Issuu on Google+

HISTORIA DE UN PARRICIDIO / EL RETORNO A LAS CAVERNAS / LA GUERRA ACABARÁ CUANDO DIOS BAJE / MÚSICA IN VITRO / EL JARDÍN IDEAL / LITERATURA FEMENINA DE PIE. CARLOS MÉNDEZ / LA REJERA

* * * WWW.ELGUAYACAN.COM.PA * * *


EDICIÓN 2, ESPECIAL INVASIÓN

EDITOR Víctor Alejandro Mojica Páez FOTOGRAFÍA Raphael Salazar DISEÑO Abdiel Ovalle WEB Prois.net ESTILO Paco Gómez Nadal COLABORADORES ESCRITORES Carlos Oriel Wynter Melo, Manolo Álvarez Cedeño, Leadimiro González, Macario Buen Ojo, Valeriano Prida, Martín Tarté, Richard Morales, Amparo, Rayuela, Ecce Homo. FOTOGRAFOS Fernando Bocanegra, Dito López, Tito Herrera, David Gómez. IDIOMA Silvia Páez de Mojica DIRECTORA Luz Boyd EJECUTIVA DE CUENTAS Erica Maltrato MERCADEO Mari Boyd TRÁFICO Y SUSCRIPCIONES Brenda de Rivera EMPACADOR Heraclio Washington

El Guayacán es una publicación bimensual producida por Red Media en la Ciudad de Panamá, Panamá. Para suscripsciones online www.elguayacan.com.pa o remitir formularios de pago al P.O. Box 0819-12248. Para más información Suscripciones(suscripciones@elguayacan.com.pa. Todos los derechos reservados 2010


Foto: Raphael Salazar / Colección personal

INDICE HISTORIA DE UN PARRICIDIO

En una campiña interiorana un hijo, asesinó a su madre

EL RETORNO A LAS CAVERNAS

Una lucha de poderes tiene a Honduras sufriendo

LA GUERRA ACABARÁ CUANDO DIOS BAJE Un sicario de Los Sopranos, revela secretos

PERFILES

Música in vitro El jardín ideal Literatura femenina De pie. Carlos méndez

LITERATURA

El hombre de piernas mecánicas La rejera

4 10 22 30 32 34 36 40 41


Historia de un Parricidio Por: Víctor Alejandro Mojica Páez

En lo profundo de la campiña interiorana un hijo, en un ataque de ira, asesinó a su madre y para ocultar el crimen la cortó en pedazos y la enterró en el patio de su casa. Una crónica reconstruye los hechos.


La Hermana Cada vez que Amelia Pérez echa el cassette pa´ atrás y recuerda a su hermana Carola, la cabeza se le desploma a orillas del corazón y su respiración se disipa. Queda muerta, sola... Y siempre ocurre lo mismo desde aquel domingo de fin de mes -enero 21, 2007-. Ese día la comunidad de Caratillo, Macaracas, fue convocada a la casa comunal para discutir el histórico problema con la falta de agua. Amelia estaba en el oeste de la ciudad capital, en Burunga de Arraiján, a cientos de kilómetros de su pueblo, así que se adelantó unos días, con sus hijos, a ver si de paso aprovechaba el viaje y visitaba a su hermana del interior, que nunca faltaba a estas convocatorias. Ya metida la tarde empezó a inquietarse, recuerda. La reunión estaba por acabar y nada que aparecía Carola. Amelia consultó con una vecina que sólo le reportó haber visto a su hermana colgando una ropa, pero hace mucho tiempo. Inmediatamente pensó en Gabriel, en sus asquerosos gargajos y la tácita prohibición que había establecido a Carola: evitar todo contacto con familiares y vecinos. Recordó también los episodios violentos que comentaban en Caratillo: de su hermana huyendo de madrugada, bajo pleno aguacero, del sobrino iracundo que no paraba de gritar hasta de que se iba morir. Pensó también en el Corregidor, que meses antes le comentó sobre unos abusos reportados, que Carola negó insistentemente, y en las palabras repetitivas de su hija “denúncielo” . Por último se acordó de su tío, de ese que siempre le decía, “usted no puede hacer eso -denunciar al sobrino-. Ella -Carola- la desmiente y usted queda mal”. Y así fue, Amelia se regresó a Panamá siguiendo las sugerencias del tío, pero más intranquila que nunca... Caratillo es de esos pueblos interioranos al que sólo se llega preguntando. No aparece en Google Earth, tampoco en Wikipedia y menos en las guías locales. No es fácil ubicarlo y menos si no se tienen gestas heróicas, ni tipiqueros populares que orienten su destino. Además, el escenario a priori y a posteri, luce tan parecido, que estoy manejando perdido de regreso. Caratillo es más bien una calle y larga y algunas casas disperas que hacen un todo, una cordillera rojiza y un pueblo. Oficialmente pertenece al corregimiento de Macaracas, en la Provincia de Los Santos. Fue en este lugar donde apareció Carola decapitada unas semanas despúes de la reunión comunal. A unos cuantos metros de aquí, de la casa de Amelia, ubicaron las fosas con los pedazos de su hermana, en “sepulturitas”, como quien esconde soldaditos en el jardín de su casa o mojones de un micho. Desde su portal se observa la casita de su hermana. Imagino a esta señora sola, abandonada en este rincón, volteando la cara y observando la residencia donde ocurrió todo, todos los días, y a la vez intentando olvidarlo.

Su casa es igual de pequeña que la de Carola. Es más bien paredes, porque el piso es de tierra. Hay papeles viejos, recortes de los diarios de aquel momento sobre una mesa, y una foto de Carolina joven, de 18 años o más, que su hija se la encaramó en lo más alto del techo para que no esté manoséandola y llorando con ella. - A mi abuela le hacía travesuras. Le tumbaba los palos de Ceibo que tanto quería- dice con tono nostálgico y pausado. Aunque todavía no se explican los motivos, ahora que todo sucedió es más claro el panorama. Por eso Amelia se fue al inicio, donde según ella, podría estar la génesis de este “diablo”... Con ese mismo tono, agrega que en su adolescencia, el violento sobrino comenzó a atacar a las yegüas que usaban para traer leña de la cordillera, “las hacía malparir a las pobres” y en las noches, cuando tomaba, asaltaba en la oscuridad a las mujeres que caminaban por esa calle sin fin... Amelia hasta escuchó, de boca de uno de sus hijos, que en una ocasión casi envenena a unas “sobrinitas que les gustaba mucho la leche”. Según su hijo, el “diablo” dejó en el patio una botellita con veneno blanco para que las chiquillas se confundieran con los garrafones que tanto saboreaban. Por suerte detectó el atentado a tiempo y no ocurrió una desgracia. Con Carola el trato no variaba en lo más mínimo. “El quería destruirla. Ella traía plata, compraba bloques y carriolas y cuando ella se iba a trabajar y venía, él se las vendía”.. Gabriel se excusaba siempre y acusaba a asaltantes locales. ¡Era pura mentira! confiesa la anciana. Carola se ganó la vida dignamente por todo el país vendiendo comidas en una fonda. Se le veía por Las Tablas, en La Chorrera o en Chitre, detrás de los focos amarillos y el mostrador plástico, sirviendo carimañolas con lechona y ensalada de fiesta. Un ejemplo de sacrificio. Hasta construyó su casa con esta faena semanal. Los años y el maltrato la castigaron con dureza y la alejaron del negocio. Sus últimos días los vivió en su casa, pasando hambre. Un fallo surgido por el caso la describe de esta forma: “Tenía una estatura de 1.56 mts o 1.58 mts; peso de 93.5 lbs. Había sido hospitalizada en varias ocasiones, con celulitis aguda, úlcera infectada en el tobillo derecho, anemia carencia, hipertensión mal controlada, temblor senil, etc”.. Por eso se dice de todo sobre este crimen y Gabriel, porque nadie entiende como un hijo le puede cortar la cabeza a su madre. Se comenta que le quería robar las tierras y que el dinero se malgastaría en vicios y mujeres, que representaba una carga, pero sobre todo se enfatíza en que eran cosas del diablo mismo. “Ese hombre está loco. Nadie mata a su madre así.... Eso es el diablo”...

