Page 1

Boletín Consejeros Regionales Nº2, Mayo 2013

Columnas consejeros regionales Departamento de Estudios Encuentro de identidades territoriales en La Araucanía III Encuesta de Consumo Cultural Festival de las Artes de Coquimbo Convenciones zonales


2 // Boletín Consejeros Regionales

BOLETÍN CONSEJEROS REGIONALES Coordinadora Sección de Coordinación Regional Fernanda Castillo R. Editor Gastón Arredondo O. Comité Editorial Fernanda Castillo R. Coordinadora Sección de Coordinación Regional, SCR Soledad Hernández T. Gabinete Ministro Todd Temkin Consejero Regional de Valparaíso, Presidente Fundación Valparaíso Beatriz Duque V. Encargada de Programa de Acceso Regional Katya Padilla M. Sección de Políticas Culturales y Evaluación Gastón Arredondo O. Encargado de órganos regionales SCR Marcelo Varela Z. Periodista SCR Diseño original Andrés Zúñiga D. Diagramación y producción Guillermo Negrón P. Departamento de Comunicaciones Supervisión diseño Soledad Poirot O. Departamento de Comunicaciones

Sumario

03 04 05 06 07 12 15 19 23

Editorial

Columna Marcela Ramos, Consejera Arica y Parinacota

Columna Todd Temkin, Consejero Valparaíso

Columna Raúl Palma, Consejero Los Lagos

Departamento de Estudios

Encuentro de identidades territoriales en la Araucanía

III Encuesta nacional de participación y consumo cultural 2012

Festival de las Artes Región de Coquimbo

Convenciones zonales de consejeros regionales


Boletín Consejeros Regionales // 3

“La segunda patita del Boletín de los Consejeros Regionales”

Y

a vio la luz el primer “Boletín de los Consejos Regionales”, que tiene por misión informar y dar —periódicamente— herramientas para el trabajo de los órganos regionales del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Así, en nuestro estreno, aprovechamos de trazar pinceladas inherentes al rol y la labor de los integrantes de los colegiados regionales, a las políticas culturales y a los departamentos programáticos que les dan vida, y donde aprovechamos de conocer, a través de una breve reseña, a sus integrantes, tanto institucionales como de la sociedad civil. En esta nueva entrega del Boletín conoceremos experiencias significativas como el Festival de las Artes Región de Coquimbo, iniciativa de gran repercusión que articula agentes públicos y privados con una parrilla de actividades de alta calidad; también podremos conocer la experiencia del “Txawun Tra-

dicional” en la comuna de Teodoro Schmidt, región de La Araucanía, que reunió a niños pehuenches y lafquenches en un encuentro intercultural. Ambas iniciativas íntegramente originadas y gestionadas desde las regiones. Finalmente, ad portas de las Convenciones Macrozonales de Consejos Regionales de Cultura, daremos una vista sucinta al departamento que principalmente orienta sobre la implementación de las políticas culturales regionales: el Departamento de Estudios y algunos instrumentos fundamentales como la “III Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural 2012”, que debe ayudar y apoyar nuestras gestiones en torno a la toma de decisiones. Esperamos que este segundo boletín sea de utilidad e interés, quedando abierto para recibir sus columnas y comentarios.

Fernanda Castillo R. Coordinadora Sección de Regiones Consejo Nacional de la Cultura y las Arte


Boletín Consejeros Regionales // 4

Columnas Consejeros Regionales

Una mirada desde la corporalidad y su

eje central… el alma

P

ara mí formar parte del Consejo Regional de la Cultura y las Artes de la región de Arica y Parinacota ha sido formar parte de un grupo humano que busca caminos para llegar a todos con la sensibilidad y el toque que sólo las artes y la cultura pueden entregarle a la vida, sonrisas para el alma. Ser Consejera Regional es el honor de haber sido escogida por la ciudadanía para fortalecer las políticas que abrazan el trabajo de tantos talentos de nuestra diversa región, de artistas que plasman la belleza en un sinnúmero de ideas, colores y amor. Ser Consejera ha sido conocer personas que trabajan para mantener en pie una institución que busca humanizar y engrandecer un pueblo lleno de ideas. Ser Consejera ha sido un regalo más a mi vida. He encontrado herramientas para sumar a mi experiencia en la educación, espacio en el que llevo 25 años y con la danza como mi vocación. Pertenecer al Consejo ha contribuido a incrementar un nuevo discurso a mi labor de educadora del movimiento.

Desde esta posición he podido impulsar a más artistas a que se sientan abrazados por una institución que desea verlos crecer y profesionalizarse, llegar al público y cuidar lo nuestro, o sea: participación artística, formación de audiencia y patrimonio. Mi mirada es desde el cuerpo y la maravillosa posibilidad de encontrar en cada gesto una verdad. El cuerpo habla por sí solo y en las convenciones de consejeros se aprecia cómo seres de todos los lugares de mí país formamos un equipo, afinando cada letra de las políticas culturales para convertir ese instrumento en una forma de orientar y engrandecer la cultura; ahí estamos todos con nuestra mejor disposición y responsabilidad y con nuestro corazón pensando en cada uno de los artistas y en cada espacio cultural, sin esperar nada a cambio, solo la satisfacción de abrazar con lo mejor que cada uno ha recogido de sus experiencias y de las oportunidades que la vida ha puesto en nuestros caminos para ser mejores personas.

Marcela Ramos P. Consejera regional Región de Arica y Parinacota


Boletín Consejeros Regionales // 5

El Dios

equivocado

Q

¿Mi preocupación? Sabía poco lo que se esperaba de mí y menos lo que yo debo esperar del Consejo.

uisiera partir con un verso del poeta estadounidense William Stafford (1914-1993)

“Si tú no sabes la persona que soy Y yo no sé la persona que eres Un patrón hecho por otros prevalecerá en el mundo. Y siguiendo al Dios equivocado, perderemos nuestra estrella”. Lo anterior refleja mis inquietudes al ser invitado como consejero regional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Hace 15 años he aportado al país desde la sociedad civil. Un trabajo que ha girado en torno a 4 ejes: la recuperación de Valparaíso como sitio patrimonial; la valorización de la marca Valparaíso en el mundo; la transformación del Puerto en un referente para el turismo cultural y, finalmente, la búsqueda de un paradigma de turismo sustentable, que la Joya del Pacífico sea un sitio patrimonial auténtico, que su caos natural sirva como barrera contra la homogenización que aflige la cultura mundial. No queremos transformarlo en parque temático. Con este bagaje asumí como Consejero Regional.

