Issuu on Google+

La Neuropsicología infantil y los trastornos de aprendizaje Existen diferentes aportes y criterios de distintos investigadores Neuropsicología es utilizado para describir una disciplina clínica y científica en la cual convergen los aportes interdisciplinarios de la psicología y de la neurología. En su quehacer profesional, la neuropsicología clínica no consiste solamente en la labor de algunos neurólogos que tengan una buena formación psicológica; ni tampoco del que puedan efectuar los psicólogos que hayan recibido una adecuada información neurológica. Es una disciplina nueva que requiere una acción profesional integrada en los aportes clínicos, cognitivos y experimentales. Se debe entender que la neuropsicología clínica tiene por objetivo “Mejorar nuestra comprensión de las complejas relaciones entre el cerebro y la conducta del hombre”. El modelo teórico de la actividad cerebral que más frecuentemente ha sido utilizado para estudiar los trastornos del aprendizaje y en especial de las dislexias, es el de Luria. Este modelo del funcionamiento del cerebro permite integrar las funciones de las diferentes áreas cerebrales con los procesos psicológicos cognitivos. En la actualidad se dice que el estudio de la actividad cerebral , en conjunto con el progreso de la psicología cognitiva y de la psicolingüística, han desarrollado la “psicología cognitiva. Una característica de la neuropsicología cognitiva, es que considera que los modelos explicativos del lenguaje y del conocimiento no son unidireccionales, como pensaba el conductismo, sino interactivos. Las características que toma el funcionamiento cerebral durante los años del desarrollo son el resultado de la interacción entre el desarrollo biológico y las características culturales del medio. Luego de analizar numerosas investigaciones concluye que el “cerebro cambia porque la conducta cambia, y la conducta cambia porque cambia el cerebro. Desde estas perspectivas trataremos de describir los trastornos disléxicos como una alteración del desarrollo, que si bien se origina en anomalías neuropsicológicas, éstas pueden se modificadas y tener variabilidad según sean las características cognitivas determinadas por modelos socioculturales del medio ambiente. Desarrollo neuropsicológico cognitivo y medio ambiente. Las funciones neuropsicológicas necesitan, para desarrollarse normalmente, que haya interacciones adecuadas entre el desarrollo de la actividad cerebral autónoma y los estímulos mediadores producidos por el ambiente. Este proceso de interacción también implica que el rango de ”normalidad” neuropsicológica es bastante amplia y puede presentar situaciones atípicas, las cuales no necesariamente caen dentro de los límites de la normalidad o d la patología.


Una observaci贸n corriente muestra que los est铆mulos cognitivos y verbales que los ni帽os reciben durante su desarrollo difieren en calidad y en contenido, en distintos ambientes socioculturales y econ贸micos.


La neuropsicología infantil y los trastornos de aprendizaje