Issuu on Google+

d an do n

ovnldkfeoas nv eas n fn d od ln dk

POEMARIO.

d

sfndnfoadfn o e ad oao k ne f a単 of d ad

d an d o n

d an d o n

dfoneoa ansi dn n e vn f i a dk 単 v f n

d an d o n

ndanvoandf oe fo a n an d o dv f n n e o

a n do n


LA LUNA, SÍ LA LUNA. La luna, sí la luna, las estrellas de siempre, el cielo vasto y negro y la cuidad que duerme. Sólo mi alma vela lo mismo que una lámpara en cuya luz se quema la ultima esperanza. Sólo yo estoy despierto en mi casa dormida, con este amor que está desangrando mi vida, que hiere sin piedad mis flores más hermosas, aquellas que tú sólo aspiraste en la sombra. -Ricardo Molina.


PERFECCIÓN. Esa nube fue y se fue. ¡Qué limpio ha dejado el aire la pureza de ese ser que existió para negarse! -Francisco Pino.


UNA DULCE NEVADAESTÁ CALLENDO. Una dulce nevada está cayendo detrás de cada cosa, cada amante, una dulce nevada comprendiendo lo que la vida tiene de distante. Un monólogo lento de diamante calla detrás de lo que voy diciendo, un actor su papel mal repitiendo sin fin, en soledad gesticulante. -Fina García.


EL COMPAÑERO DE LOS PÁJAROS Como el amor que se posa cada día sobre la ramita que puede morir Así brota tu amor lozano vigoroso de sol compañero de los pájaros... -Alberto Girri.

o o


LO BORRO A BESOS El cristal de mi ventana lo empaño con mi aliento, en él escribo tu nombre y después lo borro a besos. -Luis Cernuda.


CAMPO La tarde está muriendo como un hogar humilde que se apaga. Allá, sobre los montes, quedan algunas brasas. Y ese árbol roto en el camino blanco hace llorar de lástima.

sldo sldo

sldo

sldo

sldo

s f m n sf o s sfn g fn do sf ns o o ns gn slfos sfnosfns fsfndo dgo f n o s n fnosf osnoddggndgn f n o o n s f o f g o slflnsfosfnosfnosfnosfonsfosnf ssgfoo dgnnndd f fsofs dogn lgof no osofsosos dlgn gndfns fn d go nd s df fo fo sf

lsfn o sn lsfn sfn n f o so s s fn sossos fnsonfo s f falkñfn sn no dogdodo s g asoosffoonfdd o sfososososososososososososos dgsnssof osofno o d o o n s g n f f d d n f n g o os osf osf godo gdgsfns fn no o fn os sfn d o fn go fns os s f fn

¡Dos ramas en el tronco herido, y una hoja marchita y negra en cada rama!

jd

¿Lloras?...Entre los álamos de oro, n lejos, la sombra del amor te dmfm os f f s n f o aguarda. ofnd os dfleo a osfnssfnn n f ofnsdfjffnnsoosfosn n snfosnfoeneosfnslfneosfosnfs snflossofns -Antonio Machado. ndfoosn fmefnsfo

sm n n s o nosf sfosfn s fosf snsn n o s f n osfns sdfofns sfnsfn snfsnfsnflsofndfnoesofsofsnfsf no fnsofof fnsofnsfn ofnsl fns sfn slffjs fnso s no f f s sl

n

o sf

s

i f mskd nfos fos sln

d

d

o

sldo

s

sldo sldo sldo sldo

slfo sfnsf n sfm sf

sldo


CANCIÓN DE AMOR. Cuando ya nada pido y casi nada espero y apenas puedo nada es cuando más te quiero.

c odanyau

isac

or sead ep iu an q

pa e oodd u nau p y c

san e

c o

nas pe o y apued do uan

es

nadaiepuredo

qu

casi

od eu

cuand o

ya

-José Coronel Urtecho


LA HORA OPORTUNA. Si caso no he conseguido el amor y la fortuna, es porque nunca he podido llegar a la hora oportuna. Porque amar...¡Oh yo sé amar con violencia y pasión y nunca se ha de agotar mi tesoro de emoción! amar oh yo

Yo sé que mi amada existe, por quien mi alma triste; más nunca supe quién es. porque a sus citas amantes acaso he llegado antes o muchos años despúes.

opor

r que

ahora con violencia y

na po tu

-Emilio Carrere. amar oh yo

amar oh yo or q

una po

opor

con violencia y

oport

r que

a hora

hor ue a

con violencia y

tuna p


d

d s a edf y d q a n

ELBA REGINA chúa 11003368 a3

a n do n


Poemario.