Recuerdo varias tertulias, hace más de una década, con don Agustín Squella, cuando se creaba el CNCA. “No sabemos muy bien lo que estamos creando”, se escuchó. La nueva criatura, entendí, sería algo grandioso, lleno de potencialidades, pero serían las próximas generaciones las encargadas de descubrirlas. En este contexto, la IX Convención Nacional de Cultura, realizada en la ciudad de Valdivia en agosto de 2012, me pareció genial. Compartir experiencias patrimoniales diversas, como las de Valparaíso y La Araucanía, por ejemplo, y buscar entre ellas una política patrimonial coherente… Valioso. Allí concluí que el futuro del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes se juega en la calidad y heterogeneidad de sus consejeros. Volvemos a “Si tú no sabes la persona que soy/ Y yo no sé la persona que eres”. Debe haber más instancias horizontales de trabajo. Que los consejeros especialistas en patrimonio, de norte a sur, se junten más. Que los consejeros especialistas en fomento y participación hagan lo mismo. Evitemos, así, seguir “el Dios equivocado”.

Todd Temkin Consejero regional Región de Valparaíso


Boletín Consejeros Regionales // 6

Columnas Consejeros Regionales

Arquitectura moderna:

una tarea pendiente

L

los materiales y los debates, estéticos y conceptuales, acerca de forma versus función y de simbolismo versus ornamento.

a importancia de las artes visuales, escénicas y musicales parece estar adecuadamente instalada, tanto en la conciencia ciudadana, como entre los propios artistas, creadores, gestores y autoridades. En arquitectura hay conciencia acerca del valor patrimonial de las obras más antiguas y es cada vez más frecuente que exista preocupación cuando se asiste a la inminente demolición de alguna o cuando se pone en riesgo su estabilidad o entorno. Estaríamos bien encaminados, pero falta. Falta la Arquitectura Moderna. Tal vez la proximidad en el tiempo nos impide dimensionar su valor y aporte. Nos es tan cotidiana, que no dudamos en descartarla para generar nuevos espacios o avenidas. Otras veces el abandono es tal, que su rehabilitación no resulta económicamente viable. Una tarea pendiente es hacer conciencia sobre la arquitectura del Movimiento Moderno, creada aproximadamente entre el segundo y tercer cuarto del S. XX. Su aporte merece ser preservado y destacado, tanto por sus enfoques innovadores en el diseño de los espacios, como por la reflexión sobre el uso de

En lo académico ya hay conciencia, pero mientras la opinión pública no esté suficientemente sensibilizada, es responsabilidad de las autoridades de la cultura el promover medidas que pongan de relieve la necesidad de valorar, preservar y difundir la Arquitectura Moderna. Los consejeros regionales podemos aportar, animando a los actores de la política, la cultura y la ciudadanía. Lo primero es motivar para que establezcan Planes Reguladores con la variable patrimonial moderna y para que hagan declaratorias de inmuebles de interés histórico, facilitando con ello la llegada de recursos. Invito a los Consejeros Regionales a generar espacios, a facilitar encuentros y a motivar reflexiones para apreciar este patrimonio un tanto olvidado. No es preciso ser arquitecto ni especialista, para considerar y preservar el arquitectónico moderno, que —por cercano en el tiempo— corre peligro de perderse bajo la picota.

Raúl Palma L. Consejero regional Región de Los Lagos


Boletín Consejeros Regionales // 7

Departamento de Estudios Lorena Berríos M. Departamentos de Estudios Sección de Políticas Culturales y Evaluación de Programas

D

fraestructura de información no se desarrolla por sí sola. Más bien se la diseña, desarrolla y gestiona como un elemento crítico para la formulación e implementación de políticas”.3

A su vez, comienzan a producirse dos fenómenos: por un lado, la construcción institucional del campo cultural empieza a tomar forma;1 por el otro, “se aplican al conocimiento de la cultura metodologías de investigación tan rigurosas como a las otras partes de la estructura social, superando así la época en que este campo sólo merecía especulaciones filosóficas y ensayos intuitivos”. 2

Ahora bien, uno de los elementos más relevantes a la hora de formular políticas públicas es contar con evidencias empíricas que respalden la toma decisiones, así como también medir y evaluar los posibles impactos de la intervención o acompañamiento institucional. Para ello, la estructura de la información no sólo debe ser una mera recopilación de datos cuantitativos y cualitativos sobre el campo cultural; también es necesaria la instalación de organismos que sean mediadores de los datos levantados, que puedan indicar la calidad y aplicabilidad de la información y que, finalmente, analice los sentidos de la misma, construyendo conocimiento.

urante los últimos 30 años las instituciones estatales han desarrollado un proceso de modernización de su gestión priorizando la racionalización de sus presupuestos y considerando la importancia de los recursos detrás de sus decisiones políticas. A partir de esta lógica, el campo cultural ha modificado radicalmente el episteme clásico de cultura ampliándolo a otros ámbitos como la integración social, economía y política.

A partir de estos acontecimientos, la complejidad y multidimensionalidad del desarrollo cultural abre diversos e interesantes desafíos para la investigación y la medición en el área, los cuales deben ser abordados por la institucionalidad pública. En efecto, la importancia de la medición de la cultura es clave para la toma de decisiones estratégicas relativas al diseño y ejecución de políticas públicas. Según J. Mark Schuster “en cualquier terreno político, la creación de una política apropiada y eficaz depende de la calidad de la infraestructura de información que dispongan los participantes. Esa in-

Tomando en cuenta lo anterior, y remontándonos a los primeros años de vida institucional, podemos decir que el CNCA comenzó a construir las primeras estadísticas y estudios en materia cultural enfrentando un gran vacío en los sistemas de información. En palabras del Ministro de Cultura de aquella época, José Weinstein: “era preciso producir y recopilar información sobre cultura, debido al déficit que tenemos en esta materia, tanto a nivel de creación y de consumo o acceso a la cultura como a nivel de infraestructura cultural”.4 A partir de ese momento, la investigación cultural —por parte del Estado— tomó forma mediante una serie de instrumentos y publicaciones:


