Salgado Vocal de Secretaría Obispo Raúl Rodríguez Vocal de Tesorería

DEPARTAMENTOS Y ASOCIACIONES

CONTENIDO Mensaje Presidencial Yo soy la voz de uno Compartir Pastoral 75 años AJMI Colegio Bíblico Misionero Universidad Teológica Misionera Departamento de Misiones Preparación de Viaje Misionero Departamento de Misiones

Obispo Lillian Alvira Directora de Misiones Mis. Rugeily Morales Directora de Educación Cristiana Pastor Jonathan Resto Director de Evangelismo Rvda. Eleanor Vargas Directora de Relaciones Públicas Pastora Vivian Morales Presidenta ANMI Mis. Yamilis Rosario Presidenta AJMI Pastora Janet Pérez Presidenta ADMI Obr. Luis O. Marcano Presidente ACMI Rvdo. Leopoldo Ayala Director de Capellanes Pastor David Guzmán Comité Convención 2019

Obr. Cristian Felipe Sánchez Torres Coordinador de la Revista, La Voz Misionera INFO. lavozmisionera.revistacicm@gmail.com procesocreativo.pr@gmail.com Tel. 787-628-3245


Estamos en la mar del mundo y Cristo dijo los espero al otro lado (Mateo 14:22). Y cumpliendo lo que Él dijo, se han levantado vientos contrarios, tormentas que quieren destruir la obra de Dios en la Tierra. Olas gigantescas de leyes contrarias a lo establecido por Dios en su Palabra. Muchas de ellas tras el manto de la defensa de “derechos de las minorías” atentan contra la dignidad del ser humano, y le niegan los derechos de las mayorías. La pregunta obligada es: ¿qué hace la iglesia para mantener la Ruta en los estatutos divinos? Son muchos los se dejan llevar por las corrientes, no les importa si van en contra de la voluntad de Dios. Algunos “están disfrazados de piedad pero niegan la eficacia de ella” (2 Timoteo 3:5). Otros se comprometen con los hombres y olvidan su compromiso con Dios. Son líderes con ministerios y aún congregaciones que adoran al becerro de oro en lugar de exaltar el nombre de Dios. ¿Creen que Dios no está al tanto, ni oye, porque parece que no hace nada al respecto? Pero son ellos los que no prestan atención a lo que Él dice que hará: He aquí, los ojos del Señor DIOS están sobre el reino pecador, y yo lo destruiré de sobre la faz de la tierra; (Amós 9:8). Las consecuencias son iglesias sin poder ni autoridad, carentes de la unción del fuego de la iglesia de Jesucristo. Iglesias vacías de Dios, pero llenas de programas, de adoración vana, de falsa misericordia y amor. Mientras éstos se mantienen distraídos, ignorando las señales, vemos a muchos pródigos que se habían alejado del Señor que están regresando a Casa. Vidas que buscando la falsa prosperidad, y otras parafernalias, vuelven lastimados, lamentándose del tiempo perdido. Ellos regresan con la esperanza de que recibirán la medicina y el alimento adecuado para sus necesidades. Los extraviados se esfuerzan por encontrar el camino a Ella. Este tiempo es una oportunidad para que la iglesia retome su responsabilidad de dar a conocer la salvación por medio del servicio como Jesucristo dijo: Como el hijo del hombre no vino para ser servido sino para servir y a dar su vida por rescate de muchos (Mateo 20:28) Te exhorto para que mantengas la ruta trazada por la palabra del Señor pues el rumbo es directo al Cielo. Procura que otros vayan contigo, predica la verdadera palabra.

