Issuu on Google+

1

Volumen

NORTH STAR REINSURANCE INTERMIEDIARIES INC.

Manual de Reaseguros


NORTH STAR REINSURANCE INTERMEDIARIES INC.

Manual de Reaseguros

™ © NSRI www.nsri-re.com Autor – Pedro Rodriguez – 2007 pedro.rodriguez@nsri-re.com


IndiceGeneral Introducción CAPITULO 1

CAPITULO 3

Definición de Proporción Contratos Proporcionales Contratos no Proporcionales Stop Loss Retención Tendencias de los Contratos Proporcionales y No Proporcionales Las Cuentas de Reaseguro

La Practica del Reaseguro El Reaseguro en la Estructura de la Compañía Aseguradora Función del Depto. de Reaseguros El Programa de Reaseguros Combinaciones Posibles

CAPITULO 4 CAPITULO 2 El Corredor de Reaseguros Definición Gestión Profesional Security Administración Contable Mercados Internacionales Países en Desarrollo

Perspectivas Conclusion


INTRODUCCION HISTORIA Las primeras formas de seguro datan de miles de años antes de la Era Cristiana. Mercaderes chinos diseñaron un sistema para protegerse de las pérdidas de las cargas en sus naves como resultado de las tormentas, piratas y cualquier otra eventualidad que sucediera en sus travesías por el mar. Estos dispersaban sus cargas en diferentes naves con la creencia de que si cualquiera de sus naves fuera destruida no se destruiría la otra y parte de sus mercaderías estarían a salvo. En los años 1600 mercaderes y armadores británicos comenzaron a reunirse en un café con el nombre de Lloyds cerca del puerto de Londres, allí hacían acuerdos para compartir sus ganancias por un viaje como así también de las posibles pérdidas por siniestros. Algunos individuos estaban más dispuestos que otros en arriesgarse de los posibles peligros en estos viajes marítimos. Estos individuos subscribían estos viajes y llegaron a llamarse “suscriptores” Ellos fueron los pioneros de la famosa Asociación Internacional de Seguros, es de decir el Lloyds de Londres, cuyos suscriptores aseguran actualmente casi cualquier riesgo que uno pueda imaginarse, desde las piernas de un jugador famoso de football hasta el lanzamiento de un satélite de comunicaciones, A pesar de que el primer seguro fue diseñado para cubrir mercadería a ser transportada en barcos contra los peligros del mar, los comerciantes comenzaron a reunirse para compartir otras clases de riesgos, incluyendo el riesgo de incendio. La primera compañía de seguros fue fundada en 1697, un año posterior al gran incendio en Londres, el cual destruyó 13.000 viviendas y dejó a unas 100.000 sin hogar. En el nuevo mundo la primera compañía de seguros fue fundada en 1775 por una asociación de comerciantes para cubrirse en caso de incendio que podría destruir los edificios de madera. Esto duró solamente cinco años, Benjamín Franklin fundo Philadelphia Contributionship, esta fundación proveía un seguro de viviendas debido al primer incendio importante en 1752. Esta compañía existe en la actualidad con base en Philadelphia bajo el nombre de Company of North América. Grupos similares luego se fueron formando y a su vez dividiéndose en compañías importantes, tales como Hartford Fire Insurance Company, Aetna Life & Casualty y Traveleres Corporation, todas ellas establecidas en Hartford, Connecticut y que actualmente operan en el mercado estadounidense como así también en diferentes países.

I


EL SEGURO El seguro puede considerarse como un riesgo de juego por el cual individuos y comerciantes se protegen como así también a sus familias y sus propiedades de posibles pérdidas que resulten por eventos imprevisibles, tales como tormentas, incendio, accidentes y enfermedades. La primer regla de juego diseñada hace siglos fue el compartir el riesgo. Para llevar a cabo esta regla muchas personas toman una pequeña pérdida en lugar de asumir una sola pérdida importante. Esta es una idea muy simple, un individuo paga una pequeña suma de dinero, llamado prima, a un agente quien actúa por mandato de una compañía de seguros la cual mantiene la prima del individuo como así también las primas pagadas por miles de otras personas, asegurados. El individuo recibe una póliza de seguros, es decir una promesa de que si al individuo le ocurriera un siniestro, según se define en la póliza, la compañía de seguros pagara por el siniestro. Los fondos se pagaran de la prima pagada por el asegurado, por las primas pagadas por todos los otros individuos asegurados que no tuvieron siniestros y por el dinero de las inversiones por todas las primas recibidas por la compañía de seguros. Aquel individuo que no tuvo siniestros pierde el dinero que pagó por la prima de seguro, pero como dicen los suscriptores “Compraron tranquilidad” Este es un juego para ambos, el cliente y el asegurador. El seguro esta construido sobre la base de que “las pérdidas son pequeñas cuando el riesgo es compartido por muchos”.

II


El Reaseguro Una Compañía de seguros como cualquier firma comercial, asegura aquellos riesgos que no pueda retener. El reaseguro se puede definir como una forma contractual por la que un asegurador, conocido como la Compañía Cedente, transfiere a otro asegurador llamado el Reasegurador, algunos o todos los riesgos incurridos. La Compañía Cedente, también se denomina como Compañía Primaria, Asegurador Directo o Suscriptor Directo. Los Reaseguradores a su vez pueden reasegurar algunas de sus posibles pérdidas que hayan asumido en sus contratos de reaseguro. Esta transacción se denomina Retrocesión y el asegurador o reasegurador a quien el riesgo es transferido es el Retrocesionario. De todas maneras tales acuerdos contractuales mayormente no difieren con un típico acuerdo de reaseguros. En la mayoría de los casos, el reasegurador no asume toda la responsabilidad de la Compañía Cedente. El acuerdo o contrato de reaseguros usualmente requiere que la Compañía Cedente retenga una parte de su responsabilidad por el riesgo asumido. Esta parte es conocida como Retención y puede ser expresada en forma dineraria o como un porcentaje de la suma original asegurada.

Propósito y Función del Reaseguro En principio parecería extraño que una compañía de seguros pasara por todo el problema y gastos en vender una póliza y luego pagar a un reasegurador para relevarlo de algunos o todos los riesgos que esta asumió. Hay varias razones lógicas del porque un asegurador se encuentre en tal posición. Discutiremos en detalles las funciones y los beneficios que el reaseguro ofrece a la Compañía Cedente. 1. Compartir los riesgos y reciprocidad 2. Estabilizar la experiencia siniestral 3. Incrementar la capacidad 4. Protección contra catástrofes 5. Apoyo en el área de suscripción 6. Retiro de un territorio o clase de negocios

III


1

CAPITULO

Definición de Proporción Se refiere al reparto en forma equitativa / proporcional de la Suma Asegurada, Prima y Siniestros entre el Asegurador y Reasegurador. Los contratos proporcionales son reaseguros de riesgos (sumas aseguradas, mientras que los contratos no proporcionales son reaseguros de siniestros) El reaseguro proporcional opera como un coaseguro, porque tanto de la prima como de los siniestros coparticipan. Esta es la característica distintiva de los reaseguros proporcionales. Su gran ventaja es que permite achicar, reducir hasta su verdadera capacidad, las responsabilidades asumidas por los aseguradores. Su gran desventaja es que su naturaleza proporcional, determina que hasta en el caso de siniestros menores, el reasegurador deba contribuir con importes tal vez irrisorios que no representan necesidades financieras reales de la cedente ni desequilibrio en el comportamiento de su masa de riesgos, con el agregado de tareas y costos administrativos que gravan innecesariamente al sistema. A ello debe agregarse el desembolso o cesión de importantes masas de primas que se restan al desenvolvimiento y desarrollo de la empresa. Realmente esta circunstancia constituye una característica negativa de los reaseguros proporcionales, pues en la mayoría de los casos el asegurador cedente recobra importes insignificantes, que de ninguna manera hacían necesaria la contribución del reasegurador, para lograr lo cual ha transferido gran parte de sus ingresos de primas.