Boletín Consejeros Regionales // 8

- Encuestas: levantadas por medio de encuestas de tipo periódico así como algunas de tipo puntual, entre las que destacan la Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural (2004/2005, 2009 y 2012) y la Encuesta de Producción Cultural (2008). - Anuario de Cultura y Tiempo Libre: en el que colaboran el CNCA y el INE recogiendo la información de más de 30 informantes tanto públicos como privados, estableciendo series estadísticas históricas de producción y demanda cultural.5 - Catastros: permanente elaboración de catastros, que profundizan la labor realizada en la Primera Cartografía Cultural (1998, 2002, 2004) entre otros. En la actualidad, gracias a su madurez institucional, el CNCA cuenta con el Departamento de Estudios e Investigación Cultural cuya finalidad es realizar estudios e investigaciones que reconozcan los constantes cambios y transformaciones del sector sociocultural y sus diversas dimensiones. Asimismo, busca generar instancias de reflexión y análisis respecto a la información existente, con la finalidad y espíritu de colaboración con autoridades, encargados de programas, equipos regionales, entre otros; para la correcta toma de decisiones en materia de políticas públicas. Específicamente, sus funciones son: 1.- Desarrollar los mecanismos y metodologías para la elaboración, seguimiento y evaluación de la política cultural y los programas del consejo. 2.- Levantar información estadística en el ámbito de la competencias del servicio y a nivel nacional, propias del sector artístico y cultural. 3.- Instalar mecanismos de análisis y reflexión regulares sobre la base de las fuentes de información disponibles sobre el campo cultural nacional.

Para ello, el Departamento cuenta con un destacado equipo multidisciplinario capaz de cubrir las áreas de trabajo generadas por la institución, funcionando de forma orgánica a través de tres secciones: i.

Sección de Políticas culturales y evaluación

ii. Sección de Estadísticas culturales iii. Sección Observatorio Cultural Cada sección o área —en su quehacer— está encargada de contribuir al cumplimiento de los objetivos del departamento. De la misma forma, ejecuta actividades o proyectos enfocados bajo una mirada territorial, conceptualizando dicho término más allá de una de la óptica político-funcional. Es decir, como un espacio de experiencias en la constitución de los sujetos, un “instrumento de mediación entre grupos e individuos, un receptáculo donde se organiza y se forma la vida social de los hombres”.6 Tomando en cuenta los conceptos esbozados y cumpliendo las funciones encomendadas a cada equipo, la Sección de Políticas Culturales y Evaluación de programas tiene como finalidad colaborar con el diseño, seguimiento y monitoreo de las políticas culturales. Para ello, en 2012 el equipo recorrió las 15 direcciones regionales con el fin brindar conocimiento teórico y habilidades metodológicas para el diseño y elaboración de un sistema de monitoreo y evaluación de la política cultural regional (http:// www.cultura.gob.cl/estudios/politicas-culturales/). Asimismo, la sección apoyó metodológicamente en la Convención Nacional y en las Convenciones Macrozonales de los órganos colegiados, instancias cuyo objetivo principal es velar por la coordinación y vinculación de las políticas regionales con las políticas de carácter nacional para el desarrollo de la cultura y las artes.

El Departamento de Estudios del CNCA es dirigido por Matías Zurita P. (matias.zurita@cultura.gob.cl) y sus jefaturas de Sección son: Simón Palominos M. (simon.palominos@cultura.gob.cl), Sección Observatorio Cultural; Juan Carlos Oyarzún A. (juan.oyarzun@cultura.gob.cl), Sección de Estadísticas Culturales, y Claudia Toro C. (claudia.toro@cultura.gob.cl), Jefa de Sección de Políticas Culturales y Evaluación de Programas.


Boletín Consejeros Regionales // 9

De la misma forma, la Sección de Estadísticas Culturales dispone del Catastro de Infraestructura o espacios culturales de Chile, que da cuenta de la diversidad territorial del país (http://www.espaciosculturales.cl/ ). A grandes rasgos, dicho instrumento o base de datos considera la tipología, identificación, localización y características de funcionamiento y equipamiento de cada infraestructura, cuyo antecedente y espíritu —del proyecto— se basa en la Cartografía Cultural de Chile y la actualización de registros de infraestructura cultural en 2007. A la fecha, la base de datos cuenta con 1.493 infraestructuras inscritas, el 28% en la Región Metropolitana, seguida por las regiones del Biobío y Valparaíso, con 12% y 10% respectivamente. Las regiones que presentan menor número son las Aysén y Arica y Parinacota, con 2% del total, equivalente a 34 infraestructuras culturales. Cabe destacar que el catastro ha servido para identificar infraestructuras culturales que han dado respuesta a requerimientos y características locales de diversa índole —naturales, de emplazamiento, de gestión y contenido— siendo presentadas a través de la plataforma digital Observatorio Cultural, de la Sección Observatorio Cultural del Departamento (http://www.observatoriocultural.gob.cl/). En dicha plataforma se encuentran disponibles artículos de destacados académicos a nivel nacional que exponen reflexiones sobre el campo cultural, especialmente en regiones. Desde 2004 el CNCA ha realizado una importante labor para contar con información actualizada y específica respecto a la caracterización de los patrones de consumo cultural de la población residente en Chile de 15 años y más a escala nacional. Desde 2004 ha llevado a cabo tres encuestas nacionales de participación y consumo cultural (2004-20057, 20098 y 2012) que han servido como insumo de información actualizada para el diagnóstico del consumo cultural de nuestro país. Los datos obtenidos no sólo han sido utilizados por las instituciones públicas preocupadas de las materias culturales, la información también ha servido de base a la investigación de instituciones académicas, organismos privados y medios de comunicación de masas. Cabe considerar que, para el CNCA, los datos de la Encuesta 2012 serán la principal herramienta para la evaluación del impacto de la política cultural a nivel

regional (http://www.cultura.gob.cl/estudios/estadisticas-culturales/). Por último, durante 2012 la Sección Observatorio Cultural emprendió un trabajo conjunto con las Direcciones Regionales de nuestra institución con el fin de identificar necesidades de información y estudio que demandan las regiones de nuestro territorio.9 La Sección de Observatorio Cultural ha participado en la elaboración de más de veinte estudios cuya información tiene un importante componente territorial y, además, entrega asesoría permanente en la elaboración de proyectos de investigación tanto a nivel central como regional. Actualmente, dada la necesidad generalizada de contar con información de las disciplinas artísticas e industrias creativas a nivel regional, la Sección de Observatorio Cultural está desarrollando el estudio Análisis y caracterización de las áreas artísticas e industrias creativas a nivel regional. Esperamos en un futuro próximo que dicho estudio entregue importantes insumos para la toma de decisiones a nivel regional, tanto para las evaluaciones de programas como para el seguimiento y monitoreo de las políticas culturales regionales.


