Page 1

Anhelos de libertad Todo fluye

Vasili Grossman Traducción de Marta Rebón Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores Barcelona, 2008 288 páginas. 20 euros

¡NoLuis es tan fácil ser niño! Por Fernando Moreno Claros Pilar Lozano Carbayo Ilustraciones Montse Tobella E L ESCRITOR Yde periodista ruso Vasili GrossEdebé. Barcelona, conocido 2008 man (1905-1964), en España por su 130extraordinaria páginas. 7,50novela eurosVida y destino —“la Guerra y paz del siglo XX” (Galaxia-Círculo)—, fue cronista de guerra enganadora la batalla del de A PARTIR DE 10 AÑOS. Novela Stalingrado y el primer2007, periodista en inforPremio Edebé Infantil es un interesanmar al mundo deacoso la existencia camte relato sobre el escolar, de en los el que la pos de expone exterminio Lasproblema: horribles autora los alemanes. aspectos del experiencias de la II Guerra Mundial, el sufrisus causas, sus posibles soluciones, miento de combatientes civiles así de como las víctimas, lay psicología los los crímeneslas deactitudes Stalin abrieron losy ojos a acosadores, de padres profeGrossman, de creernarrado en los ideales sores… Un que textodejó asequible, en pricomunistas y, en de lo posible, se mera persona porlaelmedida protagonista —un niño atrevió a criticar los absurdos demedidos un régimen con orejas de soplillo—, y con topolítico vez más Su actitud ques decada humor, que inhumano. aseguran una lectura terminó por condenarlo al ostracismo, e inmuy amena pese a la gravedad del tema. cluso tras la muerte de Stalin, Jruschov prohibió la publicación de Vida y destino, que sólo aparecería en 1980 fuera de Rusia, gracias a que un amigo del autor sacó el manuscrito microfilmado. Todo fluye es una hermana menor de aquélla, aunque participa de la misma pasión por desvelar la verdad de hechos irrefutables: los crímenes y la esclavitud del pueblo ruso bajo el leninismo y el estalinismo.

Grossman recuerda a Chéjov por la minuciosidad con la que transmite la psicología de los personajes con mínimos detalles; es claro y dice lo que tiene que decir, de ahí el placer de leerlo. Pero esta “novela” sin acción sólo merece este nombre en parte, pues se trata más bien de un lúcido ensayo con personajes, de un veraz informe de denuncia. La sencilla historia argumental da pie a múltiples reflexiones sobre la tragedia política que asoló Rusia tras la revolución roja de 1917 y determinó el trágico destino de millones de personas; los primeros atisbos de “libertad” duraron apenas unos meses y se extinguieron para siempre. El personaje central, Iván Grigórievich, pasó treinta años en campos de trabajo siberianos. Encanecido ya, regresa a los lugares de su juventud, Moscú y Leningrado, y encuentra que cuantos se plegaron al régimen o tuvieron la suerte de que sus vecinos no les denunciasen como a elementos sospechosos de “traición a la patria” viven con Vasili Grossman (1905-1964), en Svatovo en 1943. cierta opulencia y ostentan cargos de relevancia. Ver a Iván les da que pensar, pues Dibujostiene de Arnal de su tranquila. libro No tincSin paraules (Mediaobvias Vaca). para combatirlo, y que hoy nos zones ninguno la Ballester conciencia embargo, la reflexión del narrador los exime parecen de sentido común: “La libertad es el en parte de su culpa, pues “todos son vícti- derecho a sembrar lo que uno quiera, a conmas: acusados y jueces”. El mayor logro del feccionar zapatos y abrigos, a hacer pan con terror imperante en la “patria de los trabaja- el grano que uno ha sembrado y a venderlo dores y los obreros” fue generar millones de o no venderlo, lo que uno quiera”. Es esa no culpables que se hacían la vida imposi- libertad, desconocida en Rusia “desde hace mil años”, la que obsesiona al narrador: “Lible entre sí. Nogrado tincdeparaules es vida; el estalinismo mataba liberEl brutal represión imperante bertad aprecia su creatividad. El título nolapodía Arnal Ballester la vida”.Ballester Ninguna justificación en la Unión Soviética y lo absurdo del régi- tad sery mataba más explícito. demuestra Media Vaca.que Valencia, 2008apelaba a ra- histórica para un escribir régimenni así: “No tomen eran tales Grossman que no cabe es necesario una sola 120 páginas. 15 euros frase para contar una historia de más de cien páginas, para ceder parte de la traEL HISTORIADOR Y DIBUJANTE Arnal Balles- ma a la imaginación del lector. El autor que tales cartas están publicadas sólode otorga espacio a tres potentes coloter (Barcelona, 1955) bautizó con el títu- mar 1972. rojo y blanco— en unos dires —negro, lo No tinc paraules (No tengo palabras) desde Purismos aparte, que probablemente que, en su opinión, no se valoran uno de los libros con el que más premios bujos más al especialista que al leccomo se debiera. La sociedad, piensa, ha obtenido desde 1998, en el que se interesarán tor común, hay que reconocer que Isaacson ha hecho bastante bien su trabajo, componiendo una obra que ofrece una magnífica visión general de la biografía de mi opinión, la mejor que último volumen en aparecer, en 2006, Einstein. parece, yEs, en en la que el misterio y la magia desempeñan principal. junto aun laspapel de Ronald Clark, Einscubre el periodo que va de mayo a no- existe, viembre de 1920. Se podría pensar, por tein: The Life and Times (1971), y Albert consiguiente, que las numerosas referen- Fölsing, Albert Einstein: Eine Biographie Lo único queda es el amor de que las que, de hecho, se nutre cias a documentos einsteinianos que (1993), Agustín Fernández Eso Paz sí, es mucho más sean posteriores a noviembre de 1920 abundantemente. Ilustraciones deque Pablo Auladell en lo se refiere a las actividaconstituyen novedades aportadas por completa Traducción Soto socialesde e Isabel ideas políticas o religiosas Isaacson, salvo que éste indique lo con- des Anaya. Madrid, Einstein que2007 en lo relativo a su ciencia, trario. No es el caso, en al menos algu- de 176 páginas. ésta14 noeuros sea, por supuesto, marginos casos. Y éstos pueden ser importan- aunque