1


Contratos Proporcionales A) Cuota Parte (Quota Share –Q/S) B) Excedente

(Surplus)

Podemos definirlos como un compromiso entre la compañía cedente y el reasegurador a ceder y aceptar una participación uniforme en todos los riesgos suscriptos por la compañía hasta cierto límite.

Contratos Cuota Parte La característica que tipifica este tipo de reaseguro, es simplemente el hecho de que la proporción reasegurada es una, única y uniforme para cada operación, cada póliza emitida por el asegurador directo en el ramo de que se trate. Los restantes aspectos de esta forma reaseguradora son comunes a los dos tipos de contratos proporcionales y los trataremos por separado.

Aplicabilidad Este tipo de reaseguro es utilizable en los comienzos de actuación de una empresa aseguradora, que carece de suficiente experiencia técnica y comercial, no cuenta con reservas acumuladas que le proporcionen un respaldo suficiente para intentar retenciones significativas y carece de confiabilidad frente a los reaseguradores por falta de trayectoria en el mercado. Es útil también para el caso de carteras en las que la frecuencia siniestral es muy alta, con baja intensidad, vale decir cuando el problema no radica en la magnitud de los siniestros sino en su cantidad. El sistema resulta aconsejable también en los casos de aseguradores que emprenden un programa de fuerte incremento de su producción en determinado ramo, pues les permite ir aumentando gradualmente su retención de manera de evitar el impacto financiero del crecimiento repentino de su reserva para riesgos en curso. El principal problema que presenta este tipo de reaseguro es que no resulta una herramienta apta para homogeneizar totalmente los valores a riesgos de una cartera, y por lo tanto no logra reducir las fluctuaciones en los resultados del negocio. Los valores a riesgo a cargo de la cedente quedan heterogéneos solo que reducidos a valores menores, pero también resulta disminuido el encaje de primas con lo cual el sistema no mejora globalmente en valores relativos y reduce la dimensión financiera de la entidad. Otro inconveniente está constituido por el trámite administrativo que esta modalidad reaseguradora implica.

2


Ejemplo practico Limite: Retenci贸n Cesi贸n

$ 500.000 20% 80%

Siniestros: Supongamos que los riesgos arriba mencionados han sufrido un siniestro del 50% de la suma asegurada, a continuaci贸n veremos en los cuadros 1 y 2 como recuperamos del reasegurador.

CUADRO 1

Riesgos

A

B

C

D

E

F

Suma 300.000 450.000 150.000 250.000 500.000 650.000 Aseg. Retenci贸n 60.000 90.000 30.000 50.000 100.000 100.000 Cuota 240.000 360.000 120.000 200.000 400.000 400.000 Parte Facultativo 0 0 0 0 0 150.000

CUADRO 2

Siniestros 150.000 225.000 75.000 125.000 250.000 325.000 Cedente Cuota Parte Facultativo Total

30.000 45.000 15.000 25.000 50.000 50.000 120.000 180.000 60.000 100.000 200.000 200.000 0 0 0 0 0 75.000 150.000 225.000 75.000 125.000 250.000 325.000

3


Fijación de la Cuota a Ceder Expuestas las características básicas de un Contrato Cuota Parte pasaremos a analizar como el asegurador debe medir los parámetros del contrato para lograr un límite de retención determinado y una capacidad automática de suscripción suficiente para su desenvolvimiento comercial. Si la compañía ha establecido que su capacidad propia le permite retener hasta una suma determinada y no más, debe negociar un contrato de Cuota Parte cuyos porcentajes y limites determinen como máximo a su cargo el valor elegido y le permitan suscribir hasta el mayor negocio posible. Si una compañía desea tener una capacidad automática en un contrato, igual a dos veces la retención máxima que está dispuesta a afrontar, debe concertar el acuerdo fijando una Cuota del 50%. Si en cambio desea contar con una capacidad de cuatro veces su retención máxima, debe ceder el 75% La formula para el calculo es sencilla n–1 ______ = % de cesión n Siendo n el número de veces la retención máxima elegida, que es necesaria para alcanzar la capacidad deseada, y que se obtiene dividiendo el valor de dicha capacidad para la retención máxima. Si deseamos que nuestro contrato nos dé una capacidad automática de hasta $ 6.000.000 y nuestro deseo es no retener más de $ 1.200.000 el cociente entre estos importes nos dará el valor de n, que en este caso es igual a 5. Aplicando la formula tendríamos 5–1 ________= 80% 5 Vale decir que si retenemos $ 1.200.000 y deseamos una capacidad de $ 6.000.000 debemos efectuar un contrato Cuota Parte del 80%

4


Contratos de Excedentes Podemos definir a un Contrato de Excedentes como un compromiso entre el Asegurador y Reasegurador a ceder y aceptar una participación variable en los riesgos que la cedente desee incluir en los contratos. En este tipo de contrato la retención de la cedente se denomina Pleno. Esta es la característica de este tipo de reaseguro, la cesión es variable, la proporción reasegurada es diferente en cada póliza. Esto es porque se parte del pleno fijado por la compañía cedente, que es un importe en valor absoluto y representa el monto máximo que está dispuesta a afrontar en un siniestro total. Este importe comparado con la suma total asegurada en la respectiva póliza, determina que la cesión revista cierta proporción, determinado porcentaje, sobre el seguro original. Este porcentaje es variable en la medida en que, aunque el pleno fuera uniforme, como las sumas aseguradas son distintas en cada póliza, la proporción resultante cambiante en cada caso. Este tipo de reaseguro es el más comúnmente utilizado tradicionalmente y permite retener totalmente, es decir no reasegurar las pólizas cuya suma asegurada está por debajo del pleno elegido por la compañía cedente para esa clase de riesgo.

Aplicabilidad Este tipo de reaseguro resulta aplicable a carteras ya conformadas y estables, compuestas por riesgos de muy variada dimensión y comportamiento siniestral, en el cual se acentúa la intensidad más que la frecuencia de casos menores. Si el pleno puede fijarse en valores relativamente importantes, el reaseguro de Excedentes resulta útil para llegar a una homogeneización de valores a riesgo, pues por un lado nivela el piso y su límite nivela el techo, con lo cual la retención resulta homogénea. El encaje de primas de la compañía cedente mejora en este caso, pues conserva el caudal de primaje correspondiente a los riesgos por debajo del pleno, de menor valor unitario, pero de mayor número y tal vez más volumen global de primas. Quedan así eliminados del contrato los negocios menores o de mejor calidad, pues la compañía cedente puede seleccionar sin impedimentos que operaciones retiene totalmente o en gran parte, pero no se puede evitar que cuando las pólizas reaseguradas sufran siniestros de poco valor, el reasegurador deba participar aunque no resulte necesario su auxilio. Este tipo de reaseguros permite reasegurar cada riesgo o tipo de riesgos homogéneos en cuanto a calidad y volumen, el asegurador puede determinar que porción del riesgo esta dispuesto a absorber póliza por póliza, lo cual representa una gran ventaja para este y una antiselección para el reasegurador, que se corrige en parte por el limite en el número de plenos.