Tenía una estatura de 1.56 mts o 1.58 mts; peso de 93.5 lbs. Había sido hospitalizada en varias ocasiones, con celulitis aguda, úlcera infectada en el tobillo derecho, anemia carencia, hipertensión mal controlada.


Fotografía de la residencia de Carola. Los vecinos aseguran que en este lugar Gabriel decapitó a su madre. Las autoridades no encontraron rastros de sangre en el lugar.

El Hallazgo

La conversación concluye y Amelia me lleva a la casa de Carola. Cruzamos el terreno de la disputa, y una cerca de púas, hasta que por fin llegamos. Todo está tirado, revuelto, abandonado y con restos de fogatas.Nadie pisa este lugar tétrico desde aquellos días. Se ha tornado en un mal augurio, porque todos piensan que aquí Gabriel cercenó a la pobre vieja. Amelia señala unas viejas sillas y me comenta que “ahí encontraron una sepulturita”. La anciana abandona momentáneamente el lugar y se recuesta al marco de la entrada de la casa. Está a punto de desplomarse, ya tiene los ojos cerrados... Gabriel Escobar estaba en “fuego” todavía cuando la fiscal Vielka Broce le preguntó por su madre reportada como desaparecida – la sobrina de Amelia denunció el caso 10 días despúes de la reunión comunal-. La noche anterior se había metido una “juma”, con riña incluída, en el billar de Macaracas que lo dejó en la cárcel pasando la goma. El guaro lo tenía arrollado, sudaba a chorros, pero logró comunicarle a la agente, muy tranquilo e indiferente, que su madre estaba de paseo en Panamá con su otro hermano.

La experimentada fiscal, que en los últimos 30 años ejecutó todas las funciones del engranaje del Ministerio Público, se marchó incómoda, intuía cosas malas, y regresó a la comunidad a recopilar más información. Allá se enteró que Gabriel no dejaba que nadie visitara su casa y menos a su madre. Consultó a los transportistas que negaron haber movilizado a la señora en días previos. Localizaron al hermano de la capital que desconocía de la visita de su madre. Nadie en Caratillo sabía de Carola en mucho tiempo. La fiscal retornó la mañana siguiente a la cárcel, con más sospechas que nunca y nuevamente le preguntó por su madre a Gabriel, que esta vez, sin ese “tufo” añejo, denunció ser víctima de una organización criminal de hombres encapuchados, que llegaron a Caratillo en un vehículo negro y secuestraron con golpes y amenazas de muerte a su madre... “Ajooo.. aquí hay gato encerrado” se dijo la fiscal. Ocultar un cuerpo en un potrero quebrado, de extensiones incalculables a la vista, no es una idea tan descabellada. Podría incluso conllevar impunidad. Eso lo sabía la fiscal Broce, tal vez por las referencias de la dictadura y sus desaparecidos.

Armó su equipo de trabajo: una secretaria y dos asistentes y partió a la cordillera rojiza, a buscar a Carola. Ya en Caratillo pidió el apoyo a la comunidad, y en un par de horas, más de un centenar de colaboradores -abuelos, campesinos, policías, perros, vecinas, Amelia y su hija, periodistas- armados de coas, machetes y palas empezaron a buscar a Carola por todo ese potrero. Sólo los niños fueron retirados del lugar. Dedicaron 2 días enteros al trabajo de campo. La fiscal Broce perdió las uñas de los pies con el esfuerzo que conllevaba desplazarse en esa cordillera “canalla”. No tenían rastros, la escena del crimen era del tamaño del planeta, y los gallotes que siempre alertan en estos casos no colaboraron. A los días llegó la noticia. Apareció como olor a basura podrida y cerca de una quebrada. En un cartucho negro. Uno de los tantos voluntarios se acercó y clavó su machete para salir de dudas y se asomó una cabeza de una mujer, anciana, carcomida y severamente golpeada. Todo se derrumbó. “Había una mezcla de todo, de preocupación, porque jamás habían tenido un caso como este aquí. El hecho de que sabían que hubo violencia doméstica y nunca se denunció, había un sentimiento de culpa...”, recuerda la fiscal.


Los forenses echaron la cabeza en un saco para cotejar pruebas de ADN y comenzaron a descender la cordillera. Detrás se acomodó el pueblo, como en una procesión o un sepelio. Abatidos, se abrazaban, rezaban y lloraban, siguiendo la cabeza de la vecina Carola cuesta abajo, con la tarde perdíendose a sus espaldas, murmurándo que Gabriel violaba a su madre -hecho no confirmado-, que Gabriel la dejaba sin comer, que Gabriel era violentísimo, que un niño lo había visto sin camisa, fuera de sus cabales, días atrás, cargando un cartucho negro por este lugar, que Gabriel era y era... Ya era demasiado tarde.. Los días que siguieron encontraron revistas de Hitler, recortes de periódicos con información de la primera guerra mundial y análisis de políticas económicas mundiales, así como múltiples fosas, tanto en la casa de Carola, como en su patio. Allí ubicaron dedos, pelos, “él la tuvo que estar moviendo” dice la agente.

La Acusación

Y loco no estaba... Los psicólogos forenses determinaron que en Gabriel Escobar “no existe alteración alguna en cuanto a su nivel de conciencia ni en su juicio de raciocinio”. Tampoco presenta trastorno de personsalidad. Prueba de ello es que se acogió al artículo 25 de la Constitución para no declarar en su contra, rechazó el detector de mentira por “inconstitucional” y tampoco participó de la reconstrucción de los hechos. Salió hasta negativo en las pruebas antidoping de cocaína y marihuana. El Ministerio Público no estableció el móvil, pero la autopsia y otros recursos médico-forenses permitieron establecer una causa probable: “Hubo un intercambio violento entre el agresor y la hoy También se detectó una cama de cuero de vaca quemada, que occisa, la cual involucró un trauma torácico y craneal con objeto casi acaba con un frondoso árbol “presumimos que ahí pasó algo”, contundente lo cual pudo alterar la conciencia de la víctima y por agrega. Los vecinos relataron, en esos días, que veían a la distan- lo tanto realizar una decapitación sin resistencia. La trayectoria cia enormes fogatas y a Gabriel moviendo y limpiando basura. del corte fue de atrás hacia adelante”... Por último apareció el cuerpo de Carola, incrustado en la base de un árbol, semienterrado, putrefacto. En una pendiente empiFue el fiscal Eduardo Guevara, un técnico de primera línea, con nadísima, que la fiscal para convertirla en ejemplo, agarra con una mano una pluma y la ubica de forma vertical y con la otra señala estudios de Francia, a quien le correspondió condenar a Gabriel el grado de dificultad. “Si la comunidad no nos ayuda este caso no Escobar. En su oficina, en Panamá, recuerda con los pies cruzase hubiera resuelto” confiesa la funcionaria. “Recuerde que sin dos, y la mirada en el techo, cada detalle del juicio. Gabriel Escobar escuchaba indiferente su alegato, con esa cuerpo no hay delito”... frialdad que mantuvo durante toda la investigación. A un lado La fiscal Broce es alta, de rasgos interioranos, intelectual y estaba el pueblo afligido. El educado abogado se ubicó frente al ante todo solidaria. Desde que ocurrió este asesinato recorre todo jurado, severo por sus decisiones -31 sentencias condenatorias en el distrito haciendo trabajos de prevención. En sus charlas educa, 34 casos en los últimos 7 años- y en ocasiones atendía al Magcon el caso de Gabriel y otros que rayan en el “canibalismo”, a istrado que escuchaba muy atento a su costado izquierdo. Habló corregidores, maestros, vecinos y hasta niños. “Se sorprendería del pantalón encontrado con restos de la misma tierra donde si le dijera que no saben que es un delito de violación sexual o aparecieron pedazos de Carola. Evidencia que lo ubicaba en el doméstica y mucho menos donde se denuncia”... lugar del crimen. Destacó la negativa del imputado de no reportar la desaparición y revelar múltiples versiones durante toda la etapa investigativa. Hasta les dedicó unas palabras al pueblo colaborador de Caratillo: “Tenemos varias manifestaciones sociológicas que demuestran que aquí en esta sociedad, conmovida por un capitalismo y entorno feroz, hay espacios para la compasión humana”... Ese 23 de octubre de 2007, el Tribunal de las Tablas estaba agitado. Medios reportaban desde los predios todo el episodio y adentro el fiscal Guevara pedía la condena máxima al imputado, que minutos antes se declaró inocente de todos los cargos.