Historias mudas

Einstein: nada de lo humano le fue ajeno Barro de Medellín

Alfredo Gómez Cerdá Edelvives. Zaragoza, 2008 150 páginas. 7,90 euros

Einstein. vidaDos y suniños universo A PARTIR DESu 12 AÑOS. de Medellín (Colombia), amigos inseparables, viven Walter Isaacson prácticamente la calle, J.huyendo Traducción de en Francisco Ramos de una situaciónMadrid, familiar 2008 difícil. No van a la escuela, Debate. vagabundean, cometen 734 páginas. 28,90 eurospequeños hurtos, sobre todo para comer, e incluso duermen a la intemperie. Un día deciden entrar, por curiosidad, en la gran biblioteca Por José Manuel Sánchez Ron que acaban de inaugurar en el barrio. Y eso cambiará su vida. Una novela “los niños la calle” D ESDE HACE YA sobre bastantes años,desiempre y sobre la función de de la cultuque se publica unahumanizadora nueva biografía Einsra, ganadora del Premio Ala Delta tein pienso indefectiblemente, con2008. un sentimiento que no sabría si calificar como producto de la sorpresa o del aburrimienEl ¡otra secreto If to: más!de E inmediatamente me preAna Alonso y Javier Pelegrínalgo nuevo? gunto, incrédulo: ¿aportará Ilustraciones de Marcelo Por supuesto, ésta esPérez la misma cuesSM. Madrid, tión que me 2008 he planteado ante la biogra264depáginas. eurosde quien tuve notifía Walter 14,90 Isaacson, cia por primera vez en 1999, al leer el magnífico número que la revista Time, de A PARTIR DE 12 AÑOS. Premio El Barco la que él entonces 31 Vapor deera este año, El editor, secreto dedicó de If eseluna de diciembre a, precisamente, Einstein, al que designó “personaje del siglo”. Las líneas de aquel número de Time firmadas por Isaacson me parecieron sensatas e informadas, lo mismo que la biografía que ahora ha escrito. Cualquiera que la lea se dará cuenta de que su autor ha trabajado su tema con ahínco, aunque esto no impide que continuemos preguntándonos si aporta algo nuevo. Expresado brevemente, hay que decir que no faltan datos nuevos sobre detalles biográficos, surgidos de la investigación que Isaacson ha efectuado en, entre otros lugares, los Archivos Einstein de la Universidad Hebrea de Jerusalén, a la que Einstein legó sus documentos y derechos literarios. No son, sin embargo, tantas las novedades como el lector que se fíe de las referencias a las que remite Isaacson puede pensar. Por un lado, no siempre se hace referencia a los volúmenes de los Collected Papers of Albert Einstein que Princeton University Press está publicando desde 1987, aunque es fácil identificar las deudas con esta obra, si tenemos en cuenta que el

O único que queda é o amor

entretenida novela de aventuras en la que se combinan elementos del fantasy con la estructura y el estilo de los cuentos maravillosos tradicionales. Una historia muy intrigante, con atractivos personajes —príncipes y princesas, hadas y magos— que luchan valientemente por su libertad, en la que nada es lo que

Agustín Fernández Paz Xerais. Vigo, 2007 178 páginas. 13,75 euros

A PARTIR DE 14 AÑOS. Volumen de relatos, del gallego Agustín Fernández Paz, galardonado con el último Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil del Ministerio de Cultura. Se trata de 10 relatos sobre el amor y su ausencia, protagonizados por personajes de

Albert Einstein visto por Loredano.