5


Ejemplo Práctico Pleno Plenos Limite Capacidad

$ 10.000 4 $ 140.000 $ 150.000

Siniestros: Supongamos que los riesgos mencionados en los cuadros 3 y 4, han sufrido siniestros por un 50% de la suma asegurada de cada riesgo, veremos como afecta a la compañía cedente y reasegurador en cada caso. CUADRO 3

Riesgos

A

B

C

D

E

F

Suma 60.000 90.000 50.000 150.000 170.000 20.000 Aseg. Retención 10.000 10.000 10.000 10.000 10.000 10.000 1er 50.000 80.000 40.000 140.000 140.000 10.000 Exced. * 0 0 0 0 20.000 0

* 2ndo Excedente o Facultativo CUADRO 4

Siniestros 30.000 45.000 25.000 75.000 85.000 10.000 Cedente 1er Exced. * Total

5.000 5.000 5.000 5.000 5.000 5.000 25.000 40.000 20.000 70.000 70.000 5.000 0 0 0 0 10.000 0 30.000 45.000 25.000 75.000 85.000 10.000

* 2nd Excedente o Facultativo

Para finalizar debemos agregar que este tipo de reaseguro requiere un control bastante completo de las acumulaciones, que se pueden dar en la masa de riesgos por debajo del pleno, que no se reaseguran y en los cedidos al contrato que se pueden acumular con aquellos inadvertidamente.

6


Contratos No Proporcionales A) Exceso de Pérdida:

Por Riesgo Por Evento Catastrófico

B) Stop Loss Exceso de Pérdida: Se basa en la distribución del siniestro, sin tomar en cuenta las sumas aseguradas. El reasegurador toma a su cargo el monto del siniestro que supere un importe predeterminado a cargo de la cedente (prioridad o deducible), hasta un limite máximo de la cobertura.

Aplicabilidad Desde el punto de vista económico, puede afirmarse que básicamente los reaseguros no proporcionales funcionan para el asegurador directo, de la misma manera que para un asegurado lo hace un seguro cubriendo sus intereses por encima de una franquicia deducible más o menos importante. La gran ventaja de este tipo de reaseguro es que permite limitar el desembolso máximo del asegurador en caso de siniestro, cuando ese desembolso supera el equilibrio financiero de su sistema, pero no lo obliga a coparticipar con su reasegurador en todos y cada uno de los pagos que deba efectuar a sus asegurados, por pequeños que estos sean, como ocurre con los reaseguros proporcionales. Con este tipo de reaseguro se elimina una papelería burocrática contable y engorrosa, con lo cual se reducen costos y se agilizan los procedimientos, sin afectar la protección que necesita el asegurador directo. Esta característica positiva de los reaseguros no proporcionales, en los cuales no existen borderós de cesiones o de siniestros ni cuentas especiales de reaseguro, nos indican de su notorio desarrollo y difusión, cuando las características de las carteras a cubrir permiten su utilización.

Exceso de Pérdida por Riesgo (WXL) El Exceso de Pérdida por riesgo conocido como Exceso de Pérdida Operativo o Cobertura de Trabajo consiste en una cobertura que ampara hasta cierto limite los siniestros individuales a cargo del asegurador directo, cuando superan la prioridad elegida, sin requerirse ninguna condición en cuanto a ser necesaria que el siniestro afecte a más de un riesgo físico para que opere la cobertura reaseguradora. Es decir que si en un mismo acontecimiento afectaran varias pólizas, cada daño se considera un siniestro independiente y se le aplica la prioridad a cargo de asegurador directo. Desde el punto de vista de los valores en juego los contratos de Exceso de Pérdida por Riesgo se caracterizan por el hecho de que el importe de la prioridad debe encontrarse por debajo de la suma asegurada promedio de la cartera protegida, lo cual determina que un daño más o menos importante sufrido por un riesgo que supere ese valor medio, queda amparado. Las ventajas son notorias, pues no existe un papeleo de cesiones, cuentas, etc., el costo es menor y además se evita hacer participar al reasegurador en pagos de siniestros por cifras poco significativas, que no requieren un auxilio financiero, lo cual permite abaratar el costo de la protección. 7


Exceso de Pérdida por Evento Según lo ante dicho la cobertura operativa (WXL) funciona protegiendo los pagos por encima de la prioridad, riesgo por riesgo, por consiguiente, un acontecimiento dañoso que involucre a varios riesgos físicos simultáneamente, significa para el asegurador directo la acumulación de prioridades y consecuentemente una emergencia de caja. En un contrato de Exceso de Pérdida por Evento la prioridad no está fijada por riesgo sino por evento, determinándose claramente en el acuerdo que se entiende por un acontecimiento a los efecto de la cobertura, pues esta definición es de capital importancia para establecer cuantos siniestros individuales deben considerarse originados en una misma causa y establecer así si alcanzan y superan la prioridad y en que medida. La prioridad en el contrato se calcula por acontecimiento. En consecuencia todos los siniestros producidos dentro de las pautas fijadas como riesgo, como periodo de tiempo de ocurrencia y como espacio físico, serán un acontecimiento o evento y se sumaran los daños individuales indemnizables de cada póliza para calcular la prioridad.

Exceso de Pérdida Catastrófico Este tipo de reaseguro, es en realidad aquél cuya prioridad es muy elevada y su cobertura alcanza cifras altísimas y está destinado a proteger daños generados por verdaderas catástrofes, como ser huracanes, terremotos, inundaciones, etc., donde están involucradas cientos de pólizas.

Ejemplo Práctico Limite

$ 200.000

Prioridad

$ 50.000

Capacidad

$ 250.000

Siniestros: Supongamos que 6 pólizas han sufrido siniestros, a continuación veremos en el cuadro 5 como afecta a la compañía cedente y al reasegurador. CUADRO 5

Siniestros Monto Prioridad

A

B

C

D

E

F

200.000 50.000 350.000 250.000 150.000 25.000 50.000 50.000

1er Tramo

150.000

Facultativo

0

50.000

50.000

50.000 25.000

0 200.000 200.000 100.000

0

0 100.000

0

8

0

0


Stop Loss En esta modalidad de cobertura, además denominada reaseguros de “Limitación de Siniestralidad” el reasegurador pagará un determinado porcentaje de la siniestralidad global de la compañía, por sobre una prioridad porcentual (a cargo de la compañía cedente) y hasta un limite determinado. Este tipo de cobertura, se utiliza generalmente para cubrir la cartera de una compañía en ramos como granizo y otros riesgos de la naturaleza, así como aquellos ramos sometidos a grandes oscilaciones de siniestralidad. El precio es generalmente elevado. El objeto del seguro en estos casos es el importe que resulta en un valor absoluto, de calcular la tasa de siniestralidad neta anual de un ramo o de una compañía en su conjunto y compararla con la tasa / prioridad, fijada en el contrato como limite soportable por la compañía aseguradora. Desde un punto de vista técnico la cobertura implica proteger los efectos de una insuficiencia de la prima pura, contenida en la tarifa aplicada por la compañía, a causa de desvíos de la siniestralidad esperada, originados tanto en alteraciones de la coyuntura, en empeoramiento de los riesgos por causas tecnológicas o en la política de suscripción de la entidad. En el contrato se debe expresar la forma de calcular la siniestralidad, este es el factor de comparación para determinarla, los factores generalmente son los siniestros incurridos netos de reaseguros, comparados con las primas ganadas. Así puede establecerse que el contrato cubre los importes que resulten por encima de siniestralidad establecida. Ejemplo: Siniestros incurridos netos _____________________ = Siniestralidad (%) Primas ganadas Siniestros incurridos netos:

$ 470.000

Primas ganadas

$ 630.000

Siniestralidad

74%

En algunos casos, como sucede en áreas que se cubren pedriscos o granizo, el porcentaje de siniestralidad que hace las veces de prioridad, no se calcula tomando como base las primas ganadas sino los capitales asegurados. Para la compañía, la determinación de la tasa de siniestralidad /prioridad está basada en el calculo del porcentaje que sobre las primas representan sus gastos de administración y las comisiones que paga a los intermediarios. La diferencia existente entre la suma de estas tasas y el 100%, marca el límite de la siniestralidad soportable, sin sufrir un resultado negativo en sus cuentas. En ese punto se debe fijar el valor de su prioridad porcentual en este tipo de reaseguros. Si la siniestralidad supera ese nivel: pierde, lo cual evita con esta cobertura, que es difícil encontrar una oferta franca de Stop Loss en el mercado internacional.

