Page 30

­ ifícil de manejar. Con un promedio en 2009 de d ­medio millón de asistentes, la logística y finanzas ­necesarias para llevar la serie alrededor del mundo se habían vuelto tareas difíciles. Sin embargo, no solo en tierra los problemas se volvían aparentes. También en el aire aparecían dificultades, pues una carrera armamentista de tecnología llevó a los aviones al borde de la zona segura. Cuando problemas de logística forzaron la cancelación de las dos rondas finales del campeonato, finalmente eso fue la gota que derramó el vaso. La competición fue detenida de inmediato.

JÖRG MITTER/RED BULL CONTENT POOL(2), DANIEL GRUND/RED BULL CONTENT POOL, HAMISH BLAIR/RED BULL CONTENT POOL

E

n los casi cuatro años a partir de entonces, el campeonato fue reinventado con nuevas reglas, nuevos formatos y un acercamiento fresco y más práctico hacia la seguridad, como explica el nuevo director general de la serie, Erich Wolf. “El verdadero negocio comenzó a principios de 2013 y a partir de entonces tuvimos que firmar contratos con todos los escenarios, relanzar el deporte desde un punto de vista de la aviación”, dice. “Sin embargo, también nos dimos cuenta de que tenemos que abrirnos a nuevos pilotos. Tendremos una clase de superlicencia, una clase “top” que consiste de 12 pilotos, que compiten en un calendario particular, con un formato en particular. Pero habrá una segunda clase de pilotos, la llamamos “serie de retadores”, abierta a pilotos, hombres y ­mujeres, calificados, a escala global. “También simplificamos las reglas para hacerlo más comprensible para el consumidor, para el espectador en el lugar y para los fans que lo ven por TV”. Los problemas de seguridad que provocaron dudas en 2010 fueron resueltos con la introducción de cierto número de partes estándar, una modificación diseñada para terminar con la carrera armamentista de motores que había comenzado a desarrollarse en el deporte. Además, en una apuesta por mejorar la seguridad, las torres de tela utilizadas para trazar el recorrido fueron elevadas de 20 a 25 metros de altura, un pequeño incremento que, de acuerdo con Sergio Pla, director de aviación, hará una gran diferencia. “Tal vez no parezca mucho para alguien ajeno, pero el tiempo de reacción en el avión es mucho más elevado que antes. Encontramos que no tuvimos ninguna sorpresa en un campamento de entrenamiento que hicimos. Los pilotos tienen un gran margen de tiempo y altitud para resolverlo. Es un cambio que marca una diferencia dramática”. También consiguieron nuevos destinos y cambiaron las pistas citadinas, tan preferidas en las más recientes series, por una mezcla de circuitos sobre tierra, agua y –una novedad– más carreras en entornos controlados. Wolf dice que los circuitos de carreras de autos y los estadios de EU le van perfecto a la serie. “Red Bull Air Race es un deporte de motor por eso debemos ir ­donde los deportes de motor acontecen. Tenemos que proveer a los espectadores con los sitios de mejor calidad que existan, para que ellos puedan ver la pista entera. También deben tener servicios de alimentos y

“LOS PILOTOS REBASABAN SUS LÍMITES E INCLUSO LOS DESTRUÍAN” ERICH WOLF

Abu Dabi, EAU 30

El aviador estadounidense, Michael Goulian, se prepara para el despegue en la serie mundial Red Bull Air Race 2007.

The Red Bulletin Marzo De 2014, Mexico  
The Red Bulletin Marzo De 2014, Mexico