Boletín Consejeros Regionales //10

1 2 3

4

5

Miceli, Sergio Estado e cultura do Brasil, Difel, Sao Paulo, 1984 pp.53-83. García Canclini, Néstor. Políticas culturales en América Latina. Editorial Grijalbo, México, 1987, p.15 Schuster, J. Mark. Informing Cultural Policy: the research and information infrastructure. New Jersey: Center for Urban Policy Research, Rutgers University, 2002. INE (Compilador). Chile en la tarea de superar las brechas de desigualdad. Aspectos conceptuales de medición. INE, Santiago, 2005, p.103. El Anuario de Cultura y tiempo libre corresponde a la actualización del Anuario de Cultura y Medios de Comunicación que hacía el INE hasta 2002. Desde 2003 se integran otros ámbitos denominándose hasta el día de hoy Anuario de Cultura y Tiempo Libre, teniendo a la fecha 9 versiones.

6 7

8 9

Danielle Provanzal. [coord.]. Espacio y territorio: miradas antropológicas. Universidad de Barcelona, España, 2000, p.6. El trabajo se desarrolló en dos fases: la primera en 2004 en que la Encuesta se aplicó en la Región Metropolitana. La segunda en 2005, proceso que se extendió a las otras 12 regiones del país, fase en la que se perfeccionó el instrumento y se realizaron ajustes en el plano operativo. El levantamiento de información comenzó en diciembre de 2008 y finalizó en marzo de 2009. Las regiones que participaron en la instancia de capacitación son: Arica y Parinacota, Tarapacá, Atacama, Coquimbo, Valparaíso, O´Higgins, Maule, Biobío, Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes.

Departamento de Estudios e Investigación Cultural

Sección Observatorio Cultural

Sección Políticas Culturales

Sección Estadísticas Culturales

Instalar mecanismos de análisis y reflexión regulares sobre la base de las fuentes de información disponibles sobre el campo cultural nacional.

Colaborar con el diseño de políticas públicas culturales a nivel nacional, regional y sectorial.

Disponer de un conocimiento actualizado sobre las metodologías de las estadísticas y estudios realizadas en el ámbito nacional e internacional.

Conformar una red de colaboración e intercambios de conocimientos y experiencias sobre el campo cultural.

Proponer y aplicar metodologías de sistematización y monitoreo de las políticas culturales del Consejo.

Desarrollar procesos de mantenimiento de las diversas bases de datos que se gestionan a través del Departamento de Estudios.

Monitorear tendencias con la mirada en objetos fijos y la distinción de cambios y nuevos objetos de estudios.

Realizar un apoyo metodológico a los diferentes departamentos y unidades del Consejo para la evaluación de programas.

Participar en el diseño de las operaciones estadísticas promovidas desde el departamento de estudios realizando para ello cuestionarios, muestras, procesos estadísticos, etc.

Realizar el seguimiento y control de la calidad de los procesos de recogida, validación y explotación de la información de las operaciones promovidas desde el Departamento.


Boletín Consejeros Regionales // 11

Información de calidad actualizada sobre dinámicas sociales y económicas de la cultura en Chile.

Mirada informada y analítica sobre dinámicas sociales y económicas de la cultura en Chile.

Políticas

Observatorio

Definición de énfasis y estrategias que orienten el análisis y la investigación.

Estadísticas

Definición de elementos de foco para la generación de estadísticas y levantamiento de información.

Los 35 cuerpos colegiados del CNCA

Comité Consultivo Nacional

Directorio Nacional

Consejos Sectoriales Libro

Música

15 Comités Consultivos Regionales

Ministro Presidente

Sudirector Nacional

Audiovisual

Consejos Regionales

Direcciones Regionales

(Ente administrativo, no órgano)


Boletín Consejeros Regionales //12

Encuentro de identidades territoriales en La Araucanía

Txawun tradicional en el Budi reunió a pehuenches y lafquenches La iniciativa se realizó en la costera comuna de Teodoro Schmidt fue fruto del trabajo mancomunado de las comunidades mapuche de Cruzaco y Llaguepulli, al que se sumaron instituciones públicas como el Consejo de la Cultura, Conadi y la Seremi de Educación, y privadas, representadas por la Asociación de industriales de Malleco y Cautín ASIMCA.

U

Paula Araya L. Periodista Consejo Regional de la Cultura y las Artes Región de La Araucanía

na experiencia difícil de olvidar protagonizó una delegación de alrededor cincuenta personas en su mayoría niños y niñas, además de profesores y apoderados, todos pehuenches de la escuela del sector Cruzaco en Icalma, comuna de Lonquimay, que viajó siete horas para participar en un txawun tradicional en la comunidad de Llaguepulli, en Teodoro Schmidt. La iniciativa se denominó “Encuentro de identidades territoriales pehuenche-lafquenche” y duró dos días. La actividad contó con la presencia inédita de los tres cultores mapuche de La Araucanía que han sido reconocidos como Tesoros Humanos Vivos por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes: Paula Painén, Dominga Neculmán y Lorenzo Aillapán, quienes

compartieron su sabiduría ancestral con niños, niñas, apoderados, profesores y autoridades que arribaron hasta el sector del Budi. El lonco de la comunidad Llaguepulli, Jorge Calfuqueo, señaló que este encuentro “es muy significativo, tiene una connotación muy importante que es estrechar lazos de amistad, de reciprocidad, y esa unidad que históricamente nuestros antepasados nos legaron. Creo que con esta visita estamos volviendo a recrear nuestro pueblo. Más aún cuando estamos en un contexto educativo, esto va a ser un aprendizaje muy significativo, va a quedar en la memoria como una actividad inolvidable. Esperemos que para nuestros niños sirva para autoafirmarse como mapuche”.