9


Ejemplo PrĂĄctico Limite

50% de siniestralidad

Prioridad

90% de siniestralidad

Capacidad

140% de siniestralidad

Siniestros: En el siguiente cuadro podremos observar como se recuperan los siniestros. (Las cifras estĂĄn expresadas en porcentajes)

CUADRO 6

A

AĂąo

B

C

D

E

F

Siniestralidad

60

110

100

170

70

80

Prioridad

90

90

90

90

90

90

140

140

140

140

140

140

0

20

10

50

0

0

0

0

0

30

0

0

Limite del Stop Loss A cargo Reasegurador A cargo de la cedente

del

10


Retención Uno de los problemas más complejos y difíciles que afronta la operatoria aseguradora es determinar el monto hasta el cual un asegurador está en condiciones de hacer frente a los siniestros que se produzcan, sin afectar el equilibrio económico y financiero de la masa de riesgos que ha asumido y administra. La fijación en cada póliza, en cada acontecimiento, en cada ramo, del límite de la capacidad propia del asegurador para afrontar compromisos siniestrales, constituye el punto clave del funcionamiento solvente del sistema asegurador y por ende, el éxito empresario de cada entidad aseguradora en particular. Sin una política correcta de retenciones, de nada servirá ningún programa de reaseguros, por mejor elaborado contractualmente que este sea. De dos campos diferentes provienen los factores habituales a tenerse en cuenta: Elementos técnicos Elementos patrimoniales y financieros Desde el punto de vista Técnico, el factor fundamental esta constituido por la conformación de la cartera del respectivo ramo, tanto desde un enfoque cuantitativo como cualitativo. Los factores a ser considerados son: 9

Volumen de las primas del ramo respectivo

9

Cantidad de riesgos físicos

9

Dimensión de los riesgos (sumas aseguradas)

9

Calidad de los riesgos

9

Vinculación física o jurídica de los riesgos

Con respecto a los Elementos financieros pueden ser analizados partiendo de tres pautas diferentes: 1) La relación que existe entre el volumen total de primas del ramo y el pleno elegido como monto máximo a afrontar por acontecimiento en el caso de una perdida total. 2) La comparación del pleno máximo por evento, con el Patrimonio Neto del asegurador (Activo menos Pasivo contra terceros) 3) La relación existente entre la retención a elegir y los fondos líquidos disponibles, representados por las disponibilidades y los valores de realización inmediata con que cuenta la compañía.

11


Retención En la práctica en general se maneja dentro de los siguientes coeficientes para determinar el monto al que podría alcanzar la retención máxima por evento. 1% al 5% del Patrimonio Neto 1% al 10% del volumen de primas retenidas por ramo 20% de los fondos líquidos disponibles

El Análisis de la Cartera El análisis de la cartera abarca dos aspectos fundamentales:

En primer lugar tenemos que identificar el perfil de la cartera cubriendo la composición cuantitativa y cualitativa, para determinar el punto de partida sobre el cual se deberá actuar.

En segundo término debemos establecer el perfil de siniestros de la masa de riesgos. Con respecto al perfil de la cartera, es el primer paso que debe dar un asegurador para poder establecer una política de retenciones y adoptar un programa de reaseguros, es determinar las características de la cartera correspondiente a cada ramo y su comportamiento. Con respecto al perfil de siniestros, el análisis de la experiencia estadística resulta de capital importancia, pero presenta algunas dificultades que son necesarias superar, conviniendo claramente con los reaseguradores el procedimiento a seguir. Un sistema podría consistir en el seguimiento siniestral de cada conjunto de riesgos incluidos en sus respectivos rangos.

12


Tendencias de los Contratos Proporcionales y No proporcionales Tanto el reaseguro proporcional como el no proporcional tienen por objeto “cortar” las probables puntas de los siniestros de tal modo que éstos sean soportables para la retención de la compañía cedente. Dicho de otra manera, el reaseguro debe equilibrar las fluctuaciones en la siniestralidad a cargo de la compañía, en el caso de que ella misma no pueda lograrlo dentro del ejercicio. La forma de obtener este objetivo con un reaseguro proporcional es diferente a como se logra con un reaseguro no proporcional por ser diferente el reparto de los siniestros y de los compromisos de una cartera. Una cartera puede estar sometida a desequilibrios en su comportamiento siniestral principalmente por las siguientes causas: 1) Siniestros grandes 2) Aumento de la frecuencia siniestral 3) Modificaciones del riesgo por factores externos 4) Errores en la apreciación de los riesgos 5) Cúmulo de siniestros por evento Analicemos someramente la influencia de las dos formas de reaseguro sobre las causas indicadas. 1) Siniestros grandes – Tanto los reaseguros proporcionales en excedentes como el no proporcional operativo equilibrarán las desviaciones en la siniestralidad ocasionada por grandes siniestros. 2) Aumento de la frecuencia siniestral – El incremento en la frecuencia será sufragado por el reaseguro proporcional, sobre todo en el reaseguro de Cuota Parte. El reaseguro no proporcional se hace cargo de tales fluctuaciones solo en la medida en que sobrepasen la prioridad o deducible 3) Modificaciones del riesgo por factores externos a) Modificaciones en la siniestralidad inducidas por el mercado afectan a la prima técnica pura y repercute generalmente cuando solo hay siniestros pequeños y medianos. En este caso el reaseguro proporcional con la adecuada combinación de un Cuota Parte y Excedente se presta más que el no proporcional para obtener un equilibrio a largo plazo. b) Modificaciones en la siniestralidad derivadas de otros factores como los económicos y los tecnológicos, que también producirán un incremento de la frecuencia siniestral y no tanto del monto promedio, encontrándonos en el mismo caso mencionado.

13


Tendencias de los Contratos Proporcionales y no Proporcionales 4) Errores en la apreciación de los riesgos – Finalmente, los errores de la cedente en la apreciación y suscripción de los riesgos o en el calculo de las primas nos lleva a la famosa discusión sobre la cláusula de Comunidad de Suerte en el negocio, dicha cláusula se encuentra presente en el reaseguro proporcional, pero no se incluye en el caso del reaseguro no proporcional. Desde el punto de vista del reasegurador deseamos añadir el aspecto de que en el reaseguro no proporcional se espera un equilibrio a corto plazo entre primas y siniestros, por lo que en caso de una cotización resulte insuficiente, se tenderá a corregir, independientemente de la prima original, lo mas rápidamente posible, lo que para el reasegurador significa un financiamiento a corto plazo y una sorpresa con motivo de las renovaciones. Por el contrario el reaseguro proporcional está concebido como un financiamiento a largo plazo. Normalmente el asegurador no modificará sus condiciones a corto plazo, pues tiene a su favor la comunidad de la suerte y la participación en el negocio en general, el reasegurador espera que la compañía cedente reembolse las posibles pérdidas, en los años con buenos resultados contribuyendo al equilibrio a largo plazo. 5) Cúmulo de siniestros por evento – Solamente el no proporcional en su figura de exceso de perdida catastrófico es capaz de brindar la cobertura adecuada.

Conclusión Es difícil contestar a la pregunta de que forma de reaseguro, proporcional o no proporcional es más ventajoso para un asegurador directo. Ambas formas tienden a conseguir el equilibrio de las desviaciones de los resultados y protegen de forma diferente. Dependerá de cada caso en particular y de lo que en definitiva requiere el asegurador del reasegurador. Cada forma de reaseguro ofrece protección contra determinados factores que influyen en la siniestralidad; siniestros grandes, medianos y pequeños, cúmulo de siniestros en un evento. En ninguna cartera se producen desviaciones solo por uno de los factores sino que más bien por todos ellos, por lo que en general se realiza una combinación de distintas formas de coberturas. Un programa combinado de diferentes coberturas puede llegar a tener un precio algo mayor, pero reduce el peligro de las fluctuaciones tanto en el monto como en la frecuencia del neto de la compañía y ofrece, según nuestra experiencia, una mayor continuidad de la cobertura de reaseguro.