Fiscal Eduardo Guevara medita sobre la investigación en su despacho en el Ministerio Público.


En la casa de Carola restan fogatas y los recuerdos de un crimen inolvidable.

Guevara se sentó a esperar el veredicto, seguro de la condena. Un encargado del jurado de conciencia pasó la decisión al Magistrado en un papelito que leyó segundos despúes, en voz alta, al público tenso, que una vez escuchó la pena máxima impuesta al asesino estalló efusivo y seguido un silencio abrumador, muy similar al que apareció con la cabeza de Carola, en la cordillera rojiza, se acaparó del lugar. Guevara asegura que este caso hay que observarlo como un hecho de violencia intrafamiliar en su grado de “excepción”. Las conductas violentas que son repetitivas pueden transformarse y llegar a convertirse en figuras tan abominables como un parricidio, relata. Gabriel también representa, según el investigador, la migración al campo de esa cultura del crimen urbano que busca la impunidad. Anteriormente los homicidas arrepentidos se entregaban en estas zonas rurales. Esa noche el Fiscal se recogió en casa y meditó en su intimidad. Analizó las estrategias aplicadas y su ejecutoria, por supuesto, pero sobretodo razonó sobre el valor de la vida, sobre nuestra fragilidad.

Fue en este lugar donde apareció Carola decapitada unas semanas despúes de la reunión comunal. A unos cuantos metros de aquí, de la casa de Amelia, ubicaron las fosas con los pedazos de su hermana, en “sepulturtas”, como quien esconde soldaditos en el jardín de su casa o mojones de un micho.

“Hay que pensar en la atención y vigilancia de los adultos mayores que presentan carácter de vulnerabilidad. Están condicionados a ser víctima de violencia intrafamiliar”.

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

9


El retorno a las Cavernas Por Valeriano Prida

Una lucha de poderes tiene a Honduras sufriendo de un mal conocido de la regi贸n. Aunque en est谩 ocasi贸n el gobierno golpista ha merecido la condena internacional, todav铆a no hay ganadores claros en esta disputa de poderes.


El retorno a las cavernas

El Congreso es el protagonista legal del golpe. Los militares habrían actuado en base al cumplimiento de órdenes judiciales y el Congreso habría nombrado otro presidente para que no hubiera un vacío de poder. Dicho de otra manera. Los militares no se alzaron en armas contra el poder constituyente, ni disolvieron el Congreso, sino que obedecían a las propias instituciones democráticas. Son militares, pero no son estúpidos.

La política con mayúsculas es apasionante y liberadora. En muchas ocasiones describen mucho mejor que cualquier estudio siquiátrico cómo es cada uno. Un voto, una elección o, incluso, una opinión política, por inocente que parezca, puede empezar a ser el mejor acto de regresión de cada cual. Ahí se empiezan a acumular miedos, fobias, filias y amores inconfesables que están metidas en lo más profundo de cada mente. Opinar de una u otra forma de un político o sistema político concreto tiene mucho más que ver con la forma de entender la vida que hemos ido acumulando en nuestra bitácora vital de lo que parece. Hablamos y lo que decimos nos parece que está sólidamente argumentado. Más aún, decimos que es objetivo y gastamos uno y mil argumentos para sustentar la idea y asegurar que a nosotros nadie nos engaña. Faltaría más. No reconocemos que estamos predispuestos y que todos los días entramos en contradicciones. La política internacional es el mejor escenario para darnos cuenta de que una misma acción es aplaudida o repudiada en función de quién la haga. A muchos, les pareció un acto terrorista de la mayor crueldad el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York. Sin embargo, muchos de ellos también callan o justifican a Israel cuando lanza sus bombas contra territorio palestino sin importar la muerte de niños y personas que nada tienen que ver con acciones armadas de Hamas o Al Fatah. Cuando si nos fijamos estamos hablando de hechos parecidos que terminan con la muerte de personas a manos de otros que por una u otra razón vengan su ira en base a justificaciones políticas, económicas o religiosas. A otros les parece una aberración democrática la reelección de Hugo Chávez en Venezuela, pero les parece hasta gracioso el rey español, Juan Carlos de Borbón, quien jamás ha pasado por elección alguna. También se dice que Rafael Correa tiene un gobierno financiado por las FARC. Pero a esos mismos no se les escucha la misma vehemencia para denunciar que el gobierno de Álvaro Uribe Vélez está más que relacionado con los paramilitares y sus actividades del narcotráfico.

12

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

Lo mismo con los cierres, clausuras o finalizaciones de licencias de medios de comunicación. Los mismos que hacen cadenas humanas o se manifiestan ante embajadas de un país como Venezuela no se les oye decir nada sobre el cierre de medios en Honduras, Europa o el resto de América Latina. Ni lloran tampoco cuando el poder empresarial o gubernamental decide ahogar económicamente un medio de comunicación porque no es de su satisfacción. Sin ir más lejos en 2005 las autoridades provinciales de Madrid cerraban 21 televisiones locales y 33 emisoras de radio. Sin embargo, no se vio ninguna manifestación, ni se dijo que España no era democrática. Pero hizo lo mismo que ha hecho Chávez recientemente. ¿Y qué me dicen de la tortura? Todos sabemos que en Cuba, Corea del Norte e Irán la policía es diabólica y las cárceles son un infierno. Sin embargo, los agentes de EEUU, algunos países europeos, Colombia, El Salvador o Panamá al detenerte te invitan a un café y a una charla sicológica para convencerte de que no hagas tal o cual delito. Incluso las cárceles son lugares de esparcimiento y distracción donde a los presos no se les envía a celdas de castigo, ni se les aísla, ni se les incomunica, con una hora de patio al día. ¿Alguien se lo cree?.. Por otro lado, dicen los medios que al clan Vargas Llosa no le permitían su ingreso en Venezuela. Y denuncian que en la larga lista de países izquierdosos expulsan a los extranjeros por manifestarse contra sus gobernantes. E incitan a la comunidad internacional a pronunciase contra esas medidas. Pero callaron o minimizaron cuando países como México expulsó hace unos años a varios catalanes por manifestarse ante el gobierno de Vicente Fox o cuando Panamá expulsó sin juicio alguno a un obrero nicaragüense durante las protestas del SUNTRACS o silenciaron cuando el gobierno de facto hondureño hizo abatidas para detectar gente de otros países que pudiera estar apoyando al presidente derrocado Manuel Zelaya. Sin olvidar que la mayor parte de las Constituciones prohíbe o dificulta la participación política de los extranjeros, salvo para apoyar gobiernos.


Se mire por donde se mire es un Golpe de Estado Lo ocurrido en Honduras no es ni más ni menos que un golpe de Estado. Que un Ejército entre por la noche a la fuerza en la residencia del presidente constitucional, detenga a su principal huésped mientras duerme, lo coloque en un avión militar y lo saque del país no tiene otro nombre que eso, golpe de Estado.

Sin embargo, es un golpe diferente a lo conocido hasta ahora. Primero, porque el gobierno no cae en los militares directamente como ocurría antes. Los militares habrían realizado una labor más policial que militar. Y segundo, porque el Congreso es el protagonista legal del golpe. Los militares habrían actuado en base al cumplimiento de órdenes judiciales y el Congreso habría nombrado otro presidente para que no hubiera un vacío de poder. Dicho de otra manera. Los militares no se alzaron en armas contra el poder constituyente, ni disolvieron el Congreso, sino que obedecían a las propias instituciones democráticas. Son militares, pero no son estúpidos.


