Page 1

S E P T I E M B R E 2 016

NG CHANNEL

Sin censura Estreno, el 18 de septiembre a las 19.30 h en National Geographic Channel

ESPAÑA

MAYAS 39003 771138 143006

TRAS EL VUELO DE LA CIGÜEÑA LOS MIL OJOS DEL OCÉANO

9

¿ES POSIBLE CURAR LA CEGUERA? EL GRAN CAÑÓN, AMENAZADO

3,95 € PVP CANARIAS 4,10 €

Un imperio oculto sale a la luz


ALEJANDRO, VENTAS

“EN LIDL CONFIAMOS EN LAS PERSONAS.” lidl.es/carrera TU FUTURO ESTÁ EN LIDL


VOL. 39 • NÚM. 3

CONSEJO NACIONAL PARA LA CULTURA Y LAS ARTES (CONACULTA), INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA (INAH), MÉXICO.

Una pirámide de 55 metros de altura domina la antigua ciudad de Kalakmul, en el sur de lo que hoy es México. Desde aquí gobernó en el siglo VII la dinastía Serpiente, cuyos gobernantes tejieron una intrincada red de alianzas.

2

22

Por Erik Vance Fotografías de David Conventry

Por David Dobbs Fotografías de Brent Stirton

Mayas: un imperio oculto sale a la luz Hace unos 15 siglos, los gobernantes de la dinastía Kaanul, o Serpiente, se valieron de la fuerza y la diplomacia para forjar una poderosa red de alianzas que les permitió dominar durante décadas una extensa región de Mesoamérica. Los arqueólogos se adentran en la guatemalteca selva de la cuenca del Petén para buscar nuevos datos sobre el período más glorioso y desconocido de la civilización maya.

¿Es posible curar la ceguera? Los avances médicos y el éxito de los tratamientos experimentales en campos como la sustitución génica, las células madre y los implantes biónicos nos animan a plantearnos una cuestión hace unos años impensable: ¿existe cura para la ceguera? Sin embargo, las cataratas, una enfermedad perfectamente tratable en el mundo desarrollado, continúan siendo la principal causa de ceguera en el mundo, casi la mitad de los casos.

R E V I S TA O F I C I A L D E N A T I O N A L G E O G R A P H I C S O C I E T Y


Septiembre 2016 Secciones Tu foto

VISIONES EXPLORA SOCIEDAD

La ciencia de los rizos CIENCIA

Trasladando funciones cerebrales

46

El Gran Cañón, amenazado Dos aventureros recorren el Gran Cañón del Colorado en una peligrosa caminata de más de mil kilómetros. Durante su periplo conocerán de cerca las amenazas que el turismo y el desarrollo suponen para el segundo parque nacional más visitado de Estados Unidos. Por Kevin Fedarko Fotografías de Pete McBride

VIDA SALVAJE

La pista radiactiva PLANETA TIERRA

Más zonas protegidas ANTIGUAS CIVILIZACIONES

Con un ratón en el buche Instinto básico Descarga letal Notas de campo En televisión Editorial Flashback

72

Tras el vuelo de la cigüeña Gracias a diversos programas de cría y reintroducción, las cigüeñas vuelven a anidar en toda Europa. El fotógrafo Jasper Doest las ha seguido durante años por el Viejo Continente para dibujar un retrato de los hábitos y rutas migratorias de un ave estrechamente ligada al desarrollo de nuestra sociedad. Texto y fotografías de Jasper Doest

Próximo número

En portada Máscara funeraria de jade procedente de Calakmul. Su función era facilitar el tránsito del muerto hacia el otro mundo. Fotografía de Conaculta e INAH, tomada en el Museo de Sitio de Comalcalco, México.

Envíanos tus cartas o comentarios a forum-ngme@rba.es Síguenos en Twitter en @NatGeoEsp

94

Los mil ojos del océano Pese a llevar más de 30 años documentando la vida marina, al fotógrafo y biólogo Alexander Mustard no deja de sorprenderle la belleza de las especies que retrata. Sus coloridas imágenes reflejan la enorme biodiversidad de los ecosistemas marinos y su extrema fragilidad. Texto y fotografías de Alexander Mustard

Hazte fan de nuestra página de Facebook: facebook.com/ NationalGeographicEsp

w

Más información en nuestra página web: nationalgeographic.com.es Síguenos en Instagram en @NatGeoEsp

Atención al cliente Teléfono 902 392 392 (de lunes a viernes, de 10 a 15 horas) Email: suscripciones@rba.es Para suscribirte a la revista, consulta nuestra web www.nationalgeographic.com.es PETE M c BRIDE (SUPERIOR); JASPER DOEST (CENTRO); ALEXANDER MUSTARD (INFERIOR)


NUEVO KYMCO GRAND DINK 125 / 300

EXTRE MADA MENTE SCOOTER En el nuevo GRAND DINK todas las virtudes urbanas de un scooter han sido llevadas al extremo. Su excelente equipamiento, con frenos ABS de serie, nueva motorizaciรณn Euro 4 y capacidad bajo el asiento para dos cascos, hace que sea extremadamente fรกcil de conducir, extremadamente fiable y extremadamente cรณmodo. En esencia: extremadamente scooter.

SEGURO A TODO RIESGO

FINANCIACIร“N A MEDIDA


ÁLAVA

LA CORUÑA

CIARSA Tel. 945 15 05 00

BREA MÓVIL Tel. 981 56 97 00

ALBACETE

AUTOGÁNDARA Tel. 981 37 29 69

WAGEN MOTORS Tel. 967 50 83 39

ARROJO Tel. 981 63 54 00

ALICANTE

LA RIOJA

SALA HERMANOS Tel. 96 593 90 40

RIOJA MOTOR Tel. 941 27 17 81

SERRAMOVIL Tel. 96 661 32 03

LEÓN

ALMERÍA VERA IMPORT Tel. 950 39 30 74 ASTURIAS TARTIERE AUTO Tel. 985 73 20 00 ASTUR WAGEN Tel. 985 16 87 77

TELENAUTO Tel. 987 45 65 12 LLEIDA GARAJE DALMAU Tel. 973 28 80 91 SERVISIMÓ Tel. 973 31 34 06 LUGO AUTOGÁNDARA Tel. 982 219 511

BADAJOZ

MADRID

CENTROWAGEN Tel. 924 20 74 75

AUDI RETAIL MADRID Tel. 91 603 66 00

BALEARES

MOTOR GOMEZ Tel. 91 856 17 90

EIVIMOTOR Tel. 971 39 65 13

F.TOMÉ Tel. 91 747 47 48

AUDI CENTER PALMA Tel. 971 01 20 00

JARMAUTO Tel. 91 431 61 96

MOGAL MOTOR Tel. 971 84 31 06

M.CONDE PREMIUM Tel. 91 511 06 50

MEDEA MOTOR Tel. 971 35 04 39

SEALCO MOTOR Tel. 91 621 18 40

BARCELONA

MAVILSA Tel. 91 639 92 25

SARSA Tel. 93 789 11 66

MOTORSAN Tel. 949 20 80 80

MOTORSOL IMPORT Tel. 93 425 11 04

MÁLAGA

AUDI CENTER BCN SUD Tel. 93 484 80 21 VILAMÒBIL Tel. 93 816 80 70 SUPERWAGEN Tel. 93 712 28 99 MOGAUTO Tel. 93 278 13 33 RÍO IMPORT Tel. 93 680 17 77 SERVISIMÓ Tel. 93 805 21 17

SAFA MARBELLA Tel. 952 760 700 MURCIA HUERTAS MOTOR Tel. 968 89 99 99 NAVARRA IRUÑAMOVIL Tel. 948 13 61 06 TUDAUTO Tel. 948 41 11 55 ORENSE

BURGOS

APERSA Tel. 988 36 30 30

URAL MOTOR Tel. 947 25 21 50

PALENCIA

CÁCERES

COBARSA Tel. 979 16 53 05

SANTANO AUTOMOCIÓN Tel. 927 279 355

PONTEVEDRA

CÁDIZ

VEPERSA Tel. 986 86 64 16

SOLERA MOTOR Tel. 956 30 63 00

PERCAR Tel. 986 26 78 31

ATALAYA MOTOR Tel. 956 20 50 12

SALAMANCA

CANTABRIA

HELMÁNTICA Tel. 923 28 23 44

HERCOS PARAYAS Tel. 942 35 24 24

SEGOVIA

PARTE AUTOMÓVILES Tel. 942 80 80 77 CASTELLÓN MARZÁ Tel. 964 34 23 00 CIUDAD REAL TRESA AUTOMOCIÓN Tel. 926 27 21 64 TALLERES MANCHEGOS Tel. 926 58 88 70

NUÑEZ AUTOMOCION Tel. 921 41 25 03 SEVILLA A.V.I.S.A. Tel. 95 503 46 04 SEVILLA WAGEN Tel. 95 493 33 50 SORIA SORIA MOTOR Tel. 975 22 52 50 TARRAGONA

CÓRDOBA

VILAMÒBIL Tel. 977 21 56 68

SAFA CÓRDOBA Tel. 957 32 52 99

MERKAMOTOR Tel. 977 448 577

CUENCA

TERUEL

TURISMOS VILLAR Tel. 969 23 51 15

BRONCHAL IMPORT Tel. 978 60 23 06

GIRONA

TOLEDO

AUTOPODIUM Tel. 972 40 63 00

ALDAUTO CAR Tel. 925 35 34 25

GRANADA

VALENCIA

NUCESA Tel. 958 01 12 00

LEVANTE WAGEN Tel. 96 152 63 10

AUTOMOTOR CASA Tel. 958 60 23 68

ALZIRA IMPORT Tel. 96 245 59 88

GUADALAJARA MOTORSAN Tel. 949 20 80 80 GUIPUZCOA AUTOWAG TOLOSA Tel. 943 67 35 81 MENAI Tel. 943 32 70 66 HUELVA SEVILLA WAGEN Tel. 959 49 55 00

TALLERES XÀTIVA Tel. 96 228 78 64 GANDÍA MOTORS Tel. 96 287 65 50 VALLADOLID VALLADOLID WAGEN Tel. 983 360 991 VIZCAYA LEIOA WAGEN Tel. 94 481 90 00 ALZAGA Tel. 94 459 76 16 MENAI Tel. 946 20 20 04

HUESCA

ZAMORA

HUESCA IMPORT Tel. 974 21 18 09

HELMÁNTICA Tel. 980 55 75 80

JAÉN

ZARAGOZA

ESPAWAGEN Tel. 953 28 16 89

SOLANO Tel. 876 25 44 00

Audi A la vanguardia de la técnica


De todos los estilistas que existen, solo uno es el tuyo. Pues eso. Nuevo Audi A3 desde 21.900€*. Pulsa Start. Si tu estilista es tu estilista será porque tienes motivos para haberlo elegido. Entre miles de posibilidades, tú te mantienes firme. Lo mismo te pasará con el nuevo Audi A3 que incluye tecnologías propias de una gama superior, un avanzado equipamiento de serie e innovadores opcionales como el revolucionario cuadro de mandos Audi virtual cockpit con pantalla TFT de 12,3 pulgadas, su vanguardista asistente Traffic jam assist, el novedoso Audi smartphone interface, su sistema de iluminación inteligente Audi Matrix LED y un diseño exterior renovado que son razones más que suficientes para convertirse en tu nueva elección. Pero entonces, ¿cómo es que todavía no lo tienes? Tic, tac, tic, tac, tic, tac. www.pulsastart.es Audi A3 de 110 a 190 CV (81 a 140 kW). Emisión CO₂ (g/km): de 101 a 137. Consumo medio (l/100km): de 3,9 a 6,0. /audispain *PVP recomendado en Península y Baleares de 21.900 € para un Audi A3 1.0 TFSI 115 CV (85 kW). (IVA, transporte, impuesto de matriculación, descuento de Marca, descuento del Concesionario y bonificación de Volkswagen Finance incluidos), para clientes particulares y autónomos que financien un crédito mínimo de 13.500 €, con una permanencia mínima de 36 meses a través de la oferta Volkswagen Finance S.A.EFC (según condiciones contractuales). Comisión de Apertura: 3,00 %, TIN: 7,99 %. Descuento: 2.200 €. Consulta con tu Concesionario Oficial las características y condiciones específicas de la presente promoción. Oferta válida hasta 30.09.2016. Modelo visualizado no corresponde con la oferta de la campaña.


VISIONES

Tu foto

Envíanos tu mejor instantánea Cada otoño pedimos a los lectores que nos envíen sus mejores imágenes para nuestro concurso anual de fotografía. Las fotos que llegan a la redacción son siempre espectaculares: gentes, lugares y naturaleza captados de forma innovadora y sorprendente. En la pasada edición recibimos cerca de 14.000 instantáneas procedentes de 171 países. Las imágenes galardonadas en sus respectivas categorías (abajo y en la página siguiente) compartían una mirada moderna de la geografía y de la experiencia humana en un mundo que está en constante transformación. Este año el concurso se centrará en temas de naturaleza. Envíanos tu mejor fotografía entre los días 15 de agosto y 4 de noviembre y podrás ganar un viaje para dos personas a las Galápagos con National Geographic Expeditions, así como la posibilidad de mostrar tus imágenes a uno de nuestros expertos. Además, serás nombrado Fotógrafo de Naturaleza del Año National Geographic. O Para participar en el concurso de este año, visita ngphotocontest.com.

NATURALEZA James Smart Melbourne, Australia

James, fotógrafo y cazador de tormentas, pasó un día persiguiendo una de ellas en Simla, Colorado. Mientras conducía a toda velocidad por una pista de tierra sin asfaltar, vio que se formaba este tornado.

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


D E S D E 19 17

1

2

622 mm

3

10

m 85 m

STRATUM-N MUEBLE DE BAÑO

1

Escucha tu música favorita, conecta el secador y descubre cómo se ilumina cuando buscas algo en su interior. 1XHYRPXHEOHGHEDxR6WUDWXPĥ1 con altavoces Bluetooth®, enchufe incorporado e iluminación integrada.

2

La nueva expresión del confort.

3

RENUEVA LA VIDA DE TU BAÑO Esta y otras ideas en tu tienda Roca o en reformaconroca.es


VISIONES

Tu foto

LUGARES Francisco Mingorance Almuñécar, España

Francisco lleva años explorando el río Tinto, en la provincia de Huelva, que sufre constantes transformaciones de color y textura debido a los vertidos procedentes de las minas cercanas. La imagen premiada sugirió al fotógrafo algo parecido al impacto de un asteroide.

GENTES Joel Nsadha Vestal, Nueva York

En Kampala, capital de Uganda, Joel le pidió a un chico que posara con su bicicleta para un retrato. Programó el encuentro para el atardecer con la idea de hacer la foto con mejor luz, pero el chico se presentó horas más tarde, justo antes de la puesta de sol.

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


www.disfruta-de-un-consumo-responsable.es 40ยบ

romance and adventure in a glass Una aventura que comienza en Inglaterra y termina en Islandia. Un romance perfecto entre los botรกnicos mรกs exclusivos y el agua mรกs pura del รrtico.

premiada por los amantes de la ginebra desde 1999

www.martinmillersgin.es


VISIONES

Tu foto

Pequeños felinos Tema del mes En nuestra revista dedicamos muchas páginas a los grandes felinos. Pero este mes quisimos retar a nuestros lectores a que nos mostraran cómo los felinos más pequeños pueden ser igual de salvajes. Más información en YourShot.ngm.com.

NOTA DEL EDITOR

«Imágenes como la de Geralyn dignifican el acto de fotografiar a un gato, lejos de los banales retratos que circulan por internet, y nos recuerdan cuán majestuosos, salvajes y hermosos pueden llegar a ser.» Becky Harlan, editora gráfica de «Tu Foto»

Geralyn Shukwit Brooklyn, Nueva York Geralyn y un amigo estaban visitando Cachoeira, en Brasil, cuando dos chicos los invitaron a entrar en su casa y resguardarse del calor. Uno de ellos dejó el gato sobre la mesa, y el pájaro intentó alejarse todo lo posible de él.

Paul Elijah Kline Hood River, Oregón Una tarde, de camino a casa, Paul Elijah vio a un gato que iba a la caza de ratones en un campo de hierba bañado por una intensa luz. Para lograr un buen encuadre, se subió encima del coche y logró este magnífico contraluz.

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


La belleza es parte de nuestra naturaleza Las complejidades de tu ADN te hacen absolutamente Ăşnico. Desde la hidrataciĂłn al antienvejecimiento, busca los complementos adecuados para mejorar tu plan de belleza interior en www.solgarsuplementos.es

De venta en los mejores establecimientos especializados

mplementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta equilibrada y variada y un estilo de vida salu


VISIONES

Estados Unidos Unas casas abandonadas y un viejo Chevrolet brillan con una luz fantasmagรณrica en esta foto tomada con una exposiciรณn de una hora. El antiguo pueblo minero de Bodie, en California, declarado en 1961 Monumento Histรณrico Nacional, se encuentra hoy en estado de abandono. BERTHOLD STEINHILBER, LAIF / REDUX


Estados Unidos En una húmeda noche de verano, los machos de luciérnaga fantasma azul (Phausis reticulate) iluminan el sotobosque cerca de Brevard, en Carolina del Norte. Esta imagen digital fue creada a partir de la combinación de 300 exposiciones de 30 segundos tomadas a lo largo de cuatro horas. SPENCER BLACK


O Encuentra todas las fotografĂ­as de la secciĂłn Visiones en nationalgeographic.com.es.


China En este vertiginoso encuadre de Hong Kong, las nubes bajas pasan a toda velocidad sobre el barrio de Quarry Bay, reflejando las luces de la ciudad. Casi todos los bloques de viviendas de entre 18 y 20 pisos que aparecen en la imagen fueron construidos en 1972. ROMAIN JACQUET-LAGRĂˆZE


Nuevo Volkswagen Tiguan

Conectividad sin fronteras

Potencia, estilo, confort y seguridad definen el nuevo Tiguan de Volkswagen, un pionero SUV («Sport Utility Vehicle») que ha logrado la máxima puntuación en el Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos. Nada menos que cinco estrellas que le confieren la fiabilidad de ser uno de los coches europeos más seguros gracias a su carrocería optimizada, una combinación más efectiva de cinturón de seguridad, asiento y airbag e innovadores sistemas de asistencia a la conducción. Pero el nuevo Tiguan no solo vela por tu seguridad. También ofrece a los conductores de alma intrépida las mayores oportunidades de aventura con las máximas garantías y una conectividad sin parangón. ¿Estás ideando la gran ruta de tu vida? Perfecto: te hallas al volante del coche ideal. Decide el trayecto y envíalo a su navegador. Así, tu Tiguan sabrá dónde llevarte incluso antes de iniciar el viaje. Como compartimos tu espíritu explorador, no queremos que nada te detenga. Disfruta del nuevo Tiguan: ha sido diseñado especialmente para ti.


PUBLIRREPORTAJE

En el rincón más remoto, pero conectado Descarga la aplicación App-connect y conéctate con tu nuevo Tiguan. Así de fácil. Podrás, entre otras cosas, visualizar tus datos con gran definición en la pantalla de 8 pulgadas, cargar el móvil de forma inductiva y disponer del control de crucero con asistente en atascos. Además, podrás contar con el servicio Security & Service para estar conectado en todo momento con los servicios de emergencia. Y otra novedosa funcionalidad: el Media Control, que permite compatibilizar tu tablet con el sistema de navegación vía wifi y controlar ciertas funcionalidades.


EXPLORA Sociedad

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


La ciencia de los rizos Si alguna vez te has tenido que pelear con una melena de rizos, tirabuzones o bucles, piensa que no eres el único. El pelo rizado es un problema incluso para los físicos y los ingenieros, pero estos, gracias a diversos estudios informáticos y análisis de laboratorio, están empezando a dilucidar por qué un material ondulado y flexible como el cabello se comporta como lo hace. El modo en que el tallo de un cabello se curva depende de la interacción entre la gravedad, la textura y el folículo en el que crece. Los folículos asimétricos dan lugar a un pelo rizado, y los simétricos, a uno liso. Cuanto más largo sea el cabello rizado, más compleja será su estructura, según se desprende de un estudio de la Sociedad Estadounidense de Física. Aunque el pelo liso suele seguir un curso lineal a medida que crece, el rizado puede ir en espiral hacia arriba o hacia abajo. Esta singular geometría hace que el pelo rizado sea particularmente vulnerable al calor durante el secado. En la Universidad Purdue investigan de qué modo el pelo liso conduce mejor el calor, lo que lo hace menos propenso a quemarse. Su objetivo es determinar qué temperatura de secado maximiza la salud del cabello. REBECCA HALE, NGM


EXPLORA

Ciencia

Trasladando funciones cerebrales Algunos tumores cerebrales son difíciles de operar por estar localizados en zonas que resultan, por así decirlo, «intocables». Se trata de áreas que controlan las llamadas funciones «elocuentes», como el lenguaje, el movimiento o la visión, e intervenir quirúrgicamente en ellas podría dejar secuelas graves en el paciente. Un equipo liderado por el médico Juan Antonio Barcia, del Servicio de Neurocirugía del Hospital Clínico San Carlos y la Universidad Complutense de Madrid, ha probado con éxito una técnica pionera. Aplicando estimulaciones corticales eléctricas continuas, logran desplazar las funciones cerebrales del área donde está el tumor antes de iniciar la intervención, un proceso que va ligado a la realización de unos ejercicios de rehabilitación. La idea se gestó hace ocho años, pero ahora se han publicado los resultados en la revista de neurocirugía de más impacto, tras haber aplicado la técnica a cinco pacientes, cuatro de los cuales salvaron la vida; el quinto falleció a causa de una rápida progresión tumoral. «Lo que hacemos es introducir una serie de electrodos en la zona afectada del cerebro que alberga una determinada función. Los electrodos generan pequeñas descargas durante semanas que acaban por anularla. De forma simultánea, el paciente trabaja para rehabilitar dicha función, que el cerebro traslada a otra zona cercana o incluso al otro hemisferio. De este modo podemos extirpar el tumor, ya sea total o parcialmente», explica Barcia. El cambio de lugar de una determinada función es posible gracias a una propiedad del cerebro llamada plasticidad, que describe la capacidad de las neuronas de regenerarse frente a ciertos estímulos ambientales. ¿Les parece ciencia ficción? Pues es ya una maravillosa realidad.

Tomografías coloreadas que muestran distintas áreas del hemisferio izquierdo del cerebro donde se alojan, de arriba abajo, las funciones de la vista, el oído y el habla y el pensamiento, generadoras de gran actividad.

WELLCOME DEPT. OF COGNITIVE NEUROLOGY / SPL / AGE FOTOSTOCK


EXPLORA

Vida salvaje

La pista radiactiva

Las tortugas carey de algunas zonas del Pacífico tienen residuos nucleares en el caparazón.

Medio siglo después de las pruebas nucleares en el Pacífico, el material radiactivo que dejaron tras de sí ayuda a los científicos a entender el ciclo vital de la tortuga carey, en peligro crítico. Apreciada por su vistoso caparazón de placas superpuestas, esta especie está desapareciendo: en los arrecifes de coral de Hawai solo quedan 100 tortugas adultas. En la carrera por salvarlas, los conservacionistas luchan por descubrir las características principales y los hábitos reproductivos de estas esquivas criaturas. El ecólogo marino Kyle Van Houtan estaba dirigiendo un programa de evaluación de tortugas cuando advirtió que los residuos de las pruebas nucleares –y el coral que los había absorbido– pueden proporcionar pistas cruciales. Los arrecifes coralinos generan un estrato cada año, al igual que los árboles suman anillos, y pueden hacer de calendario. Midiendo los niveles de radiocarbono en el coral y comparándolos con los del caparazón de la tortuga, Van Houtan pudo determinar por primera vez el año en que nació cada tortuga, su índice de crecimiento y su edad de maduración sexual. De este modo descubrió que la tortuga carey de Hawai en estado salvaje empieza a reproducirse a los 28,6 años de promedio, el doble de edad que las poblaciones caribeñas. Su hipótesis es que recientemente se han vuelto herbívoras a causa de las menguantes provisiones de comida, y cree que esto se traduce en un alarmante giro medioambiental: «las tortugas marinas son indicadores de la salud de un ecosistema», asegura el ecólogo.