14


Las Cuentas de Reaseguro Definiciones Cuenta Informe que emite la compañía cedente en cumplimiento de las condiciones contractuales.

Tipos de Cuentas Cuenta Corriente Cuenta de Ganancias y Pérdidas

Cuenta Corriente Es el medio por el cual la compañía cedente en forma trimestral o semestral o con la frecuencia que se acuerde, informe al reasegurador sobre: • • • • • • • • •

Primas Cedidas Comisiones de Reaseguro Impuestos Reservas retenidas Reservas liberadas Intereses sobre Reservas Siniestros pagados a cargo del reasegurador Recuperos Saldos Adeudaos

Cuenta de Ganancias y Pérdidas Es un balance de ingresos y egresos para llegar a determinar si finalmente, si en el periodo que se considera, usualmente un año, el contrato ha dado una ganancia al reasegurador o por el contrario ha rendido una pérdida.

15


Componentes de las Cuentas Primas Son las primas cedidas al reasegurador en el periodo según las cuentas respectivas, netas de anulaciones y devoluciones con posterioridad a su cesión. Comisión Es el porcentaje sobre las primas cedidas, que en el contrato se estipula como contribución del reasegurador a los gastos de adquisición y administración de la compañía cedente. Comisión Adicional Es aquel porcentaje que la compañía cedente recibe de su reasegurador cuando la siniestralidad no ha sobrepasado un porcentaje determinado. Impuestos Son los importes que según la legislación de cada país gravan los importes que se transfieren al exterior en concepto de primas y que la compañía cedente paga por cuenta del reasegurador y debe recuperar de este. Participación en las Utilidades Es la suma que el reasegurador debe pagar a la compañía cedente, como porcentaje de la utilidad que anualmente arroje el contrato, si así fuera establecido en el contrato. Depósitos de Reservas en Garantía Es el porcentaje sobre las primas cedidas, estipulado en el contrato en concepto de Reserva para Riesgos en Curso, que retiene la compañía cedente como garantía del cumplimiento de las obligaciones del reasegurador. Además en algunos casos puede estar constituido por el total de la Reserva para Siniestros Pendientes a cargo del reasegurador. Depósitos Liberados Importe del Depósito de Reservas en Garantía constituido en la cuenta inmediata anterior que se libera devolviéndose al reasegurador, generalmente en forma anual. Intereses sobre las Reservas en Garantía Importe que corresponde a la tasa de interés pactada en el contrato, para remunerar al reasegurador por la inmovilización de los fondos retenidos como garantía por la compañía cedente.

16


Componentes de las Cuentas

Siniestros pagados Corresponde a los importes recuperados del reasegurador por la parte a su cargo de los siniestros abonados por la compañía cedente, según las respectivas cuentas del período, netos de los recuperos logrados, sin incluir los siniestros de pago al contado. Cuentas de Ganancias y Pérdidas Las cuentas de Ganancias y Pérdidas deben establecerse en el contrato y son usualmente enviadas al reasegurador al final del cuarto trimestre y sus componentes son los siguientes: Ingresos a) Primas cedidas en el año netas de anulaciones b) Reserva para Riesgos en Curso del año anterior c) Reserva de Siniestros Pendientes del año anterior Egresos a) Siniestros pagados b) Comisiones, Comisiones Adicionales e impuestos sobre primas c) Reserva para Riesgos en Curso del año d) Reserva para Siniestros Pendientes del año e) Gastos de administración del reasegurador convenidos en el contrato f) Pérdida de la Cuenta del año anterior, hasta su extinción

17


Burning Cost Definición El sistema de cálculo de la prima de reaseguro de reaseguro de Exceso de Pérdida, conocido como “burning cost” parte del análisis del comportamiento siniestral de la cartera a proteger durante un período establecido. El método más sencillo consiste en comparar simplemente primas ganadas con siniestros incurridos. Esta comparación arroja como resultado una tasa de siniestralidad promedio, la cual si se aplica sobre las primas directas retenidas por la compañía cedente teóricamente permitiría recaudar un importe suficiente como para pagar los siniestros esperados a cargo del reasegurador.

Ejemplo de Burning Cost Contrato de Exceso de Pérdida Automotores – Ajuste 2001 Datos Históricos Programa de Exceso de Perdida $ 60.000 exceso de $ 3.500 EPI – Año 2000 $ 4.500.000 Tasa Mínima 3% Máxima 6% Factor de Ajuste: 100/80 Prima Mínima y de Deposito $ 121.500 Siniestros incurridos que afectaron a la protección A cargo de la compañía cedente A cargo del reasegurador Calculo de Tasas Finales

$ 171.000 $ 146.500

Prima emitida: Siniestros a cargo del reasegurador

$ 4.600.000 $ 146.500

Burning Cost Puro

146.500 = 3.18 4.600.000

Burning Cost Ajustado

146.500 = 183.125 0.80 183.125 = 3.98% 4.600.000

18


Ejemplo de Burning Cost TambiĂŠn se puede obtener

Burning Cost Puro Factor de Ajuste

3.18 = 3.98% 0.80

Ajuste Anual Prima emitida $ 4.500.000 x Burning Cost Ajustado 3.98% = Prima MĂ­nima y de Deposito A favor del reasegurador

$ 183.080 $ 121.500 $ 61.580

Resumen Resultado del Contrato Prima cobrada Siniestros pagados Saldo a favor del Reasegurador PĂŠrdida para la cedente

19

$ 183.080 $ 146.500 $ 36.580 ======== $ 36.500


2

CAPITULO

El Corredor de Reaseguros Definición El rol de un Corredor de Reaseguros ha sido descrito como: “... Aconsejar profesionalmente a su cliente respecto del mejor tipo de programa de reaseguro, retenciones y capacidad adecuada, basado en su experiencia y conocimiento de disponibilidad de mercados seguros y precios o términos competitivos...” “... Al actuar el corredor como consejero de la compañía cedente, debe conocer en forma suficiente los negocios de la misma incluyendo las condiciones bajo las cuales opera, para suministrar a los reaseguradores todos los hechos que ellos requieren y poder entonces suscribir los riesgos que el corredor les está ofreciendo. En otras palabras, el corredor debe conocer sus mercados desde el punto de vista tanto del asegurador cedente como del reasegurador...” “... Una parte importante del rol del corredor es llenar el vacío de información entre la compañía cedente y el reasegurador. Con tiempo suficiente y con esfuerzo, sin duda ambas partes podrían descubrir por si solas lo que necesitan saber, pero a menudo un corredor puede cumplir con esa necesidad de manera eficiente. Por ejemplo, mientras que un corredor en el curso normal de sus negocios seguramente conoce cualquier nueva evolución acerca de tipos de coberturas de reaseguro, métodos de tasación, procedimientos administrativos, etc., un asegurador cedente, quien carece de ese contacto continuo con los mercados de reaseguro en todo el mundo, tendría que hacer un esfuerzo especial y considerable para estar tan bien informado como el corredor...” “... Los corredores dan cierto grado de flexibilidad a los mercados de reaseguros que de otra manera seria difícil de lograr sus amplios contactos de mercado, a menudo a nivel mundial, pueden ser particularmente beneficiosos cuando se requiere colocar rápidamente una suma sustancial de reaseguro facultativo, o bien, se requiere una cobertura para riegos diferentes, tales como riesgos nuevos o sofisticados, o para riesgos muy voluminosos que necesitan la movilización de la capacidad del mercado a escala internacional. Los beneficios de su conocimiento y practica también se extienden al manejo de los riesgos más comunes...”