Boletín Consejeros Regionales //13

Asociatividad La iniciativa era un sentido anhelo de las comunidades de Cruzaco y Llaguepulli, y fue posible gracias a un enriquecedor proceso de coordinación entre ambas, mediante sus autoridades tradicionales, dirigentes y los directores de las escuelas y al que se sumaron instituciones públicas como el Consejo de la Cultura, Conadi, la Seremi de Educación y el sector privado a través de la Asociación de industriales de Malleco y Cautín, ASIMCA. Es importante subrayar que el vínculo generado tras intensas jornadas de planificación, definición de objetivos e intercambios de ideas sobre lo que se quería materializar, fue muy valorado por las comunidades y por las instituciones públicas y privadas involucradas. Estas entidades actuaron como facilitadoras y tuvieron la grata experiencia de poder asistir a este encuentro y esperan que este txawun pueda proyectarse y potenciarse el próximo año. Para Benjamín Vogel, director regional de cultura, “en La Araucanía tenemos una enorme riqueza que puede ser la base de nuestra identidad regional, pero para eso tenemos que entender la profundidad de la cosmovisión mapuche. Para mí ha sido una enorme alegría compartir con una delegación pehuenche en este sector lafquenche, a orilllas del lago Budi. De tal manera que como Consejo de la Cultura estamos cumpliendo con nuestro deber, esperamos que cada vez hayan más personas que entiendan que La Araucanía es una mina de oro en riqueza cultural”. Jorge Lagos, presidente de Asimca, dijo “nuestra idea original era traer a los niños pehuenches a que conocieran el mar, pero de a poco se fue generando una buena recepción y se trasformó en una idea más grande y acogedora, en un encuentro que implicaba poder encontrar dos culturas distintas, que aun siendo ambos mapuches, tienen mucho que comunicarse y conocerse. Fue un regalo que esta idea se desarrollara más allá de lo que habíamos pensado en un primer momento”. En la ocasión también estuvo presente Fernanda Castillo, jefa de la sección de coordinación regional

del CNCA, “me parece una iniciativa súper interesante y conmovedora en algunos minutos, sobre todo porque se está trabajando a nivel escolar, con niños, que son los que van a tener que hacer perdurar la cultura. Este intercambio de la montaña y el mar, mostrar cómo viven la misma cultura desde dos mundos diversos. Ojalá se replique el próximo año y se potencie más”, indicó. Misael Alcapan, encargado de cultura de la subdirección Sur de Conadi, se refirió a lo significativo de la experiencia “particularmente cuando vemos que hay un cruce de experiencias entre dos territorios y está involucrada toda la comunidad educativa, eso indica que hay interés de vislumbrar el quehacer de la educación mucho más allá del aula, la necesidad de incorporar el contexto. El poder compartir dos territorios que vivencias existencias distintas, ya que la cultura mapuche se desarrolla a partir de sus núcleos territoriales. La riqueza que se produce en la conversación es profunda, significativa, creo está muy bien direccionado este proyecto”, concluyó. Dos días intensos Luego de la salida del grupo desde Cruzaco, en Lonquimay, la actividad continuó en Temuco con un desayuno para quienes llegaron de la cordillera y más tarde siguieron su recorrido hacia la costa. Aquí se prolongó la jornada con un pentukun o ceremonia de bienvenida, un almuerzo tradicional y una jornada cultural y artística que tuvo como actores centrales a los estudiantes de las escuelas de Cruzaco y Llaguepulli —que mostraron música, danza y poesía— y también por los Tesoros Humanos Vivos, que compartieron sus conocimientos ancestrales. Hubo espacio para que el empresario turístico local Mauricio Paillafil contara su exitosa experiencia emprendedora a los visitantes de Cruzaco. Al día siguiente temprano se realizó un llellipun (ceremonia tradicional) y luego niños y adultos compartieron un juego de palín, para posteriormente almorzar y vivir una de las actividades más esperadas: la visita al mar, que los niños, en especial los de la cordillera, que disfrutaron intensamente la jornada.


Boletín Consejeros Regionales //14

Compartir el “kimun”

La voz de la sabiduría

El director de la Escuela de Cruzaco, Roberto Cayún también se refirió a los positivo del encuentro y destacó lo enriquecedor de esta experiencia para los estudiantes.

Para el cultor Lorenzo Aillapán, quien mostró su poesía, canto y baile “en este encuentro de pehuenches y lafquenches nos conocemos, nos hacemos cariño y nos preguntamos. El pentukun fue emocionante no solo para los niños, también para adultos e invitados, porque así era nuestro protocolo y diplomacia antigua, esto es parte del renacimiento de la sabiduría mapuche”, señaló.

Hugo Painequeo, director y profesor Escuela de Llaguepulli, expresó que “durante estos días hemos tenido una gran fiesta para nuestra cultura mapuche, dos identidades territoriales se han unido y han compartido diversas actividades recreativas y ceremoniales”. Guillermo Nahuelcura, educador tradicional escuela de Cruzaco, comuna de Lonquimay manifestó “me siento muy contento, hemos tenido una muy buena conversación e intercambio de conocimiento, kimun. Hay una riqueza muy grande en este lugar, como también en nuestro lugar. Ojalá que esto no termine y pueda cada año trasmitir más conocimiento y puedan los lafquenche conocer Cruzaco, eso esperamos”. Para los niños de Cruzaco esta fue una experiencia inolvidable, muchos de ellos no conocían el mar. Álvaro Nahuelcura, estudiante pehuenche expresó “a mí me pareció muy bonito el mar, la ruca, los metahues, los cuentos, el palín, los bailes. Me pareció muy entretenido el hombre pájaro”. Katherine Cayuqueo, estudiante de Llaguepulli, expresó “me pareció bien que hayan venido los niños pehuenches porque conocieron una cultura igual a la de ellos pero con diferentes formas. Me pareció una buena experiencia”.

Dominga Neculmán, maestra alfarera, tuvo oportunidad de contar acerca de oficio como artesana, reflexionó: “estuvo muy lindo el encuentro, estoy contenta, es muy importante que se le enseñe a los niños hablen mapudungun y que vivan su cultura. Ya no se ve el encuentro entre los mapuche, antes se invitaban unos a otros”. La epewtufe o contadora de relatos, Paula Painén, también compartió sus historias con los presentes. “Nunca había venido a este lugar y conocí es muy lindo, precioso, la naturaleza, las aguas, los lagos. Me ha parecido muy bien este encuentro, a los niños hay que enseñarles lo que es su cultura para que puedan aprender más y más, porque en algunas partes no se quiere hablar en mapudungun, y aquí vimos lo bien que hablan su idioma”, concluyó. Fue una reunión entre la gente de la tierra que tuvo arte, cultura, ceremonias, juegos, conversación y que implicó, sobre todo, una forma auténtica de volver a las raíces, de transmisión y rescate de las tradiciones y de reafirmar su profundo amor y respeto por la naturaleza.