tes; por ejemplo, dos cartas de 1932 que intercambió con su amigo Michelle Besso, que tratan de la relación que Einstein mantuvo con su hijo Eduard, que padecía esquizofrenia. Isaacson se limita a dar la referencia a su localización en los archivos de Jerusalén, obviando infor-

nada. En lo que a reconstruir y explicar la física einsteiniana, no se puede comparar con el, aún no superado, libro de Abraham Pais El Señor es sutil… La ciencia y la vida de Albert Einstein (1982), que publicó en España Ariel, con, creo, no demasiado éxito (recuerdo haberlo visto saldado en

do lo real es racional, todo lo que es inhumano es absurdo e inútil”. La historia de Rusia que el lector va conociendo a través de las reflexiones del excarcelado es absurda y espeluznante. Terribles son las páginas sobre el asesinato en masa de los kulaks o campesinos “ricos”, acusados por los estalinistas de sabotear la aberrante nueva economía de los koljós. Stalin condenó a cientos de miles de personas a morir de inanición al requisarles el grano y prohibir sus cosechas. A ello se añadieron las deportaciones obligatorias de calmucos, chechenos y otras etnias minoritarias condenadas por decreto a la extinción; y los incontables crímenes políticos, las delaciones por naderías que conllevaban ajusticiamientos e internamientos durante décadas en campos de trabajo. “Todo fluye, todo muta”, este pánta rei que enunció Heráclito significa para Grossman que el mal en Rusia nunca dejó de transformarse para adquirir nuevas formas de someter y torturar. En suma, Todo fluye da una lección absorbente de negra historia, esa que es necesario conocer a fin de que sea más difícil repetirla. Quienes leyeron con admiración Vida y destino comprenderán Todo fluye, escrita con más desesperación y a modo de testamento por alguien que ya ni siquiera esperaba serque leído. La excelente versión no entiende la ilustración es un ejer- de la gran traductora cicio intelectual, unMarta hechoRebón al queconfiere el Mi- al lenguajede deCultura Grossman eficaciaencontrar y solidez. ! nisterio pretende el remedio. Por eso el Premio a las Mejores Ilustraciones de Libros Infantiles y Juveniles —ganado por Ballester en unos grandes almacenes; el destino 1993— es desde este año elacaso Premio Nainevitable para todo yaquello que se contencional de Ilustración, este autor ha ga “demasiada” ciencia). convertido en su primer ganador gracias Lohistorias “social” mudas. prima, por consiguiente, soa sus E. Silió ! bre lo científico. Por supuesto, pocos se sorprenderán de semejante hecho, aunque constatarlo no deje de suscitar sensaciones dolorosas, al menos a quien escribe estas líneas. Recordemos, en este sentido, aquellas frases que Einstein incluyó en sus espléndidas Notas autobiográficas (1949): “Lo fundamental en la existencia de un hombre de mi especie estriba en qué piensa y en cómo piensa, y no en lo que haga o sufra”. Claro que, ¿habría terminado considerándolo la sociedad uno de sus grandes héroes, o designándole la persona más sobresaliente del siglo XX si la prensa no hubiese difundido algo de lo que hizo o sufrió, si no fuese el hombre público que terminó siendo? Muy probablemente no. Y de hecho Einstein contribuyó a edad este yfenómeno: su biografía, en distinta condición que se enamoran efecto, proporciona sobrados elementos y descubren el poder de un sentimiento “capara la curiosidad extracientífica. paz denutrir transformarnos más profundamente Aunque argumentaba con frecuencia que ningún otro”, en palabras del autor.que Del lo que deseaba era laque soledad, vivir en allá un primer amor al amor perdura más faro mundo, arte de laalejado muerte,del pasando porentregarse los amoresal impoysibles a la o ciencia paraen “huir la vida diaria, frustrados, unosde relatos espléndidos ysuconmovedores. V. yFernández con dolorosa crudeza monotonía”, lo cierto es que disfrutó con la fama que alcanzó, una fama que él también propició y utilizó, como bien muestra Isaacson. En realidad, “nada de lo humano le fue ajeno”, aunque a veces ello fuese así sin que él lo pretendiese. Vivió, recordemos, en un tiempo histórico desgraciado, el de las dos guerras mundiales, el de una Europa en la que el antisemitismo —y él era de origen judío— se palpaba casi en cada esquina. Tuvo, es cierto, más suerte que muchos otros; encontró un nuevo hogar —y una nueva nacionalidad a añadir a su ya nutrido currículo de alemán, apátrida y suizo— en Estados Unidos, aunque tampoco halló allí la paz que ansiaba: era el país de demócratas como el presidente Roosevelt y su esposa Eleanor, pero también el de J. Edgar Hoover, el siniestro director del FBI, y del senador McCarthy, quienes vieron en el sabio profesor que llegaba del otro lado del Atlántico un serio peligro para la nación que ellos deseaban. No, ciertamente no pudo, ni quiso, huir de la vida diaria, con su dolorosa crudeza. Y está bien tener un nuevo libro que nos lo recuerde. ! EL PAÍS BABELIA 06.12.08

17

Reseña Babelia Todo fluye, Vasili Grossman  

Reseña de Luis Fernando Moreno Claros de la novela Todo Fluye de Vasili Grossman, editado por Galaxia Gutenberg.