Dra. Elizabeth Resto Rodríguez Obispo General , Presidenta CICMMI


Rvda. Eleanor Vargas Figueroa Departamento de Relaciones Públicas Int. A Juan, el Bautista le preguntaron una vez: ¿Pues quién eres? para que demos respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo? Dijo: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor… Juan 1:22-23. Qué diferente resulta, al testimonio de muchos cristianos cuando le preguntan: ¿Tú, quién eres? ¿Qué dices de ti? Se deshacen en elogios para ellos mismos. La respuesta de un verdadero creyente tiene mucho de parecido con la respuesta del precursor llamado Juan: No soy yo, es Cristo en mí. Toda respuesta que no tenga como centro vital a Cristo, será vana y vacía. Los creyentes deben dar esa respuesta de fe: no soy yo, es Cristo en mí; porque acepta que Cristo es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Lo que significa que Dios a través de la sangre de Jesucristo limpia los pecados de todos los que aceptan este sacrificio. Una vez que alguien se convierte, ya no habla de sí mismo, sino de Cristo, como el autor de la vida eterna y todo lo que de ahí en adelante logramos, para él lo logramos. A veces muchos hacen hincapié en sus luchas, y lo que les cuesta superarse, pero no hacen la más mínima referencia a Cristo, como el único que fortalece y sostiene al hombre. Lo único que pide Cristo de es que se le reconozca, como el todo en nuestra vida. Juan, el Bautista nunca tuvo una iglesia, un auditorio, micrófonos, etc., pero aun así, la gente se congregaba a su alrededor. Juan no pastoreo, ni fue misionero, Juan fue simplemente una voz. La Biblia dice que Jesús dijo en Mateo 11:8-9: Pero ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta? Sí, os digo, y más que profeta. Sí, Juan el Bautista era más que un profeta. Él era una voz. Y como Juan el Bautista, decimos: “Somos la voz de uno…” Fuimos a llamados a ser uno en Cristo. Somos la voz de uno. De uno que proclamará a Cristo, de uno que testificará de Cristo, de uno que presentará a Cristo. También le hemos visto a través de su obra y damos testimonio de él. No hablamos de nosotros mismos, sino de lo que Dios en su misericordia nos permite hacer por él y para la gloria de él. Hoy, somos una voz que se levanta para hablar de él, para testificar de él, para creerle a él, y él no es otro que Jesús. No podemos silenciar esta voz. Y cada uno de nosotros es esa voz. La voz que proclama a Cristo. Por lo tanto, no callamos esta voz, porque somos La Voz Misionera. Por eso nuestra voz se extiende a través de la radio, revista y redes sociales. Búscanos a través Facebook como La Voz Misionera CICM, a través del programa de radio La Voz Misionera en Redentor 104.1 FM todos los jueves de 7:00-8:00 p.m., y también a través de ésta, tu revista La Voz Misionera que sale en enero y en julio. No nos callaremos, somos La Voz Misionera.


A través, de estos seis meses de programación del 2019, el Señor nos ha dado la oportunidad de ser luz en medio de las tinieblas que arropa nuestro país y dondequiera que llega este mensaje de esperanza. Poder ser agua fresca para aquel que se encuentra en medio del desierto y padece de sed espiritual.

EQUIPO DE LA VOZ MISIONERA RADIO Evang. Jorge L. Morales Rodríguez, Mis. Carmen M. Villegas, Mis. Omayra Pérez, y Hno. Ángel A. Ferreira A Dios damos toda gloria y alabanzas, por tenernos por dignos de ser parte de el Departamento de Relaciones Públicas del Concilio de Iglesias de Cristo Misionera MI. Damos gracias al Señor quien nos da la oportunidad de ser portadores de un mensaje de fe y esperanza para toda la radio audiencia que jueves tras jueves sintoniza el programa. Gracias a la Rvda. Eleanor Vargas, directora del Departamento de Relaciones Publicas y a la Obispo Dr. Elizabeth Resto y la Junta de Directores por la confianza depositada en nosotros para desempeñar tan honrosa labor. Gracias también a cada uno de los componentes del equipo que trabaja junto con nosotros en el programa. Gracias a los programadores que nos han ayudado a desarrollar una programación efectiva para poder llegar y proporcionar ayuda y aliento en medio de cada necesidad, y proveer una palabra acertada en medio de cada situación.

Al momento hemos alcanzado vidas para Cristo. Seis conversiones y diez reconciliaciones hasta el momento se han logrado. No hay nada más satisfactorio para nosotros que podamos ser esa voz que clama en el desierto de la incertidumbre y desesperación de un pueblo sumido en la desesperanza y el desasosiego. Conociendo la gran responsabilidad que se nos ha delegado, al poder ser portavoces del mensaje de salvación, reconciliación, sanidad, así como de consuelo al alma afligida, oramos al Señor que sea el que nos guíe en esta misión. Son muchas las palabras de felicitaciones y de testimonios que recibimos en cada programa y contamos con una radio audiencia que nos sigue programa tras programa dando fe de que la programación está supliendo una necesidad apremiante para este tiempo. Además, se invita a miembros de nuestro Concilio para anunciar las diferentes actividades a celebrarse. Todo para tener la información necesaria y se pueda organizar en su agenda y sean partícipes de cada una de estas experiencias que son edificadoras y fortalecedoras para la Iglesia y los amigos que nos sintonizan. Bueno es Dios que nos da a la oportunidad de ser llamados a u ministerio competente. El se encarga de dirigirnos por el camino que ha trasado habiéndonos, “Salvado por gracia, por medio de la fe… creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Ef. 2:8-10). ¡GLORIA A DIOS!