20


El Reaseguro a través de un Corredor Ventajas •

Carácter Internacional del reaseguro

Presencia de origen y destino

Varios mercados – acceso a los mismos

Un idioma de mercado

Experiencia y Especialización

Peso de cartera

Nuevos mercados

Cabe destacar que hay ciertos riesgos que únicamente se pueden colocar a través de Corredores de Reaseguro – Principalmente en grandes riesgos que necesitan una capacidad que no se puede obtener con un solo reasegurador y en un solo mercado.

Los aspectos más salientes de los Corredores o Intermediarios de Reaseguros •

Cotizar

Colocar

Administrar

Crear

Muchas veces los Corredores o Intermediarios de Reaseguro comparten las colocaciones con otros corredores. Esto sucede cuando estos no poseen la capacidad o el mercado necesario para cierto tipo de riesgos.

21


Gestión Profesional del Corredor Ejemplo de una colocación Facultativa • • • •

Oferta Obtención de información de suscripción Preparación de Slips Selección de Mercados Lloyds Compañías de Londres Europa USA Otros

• • • •

Estrategia de ingreso al mercado Necesidad de obtener un líder Avance de la colocación Confirmaciones parciales de cobertura

Algunos problemas comunes • • • • •

Capacidad Bloqueo de mercado Distinta o falta de información Desequilibrio de la orden Plazos de trabajo Cotizar Colocar Precio Calidad del riesgo Tamaño Inclusiones complicadas Sabotaje, terrorismo, etc.

22


Security Responsabilidad del Corredor Solvencia Responsabilidad Moral Ética Comercial Comités de “Security” Contadores Abogados Auditores Corredores Categorías Publicaciones Especializadas Que se analiza en el seno de un Security Committee” Calidad y reputación del personal jerárquico del reasegurador Aptitudes Técnicas y Administrativas Antecedentes contables del reasegurador Análisis de tendencias Crecimiento de primas Utilidades y Pérdidas de Suscripción Activos de la empresa reaseguradora Reservas Técnicas Margen de Solvencia Cambios recientes en las primas suscriptas Reaseguros cedidos contra primas netas suscriptas Tasa combinada de siniestralidad Reservas técnicas – fondos de accionistas con relación a las primas netas País de origen del reasegurador Es un derecho inalienable de la compañía cedente aceptar o rechazar a un reasegurador presentado por un corredor de reaseguros, si este no cumpliera con los requisitos esperados. No todas las compañías cedentes pueden desarrollar un Comité de Analices de Seguridad y de hecho tampoco lo hacen todos los corredores. Debemos tomar mayor conciencia del aspecto “Security”, exigir la mayor cantidad de datos y apoyarse sobre estructuras sólidas a los efectos de no encontrarnos con sorpresas después de haber efectuado una colocación de reaseguros, ya sean en negocios facultativos como en los contratos.

23


Security La elección de un Reasegurador • • • • •

Solvencia Patrimonial Estabilidad Monetaria – Sin restricciones en remesas de divisas Inflación Controlada Pagos de Saldos y Siniestros dentro de los plazos convenidos Personal Directivo y Ejecutivo confiables

La Aceptación de una Compañía Cedente • • • • • •

Todos los anteriores Cuentas remitidas con prontitud Baja o moderada de Riesgos Catastróficos Buena experiencia propia con empresas y mercados de la misma región Impuestos razonables Política de Retención de Reservas – Riesgos en Curso – Siniestros Pendientes

24


Administración Contable Procesamiento de Cuentas Distintos mercados, distintas compañías cedentes, equivalen a distintos métodos de confección de cuentas Los reaseguradores a su vez poseen modalidades y exigencias propias en materia de cuentas El corredor actúa como procesador universalmente del sistema Cada Corredor también tiene un sistema (computarización, etc.) Pagos de primas (60, 90, 120 días) Procesamiento y Cobranza de siniestros Informes preliminares de siniestros Tramite personalizado Tramite por correspondencia Aprobación del líder Cláusulas de Cooperación – Control de Reclamos Aprobación y envío de cuentas y pagos a los reaseguradores

Conclusión Los Corredores de Reaseguros desarrollan una actividad profesional, ya que participan desde la creación de la cobertura hasta su vencimiento natural. Una vez determinadas las necesidades de la compañía cedente, en la mayoría de los grandes riesgos, es la gestión del Corredor de Reaseguros y el apoyo que obtenga en el mercado, es el que determina las condiciones del seguro original El Corredor de Reaseguros es una estructura de servicios, ofreciendo estructuraciones de programas de reaseguros, cotizaciones, colocaciones, y administración de las coberturas efectuadas. La gama de servicios que debe prestar un Corredor de Reaseguros es tan variada, que solo individuos o empresas dotadas de una estructura razonable pueden en la actualidad cumplir con los requerimientos del mundo moderno del reaseguro.

25


Mercados Internacionales Componentes de los Mercados Internacionales Mercados Tradicionales Londres Continente Europeo U.S.A. Mercados no Tradicionales Fringe Market Oficinas de Contacto Países en Desarrollo Circunstanciales Bolsas (Exchanges) Mercados Especializados Petróleo Guerra Aviación P. and I. Nuclear R. C. Profesional Crédito Mercado de Londres Lloyd’s Reaseguradoras Británicas Sucursales de Entidades no Británicas El Mercado Continental Alemania Suiza Francia Países Nórdicos Países Bajos Italia Formas de Acceso Directa Corredores Agentes de Suscripción

26


Países en Desarrollo El Reaseguro en América Latina Como fuente de Negocios Ventajas

Baja concentración de Riesgos Industriales Buena siniestralidad en general Continuidad de Resultados Positivos Razonable nivel de Preparación Técnica Idioma Existencia de Corredores de Reaseguros Latinoamericanos

Problemas

Potencial de Catástrofe en varios países (Riesgos de la naturaleza) Escasez de Estadísticas Dificultad en Remesas de Saldos (Controles de Cambio, Escasez de Divisas) Inestabilidad Monetaria Desequilibrio de Carteras

Perspectivas Pocos reaseguradores en actividad, lo que permite mantener y expandir la cartera Potencial ilimitado de crecimiento de mercados Condiciones de mejores condiciones en la medida en que se vayan resolviendo los problemas económicos

Como Aceptante de Negocios Ventajas

Idioma En algunos países, posibilidades de manejarse con Dólar Convenio Mejores posibilidades de Contactos Personales Existencia de Corredores de Reaseguros Latinoamericanos

Problemas

Frecuente Insuficiencia Patrimonial Dificultades en remesas de Saldos en Monedas Duras Escasa Capacidad relativa de Aceptación

Perspectivas Posibles Aumento de Capacidad y Actividad de existir estímulos del Estado, Interés de Varios Mercados por tener presencia constante en mercados regionales

27


3

CAPITULO

El Reaseguro en la Estructura de la Compañía Aseguradora Un primer aspecto a considerar está constituido por la ubicación dentro de la empresa aseguradora, de las funciones y responsabilidades propias de la actividad. Existen dos posibilidades, según el sistema de organización interna por la empresa aseguradora. Si la compañía está organizada departamentalmente por ramo, cada sector técnico (Automotores, Incendio, Transporte, Robo, etc.) deberá contar con una división dedicada al reaseguro de ese ramo, Si la compañía está organizada funcionalmente por proceso, la suscripción, emisión, siniestros, etc., deberá agregarse con igual rango jerárquico un sector de reaseguros, que se ocupará del reaseguro de todos los ramos. En ambos casos la tarea quedará bajo la responsabilidad de gerencia técnica de la empresa. De todas manera, cualquiera fuera el organigrama funcional o departamental, el sector de reaseguros por ramo o por compañía, deberá responsabilizarse del diseño y ejecución de la política de reaseguros a favor de la empresa. Como el reaseguro representa un papel de primer orden dentro de la operatoria aseguradora, constituyéndose en condición necesaria de su desenvolvimiento y desarrollo, fácil es deducir la importancia que este sector debe revestir dentro de la compañía.

