__MAIN_TEXT__

Page 1

Seminario Internacional: La Migración Femenina Latinoamericana a Estados Unidos Migración forzada y su criminalización, derechos humanos y refugiados Viernes 30 de Noviembre del 2018

Abordar la migración a partir de la perspectiva de género es un eje de investigación que se ha desarrollado y expandido rápidamente. Existe extensa literatura de diversas disciplinas que se ha enfocado en estudiar el género como algo dinámico y constitutivo de la migración y la integración de los migrantes. En un inicio aplicar la perspectiva feminista al estudio de la migración, consistió principalmente en visibilizar y diferenciar las experiencias de las mujeres en estos procesos, sin embargo, se han generado nuevos focos de estudio, más complejos, entre los cuales están el análisis del vínculo entre las mujeres y el trabajo, en particular el crecimiento y demanda del mercado de trabajos ‘feminizados’ como los cuidados y el trabajo doméstico en países del norte. Por otro lado, los estudios queer y la teorización de la interseccionalidad, que reconocen múltiples masculinidades y feminidades, permiten problematizar la migración tomando en cuenta la clase, raza, educación, sexualidad, nacionalidad entre otros factores y romper con dicotomías hegemónicas y con un estudio cuyo enfoque es solamente la mujer migrante. (Donato, Gabaccia, Holdway, Manalansan, Pessar, 2006) Sin embargo, y aquello que considero una crucial aportación de abordar la migración a través del género, es que más allá de problematizar sobre las distintas experiencias entre los cuerpos masculinos y femeninos, la perspectiva de género aplicada al estudio de procesos migratorios nos permite revelar las estructuras de poder - hegemónicas, heteronormativas - que conforman los marcos ideológicos, geopolíticos, y de desarrollo económico que han influenciado tanto los flujos migratorios, como su estudio y regulación. Estudiar el rol de la mujer en contextos migratorios, nos abre la puerta a revelar de qué modo nuestras opiniones, teorización y análisis de la migración, son una construcción socio-cultural, política e histórica que responde a agendas nacionales e internacionales específicas. Es así que mi intención de problematizar los roles de género en contextos migratorios consiste en identificar y cuestionar, las percepciones y narrativas que enmarcan nuestro entendimiento y regulación de la migración. Para esta ponencia propongo preguntarnos cómo la perspectiva de género nos permite desvelar los regímenes de poder alrededor de los procesos migratorios. Aquí hago una invitación a la pluridisciplinariedad, en particular a habilitar herramientas de estudios de performance, para entender las representaciones de género como medios de producción de conocimiento e identidades. Los y las invito a


Seminario Internacional: La Migración Femenina Latinoamericana a Estados Unidos Migración forzada y su criminalización, derechos humanos y refugiados Viernes 30 de Noviembre del 2018

preguntarnos cómo estudiar la migración y modelos de integración, tanto su impacto como motivaciones, los cuales incluyen aspectos políticos, sociales, ambientales y económicos, estudiados a partir de la representación de los cuerpos y el performance puede cambiar nuestros marcos de entendimiento de estos procesos. ¿Qué tipo de miradas alternativas nos ofrece el cuerpo como registro de experiencias, historias y conocimientos? ¿Cómo pensar la migración a través de los saberes y poderes de los cuerpos, es decir, a partir de su individualidad y su relación a otros cuerpos y territorios, puede ser una ventana para cuestionar los marcos de estudio bajo los cuales hemos generado conocimiento sobre la migración? La reflexión se divide en dos partes, por un lado identificar las estructuras macro que enmarcan la teorización y regulación de la migración, principalmente reflexionar sobre cómo el orden social Estado-Nación-Sociedad informa el modo en el que entendemos la migración. En una segunda etapa mi objetivo es esbozar como esto entra en relación con la de-construcción y re-construcción de identidades, alianzas y representatividades. Espero que esta reflexión, sea de interés para reunir perspectivas multidisciplinarias, observar críticamente el contexto actual de flujos migratorios de latinoamérica a Estados unidos y poder identificar lineamientos para una regulación de la migración sostenible a largo plazo, que respete los derechos humanos, de identidad y de movilidad de las personas, y cuestione las actuales normativas de desarrollo y administración social que no responden efectivamente a los contextos actuales. 1) Escalas de reconocimiento: geopolítica y geografías de la migración En estudios urbanos hay extensa literatura que cuestiona la relevancia de la unidad administrativa del Estado-Nación en un contexto de hiperglobalización, particularmente en el estudio y teorización sobre las grandes metrópolis ha sido una constante. Retomando, esta perspectiva, la migración, su estudio, regulación y procesos de integración se entienden a partir del ‘nacionalismo metodológico’, es decir a partir de asimilar al EstadoNación-Sociedad como la forma natural política de administración social del mundo moderno. (Andreas Wimmer y Nina Glick Schiller, 2002)