El 16 de febrero de 2019 se llevĂł a cabo un almuerzo y compartir para pastoras, esposas de pastores y co-pastore/as en la ICM de Tocones, LoĂ­za. La actividad fue organizada por la directiva del Distrito 4 y su presidente el Obrero Luis Torres Reyes.


En las olas inmensas de embravecido mar, Que asaltan de mi alma la pobre embarcación, De rodillas a Cristo clamé, y el huracán Deshecho fue al instante a la voz de Dios. -COROEs Cristo la Roca, el ancla de mi fe; Los males, lamentos, y ayes de temor, Terminarán por siempre, con mi supremo Rey; Es Jesucristo mi refugio. Me guarda de peligros, de pruebas, de dolor; El manda que los vientos no agiten tempestad Los mares se detienen, la ola reposó, Y en Cristo fijo el ancla, confiando más. Mi dulce salvador, sí, mi hermoso amigo y Dios, Que libra de tristezas y aleja amarga hiel: Por fe yo iré al cielo, mansión del ser de amor, La fuente inagotable de dicha y bien.


¡Recordar es vivir! Han pasado más de 7 décadas. Recordar como Dios puso en el corazón de hombres, el proyecto de esta gran organización. Ideas tras Ideas; Líder tras Líder, Reunión tras Reunión. Ver, hoy por hoy, lo que se ha trazado. ¡IMPRESIONANTE! Con una ruta marcada al pasar el tiempo. De igual manera, corazones marcados y formados para completar los plan de Dios hacia la Juventud de todos los tiempos. Con una trayectoria imborrable. Con una marca de trascendencia. ¡INOLVIDABLE! Dios estableciendo en cada corazón carácter; y ellos, los que nos precedieron, marcando el Corazón y la ruta de todos. Cuantas memorias. Memorias que no se olvidan. Vivencias, milagros, promesas, retos, expectativas, legados, entre tantas otros. Del mismo modo, cada uno de nosotros, con tantas y tantas cosas que contar. Entre sonrisas, tristezas, alegrías, escasez, pérdidas. ¡MEMORIAS INIGUALABLES! Existe una pieza clave a través de los tiempos: DIOS. Generación tras generación, se aferraron a Dios. ¡Que poderosa Bendición! Dios siempre ha estado presente. AYER, en sus comienzos. HOY, con cada uno de nosotros. MAÑANA, en las generaciones futuras. Sin lugar a dudas, estos 75 años de AJMI, han sido una Bendición Inagotable. Dios hizo una cita divina con nosotros en nuestra Convención #75, celebrada el pasado mes de marzo. RECORDÁNDONOS, que todo ha sido por Gracia. MARCANDO el paso de las enseñanzas que tiene para nuestra juventud. Trayendo a nuestra MEMORIA que todo ha valido la pena y nos ha hecho fuertes; Diciéndonos, a viva voz, “AFERRADOS a mi, lo lograrán nuevamente”. ¿ Qué todo esto no es una Bendición Inagotable? Lo es. ¡Gracias Dios! Aumentará Jehová bendición sobre vosotros; Sobre vosotros y sobre vuestros hijos. Salmos 115:14

Ingrid Loraine Rodríguez Figueroa Vicepresidenta AJMI


Mi. Yamilis Rosario – Presidenta Debranid Navarro – Relacionista Público Ingrid L. Rodríguez – Vicepresidenta Obr. Christian Herrera – Líder de JABES Obr. Cristian F. Sánchez – Vocal de Presidencia Cheilymayri Piñero – Líder de JUMINAS Abdiel A. Medina – Líder de COHPAS Nellisse Montañez – Secretaria Mis. Carmen M. Rivera – Líder del CEC Gareth Hernández – Subsecretario Midnalys Torres – Vocal de Secretaría Pastor Efraín Burgos – Mentor Pastora Johanne Gómez – Mentora Obr. Luis A. Mulero – Tesorero Mis. Rosa Gómez – Mentora Haymari Látimer – Subtesorera Obr. Luis F. Velázquez – Mentor Mailyn Díaz – Vocal de Tesorería