28


Función del Depto. De Reaseguros Una tarea compleja toca desempeñar al sector responsable del reaseguro, pues le corresponde diseñar fundamentalmente la política a seguir en cada ramo y en conjunto respecto de este importante tema, que implica aspectos financieros, económicos y técnicos. Ante todo debe realizar un detallado análisis de perfil de cartera de cada ramo y sus comportamientos siniestrales, para determinar el punto de equilibrio del sistema y a partir de allí proyectar el programa de reaseguros adecuado. Esa tarea debe necesariamente cumplirse en directo contacto con la dirección superior de la empresa, pues la política de reaseguros está ligada a la política general de suscripción de negocios y la estrategia comercial que la compañía aseguradora desarrolle. Un programa de reaseguros es valido dentro del marco de determinado esquema operativo, que el Departamento de Reaseguros debe conocer a fondo y más aun, debe ayudar a fijar a través de señalar las pautas dentro de las cuales la compañía aseguradora debe actuar, en función de los compromisos asumidos en sus contratos o la capacidad que estos le brindan y las limitaciones que la afectan. El esquema operativo a tenerse en cuenta para formular el programa de reaseguros no puede ser variado, no solo en cumplimiento del principio de buena fe a observar con el reasegurador, sino en el propio interés de la compañía que al variar su política de aceptación de riesgos se puede encontrar enfrentada a afrontar pérdidas no amparadas por los reaseguros contratados en relación con otro contrato. El enfrentamiento entre el sector de reaseguros y el sector comercial es inevitable, pero la vida de la empresa depende de que el responsable del sector técnico tenga la última palabra.

29


El Programa de Reaseguros La contratación de reaseguros pasivos no puede ser una tarea accidental o individual, solucionando uno a uno los problemas que se vayan presentado en el desenvolvimiento operativo de una compañía de seguros. La importancia capital del tema requiere la formulación de un programa integral de reaseguros, determinando por ramo las necesidades de capacidad y conveniencias de protección, el diseño de las coberturas a convenir, los límites necesarios, y las posibilidades financieras de la compañía. A partir de este diagnóstico debe diseñarse el programa y luego encauzar las negociaciones a través de corredores de reaseguros o por contacto directo con los reaseguradores, a los efectos de llegar a la concertación de los contratos requeridos. El programa a estructurar necesariamente representará una combinación de coberturas reaseguradoras, proporcionales y no proporcionales que en su interacción brinde el equilibrio adecuado al comportamiento de las carteras de la compañía aseguradora y sea adaptado a su disponibilidad financiera.

Combinaciones Posibles Es muy amplia la gama de posibilidades que se presenta en cuanto al tipo de reaseguro a elegir o combinaciones posibles a considerar. Por ejemplo con un contrato de Cuota Parte simplemente se reduce el volumen del negocio, tanto en lo que hace a siniestros como en lo que respecta a primas, pero los desequilibrios permanecen intactos. Esta circunstancia determina que si se opta por un reaseguro en Cuota Parte, resulte necesario fijar un limite no muy elevado y por encima de este contratar un reaseguro de Excedentes o Exceso de Pérdida. En esta forma, gran parte de los siniestros parciales y la mayoría de las pérdidas totales, quedarían protegidas, como así también las acumulaciones. Otra posibilidad conveniente, sería eliminar el contrato en Cuota Parte y efectuar un contrato de Excedentes y proteger la retención con un contrato de Exceso de Pérdida. Si el asegurador posee buena tecnología de suscripción del negocio y si lo aconsejara el perfil y comportamiento de la cartera se podría concertar directamente un contrato de Exceso de Perdida. Con esta modalidad la compañía cedente absorbería las frecuencias siniestrales, quedándose con el total de las primas. En todos los casos y por encima de todos los reaseguros contratados, puede obtenerse un contrato de Stop Loss que ampare los resultados netos anuales del ramo. 30


Combinaciones Posibles

Ejemplos

Los datos son los siguientes: Suma Asegurada Retención

$ 5.000.000 $ 500.000

Ejemplo 1 – Facultativo Proporcional Suma Asegurada Retención Reasegurador A Reasegurador B

$ 5.000.000 $ 500.000 $ 2.500.000 (50%) $ 2.000.000 (40%)

Reasegurador B

Reasegurador A

Compañía Cedente Retención

$ 2.000.000 (40%)

$ 2.500.000 (60%)

$ 500.000

Ejemplo 2 – Facultativo No Proporcional Suma Asegurada Prioridad

$ 5.000.000 $ 500.000

Facultativo Exceso de Pérdida $ 4.500.000 Reasegurador A 60%

Reasegurador B 40%

Prioridad Compañía Cedente $ 500.000

El grafico nos muestra: Facultativo en XL $ 4.500.000 XS de $ 500.000 En este caso no podríamos repartir la prima directa por tratarse de una cobertura en Exceso de Pérdida (XL) El asegurador pagará por la protección comprada y conservará la totalidad de la prima directa.

31


Combinaciones Posibles – Ejemplos Ejemplo 3 – Facultativo No Proporcional “parte de” Esta posibilidad teórica está compuesta por la colocación del reaseguro facultativo bajo la forma denominada “parte de” para que sea operativo el riesgo debe estar incluido en un contrato, pero lo incluimos para facilitar su comprensión. Suma Asegurada Retención Proporcional

$ 5.000.000 $ 500.000 (10%)

Facultativo Exceso de Pérdida $ 4.500.000 Exceso de $ 50.000 parte de $ 5.000.000

Compañía Decente Retención $ 500.000

Prioridad de la Compaña Cedente $ 50.000

90%

10%

El grafico nos muestra: Si necesitamos colocar $ 4.500.000 en un contrato facultativo de Exceso de Pérdida (XL) y con una prioridad de $ 50.000 la cobertura se expresaría de la siguiente manera. Facultativo en Exceso de Pérdida $ 4.450.000 exceso de $ 50.000 parte de $ 5.000.000. Ejemplo 4 – Contrato y Facultativo Proporcionales Suma Asegurada Limite del Contrato

$ 5.000.000 $ 4.000.000

Cesión al Contrato $ 4.000.000 (80%) Retención $ 500.000 (10%) Reaseguro Facultativo $ 500.000 (10%)

Facultativo Proporcional $ 500.000

Contrato Proporcional $ 4.000.000

Retención de ka Cia. Cedente $ 500.000

10%

80$

10% 90% Contrato

32


Combinaciones Posibles - Ejemplos Ejemplo 5 – Contrato Proporcional y Facultativo No Proporcional Alternativa 1 Suma Asegurada Limite del Contrato Retención

$ 5.000.000 $ 4.000.000 $ 1.000.000

Contrato Proporcional $ 4.000.000

Facultativo Exceso de Pérdida $ 500.000 XS de $ 5.00.000 ______ __________________________ Prioridad $ 500.000

80%

Retención Protegida 20%

En esta alternativa la retención de la compañía cedente se ha aumentado y este aumento se ha cubierto con un reaseguro Facultativo en Exceso de Pérdida (XL), tomando la retención original como parte de la prioridad. Cesión al Contrato $ 4.000.000 – Facultativo XL $ 500.000 XS de $ 500.000 (Prioridad)

Alternativa 2 Retención en el Contrato Excedente a colocar en el XL Prioridad del XL sobre el Excedente

Facultativo Exceso de Pérdida $ 480.000 Exceso $ 20.000 parte de $ 5.000.000

$ 500.000 (10%) $ 500.000 $ 20.000

Contrato Proporcional $ 4.000.000

Compañía Cedente Retención $ 500.000

80%

10%

Prioridad $ 20.000 10%

En este cuadro nos muestra – Facultativo en XL $ 480.000 XS de $ 20.000 “parte de” $ 5.000.000