Seminario Internacional: La Migración Femenina Latinoamericana a Estados Unidos Migración forzada y su criminalización, derechos humanos y refugiados Viernes 30 de Noviembre del 2018

La globalización es un concepto que de la mano de la transnacionalidad se enfoca en las nuevas tecnologías y modos de intercambio - cultural, económico, conocimiento y de personas - que traspasan fronteras y en momentos ha retado la continuidad del Estado Nación como el contenedor de políticas, economías, sociedades y subjetividades. Sin embargo, las Naciones siguen, incluso con más fuerza, definiendo la regulación de la movilidad de personas, los aspectos legales de entrada y salida a territorios así como los modelos de integración. Vivimos una actualidad donde las fronteras políticas se están reforzando de modo físico para delimitar espacios territoriales y poder ejercer un control político; la otredad sigue siendo enmarcada a una escala global por la administración de los Estados-Naciones. El ejercicio de imaginar un mundo sin fronteras es la utopía del cosmopolitismo, sin embargo, incluso imaginándo un mundo sin fronteras, es difícil concebir

un escenario

donde estas fronteras no se re-construirían a partir de otros diferenciales. Dentro de las escalas nacionales e incluso territorios más localizadas como en la escala urbana se generan espacios de exclusión e inclusión de ciertos sujetos, y las mujeres migrantes son de los grupos más vulnerables, siendo empujadas a los márgenes del territorio y la legalidad. Aunado a la división administrativa de las naciones, los discursos del liberalismo y las democracias son excluyentes, estos parten de la definición de un individuo/ ciudadano que se construye a través de medios legales, visuales, normas y que se habilita en un espacio político específico, por ende, otros sujetos como él/la migrante que no responden a estas definiciones son excluidos. (Sabsay, Fronteras Sexuales, 2011) Querer retar nuestros modos de concebir la migración más allá de las Naciones, no significa ignorar que éstas continúan informando las dinámicas e interrelaciones políticas, culturales y sociales de la migracion, principalmente cuándo tratamos de entender los flujos de mayor escala. La feminización de la migración, se ha desarrollado en gran parte por el cambio estructural que se generó a partir de una economía mundial globalizada. La globalización es intrínseca a una mayor movilidad, pero no se escapa del marco EstadoNación, ya que el Estado facilita o inhibe una localización de la globalización más profunda. Concretamente con respecto a la migración de la mujer de Sur a Norte, la economía globalizada creó una clase de trabajadoras invisibles, ligadas a los servicios estratégicos que constituyen a la economía global, en particular los trabajos de


Seminario Internacional: La Migración Femenina Latinoamericana a Estados Unidos Migración forzada y su criminalización, derechos humanos y refugiados Viernes 30 de Noviembre del 2018

mantenimiento y cuidados tanto formales como informales. (Sassen, 2008) Asimismo, las deudas de los países del Sur o en desarrollo se profundizaron con la globalización, y nuevos circuitos de mercados laborales formales e informales transnacionales se configuraron generano el ingreso de las remesas para los países del Sur. Sin embargo, estudios que se enfocan en los posibles procesos de empoderamiento de las mujeres a partir de la migración demuestran que bien si la migración de las mujeres ha incrementado, esto no se puede generalizar a una emancipación laboral o económica de las mujeres, dado que dentro del contexto de la globalización y la migración, se han generado nuevos ejercicios de poder que enlazan a las mujeres a ciertos tipos de abusos y vulnerabilidades. (Sassen, 2008) Sin embargo, y como varios estudios lo han propuesto, las alianzas y resistencias que las mujeres migrantes han generado en estos contextos conllevan la creación de nuevas escalas políticas y de acción que deben de ser visibilizadas. Para esto, proponer marcos de análisis de-constructivos a partir de los estudios de género e interseccionalidad, nos permite visibilizar éstas otras escalas dónde los cuerpos y sujetos que son excluidos del marco de las Naciones se pueden manifestar y empoderar. Es por esto que considero esencial reconocer a las migraciones femeninas más allá de los territorios y motores de las economías globales aún ligadas en los marcos institucionales de las Naciones para poder salir de lógicas de regulación que siguen reproduciendo explotación y desigualdad. II. El performance: Herramienta de Deconstructiva de la Migración “La teoría performativa del género se entiende comúnmente como la repetida puesta en acto de normas sociales en - y a través de - la vida del cuerpo, haciendo hincapié en las normas genéricas que producen a los sujetos que puede, bajo ciertas condiciones, encontrar maneras de resistir” (Sabsay, 2011) El feminismo y los estudios queer retoman al cuerpo y lo privado como un espacio/ territorio politizado. Aplicar la perspectiva de género a la migración nos permite estudiar a los y las migrantes como actores activos de los procesos y no sólo responsivos a factores externos. Por otro lado, los estudios de performance, nos permiten, pensar en los cuerpos, ya sea femeninos o masculinos como medios de expresión y conocimiento,