JOEL SARTORE, NATIONAL GEOGRAPHIC PHOTO ARK, FOTOGRAFÍA TOMADA EN EL HOSPITAL DE FAUNA DEL ZOO DE AUSTRALIA (SUPERIOR); BETTMANN / GETTY IMAGES

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


EXPLORA

Planeta Tierra NORUEGA SUECIA ISLANDIA

FINLANDIA

REINO UNIDO PAÍSES BAJOS IRLANDA GROENLANDIA (DINAMARCA)

BÉLGICA

UCRANIA 3

4

5

6

ESPAÑA

2

ITALIA PORTUGAL

EUROPA

2.895.613 km2

1. ALEMANIA 2. POLONIA 3. REP. CHECA

ARGELIA

TÚNEZ

RUMANÍA

7 ESLOVENIA A CROACIA

AMÉRICA DEL NORTE

ESTADOS UNIDOS

BIELORRUSIA

2

FRANCIA

CANADÁ

LETONIA LITUANIA

1

971.589 km

ESTONIA

DINAMARCA

4. 5. 6. 7.

BULGARIA GRECIA

ESLOVAQUIA AUSTRIA HUNGRÍA SERBIA

LIBIA CHAD

MARRUECOS EGIPTO

MAURITANIA SENEGAL GUINEA-BISSAU CUBA

BELICE

GUATEMALA HONDURAS

4

3

GUINEA SIERRA LEONA COSTA DE MARFIL

MÉXICO

NÍGER

1

6

2

SUDÁN DEL SUR REP. DEM. DEL CONGO

5

7

ERITREA 9

8 GUINEA EC. GABÓN

REPÚBLICA DOMINICANA

CONGO

NICARAGUA COSTA RICA

KENYA MAYOTTE (FRANCIA)

ZAMBIA MALAWI

NAMIBIA 10

GUYANA SURINAM

VENEZUELA

COLOMBIA

ETIOPÍA

TANZANIA

ANGOLA

PANAMÁ

SUDÁN

GUAYANA FRANCESA (FRANCIA)

MOZAMBIQUE MADAGASCAR SUDÁFRICA BOTSWANA

ECUADOR

ÁFRICA 2.485.099 km2

BRASIL

PERÚ

AMÉRICA DEL SUR

1. 2. 3. 4. 5.

MALI REP. CENTROAFRICANA BURKINA FASO BENÍN NIGERIA

URUGUAY BOLIVIA

PARAGUAY ARGENTINA

CHILE

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6

ISLAS MALVINAS (ISLAS FALKLAND)       (R.U.)     

6. 7. 8. 9. 10.

GHANA TOGO CAMERÚN UGANDA ZIMBABWE


Áreas protegidas Tamaño de las áreas marinas y terrestres protegidas por países y posesiones Tasa de crecimiento 1990-2014

2.140.809 km2

0

X2

X3

X5

X10

Área protegida RUSIA

2014

1.603.536 km2

km2 PAÍS

COREA DEL SUR CHINA GEORGIA ARMENIA AZERBAIYÁN

JAPÓN

1 4 2

3

5

7

8

9 10

6 AR RABIA SAU UDÍ

1990

PAQUISTÁN U.E.A. OMÁN YEMEN

11

INDIA

VIETNAM LAOS

12

ISLAS MARIANAS DEL NORTE (EE UU)

ASIA    1. KAZAJISTÁN 2. UZBEKISTÁN 3. KIRGUIZISTÁN 4. MONGOLIA 5. TURKMENISTÁN 6. IRÁN 7. TADHZIKISTÁN

13 MALAYSIA FILIPINAS

SRI LANKA

INDONESIA

8. NEPAL 9. BUTÁN 10. BANGLADESH 11. MYANMAR (BIRMANIA) 12. THAILANDIA 13. CAMBOYA

PAPÚA Y NUEVA GUINEA

Más zonas protegidas Casi 33 millones de kilómetros cuadrados: un área más grande que África. Esa es la extensión total de tierra y agua que los países han destinado a la conservación. Desde 1990 el número de reservas marinas, parques nacionales, áreas de vida salvaje y otras zonas protegidas ha crecido de menos de 50.000 a más de 229.000. «La mayoría de los países hace lo que puede por proteger estos recursos», dice Pedro Rosabal, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Pero queda mucho por hacer. Pese a que cerca del 15 % de la superficie terrestre cuenta con algún estatus de zona protegida, la mitad de esos lugares son pequeños y están aislados, una circunstancia que pone de manifiesto la necesidad de crear corredores biológicos. Hoy solo el 3,5 % de las áreas marinas está protegido, pero ese porcentaje pronto crecerá. En 2012 una expedición realizada en el marco del proyecto Mares Prístinos de National Geographic evidenció la necesidad de preservar las islas Pitcairn, en el Pacífico Sur. Y en 2015, el Gobierno del Reino Unido se comprometió a crear allí una reserva marina de unos 834.000 kilómetros cuadrados, la mayor del mundo. Para proteger más zonas, dice Rosabal, son cruciales la cooperación mundial y el apoyo económico, temas que marcarán la agenda del Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN celebrado este mes en Hawai.

KIRIBATI

AUSTRALIA Y OCEANÍA SAMOA AMERICANA (EE UU) 4.400.994 km2

VANUATU FIDJI TONGA

NUEVA CALEDONIA (FRANCIA) AUSTRALIA

N NUEVA ZELANDA A

Países en conflicto Algunos países destrozados por la guerra como Liberia, Somalia, Afganistán y Siria no se muestran porque cuentan con muy pocas zonas protegidas.

SOLO SE REPRESENTAN PAÍSES Y POSESIONES CON MÁS DE 5.000 KM 2 PERTENECIENTES A ZONAS PROTEGIDAS GRÁFICO: MONICA SERRANO, NGM. FUENTES: UICN Y PNUMA-CMVC (2016), BASE DE DATOS MUNDIAL DE ÁREAS PROTEGIDAS

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


EXPLORA

Antiguas civilizaciones

Con un ratón en el buche Tras examinar escrupulosamente el interior del envoltorio de lino de una antigua momia de ave egipcia, una tomografía computarizada ha sacado a la luz una auténtica rara avis: un cernícalo que aparentemente se ahogó al ingerir un ratón. Los científicos quedaron atónitos al descubrir el coxis del roedor en el esófago de la pequeña rapaz. El resto de la presa estaba en el estómago, que también contenía vestigios de al menos otros dos ratones, además de huesos y garras de gorrión. «Eso significa que había comido demasiado», dice la egiptóloga especialista en momias Salima Ikram. En la naturaleza, un ave de rapiña como esta hubiese ingerido la presa, digerido cuanto hubiese podido y regurgitado los huesos y los dientes. Este cernícalo estaba tan atiborrado que no pudo vomitar, lo cual sugiere a Ikram que probablemente vivió en cautividad y fue alimentado a la fuerza. Tal vez fue uno de los millones de animales que entre los años 600 a.C. y 250 d.C. se criaron para ser sacrificados, momificados y ofrecidos a los dioses. Es posible que formara parte de una ofrenda a Ra, un destino con el que se hubiera encontrado igualmente aunque no se hubiera atragantado.

El coxis de un ratón quedó atascado en el esófago del cernícalo.

El estómago contiene los restos del ratón, junto con los de otros alimentos.

Una imagen en detalle del estómago muestra huesos, dientes, piel, carne y plumas no digeridos, pistas de lo que ingirió el cernícalo.

IMÁGENES PROCEDENTES DE TOMOGRAFÍAS COMPUTARIZADAS: SALIMA IKRAM Y OTROS, EQUIPO DEL SOUTH AFRICAN MUMMY PROJECT


Instinto básico Acerca del amor y el deseo en el reino animal

Descarga letal Un escarabajo joya esmeralda no cesa de merodear en busca de hembras. Le atrae la manera en que la luz se refleja en sus cuerpos. Elige una, se acerca a ella, inicia el contacto físico… ¡y recibe una descarga de 4.000 voltios! Intentar aparearse con un señuelo electrificado es una forma horrible de morir. Pero el entomólogo Michael Domingue no tiene reparo alguno en eliminar escarabajos joya esmeralda. Desde 2002 este insecto ha acabado con cientos de millones de fresnos autóctonos de América del Norte. Para atraparlo, Domingue y sus colegas de la Universidad del Estado de Pennsylvania han creado, literalmente, una femme fatale: una hembra falsa alimentada por pilas que propina una descarga eléctrica letal a cualquier macho que intente montarla. Los científicos construyeron la primera versión con una impresora 3D; los machos se la miraban, pero no se acercaban. Entonces crearon un modelo más realista, de tonos esmeralda y con una textura superficial reflectante similar al caparazón del insecto. Las pruebas realizadas con este segundo artilugio demostraron que los machos acudían por igual a montar a las hembras reales y a las señuelo (arriba). Colocar trampas con el nuevo dispositivo en zonas que todavía no han sido afectadas por este escarabajo podría ayudar a los expertos a detectar a tiempo su nivel de expansión y tomar las medidas preventivas pertinentes. «Si logramos saber con cierta anticipación dónde aparecerá el escarabajo, quizá podamos hacer algo más al respecto», afirma Domingue. REBECCA HALE, NGM. ESCARABAJOS: JONATHAN LELITO, USDA. SEÑUELO: AKHLESH LAKHTAKIA Y STEPHEN SWIONTEK

HÁBITAT / TERRITORIO

Nativo de China, el escarabajo joya esmeralda fue detectado en Michigan en 2002. Hoy está presente en 25 estados de Estados Unidos y en Canadá. OTROS DATOS

Las larvas de este insecto matan los fresnos al comerse la corteza interna, impidiendo la circulación de agua y nutrientes.

El señuelo es una femme fatale: una falsa hembra programada para transmitir una descarga letal.


PUBLIRREPORTAJE

COSTA DEL SOL Paraíso en plena naturaleza Sin duda, el sol y la playa son los grandes atractivos de la Costa del Sol pero no los únicos. Tierra de riqueza por su reconocida gastronomía, sus paisajes espectaculares y su gran legado cultural y artístico ofrece además música, color, alegría y hospitalidad.

L

a Costa del Sol es un destino único, un lugar fantástico para el visitante los doce meses al año. Un destino con 325 días de sol al año, un clima benigno, 160 kilómetros de playas impresionantes, una gastronomía exquisita, parajes naturales y una cultura envidiable. Tierra de contrastes con un legado histórico y patrimonial de miles de años. Hablar de cultura de la Costa del Sol es hacerlo de historia. Ronda, Antequera y Málaga son ciudades imprescindibles que atrapan y transportan al viajero a épocas pasadas y antiguas civilizaciones. civilizaciones Visita

obligada que quedará grabada en el alma del viajero. INCREÍBLES PAISAJES Naturaleza en su máxima expresión en el litoral y en el interior. Bellos e imponentes acantilados en la zonaa oriental dan paso a hermosas playas de arena blanca en la costa más occidental. Asombrosos pueblos blancos de la provincia salpican el paisaje de luz y autenticidad, en el que el viajero podrá descubrir maravillosos rincones verdes y montañosos de gran riqueza ecológica y medioambiental. Espacios naturales únicos con una apreciada apr fauna y flora salvajes.


EXPLORA

Notas de campo

Los nuevos talentos de National Geographic envían sus crónicas desde todo el mundo

Bangladesh

¿Granja o escuela flotante? Adaptación al cambio climático. ALIZÉ CARRÈRE Ecóloga cultural

Durante años Alizé Carrère había oído hablar de los devastadores efectos del cambio climático, sobre todo en países en vías de desarrollo. En 2012 tuvo conocimiento de una iniciativa interesante: un grupo de agricultores de Madagascar estaba investigando el modo de cultivar en campos erosionados por la deforestación y las lluvias intenASIA sas. En vez de depender de BANGLADESH la ayuda al desarrollo para reforestar las zonas afectadas, los agricultores estaban adaptándose al terreno. Descubrieron que podían cultivar en barrancos erosionados, ricos en agua y nutrientes. Carrère, becaria de National Geographic, decidió emprender un viaje para estudiar adaptaciones al cambio climático similares a la de aquellos campesinos malgaches. «El concepto de adaptación al cambio climático me parecía algo abstracto, por eso quise saber cómo se materializaba», dice. Hoy viaja con un equipo de grabación para documentar casos en los que los cambios medioambientales han estimulado el ingenio humano, y está convirtiendo esas historias en una serie de vídeos titulada Adaptation. Primera escala: Bangladesh. Un país de tierras bajas densamente poblado donde los científicos alertan de que el aumento del nivel del mar desplazará a 18 millones de personas antes de 2050. En el distrito de Gopalganj, Carrère vio cómo la gente construía jardines flotantes utilizando jacintos de agua, bambú y estiércol, una especie de plataformas donde pueden pescar, criar patos y cultivar productos agrícolas. Y pudo comprobar que a veces la idea más sencilla se convierte en un gran logro: un arquitecto bangladesí se inspiró en esos campos flotantes y diseñó national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6

En Bangladesh, los campos flotantes hechos con plantas y estiércol sirven para el cultivo. Alizé Carrère (arriba, a la derecha) visitó algunos de ellos con la periodista local Tania Rashid. Sigue a Alizé Carrère en Twitter e Instagram en: @alizecarrere

embarcaciones que funcionan como escuelas, bibliotecas, hospitales y parques infantiles. Desde Bangladesh, Carrère viajó al norte de la India para comprobar cómo el deshielo de los glaciares ayuda a irrigar un ecosistema desértico. Después irá a Vanuatu, donde el fertilizante fabricado con estrellas de mar molidas está mejorando el cultivo de alimentos. Algunas de las mejores ideas provienen de los niños, explica. Son creativos, maleables y les motiva soñar con cosas nuevas. Son también los que tienen más intereses en juego. Japón

Lo que tu almuerzo puede revelar sobre ti ELIZABETH UNGER Documentalista

Si la escuela secundaria es dura, el parvulario puede ser incluso peor en una sociedad que discrimina en función del estatus social o del origen étnico, y donde los prejuicios se exASIA tienden hasta en las comiJAPÓN das escolares. Elizabeth Unger, una joven exploradora de National Geographic, ALIZÉ CARRÈRE. NGM MAPS


Más información sobre el apoyo financiero que National Geographic destina a proyectos de investigación y exploración, en nationalgeographic.com / explorers.

ha estudiado la curiosísima historia de los movimientos migratorios entre Brasil y Japón para explicar qué ocurre con la comida cuando dos culturas colisionan. Ya en 1908 cientos de japoneses se dirigían a Brasil en busca de trabajo en las plantaciones de café. Esta comunidad fue creciendo hasta que la recesión económica de la década de 1980 obligó a muchos de sus miembros a volver a Japón. Los emigrantes y sus descendientes, conocidos como nikkei, «estaban convencidos de que serían bien acogidos por la sociedad japonesa, pero fueron marginados y tratados como extranjeros», señala Unger. La comida ha demostrado ser un buen vehículo para estudiar la identidad étnica de un pueblo marginado. Unger pasó tiempo en guarderías, restaurantes y domicilios particulares, en Brasil y Japón, observando las piruetas culinarias necesarias para integrarse Estados Unidos y Canadá

La escalada en el hielo es algo manifiestamente peligroso, sobre todo en los saltos de agua, que pueden congelarse con burbujas de aire entre las láminas de hielo. Por eso son tan pocos los escaladores que obtienen permiso para ascender por las cataratas del Niágara, entre Estados Unidos y Canadá, las cuales derraman 170.000 toneladas de agua por minuto a más de 30 kilómetros por hora. Pero en 2015 el fotógrafo de National Geographic KEITH LADZINSKI presenció y captó esta escena del escalador profesional Will Gadd, quien con los permisos oficiales pertinentes llevó a cabo la primera escalada exitosa de las cataratas. KEITH LADZINSKI. NGM MAPS

en la sociedad. Una mujer en Japón cocinaba platos brasileños en su casa, pero enviaba a su hija de cinco años a la escuela con elaborados bento repletos de ingredientes japoneses, entre ellos pequeños osos panda que preparaba ella misma con arroz y algas. La meta era que su hija comiese bien, y que su comida fuese apreciada por todos.

Somalia

¿Puede empeorar aún más el día? Sí. ÇAĞAN H. ŞEKERCIOĞLU Biólogo

Şekercioğlu informa: Estoy en Somalilandia, una región autónoma de Somalia, para ÁFRICA SOMALIA estudiar buitres y otras aves. Hoy ha sido un mal día. En primer lugar, mis escoltas del Gobierno, armados con AK-47, casi se amotinan cuando los he despertado a las cuatro de la madrugada. La mañana es la mejor hora para avistar aves y, de paso, evitar los frecuentes secuestros perpetrados por los separatistas de Al-Shabaab y Puntlandia, como el que se dio aquí hace unas semanas. Nos hemos quedado sin gasolina a 30 kilómetros al sur de Maydh, en el disputado territorio entre Somalilandia y Puntlandia. Luego, los frenosdelvehículohandejadodefuncionar enunacarreteraquediscurreentreprecipicios. Acto seguido he tropezado mientras buscaba palomas autóctonas. He caído con el codo y la muñeca sobre la cámara. Creo que he sufrido una fractura múltiple. Tras ocho horas buscando un remedio para aliviar el dolor, lo único frío que ha encontrado el conductor es un postre de gelatina. ¿Cubrirá mi seguro médico universitario una evacuación médica por lesión en el brazo? Probablemente no. Por si fuera poco, ahora nos han alcanzado dos tormentas que han llenado de barro las carreteras. En el mejor de los casos, si mañana la ruta es transitable, me esperan 86 horas deviaje,dosdíasdemalacarreteraydosvuelos hasta Estambul. Tanta felicidad me abruma. national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


EN TELEVISIÓN

National Geographic Channel

Retratos sin censura National Geographic Channel presenta una nueva serie documental en la que se repasan algunas de las figuras más relevantes de la historia reciente. Los candidatos a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton y Donald Trump, el narcotraficante colombiano Pablo Escobar o el mandatario ruso Vladímir Putin serán algunos de los protagonistas de Sin censura, un documental narrado con estilo cinematográfico que estará en antena a partir del próximo domingo 18 de septiembre a las 19.30 horas. La producción combina entrevistas a periodistas que los han conocido en persona con imágenes de archivo, para ofrecer al espectador un retrato único sobre estos iconos de nuestra época. El primer episodio está dedicado a Vladímir Putin. El jefe de Estado de Rusia, hoy en el punto de mira por la filtración de correos electrónicos del Partido Demócrata estadounidense, es conocido por sus polémicas declaraciones y sus constantes desafíos a la comunidad internacional. Sus enfrentamientos con Europa a raíz del conflicto de Ucrania se tradujeron en importantes sanciones comerciales, mientras que su intervención militar en Siria en apoyo a Bashar al-Asad le granjeó una importante hostilidad con Estados Unidos. Quienes mejor lo conocen desgranan la personalidad de uno de los mandatarios más poderosos y temidos de la escena mundial. national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6

Escuela de genios con Stephen Hawking Jueves 8 de septiembre a las 22.30 horas National Geographic Channel estrena una serie presentada por el reconocido astrofísico en la que se desentrañan cuestiones relevantes relacionadas con el universo.

NG CHANNEL Emite 24 horas al día en: Movistar+ (Dial 70) Vodafone (98) Orange (27) Telecable (52) R Cable (50) Euskaltel (34) NATIONAL GEOGRAPHIC CHANNEL (AMBAS)


Emergencias animales En el Hospital de Especialistas Veterinarios de la Costa del Golfo, en Houston, trabajan más de doscientos profesionales. El doctor Beale y su equipo cuentan con una sala quirúrgica del más alto nivel que les permite abordar todo tipo de operaciones a cualquier hora del día. Durante una semana normal, el personal atiende a más de 50.000 animales al año, algunos de ellos exóticos. Nat Geo Wild se adentra en el mayor hospital veterinario de Estados Unidos para desvelar cómo se llevan a cabo algunas de las operaciones más complicadas. En cada episodio las cámaras acompañan a los pacientes durante todo el proceso, desde que los dueños los llevan a urgencias, durante el diagnóstico y la intervención quirúrgica, y hasta el momento en que reciben el alta. Emergencias animales, en antena a partir del día 1 de septiembre a las 18.00 horas, muestra casos curiosos, como el de una pitón reticulada de más de cinco metros de longitud a la que deben practicar una radiografía para descartar que tenga neumonía, o el de una tigresa de Bengala a la que le extraen el útero y los ovarios. Jueves 1 de septiembre, a las 18.00 horas

Los animales más temperamentales ¿Qué lleva a un alce macho a empaparse en su propia orina? ¿Por qué un ratón marsupial se obliga a sí mismo a copular hasta morir? ¿Por qué el pez payaso cambia de sexo en el momento justo? La respuesta se encuentra en un potente y misterioso cóctel químico presente en sus organismos: las hormonas. La nueva serie de Nat Geo Wild Animales con malas pulgas analiza las fuerzas primitivas que mueven al reino animal, a veces hasta su perdición. Miércoles 28 de septiembre, a las 18.00 horas NATIONAL GEOGRAPHIC CHANNEL (SUPERIOR); NICOLE DANGOOR, WILD THING MEDIA (INFERIOR)

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


Imagínate viajar hasta un agujero negro. Atravesarlo.

Y volver.

UN PASEO POR EL COSMOS Todos los misterios del universo a tu alcance. Desde lo infinitamente pequeño hasta lo infinitamente grande. Atravesarás agujeros negros. Descubrirás la materia oscura. Observarás de cerca el big bang. Un vi j f

i

t

di h

did

li

h t

h

Primera entrega

LA MATERIA OSCURA

,

por solo

EXPLICACIONES AMENAS Y RIGOR CIENTÍFICO UNIDOS EN UNA MISMA COLECCIÓN

Ya en tu quiosco y en www.paseoporelcosmos.com

|

1 95€

902 44 34 24


«Despertando el interés por explorar y proteger el planeta»

National Geographic Society es una institución científica y educativa sin fines lucrativos fundada en Washington, D.C., en 1888 y comprometida con la exploración y preservación del planeta.