Boletín Consejeros Regionales //15

Una mirada regional

III Encuesta nacional de participación y consumo cultural 2012 Ada Guzmán R. Departamento de Estudios Sección de Estadística

C

omo parte de su política de difusión y fomento de la cultura nacional, y en cumplimiento de su misión de ofrecer las condiciones para que un mayor número de chilenos/as accedan a los bienes y servicios culturales, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), desde su creación en 2003, ha realizado una importante labor en cuanto a dimensionar el acceso y la participación de la ciudadanía en los bienes y servicios culturales a través de las Encuestas de Participación y Consumo Cultural que se han aplicado en 2004/2005, 2009 y 2012, cuyo principal objetivo es medir las prácticas culturales de la población del país. En función de este objetivo, en 2012 se mejoró considerablemente el instrumento y varios aspectos de la encuesta se consolidaron para obtener mejores datos representativos

de la realidad nacional y regional. De este modo, el principal desafío metodológico del Departamento de Estudios del CNCA ha sido resguardar las condiciones metodológicas óptimas para la correcta recopilación de la información, aplicando la mayor rigurosidad a todo el proceso de elaboración del instrumento de medición, levantamiento y análisis de la encuesta 2012. En este sentido, la importancia de la 3ª Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural 2012 (ENPCC), radica en que —por primera vez—permite generar información estadísticamente válida en las 15 regiones del país,1 demostrando su diversidad y particularidad en el acceso a bienes y servicios culturales. De esta forma, los datos de la encuesta permiten medir las prácticas y el consumo cultural de la población en las regiones del país y establecer líneas de base regional en materia cul-

tural, sin las cuales es imposible desarrollar un seguimiento y evaluación de las iniciativas que se implementan. La ENPCC permite al Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) elaborar diagnósticos de la realidad sociocultural del país y tener datos que permitan ajustar los programas, planes y proyectos que se implementan a nivel regional, cumpliendo así con las funciones de diseño y evaluación de la política cultural que le corresponden como Consejo de la Cultura. Asimismo, esta encuesta será la principal herramienta para la evaluación del impacto de la política cultural a nivel regional. 2 De esta forma los datos orientarán el trabajo de diseño de nuevos proyectos y modificaciones en los sistemas de asignación de los beneficios para mejorar la focalización de aquellos proyectos implementados en cada una de las regiones.


Boletín Consejeros Regionales //16

La información que proporciona esta encuesta constituye un antecedente básico para focalizar el gasto cultural y sirve de manera sustantiva para determinar las líneas de acción a seguir y las correcciones y ajustes a implementar para lograr que el acceso a bienes y servicios culturales y a cada uno de los programas, planes y proyectos que se implementan a nivel regional, llegue a los segmentos poblacionales identificados como focos prioritarios de las políticas culturales.

En la medición 2012 se visualizan avances a nivel regional, que se aprecian en el aumento de la población que accede a espectáculos culturales. Sin embargo las cifras, que se presentan a continuación, muestran que aún queda mucho por avanzar en relación a la igualdad en el acceso a estos bienes y servicios del ámbito artístico cultural. A continuación los invitó a conocer algunos datos regionales para comenzar el análisis, la discusión y la reflexión respecto al acceso y la participación de la ciudadanía a espectáculos culturales.

Asistencia a Obras de Teatro

Asistencia a Cine La desagregación por región referida al porcentaje de asistencia al cine, muestra que cuatro regiones superan el porcentaje nacional de la población que asiste a ver una película a una sala de cine (45,2%), se ubica Tarapacá (53,1%) y Antofagasta (46,6%) por el norte, la Región Metropolitana (51,1%) por el centro y Magallanes (49,0%) por el sur. Fuente: Departamento de Estudio. Sección de Estadísticas Culturales. III Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural 2012.

Al ver los datos por región y considerando el porcentaje nacional de la población que concurre a ver obras de teatro (17,8%), se advierte que seis regiones lideran la asistencia al teatro y están por encima del porcentaje del país. Por el norte se ubica Antofagasta (18,9%), por el centro Valparaíso (18,0%), Región Metropolitana (19,5%) y Maule (19,0%) y por el sur Araucanía (19,8%) y Los Lagos (21,0%). Fuente: Departamento de Estudio. Sección de Estadísticas Culturales. III Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural 2012.


Boletín Consejeros Regionales // 17

Asistencia a Conciertos y/o Recitales

La distribución por región de asistencia a conciertos y/o recitales (25,8%) a nivel nacional, muestra que existen siete regiones que sobrepasan el porcentaje del país. Lideran la asistencia a éste tipo de espectáculos, Antofagasta (25,8%), Atacama (28,9%), Coquimbo (31,4%), Valparaíso (27,6%), Aysén (27,7%), Magallanes (29,7%) y la Región Metropolitana (27,5%) Fuente: Departamento de Estudio. Sección de Estadísticas Culturales. III Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural 2012.

Asistencia a Espectáculos Circense

Asistencia a Espectáculos de Danza

Fuente: Departamento de Estudio. Sección de Estadísticas Culturales. III Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural 2012.

Fuente: Departamento de Estudio. Sección de Estadísticas Culturales. III Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural 2012.


Boletín Consejeros Regionales //18

Por primera vez la Encuesta de Consumo Cultural incorpora una batería de preguntas que permite conocer y medir el consumo cultural de las artes circenses.

Por último , al observar los porcentajes de asistencia a espectáculos culturales de danza y circo, se visualiza que a nivel nacional un 26,5% de la población asiste a espectáculos circenses y un 22,9% concurre a espectáculos de danza. Sí observamos el porcentaje de asistencia de la Región Metropolitana se advierte que esta bajo 3,6 y 1,2 puntos porcentuales, respectivamente, del porcentaje nacional. Con repecto a la asistencia a espectáulos de danza, son nueve regiones que sobresalen al porcentaje nacional, se ubican por el norte Arica y Parinacota (25,9%), Tarapacá (26,4%), Atacama (29,4%)

y Coquimbo (27,5%), por el centro se sitúan Valparaíso (23,9%) y O’higgins (27,1%), por el sur se observa Araucanía (25,2%), Los Lagos (24,6%) y Aysén (26,9%). En relación a los espectáculos cirsenses, observamos siete regiones que lideran y superan el porcentaje del país en la asistencia a éste tipo de representaciones artísticas. Por la zona norte, vemos Tarapacá (31,5%), Antofagasta (40,4%), Atacama (39,2%) y Coquimbo (31,4%), luego se ubica por la zona centro Valparaíso (31,0%), O’higgins (29,9%) y el Maule (36,9%) y por el sur se observa sólo la Región del Bíobio (29,0%).