33


Combinaciones Posibles – Ejemplos Ejemplo 6 – Contrato No Proporcional y Facultativo Proporcional Suma Asegurada Prioridad del Contrato XL

$ 5.000.000 $ 500.000

Contrato en Exceso de Pérdida $ 4.000.000 Exceso de $ 500.000 Facultativo Proporcional $ 500.000

Compañía Cedente Prioridad $ 500.000

10%

90%

Limite del Contrato XL $ 4.000.000 XS de $ 500.000 – Facultativo Proporcional $ 500.000 (10%)

Ejemplo 7 – Contrato No Proporcional y Contrato Proporcional Suma Asegurada $ 5.000.000 Contrato de Exceso de Pérdida $ 4.000.000 Prioridad del Contrato XL $ 1.000.000 Contrato Proporcional $ 800.000 (80%) Retención Proporcional $ 200.000 (20%)

Compañía Cedente Prioridad $ 1.000.000 Contrato No Proporcional $ $ 4.000.000 XS $ 1.000.000 Participación en el Contrato Proporcional $ 200.000 (20%)

El cuadro quedaría $.4.000.000 XS $ 1.000.000 (prioridad) y esta se cubriría con un Contrato Cuota Parte (80% /20%)

34


Perspectivas Hemos llegado al punto crucial de nuestra exposición, y es ahora donde comienza el desafío. Existen distintos enfoques posibles y he escogido el análisis de la relación asegurador / reasegurador y las líneas básicas que deberían seguirse, desde mi humilde punto de vista, para el beneficio común. Como premisa fundamental, no debemos olvidar que la necesidad de reaseguro aparece en el momento en que un asegurador necesita transferir parte del riesgo que ha asumido, ya sea porque sus características no se adaptan al tipo de riesgo que desea suscribir o bien porque este excede su capacidad financiera. Esta sencilla definición enmarca la función fundamental del reaseguro, disminución del riesgo técnico, pero existen otras de similar importancia como ser la constitución de capital propio y el acceso a nuevos servicios y prestaciones. Las compañías cedentes no deberían ver al reasegurador solamente como un “Protector”, sino como un socio activo y comprometido con el desarrollo de sus operaciones. La relación debe basarse como un principio esencial y aunque puede parecer obvio señalarlo, es la vocación de trabajar juntos estableciendo compromisos de relación por largos períodos. Esto implica que ambos deberán desarrollar las estrategias de actuación en el corto, mediano y largo plazo y acordar los programas de reaseguro en función de las necesidades. Como podrán apreciar he puesto énfasis en el concepto de estabilidad en las relaciones, pues últimamente se observa un debilitamiento del concepto tradicional del reasegurador como asociado a la aseguradora por tiempos prolongados, por lo se requiere una voluntad de cooperación en su más amplio sentido. El servicio del reasegurador tiene que estar bien definido por este y bien entendido por el asegurador, para que pueda utilizarse en forma realista. La base técnica del programa debe permitir dar respuestas satisfactorias y originales a las necesidades cada vez mas sofisticadas de las aseguradoras. Debe tener flexibilidad para introducir en su momento modificaciones y adaptaciones que no alteren o desequilibren a la empresa, así como definir con precisión los negocios que se canalizarán, así como las coberturas y exclusiones. En cuanto al “precio”, factor importante en todas las actividades, el costo del reaseguro debe estar encuadrado como un costo Técnico y nunca como un Gasto Operativo. En muchas ocasiones de esta confusión nacen conflictos, y el malentendido bastante corriente en los aseguradores que consiste en considerar el reaseguro como un centro de beneficio propio. En cuanto a las condiciones de los contratos proporcionales, y en lo que compete al ámbito de Latinoamérica, donde se está generando un acelerado proceso de desregulación, el deterioro de los términos originales en el seguro directo ha provocado un aumento progresivo de siniestralidad y los márgenes de contribución en el reaseguro proporcional, tan sensible a esos cambios, también se vieron sumamente afectados.

35


Perspectiva En los esquemas de protección con los contratos no proporcionales se observa que a pesar de poseer una sensibilidad distinta a los contratos proporcionales, es tema de acuerdo el mantenimiento de ciertos parámetros en los elementos técnicos que configuran la tarifa aplicada en los seguros. Una buena o mala colocación puede ser fuente de satisfacciones o frustraciones y me permito sugerir guías para que la colocación de la compañía cedente sea adecuada. Dispersión – Solvencia – Continuidad – Servicio Con respecto a la Dispersión significa que no concebimos el lazo con reaseguradores exclusivos. No es sana la relación que se genera y por otra parte, se subordina el desarrollo a enfoques y/o practicas unitarias. La valoración de la Solvencia y la propensión del reasegurador al cumplimiento de sus compromisos es función básica del responsable de la contratación de reaseguros, pero también alcanza a los niveles superiores de la compañía cedente. Es necesario evaluar los balances y el conocimiento del reasegurador, su esquema de funcionamiento, la estructura de su cartera y el comportamiento en los mercados. La Continuidad es propia de lo ya comentado anteriormente con respecto a la vocación de asociación por tiempos prolongados. El Servicio es un concepto amplio que abarca numerosos aspectos como ser agilidad de pago, asesoramiento ante nuevos proyectos, aporte de tecnología, capacitación y velocidad de respuestas. Propongo a las compañías cedentes que ajusten sus sistemas de información para su propio beneficio y así generar una fuente de decisiones propias y mejorar los datos que deban aportarse a los reaseguradores. Los avances tecnológicos eliminaran la complejidad para la obtención de datos. Muchas compañías cedentes en su afán de presentar un mejor aspecto, adoptan formas más o menos imaginativas al presentar las estadísticas y corren el riesgo de perder su propia información o adoptar enfoques que distorsionan su propia percepción del negocio. Por otra parte el papel del reasegurador no es el de promover la creatividad de las aseguradoras sino, mas bien, es de garantizar que esa creatividad se desarrolle sobre bases técnicas mínimas y fundamentales. Del mismo modo que los reaseguradores deben exigir tecnicidad a las innovaciones de los aseguradores, estos deben exigirla a las nuevas alternativas que les oferten los reaseguradores.

36


Conclusión Vivimos en una época de gigantismos. Los medios a disposición del hombre han creado peligros potenciales de difícil control y evaluación. El juicio basado en estadísticas, experiencia práctica y observaciones es una buena referencia para la toma de decisiones. Es imprescindible la proyección de los conocimientos hacia el futuro ante la dinámica de los nuevos riesgos. La historia nos demuestra que el mercado de reaseguros ha superado crecimientos y nuevos problemas y que los mejores capacitados son los llamados a continuar. Es prematuro aun describir el futuro cuando la consolidación de las nuevas fuerzas está en una etapa de definiciones. Habrá que esperar, pero recordando siempre el principio de que la relación entre aseguradores/reaseguradores debe estar fundada en la confianza y ayuda reciproca por un largo plazo y con ánimo de mutuo beneficio. .

37


Bibliografía CARTER, R.L. -- El Reaseguro, Madrid, Editorial Mapfre, 1979 COMPANIA SUIZA DE REASEGUROS – El Reaseguro de los Ramos Generales, Zurich, Servicio de Colaboración Técnica dela Compañía Suiza de Reaseguros, 1978 FERNÁNDEZ DIRUBE, ARIEL – Manual de Reaseguros, Cuarta edición 1998 Biblioteca Die Kolnische Ruck – Volumen 2 GERATHEWOH, KLAUS – Reinsurance Principles and Practice, Verlag Versicherungswirtschaft e.V. Karlsruhe RODRIGUEZ, PEDRO H. – Una Guía Contemporánea al Reaseguro – 2da Edición 1999 VARIOS, autores

38


Notas

__________________________________________________________________________________

39


Notas

__________________________________________________________________________________

40


41


MANUAL DE REASEGURO