Seminario Internacional: La Migración Femenina Latinoamericana a Estados Unidos Migración forzada y su criminalización, derechos humanos y refugiados Viernes 30 de Noviembre del 2018

como espacios de resistencia a marcos restrictivos de representatividades. ¿Por qué considero esto importante? Más allá del impacto en las subjetividades de las personas que migran, es decir sus limitaciones y/o oportunidades de desarrollo en nuevos contextos, el cómo definimos la migración y a los migrantes informa directamente la gobernanza o regulación de estos procesos. Por lo que considero crucial, entender y cuestionar nuestras percepciones de estos procesos, preguntarnos por qué hacemos visible, es decir recolectamos información, datos, medimos cierto impacto de la migración pero no de otras dinámicas o sujetos. Para hacer esto, co-crear esquemas interdisciplinarios de análisis es vital; los estudios de género y sexualidad, y las herramientas analíticas del performance nos ayudan en la tarea de considerar otras fuentes de conocimiento como el cuerpo y estudiar la migración preguntándonos ¿De qué manera nuestras definiciones, disciplinas y metodologías pueden cambiar si tomamos en serio a los cuerpos, no sólo libros y documentos, como espacios que producen, guardan y transfieren conocimientos? (Diane Taylor, The Archive and the Repertoire, 2003) Si tomamos el éxodo de centroamérica que acaba de ingresar a México como ejemplo a estudiar a partir del performance, me parece interesante identificar las alianzas de los cuerpos femeninos y masculinos que surgieron en el proceso. Judith Butler, escribe en Notes Towards a Performative Theory of Assembly (2015) sobre la alianza de los cuerpos y la política en la calle. Antes que nada remarca como el espacio público, no es público para todos ya que es un espacio con un bagaje histórico y político, así hace hincapié en la importancia del espacio de aparición, de representación y nos permite entender el impacto/ regulación del mismo. En el caso de la migración son varios los territorios de aparición, pero las fronteras conllevan un peso significativo de imaginarios y políticas. Propongo pensar en lo sucedido con la caravana sin la etiqueta de migración o éxodo, pensarlo como una aglomeración de cuerpos en un territorio que los hace vulnerables en diversos sentidos, es decir pensar en el acto de migrar como una manifestación. La presencia de miles de migrantes de Honduras y otros países de centroamérica en las fronteras como una manifestación, nos permite ver sólo a los cuerpos - más allá de la connotación de migrante y migración - en procesos de lucha por empoderamiento en nuevos espacios, en busca de apropiarse de nuevos territorios en los cuáles sus derechos no están representados. El modo colectivo en el que la caravana se movilizó, es en sí un ejercicio de poder performativo en colectivo, para reclamar un espacio como público/


Seminario Internacional: La Migración Femenina Latinoamericana a Estados Unidos Migración forzada y su criminalización, derechos humanos y refugiados Viernes 30 de Noviembre del 2018

político - en este caso las fronteras - el cual en un inicio no está codificado legalmente de modo representativo de sus derechos. Por otro lado, la presencia de mujeres y niños al frente de la caravana se puede entender como una instrumentalización y sobrerepresentación de los cuerpos más vulnerables para hacer un reclamo político. La sola presencia de miles de cuerpos en alianza, es una performatividad que no requiere de un discurso hablado, el acto performático en colectivo en la migración se trató del volumen, permanencia y sobre-exposición a la violencia. Esta manifestación de cuerpos abrió un tiempo y un espacio, fuera de los territorios e identidades establecidas por autoridades institucionales para reconfigurar este espacio y para hacer visibles la falta de derechos y precariedad de estos grupos. Podemos considerar que así como la sociedad mexicana hace reclamos con marchas y su presencia en espacios pre-concebidos como públicos, el grupo de personas que viene de centroamerica puede leerse a partir de la concepto de la manifestación social para repensar sus identidades más allá de la definición de migrante o refugidado. El desplazamiento forzado de miles de personas, de Centroamerica, Medio Oriente, Africa, por la perdidad de habitat es decir la precariedad de la vida humana en causa de la perdida de territorios y recursos, contextos de inseguridad y violenencía y/o regimenes políticos opresores o incapaces, es una manifestación/protesta a nivel mundial que busca emanciapar y empoderar a las comunidades que han sido excluidas por las lógicas de desarrollo neoliberal, capitalista y las politicas internacionales a nivel global que han mantenido estas desigualdades expulsando a estas comunidades a los margenes. Abordar la migración desde ésta perspectiva, nos permite entender cómo la migación construye nuevas escalas con sus respectivas estructuras de poder, actores políticos y sociales. La migración transnacional, y su regulación, la intervención de un marco legal internacional implementado en territorios específicos, reta al control del estado, crea espacios que se gobiernan por lo global, reta la hegemonía de administración geopolítica del marco estado-nación y por ende la división de territorios y su control.

Profile for Regina Diaz Salgado

Women-Migration-Performance  

Women-Migration-Performance  

Advertisement