Lo de la pobreza es lo de menos Según los golpistas y sus acólitos, el problema es Manuel Zelaya, un corrupto y ladrón que quería saltarse la Constitución para perpetuarse en el poder. Esa es la teoría de los golpistas. Pero, si Zelaya era todo eso, ¿por qué no fue la Policía quien lo detuvo y fue enjuiciado en su país en vez de expulsarlo a Costa Rica? Y si es un ladrón, ¿por qué se necesitan cerrar medios de comunicación, implantar Estados de Excepción, aterrorizar a sus seguidores, minimizar su apoyo y militarizar el país? ¿Acaso es Robin Hood para que tenga tanto apoyo popular? Más aún, si el primer artículo de la Constitución hondureña dice que “Honduras es un Estado de derecho, soberano, constituido como república libre, democrática e independiente para asegurar a sus habitantes el goce de la justicia, la libertad, la cultura y el bienestar económico y social, ¿por qué no le abrieron a Zelaya un proceso por ser Honduras uno de los países más pobres de América Latina?

14

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

Sencillo, porque si condenas a la Madame de alguna forma tendrás que condenar también a las putas y esto implicaría a ministros, diputados, magistrados y militares, entre otros. No sólo del gobierno de Zelaya sino de los mismos gestores de la democracia hondureña que permiten que su país sea el 115 en el Índice de Desarrollo Humano del PNUD (sólo por delante de Haití, Bolivia y Guatemala en América Latina). De hecho, según ese organismo de Naciones Unidas, en Honduras un tercio de la población vive con menos de dos dólares al día, la mitad está en el umbral de la pobreza en cuanto a ingresos y uno de cada cuatro habitantes lleva desnutrido desde hace más de una década. ¿No se han saltado todos los poderes sistemáticamente la Constitución? ¿Por qué entonces la cacería sólo con Zelaya?

El control de los recursos, el meollo de la cuestión Hay un dato muy llamativo para entender otros aspectos que han podido ocurrir en Honduras en las últimas semanas. En el país que simboliza el famoso término de República Bananera hay una de las mayores desigualdades del mundo en cuanto al reparto de la riqueza e ingresos de la población se refiere. Según el PNUD apenas una docena de países son más desiguales que Honduras. Y lo más importante, los altos mandos del Ejército forman parte de la propia burguesía, donde destaca la gran cantidad de negocios financieros y económicos que poseen. Dice Robert White, ex embajador de Estados Unidos en El Salvador y Paraguay, y presidente del Center for International Policy que los acaudalados llevan las riendas del poder y literalmente están por encima de la ley en Honduras. Muy pocos miembros de las élites militares y económicas del país han sido llevados ante la justicia por destruir el ambiente, robar tierras y recursos a los pobres, aprovechar el Estado para su enriquecimiento personal o silenciar a los periodistas que tratan de exponer sus crímenes. Palabra de ex diplomático estadounidense, que de esto debe saber algo. Aunque seguro que de saber sabe mucha más.


El retorno a las cavernas


¿Quién asegura que en el día de mañana los mismos que controlan los verdaderos hilos del poder manejando la economía, quitando o poniendo candidatos presidenciales, magistrados o altos mandos de la fuerza pública no vayan a hacer lo mismo en otro país cuando vean amenazados sus intereses so pretexto del chavismo, comunismo o todo lo que les huela a cambio estructural donde puedan perder sus intereses y sus cuotas de poder? Siempre puede quedar la tentación de dar un golpe de Estado, pues en la negociación posterior algo sacarán los golpistas de beneficio.


Es lo que tienen los republicanos estadounidenses, que no entienden ni saben de miseria, sólo de beneficios en Bolsa. Para ellos, todo se compra y todo se vende. Bush, sólo le ofreció a Zelaya ayuda militar para la lucha contra el tráfico de drogas. “¿A dónde vas? Manzanas traigo”, dice el dicho. Es entonces cuando Zelaya acepta la propuesta de Hugo Chávez de abastecerse de petróleo venezolano a precios subsidiados y es cuando empieza a ver los beneficios que puede traer para su país el ingreso en el ALBA. Por encima de que Chávez sea o no su mentor. Por eso, la causa principal del golpe no es la perpetuación de Zelaya en el poder. Lo que rebasó el vaso fue que el mandatario hondureño quisiera realizar una encuesta gestionada por el Instituto Nacional de Estadística para consultar a la población si ésta creía aconsejable que se eligiera a una Asamblea Constituyente que permitiera cambiar la Constitución. Ni siquiera era un referéndum. Si la población hubiera dicho “no”, hasta ahí hubiera llegado Zelaya. Pero como dice Vicent Navarro, Catedrático de Políticas Públicas y Profesor de Policy Studies and Public Policy en The Johns Hopkins University, “ahí está el meollo de la cuestión”, en tocar una Constitución instaurada por la última dictadura militar a principios de los años ochenta que “otorga un gran número de privilegios a la oligarquía del país, incluyendo a las fuerzas armadas y a sus aliados en EE.UU”. ¿Cambios? Ni en pintura Esos privilegios de la oligarquía y sus fuerzas armadas era lo que se quería mantener a toda costa. Existía el temor de que ¿Pero cual fue el verdadero pecado de Zelaya? ¿Qué le paso una nueva Constitución pudiese, por ejemplo, pedir la elimia este ganadero millonario para tener el beneplácito de las urnas nación de bases militares extranjeras en territorio hondureño o y de los poderes fácticos del país y terminar perdiéndolos de manera tan traumática? “Roma no paga traidores”, dice el refrán. que se investigasen los crímenes militares durante la dictadura o que supusiera un cambio en las relaciones de poder o en las El presidente hondureño llega al poder por la derecha y termina estructuras económicas. Zelaya, sin ser chavista, se había acerescorado a la izquierda. Durante su gobierno, Zelaya empezó a ver y a sentir que la misma casta de la que él salía era la verdade- cado demasiado al Coronel venezolano y a sus organizaciones ra culpable de la situación de desesperanza en la que se encuentra alternativas como el ALBA. Por tanto, el acercamiento a una visión más humana del gosu país y su gente. Y pronto empezó a sentir en carne bierno, con tintes populistas de izquierda, y el enfrentamiento con propia lo que significaba realizar cambios estructurales. Y eso sectores poderosos de la oligarquía en la búsqueda de soluciones que sólo estaba empezando cuando se tuvo que enfrentar a la poderosa industria maderera para implementar leyes para proteger para su gente hace encender todas las alarmas en un sector que si antes veía comunistas por todos lados ahora ve chavistas. los bosques de la depredación empresarial. Después no le fue fácil enfrentar la subida desmesurada de Desde un punto de vista democrático no debiera asustar a los precios del petróleo y tuvo que enfrentar paros y huelgas de nadie preguntarle al pueblo cualquier asunto que sea de importanvarios sectores económicos del país que le reclamaban acciones cia. Y los planteamientos de Zelaya lo eran. Más aún. Supongapara bajar el precio del combustible y su escalada inflacionaria. mos que Zelaya es un ladrón que sólo quiere perpetuarse en el Es entonces cuando Zelaya decide actuar asumiendo tempoder. ¿Por qué el gobierno de facto no ha propuesto él mismo poralmente el control de las terminales de almacenamiento, de llevar a cabo la consulta una vez que Zelaya fuera juzgado por los propiedad extranjera, como parte de una política para detener la especulación y bajar los precios de la gasolina. Incluso pide ayuda Tribunales? Hubiera sido la mejor forma de demostrar que no era la encuesta lo que molestaba a las instituciones hondureñas si no al gobierno de George Bush, pero éste sólo le da consejos y sólo las malas prácticas de su presidente. Ha quedado patente que lo sabe decirle que confíe en los beneficios que a largo plazo trae el importante era el miedo al cambio constitucional mercado libre. Más aún, en el libro “Los Deliberantes. El poder militar en Honduras”, publicado hace algunos años por el Catedrático en Filosofía Matías Funes, se aseguraba que de forma “vertiginosa” los militares se habían convertido en fuertes inversionistas, contando en su haber, entre otras empresas con el Banco de las Fuerzas Armadas, la Compañía de Previsión de Seguros, la Editorial Zodiaco, Radio Stereo Concierto, la Industria Cementera Hondureña Sociedad Anónima, una compañía de tarjetas de crédito, Inversiones Bursátiles Sociedad Anónima, Corporación Financiera Internacional, Agro Industrial Vallecito, S.A., Servicios Estudios e Inversiones Sociedad Anónima, Funerales San Miguel Arcángel y hasta un cementerio ubicado en las afueras de Tegucigalpa. Sí señor. Todo por la patria. Nada que ver con el general Florencio Xatruch, quien da nombre al término “catracho”, y quien en el siglo XIX a pesar de ser político y militar a la vez supo ver más allá de sus intereses personales en defensa de la integración centroamericana. Incluso en esa misma publicación, se asegura que en el programa radial “La voz de América” se llegó a decir que en Honduras “no existe un país con un ejército, sino un ejército con un país”. ¿Van a permitir a caso estas mismas élites que controlan la economía, la política, el Parlamento, la Justicia o el Ejército que alguien vaya a poner en duda su situación privilegiada, sus negocios o su poder? Evidentemente, no


