Page 325

16 – LOS ESPACIOS CONDICIONADOS DE LA GUERRA les..." (pág. 226) Y todavía un lugar más, el de la Plaza de España: "...se acababa de alumbrar una descomunal bandera española formada por millares de bombillas rojas y jaldes que ocupaban varios pisos de la fachada. Durante uno o dos minutos resonó un hervidero de aplausos, una gritería confusa." (pág. 226) Además de esta recreación directa existen otras más, narradas desde lo que oyen accidentalmente en un bar: detalles insignificantes sobre la visita como el cambio de coche, horarios, aclamaciones,...y también el propio sentir popular, con un intento de imitar el lenguaje de la calle: "Ya verá usted con la llegada del personaje ése. ¿Ha pasao por la Puerta de Alcalá... y por Cibeles...? ¿No ha estao en la Castellana?... Hay luces y focos y banderas para parar un tren: dicen que hasta los focos de los estudios de cine han sacao a la calle. Una hermosura. Lo que es menester es que no llueva..." (pág. 216) * Todo este ambiente contrasta con el objeto narrativo de la novela: la ciudad que recibe al exiliado no tiene ninguna pomposidad, sino al contrario, cierto aire clandestino como corresponde al ambiente narrado, miedoso: "...es exponerse a que el hecho se divulgue y se convierta en la comidilla de todo Madrid." (pág. 23). Aunque es, narrativamente hablando, más importante que la recepción del presidente, se discute la necesidad de ocultarlo: "Por eso le dije que no, que no entendía la necesidad de guardar semejante silencio acerca de la llegada de Alonso o de su presencia en Madrid lo mismo que si se tratara de una deshonra." (pág. 23) Y la facilidad con que puede 324

Profile for Rafael del Moral Aguilera

MADRID EN LA NOVELA  

Presencia de la ciudad de Madrid en las novelas españolas entre en periodo comprendido entre 1939 y 1975

MADRID EN LA NOVELA  

Presencia de la ciudad de Madrid en las novelas españolas entre en periodo comprendido entre 1939 y 1975

Profile for rdelmoral
Advertisement