Por: Obrero Eric Trinidad Olmo Director General Colegio Bíblico Misionero, CICM “Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán”. Génesis 12:4 El capítulo 12 del libro de Génesis relata la experiencia inicial de Abram al enfrentarse al llamado único del Dios de los cielos. Se puede observar que el Señor le llama bajo la premisa de siete bendiciones que le acompañarán durante toda su vida y aún después de esta: “y serán benditas en ti todas las familias de la tierra”. Sin embargo, podemos encontrar en el versículo cuatro una información muy particular, la edad de Abram cuando recibe el llamado de Dios: “Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán”. Abraham (como posteriormente es cambiado su nombre) recibe una gran promesa en una etapa de vida llena de madurez. Este hombre se convierte entonces en un modelo ético y espiritual. Esto es así porque Abraham cuestiona el “status quo” de la sociedad en la que se desarrolló, buscó a Dios y decidió obedecer las instrucciones divinas sin reservas, aun cuando esto representaba exilio y sacrificio. La obediencia es sin duda alguna un elemento fundamental para llegar a esta clase de encuentros con Dios. La historia de Abraham se nos hace relevante y pertinente por muchas cosas. Por ejemplo, es interesante ver que Dios no invita a Abraham a un evento y sí a un proceso: “haré de ti”. En otras palabras, Dios le tiene que re-arreglar la vida (“deja tu tierra…”) y para ello lo convierte en un migrante, lo invita a “transicionar”. Dicho de otra manera, las personas a las que Dios les sale al encuentro deben estar dispuestas a pagar un precio y a realizar sacrificios que trascienden las dimensiones físicas. Se trata de posiciones que hay que asumir, posiciones que cuestan. Se trata de anuncios y denuncias que hay que realizar. Transformaciones holísticas que hay que experimentar. Abraham hace caso a la Palabra dada y establecida por Dios y comienza a vivir sus setenta y cinco años bajo un período de promesas…


Hoy, nuestro Colegio Bíblico Misionero también llega a sus setenta y cinco años. De la misma manera, sentimos que estamos en un período de madurez y cobijados por las promesas y bendiciones de nuestro Dios. En todos estos años, el Colegio Bíblico Misionero ha sido la institución teológica que ha capacitado a obreros, misioneras, evangelistas y pastores de nuestro Concilio y otras Organizaciones en su desarrollo ministerial y buen entendimiento de las Escrituras. Estamos celebrando 75 años, pero a su vez, honramos el esfuerzo, valentía y dedicación de los hombres y mujeres que con determinación y empeño lograron que esta institución se fundara, creciera y se fortaleciera con el pasar de los años. Desde la visión inicial llevada a cabo por el Dr. Bartolomé Cotto Reyes, el CBM ha contado con grandes líderes, siervos y siervas del Altísimo que en un momento dado de su historia llevaron la antorcha encendida y nunca permitieron que la misma se apagara. A los Ex Directores del CBM: Dr. Floyran Crespo, Rev. Marcial Echevarría, Mis. Norma Peña, Rev. Zoila López, Rev. Virginia Torres y Rev. Juan Álvarez. También deseamos agradecer en su carácter de Directores Ejecutivos de el Departamento de Educación Cristiana al Rev. Benjamín Manso, Mis. Esther Rodríguez, Obispo Lillian Alvira, Obispo Julie Ann Vázquez y Mis. Rugeily Morales; a todos ustedes, simplemente gracias. No podemos olvidar a los grandes héroes de esta jornada, nuestros directores y profesores (pasados y presentes) que semana tras semana llevan sobre sus hombros la honrosa tarea de impartir la poderosa e inerrante Palabra de Dios en cada centro y en cada salón. ¡Gracias! Sin ustedes no es posible. Hoy, podemos decir, que el Colegio Bíblico Misionero, amparado en la poderosa mano de Dios se encuentra más fuerte que nunca. Al igual que Abraham, creemos que setenta y cinco años es una época llena de promesas y bendiciones, pero a la misma vez, de un arduo trabajo que completar. No es tiempo de conformarse con lo logrado, debemos aspirar y transicionar a cosas mejores. Así lo estamos haciendo. Como Institución Teológica, al igual que “el padre de la fe”, continuamos asumiendo posiciones en medio de una sociedad que va a la deriva. Así lo hacemos porque nuestro fundamento es la Palabra dada y establecida por Dios para todos los tiempos. Estamos comprometidos a ella y como desde el primer día, apasionados por ella. Te invitamos a que celebres con nosotros y seas parte de nuestra historia. Colegio Bíblico Misionero…Una Palabra, Un Compromiso, Una Pasión