NATIONAL GEOGRAPHIC MAGAZINE ESPAÑA

NATIONAL GEOGRAPHIC SOCIETY PRESIDENT AND CEO

PEP CABELLO, Director JOSÉ LUIS PUIGDENGOLAS, Director General

Gary E. Knell

BOARD OF TRUSTEES CHAIRMAN:

Madrid

Jean N. Case Tracy R. Wolstencroft Wanda M. Austin, Brendan P. Bechtel, Michael R. Bonsignore, Alexandra Grosvenor Eller, William R. Harvey, Gary E. Knell, Jane Lubchenco, Mark C. Moore, George Muñoz, Nancy E. Pfund, Peter H. Raven, Edward P. Roski, Jr., Frederick J. Ryan, Jr., Ted Waitt, Anthony A. Williams

Mª MAR BOTIJA, Maquetación

IGNACIO RODRÍGUEZ-BORLADO, Director Comercial

RESEARCH AND EXPLORATION COMMITTEE

MIREIA PLANELLES, Coordinación Editorial

FERNANDO DE LA PEÑA, Director de Grandes Cuentas

ANA LLUCH, Jefa de Redacción

GLÒRIA PONT, Directora de Marketing Publicitario

TERESA ESMATGES, Directora de Arte

SERAFÍN GONZÁLEZ, Director de Servicios Comerciales

BÁRBARA ALIBÉS, SERGI ALCALDE, Redacción

EVA VAN DEN BERG, JORDI BUSQUÉ Colaboradores de este número ENRIC GUBERN, Cartografía JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ, Tratamiento de Imagen

TERESA ZAMORA, Directora Comercial Digital

Mª LUZ MAÑAS, Directora Revistas de Divulgación BEGOÑA LLORENTE, Subdirectora de Publicidad ADRIÁN GARCÍA DE MANUEL, Subdirector de Publicidad DIANA CHICOT, Coordinadora de Publicidad

C/ López de Hoyos 141, 5º 28002 Madrid (España) Tel. 915 10 66 00 Fax 915 19 48 13

MERITXELL CASANOVAS, Edición Gráfica MAR CASALS, Directora Comercial

A SES ORE S

RUTH MARTÍ, Jefa de Publicidad

MARÍA TERESA ALBERDI, Paleontología

GEMMA REYES, Coordinadora de Publicidad

EUDALD CARBONELL, Arqueología

Av. Diagonal, 189 08018 Barcelona (España) Tel. 934 15 73 74 Fax 932 38 07 30

JOSEFINA CASTELLVÍ, Oceanografía CARMEN HUERA, Etnología

AT E NC IÓN AL C L IE NT E

RAMON Mª MASALLES, Botánica

Teléfono: 902 392 392 (de lunes a viernes de 10 a 15 horas) e-mail: suscripciones-ngme@rba.es

ALBERT MASÓ, Entomología y Vertebrados JACINT NADAL, Zoología Mª JOSÉ PASCUAL, Historia de la Ciencia MANUEL REGUEIRO, Geología VÍCTOR REVILLA, Historia Antigua

EXPLORERS - IN - RESIDENCE

Robert Ballard, Lee R. Berger, James Cameron, Sylvia Earle, J. Michael Fay, Beverly Joubert, Dereck Joubert, Louise Leakey, Meave Leakey, Enric Sala Dan Buettner, Bryan Christy, Fredrik Hiebert, Zeb Hogan, Corey Jaskolski, Mattias Klum, Thomas Lovejoy, Sarah Parcak, Paul Salopek, Joel Sartore

MÓNICA MONGE, Directora Revistas de Divulgación PALOMA CAMPOS, Directora de Publicidad Levante

JUAN LUIS ARSUAGA, Paleoantropología

CHAIRMAN: Peter H. Raven Paul A. Baker, Kamaljit S. Bawa, Colin A. Chapman, Janet Franklin, Carol P. Harden, Kirk Johnson, Jonathan B. Losos, John O’Loughlin, Steve Palumbi, Naomi E. Pierce, Jeremy A. Sabloff, Monica L. Smith, Thomas B. Smith, Christopher P. Thornton, Wirt H. Wills

FELLOWS

Barcelona y Levante

VÍCTOR LLORET BLACKBURN, Director Editorial de Área

VICE CHAIRMAN:

Para suscribirse a la revista consulte nuestra web: www.nationalgeographic.com.es

NATIONAL GEOGRAPHIC PARTNERS CEO

Declan Moore

SENIOR MANAGEMENT EDITORIAL DIRECTOR:

Susan Goldberg Marcela Martin Courteney Monroe CHIEF COMMUNICATIONS OFFICER: Laura Nichols CHIEF OPERATING OFFICER: Ward Platt LEGAL AND BUSINESS AFFAIRS: Jeff Schneider CHIEF TECHNOLOGY OFFICER: Jonathan Young CHIEF FINANCIAL OFFICER: GLOBAL NETWORKS CEO:

BOARD OF DIRECTORS CHAIRMAN:

Gary E. Knell Jean A. Case, Randy Freer, Kevin J. Maroni, James Murdoch, Lachlan Murdoch, Peter Rice, Frederick J. Ryan, Jr.

INTERNATIONAL PUBLISHING SENIOR VICE PRESIDENT:

Distribución: SGEL

ELOÍSA RODRÍGUEZ-VIDA, Medicina

Impresión-Encuadernación:

JOANDOMÈNEC ROS, Ecología

Rotocayfo, S.L. (Impresia Ibérica)

ADOLFO DE SOSTOA, Ictiología

Depósito legal: B-33367-1997

Yulia Petrossian Boyle Ross Goldberg

VICE PRESIDENT OF STRATEGIC DEVELOPMENT:

Ariel Deiaco-Lohr, Kelly Hoover, Diana Jaksic, Jennifer Jones, Jennifer Liu, Leigh Mitnick, Rossana Stella

ISSN 1138-1434

TR A DUCT ORE S

Printed in Spain - Impreso en España

CARLOS ACEVEDO, CARLA ROS, MARIONA VILALTA

Copyright © 2016 National Geographic Partners, LLC. Todos los derechos reservados. National Geographic y Yellow Border: Registered Trademarks® Marcas Registradas. National Geographic declina toda responsabilidad sobre los materiales no solicitados.

WEB www.nationalgeographic.com.es JAVIER FLORES, Director

Licenciataria de NATIONAL GEOGRAPHIC PARTNERS, LLC. RICARDO RODRIGO, Presidente ENRIQUE IGLESIAS, Consejero Delegado ANA RODRIGO, Mª CARMEN CORONAS, Directoras Generales NATIONAL GEOGRAPHIC MAGAZINE EDITOR IN CHIEF

Susan Goldberg

DEPUTY EDITOR IN CHIEF:

Jamie Shreeve. MANAGING EDITOR: David Brindley. EXECUTIVE EDITOR DIGITAL: Dan Gilgoff. Sarah Leen. EXECUTIVE EDITOR NEWS AND FEATURES: David Lindsey. CREATIVE DIRECTOR: Emmet Smith DIRECTOR OF PHOTOGRAPHY:

INTERNATIONAL EDITIONS EDITORIAL DIRECTOR:

Amy Kolczak. DEPUTY EDITORIAL DIRECTOR: Darren Smith. MULTIMEDIA EDITOR: Laura L. Toraldo. PRODUCTION: Beata Kovacs Nas EDITORS ALEMANIA : Florian Gless. BRASIL : Ronaldo Ribeiro. BULGARIA : Krassimir Drumev. CHINA : Bin Wang. COREA : Junemo Kim. CROACIA : Hrvoje Prćić. ESCANDINAVIA : Karen Gunn. ESLOVENIA : Marija Javornik. ESPAÑA : Josep Cabello. ESTONIA : Erkki Peetsalu. FRANCIA : Jean-Pierre Vrignaud. GEORGIA : Levan Butkhuzi. HUNGRÍA : Tamás Vitray. INDIA : Niloufer Venkatraman. INDONESIA : Didi Kaspi Kasim. ISRAEL : Daphne Raz. ITALIA : Marco Cattaneo. JAPÓN : Shigeo Otsuka. KAZAJISTÁN : Yerkin Zhakipov. LATINOAMÉRICA : Claudia Muzzi Turullols. LENGUA ÁRABE : Alsaad Omar Almenhaly. LENGUA FARSI : Babak Nikkhah Bahrami. LITUANIA : Frederikas Jansonas. PAÍSES BAJOS / BÉLGICA : Aart Aarsbergen. POLONIA : Martyna Wojciechowska. PORTUGAL : Gonçalo Pereira. REPÚBLICA CHECA : Tomáš Tureček. RUMANÍA : Catalin Gruia. RUSIA : Andrey Palamarchuk. SERBIA : Igor Rill. TAIWAN : Yungshih Lee. THAILANDIA : Kowit Phadungruangkij. TURQUÍA : Nesibe Bat

IGNACIO LÓPEZ, Director General de Planificación y Control AUREA DIAZ, Directora Editorial BERTA CASTELLET, Directora de Marketing JORDINA SALVANY, Directora Creativa JOSÉ ORTEGA, Director de Circulación RICARD ARGILÉS, Director de Producción

Difusión controlada por


ESTE MES EDICIÓN ESPECIAL

EDICIÓN ESPECIAL

EUCLIDES LA GEOMETRÍA

EDICIÓN ESPECIAL

Las matemáticas presumen de figura

6

PVP CANARIAS 7,10€

YA A LA VENTA N SEPT

IEMB

RE 20 16

6

Y COMO CADA MES, LA REVISTA

EN TU KIOSCO N U UNDO A PIE V, ARMEN IA • COLOR E

MAYAS Un imperio

oculto sale


EDITORIAL

Una luz en la oscuridad

El futuro de la ceguera

Sanford Greenberg (a la izquierda) con su antiguo compañero de clase, Art Garfunkel, quien le ayudaba a moverse cuando perdió la vista.

Hace 55 años, Sanford Greenberg tenía solo 20. Acababa de quedarse ciego, por mala suerte y por un diagnóstico equivocado. Su comprensible resentimiento hacia el mundo lo llevó a hacer un juramento desde la cama del hospital: «Nadie más debería quedarse ciego». Aquel fue, y sigue siendo, un compromiso muy ambicioso. Como revelan el escritor David Dobbs y el fotógrafo Brent Stirton en el reportaje de este mes «Una luz en la oscuridad», en la actualidad hay unos 39 millones de personas ciegas en el mundo, aproximadamente una de cada 200. Otros 246 millones tienen deficiencia visual moderada o severa. Esta realidad comporta un elevado coste humano, tanto para quienes padecen pérdida de visión como para los cientos de millones de personas que los asisten en sus necesidades. Greenberg fue afortunado. En 1961 ignoró el consejo del asistente social que le sugirió volver a su ciudad natal, Buffalo, y dedicarse a la fabricación de sillas de mimbre en el marco de un programa social para ciegos. Con la ayuda de su compañero de habitación de la universidad, que le leía los libros de texto y lo ayudaba a desplazarse por el campus, Greenberg acabó su licenciatura en la Universidad de Columbia. Se sacó el doctorado en Harvard. Trabajó en la Casa Blanca. Se hizo económicamente independiente. Hoy está en muchísimas juntas y comisiones, demasiadas para enumerarlas todas. Se casó con Sue, a quien ama desde primaria. Y continúa siendo buen amigo de aquel compañero de Columbia, que estudió arquitectura pero que acabó lanzándose a una carrera musical: Art Garfunkel, del célebre dúo Simon & Garfunkel. Una trayectoria vital que nos lleva al Premio Sanford and Susan Greenberg End Blindness by 20/20 (endblindnessby2020.com), un galardón de tres millones de dólares en oro para quienes más contribuyan a acabar con la ceguera antes del año 2020. «El alivio clínico de la ceguera parece estar hoy en un nivel de desarrollo similar al que se encontraba el incipiente programa de exploración espacial en la década de 1960: prácticamente listo para despegar», dice Greenberg. La mitad de las personas de todo el mundo que pierden la vista es por culpa de las cataratas, una afección de tratamiento sistemático y sencillo en los países desarrollados, pero que sigue siendo causa de ceguera en los países en vías de desarrollo. Mientras tanto, otras técnicas avanzan rápidamente, como las terapias génica y con células madre, y los implantes biónicos. ¿Qué opina Greenberg de todo esto? «Mi determinación no ha titubeado –asegura–. La ceguera es una injusticia. Tenemos que actuar para frenarla.»

Susan Goldberg, directora

FOTO: BRENT STIRTON


El imperio perdido de los mayas Audaces y ambiciosos, los gobernantes de la dinastĂ­a Serpiente emplearon las armas y la diplomacia para forjar la alianza mĂĄs poderosa de la historia maya.


CALAKMUL En el siglo VII de nuestra era, la dinastía Serpiente gobernaba en la ciudad de Calakmul, situada en el sur del actual México, desde esta pirámide de 55 metros de altura, el edificio más grande de su territorio. Desde aquí tejieron una tupida red de alianzas. CONSEJO NACIONAL PARA LA CULTURA Y LAS ARTES (CONACULTA), INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA (INAH), MÉXICO

3


Máscaras procedentes de las tumbas de Calakmul, cuya finalidad era facilitar el tránsito de la élite de la dinastía Serpiente al otro mundo. Estas piezas de jade verde, un material más valioso que el oro para los antiguos mayas, evocan el ciclo agrícola anual y la regeneración. CONACULTA, INAH, MÉXICO (AMBAS) FOTOGRAFÍAS TOMADAS EN EL PALACIO NACIONAL DE CIUDAD DE MÉXICO (IZQUIERDA) Y EN EL MUSEO DE SITIO DE COMALCALCO, MÉXICO


Golfo de México

Teotihuacán OC

Por Erik Vance Fotografías de David Coventry

ÉA

MÉXICO NO PA C

ÍFI

Tikal

Holmul B

ICE DURAS

CO

Región maya 0 km 200

Calakmul

GUATEMALA EL SALVADOR

NGM MAPS

ara un observador poco atento, la antigua ciudad de Holmul no es más que una serie de colinas empinadas ación en medio de la selva septentrional de Guatemala, cerca de la frontera con México. Aquí, en la cuenca del Petén, la selva es densa y cálida, pero más seca de lo que cabría esperar. Y silenciosa, excepto por el canto de las cigarras y alguna que otra llamada de los monos aulladores. Pero si inspeccionas estas colinas con detenimiento, puedes advertir que la mayoría están dispuestas en enormes círculos concéntricos. Y si las observas con más detalle aún, ves que determinadas partes son de piedra tallada, y que algunas presentan túneles excavados en sus laderas. En realidad no son colinas, sino antiguas pirámides abandonadas tras la caída de la civilización maya hace un milenio. Este lugar fue un próspero asentamiento durante el período Clásico maya (250-900 d.C.), una época en que la escritura y la cultura florecieron en lo que hoy es América Central y el sur de México. Pero también fueron tiempos de agitación política: dos ciudades-estado estaban enzarzadas en una eterna guerra por la supremacía. Durante un breve lapso de tiempo, una de esas ciudades-estado se impuso a la otra y se convirtió en lo más parecido a un imperio dentro de la historia maya. Al mando estaban los gobernantes de la dinastía Kaanul, o Cabeza de Serpiente, cuya existencia nadie conocía hasta hace unas pocas décadas. Gracias a los yacimientos próximos a esta ciudad-estado, incluido el de Holmul, los arqueólogos están recomponiendo la historia de los soberanos Serpiente. 6national geographic • s e p t i e m b r e

2016

El yacimiento de Holmul no es tan grande y famoso como el de la cercana Tikal, y pasó desapercibido para los arqueólogos hasta que en el año 2000 llegó Francisco Estrada-Belli. Este guatemalteco nacido en Italia no iba en busca de nada espectacular –como pueden ser las tablillas con escritura del período Clásico o una tumba ricamente ornamentada–, solo pretendía profundizar en las raíces de la cultura maya. Una de las primeras cosas que halló fue un edificio situado a pocos kilómetros de lo que parecía ser el núcleo central de pirámides de Holmul. En él había restos de un mural en el que se representaban soldados peregrinando hacia algún lugar. Curiosamente, algunas partes del mural estaban destruidas, aparentemente por obra de los propios mayas, como si hubiesen querido borrar la historia narrada en aquella pintura. Para saber el porqué, Estrada-Belli excavó túneles en varias pirámides cercanas. Los antiguos mesoamericanos construían sus pirámides por capas, una sobre otra, como si fueran matrioskas rusas. Cuando añadían una nueva fase a la construcción, preservaban la que quedaba debajo, y eso ha permitido a los investigadores adentrarse en ellas mediante túneles y observar las estructuras previas casi intactas. En 2013, Estrada-Belli y su equipo entraron en una de las pirámides más grandes siguiendo una antigua escalinata hasta la entrada de una construcción ceremonial. Allí, sobre la entrada a una tumba, descubrieron un friso de ocho metros de largo magníficamente conservado. Los frisos de estuco son piezas frágiles e infrecuentes. En este aparecen tres hombres –uno es un dirigente de Holmul–, saliendo de las bocas de unos extraños monstruos flanqueados por


criaturas del inframundo y enlazados por dos serpientes gigantes con plumas. Una representación cargada de simbolismo. Al observar el friso, Estrada-Belli se dio cuenta de que había unas inscripciones grabadas en la base: una línea de caracteres –glifos– en la que se enumeraba a los gobernantes de Holmul. Cuando reparó en uno de los glifos de la parte central, supo inmediatamente que estaba ante el descubrimiento más emocionante y significativo de su carrera: una serpiente sonriente. «Vi el [nombre de los] Kaanul –relata–. De repente nos encontramos inmersos en la parte más emocionante de la historia maya.» La historia del descubrimiento de los Kaanul, o Serpiente, y su intento de crear un imperio empieza en Tikal, la ciudad de sus enemigos más acérrimos. Tikal, que dominó las tierras bajas mayas durante siglos, también ha dominado la arqueología maya desde la década de 1950. La extensa urbe llegó a tener una población de 60.000 habitantes, y sus elegantes edificios debieron de impresionar a los visitantes del año 750 d.C. tanto como a los turistas actuales. La ciudad también albergaba cientos de estelas de piedra magníficamente talladas. Gracias MINISTERIO DE CULTURA Y DEPORTES DE GUATEMALA. FOTOGRAFÍA TOMADA EN EL LABORATORIO DEL PROYECTO LA CORONA, CIUDAD DE GUATEMALA

Este relieve de La Corona, Guatemala, muestra al futuro gobernante Serpiente Yuknoom Cheen II jugando a la pelota durante una visita. La fecha, indicada en los jeroglíficos: 11 de febrero de 635.

a las inscripciones que contienen, los científicos reconstruyeron la historia de Tikal hasta su caída en el siglo ix. Sin embargo, quedaba un extraño vacío, aproximadamente entre los años 560 y 690, un período carente de estelas y en el que apenas se construyó nada. Desconcertados ante esos 130 años de silencio, los arqueólogos denominaron a ese período el hiato de Tikal, todo un misterio dentro de la historia maya. Ese vacío lo empezaron a llenar en la década de 1960, cuando advirtieron que había un extraño glifo que se repetía en diversos yacimientos del período Clásico: una cabeza de serpiente con sonrisa burlona y rodeada de unas marcas relacionadas con la realeza. En 1973, la arqueóloga Joyce Marcus lo identificó como un glifo emblema: unas palabras que designaban a la ciudad y el título de sus mandatarios, algo así como un escudo de armas. Marcus se preguntó si ese glifo estaría relacionado con el hiato de Tikal. ¿Acaso la ciudad fue conquistada por guerreros desconocidos? En ese caso, ¿de dónde venían, el imperio perdido de los mayas

7


y cómo era posible que los arqueólogos no los conocieran? La selva del Petén es tórrida durante la estación seca y prácticamente infranqueable durante la estación húmeda. Está infestada de plantas e insectos venenosos, y también de narcotraficantes armados que pueden ser muy peligrosos. Aun así, Marcus exploró la zona durante meses, visitando ruinas y fotografiando glifos. Adondequiera que fuese, veía referencias a la serpiente sonriente, sobre todo en el área que hay alrededor de la antigua ciudad de Calakmul, situada en lo que hoy es México, cerca de la frontera sur. «Estos lugares satélite mencionaban esta ciudad como su centro, que de algún modo era algo así como un agujero negro –explica Marcus–. Era el núcleo de una red de sitios circundantes, todos ellos equidistantes de Calakmul.» Cuando llegó a Calakmul, cuyas dos pirámides centrales eran bien visibles desde el aire, se quedó maravillada por su tamaño: en otra época vivieron allí unas 50.000 personas. Había estelas por todas partes, pero la mayoría estaban Q Beca NGS Las cuotas de los miembros de la Sociedad han financiado en parte unas excavaciones recientes en Holmul y en La Corona, Guatemala. 8

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6

borradas. La piedra caliza era tan blanda que los siglos de erosión las habían dejado lisas. Solo encontró dos glifos de serpientes en la ciudad. El misterio de las serpientes animó al joven investigador británico Simon Martin a recopilar toda la información que pudo referente a los glifos de serpientes procedentes de Calakmul y de otros yacimientos menores. Aprovechó los datos sobre batallas e intrigas políticas de todo el mundo maya para componer un retrato de los gobernantes Serpiente y su dinastía. «Lo que sabemos de Tikal procede de la propia Tikal. En cambio en el caso de Calakmul, lo que sabemos de aquella gente proviene de los demás –dice Martin–. Fue como si se materializara a partir de la nada. Poco a poco, el significado de todos estos hallazgos inconexos empezó a apuntar en la misma dirección.» Martin y el arqueólogo Nikolai Grube acabaron publicando un libro, Crónica de los reyes y reinas mayas, en el que describen las interrelaciones entre los diferentes reinos mayas. En el centro de aquel mundo, y durante un siglo prodigioso, brillaron los reyes Serpiente. Al igual que Marcus, Martin afirma que el reino de la dinastía Serpiente fue una especie de agujero negro que absorbió a todas las ciudades del


entorno y creó lo que quizá pudo ser un imperio maya. Huelga decir que quedan muchas preguntas sin resolver acerca de esta dinastía: cómo vivían, cómo gobernaban, cómo luchaban, e incluso si todos ellos existieron en realidad. A finales del siglo V, la ciudad-estado de Tikal era una de las más poderosas de la región. Los arqueólogos sospechan que ostentaba esa posición gracias a la ayuda de Teotihuacán, una ciudad mucho más grande situada en lo alto de las montañas que hay 1.000 kilómetros al oeste, cerca de la actual Ciudad de México. Durante siglos estas dos ciudades influenciaron la arquitectura, la pintura, la alfarería, las armas y el urbanismo mayas. Pero todo cambió en el siglo vi, cuando Teotihuacán se desentendió de la región maya y abandonó Tikal a su suerte. Entonces entró en escena la dinastía Serpiente. Nadie sabe con certeza de dónde vinieron; no hay pruebas de su gobierno en Calakmul antes del año 635. Algunos expertos piensan que cientos de años antes del período Clásico iban de un lugar a otro, creando una megaciudad tras otra. Pero no son más que conjeturas. Los primeros glifos de serpientes claramente identificables parecen ser los hallados en Dzibanché, una urbe CONACULTA, INAH, MÉXICO. FOTOGRAFÍA TOMADA EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE CAMPECHE FUERTE DE SAN MIGUEL

La reconstrucción de la que posiblemente fue la tumba de Garra de Fuego, muerto en 697, incluye cuentas de jade y de concha sobre un sudario y parte de la cerámica enterrada con él en Calakmul.

del sur de México, 125 kilómetros al nordeste de Calakmul. Independientemente de dónde estuvieran asentados los Señores Cabeza de Serpiente, sabemos que desde principios del siglo vi dos gobernantes sucesivos se dieron cuenta de que Tikal era vulnerable y tuvieron la audacia de pugnar por el control político. El primero, Piedra Mano Jaguar, se pasó años haciendo visitas diplomáticas por las tierras bajas de la región maya. Aquellas visitas tal vez nos parezcan inocentes ahora: para concertar un matrimonio, para participar en un partido de juego de pelota o quizá simplemente para dejarse ver y saludar. Pero así era como se producían a veces las conquistas en el mundo maya: ofreciendo regalos, presentando tus respetos y estableciendo alianzas estratégicas. En este aspecto, parece ser que no había nadie mejor que los Serpiente. Caracol, aliada sudoriental de Tikal, no tardó en pasarse al bando de los Serpiente, al igual que Waka, una belicosa ciudad situada al oeste. el imperio perdido de los mayas

9


Golfo de México

JUEGO DE TRONOS

Península de Yucatán Dzibanché

MoralReforma

Saknikte (La Corona)

Tikal

Palenque

BELICE Holmul

Belmopán anjo

Waka (El Perú)

PETÉN Caracol Dos Pilas Golfo de (Fundada hacia 600) Honduras

MÉXICO

Cancuén (Fundada en 657) Ruta del ejercito, 562 D.C. 0 km

GUATEMALA Quiriguá

60

SE MUESTRAN LAS FRONTERAS ACTUALES

HONDURAS

Copán

Con paciencia, los gobernantes de la dinastía Serpiente fueron ganándose la lealtad de otras ciudades al norte, al este y al oeste de Tikal, hasta formar una enorme pinza para atenazar al enemigo. Piedra Mano Jaguar y sus aliados por fin estuvieron en condiciones de conquistar Tikal, pero el Señor Serpiente murió antes de que sus maniobras políticas dieran sus frutos. La tarea quedó en manos de su sucesor (que tal vez fuera su hijo), Testigo del Cielo. El joven debía de tener una presencia imponente. De constitución fuerte, en su cráneo se acumulaban las cicatrices, fruto de un sinfín de batallas. Según las inscripciones de un altar de Caracol, Testigo del Cielo acabó con el reinado de Tikal el 29 de abril de 562. El gobernante había colocado todas sus piezas en el tablero y por fin dio el golpe. Condujo el ejército Serpiente desde Waka hacia el este, mientras que las fuerzas de Caracol, las de la ciudad-estado de Naranjo y tal vez las de Holmul avanzaron hacia el oeste. Los Serpiente y sus aliados tomaron rápidamente Tikal, la saquearon y probablemente sacrificaron a su rey con un hacha de piedra sobre su propio altar. Es probable que fuera en aquel momento cuando los habitantes de Holmul, en señal de lealtad a los gobernantes Serpiente, destruyeron casi por completo el mural que 10

Tikal fue una superpotencia hasta la llegada de la dinastía Serpiente en el siglo VI. Los futuros gobernantes, tal vez asentados en Dzibanché, se aliaron con las ciudades (en rojo) que rodeaban Tikal (sus aliados, en negro), lo que les permitió someter a su rival en el año 562. En 635, la dinastía Serpiente ya había trasladado su capital a Calakmul. Un soberano llamado Dios que Limpia el Cielo impulsó la recuperación de la supremacía de Tikal con una victoria decisiva frente a Calakmul (que contaba entonces con dos aliados más, en gris) el 5 de agosto de 695.

