Page 285

14 – LA INTROSPECCIÓN EN LA CONCIENCIA tulias familiares: "Por las noches, sentados en torno a una mesa, la familia hablaba de las rebajas, del precio del pollo, del ascenso del tío, don Mariano, un hombre que sabía mucho de la segunda guerra mundial." (pág. 27) Y también el ambiente de la calle de Alcalá "cortando" Manuel Becerra hacia Goya: "Pese a que el frío era muy intenso, la calle estaba llena: mozos elegantemente vestidos, de abrigos largos, se asomaban a los escaparates de celofán, algunos matrimonios volvían de los cines próximos." (pág. 122) Visitas al Zoo, (pág. 15) Y las modas: "Los jóvenes con pantalón campana abundaban." (pág. 24) "...la burguesía de la maxi vestimenta se dirige, como él, hacia Velázquez, Núñez de Balboa, Castelló,..." (pág. 109) Y tampoco escapa a su descripción la atendida Gran Vía-Plaza de España: cines, soldados, prostitutas, librerías, cerilleras, piperas "... casi ciegas sin historia, que observaban la vida a través del prisma de sus faldones. ...con sus Chesterfiels en los refajos... " (pág. 24) "sacan sus guisos de guisantes y salsa tártara para solazarse en el deber cumplido." (pág. 110); barrenderos que "...empujaban cansinamente su negra canasta de barquillos;" (pág. 17) O las castañeras (pág. 87) Los valores narrativos de Javier del Amo son indudables, y en la dimensión aquí tratada, aunque con aciertos parciales, la ciudad es un fondo de acción y además un espacio que recoge la intimidad del protagonista-narrador. Para las ambiciones de la novela, el equilibrio resulta bastante ajustado. Madrid es la "...imagen de desaliento, de la melancolía, de la no-luz en estas calaveras, todos están muertos, tres millones de muertos yendo en el metro..." (pág. 32)

284

Profile for Rafael del Moral Aguilera

MADRID EN LA NOVELA  

Presencia de la ciudad de Madrid en las novelas españolas entre en periodo comprendido entre 1939 y 1975

MADRID EN LA NOVELA  

Presencia de la ciudad de Madrid en las novelas españolas entre en periodo comprendido entre 1939 y 1975

Profile for rdelmoral
Advertisement