Page 17

marzo - abril 2014

17

Mercado

Lubricante sólido para un primer arranque perfecto del motor Indicado para el engrase de turbocompresores reparados o reemplazados. El proveedor de transmisión, sellado y tecnologías de gestión térmica Dana, perteneciente a la empresa Victor Reinz, suministra el lubricante sólido Turbo Dana Reinzoadd (MoS2), para la lubricación del turbocompresor en su primera puesta en marcha después de su reemplazo o reparación. El uso de este producto está recomendado por los expertos, tanto en vehículos con turbocompresores con válvula de descarga, como en aquellos que poseen turbina de geometría variable. Cuando se aplica, el lubricante forma una película de

Lubricador para turbocompresores./ ©Dana.

grasa en toda la superficie de la pieza que reduce su fricción y desgaste permitiendo su uso inmediato. Es esencial llenar el turbocompresor antes de

la primera puesta en marcha del motor. De lo contrario, éste puede sufrir daños irreparables llegando, incluso, a la destrucción total del motor.

LA MARCA NORTEAMERICANA HARLEY-DAVIDSON trae a España su Tri Glide Ultra Classic, su ‘tres ruedas’ homologada para la conducción con el carné de coche, que hereda todas las mejoras técnicas incorporadas a la gama Touring de la firma, desde el famoso frontal, que ha pasado por el túnel del viento, hasta innumerables detalles técnicos./ ©Harley-Davidson.

/ ©Amprius.

Las baterías de ión-litio con electrodos de silicio La compañía Amprius ha desarrollado unas nuevas baterías de ión-litio con electrodos de silicio de alta potencia recubiertos de carbono (en lugar de los electrodos de grafito convencionales) que podrían almacenar hasta un 50 por ciento más de energía que las actuales. Sus nanocables pueden ser utilizados en las fábricas existentes y son capaces de almacenar hasta 280 vatios/ hora/kg, lo que les confiere una ventaja significativa sobre los 200 a 240 vatios/hora/kg de algunas baterías del mercado del automóvil. Asimismo, se pueden recargar hasta 500 veces conservando el 80 por ciento de su capacidad original. Se comercializan ya para su aplicación en portátiles y vehículos eléctricos gracias a la inyección de aproximadamente 22 millones de euros de capital riesgo. El problema de estos acumuladores radica en que actualmente esta tecnología no está lo suficientemente desarrollada y un vehículo eléctrico necesita tener independencia. Estas baterías implican un recargado diario, lo que acorta su vida útil a dos años. La solución que se baraja pasa por la fabricación de baterías de mayor capacidad que faciliten una recarga semanal, lo que alargaría su rendimiento al recibir menos ciclos de carga.

Motormática nº 08, marzo-abril 2014  

MOTORMÁTICA analiza en este número las últimas novedades en los vehículos con pila de combustible de hidrógeno y la situación de ilegalidad...

Motormática nº 08, marzo-abril 2014  

MOTORMÁTICA analiza en este número las últimas novedades en los vehículos con pila de combustible de hidrógeno y la situación de ilegalidad...

Advertisement