Page 23

telefonicas en las que se quejaba de las encuestas y ademas le restaba importancia al cargo que postulaba. Estas son algunos de los motivos por los que las favoritas al sillòn municipal perdieron votos, cayeron en la ambiciòn al poder y la ética por parte de los medios fue dejada de lado, logrando asì mas sintonìa y rating. En estas elecciones aùn no se ha determinado quien fue el ganador, si hablamos de numeros, ambas candidatas estan todavìa peleando por saber quien saldrà victoriosa, una de las dos serà la nueva alcaldesa, lo que si se sabe es que el mayor interès es el poder, no el pueblo.¿Dónde quedó entonces la objetividad y la ética por parte de los medios y los partidos polìticos? Creo que la lucha por la verdad y la transparencia, en esta campana esas palabras quedaron escondidas en un diccionario viejo. Lo ùnico cierto es que la historia electoral del Perú registra pocos procesos electorales que hayan resultado tan reñidos como los de este último domingo en Lima Metropolitana. Susana Villarán o Lourdes Flores están disputando voto a voto la posibilidad de gobernar la capital de la República, y de esta manera convertirse en las primeras mujeres en ser elegidas en el importante cargo.

Escribe Cristine Andìa Ortiz

Los profesionales a diario confrontan problemas en el ámbito laboral, también con las personas que los rodean, este quehacer cotidiano hace que en mucho de los casos cometamos errores que a diario esto ocasiona que violemos la moralidad.

Faltaen de Ética el Centro Laboral Los hombres y mujeres en nuestra sociedad enfrentan problemas, situaciones que de una manera u otra podrían poner en tela de juicio su buena conducta, muchas veces ellos mismos dudando de su propia profesionalidad, pero teniendo siempre en cuenta que existen desde tiempos anteriores deberes y derechos que cada uno sabe donde encasillarse. La libertad es un privilegio del que gozamos las personas, por vivir en un país libre y nos permiten actuar como deseamos, e aquí el gran problema cuando utilizamos nuestra libertad sin consciencia, sin pensar que nuestra libertad, derecho y deber nos puede llevar a destruir nuestra buena imagen y la de la empresa, institución, medios de comunicación o entidad donde laboremos. Los escándalos, despidos masivos y remuneraciones infladas de los ejecutivos han hecho creer a muchos que el mal comporta-

miento corporativo es la regla. Esta es la razón por la que cada vez es más importante que quienes están en la cima revisen su relación con los clientes, empleados y accionistas. De ser un líder nos aremos la siguiente pregunta, ¿cuál es el mejor modo de dar el ejemplo? Ante nada, uno debe creer que la integridad ética es fundamental para la salud de la organización además que la compañía debe mostrar respeto por los derechos humanos. Luego es más que importante establecer nuestras creencias éticas y respetarlas a toda costa, dar un buen ejemplo, Después de todo, el mundo se sostiene sobre un balance entre bueno y malo, correcto e incorrecto, éxito y desastre. Debemos decidir de qué lado estamos, y hacer lo correcto.

Escribe Silvia Lizeth Orbegoso Tello

Prueba  

Ver como sale

Advertisement