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6

Estrada-Belli encontraría 14 siglos después, en el que se honra a Tikal y a Teotihuacán. El reinado de la dinastía Serpiente acababa de empezar. Los siguientes 30 años de la historia maya son confusos. Gracias a los arqueólogos Enrique Nalda y Sandra Balanzario, sabemos que Testigo del Cielo murió un decenio después de su victoria, cuando tenía poco más de 30 años. En 2004 abrieron una serie de tumbas en una pirámide de Dzibanché, en las que hallaron una aguja de hueso empleada para rituales de sangre junto con máscaras de jade, obsidiana y perlas. En la aguja hay una inscripción que reza: «Esta es la ofrenda de sangre de Testigo del Cielo». De los ocho miembros de la dinastía Serpiente que gobernaron durante el hiato de Tikal, este es uno de los dos cuyos restos se han encontrado. La siguiente aparición de los Señores Serpiente se produjo mucho más al oeste, en la espectacular ciudad de Palenque. Al contrario que Tikal y Calakmul, ciudades más áridas situadas en las tierras bajas, Palenque era refinada y sofisticada, con elegantes pirámides revestidas de estuco y un observatorio erigido al pie de las colinas que conducen al golfo de México y al altiplano. No era una ciudad grande –quizá tenía unos 10.000 habitantes–, pero era un centro cultural y la puerta de acceso para el comercio JEROME N. COOKSON, NG FUENTE: DAVID FREIDEL, UNIVERSIDAD DE WASHINGTON EN SAINT LOUIS


hacia el oeste, un objetivo primordial para una potencia joven y ambiciosa. El pueblo de los Serpiente estaba entonces liderado por un gobernante llamado Serpiente Enrollada que, al igual que sus predecesores, invadía mediante alianzas. La reina de Palenque, Corazón del Sitio del Viento, defendió la ciudad contra el ataque de los Serpiente, pero se rindió el 21 de abril del 599. Semejante tendencia expansionista era rara entre los mayas del período Clásico, a quienes se suele describir como belicosos y desorganizados, centrados en sus propios territorios y sin mayores ambiciones. Pero los Serpiente eran distintos. «El ataque a Palenque formaba parte de un plan mayor –sostiene Guillermo Bernal, epigrafista de la Universidad Nacional Autónoma de México–. No creo que se movieran por razones de índole material, sino ideológicas. Los Kaanul pretendían crear un imperio.» La idea de la creación de un imperio es controvertida entre los arqueólogos especializados en la cultura maya. Para muchos, el concepto es inverosímil desde el punto de vista cultural y geográfico. Sin embargo, en el caso de la dinastía Serpiente, es difícil no ver un patrón expansionista. Forjaron alianzas con las ciudades más grandes del este, conquistaron las del sur y establecieron relaciones comerciales con pueblos del norte. Palenque era el confín occidental del mundo maya. Pero sin caballos ni ejércitos permanentes, ¿cómo pudieron mantener el poder? Ejercer el dominio sobre una región tan vasta, quizá tan extensa como Castilla y León, exigía un tipo de organización sin precedentes entre los mayas. También requería una nueva capital, un lugar más próximo a las ciudades del sur, ricas en jade. Dzibanché estaba a 125 kilómetros de Calakmul, una distancia enorme para recorrerla a través de la tupida selva. El traslado a la nueva capital de Calakmul no está documentado, pero en el año 635 los Serpiente erigieron un monumento en el que se declaraban señores de la ciudad tras destronar a la dinastía Murciélago. En menos de un año, el más grande de los gobernantes Serpiente, y quizás el más grande de los reyes mayas, ascendió al trono. Se llamaba Yuknoom Cheen II, también conocido a veces

como el Asolador de Ciudades. Testigo del Cielo y Serpiente Enrollada habían sido hábiles conquistadores, pero Yuknoom Cheen era un auténtico soberano. Al igual que Ciro en Persia o Augusto en Roma, tuvo la astucia de enfrentar unas ciudades con otras –sobornando a unos y amenazando a otros– mientras consolidaba su dominio en las tierras bajas mayas como ningún otro rey maya había logrado antes. Y mantuvo este equilibrio político durante 50 años. la mejor manera de entender a un señor tal vez sea conociendo a su sirviente. Del mismo modo, la mejor manera para entender un imperio a menudo es observando las ciudades vasallas. Y el vasallo más interesante de los Serpiente quizá sea la pequeña ciudad de Saknikte. A principios de la década de 1970 los arqueólogos se encontraron con que en el mercado negro circulaban unos paneles de piedra magníficamente tallados en los que aparecían dispersos los glifos de la serpiente sonriente, y bautizaron aquel lugar desconocido en el que los saqueadores habían encontrado las piezas como Sitio Q, que se convirtió en una especie de Santo Grial para algunos arqueólogos como Marcello Canuto. Una tarde de abril de 2005, mientras inspeccionaba un lugar de la selva del Petén llamado La Corona, Canuto se metió en una zanja abierta por saqueadores en una pirámide y vio en la pared una pequeña superficie de piedra labrada. «Era una inscripción», dice. Bajo la tierra y la vegetación estaban los relieves más hermosos que jamás había visto sobre el terreno. «En cuanto acabamos de limpiarlos, dijimos: “Este es el Sitio Q”.» Canuto no ha salido de allí desde entonces. Saknikte, nombre maya del yacimiento, parece que gozaba de un estatus especial durante el reinado de la dinastía Serpiente. Sus príncipes acudían a Calakmul para recibir educación, y tres de ellos se casaron con princesas Serpiente. A diferencia de la belicosa ciudad de Waka, Saknikte no se enzarzó en muchas batallas. Sus reyes tenían nombres agradables como Perro Alegre, Gusano Blanco o Pavo Rojo. Los paneles muestran a aristócratas bebiendo y tocando la flauta. el imperio perdido de los mayas 11


HOLMUL El friso de ocho metros de longitud hallado en esta ciudad-estado representa una compleja escena mitológica que sugiere fuertes lazos con la dinastía Serpiente. La figura central es el gobernante de Holmul que falleció hacia 590 y fue enterrado en la tumba decorada con este friso. MINISTERIO DE CULTURA Y DEPORTES DE GUATEMALA. IMAGEN COMPUESTA POR 130 FOTOGRAFÍAS


WAKA (EL PERÚ) Hacia 656 fue enterrado en esta ciudad-estado otro aliado de la dinastía Serpiente: el soberano Trono Jaguar. Su tumba contenía figurillas de cerámica pintada de entre 10 y 23 centímetros de altura con las que se representaba un ritual mítico de ultratumba. El gobernante Serpiente Yuknoom Cheen II (fila superior, izquierda) desempeña el papel de rey. Su hija, Lirio Acuático Mano (izquierda), invoca a un ciervo mágico (fila inferior, izquierda) que reza por la resurrección espiritual de los difuntos. Entre los participantes están la viuda del rey y otros cortesanos.

MINISTERIO DE CULTURA Y DEPORTES DE GUATEMALA (TODAS). FOTOGRAFÍAS TOMADAS EN EL MUSEO NACIONAL DE CIUDAD DE GUATEMALA


En un intento de someter el corazón de la región maya, el ejército de la dinastía Serpiente atacó Tikal, la ciudad-estado rival, el 29 de abril de 562. En esta representación del momento de la victoria, Testigo del Cielo se yergue triunfante sobre Doble Pájaro, gobernante de Tikal, atado a los pies del gobernante Serpiente. Aquella derrota dejó a Tikal sumida en la decadencia durante 130 años. ILUSTRACIÓN: TOMER HANUKA. FUENTE: SIMON MARTIN, UNIVERSIDAD DE PENNSYLVANIA


Por lo que cuentan los relieves hallados por el equipo de Canuto, Yuknoom Cheen visitó la ciudad poco antes de que la capital de los Serpiente se trasladara oficialmente a Calakmul. El elegante retrato muestra a Yuknoom Cheen sentado, con aspecto relajado, mirando hacia un lado mientras el rey de Saknikte lo observa. Saknikte no era el único lugar en donde los Serpiente estaban tejiendo su red de influencias. El nombre de Yuknoom Cheen aparece por toda la región maya. A su hija, Lirio Acuático Mano, la casó con un príncipe de Waka, y finalmente acabó siendo una poderosa reina guerrera. Colocó nuevos reyes en Cancuén, al sur, y en Moral-Reforma, a casi 160 kilómetros al oeste. En Dos Pilas sometió al hermano del nuevo rey de Tikal y lo convirtió en un fiel vasallo. Además, estableció una nueva ruta comercial en la zona occidental de su reino, lo que le permitió conectar a diversos aliados. Los científicos han apreciado un fenómeno extraño en estas ciudades vasallas. Parece que ciertos aliados no contaban con sus propios glifos emblema, y que sus reyes, pese a aparecer suntuosamente ataviados, dejaban de emplear títulos reales una vez que se aliaban con la dinastía Serpiente. Por su parte, los reyes Serpiente de Calakmul adoptaron un título más pomposo: kaloomte. Rey de reyes. «Pienso que cambiaron la forma de hacer política y que crearon algo bastante nuevo –dice el arqueólogo guatemalteco Tomás Barrientos, codirector de Saknikte–. Personalmente, lo veo como un avance en la historia maya.» Durante aquellos años los gobernantes Serpiente vigilaban Tikal, su antigua enemiga, que repetidamente trataba de rebelarse y vengarse. En 657, tras reforzar a sus aliados, Yuknoom Cheen y un rey títere de la zona llamado Dios que Golpea el Cielo aplastaron Tikal. Transcurridas dos décadas Tikal volvió a sublevarse, y el rey Serpiente orquestó de nuevo su derrota y, de paso, mató a su rey. ¿Cómo es posible que Tikal todavía fuera capaz de desafiar a una dinastía aparentemente omnipotente? Los expertos dicen que los reyes mayas tenían que ser cuidadosos a la hora de 20national geographic • s e p t i e m b r e

2016

El glifo emblema de la dinastía Serpiente aparece por toda la región maya.

mantener sus alianzas y que a menudo dejaban con vida a los reyes derrotados. Podría ser que las batallas mayas del período Clásico fuesen más bien ceremoniales. O que tal vez los aliados de los reyes vencidos, temiendo por sus vidas, abogaran por la clemencia. O quizá se deba a que los reyes mayas normalmente no tenían ejércitos tan grandes como para arrasar una ciudad. Cualquiera que fuese la razón, Yuknoom Cheen desplegó una refinada maniobra política: convocó una cumbre de paz con el nuevo rey de Tikal. Entonces aprovechó para presentar a su sucesor (y probable hijo), Garra de Fuego, que en el futuro habría de heredar el reino. Y acabaría perdiéndolo para siempre. Yuknoom Cheen murió aproximadamente a la avanzada edad de 86 años. La mayoría de los habitantes de Calakmul vivía, con suerte, la mitad de años, pero sus reyes llevaban una vida cómoda; incluso tenían una dentadura excelente, porque solo comían tamales tiernos. La malnutrición afectaba a las clases más pobres, mientras que las élites podían tener sobrepeso e incluso algunos pudieron padecer diabetes. Hay quien sugiere que Garra de Fuego era uno de estos. Probablemente ya gobernaba mucho antes de morir su padre, pero no estuvo a la altura de su predecesor. A pesar de las numerosas y aplastantes derrotas, Tikal volvió a alzarse en 695. Esta vez dirigía la ciudad un joven rey con el ostentoso nombre de Dios que Limpia el Cielo. CONACULTA, INAH, MÉXICO (AMBAS)


Garra de Fuego reunió otro ejército Serpiente para enfrentarse al advenedizo de Tikal. No se sabe qué ocurrió exactamente aquel día de agosto, pero los Serpiente sufrieron una derrota fulminante. Pocos años después, con su reinado haciendo aguas, Garra de Fuego murió y se llevó consigo el sueño de crear un imperio Serpiente. La mayoría de los arqueólogos sostiene que la dinastía Serpiente nunca se recuperó, pero siguió ejerciendo su influencia. En 711 la ciudad de Naranjo, la aliada más fuerte de los Serpiente, todavía le declaró su lealtad. A mediados del siglo viii la dinastía había perdido su poder. Una ciudad vecina de Calakmul incluso erigió una estela para celebrar el retorno de los reyes Murciélago, en la que un guerrero pisotea una serpiente. Durante el siglo siguiente, Tikal se dedicó a represaliar a las ciudades-estado que habían apoyado a los soberanos Serpiente: Waka, Caracol, Naranjo y Holmul. No obstante, Tikal jamás llegaría a lograr el poder alcanzado por los Serpiente, y a mediados del siglo ix los mayas estaban sumidos en el desastre. Ya fuese por la superpoblación, la inestabilidad o las pertinaces sequías, las ciudades mayas del período Clásico cayeron en el caos y acabaron siendo abandonadas. ¿Podrían haber evitado los gobernantes Serpiente aquella caída? ¿Qué habría sucedido si Garra de Fuego hubiera sometido a Tikal en 695? «Yo creo que el colapso se pudo evitar –afirma David Freidel, el arqueólogo que dirige las excavaciones de Waka–. La incapacidad de unificar la zona central del mundo maya bajo un único poder fue una causa fundamental de la anarquía, del estado de guerra perpetuo y de la vulnerabilidad ante la sequía.» Quizás algún día sepamos la respuesta. Hace 40 años los miembros de la dinastía Serpiente eran un rumor. Hace 20 años se los consideraba simplemente señores de Calakmul. Hoy sabemos que gobernaron el más extenso y poderoso reino maya que hubo jamás. Así es el trabajo de la arqueología: desesperantemente lento. Juntando pequeños fragmentos, los expertos intentan recomponer una imagen coherente del pasado. Y a menudo esos

expertos disienten entre sí. Ramón Carrasco, un arqueólogo que supervisa el yacimiento de Calakmul, opina que la dinastía Cabeza de Serpiente nunca vivió en Dzibanché y nunca perdió el poder. Ha trabajado con Simon Martin y otros investigadores y ha visto los mismos indicios, pero ha extraído conclusiones diferentes. Por eso los arqueólogos continúan buscando pruebas. En 1996, Carrasco estaba excavando la estructura más grande de Calakmul, una esbelta pirámide datada de antes del año 300 a.C. Casi en la cima, mientras limpiaba y extraía cuidadosamente unas piedras, descubrió los restos de un cadáver. Y debajo de él, una cámara. «Levantamos la tapa y pudimos ver lo que había debajo –cuenta–. Hallamos algunos huesos, ofrendas y el polvo acumulado por el tiempo.» Excavar la tumba llevó nueve meses. Cuando Carrasco por fin entró en ella, supo que acababa de hallar los restos de un rey poderoso. El cadáver estaba envuelto en un delicado chal y recubierto con abalorios. No estaba solo: una mujer joven y un niño habían sido sacrificados y depositados en una cámara cercana. El cuerpo del rey, explica Carrasco, «estaba cubierto de barro y polvo. Se veían algunos abalorios de jade, pero no se veía la máscara». Entonces sacó un cepillo y empezó a limpiarlo con suavidad. «Lo primero que vi fue un ojo que me observaba desde el pasado.» Aquel ojo formaba parte de una hermosa máscara de jade destinada a honrar al rey en el más allá. Los análisis posteriores revelaron que se trataba de un hombre fornido, tal vez incluso gordo, que presentaba osificación en los ligamentos vertebrales. La tumba estaba elegantemente decorada. Al lado había un tocado de jade, en cuyo centro se había insertado en otro tiempo la garra de un jaguar. Y al lado del tocado, un plato de cerámica con una serpiente sonriente y la inscripción «Plato de Garra de Fuego». j Sobrevuela las ruinas de Calakmul mientras un arqueólogo describe qué se siente al desenterrar una máscara funeraria maya. Accede al vídeo en ngm.com.es/videos. el imperio perdido de los mayas 21


22


Una luz en la oscuridad

Gracias a los avances médicos y a la difusión de los tratamientos, el fin de la ceguera podría dejar de ser un sueño. En Bengala Occidental, la India, Mahammad Ali Molla, de 60 años, se quedó ciego a los 46 después de que le entrara savia en los ojos. Ahora depende de su nieto (a la derecha) y demás familiares. En los países en desarrollo, millones de personas se quedan ciegas por falta de acceso a los tratamientos.


Unos vecinos de la región india de los Sundarbans se someten a un examen optométrico. El equipo de ópticos, dirigido por Asim Sil, se desplaza en barca por esta remota región atravesada por una vasta red de ríos con el objetivo de ayudar a reducir el número de invidentes de la India, que supera los ocho millones.


Por David Dobbs Fotografías de Brent Stirton

D

esde el día en que nació Christian Guardino, su madre, Elizabeth, supo que algo iba mal en sus ojos. Se le movían a sacudidas y se le quedaban en blanco. Uno bizqueaba hacia dentro. Cuando le daba de comer, no miraba hacia ella, sino que fijaba la vista en la luz más intensa: una lámpara si era dentro de la casa o el sol si estaban al aire libre. Aquello era inquietante.

El primer oftalmólogo que vio a Christian decidió, para mayor preocupación de la familia, remitirlo a un especialista del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, quien lo sometió a una electrorretinografía (ERG), un procedimiento en el que se sitúa sobre el ojo un minúsculo sensor electrónico que mide la respuesta de la retina a los impulsos de luz. Una retina sana responde enviando una señal eléctrica a través del nervio óptico, que en la gráfica resultante se representa como un valle seguido de un pico, ambos bien marcados. La ERG de Christian no mostraba nada de eso, solo unas ligeras oscilaciones, débiles y desdibujadas. El doctor explicó a Elizabeth que su hijo padecía una retinopatía denominada amaurosis congénita de Leber (ACL). Su vista, ya de por sí mala, nunca experimentaría una mejora significativa. No había nada que hacer. El chico vería únicamente una pequeña parte del mundo y siempre caminaría, cuando aprendiese a hacerlo, con la ayuda de un bastón. Y, efectivamente, Christian necesitó un bastón, y el brazo de su madre para guiarlo, cuando en 2012, a los 12 años, visitó por primera vez una clínica del Scheie Eye Institute, perteneciente a la Universidad de Pennsylvania. Sin embargo, este mes de enero salió por la puerta de la clínica sin bastón y, entre bromas y charlas, nos guio a un grupo de médicos, doctores, técnicos de laboratorio y a mí mismo por el amplio vestíbulo. «¡Hala!», exclamó cuando nos acercamos a la salida del edificio, una enorme puerta giratoria con grandes hojas de acero y vidrio. Su madre iba detrás a cierta distancia; el muchacho iba solo. Christian no se detuvo. Avanzó tranquilamente y mantuvo el paso mientras un cristal se cerraba tras él y otro se abría rápidamente por delante. Salió al exterior, a la luz del sol. 26

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6

Christian Guardino podía ver. Todo cuanto hasta entonces suponía un obstáculo –la luz y la oscuridad, el acero y el vidrio, los objetos móviles y los inmóviles– ahora era motivo de disfrute. El mundo le abría las puertas. «¿Te lo puedes creer?», preguntó Elizabeth. Delante de ella, Christian caminaba junto a Jean Bennett, cuyo laboratorio de la Universidad de Pennsylvania había producido el fluido con material genético que había devuelto la visión al chico. «Ha sucedido todo tan deprisa», dijo Elizabeth. Solo tres días después de que le trataran el primer ojo, Christian ya podía verla. «Pasé de preguntarme si mi hijo me vería alguna vez a… en fin, a esto. Es como un milagro.» El milagro de Christian se había obrado con gran esfuerzo. Era el fruto de 20 años de incesante trabajo por parte de Bennett y sus colaboradores, quienes identificaron la mutación genética que le había inutilizado la retina y después hallaron la manera de introducir una copia buena de ese gen en su ojo. Bennett había iniciado los ensayos del tratamiento con la simple esperanza de «poder detectar algún atisbo de mejora». Nueve años después, ella misma se asombra de que haya funcionado tan bien. Aunque se cuida mucho de no sobrevalorar su trabajo o de subestimar los obstáculos que puedan presentarse en el futuro, los progresos logrados con Christian y con otros pacientes le permiten a Bennett albergar la cautelosa esperanza de que esta terapia de sustitución génica pueda funcionar con otras formas de ceguera. Cirujanos del Duke Eye Center implantan una prótesis Argus II en el ojo de Karen Brown, invidente a causa de una retinopatía. Argus sortea las células retinianas defectuosas y envía la información procedente de una cámara a través del nervio óptico hasta el cerebro.


Rhian Lewis, de 50 años, utiliza un puntero para interpretar las imágenes que su implante de retina envía al cerebro, bajo la observación de Charles Cottriall, investigador optometrista del Oxford Eye Hospital de Inglaterra. La capacidad de los pacientes para decodificar estas señales revela hasta qué punto las conexiones neuronales pueden reorganizarse y regenerarse.


No es la única que piensa que su técnica, con diferentes variaciones, pronto podría ayudar a detectar y corregir defectos genéticos similares con suficiente antelación –tal vez incluso en el útero– como para revertir o prevenir enfermedades oculares. Durante los últimos 10 años los avances logrados en otras dos áreas, el de las células madre y el de los implantes biónicos, también han servido para devolver por lo menos un poco de vista a los ciegos. Las células madre –células en las primeras etapas de desarrollo, antes de diferenciarse en los elementos constitutivos de los ojos, el cerebro, los brazos o las piernas– son cada vez más prometedoras para sustituir o revivir las células retinianas defectuosas que son las responsables de numerosas causas de ceguera. Por su parte, la primera generación de retinas biónicas –microchips que sustituyen a las células retinianas defectuosas para captar y amplificar la luz– ofrece una visión de baja resolución a personas que durante años no han visto nada. Estos avances nos animan a hablar de algo que era impensable hace apenas 10 o 20 años: acabar con la ceguera humana, y pronto. ¿Es esta una posibilidad realista, aunque sea remotamente? Algunos defensores y recaudadores de fondos destinados a este tipo de investigación científica sugieren que sí. El empresario Sanford Greenberg, quien perdió la vista por culpa del glaucoma cuando estudiaba en la universidad, ha fundado End Blindness by 20/20, una campaña que ofrece un premio de tres millones de dólares en oro a la persona o equipo de personas que más haya contribuido a acabar con la ceguera antes del año 2020. El National Eye Institute, uno de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, está financiando la investigación oftalmológica con generosas subvenciones. La iniciativa VISIÓN 2020 de la Organización Mundial de la Salud y de la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera se ha puesto como objetivo la «erradicación de la ceguera evitable antes de 2020». Mientras tanto, los entusiastas artículos periodísticos sobre progresos como el de Bennett parecen indicar que lo vamos a conseguir. 30national geographic • s e p t i e m b r e

2016

En un cine de Riverside, California, Terry Byland (en el centro) es capaz de distinguir las formas que aparecen en pantalla gracias al implante de retina Argus II. Entre los años 2004 y 2010, Byland, que perdió la vista a causa de la retinosis pigmentaria, colaboró con los científicos en el desarrollo de este sistema de implante, que incluye una cámara instalada en las gafas y un procesador portátil.