El retorno a las cavernas

El doble lenguaje de la mediación Lo dijo muy bien el presidente salvadoreño Mauricio Funes en Panamá hace unas semanas al asegurar que la supuesta influencia de Chávez en Honduras no justificaba un golpe de Estado porque al igual que el presidente venezolano también otros mandatarios como Obama de EEUU, Lula de Brasil o Bachelet de Chile también tienen su influencia. ¿Acaso a alguien se le ha ocurrido en Honduras dar un golpe de Estado por la influencia estadounidense en ese país a través de la única base militar en la región? ¿Acaso debiera aplaudirse un golpe, por ejemplo, a Uribe que va a tener bases militares controladas por la mayor fuerza imperial del planeta? ¿Por qué a Zelaya sí y a Uribe no? ¿No estamos en el siglo XXI y habíamos quedado en que al poder se accede por las urnas y de forma democrática? Sin embargo, hay cosas que no quedan muy claras en toda esta crisis. Es cierto que el golpe ha sido condenado por la totalidad de la comunidad internacional. Pero hay una división entre quienes condenan con mayúsculas y quienes lo hacen con matices. En estos últimos están aquellos que no están de acuerdo con los métodos pero entienden o justifican entre bambalinas los fines del golpe al asegurar que es un problema político de Honduras y hacer llamamientos a la no injerencia extranjera. Haría falta saber si dirían lo mismo si en vez de Honduras hubiese sido en México, Colombia o EEUU. En el caso de EEUU queda por ver si Barack Obama tiene verdaderamente el control de la política exterior o si son los halcones quienes se la determinan. No hay que olvidar que en las primeras reacciones del presidente estadounidense no se utiliza la palabra condena y da unas declaraciones muy ambiguas Made in USA cuando de amigos golpistas se trata. De hecho, EEUU no reacciona hasta que ve el rechazo absoluto que se produce en la OEA y en la ONU. Es posible que EEUU se vea más motivado por el miedo a quedar aislado que a la propia condena.

Todo ello, además, con claras políticas por parte de los golpistas de infringir terror en la población, a través de la satanización de ideas, instituciones y políticos internacionales, sobre todo Chávez y los demonios que representa para varios sectores. ¿No ha hecho esto EEUU antes en Nicaragua, Cuba, Panamá o Irak con Daniel Ortega, Fidel Castro, Manuel Antonio Noriega o Sadam Hussein? ¿Hasta dónde sabía EEUU lo que se venía encima con una base militar en el área? Peor aún, ¿participó EEUU en la estrategia de desestabilización? ¿Están los halcones estadounidenses jugando como hace décadas a impedir una unión latinoamericana o el triunfo de gobiernos y políticas económicas como el ALBA que se escapen a su control y a su ideario de democracia? ¿Controla Obama realmente esta situación o es un títere de los sectores más reaccionario de la Casa Blanca? ¿Y hasta dónde están dispuestos a llegar? En el caso del gobierno panameño también evitó la palabra “condena” en el primer comunicado. Pareciera que Panamá y EEUU coinciden en algo más que en la colaboración militar entre USA y Colombia. Días después el canciller Juan Carlos Varela salía a apagar el fuego, pero unas lamentables declaraciones posteriores justificando la actuación de los militares hondureños durante la crisis y sus reuniones con una delegación del gobierno de facto hondureño no hizo más que avivar la llama de a quién verdaderamente apoya este nuevo ejecutivo que pretende erigirse en el nuevo luchador contra el péndulo ideológico regional. De hecho, es sabido que al mandatario panameño Ricardo Martinelli no le hizo ninguna gracia la venida a su toma de posesión de Zelaya. Incluso, el depuesto presidente hondureño tuvo que posponer una conferencia para no robarle protagonismo al magnate panameño. Lo de la democracia es lo de menos, lo que a Martinelli le importaba era que nadie le robara su show.


Además, hay varios países que pueden jugar una doble baza. Por un lado, condenan y por el otro dan el visto bueno a una negociación que permitiría a Zelaya retornar al poder, pero prácticamente limitado en sus acciones. Dicho de otra forma, las cosas se quedan como están, sin Zelaya y sin consulta. Y nadie asegura que las autoridades que salgan de las próximas elecciones del gobierno de facto no vayan a ser reconocidas. ¿Quién es el ganador entonces? Ahora bien, es muy peligroso aceptar a un gobierno golpista al otro lado de la mesa. Cualquier tipo de justificación o reconocimiento a este golpe militar o a las autoridades que de él nazcan en las próximas elecciones hondureñas abre la puerta a futuras intervenciones militares en la zona. ¿Quién asegura que en el día de mañana los mismos que controlan los verdaderos hilos del poder manejando la economía, quitando o poniendo candidatos presidenciales, magistrados o altos mandos de la fuerza pública no vayan a hacer lo mismo en otro país cuando vean amenazados sus intereses so pretexto del chavismo, comunismo o todo lo que les huela a cambio estructural donde puedan perder sus intereses y sus cuotas de poder? Siempre puede quedar la tentación de dar un golpe de Estado, pues en la negociación posterior algo sacarán los golpistas de beneficio.

Cosas veredes, amigo Sancho Pero independientemente de todo, lo ocurrido en Honduras en las últimas semanas es un ejemplo más que permite retratar a cada cual y determinar en qué lugar de la trinchera ideológica se encuentra. Algo, que por otro lado, tampoco es que sea un delito, pero viene a derrumbar esa estupidez de querer colocarse en una teórica objetividad, cuando cada uno de nosotros está lleno de valores, sensaciones y subjetividades. “Yo soy yo con todas mis circunstancias”, decía Ortega y Gasset. Por eso, cada uno buscará en sus circunstancias y encontrará sus argumentos y contradicciones. Los primeros, los voceará. Los segundos, los callara. Y mientras se defiende que Zelaya es chavista y un peligro para la democracia en la región, no habrá problemas en seguirle riendo las gracias a los mismos que invadieron un país y realizaron una guerra ilegal con centenares de miles de muertos sin que nadie pudiera oponerse a esa carnicería ni sus autoridades llevadas al Tribunal Internacional de la Haya. Ya se sabe, la democracia te permite matar en nombre de la justicia más no te permite poner una urna para preguntar a tu gente. Cosas veredes, amigo Sancho. WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

21


Text: Macario Buen Ojo / Fotos:


Un sicario de la pandilla más violenta de San Miguelito, Los Sopranos, revela secretos de la organización que opera en varias ciudades principales del país. Lo hace dentro de un auto, en un recorrido por su centro de operación, el Valle de los Lagartos. El testimonio es terrible. Tiene 24 horas de haber terminado su última obra. A diferencia de William Shakespeare, quien utilizaba un bolígrafo para confeccionar sus proyectos, este emplea como herramienta de trabajo un revólver calibre 38 con el que arranca vidas humanas. No importa que la acción líquide sonrisas y acabe con cabezas de familias. Su labor es esa: esparcir el dolor, el luto y el rencor entre sus enemigos. Hace unas horas ejecutó a tiros a un colombiano, en el distrito de San Miguelito, que no debe demorar en salir en la tele. El trabajo pagó la módica suma de 20 mil dólares. Es un sicario de los grandes, de ese escuadrón de la muerte que componen la nueva generación de delincuentes que viven en Veranillo y Monte Oscuro, sitios donde originalmente los criminales planificaban y organizaban asaltos a camiones blindados y bancos. La nueva generación -cuya edad oscila entre los 18 a los 30- se hace llamar Los Sopranos. Una de las 49 pandillas que de forma oficial aparece en los registros de la Policía Nacional (PN). Su radio de operación se concentra en el distrito de San Miguelito, donde actúan sin ley y sin gloria.

