Page 40

VENTILACIÓN CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

La contaminación atmosférica consiste en la liberación de sustancias químicas y partículas en la atmósfera alterando su composición y suponiendo un riesgo para la salud de las personas y de los demás seres vivos. Los gases contaminantes del aire más comunes son el monóxido de carbono, el dióxido de azufre, los clorofluorocarbonos y los óxidos de nitrógeno producidos por la industria y por los gases de la combustión de los vehículos. Los fotoquímicos como el ozono y el esmog se aumentan en el aire por los óxidos de nitrógeno e hidrocarburos y reaccionan a la luz solar. Las partículas suspendidas y los contaminantes en el aire se miden por su tamaño en micrómetros, micrones o micra (una unidad de longitud equivalente a una milésima parte de un milímetro). En el caso de la Ciudad de México, se cuenta con más de 40 sitios de monitoreo de la calidad del aire distribuidos en el área metropolitana, comprendiendo demarcaciones del Distrito Federal y la zona conurbada del Estado de México. Estos sitios se conocen como “estaciones de monitoreo de la calidad del aire”, y en la mayoría se utilizan equipos continuos para realizar la medición de los contaminantes criterio requeridos por la normatividad federal: dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono y partículas suspendidas. En algunos de ellos se realizan también mediciones continuas de las principales variables meteorológicas de superficie, incluyendo la radiación solar ultravioleta. En el resto se utilizan equipos manuales para la recolección de muestras de partículas suspendidas y de depósito atmosférico.

CALIDAD DEL AIRE

El aire exterior se compone principalmente de dos elementos, oxígeno O2 y nitrógeno N2, la contaminación de diversos tipos es la responsable de la mala calidad del aire en interiores y a esto en las grandes ciudades se suma la mala calidad del aire exterior, los efectos adversos debidos a esta mala calidad del aire en espacios cerrados afecta a las personas ya que esta demostrado que los habitantes de las grandes ciudades pasan entre el 58 y el 78% de su vida en un ambiente interior que se encuentra altamente contaminado.

38 REFRINOTICIAS AL AIRE

ABRIL 2016

Ventilar es sustituir una porción de aire interior considerado indeseable por su pureza, temperatura, humedad, olor, etc., por otro exterior de mejores condiciones

FIGURA 2 En un espacio donde el aire interior no se renueva los ocupentes sufren con el tiempo de diversos problemas de salud derivados de ello.

En un espacio cerrado el aire inhalado se percibe perfectamente a través de los sentidos, ya que el ser humano es sensible a los efectos olfativos e irritantes de cerca de medio millón de compuestos químicos del aire. El aire es esencial para la existencia de los seres vivos, los humanos exigen, además, unas condiciones que le garanticen la higiene del mismo y un confort adicional. Como es sabido, ventilar es sustituir una porción de aire interior que se considera indeseable por su pureza, temperatura, humedad, olor, etc., por otro exterior de mejores condiciones. Pero si el aire exterior está contaminado como es el caso de la Ciudad de México, será necesario recurrir a depurarlo para retener los elementos contaminantes. Con la crisis del petróleo en 1973, todos los países industrializados establecieron normas para contener el consumo energético, especialmente el de calefacción y refrigeración. Se aumentó el poder aislante de muros y cubiertas y se mejoraron los cierres de puertas y ventanas para evitar las pérdidas por convección. Aparecieron, en suma, los edificios herméticos, dotados de sistemas mecánicos de ventilación. Pero, para contribuir al ahorro de energía, se recicló parte del caudal de aire extraído en porcentajes crecientes hasta llegar a límites exagerados. Además, si las instalaciones no se limpian y desinfectan de forma regular, como es habitual, proliferan la difusión de contaminantes y microorganismos por todo el espacio, por ejemplo una persona que permanece en un espacio cerrado y hermético por un tiempo considerable pensando que de esta manera ha evitado la entrada de aire exterior que considera contaminado, al poco tiempo comenzara a sufrir de alergias, irritaciones, molestias en los ojos y dolor de cabeza (figura 2) debido a que el aire interior no se ha renovado, limpiado y desinfectado de forma regular. El hombre moderno pasa más de las tres cuartas partes de su tiempo dentro de locales cerrados y los factores enumerados tienen consecuencias inmediatas: aumentan las enfermedades alérgicas y pulmonares y crece enormemente la rapidez de difusión de las infecciosas entre los usuarios de un mismo inmueble, sobre todo si disponen de instalación de aire acondicionado. Si los ocupantes que se ven afectados llegan al 20%, se denomina al inmueble “edificio enfermo”.

www.refrinoticias.com

REFRINOTICIAS AL AIRE México, USA & Latinoamérica · ABRIL 2016  
REFRINOTICIAS AL AIRE México, USA & Latinoamérica · ABRIL 2016  

La revista líder y de mayor prestigio en la industria HVACR en México y Latinoamérica desde 1986.