Cualquiera que siga a Christian Guardino en sus paseos por la ciudad podría pensar lo mismo. Sin embargo, como dijo Henry Klassen, investigador de células madre de la Universidad de California en Irvine: «¿Quieres hallar rápidamente una cura para los casos más difíciles? Pues que tengas suerte. Esto no es fácil». La mayoría de los investigadores coincide en este aspecto. Jean Bennett, por ejemplo, es consciente de que la terapia génica que devolvió la vista a Christian (y que todavía habría que reproducir en otros casos) es extraordinaria porque desafía toda una historia de decepciones, retrasos e incluso desastres. Bennett ha visto fracasar un sinfín de experimentos con terapias génicas. En un artículo científico reciente enumera los desalentadores obstáculos que se presentan para ampliar su enfoque terapéutico incluso a otras causas genéticas de ACL. Por ejemplo, el gen que insertó en


el ojo de Christian, conocido como RPE65, encaja perfectamente en el virus benigno que modiďŹ cĂł para transportar dicho gen a las cĂŠlulas del paciente, pero hay muchos otros genes causantes de ACL que son demasiado grandes para introducirlos en el virus. AdemĂĄs, la mayorĂ­a de las mutaciones perjudiciales causantes de ACL producen los daĂąos a edades mucho mĂĄs tempranas, o bien actĂşan en zonas del ojo menos compatibles con la sustituciĂłn gĂŠnica, por lo que no se pueden tratar bien con los virus de que se dispone actualmente. Tales impedimentos relacionados con la terapia gĂŠnica, y otros similares que afectan a las cĂŠlulas madre y los implantes biĂłnicos, no desaparecerĂĄn de la noche a la maĂąana. Los avances serĂĄn difĂ­ciles y graduales. Y muchas de esas curas milagrosas resultarĂĄn efĂ­meras. En cambio, el desafĂ­o de poner ďŹ n a la ceguera tratable es otra cuestiĂłn bien distinta.

Aproximadamente una de cada 200 personas en el mundo (39 millones en total) es ciega. Otros 246 millones tienen mala visiĂłn, con diferentes niveles de discapacidad, de moderada a grave. La discapacidad visual tambiĂŠn afecta a otros cientos de millones de personas, a menudo familiares encargados de ayudar a los que no pueden ver. Estas cifras justiďŹ can por sĂ­ solas la investigaciĂłn en nuevos tratamientos. Pero el ojo tambiĂŠn recibe cada vez mĂĄs atenciĂłn porque es un Ăłrgano seguro y accesible para probar tratamientos que tambiĂŠn se podrĂ­an aplicar a otras partes del organismo. Para empezar, los investigadores pueden mirar directamente el interior del ojo para ver cuĂĄl es el problema y si el tratamiento estĂĄ funcionando. Asimismo, su dueĂąo puede facilitar valiosos datos sobre su funcionamiento. El ojo tambiĂŠn proporciona retroalimentaciĂłn en forma de dilataciĂłn pupilar o actividad elĂŠctrica una luz en la os curidad 31


Aproximadamente una de cada 200 personas en el mundo (39 millones) es ciega. Otros 246 millones tienen discapacidad visual. en el nervio óptico. Además, el investigador que lleva a cabo un tratamiento experimental en un ojo puede emplear el otro como control. Y es un órgano muy resistente. Dentro del globo ocular, el sistema inmunitario se reprime y permite que el ojo goce de un «privilegio inmunitario», es decir, que sea más tolerante a unos invasores que, en otros órganos, podrían causar inflamación. Esto supone que en el ojo puedan probarse ciertos tratamientos como la terapia génica con más seguridad que en otros órganos en los que podrían causar estragos. Los neurocientíficos dicen que «es el único sitio por donde puedes ver el cerebro sin hacer un agujero». La retina, visible a través de la pupila, es como un cuenco de neuronas conectadas al cerebro por el nervio óptico; en su conjunto, el ojo es una «evaginación del cerebro» que se forma durante el desarrollo fetal, como si fuera una protuberancia que se va estirando. Al igual que el ojo, el cerebro goza de privilegio inmunitario, de modo que los tratamientos que funcionan en el ojo pueden aplicarse fácilmente al cerebro o a la médula espinal. Estas ventajas son importantísimas porque las estrategias experimentales que hoy se centran en los ojos podrían impulsar en el futuro otros tratamientos para todo el organismo humano. La terapia génica ofrece la promisoria posibilidad de corregir los genes defectuosos que causan toda clase de enfermedades. Las células madre, la de sustituir estructuras tisulares completas. Los implantes biónicos, la de sustituir órganos enfermos. Los ojos no son solo el espejo del alma, sino también el de las posibilidades –y limitaciones– de los enfoques terapéuticos a los que la medicina está fiando su futuro. 32national geographic • s e p t i e m b r e

2016

Pensemos en una imagen parpadeante en blanco y negro, de alto contraste y baja resolución, con una calidad peor que la de los primeros televisores de los años veinte: pues bien, así es más o menos cómo ve Rhian Lewis con su ojo biónico. Lewis, de 50 años y vecina de Cardiff, Gales, tiene retinosis pigmentaria, una enfermedad causada por una deficiencia genética que hace que los fotorreceptores mueran y la visión periférica disminuya. Con el paso del tiempo, el campo visual se va reduciendo hasta desaparecer, «como si fuera un regulador de luz que se va cerrando lentamente», explica la propia Lewis. La enfermedad ha afectado su vida desde que gateaba. A pesar de todo fue a la escuela y a la universidad; trabajó en un bar –sabía perfectamente dónde estaba cada botella, cada vaso– y luego, con el ojo derecho completamente ciego, estuvo en una librería-papelería durante 20 años –se sabía de memoria la ubicación de cada sección y era capaz de distinguir los bolígrafos por el tacto–. Desde que la tienda cerró, ha estado en su casa criando a sus hijos, ya adolescentes. En junio de 2015 ingresó en el Oxford Eye Hospital, se tumbó sobre la mesa de operaciones, se quedó dormida por efecto de la anestesia y 10 horas más tarde se despertó con un ojo biónico. Durante la que fue «sin duda la intervención más compleja que jamás he realizado», relata el cirujano Robert MacLaren, el equipo de Oxford le introdujo entre las delicadas capas que conforman la retina un microchip del tamaño de una peca con 1.600 fotodiodos diminutos. Con este ensayo clínico se pretende comprobar si este chip, conocido como Alpha, puede sustituir los fotorreceptores muertos (los famosos bastones y conos) del centro de la retina de Lewis al convertir la luz en impulsos eléctricos que el circuito neuronal transmitirá al cerebro. El pasado mes de noviembre, Lewis me contó que cuando activaron el dispositivo no podía creérselo: «De repente, ¡oh, Dios!, ahí había algo». Pero ¿qué era ese algo? Su cerebro interpretaba las señales eléctricas del chip no como objetos o escenas, sino como destellos y brillos muy pronunciados. «No es una imagen –explica–, solo es la sensación de que hay algo diferente.»


Enfermedades frecuentes Un mismo ojo puede sufrir múltiples afecciones. Tres de las más comunes y tratables se producen en la parte anterior. Actualmente no hay cura para la degeneración macular asociada al envejecimiento, que afecta a la parte posterior del ojo, cerca de la retina.

GLAUCOMA El glaucoma se produce por un aumento del fluido interno del ojo, lo que provoca un aumento de la presión que puede dañar el nervio óptico. Si se detecta con suficiente anticipación, la cirugía y la medicación pueden ralentizar su avance.

Cámara anterior

Visión normal

CATARATAS Son la principal causa de ceguera en el mundo. Se producen cuando las proteínas se acumulan en el cristalino y bloquean y distorsionan la luz que llega a la retina. La cirugía puede devolver la visión.

Coroides

Cuerpo ciliar

Retina

Mácula CAVIDAD VÍTREA

Nervio óptico Córnea

Cristalino

Iris

La forma más común de degeneración macular asociada a la edad, denominada DMAE seca o atrófica, está causada por la acumulación de células deterioradas que atrofian la retina.

Células en degeneración

Zónulas

Fotorreceptores atróficos

DEFECTOS DE REFRACCIÓN La miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son diferentes tipos de defectos refractivos que impiden que el ojo enfoque correctamente la luz en la retina. A falta de lentes o de cirugía, son las causas más frecuentes de discapacidad visual.

DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD Causada por una alteración de las capas inferiores de la mácula, la DMAE afecta a los fotorreceptores que procesan las imágenes. No tiene cura.

MANUEL CANALES, NGM; PATRICIA HEALY. FOTO: DESIGN PICS INC, NATIONAL GEOGRAPHIC CREATIVE; EFECTOS: NGM FUENTES: VISION LOSS EXPERT GROUP; SILVIO PAOLO MARIOTTI, ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD; PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO

Acumulación de desechos (drusas)


Los alumnos invidentes del Vivekananda Mission Asram, una escuela del estado indio de Bengala Occidental, acuden, cogidos de la mano, a clase de educación física. Gracias a la combinación de estudios convencionales y de formación profesional podrán escapar del destino que aguarda a muchos ciegos en la India: una vida de mendicidad en las calles.


La ceguera en el mundo Las enfermedades oculares son sobre todo un problema de los pobres, ya que existe un abismo en cuanto a los tratamientos en los países desarrollados y en los países en vías de desarrollo. La discapacidad visual, más ue un roblema individual, es un roblema social ue uede afectar a la roductividad y al acceso a la educación.

En o sia es don dan más c ceguera.

N

Menos del 2% de población con discapacidad visual, incluida la ceguera

La brecha en materia de atención oftalmológica queda patente cuando se comparan los datos del índice de desarrollo humano –en el que se combinan la esperanza de vida, la educación y la renta nacional bruta per cápita– con el número de oftalmólogos por millón de habitantes en cada país. Afganistán tiene 140 oftalmólogos para sus 33 millones de habitantes. En Níger solo hay siete para 18 millones de habitantes.

1 Índice de desarrollo humano

LA BRECHA EN EL ACCESO A LA ATENCIÓN OFTALMOLÓGICA

Más del 5% Sin dat 2 3

4 5

EE UU

0,9

Grecia

0,8 Cuba

0,7 0,6

PAÍSES POR CONTINENTE

0,5

Afganistán

0,4

África

Australia y Oceanía

América del Norte

Asia

Europa

América del Sur

Níger

0,3 0

285 millones

20

40

60 80 100 120 140 Oftalmólogos por millón de habitantes

160

180

200

1% Degeneración macular 21% Otras

246

Discapacidad visual moderada o grave

39

Ciego

Unos 285 millones de personas en el mundo padecen una pérdida de visión que interfiere en las actividades cotidianas; 39 millones de ellos son totalmente ciegos.

43%

Defectos refractivos

33%

Cataratas

2%

Glaucoma

La discapacidad se debe a afecciones oculares y a otros factores como las anomalías estructurales y el envejecimiento. El 80 % de los casos se pueden prevenir y tratar.

90%

Países en vías de desarrollo

10%

Países desarrollados

La mayoría de los discapacitados visuales vive en países en desarrollo. Las enfermedades oculares aumentan a medida que la población envejece; el 82 % de los ciegos tienen 50 años o más.

MANUEL CANALES Y MATTHEW W. CHWASTYK, NGM; PATRICIA HEALY FUENTES: VISION LOSS EXPERT GROUP; SILVIO PAOLO MARIOTTI, ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD; PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO


Gerd Gamanab, de 67 años, buscó tratamiento demasiado tarde: tras 50 años de trabajos agrícolas en Namibia, el sol y el polvo le habían destrozado las córneas. Al igual que muchas de las cegueras que se producen en el mundo, la suya se podría haber evitado con cuidados regulares.


Aunque los tratamientos experimentales devuelvan la visión solo parcialmente, para un ciego significa una luz donde antes había tinieblas. Desde entonces ha estado aprendiendo a interpretar visualmente esas explosiones de luz. Dicho aprendizaje incluye formación en el laboratorio de MacLaren. «Es como estudiar matemáticas avanzadas –dice entre risas–, es horrible.» Pero vale la pena. Ha aprendido a reconocer cierto patrón de destellos como una persona, y otro, como un árbol. Está mejorando en la diferenciación de contrastes en el marco de una tediosa prueba que ella llama «el test de las 50 sombras de Grey» (en realidad solo son siete tonos de gris). Puede ver la hora en un reloj grande de alto contraste situado a menos de un metro. La semana previa a mi visita, había dado un paseo por Oxford con el equipo de MacLaren y distinguió, por primera vez en muchos años, las ventanas de la fachada de un edificio. Pero los avances son modestos, y Lewis sigue haciendo casi todo guiándose por el tacto y por la visión borrosa que le queda en el ojo sano. El ojo biónico es agotador; suele dejarlo apagado. Con estos primeros prototipos cabe esperar todas estas limitaciones, dice Eberhart Zrenner, el cirujano ocular alemán que empezó a desarrollar el Alpha hace más de 20 años. «La idea nunca ha sido lograr una recuperación completa de la visión –afirma–, sino mejorar la capacidad del paciente para reconocer objetos y moverse.» Y eso es lo que se está logrando. Zrenner menciona a un paciente que puede leer de nuevo su nombre y a otro que por primera vez ha podido ver el rostro de su novia «y descubrir que estaba riendo». Casi la mitad de los 29 pacientes que han recibido una versión anterior del implante lo consideran muy útil. A Lewis también le ha resultado útil el suyo. Aun en el caso de que su visión no mejore nada, 38national geographic • s e p t i e m b r e

2016

dice, la imagen a menudo indescifrable que le proporciona el chip constituye una especie de milagro, una luz donde antes había tinieblas. Espera que cuando el ojo izquierdo acabe por perder completamente la visión, este ojo biónico, o quizás una nueva versión de él, le permita seguir haciendo todo lo que hace ahora. «Lo hago por mis hijos», asegura. Los dos ven bien por ahora, pero existe un elevado riesgo de que padezcan retinosis pigmentaria. «Todo cuanto yo haga puede ayudar a los que vengan después.» MacLaren dice que este proyecto implantológico está dando unas lecciones muy valiosas. Para empezar, la demostración de que los fotodiodos pueden sustituir a los fotorreceptores naturales es un paso de gigante: para esa máquina de precisión que es el ojo hemos diseñado una pieza que encaja, aunque sea de forma imperfecta. Estos dispositivos también demuestran que los pacientes pueden aprender a interpretar nuevas formas de estímulos visuales. Por otra parte, añade el cirujano, los implantes nos enseñan que «una vez que desaparecen los fotorreceptores todavía queda potencial visual, porque los demás nervios siguen intactos. Nunca pensé que esto fuera posible». Según MacLaren, estas lecciones ya están impulsando los avances en los otros dos campos de innovación: la terapia génica y las células madre. En California, un equipo puntero está llevando a cabo un ensayo con células madre derivado casi directamente de un implante. Uno de los líderes es Mark Humayun, quien, al igual que MacLaren, parece estar inmerso en proyectos con todos los tratamientos posibles. Su primer gran proyecto fue la coinvención del Argus II, el primer implante de retina que se comercializó a principios de esta década. Como el Alpha de Zrenner, el Argus emplea una matriz de electrodos que se coloca en la parte posterior de la retina. Sin embargo, en vez de captar la luz, lo que hace esta red de solo 60 electrodos es recibir señales procedentes de una pequeña cámara montada en unas gafas, que las transmite a través de un procesador instalado en un cinturón o en una bolsa. Todo este conjunto


Cómo se revitaliza la retina La visión ocupa casi la mitad de la actividad cerebral. Los defectos en las diferentes capas de la retina, que perciben la luz y transmiten las señales, pueden causar cegueras que, actualmente, no son tratables. Sin embargo, el pronóstico podría cambiar si los tratamientos de la retina que se están probando actualmente (descritos abajo) resultan eficaces.

PARCHE DE CÉLULAS

INYECCIÓN DE CÉLULAS

Detrás de los fotorreceptores dañados se inserta un parche de células epiteliales derivadas de células madre; al reemplazar las células muertas, se ralentiza o se revierte la degeneración macular asociada a la edad.

Se inyectan células progenitoras retinianas en la cavidad vítrea del ojo, donde liberan una serie de factores que frenan la evolución de la degeneración hereditaria y la ceguera. Epitelio pigmentario retiniano

Retina

Retina

Parche insertado

Mácula

CAVIDAD VÍTREA

Células fotorreceptoras Capas de la retina ampliadas

IMPLANTE SUBRETINIANO

IMPLANTE RETINIANO

Entre los fotorreceptores muertos de la región macular de la retina se implanta un microchip que convierte la luz en impulsos eléctricos, lo que permite al nervio óptico captar las señales electrónicas.

El implante Argus, cuyo uso ya ha sido aprobado, sortea los fotorreceptores dañados con la ayuda de unas gafas, una cámara externa, un procesador de vídeo y una red de electrodos.

Retina

Suministro de energía

Gafas con cámara

Suministro ergía

Retina

Receptor inalámbrico

chip

Red de electrodos

s ceptoras muertas Nervio óptico

Nervio óptico

Capas de la retina ampliadas

Procesador de vídeo

TERAPIA GÉNICA

Paso 1

Paso 2

En la zona de las células fotorreceptoras dañadas se inyecta una solución que contiene un virus benigno portador del gen RPE65, que incluye instrucciones para sintetizar una proteína esencial para la visión.

El virus inyectado libera copias sanas de genes RPE65, que dan la información para que se sintetice la forma correcta de la proteína que permite a las células fotorreceptoras convertir la luz en información visual.

Virus con RPE65

Retina

Nuevos genes RPE65

Epitelio pigmentario retiniano

Fotorreceptor afectado por el virus

Células fotorreceptoras Capas de la retina ampliadas

Capas de la retina ampliadas

MANUEL CANALES, NGM; PATRICIA HEALY. ILUSTRACIONES: EMILY M. ENG FUENTES: MARK S. HUMAYUN, UNIVERSIDAD DEL SUR DE CALIFORNIA; HENRY KLASSEN, UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA, IRVINE; ROBERT MACLAREN, UNIVERSIDAD DE OXFORD; JEAN BENNETT, UNIVERSIDAD DE PENNSYLVANIA

l

3


impone unas limitaciones y requisitos más engorrosos que el Alpha. Además, la cámara externa del Argus implica que, a diferencia del Alpha, no se pueden aprovechar los constantes y brevísimos movimientos del ojo (movimientos microsacádicos), que desempeñan un papel tan misterioso como importante en nuestra visión. No obstante, la colocación de estos implantes en las retinas humanas ha servido para inspirar el dispositivo de células madre que Humayun está desarrollando actualmente. Él y Dennis Clegg, colaborador experto en células madre de la Universidad de California en Santa Barbara, lo llaman simplemente parche. El soporte de ese parche es una fina lámina con la forma de esta d, pero dos veces más grande. Sobre esta minúscula superficie, Clegg reparte 120.000 células derivadas de células madre embrionarias. Humayun y Clegg se proponen usar este parche para tratar la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). La ceguera causada por la DMAE es un fenómeno inverso al de la ceguera derivada de la retinosis pigmentaria: un punto borroso tapa la visión central, y luego se va oscureciendo y extendiendo poco a poco hasta que el paciente se queda funcionalmente ciego. Es la causa más frecuente de pérdida de visión no tratable, responsable del 5% de todas las cegueras. La DMAE es el resultado del deterioro celular del epitelio pigmentario retiniano (EPR), la capa más profunda del ojo. El EPR es fundamental para el funcionamiento de la capa de fotorreceptores situados por delante. Humayun y Clegg confían que las células de EPR derivadas de células madre insertadas en el parche sustituyan a las células del EPR dañadas. Pero las células no se pueden inyectar sin más. En los experimentos con animales realizados por estos dos investigadores, las células se integraban muy bien en la compleja estructura de la capa de fotorreceptores solo si el parche estaba correctamente colocado. Las pruebas acaban de empezar y deberían finalizar antes de 2018. Si el parche funciona, podría ser útil para el tratamiento de la DMAE y otras formas de ceguera. Humayun y Clegg también podrían descubrir así más cosas acerca 40national geographic • s e p t i e m b r e

2016

Unas mujeres herero con el tocado tradicional que evoca los cuernos del ganado, tan importante para su cultura, esperan a que les retiren el vendaje en un «campamento de cataratas» organizado el año pasado en Omaruru, Namibia. La cirugía dura unos 20 minutos. La falta de acceso a ella en muchas regiones hace que las cataratas sean la principal causa de ceguera en el mundo: casi la mitad de los casos.

de cómo fusionar esas células con estructuras biológicas de otros órganos, lo que allanaría el camino a otros implantes de parches celulares. El potencial de las células madre, todavía por explotar, ha atraído a otros investigadores que buscan una cura para la ceguera. Entre ellos está Henry Klassen, de la Universidad de California en Irvine. Klassen lleva 30 años estudiando cómo manipular células progenitoras –células madre que ya han empezado a especializarse– para sustituir o rehabilitar células retinianas deterioradas. Tras haber probado con éxito las células progenitoras retinianas para mejorar la visión de ratones, ratas, gatos, perros y cerdos, ahora está ensayando un tratamiento similar en personas con retinosis pigmentaria avanzada. El procedimiento es sencillo: con una aguja, el cirujano inyecta en el ojo entre medio millón y tres millones de células progenitoras destinadas a desempeñar diferentes funciones en el


rescate de la retina deteriorada. Algunos de los pacientes con retinosis pigmentaria que se han sometido a este procedimiento ahora pueden ver mĂĄs luz y formas. Kristin Macdonald, vecina de California, de cincuenta y tantos aĂąos y casi ciega por culpa de esta enfermedad, recibiĂł el tratamiento en un ojo en junio de 2015. Ahora distingue mejor sus muebles, o una furgoneta que pasa por la calle y, en la piscina, ÂŤun color tenueÂť, el azul turquesa del agua que antes solo era blanco y negro. Klassen espera que estos avances demuestren su premisa de que si se envĂ­an las cĂŠlulas apropiadas a los lugares apropiados, estas sabrĂĄn lo que han de hacer. A Helena Ndume, cirujana ocular de Namibia, le gusta contar lo que hacen sus pacientes cuando recuperan la vista tras aĂąos de ceguera. Relata el caso de un hombre que, despuĂŠs de casi tropezar con un elefante, quedĂł muy agradecido

por el tratamiento porque asĂ­ podrĂ­a ver a los animales sueltos; el de una mujer a la que Ndume encontrĂł totalmente absorta en la tarea de sacar hasta la Ăşltima espina del pescado que estaba comiendo, y el de otra de 46 aĂąos que por ďŹ n pudo ver a su hijo pequeĂąo. Ndume ha recopilado muchas anĂŠcdotas en los Ăşltimos 20 aĂąos mientras ha trabajado en su propio experimento para acabar con la ceguera. Los resultados son inequĂ­vocos al menos en un aspecto: en dos dĂŠcadas, unos 30.000 pacientes han recibido tratamiento, y unos 30.000 han recuperado la vista. EstĂĄ claro que la cura funciona. Aunque el tratamiento –una sencilla y mĂĄs que consolidada operaciĂłn de cataratas– no es lo que su experimento pretende probar. Ella y otras personas que desempeĂąan un trabajo similar quieren saber si la humanidad, una vez que estĂĄ en posesiĂłn de una cura, se tomarĂĄ la molestia de dispensĂĄrsela a todos los que la necesiten. una luz en la os curidad 41


A sus 85 años, Antonia Nuses contempla a su nieto, Brendon, después de operarse en el campamento de cataratas de Omaruru. Esta intervención permite a muchos pacientes ver por primera vez en décadas.