El criminal de ahora en adelante lo llamaremos Ángel Del Diablo, para evitar cruentas circunstancias. Tiene 25 años, mide un metro 78 de altura, es fornido, de tez negra y taciturno. Nunca abandona su casa sino lleva entre el cinto la pistola. El arma reviste al dueño una paz que nadie más ha sabido otorgarle. También reconoce el temor que representa para él conceder una entrevista donde se conversará de sus malos pasos y de la organización criminal de la cúal forma parte. Y más si la persona en que debe confiar es un desconocido. Precisamente por ello, no dejó de ser receloso. Tanto así que evitó durante horas hacer contacto directo conmigo, hasta que al final de la mañana se sintió seguro y aceptó continuar con lo acordado -hacía quince días- y proporcionó una radiografía de la pandilla que en el último lustro ha dado de que hablar a las autoridades. “Yo soy el asesino a sueldo a quien has venido a buscar” .

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

23


Tiene 25 años, mide un metro 78 de altura, es fornido, de tez negra y taciturno. Nunca abandona su casa sino lleva entre el cinto la pistola. El arma reviste al dueño una paz que nadie más ha sabido otorgarle.

De día el lugar no reviste mayor problema, o por lo menos así aparenta. En la noche se pierde el respeto.


La gerra termian cuand Dos baje

No tardó en presentarse la otra piedra en el zapato. Se pactó que sólo una persona iba tener contacto con el criminal, pero durante los hechos la práctica demostró que se necesitaba de dos personas adicionales. Después de unos minutos entendió que el fotógrafo y el editor de esta revista debían estar presentes. Del Diablo por fin aceptó y trazo el itinerario para recorrer los confines de Los Sopranos. Viajaba junto con una infante. Ella evitaba que sus enemigos le dispararan y además la ingenuidad del menor le permite burlarse de los organismos de seguridad, cuando le toca huir, tras cometer un crimen. La pandilla de Los sopranos en sus inicios estaba compuesta por más de una veintena de maleantes y absolutamente en nada se asemeja a la organización criminal de la serie de televisión que lanzó en enero de 1999, el canal estadounidense HBO y que RPC televisión trasmitió años después. Sin embargo, hay que reconocer que el nombre de la pandilla surgió de allí. Como se observa en el programa televisivo la organización criminal de Tony Soprano operaba en ciertos límites. En cambio Los Sopranos panameños se ramificaron con tal eficacia que un año después controlaban el pabellón 5 de la cárcel La Joya, también extendieron sus téntaculos hacia el interior donde sembraron sus bases en Colón, David, Santiago y San Miguelito. Aunque esto no quiere decir que sea como la Cosa Nostra, que pasó de una generación a otra, donde la pandilla compuesta por italo-americanos queda establecido el jefe o patriarca, representado en el cortometraje en la figura de Tony Soprano. El interlocutor, explicó que en Panamá ese jefe no existe a pesar que la Unidad Antipandillas de la Policía Nacional (PN) considere que el asaltante Abilio González Peralta alias “Pili” es el líder de la organización. Para Del Diablo este reconocido y veterano criminal siempre ha trabajado sólo. “El mismo se organiza y planifica sus robos. No te quitó que cuando alguien pide algún patrocinio, este no duda en apoyar. Pero eso no ocurre siempre” Aquí, no es como Nueva Jersey, en referencia al guión de la serie, donde la hegemonía reposa sobre una estructura piramidal. Aquí se trata de un esquema horizontal donde todos tienen derecho de participar y de emitir una postura sobre un tema; y lo que acoge la mayoría se respeta y se hace cumplir.

Fue en ese periódo que surgieron los problemas de pandillerismo con sus enemigos más fuertes: la pandilla de Los Una Noche, que opera a dos cuadra de ellos. Todo a raíz de una mujer que andaba al mismo tiempo con dos pandilleros, uno de cada banda y por ende, enemigos públicos. Luego, accidentalmente, uno de Los Sopranos le disparó a uno de sus compañeros durante un tiroteo entre estas pandillas. Un amigo murió, y de allí en adelante se intensificaron las diferencias. Esta organización criminal, inicialmente, se autofinaciaba de los delitos de robo a personas, locales comerciales y autos. Luego se puso de moda el tráfico de droga y empezaron a “tumbársela” colombianos y de miembros de las guerrillas o grupos subversivos que utilizan el territorio nacional para el trasiego de cocaína, principalmente. De esa forma, explicó Del Diablo, este grupo delictivo creció de categoría y entraron al negocio de las grandes ligas del narcotráfico. Ahora viven de la venta de estupefacientes, los asaltos, los tumbes de droga y por último el sicariato. Aquí todos cometen cualquier delito no hay especialidades, todos hacen un poco de algo. El nivel de escolaridad de la agrupación, según los informes de inteligencia de la Policía Nacional que ha dado seguimiento a la pandilla desde su inicios hasta la fecha, continúa siendo bajo, aunque existen algunos con culminaciones de estudios de bachilleratos y uno que otro nivel de estudios superiores, pero es la excepción no la regla. En la actualidad el derramamiento de sangre entre estos grupos ha cobrado la vida de 30 personas, tres de Los Sopranos, nueve de las tres bandas enemigas y el resto corresponden a familiares y allegados de los integrantes de estas pandillas. Se trata de una guerra en la que los inocentes son los que ponen los muertos.

Del Diablo, quien se inicio en la delincuencia robando autos porque quería aprender a conducir, confesó que ha cometido siete de estos homicidios, tres por defensa personal y el resto por encargos. “No es por placer, sino por negocio y dinero. Pero no te creas, yo sé que lo que hago no está bien, pero si tuviera otra fuente de ingreso no lo haría. Sin embargo, esa no es mi realidad, tengo que hacerlo, de lo contrario de que voy a vivir” confesó el integrante de Los Sopranos. A diferencia de Carmela Soprano la esposa de Tony Soprano, quien tiene un alto nivel de escolaridad y que no requiere trabajar, las mujeres de nuestros pandilleros son mujeres sufridas, que sí trabajan milagrosamente ocupan puestos de despachadoras en un almacén o en restaurantes, cuando mucho, aunque regularmente Los Sopranos nacieron a finales de 2002 con la inscripción son amas de casa o se dedican al tráfico de estupefacientes como de un equipo de fútbol compuesto por 16 amigos, entre mayores sus maridos. y menores de edad, quienes jugaban en una cancha de baloncesto que era modificada para jugar fútbol, ubicada en Monte Oscuro. WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

25


Encima tienen hijos de padres distintos que en ocasiones han sido asesinados o están en las cárceles. Corresponde, entonces, a las abuelas correr con sus gastos, desde la custodia o tutela de sus nietos, debido a que los padres biológicos no pueden asumir la guarda crianza. Cuando estos niños crecen se alistan en la misma guerra de sus padres, como ya ocurrido, sin tiempo siquiera para evaluar a que bando pertenecerán o si realmente querían pelearla.

Con eso sueñan mucho. Se ven envueltos de mujeres, mercedes, dinero y champaña. Lo hacen bien pasados en drogas. Golpeados de cocaína, marihuana y alcohol al mismo tiempo. En esos momentos también se distancian de los problemas que los agobian: el temor a matar o que los maten. Todavía algo que es peor y que caracteriza la nueva guerra de pandillas, que no se respete a la familia y vaya a ser esta la que pague los platos rotos de sus crímenes.

A pesar de la debacle social por la que atraviesan, son pocos los que observan en la educación el camino a la redención. En su mayoría estructuran el mundo desde una perspectiva delincuencial. Sueñan con que el día menos pensado amanezcan millonarios. Roban o tumban un cargamento de droga (60 kilos por ejemplo. Cada kilo tiene en la actualidad un precio de 4 mil 500 dólares en el mercado panameño) lo que los hace acreedores de más de un cuarto de millón de dólares. Pero esa misma droga puesta en Estados Unidos equivale a 35 mil dólares cada kilo, estaríamos hablando de más de un millón de dólares.