UNIVERSIDAD TEOLÓGICA MISIONERA

Mis. Rugeily Morales Directora Ejecutiva, Departamento de Educación Cristiana El pasado 22 de junio de 2019 la Universidad Teológica Misionera celebró por todo lo alto su Primera Colación de Grados en la Iglesia de Cristo Misionera del Camino Los Morales en Trujillo Alto. Fue una celebración espiritual y académica muy emotiva en la que alumnos, profesores, personal administrativo y directivo cosecharon el fruto del trabajo iniciado en el 2016. La ceremonia fue dedicada a la Obpo. Julie Ann Vázquez y al Presidente de la Universidad, el Pastor David Guzmán, quienes dieron forma e iniciaron este hermoso proyecto. Los mensajes protocolares fueron expresados por el Dr. Luis Rodríguez, Presidente de la Universidad Teológica de Puerto Rico; y el Dr. Adrián Nájera, Presidente de Dayspring Theological University; universidades que al presente acreditan la Universidad Teológica Misionera, Inc.

La ceremonia se vistió de gala con la otorgación de un Doctorado Honoris Causa en Ministerio a nuestra Obispo General, Dra. Elizabeth Resto. El mismo fue otorgado por Dayspring Theological University. Se graduaron en esta primera ceremonia veintinueve estudiantes del Programa de Bachillerato en Teología Pastoral, diez del Programa de Maestría en Teología Pastoral; y tres del Programa Doctoral en Teología Pastoral. El Departamento de Educación Cristiana Internacional, y su Directora Ejecutiva, Mis. Rugeily Morales, felicita a cada graduando y a todos los que componen la Universidad Teológica Misionera; un paso gigante en favor de la formación ministerial de nuestros líderes y de nuestra organización. ¡Al Señor damos toda la gloria!


Lucas 22:61 Desde mi escritorio: Mis. Rosa I. Gómez Santana Pedro enfrenta unos conflictos el cual hoy podríamos estar identificados. En primer lugar, no soportar el prometer y no cumplir. En segundo lugar, servir a Dios de lejos. Pedro sigue de lejos y no de cerca. Como aquel que estando en la iglesia se congrega y se conforma, no se ha apartado, pero tampoco ejerce el llamado. En tercer lugar, haberse encontrado con la mirada de Jesús. Lucas 22:61 “Entonces, vuelto el Señor, miró a Pedro”. La mirada de Jesús nos confronta y ante nuestra falta queda al descubierto nuestros conflictos. Obviamente el Señor sabe dónde buscar a Pedro. Hay una tendencia de regresar en donde fracasamos alguna vez, ese sitio de incomodidad donde un día prometimos nunca jamás volver. El Resucitado sabe donde encontrarnos. Vuelve a llamar con amor, con su gracia porque se trata de gracia. Efesios 2:4 “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó. Jesús no desperdicia en Pedro los tres años de entrenamiento . Tampoco perdería todo lo que ha invertido en tu ministerio, ¡anda cíñete el manto!

Miremos este escenario dándole permiso a mi imaginación. (Según Lucas 22:61). Jesús en la orilla, los discípulos no pescan nada en toda la noche. Están frustrados imagino que piensan: “lo mío es la pesca”, “pero no pescamos nada”, “ministro y no veo gloria”. Todas las noches ministramos, enseñamos, predicamos y no pasa nada. En la orilla el Señor les llama: ¡Eh muchachos!, … ellos ni se imaginan que es el Señor. Jesús: ¡Eh!, ¡tiren la red del otro lado! - Como la creación reconoce la voz del creador. Los peces sí saben que la orden fue dada por Dios. Los peces se lanzan a la red del Señor, Y ahí le va,… todos por causa de Cristo. Ahí le vemos,… la red repleta de peces.