Las cataratas, una enfermedad de los pobres, causan la mitad de las cegueras que se registran en todo el planeta. En el mundo desarrollado, las personas que padecen cataratas se tratan de forma sistemática en cuanto detectan problemas para ver la televisión. En el mundo en vías de desarrollo, la gente con cataratas se queda ciega de forma sistemática. El tratamiento es igual de sencillo en todas partes: cirujano y paciente entran en el quirófano, se prepara a este último, en cuestión de 15 o 20 minutos se sustituye el cristalino opaco por una lente artificial transparente y luego se hace un examen postoperatorio. En los países en vías de desarrollo, este tratamiento cuesta entre 15 y 100 euros. Aun así, está al alcance de pocos. En colaboración con los Gobiernos de Namibia y de otros países africanos y con la ONG SEE International, Ndume está intentando revertir esta situación mediante la organización de «campamentos de cataratas». En estos encuentros organizados en zonas carentes de servicios, Ndume y otros cirujanos operan hasta 500 personas por semana. El año pasado, la ONU otorgó a Ndume el primer Premio Nelson Rolihlahla Mandela en reconocimiento a su «dedicación al servicio de la humanidad». Es un galardón merecido para una persona que hace 41 años, cuando solo tenía 15, se libró de otro tipo de tinieblas tras huir del apartheid que el Gobierno sudafricano había impuesto en Namibia. Junto con otras tres amigas, llegó hasta un campamento de Angola gestionado por la SWAPO, el movimiento de resistencia de Namibia. Poco después de llegar sobrevivió a un ataque con ametralladoras; tuvo que atravesar ríos infestados de hipopótamos y patrullas de helicópteros hasta llegar a Zambia; les dijo a los de la SWAPO que quería estudiar diseño de moda, pero en vez de eso la enviaron a estudiar medicina a Leipzig, Alemania, y allí se casó con un compatriota suyo al que poco después matarían en Angola. Crio sola a su hijo, acabó la especialidad de oftalmología, celebró la independencia de Namibia en 1990 y regresó para siempre a su país en 1996 con su niño, sus estudios y su voluntad de ayudar a las personas que no podían ver. 44national geographic • s e p t i e m b r e

2016

Anita (izquierda) y Sonja Singh nacieron con cataratas, pero su familia, de una zona rural de la India, no podía costear el tratamiento. Cuando las hermanas tenían 5 y 12 años, respectivamente, unos donantes les pagaron la operación. Las conexiones que hay entre el ojo y el cerebro son más maleables en edades tempranas, por eso Anita ganó más visión que Sonja.

mi historia favorita de todas las que cuenta Ndume es la de una mujer a la que trató en su primer campamento, en una clínica de Rundu, en la frontera septentrional de Namibia. Se habían inscrito más de 200 pacientes, pero solo aparecieron 82 porque a muchos les daba miedo que les abrieran los ojos. Cuando Ndume reabrió el campamento al año siguiente, la misma mujer apareció por allí, exultante. Quería enseñar a la doctora su granja, que había podido ampliar: «¡Ahora cultivo muchas cosas!», dijo. Pero primero la llevó de la mano hasta la puerta de la clínica. «He traído algunos amigos», le dijo. Fuera había decenas de personas deseando operarse tras comprobar el resultado que les había dado a otros. «Dicen que es un milagro», añadió. Aquella semana Ndume trató a cientos de pacientes. Según su colega Sven Obholzer, estos «entraban con las manos sobre los hombros del que iba delante y salían por sus propios medios».


A pesar del trabajo de Ndume y de otros como ella, en todo el mundo sigue habiendo unos 20 millones de ciegos a causa de las cataratas. Si todos recibieran tratamiento, acabarĂ­amos con la mitad de todas las cegueras. Pero para que el tratamiento sea sistemĂĄtico se requieren infraestructuras permanentes. Eso es lo que ha movido a Dikembe Mutombo, exjugador de la NBA, a construir un hospital en su ciudad natal, Kinshasa, en la RepĂşblica DemocrĂĄtica del Congo. Cuando Ndume lo visitĂł, constatĂł que el hospital era insuďŹ ciente. Su visita era de cinco dĂ­as, pero se quedĂł siete, hizo mĂĄs de cien operaciones y dejĂł una lista de espera de cientos de pacientes. ÂŤEs asĂ­ en todas partes –me dijo. Por cada paciente que trata, decenas se van sin diagnĂłstico y sin vista–. Siempre aparecen mĂĄs.Âť Cuando le mencionĂŠ las causas de ceguera sobre las que tratarĂ­a este reportaje, esta fue su amable respuesta: ÂŤEsas cosas, la degeneraciĂłn

macular, la retinosis pigmentaria, no son nada en comparación con las cataratas. Desde la måxima generosidad, Ndume no quiere decir que esas afecciones sean insustanciales o que nadie deba buscar curas para ellas. Lo que quiere decir es que en la lucha contra la ceguera, el principal reto de la medicina no es solo buscar tratamientos, sino dispensarlos. Aquel día, Ndume hizo nueve intervenciones de cataratas antes del almuerzo. PresenciÊ una de ellas, y por primera vez vi una cuchilla cortando un ojo. La escena me sobrecogió, en parte porque no hay nada que simbolice mejor la consciencia que un ojo bien abierto. Aquel ojo estaba increíblemente abierto gracias al espÊculo oftålmico, pero totalmente ajeno al acero que practicaba un corte curvo en su córnea. Consciente de ello, me resultó mås fåcil mirar. Sabía que la anestesia pronto dejaría de hacer efecto y, entonces, aquel ojo vería con claridad. j una luz en la os curidad 45


LA PÉRDIDA DEL GRAN CAÑÓN

Dos aventureros emprenden una caminata de 1.050 kilómetros a través del Gran Cañón. Enfrentándose a toda clase de peligros y adversidades, ven de primera mano cómo el desarrollo podría malograr uno de los lugares más emblemáticos de Estados Unidos.

A lo l

de e tramo mo d al l an ón n, á po d l an estt p a r i s de la fo forma ón n , eu llon ne de ñ « m oc e tá T y Ro R t n e su vi a l ar a en n 1903–. Ell ha o su a ell h r lo u e es e »


47


Un grupo de havasupai, cuya reserva se halla dentro del área del Gran Cañón, protesta en la mina Canyon, que está previsto empiece a producir uranio en 2017. Las minas han contaminado los manantiales de la región con anterioridad, pero Energy Fuels, la empresa que explota Canyon, insiste en que esta es segura.


Los hualapai ofrecen tours en barco por un tramo del río Colorado adyacente a su reserva. El río separa la reserva del Parque Nacional del Gran Cañón, pero la tribu y el Servicio de Parques Nacionales difieren sobre la frontera exacta. Los hualapai creen que su territorio llega hasta la mitad del río, y el servicio de parques dice que termina en la línea de máxima crecida de la orilla sur.


Por Kevin Fedarko Fotografías de Pete McBride

S

i resbalas aquí, no podrás parar. Caerás al abismo», dice, vociferando, Rich Rudow. Normalmente Rudow se muestra imperturbable, pero sabe de sobras que este no es lugar para bajar la guardia. Nos encontramos en un acantilado a unos 1.050 metros por encima del río Colorado, en el extremo de la Great Thumb Mesa, una espectacular formación que se adentra en el Gran Cañón desde el South Rim –el borde meridional– como la proa de un barco 52

national geographic • S E P T I E M B R E 2 0 1 6

gigantesco. Se trata de uno de los rincones más remotos del cañón, al que casi no acceden ni los mochileros más empedernidos. Si uno logra alcanzar este punto tan lejano de la Thumb Mesa, no tendrá manera de bajar hasta el río si no dispone de equipo de escalada, y seguramente tampoco llevará suficiente comida en la mochila como para desandar el trayecto de ocho días que lo ha llevado hasta allí. No le quedará más remedio que seguir adelante.


2016

un año explorando los parques nacionales del mundo

Mathieu Brown (a la izquierda), Kelly McGrath (en el centro) y el autor recorren la Ruta Walter Powell hacia el South Rim.

Recorrer a pie el Gran Cañón, de punta a punta, no es una decisión particularmente sensata.

La cornisa sobre la que caminamos desde hace unos cuantos días desaparece en un profundo entrante en la pared del cañón. Este lugar se conoce como Owl Eyes (Ojos de Búho) por los dos huecos enormes de forma ovalada abiertos en el centro de un acantilado que se cierne en medio del entrante. Es un lugar espeluznante. Además, esas ominosas cuencas oculares forman parte de una historia trágica. Hace casi cuatro años, un soleado día del mes de febrero, una joven encantadora, amiga de Rudow, estaba cruzando este paso cuando se cayó y murió. Ahora nosotros estábamos a punto de adentrarnos en el mismo terreno, pero en unas condiciones mucho peores. La noche anterior una intensa tormenta había cubierto el cañón con una capa de nieve de 23 centímetros de espesor. La situación no se correspondía en absoluto con las expectativas que nos habíamos creado al emprender esta aventura de recorrer a pie el Gran Cañón, de punta a punta. Realizar este recorrido no es una decisión particularmente sensata. No existe ni un solo sendero, ni continuo ni intermitente, que recorra la totalidad del North Rim –el borde septentrional– o del South Rim. La manera más eficiente de desplazarse a lo largo del cañón es descender el río Colorado, que discurre por toda la garganta siguiendo un trazado sinuoso a lo largo de 433 kilómetros. Por eso John Wesley Powell, quien dirigió la primera travesía documentada del cañón, hizo el recorrido en barco. Después de la hazaña de Powell, llevada a cabo en el verano de 1869, transcurrió más de un siglo antes de que se hiciese la primera travesía a pie de la que tenemos conocimiento. Durante todo ese tiempo el cañón pasó de ser una reserva forestal a convertirse en monumento nacional y, finalmente, en la joya de la Corona del Sistema de Parques Nacionales estadounidense y el que podría considerarse el más representativo y estimado de los paisajes de Estados Unidos. Se transformó en destino vacacional de cientos de millones de familias y su imagen se reprodujo en incontables postales. Sin embargo, nadie averiguó la manera de recorrerlo de punta a punta a pie hasta que un guía fluvial la pérdida del gran cañón

53


de 25 años llamado Kenton Grua lo hizo en el invierno de 1976, unos 65 años después de la conquista de los polos Norte y Sur, y 23 años después de la primera coronación del Everest. Detengámonos en este dato un momento y consideremos lo que implica por lo complicado y salvaje que es realmente este lugar. Nadie conoce la distancia exacta que recorrió Grua, pero dados los incontables entrantes de la pared del cañón, lo más seguro es que caminara más de 1.100 kilómetros durante aquella travesía integral de 37 días a lo largo del lado meridional del río, desde Lees Ferry hasta Grand Wash Cliffs. 54national geographic • S E P T I E M B R E

2016

Las tribus locales consideran un lugar sagrado el punto de confluencia entre las aguas azules del Little Colorado y las del Colorado. Unos promotores quieren construir un teleférico que lleve turistas a un centro comercial junto al río.

Hasta 1976, unos 65 años después de la conquista de los polos Norte y Sur, nadie había recorrido todo el cañón a pie.


El proyecto del teleférico Escalade Tramway se construiría en el límite occidental del territorio navajo. Sus partidarios sostienen que los ingresos derivados del turismo beneficiarán a la empobrecida reserva.

T

O

E

S

0

S E S D

R D C

A A O

s

Chuar Butte

VAA

m et Dirección de la vista, 9 00 a la izquierda 00 1.2 0 DEL GRAN 5 CAÑÓN 1. 1 .8

ro

00 0

PA R Q U E NACIONAL

Grua jamás hizo pública su proeza. Pero corrió la voz, y así nació un nuevo reto para la modesta comunidad de mochileros extremos, entre ellos un ingeniero eléctrico de Phoenix llamado Rich Rudow. Llegado el otoño de 2015, Rudow había completado cientos de caminatas y exploraciones de los slot canyons –unos cañones muy estrechos, bastante más profundos que anchos– de la zona y se sentía preparado para afrontar un desafío mayor: una travesía a pie de 57 días, de este a oeste, por el lado norte del cañón. Cuando él y sus dos compañeros estaban listos para partir –casi 40 años después de la travesía completa y continua realizada por Grua–,

solamente una veintena de personas se habían aproximado a tal hazaña, y lo habían conseguido encadenando una serie de caminatas más cortas a lo largo de todo el cañón, algo que se conoce como travesía integral «por tramos». El número de senderistas que habían finalizado una travesía integral continua del Gran Cañón era todavía más reducido. Antes de 2015 más personas habían pisado la Luna (12) que completado una travesía integral continua del Gran Cañón (ocho). Cuando el fotógrafo Pete McBride se enteró de los planes de Rudow, lo llamó por teléfono y le pidió unirse al equipo. Pete y yo contábamos con varios años de experiencia en navegar por el cañón, pero estábamos muy poco preparados para lo que nos esperaba. La única explicación posible de por qué nos aceptó Rudow es que le convenció nuestra principal motivación: profundizar en las inquietantes noticias que habíamos oído sobre el futuro del Gran Cañón, entre ellas, los nuevos proyectos de desarrollo turístico, un aumento del número de vuelos en helicóptero y la explotación de una mina de uranio. CHARLES PREPPERNAU, NGM. FUENTES: GRAND CANYON ESCALADE; USGS


OESTE

Un cielo atestado

VUELOS EN HELICÓPTERO CERCA DEL CAÑÓN QUARTERMASTER

La Administración Federal de Aviación (FAA) limita el número de vuelos anuales a 93.971. La cifra no afecta a los hualapai, quienes tienen libertad de realizar una cantidad ilimitada de tours aéreos desde su territorio. La FAA no lleva un registro de sus vuelos, y la tribu rehúsa dar explicaciones sobre cuántos realiza cada año.

A

2011

2013

A

O

E R EA I A D L GO O E AD D

C DEL L

Final previsto de la travesía

REA N O M

A

S

d ea M EA A o g La

204

I V W I T S

E

Promedio de vuelos durante tres días en temporada alta.

385

D CA ON B T N

Chapel

E

C REATT VA

DELL

OM

D

PARQUE Skywalk ga

ñ uarte a

DEL GRAN

Co l o r

GRAND CANYON WEST El año pasado un millón de turistas visitaron este centro turístico, situado justo en las afueras del parque, en territorio hualapai. Entre sus mayores reclamos figuran los viajes en barco y helicóptero, así como el Skywalk, un mirador con el suelo de vidrio, construido en 2007.

NACIONAL

Ridenour

M

13

E

Plataformas para helicópteros

RA D

CAÑÓN

ado Interrupción de la travesía

R S R

D L P

UN CAÑÓN DISPUTADO

Aunque la actividad humana pueda parecer insignificante si se compara con los 4.931 kilómetros cuadrados del Gran Cañón, su impacto podría ser enorme. La creciente cantidad de turistas, el tráfico aéreo, la explotación minera y el desarrollo urbanístico van invadiendo el parque. Mientras, el complejo mosaico propietarios federales, estatales y tribales complica los esfuerzos de conservaci n. CHARLES PREPPERNAU Y MANUEL CANALES, NGM; AMANDA HOBBS. FUENTES: OFICINA DE GESTIÓN DEL TERRITORIO; COCONINO PLATEAU WATER ADVISORY COUNCIL AND WATERSHED PARTNERSHIP; DONALD BILLS, USGS; ERIC FRYE Y EDWARD SCHENK, SERVICIO DE PARQUES NACIONALES; ESRI; GRAND CANYON ESCALADE; GRAND CANYON WEST; STEPHANIE SMITH Y ROGER CLARK, GRAND CANYON TRUST

IADA Dirección de la vista

ARIZONA


CENTRO

Legado tóxico

U TA H ARIZONA ESER A ND A K IB AB

El hallazgo de uranio en la década de 1940 dio lugar a décadas de explotación minera en el área del Gran Cañón. En 2012, el secretario de Interior dictó una moratoria de 20 años sobre la apertura de nuevas explotaciones de uranio en unas 405.000 hectáreas de tierras federales cerca del parque.

Hermit

Kan

C ab

B OS QUE

re

T A S E M E

Pinenut

Arizona 1

M

ek

Hack Canyon

Pigeon

Kanab North

LA CREACIÓN DE UN MONUMENTO Un proyecto de ley presentado al Congreso pretende designar como monumento nacional las casi 700.000 hectáreas de la cuenca del cañón; si se aprueba, la prohibición de nuevas minas de uranio sería permanente.

NAC IO NA L A IBAB

umb

esa

Owl Eyes

I B K A

o

Límite d el monum ento pro puesto

PARQUE

Supai

A

C e asu r e av H

B

NACIONAL

k

ado C o l or

DEL GRAN CAÑÓN

R VA IN

MINAS DE URANIO

H A VA Operativa

PA I

Cerrada Abandonada Concesión temporalmente o restaurada

Horn Creek Orphan

SUMINISTRO DE AGUA MUNICIPAL Superficial

Grand Canyon Village

Acuífero

Flujo de agua subterránea

DESARROLLO COMERCIAL Existente

Desarrollo urbanístico de Tusayan

E

Propuesto

RUTAS Ruta de helicópteros turísticos Interrumpida Ruta de senderismo Retomada

Tusayan

E LAGUNAS LEGISLATIVAS T La prohibición de nuevas minas de uranio no afecta a las concesiones preexistentes. En 2015, Energy Fuels puso en marcha de nuevo la mina Canyon tras una amarga disputa legal con grupos ecologistas y con la tribu de los havasupai, a quienes preocupa que sus aguas puedan contaminarse.

Balsa de residuos mineros

Mina

NY YON

O

C O N I

P

64

Canyon

Límite

del m propu onumento esto

Pozo de agua 0 metros

Acuífero

Río Colorado

Mena

600

Acuífero

f

f sta lag A F km 64

AGUA CONTAMINADA Cerca de las minas más antiguas, entre ellas Hack Canyon y Orphan, hay contaminación. La erosión y los problemas de contención han hecho que el uranio se filtre a los cursos fluviales, como el Horn Creek.

Capa impermeable

1.200

LA ESCALA VARÍA EN ESTA PERSPECTIVA. LA DISTANCIA LINEAL ENTRE EL EMPLAZAMIENTO DEL GRAND CANYON ESCALADE Y EL GRAND GRAN CANYON SKYWALK ES DE 183 KILÓMETROS.

EL MAPA CONTINÚA EN LA PÁGINA SIGUIENTE


ESTE

Un futuro incierto Dos proyectos propuestos, el Escalade Tramway y el desarrollo comercial de Tusayan, han suscitado la preocupación de que un aumento del turismo merme todavía más unos recursos hídricos ya limitados, sature las infraestructuras existentes y dañe los paisajes naturales. Límit

R Inicio de la travesía

e de

A E T M E S

l mo num prop ento uest o

LA CAMINATA El escritor Kevin Fedarko y el fotógrafo Pete McBride están realizando una travesía integral por tramos. Han completado siete tramos del cañón, y tienen previsto hacer uno más.

CRE REA I A A D L GR G A N C ÓN

M

C

a

ñ

ó

a

n

r

b

l e

M

A Lago Powell

Page P GE

LeChee

Lees Ferry L YO

20

CUESTIÓN DE NEGOCIO El teleférico propuesto permitiría que los visitantes descendieran 975 metros hasta un centro comercial con zona de restaurantes y vistas a la confluencia de los ríos Colorado y Little Colorado.

Bitter Springs

89

K A

RES

I

B A

B

PARQUE

VA Complejo turístico

BO U N O NA L IB B

D

NACIONAL

LA A

NA C I

Te lef éri co

O

Empire State Building

DEL GRAN

Río Colorado

CAÑÓN

Escalade Tramway

CARRE TER A

Ruta Walter Powell

Orphan

C ol

Grand Canyyon Village

A

Horn Creek

or

Desarrollo urbanístico de Tusayan

ad

o

NÚMERO DE VISITANTES POR AÑO Parque Nacional del Gran Cañón

Tusayan

Skywalk

64 64

T A

C

L K A IB B

C O N I N O

UN CAÑÓN COMERCIAL En Tusayan, justo en las afueras del parque, un promotor propone construir unas 2.000 viviendas y varias propiedades comerciales. Por ahora el plan está bloqueado, pero podría retomarse si se resuelven ciertas cuestiones sobre su impacto ambiental.

4

o

d

E S

N C O

ra

O Q

Canyon

8 millones

Escalade (previsto)

lo Little Co

GR CAN O N P..

Límit monu e del m propu ento esto

PR OP UE ST

2013

2014

2015

0

INVASIÓN DE TURISTAS Poco después de convertirse en parque nacional en 1919, el Gran Cañón recibía al año unos 37.000 visitantes. Hoy la cifra es de 5,5 millones de turistas anuales. Es el segundo parque nacional más visitado del país, después del Great Smoky Mountains.

LA ESCALA VARÍA EN ESTA PERSPECTIVA. LA DISTANCIA LINEAL ENTRE EL EMPLAZAMIENTO DEL GRAND CANYON ESCALADE Y EL GRAND CANYON SKYWALK ES DE 183 KILÓMETROS.


DESDE QUE los estadounidenses fueron conscientes de lo que significaba tener en su país un lugar como el Gran Caùón, este ha provocado dos reacciones: la necesidad urgente de protegerlo y la tentación de ganar un montón de dinero a su costa. Durante los aùos posteriores a la expedición de Powell, los mineros acudieron en masa para hacerse con el cobre, el zinc, la plata y el amianto. Durante la dÊcada de 1880, un magnate quiso convertir el fondo del caùón en un corredor ferroviario para transportar carbón de Denver a California. (Acabó ahogåndose en el río Colorado, junto con dos miembros de la expedición de reconocimiento.) En la dÊcada de 1950, una compaùía minera intentó enriquecerse con la construcción de un enorme telefÊrico para extraer guano de murciÊlago de una cueva y venderlo a productores de rosas; el negocio no duró mucho tiempo. Hubo incluso un plan estatal para construir un par de presas hidroelÊctricas inmensas en el corazón del caùón, un proyecto que habría transformado grandes tramos del río en una serie de embalses cuyas orillas hoy sin duda estarían atestadas de casas otantes y motos acuåticas. La campaùa que logró detener esas presas, liderada por el Sierra Club durante la dÊcada de 1960, implantó la idea de que el Gran Caùón es inviolable. Sin embargo, Pete y yo habíamos oído hablar de una serie de propuestas nuevas, muchas de ellas impulsadas por emprendedores avispados que operan fuera de los lindes del parque, en zonas que no estån controladas por el Servicio de Parques Nacionales, sino por el Servicio de Bosques de Estados Unidos o por alguno de los cinco pueblos nativos americanos cuyas reservas, reconocidas por el Gobierno federal, estån situadas alrededor del caùón. Hay amenazas procedentes de todos los puntos cardinales, desde complejos turísticos monumentales y paseos en helicóptero ilimitados hasta la explotación minera de uranio, listas para estropear uno de los parques mås importantes del mundo. A Pete y a mí nos parecía que la mejor manera de entender lo que de verdad estå en juego era seguir el ejemplo de Kenton Grua y llevar a cabo la travesía completa.

El caùón provoca dos reacciones: la necesidad de protegerlo y la tentación de ganar un montón de dinero a su costa.