Temor que, coincidentalmente, también está fundamentado durante toda la serie televisiva por Tony Soprano, quien constantemente repite a los miembros de su clan que las bandas de los latinos y los negros no tienen códigos de respecto.

26

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

Para formar parte de este grupo sólo tienes que respetar a sus miembros y mantenerte fiel a los principios: la traición se paga con la muerte. Un distintivo con el que lo reconocen las autoridades es por un tatuaje con que marcan su cuerpo bajo los símbolos de un sol y una S gótica adentro.


Una generación aun más nueva está surgiendo. No tienen la mayoría de edad y están lejos de alcanzarla. Tienen conocimiento de cómo opera la ley antipandillas, por ende, los tatuajes ya no forman parte de su praxis, más bien su consigna está en la búsqueda del poder y para eso, no dudan en cometer cualquier delito, con tal de hacer que su nombre suene en la estructura delincuencial de la cual formó parte una vez, un tío, un hermano o principalmente un padre a quien buscan superar con acciones. Por esta y otras razones de igual peso es que este pequeño territorio de San Miguelito, conocido como el Valle de los Lagartos, de unos cuantos kilómetros, cuya población ronda los 10 mil habitantes y con dos escuelas a su alrededor, convergen cuatro pandillas - Los Sopranos son los más imponentes- que durante el día dan paso a los habitantes sanos y que en las noche cierran filas para dar paso a la maldad que brota de ellos. Cómo solucionar los rencores y las venganzas cuando siguen desaparecidos un hermano, un primo o un padre. Tal vez por eso este sicario insiste en que

este guerra no terminará hasta cuando Dios baje

Entre las veredas del barrio hay cruces en memoria de los jóvenes muertes por la disputa de pandillas.

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

27


ARTE/ MÚSICA

C

arlos Iván Zúñiga no se detiene. Y cuando de música trata el artista empeña el corazón para ofrecerla cultivada casi invitro. Una vez más regresa a la escena local con un disco de 10 canciones que hablan de un periodo díficil y de experiencias que regresan, grabadas en su casa, en su el estudio Son Azul, con el tiempo necesario. Zúñiga perdió en los últimos meses a dos seres importantes en su vida. Primero su abuelo y mentor, Carlos Iván Zúñiga y luego el artista italiano Giacamo, con quién ejecutaba proyectos experimentales y unia una gran amistad. Ambos sucesos y el nacimiento de un tercer hijo marcaron, sin dudas, el camino de la producción. Este talentoso músico, productor, es fuente de inspiración del movimiento de nuevos artistas emergentes que buscan mercado internacional como Señor Loop, Carlos Méndez y El Papo Vecino. En la década pasada fue el líder de la banda Xantos Jorge, considerada como una de las mejores agrupaciones locales. Fue un éxito de ventas en su momento y logró llegar a MTV latino como nadie lo había hecho. La muerte de un integrante y otras de carácter comercial coadyuvaron a su desintegración. En diciembre estará lista la producción experimental que transita por lo acústico. Está tan distante de la realidad musical que su proyecto es necesario para entender el rock panameño. El regreso de Carlos Iván Zúñiga es un hecho.

myspace.com/sonazul

28

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA


ARTE/ PINTURA

C

isco Merel está tomando vuelo. Ha recorrido varios países con ese paraíso natural, fantástico, que logra en intensas sesiones nocturnas y todo parece indicar que las millas seguirán acumulándose. Este artista es muchas cosas. Encajarlo y limitarlo a un sector determinado del arte podría afectarlo. Su proyecto nace de la calle, de la animación 2D y 3D, de la fotografía y la producción audiovisual, de la pintura, no importa su origen. Pero en ese todo, está reflejado una obra que está tomando vuelo a gran escala. Acaba de llegar de New York, donde participó en un foro de nuevas tendencias del arte y la música, ya pasó por Argentina y México. Pronto se irá para Turquía y Russia y pareciera que su agenda no se detiene. Y lo mejor del caso es que su proyecto absorbe la esencia de Panamá y la convierte en un rato de alegría, motivación y belleza. Algo que él llama “naturaleza ideal” . Nos metimos a su taller, donde prepara una nueva exposición. Y desde ese rincón, donde explota en las noches y madrugadas, encontramos a un humilde joven, amantes de las Nike y la innovación, que prefiere que su pintura hable por él y aparezca reducida su participación

30

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

¿De dónde salen esas figuras? “La realidad y la utopía de la naturaleza. La interacción de estos dos elementos es el producto de la necesidad de querer proyectar esa fantasía en el mundo real. Estamos en el terreno de la utopía: una ficción idílica que retoza entre la saturación y la nada. Dos extremos que en esencia son lo mismo: pura abstracción. Los puentes entre ambas abstracciones son las figuras, íconos sublimados cuyos tonos resplandecientes se mueven en líneas curvas o rectas y áreas de colores sólidos. Son figuras que emergen del espacio vacío y simbolizan una naturaleza ideal, no regresando al mítico jardín, sino volviéndolo a inventar.”

ciscomerel.com


ARTE/ LITERATURA

Si nos dejamos guiar sólo por la portada del libro Corazón de

Charol A-go-gó realmente notaremos diferencias en nuestras librerías a partir de su llegada, pero resulta que no es todo. Los relatos de la escritora Lili Mendoza, según cuentistas de altura, como Carlos Wynter Melo son un “cuadro modernísimo con aire a novela gráfica de Marvel o DC comics. Estamos ante una obra que, de tan honesta, se vuelve rara en la literatura femenina actual”. Lili Mendoza lanza su primera publicación, aunque no es una novata en esto de las letras. Es promotora cultural desde hace años, integrante de la directiva de la renovada Asociación de Escritores de Panamá.. Conductora del programa de literatura panameña la hoja y de iniciativas de promoción cultural como Project Odyssey, en colaboración con la Universidad de Alabama. La presentación del libro será en la librería Hombre de la Mancha (Multiplaza). Se espera un debate interesante sobre la literatura femenina panameña que está tomando senderos muy interesantes.

lahoja.blogspot.com

32

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

Un libro diferente

La escritora panameña Lili Mendoza publica su primera obra literaria, titulada Corazón de Charol A-go-gó. La presentación del libro, a cargo de los autores Carlos Wynter Melo y Salvador Medina Barahona, tendrá lugar en la librería Hombre de la Mancha (Multiplaza) el jueves 29 de Octubre de 2009 a las 7 de la noche. Sobre la obra, una colección de cuentos breves, comenta Wynter Melo que se trata de un “cuadro modernísimo con aire a novela gráfica de Marvel o DC Comics. Estamos ante una obra que, de tan honesta, se vuelve rara en la literatura femenina actual.” Lili Mendoza es la creadora y conductora del programa de literatura panameña la hoja y de iniciativas de promoción cultural como Project Odyssey, en colaboración con la Universidad de Alabama.


Text Luz Boyd / Photo Rafael Salazar

cales de Panamá que Carlos Méndez es otra de las promesas musi desarrollo. Su primer en ino genu rock forma parte de una escena de e inteligencia hace gusto ncia, pacie con ando disco se viene cocin productor Argentino, años, pero no es hasta ahora, de la mano del Soda Stereo, y creador daria legen Tweety Ramirez -ex músico de la Páez-, que sale su Fito como as artist para de éxitos en la región álbum De Pie. Bogotá, le sigue Desde el mes de octubre empieza un gira por ctuo en su pasado intera ya e dond co, Méxi nte leme Argentina y posib se aumentó de esta propu universitario con Natalia Lafourcade. La más energía, y os teclad a, band una intensidad. Ahora lo acompaña y teatros de bares los de co músi ico acúst el ser aunque no deja de este país.