1

2

El tamaño de la muestra fue de 8.200 casos con un margen de error muestral del 1,8% a nivel nacional, de un 4,38% para cada una de las 12 regiones con menor población, de un 4% para las regiones V y VIII y de un 3,09% para la Región Metropolitana. A través de los indicadores que se han elaborado en cada una de las regiones del país.


Boletín Consejeros Regionales //19

Festival de las Artes Región de Coquimbo

Un territorio puesto en escena Quince días de festival y más de 170 actividades de las más diversas disciplinas, realizadas en las 15 comunas que integran la región, son sólo algunos de los espectaculares resultados de este evento efectuado entre el 5 y el 19 de enero. Un verdadero carnaval en torno a la cultura y las artes.

Carmen Gloria Álvarez C. / Pablo Portilla V. Consejo Regional de la Cultura y las Artes Región de Coquimbo

E

n una plaza cualquiera, decenas de curiosos se fotografían junto a una instalación de arte visual. En otra, miles personas se apretujan para presenciar un concierto. En un vieja sala de cine, niños y adolescentes habituados a las películas 3D se sorprenden mirando cintas de cine mudo. Y casi al mismo tiempo, es-

pectaculares obras de teatro remecen la habitual calma en pequeñas ciudades y pueblos rurales. Así, como un vendaval de luces, colores, sonidos y sabores, desplegados todos en forma simultánea, se vivió la segunda versión del Festival de las Artes Región de Coquimbo, denominado ARC 2013, el proyecto emblemático de CNCA

en esta región, realizado entre el 5 y el 19 de enero. Bajo los cielos más limpios del mundo, este megaevento convocó a 40 mil espectadores en 176 actividades, alcanzando a las 15 comunas que componen la región con eventos de danza, circo, fotografía, folclore, arte visual, música en vivo, cine y teatro, además de talleres de


Boletín Consejeros Regionales //20

formación, charlas de artistas destacados, muestras de culturas extranjeras y turismo astronómico. Todo con acceso gratuito. Un festival que combinó la calidad artística con el acceso abierto al arte y la cultura, llegando a diversos públicos, con puestas en escena de primer nivel técnico y generando un aporte al atractivo de la región como destino de turismo cultural. Múltiples dimensiones Como explica Matías Awad, director regional de CNCA Coquimbo, este festival “cumple con dos ejes principales: dar mayor y mejor acceso a la cultura y ofrecer plataformas de desarrollo para el sector artístico”. Asimismo, reúne numerosas características valiosas para la región y el cumplimiento de la misión institucional: “Está en sintonía con nuestra Política Regional de Cultura; permite a la población local vivir experiencias artísticas que no serían posibles sin la existencia de este evento; cubre todo el territorio regional; proporciona apoyo al arte local, pues más del 50% de los artistas que participaron fueron regionales, visibilizando sus creaciones y aportando a su sustentabilidad con trabajo, generación de redes y asociatividad. También aporta instancias de formación, capacitación y curatorías para los artistas locales y un impulso a la industria creativa, dinamizando la economía local”, entre otros elementos.

De lo masivo a lo selecto Durante las dos semanas del Festival ARC 2013 se sucedieron actividades artísticas y culturales del más diverso tipo. Entre ellas se cuentan los conciertos masivos, todos los cuales reunieron a artistas consagrados a nivel nacional con valores locales, y se efectuaron tanto en grandes ciudades como en localidades pequeñas. La presentación inaugural, el sábado 5 de enero en la Plaza de Armas de La Serena, fue protagonizada por Javiera Parra y los Imposibles, DJ Latin Bitman, Songoloka y, en especial, el espectacular estreno en vivo de la obra musical “Clan Calanca”, del músico serenense Rodrigo Cuturrufo, que combinó el sonido de los campanarios de la ciudad con samplers, secuencias digitales, música vernácula y jazz. El sábado 12, en la plaza de Ovalle, Francisca Valenzuela compartió escenario con Los Supuestos. El martes 15 la banda rock Astro hizo lo suyo en la plaza de Pisco Elqui, junto al cantante Óscar Hauyón y el grupo Chanfle. El miércoles 16, en la plaza central de Andacollo, fue el turno de Magnolia y Los Tres. Éstos últimos, se repitieron el plato en una cita íntima en el Teatro Centenario de La Serena junto a los dueños de casa, el Cutus Clan. Entre el martes 15 y el sábado 19 tuvo lugar una espectacular extensión del Festival Internacional Santiago a Mil, con una gira de la


Boletín Consejeros Regionales //21

obra de teatro callejero “Druida de Jagul”, a cargo de la compañía española Carros de Foc, incluyendo las comunas de Illapel, Salamanca, Ovalle, La Higuera, La Serena y Coquimbo. También hubo espacio para eventos selectos. En el Café Centenario de La Serena y el Centro Cultural Palace de Coquimbo se efectuó un ciclo de encuentros íntimos con artistas de diversas disciplinas: Claudia González, en nuevos medios; Marco Antonio de la Parra, literatura y dramaturgia; Ignacio Agüero, cinematografía; Samy Benmayor, pintura. La fotografía fue protagonista a través de cuatro exposiciones, más charlas, presentación de obras, proyecciones en vía pública y un taller de “Procesos creativos para fotógrafos y artistas”, dictado por el destacado artista guatemalteco Luis González Palma. En cuanto a talleres, el actor, investigador, profesor y director de teatro chileno, Elías Cohen, impartió su metodología Kosmos in Movement (KIM), mientras que la bailarina y formadora Sandra Acevedo entregó el “Seminario de composición coreográfica en danza contemporánea”. Ambos talleres finalizaron con celebradas presentaciones en el Barrio Inglés de Coquimbo. Obras de teatro como “Otelo, el moro de Venecia”, “A la chilena” y “Chango Cabaret” se presentaron en Los Vilos, Río Hurtado y La Serena. El taller “Ciencia Asombrosa” del Museo Interactivo Mirador visitó Ovalle, la Avenida del Mar y el sector popular de Las Compañías, en La Serena. Un cine móvil recorrió Monte Patria, Canela, Combarbalá, Río Hurtado y Punitaqui. En Illapel se celebró la fiesta folclórica “Chile vive en Choapa”. En Coquimbo se presentó el ciclo “Tránsito Cultural: desde Porto Alegre al Asia Pacífico”, que reunió muestras de música, gastronomía y cine de Chile, Argentina, China, Japón y Brasil. Y así, suma y sigue. Alianza público-privada Awad agrega que “este proyecto simboliza y resume el estilo de gestión de nuestro CNCA Coquimbo, que comprende alianzas estratégicas que lograron aunar una importante cantidad de recursos externos para trabajar con todos los sectores”.