ÂŤTĂ?O, ÂżESTĂ S BIEN? –murmura Pete, mientras me sacude suavemente–. ÂżQuieres comer algo antes de quedarte frito?Âť Estamos a ďŹ nales de septiembre, el sol estĂĄ a punto de ponerse en nuestro primer dĂ­a de caminata, y yo estoy tumbado en una zona estrecha de tierra donde se supone que vamos a pasar la noche. Una de las muchas cosas para las que no me habĂ­a preparado era para la diďŹ cultad de la travesĂ­a desde el primer momento. El caùón coge desprevenido a cualquiera que se atreva a desaďŹ arlo, pues nada mĂĄs comenzar te encuentras con uno de los terrenos mĂĄs arduos. A eso habĂ­a que aĂąadir las mochilas de 23 kilos y una ola de calor que habĂ­a elevado las temperaturas a 43 grados centĂ­grados, secando hasta la Ăşltima gota de humedad de nuestros cuerpos. La maĂąana siguiente Pete estaba aĂşn peor que yo. TenĂ­a unos calambres musculares tan intensos que cuando se quitaba la camiseta parecĂ­a como si un ratĂłn se hubiese metido debajo de su piel y corriese sin cesar desde los hombros hasta el estĂłmago. El sexto dĂ­a reconocimos que la situaciĂłn nos sobrepasaba y abandonamos, dejando a Rudow y a sus compaĂąeros para que continuaran solos. En la caminata de vuelta, Pete deliraba y estaba desorientado; cuando llegamos a Flagstaff le diagnosticaron hiponatremia, un desequilibrio de sales y minerales causado por el calor que, de no tratarse, podrĂ­a resultar mortal. A ďŹ nales de octubre, intimidados pero no vencidos, descendimos de nuevo al caùón y retomamos nuestra aventura en el mismo lugar donde habĂ­amos abandonado tres semanas antes. la pĂŠrdida del gran caùón 59


Amy Martin, antigua guardabosques del Gran Cañón, contempla la salida de sol invernal sobre una sección del río Colorado llamada Conquistador Aisle. El 95 % del North Rim y el 80 % del South Rim carecen de senderos. Actualmente son menos las personas que han realizado una travesía integral continua del Gran Cañón (10) que las que han pisado la Luna (12).


Hay amenazas desde todos los puntos cardinales, listas para estropear uno de los parques más importantes del mundo.

Durante los siguientes días nos abrimos paso a lo largo de una serie de vertiginosos salientes calizos con caídas de 300 metros. Cerca de la señal que marca las 32 millas del río, discernimos el sombreado portal de una cueva en la que los arqueólogos han encontrado objetos de los antepasados de los indios pueblo, que habitaron esta zona durante más de 10.000 años, además de restos de cabras de Harrington (Oreamnos harringtoni) y de camellos norteamericanos (Camelops hesternus), unas criaturas hoy extinguidas que medraron hasta finales del pleistoceno, hace unos 12.000 años. Establecimos una rutina diaria: cada mañana nos atiborrábamos de copos de avena antes de emprender el esfuerzo diario de recorrer entre 19 y 23 kilómetros con las mochilas a cuestas, durante los cuales subíamos desniveles de hasta 300 metros, descendíamos por pendientes imposibles por lo empinadas o nos abríamos paso entre espesos matorrales de arbustos espinosos. Así hasta que el sol empezaba a ponerse, y en ese momento, magullados, llenos de arañazos y cansados hasta la extenuación, hervíamos agua, devorábamos la comida rehidratada y nos tumbábamos para contemplar el cielo nocturno mientras escuchábamos las palabras de Edward Abbey en un audiolibro que Pete se había descargado en el teléfono. El libro era El solitario del desierto, el homenaje de Abbey a dos parques hermanados con el Gran Cañón: Canyonlands y Arches. Aunque yo solía estar demasiado agotado para quedarme despierto durante más de un par de frases, muchas veces le pedía a Pete que volviera a poner la parte en la que Abbey advierte al lector de 62national geographic • S E P T I E M B R E

2016

que no se meta en el coche y salga disparado el siguiente mes de junio con la esperanza de ver algunas de las maravillas que él intentaba evocar: En primer lugar, no se puede ver nada desde un coche; tienes que abandonar el maldito trasto y andar, mejor aún, gatear, sobre la arenisca y a través de los arbustos espinosos y los cactos. Cuando el camino empiece a quedar marcado con rastros de sangre, tal vez entonces verás algo. Aunque probablemente ni siquiera así. Me daba la impresión de que se estaba dirigiendo a mí, y yo siempre me obligaba a permanecer despierto para escuchar lo que seguía: En segundo lugar, la mayor parte de las cosas sobre las que escribo en este libro ya han desaparecido o están haciéndolo a un ritmo veloz. Esta no es una guía de viaje, sino una elegía. Un homenaje. Lo que tienes en las manos es una lápida. Esas palabras, escritas en 1967, eran como un augurio ominoso, porque la naturaleza salvaje de Arches que tanto le había deleitado está actualmente atestada de visitantes (1,4 millones en 2015), hasta el punto de que el año pasado la entrada al parque tuvo que cerrarse de manera intermitente durante el fin de semana del Memorial Day, el día de los Caídos. Además, las maravillas del Glen Canyon, que se dice rivalizan en belleza con el Gran Cañón, ahora están sumidas bajo las aguas de un embalse de 300 kilómetros de largo que lleva el nombre de John Wesley Powell. Pete y yo estábamos a punto de descubrir que hoy se están produciendo dentro del Gran Cañón algunos cambios alarmantemente parecidos a los que señalaba Abbey: el crecimiento, el desarrollo y los intereses económicos. CIEN KILÓMETROS río abajo desde Lees Ferry, el Colorado, de tonalidades marrón rojizo, se encuentra con su mayor afluente dentro del cañón, un río de brillantes aguas color turquesa conocido como Little Colorado. El lugar en el

El 11 de septiembre a las 20.00 h Nat Geo Wild emite «El Gran Cañón», episodio de la serie Los grandes parques de América.


que ambos cursos fluviales se unen, llamado The Conuence (la conuencia), guarda un profundo signiďŹ cado espiritual para muchos nativos americanos cuyas tierras ancestrales se hallan dentro del caùón, entre ellos los havasupai, los zuni, los hopi y los navajo. La maĂąana del 2 de noviembre llegamos a la orilla norte del rĂ­o, inamos unas balsas pequeĂąas que cargĂĄbamos en el fondo de nuestras mochilas y cruzamos a remo para luego emprender un arduo ascenso de 1.050 metros por un acantilado dotado de una serie de empinados salientes que al final llevaban hasta un remoto tramo del borde oriental del caùón y a la frontera occidental de la Reserva Navajo. Elegimos esta ruta porque transcurre en paralelo al camino por el cual un grupo de empresarios de Scottsdale pretende construir el Escalade Tramway. Este proyecto prevĂŠ instalar un telefĂŠrico cuyas gĂłndolas con capacidad para ocho pasajeros trasladarĂ­an a los turistas desde el borde del caùón hasta la orilla del rĂ­o, donde quieren construir un centro comercial con zona de restaurantes y un anďŹ teatro con vistas a The Conuence. El telefĂŠrico podrĂ­a llevar hasta 10.000 personas al dĂ­a a un lugar que ahora pocas veces acoge a mĂĄs de un par de docenas durante un tĂ­pico dĂ­a de verano, y muchas veces a ninguna durante el invierno. Nunca ha habido un proyecto de semejante envergadura dentro del caùón. La fuerza impulsora de este plan es R. Lamar Whitmer, un asesor polĂ­tico que ha convencido a un grupo de polĂ­ticos navajos de que este proyecto reportarĂ­a unos ingresos muy necesarios para su pueblo. Entre la oposiciĂłn se encuentran numerosos conservacionistas y casi todas las demĂĄs tribus de nativos americanos de la regiĂłn, entre ellas, un grupo de navajos que sostiene que Whitmer y sus socios han engaĂąado con falsas promesas a algunos miembros de su tribu para que apoyen el proyecto. (Whitmer niega haber embaucado a nadie.) Este grupo se autodenomina Save the Conuence. Cuando uno de sus miembros, Renae Yellowhorse (Caballo Amarillo), se enterĂł de que Pete y yo tenĂ­amos previsto salir del caùón

en una zona con vistas a The Conuence, llamĂł a un amigo y le pidiĂł que la llevara en coche desde su casa, situada en la frontera occidental de la Reserva Navajo, a 66 kilĂłmetros de distancia, para compartir con nosotros sus puntos de vista y un plato del tradicional estofado de carnero. SegĂşn Yellowhorse, en ese momento la Reserva estaba revolucionada por los rumores de que Whitmer y sus aliados estaban reuniendo inversores para ďŹ nanciar el proyecto multimillonario y forjando nuevas alianzas con legisladores navajos con la esperanza de pasar por encima de su presidente, Russell Begaye, un destacado opositor del proyecto. ÂŤNo estamos en contra del desarrollo, pero aquĂ­ no es lo adecuado –aďŹ rmĂł Yellowhorse, una mujer resuelta, con gafas metĂĄlicas y mocasines de cuero–. Cuando vengan mis nietos, quiero que vean este lugar de la misma forma que lo hicieron mis antepasados. No queremos que esta zona se desarrolle, no queremos una Disneylandia en la frontera del caùón.Âť El amigo que la habĂ­a acompaĂąado en coche, un hombre llamado Roger Clark, puso todas esas aďŹ rmaciones en contexto. Como director de programas del Grand Canyon Trust, un grupo conservacionista que lleva 30 aĂąos luchando contra toda una colecciĂłn de amenazas al caùón, Clark estĂĄ profundamente preocupado por el plan del telefĂŠrico. Pero le inquieta aĂşn mĂĄs el hecho de que este proyecto forme parte de una serie de amenazas peores que signiďŹ carĂ­an un asalto sin precedentes a la integridad del caùón. Otro de los temas que intranquiliza a Clark y a muchos ambientalistas es Tusayan, un pequeĂąo pueblo a tres kilĂłmetros de la entrada principal del parque en el South Rim, formado por una fila de modestos moteles y gasolineras. Tusayan ha sido tomado por un consorcio de inversores que quieren transformarlo en un complejo turĂ­stico, construir miles de casas y mĂĄs de 10.000 metros cuadrados de zona comercial, con hoteles de lujo y un spa. Todo eso requiere gran cantidad de agua. Los promotores, liderados por una empresa italiana llamada Stilo, dicen estar estudiando el modo de traer agua, y barajan la opciĂłn de hacerlo en tren o con una tuberĂ­a desde el rĂ­o Colorado. la pĂŠrdida del gran caùón 63


Pero, además, también tienen el derecho de perforar pozos en la superficie del árido South Rim para acceder a un acuífero que surte a muchos de los manantiales y rezumaderos de las profundidades del Gran Cañón. Estas pequeñas charcas en las que el agua percola poco a poco desde las grietas de la roca desnuda suponen menos del 0,01% de la superficie interior del cañón, pero cada uno de estos pequeños oasis sostiene una compleja red de vida vegetal y animal. Q Beca NGS Esta expedición se ha financiado en parte con las cuotas de los miembros de National Geographic Society. 64

national geographic • S E P T I E M B R E 2 0 1 6

Unos turistas se fotografían en Grand Canyon West. La primavera pasada, en una zona conocida como Helicopter Alley, National Geographic contó 262 vuelos en cinco horas. En los días de mayor afluencia la cifra puede incrementarse hasta 450 o más.

«No queremos una Disneylandia en la frontera del cañón.» Renae Yellowhorse, miembro de la tribu navajo


Gracias a los 1.800 metros de diferencia de altura entre el río Colorado y el North Rim, el caùón cuenta con cinco de las siete biozonas de AmÊrica del Norte, un número superior al de cualquier otro parque nacional. En tÊrminos de latitud, esa diversidad sería equivalente a la que hallamos desde los desiertos del norte de MÊxico hasta las regiones boreales de Canadå. Los biólogos advierten de que cualquier cosa que contamine esos manantiales o los induzca a secarse repercutiría en todo el bioma del caùón. Clark no lo sabía en aquel momento, pero el Servicio de Bosques de Estados Unidos pronto rechazaría revisar una petición de servidumbre

de paso, propuesta por Tusayan, que es crucial para que el proyecto prospere. No obstante, los promotores ya han superado muchos obstĂĄculos, y si encuentran la manera de despejar esta traba ďŹ nal, poca cosa se interpondrĂĄ en su camino. Pero Tusayan no es la Ăşnica amenaza para los acuĂ­feros de la regiĂłn. A solo 10 kilĂłmetros al sudeste del pueblo –tambiĂŠn fuera de los lĂ­mites del parque– una empresa llamada Energy Fuels ha reabierto una mina tras una amarga batalla legal contra grupos ecologistas y contra la tribu havasupai, y dentro de poco estarĂĄ extrayendo mineral de uranio. Un representante de la empresa descartĂł la posibilidad de que ocurra un accidente importante. Pero segĂşn datos del Servicio GeolĂłgico de Estados Unidos, 15 manantiales y cinco pozos del interior del caùón tienen unos niveles de uranio considerados peligrosos para el consumo, debido en parte a incidentes en minas mĂĄs antiguas, donde la erosiĂłn y los problemas de contenciĂłn han permitido que el uranio se ďŹ ltre en el agua freĂĄtica. Mientras tanto, los hualapai, cuya reserva limita con la orilla meridional del rĂ­o Colorado, permiten el trĂĄďŹ co aĂŠreo ilimitado en un tramo de 35 kilĂłmetros en el fondo del extremo occidental del caùón. Gracias a un cambio de normativa de la AdministraciĂłn Federal de AviaciĂłn que ellos mismos solicitaron, ahora pueden operar todos los vuelos en helicĂłptero que deseen, sin restricciones. Estos se llenan de turistas, la mayorĂ­a procedentes de Las Vegas, y vuelan por debajo del borde del caùón desde el amanecer hasta el ocaso. El ruido que generan es tan intenso y continuo que la zona se conoce localmente como Helicopter Alley (el corredor de los helicĂłpteros). ÂŤCuesta creer que este paisaje pueda quedar daĂąado o perderse por completo debido a la acciĂłn del hombre –dijo Clark–. Pero cada una de estas amenazas podrĂ­a erosionar una parte de la majestuosidad del caùón, y todas juntas acabarĂ­an despojĂĄndolo de esa cualidad que lo hace Ăşnico, que es la de infundir humildad al ser humano al demostrar lo diminuto que es en relaciĂłn con las fuerzas que han modelado este planeta y que no somos el centro del mundo.Âť la pĂŠrdida del gran caùón 65


Rich Rudow (a la izquierda) y el autor de este reportaje cenan junto a un manantial en el cañón Olo, uno de los numerosos tributarios del Gran Cañón. Oasis parecidos a este podrían quedar dañados por los proyectos de desarrollo cerca del parque que, si se acaban construyendo, mermarían o contaminarían el acuífero que sostiene la vida en el South Rim.


Al sobrevolar la parte donde arranca el Gran Cañón se aprecia una vista del borde de la Reserva Navajo (a la derecha del cañón). No hay ningún lugar desde el que pueda verse toda la garganta. Su inmensidad en realidad enmascara su fragilidad, afirma Roger Clark, del Grand Canyon Trust. «Nuestro mayor reto es lograr que la gente entienda cuán vulnerable es este lugar.»


Cuando atraviesas un paraje natural no afectado por la mano del hombre te invade la sensación de la fragilidad de la vida.

Pero la mayor amenaza, advierte Clark, es que Tusayan, el teleférico y Helicopter Alley pueden acelerar otros proyectos de desarrollo vecinos. Me explicó que el éxito rotundo del negocio de los helicópteros de los hualapai ha despertado el interés de los navajos, quienes creen que el sistema de góndolas impulsadas por cable podría ser el señuelo para una explosión similar de paseos aéreos en el flanco oriental del cañón. Si ese plan se llevara a cabo y el desarrollo de Tusayan progresara, dijo, el impacto sería enorme: «Habría un megacomplejo turístico encaramado encima mismo de la zona central del cañón, enmarcado en ambos extremos por sendas instalaciones de tours aéreos, cada una de las cuales implicaría nuevos desarrollos urbanísticos. De una manera muy real, el cañón entero quedaría transformado en algo más parecido a un parque de atracciones que a un parque nacional». DESPUÉS DEL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS, Pete y yo nos dirigimos de nuevo al lugar donde habíamos concluido el último tramo y empezamos a caminar río abajo. Tras recorrer 196 kilómetros, ascendimos y salimos del cañón en la entrada del parque del South Rim. Emprendimos el siguiente trecho, de 106 kilómetros, justo después de Año Nuevo. Nuestro ritmo diario lo marcaban los manantiales, de los que dependíamos para conseguir agua potable: saltábamos de uno a otro como quien juega a la rayuela. En Horn Creek tuvimos que saltarnos un manantial contaminado por una mina de uranio abandonada, situada debajo del South Rim, que lleva envenenando esas aguas desde la década de 1960. 70national geographic • S E P T I E M B R E

2016

A finales de enero, mientras nos preparábamos para el tramo de mayor desafío –un recorrido de 249 kilómetros alrededor de la Great Thumb Mesa–, volvimos a encontrarnos con nuestro amigo Rich Rudow. Él y su compañero, Chris Atwood, habían atravesado los acantilados conocidos como Grand Wash Cliffs a finales de noviembre, convirtiéndose así en la novena y décima personas en completar una travesía integral continua del cañón. (Su amigo Dave Nally había abandonado la caminata hacia el principio por problemas respiratorios.) Rudow había seguido nuestro progreso a través de los mensajes que le íbamos enviando vía satélite y estaba preocupado por los problemas que podíamos encontrarnos Pete y yo en la Thumb Mesa en invierno, ya que en esa época pueden desencadenarse, sin previo aviso, unas tormentas repentinas que descarguen varios centímetros de nieve. Rudow había decidido volver para acompañarnos. Y así es como la tarde del 1 de febrero nos encontrábamos todos en el borde de Owl Eyes, con casi 30 centímetros de nieve, preguntándonos cómo íbamos a atravesarlo. En el otro extremo del entrante en forma de herradura había una repisa inmensa. Si podíamos llegar a ese terreno llano, estaríamos bien. Pero para lograrlo había que cruzar una empinada cuesta de pizarra y confiar en que, si por cualquier cosa alguno de nosotros resbalaba, sería capaz de frenar antes de salir disparado desde una altura de 120 metros. Ya era última hora de la tarde, y si no lográbamos alcanzar un terreno seguro antes del anochecer, tendríamos que enfrentarnos a la pésima perspectiva de pasar la noche en las cuestas resbaladizas y traicioneras de Owl Eyes. Después de más de dos horas, solo habíamos llegado hasta la mitad de la herradura, donde un pequeño promontorio sobresalía de la ladera. Medía menos de 20 metros de largo, pero una parte de la superficie era plana y, en el extremo, había un pequeño montón de piedras. Cuando llegamos a ellas, Rudow se detuvo e inclinó la cabeza durante unos instantes. Después se quitó las gafas y se restregó los ojos.


ÂŤLo siento –dijo en voz baja–. Me resulta muy emotivo estar aquĂ­.Âť Entonces nos contĂł lo que le habĂ­a pasado a la joven en cuya memoria se habĂ­an colocado aquellas piedras. se llamaba IOANA ELISE HOCIOTA. Originaria de RumanĂ­a, hablaba cuatro idiomas y era licenciada en matemĂĄticas y biologĂ­a. TenĂ­a 24 aĂąos y se habĂ­a casado recientemente. Ella y su marido, Andrew Holycross, estaban a punto de concluir una travesĂ­a integral por tramos del caùón. En el invierno de 2012, Hociota se habĂ­a propuesto el reto de enfrentarse a un tramo consistente en 32 kilĂłmetros de salientes cerca de la Great Thumb Mesa. Cuando Holycross se dio cuenta de que sus obligaciones profesionales le impedĂ­an hacer el viaje, ella invitĂł a su profesor de matemĂĄticas y mentor acadĂŠmico, Matthias Kawski, a que la acompaĂąara. Estaban en medio de Owl Eyes cuando pararon para comer. DespuĂŠs, Kawski se adentrĂł en el terreno de pizarra, mientras Hociota optaba por una vĂ­a mĂĄs directa que la alejĂł de la vista de su compaĂąero. Un minuto o dos despuĂŠs, ĂŠl oyĂł cĂłmo caĂ­a una roca, luego, un grito agudo y al ďŹ nal, un golpe seco. Se acercĂł rĂĄpidamente al borde del acantilado y mirĂł abajo, buscando a Hociota. La llamĂł una y otra vez. Nada. El cuerpo fue hallado al dĂ­a siguiente. Un guardabosques colgado de un helicĂłptero bajĂł al caùón para recuperarlo. Cuando Rudow terminĂł de relatar la historia, mirĂł al oeste, donde el sol se acercaba al borde del caùón. ÂŤChicos –anunció–, tendremos que dormir aquĂ­.Âť Aquella noche se nos congelaron todas las botellas de agua, a pesar de que las guardamos dentro de las dos tiendas que plantamos en la minĂşscula zona llana junto al monumento a Hociota. TambiĂŠn se nos congelaron los zapatos, y por la maĂąana tuvimos que ponerlos sobre los hornillos para descongelarlos. Levantamos el campamento y seguimos con dificultad el resto del camino a travĂŠs de las laderas tapizadas de nieve hasta la repisa del otro extremo de Owl Eyes, donde secamos el equipo al sol y echamos una ojeada al terreno que acabĂĄbamos de cruzar.

Era un lugar triste y peligroso, y me alegrĂŠ de haberlo dejado atrĂĄs. Pero no pude evitar ďŹ jarme en que tambiĂŠn era muy bello. A la luz de la maĂąana, incluso la pared por donde habĂ­a caĂ­do Hociota estaba cubierta de una veladura color miel que parecĂ­a iluminada desde dentro. En ese momento es posible que vislumbrara parte de lo que querĂ­a decir Edward Abbey cuando escribiĂł que hay que atravesar este terreno a cuatro patas y sangrar para poder ver algo. Lo que yo vi –o, mĂĄs bien, lo que comprendí– fue que entre las muchas cosas que habĂ­an atraĂ­do a una prodigio de las matemĂĄticas a este paraje estaba el hecho de que el caùón no es en absoluto un parque de atracciones. No hay ni una sola barandilla; aquĂ­ los peligros son reales. Pero no menos reales que las recompensas, entre ellas, que cuando atraviesas un paraje natural ancestral que aĂşn no estĂĄ afectado por la mano del hombre te invade la profunda sensaciĂłn de la fragilidad de la vida y la certeza de que nuestra especie ocupa un humilde lugar en ĂŠl. Por lo visto, Ioana Hociota entendiĂł que necesitaba lugares como este. Y sospecho que muchos de nosotros tambiĂŠn los necesitamos. Al cabo de cuatro dĂ­as salimos del caùón. DespuĂŠs de cargar provisiones en Flagstaff, Pete y yo retomamos la travesĂ­a y completamos una serie de recorridos que, a mediados de marzo, nos llevaron a 80 kilĂłmetros del ďŹ nal. Pero el caùón aĂşn nos deparaba muchas cosas. Una maĂąana el termĂłmetro del reloj de Pete marcĂł 44 grados, una temperatura mĂĄs alta que la que le habĂ­a provocado la hiponatremia seis meses antes. A la media hora nos pusimos en camino. Cuando iniciamos esta aventura no tenĂ­amos manera de saber que incluso despuĂŠs de adentrarnos en el caùón hasta siete veces en el transcurso de un aĂąo, aĂşn no verĂ­amos el final. Cuando este artĂ­culo aparezca impreso, en septiembre de 2016, seguramente habremos vuelto a los senderos en nuestro intento de completar la travesĂ­a integral. Esperamos que quienes lean este reportaje dentro de unas dĂŠcadas, por ejemplo, en 2066, sigan pudiendo disfrutar de la inmensa naturaleza salvaje del Gran Caùón, en el sentido mĂĄs ďŹ dedigno del tĂŠrmino. j la pĂŠrdida del gran caùón 71


CigĂźeĂąas blancas empollan sus huevos en el Parque Natural del Sudoeste Alentejano y Costa Vicentina, en Portugal. En esta costa rocosa de escarpados acantilados las aves se han apropiado de los nidos abandonados de quebrantahuesos.


TRAS EL VUELO DE L A CIGÜEÑA Gracias a los programas de cría y reintroducción, las cigüeñas vuelven a anidar en toda Europa. El fotógrafo Jasper Doest ha seguido durante cinco años a estas aves majestuosas, símbolo de la llegada de una nueva vida y de nuestra relación con la naturaleza.


Las cig端e単as son verdaderas oportunistas: han seguido al hombre desde el campo hasta la ciudad, donde encuentran comida en abundancia. Esta cig端e単a sobrevuela la ciudad de Trujillo, en Extremadura, con material para construir un nido donde criar.


Las cigüeñas hacen su propia interpretación de una obra de arte en Malpartida de Cáceres, Extremadura. Tres parejas han construido sus nidos en una instalación del Museo Vostell-Malpartida que incluye, entre otros objetos, dos coches y un avión caza MiG.