WWW.ELGUAYACAN.COM.PA

35


Carlos Méndez / De Pie

¿Cuéntanos acerca de tu primera producción? La misma va a consistir de 10 canciones. Quiero hacer nueve canciones y ver si se puede hacer una colaboración, bien buena ¿De tus composiciones cuál es la preferida? Mi canción favorita es de pie, porque se la hice a mi abuela. Ella vivió junto a mí abuelo en San Francisco durante 45 años y un buen día, el “boom” inmobiliario los obligó a tener que vender y mudarse. ¿Quienes te apoyan en este nuevo proyecto? Mi novia, mi familia y todas las personas que están aquí conmigo, incluyendo a El Guayacán, que le gusta mi música y que de una manera u otra son un gran apoyo para mí.

¿¿Consideras que en nuestro país existen muchos seguidores de los géneros musicales nuevos? Sí. En nuestro país somos seguidores de todo tipo de géneros musicales, y lo acústico no es la excepción. ¿Qué metas a largo plazo te has propuesto? Me gustaría sacar un disco y que pasen 20 años y aún se comente que fue bueno. Además, tener una familia y poder brindarles una buena educación a mis hijos. ¿Qué obstáculos se te han presentado en el ámbito musical, en busca de dar a conocer tu talento? Ahora el mercado no es como antes, es mucho más comercial. Vale como ir a un programa de Latin American Idol, donde te manejan y forman tu carrera y sabes que la gente va a comprar tu disco porque eres el tipo que salió en televisión. Yo soy auténtico.


El Hombre de Piernas Mecánicas Por: Carlos Wynter Melo

I Para el hombre de piernas mecánicas, la crisis energética es más grave de lo que parece. Esto es porque hace años cambió sus extremidades por autos diminutos de doble tracción, su inteligencia por computadoras y sus deseos por programas televisivos. Con su última gota de gasolina, tarde o temprano, intentará cruzar la calle y quedará dormido en su centro como un gorrión que se acurruca despacio. Su corazón de metal, rayado con un nombre de mujer, podrá verse entre sus ropas justo antes de dejar de andar. El silencio será el único que susurrará la historia acabada. II Sin embargo, el hombre con piernas mecánicas no imagina así su final. Es demasiado optimista para semejante visión. Aceita sus extremidades cada noche y les pinta dibujos que las modernicen, les pone alas de poliuretano. Durante el día, trabaja en la reparación de juguetes. Ahí pasa jornadas de ocho horas atornillando mecanismos. No se da cuenta que es una labor fatua: los niños tardan poco en volver a dañar los aparatos. A veces se enamora, si es que eso ocurre a quien tiene un corazón de metal. Por su misma naturaleza, no le representa riesgo ninguno; no sufre; solo ve atardeceres, besa, acaricia y espera el fin de la relación. Acaso lava las piececillas de su bomba cardiaca con alcohol desnaturalizado una vez cada dos días. Sobrevivió así los embates de una mujer a la que realmente amó, hace mucho tiempo. III El mundo acaba todos los días. Esta es una máxima que habría que recordar al hombre de piernas mecánicas. El mundo acaba todos los días, habría que decirle con verdadero cariño… Justamente cambió sus extremidades por autos diminutos de doble tracción, su inteligencia por computadoras y sus deseos por programas televisivos, para evitar la muerte. La mujer amada le hizo sentirse tan frágil que ya no quiso ser de carne y hueso. Y después, cuando tarde o temprano agonice, cuando se evapore la última gota de gasolina en su pelvis de levas, cuando descanse por fin de pesados artilugios, sentirá nostalgia de cuando vivía y moría y renacía en cada momento. La fuerza de esa melancolía casi encenderá su cuerpo una vez más. Pero no. Solo su corazón marcado con un nombre de mujer dirán algo a quienes vean su cadáver.


La Rejera Por: Martín Tarté

Karla titubeó al entrar en la discoteca... - ¿Qué te pasa mi amor? – le preguntó Lucas al verla notablemente intranquila. - Nada, nada – contestó Karla sonriendo – me mareé un segundo, eso fue todo. Pero no se había mareado; era mentira. Karla sabía que aquella noche su ex novio “ay dios mío” Richard, iba a estar ahí. Ya le habían informado anteriormente sus amigas, había regresado de Colombia y la quería ver. Nunca había dejado de pensar en ella, y al parecer, de una manera casi inconsciente ella tampoco. “Soy masoquista” pensó Karla, pero daba igual, ¿acaso alguien en el mundo no lo era?; conocía bien a Lucas y su personalidad de hombre celoso cuando había que serlo. Después de todo, sus oídos nunca habían estado sordos a la fama que Karla “la rejera” arrastraba como una cruz consigo y que había inspirado tantas anécdotas divertidas en sus tiempos. Y aunque aquellos tiempos hubiesen desvanecido de la faz de la Tierra, como una fruta podrida biodegradable, el constante recordatorio del temor seguía punzando a Lucas en cada momento que su mente se debilitaba. - ¿Pero ya te sientes bien? – insistió Lucas - Sí, muy bien mi puchi puchi – le reafirmó Karla de la forma más cursi posible. Cursi pero necesaria y reconfortante incluso para aquel hombre fornido. Una vez dentro de la nube de humo que envolvía a la discoteca, esta si disipó y Karla notó la presencia de Richard en la esquina; estaba con sus amigos, pero seguía igual que siempre. Habían pasado unos dos años, pero era él, incluso se le notaba más sereno, más tranquilo, más confiado... Sus fuentes también le habían informado que Karla estaría ahí esa noche y se había puesto como objetivo hablarle, tan solo hablarle, y decirle todos los pensamientos que habían inundado su mente a lo largo de aquellos interminables dos años sin verla. La noche avanzaba al igual que los tragos: Lucas mantenía el brazo fuerte alrededor de la cintura de su mujer, casi por inercia debería decir, por qué nunca había visto a Richard. Había escuchado sobre él sin duda y las historias del “ay dios mío”, “aaayyy”, “virgen maría purísima” y demás parafernalia Richarezca; pero nunca su imagen le había sido revelada. Y él de lo más tranquilo cedió ante la incomodidad de ir al baño a vaciar la vejiga; sin saber que Richard a lo lejos acechaba a su presa... -¿Ya no te acuerdas de mí? – dijo Richard una vez que Lucas se encontraba en el baño desatando su furia contra la naturaleza.

- Richard, por favor, estoy con mi novio – y soltó el brazo que Richard había agarrado con firmeza. - Vine para quedarme – contestó Richard sacando fuerzas de su embriaguez provisional –, y vine por ti... Karla no pudo evitar sonreír; quizás le había dado risa la frase, la ilusión de un Richard ebrio y confiado que nunca había conocido; pero no era eso del todo. No podía evitar sonreír al sentirse deseada por dos hombres que a su vez no le eran para nada indiferentes. Claro que quería a Lucas, y le quería mucho, pero es que en la vida hay momentos..., solo eso; momentos… Momentos en los que hay que tomar decisiones y ella lo sabía. Richard no esperó más y soltó un beso en los labios de Karla que ella permitió por tan solo medio segundo. Dentro del cerebro de Lucas, que ya había retornado triunfal del baño, la relatividad de ese beso se había manifestad en milenios. Y como una bola de nieve que va agarrando fuerza, masa y velocidad a medida que desciende por la montaña; se abalanzó sobre Richard y lo agarró por el cuello... Ante el tumulto de la gente cotilla, que rodeaba a la policía, mientras se llevaban a ambos chicos poseídos por un demonio interno que se regocijaba en un mar de alcohol, celos y posesión; Karla soltó un grito que pareció detener el tiempo: - ¡Déjenlo! – gritó. Y todas las miradas de los polis, de la gente, del mundo entero, y sobre todo de Lucas y Richard se posaron sobre ella. Karla miró a Lucas y luego a Richard; ambos con la misma inconfundible expresión en los ojos, que guardaban la misma pregunta para ella: “¿dejen a quién? ¿a cuál de los dos?” Karla, absorta en sus pensamientos, enmudeció mirando al vacío perpleja mientras su mirada se perdía entre las luces de los coches policiales que se alejaban llevando consigo el ruido de sus sirenas y ambos chicos que ella amaba entre comillas. Pero ella, con la espalda recta y los hombros erguidos, tan sólo dio media vuelta, entró a la discoteca y terminó su vodka tonic...


elguayacan. com.pa suscribete

online



Domi Guayacán