Pedro sabe que para que esto ocurra debe ser un milagro en vez de los peces huir de la red. Ellos mismos se sumergen en la red. Entonces Pedro reconoce el autor intelectual del milagro. Piensa que solamente hay uno que hace estos milagros. Imagino que dice: ¡mira bien quien es!, ¡fíjate bien!, ¿tiene agujeros en las manos? me parece que es él!, (emocionado)… ¡es el Maestro! Jesús en la orilla, ahí el amigo traicionado, viene a buscar al traidor y le hace el mismo llamado con el que le encontró por primera vez. Romanos 11:29 “Irrevocable son los dones y el llamamiento de Dios”.


Si en el llamado Dios te dijo que te va a llenar de una unción especial, que verás milagros, que vas a enseñar, evangelizar, todavía su bendición está contigo. Aunque digas, ¡pero yo te fallé! El te dice: ¡no importa, yo te bendigo! Pedro ciñéndose su ropa,… ¿quién se viste para tirarse a la playa?, Hay que leer lo que no está escrito. Cuántas veces nos hemos quitado del llamado aunque nadie se halla percatado. Sin embargo, Pedro al escuchar la voz del Maestro se vuelve a ceñir sus ropas de ungido y corre hacia Jesús. Aunque las ropas estaban manchadas de traición, llevaba un corazón sincero. Jesús sigue haciendo milagros a nuestro favor provocando que nos ciñamos nuestras ropas de la unción que desde el principio nos fue dada. Imagino a Pedro caminando hacia el Maestro y en su mente buscando las palabras correctas: ¿Cómo oro?, ¿qué le digo?, ¡si Él lo sabe todo!. Recordemos la clave en estas circunstancias: Arrepentimiento. Salmo 51:17 “Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado: al corazón contrito y humillado no despreciarás tu, oh Dios”. En la oración modelo, Jesús dijo: “Padre nuestro que estás en los cielos,… el pan nuestro de cada día dánoslo hoy y perdona nuestras deudas”. El orden divino es nutrirnos de la Palabra que es el pan espiritual. El padre boricua dice: “te sientas a la mesa, aunque te portaste mal, no importa, ¡come!, después hablamos del castigo”. Es como Jesús queriendo decir a Pedro, el derecho de la mesa no lo pierdes aunque falles. ¡Eso es gracia! ¡Aleluya! Acompáñame otra vez a la playa, a nuestro escenario. Pedro piensa que se va a encontrar con el “Te lo dije”. Le dice Simón en vez de Pedro. ¿Lo degradó? No. No le quería agregar una carga. Si por ejemplo, le hubiera llamado Pedro, se hubiera escuchado algo así: El Pastor traicionero, el Evangelista traicionero, el Maestro traicionero. Jesús le dijo: ¡Simón!, ¿me amas? Es la ternura típica del llamado de un padre amoroso. Todo tiene su tiempo. Si fuera tiempos de guerra. Jesús diría: Guerrero, camina y no te detengas. Pero en tiempos donde fallamos dice: ¡Qué te pasa, hijo mío! La pregunta es la misma: ¿me amas? Son tres traiciones, tres preguntas. Ahí está Jesús arreglando las deudas. Apacienta mis ovejas. La pregunta es: ¿me amas? Imagino esa pregunta y su mirada diciendo: “yo dije que me ibas a negar, pero ya morí por los pecadores, y resucité ahora te digo: apacienta mis ovejas.” “Ya te di vestiduras, solo cíñetelas.” Reflexionemos y caminemos hoy al altar a pactar con el que nos llamó, el que nos ungió, hoy por su gracia nos perdona. Acepta nuevamente tu llamado… apacienta las ovejas con pasión. Pedro conoció un día a Jesús en el mar y volvió a pactar en el mar. Vuelve al altar y pacta. Vuelve al lugar donde viste una vez su gloria. Escucha en tu interior la voz del Maestro llamarte por tu nombre y te dice: ¿me amas? Te doy un milagro, tienes el manto con la misma unción. No he cambiado los planes, sigue en pie tu llamado. No le he dado tus dones a otro. Voy a bendecir el fruto de tus manos, como desde el principio te declaré. Cumpliré mi palabra a tu favor. Hoy ponte las ropas de ungido, y tus conflictos desaparecerán como desaparecieron los de Pedro. Querido lector: responde la pregunta que te hace Jesús, ¿me amas?.