Texto y fotografías de Jasper Doest

cigüeña! Un día de marzo, en preciso momento en que llego ońsk, la veo llegar volando. Es una hembra, según me entero más tarde, procedente de África, donde ha pasado el invierno. Acaba posándose en el mismo nido que abandonó el otoño pasado: un poste junto al caserón en el que me alojaré durante los próximos diez días. Ya había visitado anteriormente esta población de Polonia con motivo de la preparación de un artículo sobre pigargos europeos. Está situada cerca de la frontera con Alemania, en una reserva natural rica en humedales donde el río Varta vierte sus aguas en el Óder. Entonces ya pude constatar el enorme apego que la gente del pueblo siente por «su» cigüeña. Esa devoción me fascinó de tal manera que decidí volver. Con la cámara siempre a punto, llevo días observando el nido desde la ventana de mi buhardilla. La hembra utiliza el pico para arreglarse meticulosamente el plumaje desaliñado. Con mucha paciencia y precisión. Al rato de observarla, puedo predecir cuál será el siguiente movimiento de este ritual. Luego le toca el turno al nido, descuidado tras su ausencia de varios meses. Va y viene; quita hierbajos, coloca ramitas, hasta que todo queda bien pulcro. Me impresiona ver cómo defiende su nido de huéspedes indeseados, es decir, de otras cigüeñas que vuelven del sur. Entre tanto, espera el gran momento: la llegada de su pareja tras el largo viaje de miles de kilómetros desde el África meridional. Espero con ella. Sé que el ritual de bienvenida será fantástico: la cabeza hacia atrás, el castañeo ensordecedor con el pico, el reencuentro de una pareja loca de felicidad. Pero al cabo de diez días el macho todavía no ha llegado y yo debo irme. Decepcionado, regreso a casa. 78national geographic • S E P T I E M B R E

2016

Las cigüeñas tienen una variada dieta carnívora; comen desde insectos y lombrices hasta ranas y culebras. La de esta fotografía busca alimento entre la hierba alta de un prado de Alsacia, una de las pocas regiones de Francia en las que es habitual ver cigüeñas.

En el antiguo Egipto ya se asociaba la cigüeña con el alma humana. Más tarde la volvemos a encontrar en diversas partes del mundo como el símbolo de la llegada de una nueva vida y como portadora de felicidad y salud. En ningún otro lugar este símbolo permanece tan vivo como en Polonia. Este país de extensos espacios naturales y tierras de cultivo es un paraíso para la cigüeña blanca (Ciconia ciconia). En verano, Polonia recibe por lo menos 40.000 parejas nidificadoras, aproximadamente una cuarta parte del total de la población europea, que se instalan cerca de las viejas granjas tradicionales, donde


se alimentan de roedores, en particular ratas y ratones. En todas partes la gente las recibe con los brazos abiertos. Algunos colocan un neumático de automóvil en el tejado del granero para proporcionarles una base sobre la que fabricar el nido. Una empresa energética incluso construye una plataforma sobre un poste eléctrico: un verdadero «motel» de cigüeñas ante el cual ninguna de ellas pasará de largo. Cuando estoy de vuelta en mi casa en Holanda, suena el teléfono. «¡Ya está aquí!», me informa mi interlocutor. A las pocas semanas vuelvo a estar en Słońsk, viendo como los polluelos

recién salidos del huevo se tragan cargamentos de lombrices. Aquí, en Polonia, me he enamorado de un ave blanca y negra, a la que seguiré por toda Europa durante los próximos cinco años. Hace un siglo, en todo el continente europeo había importantes poblaciones de cigüeñas que en invierno emigraban a África a través de distintas rutas. Históricamente vivían sobre todo en el campo, hasta que empezaron a seguir a los humanos en nuestra propia migración a la ciudad. En La Haya, por ejemplo, las cigüeñas se protegieron hasta principios del siglo xx porque limpiaban de desechos el mercado del pescado. cigüeñas 79


Desde entonces, la rápida urbanización y las transformaciones agrarias han reducido gran parte de su hábitat original, tanto en Holanda como en el resto de Europa Occidental. En los años sesenta y setenta, en muchos lugares se hizo descender artificialmente el nivel de las aguas subterráneas para poder adelantar a la primavera el acceso de los tractores a las tierras agrícolas. Esto hizo que lombrices, ratones y topos, importantes presas de las cigüeñas, se hicieran inaccesibles a los largos picos rojos de estas aves. El uso generalizado de pesticidas, tanto en Europa como en las zonas de invernada 80national geographic • S E P T I E M B R E

2016

de las cigüeñas, fue la estocada mortal para esta especie. En 1969 solo había 17 parejas reproductoras en Holanda. ante esa situación de alarma, ese mismo año la Vogelbescherming Nederland, la Sociedad Protectora de las Aves de los Países Bajos, decidió iniciar un ambicioso programa de reproducción. Importaron pollos, les recortaron el plumaje alar para impedir que volaran y los criaron en cautividad en Groot-Ammers, provincia de Holanda Meridional. Diez años después, el programa había producido 150 cigüeñas


Izquierda: en el pueblo de Sło nsk, ´ en el corazón de una reserva natural del oeste de Polonia, una cigüeña hembra alimenta a sus polluelos regurgitando la presa que apenas ha empezado a digerir y que almacena en el buche. Ambos progenitores se turnan en el cuidado de las crías. Arriba: un cuidador que trabaja en un proyecto de reintroducción en Alsacia muestra un polluelo de cigüeña blanca.

blancas, que fueron trasladadas a 12 estaciones recién creadas en todo el país para que se adaptaran a una nueva vida en la naturaleza. Se instalaron nidos en postes y tejados con la esperanza de que las parejas nidificaran en Holanda. De entrada, el objetivo era la cría del mayor número posible de cigüeñas, pero en la década de 1990 se fue poniendo cada vez más énfasis en la mejora del hábitat. En el año 2000 la población de esta ave se había recuperado tanto que se suspendió el programa de reintroducción. «Ese año, de nuevo, se contabilizaron más aves que en años anteriores –me dice Wim van Nee,

de la fundación Stichting Ooievaars Research & Knowhow (STORK)–. En 2015, casi mil parejas pasaron el verano en los Países Bajos.» En la actualidad gran parte de ellas también inverna en Holanda; hasta un 40% de las parejas reproductoras, según el recuento de STORK. Todavía no está claro por qué motivo hay tantas aves que ya no emigran; como posibles causas se aducen los inviernos por lo general más cálidos y una mayor abundancia de comida (en parte porque el hombre las alimenta). Las cigüeñas que deciden emigrar lo hacen a través de Francia hacia el sur de España o el África occidental. cigüeñas 81


Con las primeras luces del día, una cigüeña blanca se acicala el plumaje con su afilado ´ , Polonia. Con una cantidad pico en Sło nsk estimada de 50.000 ejemplares, este país alberga la mayor población de cigüeñas del mundo, aunque está sufriendo un declive.


De madrugada, miles de cigüeñas esperan los desechos frescos en el gran vertedero de Dos Hermanas, que absorbe todos los residuos sólidos urbanos de Sevilla. Acostumbradas al caos, caminan tranquilamente alrededor del bulldozer. Entre pañales, bolsas de plástico y ropa, encuentran restos de carne y pescado.


Las cigüeñas parecen haber adaptado su patrón migratorio a una nueva fuente de alimento: los vertederos de la península Ibérica. «Podría decirse que se han vuelto adictas al fast food», dice la ecóloga Aldina Franco. Hay otro factor que explica el aumento del número de cigüeñas en Europa en las últimas décadas: en su ruta migratoria hacia el sur, sobrevuelan los gigantescos vertederos diseminados por la península Ibérica que les proporcionan abundante comida, especialmente restos de carne y pescado. Un reciente estudio sobre las rutas migratorias de la cigüeña blanca, realizado con ejemplares anillados por investigadores de la Universidad de East Anglia en Norwich, demuestra que una gran parte incluso inverna en los vertederos o en sus inmediaciones. Las aves parecen haber adaptado su patrón migratorio a esta nueva fuente de alimento, según se desprende de los datos obtenidos con los sistemas de seguimiento por satélite incorporados a las cigüeñas. «Podría decirse que se han vuelto adictas al fast food», dice la ecóloga Aldina Franco, directora de la investigación. «En diez años, la población invernal en Portugal se ha multiplicado por 14, y sigue creciendo. Gracias al estudio de seguimiento por GPS sabemos ahora que muchas aves ya no prosiguen su viaje a África.» en territorio español, durante mi visita a un vertedero en Extremadura, me encuentro frente a un mar blanco en ebullición: miles de cigüeñas rastrean la interminable montaña de basura. De repente, el mar se abre y un bulldozer se acerca hacia mí. Las aves caminan en grandes grupos a su alrededor. La escena me recuerda a La Meca durante el hayy, cuando una masa humana vestida de blanco da vueltas alrededor de la Kaaba negra. (Cuenta una fábula 86national geographic • S E P T I E M B R E

2016

La Unión Europea obliga a mejorar el reciclaje de residuos orgánicos en grandes vertederos como el de Beja, en Portugal. Eso significa que la cantidad de alimento disponible para las cigüeñas se reducirá, lo que puede hacer que sus poblaciones disminuyan de forma significativa.

árabe que las cigüeñas que sobrevuelan La Meca en su viaje migratorio representan las almas de los musulmanes que no pudieron peregrinar en vida.) El bulldozer se detiene. Un hombre se apea y empieza a liar un pitillo. Inmediatamente, el mar se cierra de nuevo. La cigüeñas siguen buscando comida. Deambulando por la montaña de basura veo un patinete, luego, una caja. La abro y aparece un par de zapatos nuevos y brillantes. ¿Por qué tiramos todas esas cosas a la basura? De pronto pienso que el viejo símbolo de la nueva vida depende hoy en día de nuestros desechos.


Pero para las cigüeñas el banquete ibérico también tiene un regusto amargo. A menudo vuelan en círculos alrededor de una lluvia ácida generada por las aguas subterráneas que se bombean para rociar los vertederos. También corren el peligro de envenenarse con la ingestión de metales pesados o de asfixiarse por el humo de los neumáticos incendiados, advierten los investigadores de Norwich. Los expertos sospechan que la permanencia en los vertederos acorta considerablemente la esperanza de vida de las cigüeñas, que en condiciones normales pueden llegar a vivir entre 25 y 35 años.

Está previsto que muchos de estos vertederos se clausuren próximamente. Una normativa de la Unión Europea obliga a los Estados miembros a reducir para finales de este año los residuos biodegradables hasta el 35% de los niveles de 1995. ¿Dónde buscarán refugio esas miles de aves condicionadas por la actividad humana y acostumbradas a alimentarse de nuestros desperdicios? Al visitar una empresa de saneamiento de residuos en Beja, Portugal, me doy cuenta de que el cierre de vertederos puede tener consecuencias sobre las poblaciones de cigüeñas. «No creo que el año que viene veamos cigüeñas cigüeñas 87


La luz del crepúsculo ilumina el paisaje del municipio extremeño de Malpartida de Cáceres. Para paliar la progresiva pérdida de hábitat y proteger las poblaciones de cigueñas blancas, aquí se han instalado postes de nidificación artificiales.


–dice Pedro Sobral, director del proyecto de reciclaje de la empresa–. Dentro de poco ya no encontrarán nada con lo que alimentarse.» Los productores de arroz de España y Portugal con quienes he hablado temen que las aves se ciernan masivamente sobre los millones de cangrejos rojos (Procambarus clarkii, una especie invasora procedente de América del Norte) que actualmente infestan sus arrozales. Si eso ocurriera, las cigüeñas destrozarían la cosecha. Otras posibilidades son que las poblaciones de cigüeñas vuelvan a reducirse o emigren de nuevo al norte de África. 90

national geographic • S E P T I E M B R E 2 0 1 6

De algún modo la cigüeña es una metáfora del desarrollo de nuestra sociedad. En tanto que ave cultural por excelencia, nos ha acompañado desde el campo hasta la ciudad y ahora a las montañas de residuos de nuestra prosperidad. ya de regreso en holanda, me detengo junto a un nido cerca de mi casa que me tiene fascinado desde hace tiempo. Parece abandonado, pero desde una farola cercana la señora cigüeña mira con desdén el mundo a sus pies. El tráfico ruge a gran velocidad: gente que regresa a casa tras un día de trabajo. Sin embargo, ese bullicio no


En el antiguo Egipto ya se asociaba la cigüeña con el alma humana. Más tarde la volvemos a encontrar como el símbolo de la llegada de una nueva vida y como portadora de felicidad y salud.

Una cigüeña anida debajo de la A2, la autopista de peaje que une las ciudades de Lisboa y Faro, en Portugal. Es muy raro que una cigüeña se instale en un lugar como este, sin vistas sobre el entorno.

parece afectarla. Apoyada sobre una pata, se limpia tranquilamente el plumaje mientras su pareja la observa desde otra farola. Se pasan así horas, los dos, pacientes. Como esta pareja de cigüeñas que vive junto a la autopista A13 a la altura de Delft –han construido el nido sobre un edificio de apartamentos con vistas a IKEA–, hay centenares que inviernan aquí cada año. Pero en vista de los cambios que se avecinan en sus áreas de alimentación del sur de Europa, no sabemos si seguirán haciéndolo en el futuro. «El éxito de cualquier población de aves depende de tres factores: la disponibilidad de

alimento, la seguridad y un lugar donde construir el nido –apunta Caroline Walta, de STORK–. Si uno de ellos falla, las consecuencias que se desencadenen serán irreversibles. Si queremos mantener las poblaciones de cigüeñas, tenemos que seguir luchando por la mejora de su hábitat.» En este sentido, en los Países Bajos se han tomado muchas iniciativas durante la última década: se han devuelto muchas tierras a la naturaleza y se han recuperado los niveles de las aguas subterráneas. Esta parece ser la solución más sostenible. La cigüeña, en tanto que depredador situado en la cima de la cadena alimentaria, desempeña un papel esencial en el ecosistema al eliminar residuos y comer pequeños roedores e insectos. Además, apela a la imaginación de las personas, quizá la principal razón por la que a mediados del siglo pasado la especie fuese reintroducida en toda Europa Occidental. Lo que comenzó como un humilde proyecto fotográfico se ha convertido en un largo viaje que me ha transformado como persona y como fotógrafo. Me he dado cuenta de que, en términos de conservación de la naturaleza, no solo debemos tener en cuenta qué aporta una especie a un país, sino también cómo se comporta el país con esa especie. La cigüeña me ha hecho ser más consciente de mi propia huella ecológica. Pero cuando pienso en las personas que conocí en Słońsk, me doy cuenta también de que no están preocupadas por la compleja realidad de nuestra existencia. Pueden estar horas y horas hablando de lo que ha hecho «su» cigüeña, incluso aun cuando ni siquiera se haya movido. Su cigüeña viene y va. Año tras año. j cigüeñas

91


Después de atiborrarse de comida en el vertedero de Medina Sidonia, en la provincia de Cádiz, una nutrida bandada de cigüeñas regresa al atardecer al lugar donde pasará la noche.


APUNTES

DIARIO DE UN FOTร“GRAFO

Este ejemplar macho de pez cofre amarillo (Ostracion cubicus) confundiรณ el objetivo de la cรกmara de Mustard con una hembra. La foto fue tomada en aguas del mar Rojo, en el Parque Nacional Ras Mohammed, Egipto.


Los ojos del océano Texto y fotografías de ALEXANDER MUSTARD

T

enía nueve años cuando empecé a hacer fotografías bajo el agua. No es que aquellas imágenes fueran demasiado buenas… pero disfrutaba tanto que surgió en mí la fuerza necesaria para dedicarme profesionalmente a ello. Han pasado 30 años. Por el camino estudié biología marina: quería entender la ecología de las especies que retrataba, una biodiversidad que aún hoy no deja de sorprenderme. Los peces me gustan de forma especial. A pesar de que mucha gente considera que son poco interesantes, útiles solo porque nos sirven de alimento, sin duda son mucho más que eso. Por eso los muestro de forma individualizada, enfatizando sus características y su singularidad. A la vez que me subyuga la belleza de la vida marina, me preocupa el modo en que las actividades humanas la están poniendo en peligro. Más de la mitad del dióxido de carbono producido por la humanidad ha sido absorbido por unos océanos que necesitamos saludables. El calentamiento global ha aumentado tanto la temperatura de las aguas como el nivel de CO2 disuelto en ellas. Esto ha provocado su acidificación, un gran problema para muchas criaturas marinas, ya que el ácido disuelve sus conchas y esqueletos. Lo he observado en los arrecifes de coral, especialmente en situaciones de calentamiento del agua. La primera vez que vi el fenómeno del blanqueamiento fue en las islas Maldivas en 1998. Por su causa murieron colonias de coral centenarias e incluso milenarias. Estamos dejando rastro incluso en los más recónditos rincones del mundo. Con mis fotografías intento ofrecer un mensaje positivo que inspire un cambio en nuestra relación con los mares. Es hora de encontrar un equilibrio. j  95


APUNTES

DIARIO DE UN FOTÓGRAFO

En aguas caribeñas de las islas Caimán, un ejemplar macho de bocón de cabeza amarilla (Opistognathus aurifrons) sostiene en la boca la puesta de huevos para oxigenarla (arriba). En Raja Ampat, Indonesia, una hembra de caballito de mar pigmeo de Denise (Hippocampus denise) se aferra a una rama de coral, con la que se mimetiza a la perfección (derecha).

96national geographic • S E P T I E M B R E

2016


Este ejemplar de pez borracho รกspero (Acanthemblemaria aspera) fue fotografiado en aguas de la isla de Gran Caimรกn, en el mar Caribe. Estos diminutos peces viven en el interior de estructuras tubulares en los arrecifes de coral.


A la izquierda, un picassiano primer plano de una falsa limanda (Microstomus kitt), un pez plano típico de aguas poco profundas, fotografiado frente a la costa de Gardur, en Islandia. Un león marino de California (Zalophus californianus) observa al fotógrafo con mirada tierna en el mar de Cortés, México, donde se alimenta de peces y moluscos (arriba).

los ojos del océano 101


Un ejemplar macho de dragón de mar hoja (Phycodurus eques) acarrea su puesta mientras nada en aguas de la bahía de Wool, en la península de Yorke, Australia. Este sorprendente animal es el único miembro del género Phycodurus.


APUNTES

DIARIO DE UN FOTÓGRAFO

En las aguas atlánticas de Escocia, un camarón de vivos colores de la especie Pandalus montagui asoma entre los corales blandos (arriba). A la derecha, un primer plano de un gobio de la familia de los cótidos (Hemilepidotus hemilepidotus) fotografiado frente a la costa de Port Hardy, en la isla de Vancouver, Canadá.

104national geographic • S E P T I E M B R E

2016


VELUX PREMIA LOS MEJORES PROYECTOS BASADOS EN LA LUZ SOLAR XXXVI PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ha sido galardonada este año con el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional. La distinción reconoce el esfuerzo de los acuerdos alcanzados en París por «conseguir un modelo de desarrollo universal que reduzca gradualmente las emisiones contaminantes». www.turismoasturias.com / www.fpa.es

La pasión por la naturaleza y el aire fresco han caracterizado desde hace más de 70 años a la firma Velux, empresa dedicada a la instalación de ventanas y accesorios en tejados y cubiertas. Ejemplo de ello es el concurso internacional organizado por la compañía en el que se reta a los estudiantes de arquitectura a demostrar sus conocimientos sobre el aprovechamiento de la luz solar. A mediados del mes de julio la compañía anunció los 10 ganadores regionales seleccionados de entre 57 países. www.velux.com

NUEVO FORD MUSTANG, EL VEHÍCULO SOLIDARIO La última versión del Ford Mustang será una de las estrellas invitadas en la séptima edición del festival de música Starlite, celebrado en Marbella. El 6 de agosto la compañía donará dos vehículos de este modelo a las ONG participantes en la Gala Starlite, las cuales destinarán el dinero recaudado en la ceremonia a fines benéficos. El actor Antonio Banderas, anfitrión del evento, será el encargado de subastar uno de los Mustang solidarios. www.ford.es

LA VUELTA AL TRABAJO CON DOCKERS Dockers hace más fácil la vuelta al trabajo gracias a una nueva colección de moda elegante y desenfadada. La marca creadora del concepto casual friday (viernes informal) en la década de 1990 lanza una propuesta de moda basada en el pantalón más versátil y cómodo de la firma: el modelo Clean Khaki. www.dockers.es


FLASHBACK

En el punto de mira

El árbol más alto de América En 1915 Paul Popenoe, que más tarde se haría famoso en Estados Unidos por convertirse en el padre de las terapias matrimoniales, donó a National Geographic 26 fotografías de árboles gigantes. Una de ellas, enviada desde San Antonio, Texas, es la que se muestra aquí: una inmensa pacana (Carya illinoinensis) con un tronco de más de un metro y medio de diámetro (izquierda), sobre una de cuyas ramas aparece encaramado un personaje anónimo (detalle). La fotografía se tomó para un concurso que premiaba el árbol más grande de América. No ganó, pero en 1919 la pacana se convirtió en el árbol estatal de Texas. Su popularidad había ido en aumento desde 1906, cuando el antiguo gobernador del estado, James Hogg, declaró que su último deseo era tener un nogal a sus pies y una pacana como lápida, cuyos frutos «se repartiesen entre la gente corriente, de forma que pudieran plantarlos y hacer de Texas una hermosa extensión de árboles».

O Archivo Flashback Encuentra todas las fotografías en nationalgeographic.com.es. PAUL POPENOE, NATIONAL GEOGRAPHIC CREATIVE

national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6


PRÓXIMO NÚMERO

Octubre 2016

Un ganadero de Sudáfrica dedicado a la cría de rinocerontes con fines cinegéticos vendió este ejemplar al no poder pagar el elevado coste de protegerlo de los cazadores furtivos. Con los ojos vendados y los oídos taponados para calmarlo, es conducido a un nuevo hogar por un veterinario.

Un comercio de trágicas consecuencias Hace un siglo había unos 500.000 rinocerontes en el mundo. Hoy sobreviven menos de 30.000 y la amenaza de extinción se cierne sobre ellos, alimentada por la caza furtiva, la creciente demanda de sus cuernos en Asia y el consecuente tráfico ilegal.

La nueva Europa El año pasado llegaron a Europa más de un millón de refugiados, la gran mayoría procedentes de países en guerra. La última de las grandes migraciones del Viejo Continente agita la política y pone a prueba la tolerancia y las identidades culturales.

Islas Galápagos, lo que Darwin nunca vio En el marco del proyecto de conservación Mares Prístinos, el biólogo marino Enric Sala viaja a Darwin y Wolf, dos islas del célebre archipiélago ecuatoriano, para estudiar y mostrarnos la abundancia de vida de sus aguas, recientemente protegidas.

El arte de lo ínfimo La ciudad de Nápoles custodia una de las mejores colecciones de camafeos. Estas diminutas joyas exquisitamente talladas en la antigua Grecia, en la Roma imperial o durante el Renacimiento, muestran todo un universo mitológico y cortesano.

El circo, entre bastidores Para el fotógrafo Christian Rodríguez, el mayor espectáculo del circo tiene lugar detrás del escenario. Sus instantáneas muestran una mirada íntima y cautivadora de la vida diaria de los profesionales de dos compañías circenses vietnamitas. national geographic • s e p t i e m b r e 2 0 1 6

BRENT STIRTON


70 años uniendo Europa y Latinoamérica Hace 70 años fuimos los primeros en volar a América Latina y, hoy, seguimos haciéndolo con la misma ilusión. Por eso somos líderes y llegamos a 20 destinos en toda Latinoamérica. Porque mantener la pasión del primer día es lo que nos hace crecer. iberia.com


National Neographic España - Septiembre 2016  

Revista National Geographic de España. Edición Septiembre 2016

National Neographic España - Septiembre 2016  

Revista National Geographic de España. Edición Septiembre 2016

Advertisement