RECONOCIMIENTO DE LOS ARTISTAS El Festival ARC 2013 ha recibido el aplauso unánime de las decenas de artistas que participaron en él. Aquí algunas opiniones: Francisca Valenzuela, cantante: “Estoy muy agradecida por la invitación y qué mejor que tocar en el centro de la ciudad y gratuito. Me parece muy bien que el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes tenga este tipo de iniciativas”. Rodrigo Cuturrufo, músico y gestor cultural: “Estoy contento y orgulloso de tener un festival de primera línea a nivel sudamericano y que pertenezca a la Región de Coquimbo”. Samy Benmayor, pintor: “Es importante que se sigan promoviendo este tipo de instancias que impulsen el mundo del arte a la gente y entre más personas se sumen a esta causa, mejor”. Luis Aguilera, escritor: “Esta actividad ha sido un acierto. Creo que debiera seguirse dando todo esto en diferentes áreas, no sólo con los escritores. No sólo gana una institución, sino que gana la ciudad, gana el Consejo, ganamos todos y a esta ciudad, efectivamente, la hacemos cultural”. Latin Bitman, DJ: “Es bueno saber que uno tiene un espacio de popularidad entre las personas. Me encantó venir a La Serena y al Festival ARC, hacer cosas al aire libre es mucho más entretenido”. Leonora Valera, fotógrafa: “Me parece extraordinario que el Festival ARC 2013 nos haya acogido, apoyado económicamente y haber creído en nosotros”.


Boletín Consejeros Regionales //22

Sus palabras dan cuenta de uno de los aspectos centrales en el éxito de esta iniciativa: el nacimiento de una auténtica asociación público-privada en pro del arte y la cultura en la región. De este modo, los $ 300 millones invertidos en el festival fueron financiados por CNCA, el Gobierno Regional de Coquimbo y las empresas Minera Los Pelambres, Xstrata Copper, Minera Teck, Minera Barrick y CAP Minería, todas ellas acogidas a la Ley de Donaciones Culturales. Otra alianza relevante se ha establecido con numerosos gestores e instituciones culturales, que aportaron con espacios, trabajo y programación propia, dentro de

unas líneas matrices definidas por CNCA Coquimbo. “Nuestro equipo definió los contenidos y la programación del festival, logrando captar el interés masivo de la comunidad”, señala el personero. Una visión hacia el futuro La apuesta de CNCA Coquimbo es que el Festival de las Artes se instale y tenga continuidad en el tiempo, transformándose en un hito cultural y una marca registrada de la Región de Coquimbo, que permita posicionarla como un lugar donde se vive la cultura y se cruzan eventos de carácter nacional con manifestaciones locales.

El director regional de CNCA lo expresa de esta forma: “Tenemos la esperanza de que cada año más comunas se vean beneficiadas directamente por esta iniciativa y que los participantes se multipliquen. Los invitamos a ser parte de esta fiesta el próximo año, cuando podamos decir una vez más: bienvenidos a la fiesta de la cultura, esto es el Festival ARC 2014”.

2 176 15 40 + 180 200 300

Semanas de duración Actividades Comunas de la región Mil participantes Artistas en escena Artistas locales en talleres y perfeccionamiento Millones en inversión


Boletín Consejeros Regionales //23

Participantes Convención Zona Norte, Iquique, 2012

Son la antesala de la X Convención Nacional de la Cultura

Se Inician las convenciones macrozonales de los Consejos Regionales de Cultura En julio y agosto se reúnen por macrozonas a discutir sobre políticas culturales, estrategias regionales y financiamiento cultural. En la austral Punta Arenas, el 5 y 6 de julio, se dará comienzo al ciclo de convenciones macrozonales de consejos regionales de cultura, plataformas de trabajo que son la antesala de la X Convención Nacional de la Cultura, encuentro institucional que este año se realizará en la región de O´Higgins, entre 30 de agosto y el 1 de septiembre. Las convenciones macrozonales de cultura —organizadas por la Sección de Coordinación Regional, el Departamento de Estudios y el Gabinete del Ministro—tienen como objetivo impulsar la implementación de la Política Cultural Regional a través de la reflexión y evaluación estratégica de los acuerdos de la Convención Macrozonal 2012 y, también, de los desafíos y oportunidades que plantean las políticas de desarrollo regional y sus fuentes de financiamiento. El programa de estos encuentros se estructura sobre ponencias de expertos nacionales y regionales que cruzan sus conocimientos y especializaciones con las prioridades de las políticas regionales, seguido de debates y trabajo de mesas, sin desconocer el trabajo previo de los consejos regionales analizando la inserción de sus políticas y los propósitos macrozonales concordados en 2012. Para esto último, se enviará material que permita sesionar y obtener insumos para la discusión y debate de las convenciones zonales.

A las convenciones asisten los integrantes de los consejos regionales —que incluyen a los directores regionales y Seremis de Educación—, los presidentes de los comités consultivos regionales y los secretarios de actas de las respectivas direcciones regionales. Además, desde el nivel nacional participarán expertos nacionales y profesionales del Departamento de Estudios y la Sección de Coordinación Regional, a cargo de facilitar el debate y recoger la información que será entregada a las autoridades del Servicio. Fechas y lugares de la Convenciones 2013: Zona

Fecha

Lugar

Convención Austral de Consejos Regionales

5 y 6 de julio

Punta Arenas, Región de Magallanes

Convención Centro de Consejos Regionales

La Serena, 12 y 13 Región de de julio Coquimbo

Convención Norte de Consejos Regionales

Arica, 19 y 20 Región de julio de Arica y Parinacota

Convención Sur de Consejos Regionales

2 y 3 de agosto

Temuco, Región de la Araucanía


Consejo Nacional de la Cultura y las Artes

Gobierno de Chile

BoletĂ­n Consejeros Regionales

NÂş2 Mayo 2013

www.cultura.gob.cl

Boletín 2 Consejeros Regionales de Cultura  

Boletín de los Consejeros Regionales de Cultural, elaborado por la Sección de Coordinación Regional del Consejo Nacional de la Cultura y las...

Advertisement