Por: Obispo Lillian I. Alvira, Directora Misiones Internacional Después de algunos días, Pablo dijo a Bernabé: Volvamos a visitar a los hermanos en todas las ciudades en que hemos anunciado la palabra del Señor, para ver cómo están. Hechos 15:36 ¿Estás considerando ir en apoyo de nuestros misioneros? Esa es una gran idea. Estas cosas te van a ayudar a que el viaje sea eficaz. Primero tienes que pensar… 1. Propósito del viaje a. ¿Vas a plantar o ayudar a plantar una iglesia donde no hay? b. ¿O solamente vas a reforzar o apoyar? 2. Duración del viaje a. Tiempo: días, meses, años 3. Finanzas para el viaje 4. Coordinación con la persona anfitriona a. ¿Quién te va a recibir? 5. Preparación del grupo En la mayoría de las ocasiones nuestros viajes misioneros son para dar apoyo. Es bueno que te preguntes ¿Qué tipo de apoyo quiero brindar a mis hermanos? ¿Cuáles son las necesidades básicas de ese grupo? Posibles contestaciones a esa pregunta: • Entrenamiento y capacitación de líderes nacionales • Trabajo dirigido a la niñez, a la juventud • Construcción de facilidades • Trabajo social • Servicios profesionales • Otros propósitos relacionados con la propagación del evangelio en ese nuevo lugar. Cuando vamos a un viaje misionero tenemos que tomar tiempo para esa preparación. Una vez seleccione el tipo de apoyo que quiero ofrecer voy a comenzar a trabajar las actividades que voy a realizar y las personas que me van a acompañar a tono con el proyecto.


Vamos a dar un recorrido para saber cómo estamos: • Buena salud, hazte un chequeo de rutina. • Tienes que conocer la cultura del país a visitar, tenga paciencia, tolerancia, pasión por las personas a quien le va a servir. • Pasaporte al día. • La agencia de viaje que me ofrece mejores beneficios • La dirección del anfitrión • La preparación del grupo a. Emocional: Prepárate para duchas frías, retrasos, cortes de energía, aseos inusuales, alimentos extraños, palabras que no acostumbramos a oír, etc. b. Espiritual: devocional diario, aprendizaje, ayuno y oración • Obtenga todo el aprendizaje espiritual posible, amplíe el conocimiento de cómo presentar el evangelio de Jesucristo, prepare el programa que va a presentar conforme a los dones y talentos que tengo en el grupo, busque los materiales que necesita para llevar a cabo esa programación. • Accesorios personales que debo de tener para el viaje a. Aseo personal: Jabón, cepillo de dientes, de peinarse, pasta dental, desodorante. b. Toalla, toallas húmedas, sandalias para ducharse, navaja de afeitar. c. Botiquín de mano d. Costurero de mano e. Linterna pequeña, pequeño paragua f. Tus medicamentos g. Protector solar h. Repelente i. Cargador, baterías, cámara, reloj sencillo j. Zapatos cómodos, que sus pies los domine. k. Ropa cómoda l. Lleve una mochila, para colocar artículos de primera necesidad.

RECUERDE:

El comportamiento del grupo debe honrar a Dios. Siga las instrucciones del líder, comparta con el grupo que va a ministrar, muestre interés, espete la cultura, no olvide sus bosquejos de mensajes evangelísticos y de los estudios bíblicos. Buen viaje.


AMANECER MISIONERO

TEMPLO CONSTRUIDO EN CUBA ICM LA GLORIA

REPRESENTACIÓN DE PR EN EL CONGRESO MISIONERO DE OBRA DOMESTICA

OPERATIVO MÉDICO EN VENEZUELA

TALLER EDUCACIONAL MISIONERO CENTROAMERICANO

ENTREGA DE APORTACIÓN AL DISTRITO IC PARA CONTRUIR TEMPLO


Profile for relpublicascicm

Revista La Voz Misionera, volumen 108  

Revista La Voz Misionera, volumen 108. Título: Yo soy la voz de Uno.

Revista La Voz Misionera, volumen 108  

Revista La Voz Misionera, volumen 108. Título: Yo soy la voz de Uno.

Advertisement