Page 1

AÑO 1 N° 44

BUENOS AIRES, MIERCOLES 25 de abril de 2012

EXCURSIONES

gerardo dell oro

Aprendizaje en primera persona Las salidas didácticas permiten encarar un viaje diferente hacia el conocimiento. Experiencias de docentes que van con sus alumnos al contacto del saber. Pág. 2 a 5

Mosqueteras de la educación Hace 50 años se recibieron de docentes y ahora se reunieron para conmemorar sus bodas de oro. Un compromiso con la amistad y la enseñanza. Pág. 8

Cambios La escuela que obligan con mirada a aprender de niña Pág. 6

Pág. 7


2

|| Clarin || educacion || MIERCOLES

25 de abril de 2012

El Zoo de Buenos Aires, un clásico donde a través de la observación directa se busca concientizar a los alumnos sobre la importancia de la conservación.

Excursión al conocimiento Desde una visita al zoológico hasta un paseo por el parque del barrio, la escuela suele brindar a los estudiantes la posibilidad de salir “puertas afuera” para encarar otras formas de aprendizaje a partir de experiencias directas. Claves para aprovechar al máximo estas salidas. Andrea Miranda

Especial para Clarín

A

sí como un viaje amplía el mundo, una salida educativa lo acerca y enseña. Dejar el aula de vez en cuando para observar la realidad del “afuera” es un aprendizaje que el alumno difícilmente olvide. Además, es una fórmula eficaz de contextualización, que refuerza ese aprendizaje. En este informe de Clarín Educación, algunos aportes que tal vez animen a intensificar estas ricas experiencias pedagógicas. “Las salidas didácticas o educativas se planifican con anterioridad. Los alumnos pueden ir a un determinado espacio físico a seguir aprendiendo sobre esos conocimientos que están adquiriendo”, apunta la psicopedagoga Myriam Decunto, directora del nivel inicial

del Colegio Claret, de Villa General Mitre, al tiempo que destaca que la riqueza de estas experiencias es “que en el grupo de alumnos se despierta el interés por seguir investigando”. Natalia Zacarías, licenciada en Educación y miembro del equipo de Educación de la Universidad Torcuato Di Tella, acentúa que la experiencia directa permite “contextualizar un contenido, pasar por el cuerpo aquello que nombramos y describimos en las clases”. Y considera que al ser “un modo interesante de generar un vínculo diferente con el saber, es necesario propiciar estos espacios tanto en la educación obligatoria como en el resto de los niveles. Por ejemplo, en la educación superior, cuando un estudiante comienza a transitar una carrera, necesita estar en contacto directo con los lugares y los conocimientos requeridos para desempeñarse eficientemente, al

Las excursiones permiten que los sentidos de los chicos entren en contacto con aquello que están estudiando

mismo tiempo que ratifica o no su interés por el campo de conocimiento que escogió”. Liliana Bernardi, supervisora de nivel inicial de la Región VII, departamento de General López, provincia de Santa Fe, pone en el centro de la escena al educador como “responsable de diseñar mundos posibles donde los niños puedan apropiarse del conocimiento”. Habla de que “la experiencia directa promueve el aprendizaje, agudiza las miradas, abre a la reflexión, al intercambio, a la interacción con los objetos del medio. Todo esto es vital para el nivel inicial, donde comienza un proceso de socialización sistemático”. Docentes y alumnos motivados Las salidas dependen de la propuesta pedagógica del docente. Según las fuentes consultadas, conviene que: e se adecuen a la planificación

se enmarquen en un proyecto tengan una finalidad clara. Salir de la institución sin objetivos pedagógicos planteados de antemano hace que la salida coseche menos o hasta carezca de sentido. “La salida didáctica no puede carecer de objetivos. La salida en sí tiene una finalidad propia que es acercar a los chicos al conocimiento y a la realidad del campo que están trabajando. El docente, en su planificación, tiene que plantearse objetivos: por qué y para qué van a determinado lugar; qué espera mostrarle a sus alumnos; qué elementos facilitadores del aprendizaje va a resaltar con esta experiencia directa”, detalla Myriam. Una salida al teatro, por ejemplo, puede tener un fin recreativo o bien ser un disparador para hablar de una determinada época cultural. Ana Ravaglia, subsecretaria de Gestión Educativa y Coordinación Pedagógica del gobierno de la Ciue e

David Fernández

>> informe para docentes y padres


MIERCOLES 25 de abril de 2012

|| educacion || Clarin || 3

>> CONSEJOS PARA PADRES

A

veces ante una salida, aparecen muchos temores acerca de cómo se llevará a cabo, sobre todo cuando los chicos son más pequeños y hacen sus primeras experiencias fuera del colegio. A continuación, algunas claves de los especialistas y docentes consultados para “acompañar” estas salidas desde casa:

1

Lo mejor es despejar las dudas con el docente u otro referente de la institución. Al conocer cómo se hará la excursión, cuántos y quiénes serán los adultos que los acompañarán, la hora de regreso y demás, al menos parte del miedo se disipará. Es muy importante transmitirles a los chicos confianza en la escuela y en los docentes los acompañan.

Ricardo Braginski

2

Recordar siempre enviar la autorización correspondiente, ya que sin ella el niño no podrá salir de la escuela (aunque se haya pagado la excursión).

3

Llegar temprano al punto de encuentro. Al cumplir con el horario estipulado, el grupo puede salir y hacer la visita con el tiempo previsto, sin corridas.

rbraginski@clarin.com

4

Interesarse por la experiencia directa que el niño vivirá. Si en la escuela le piden que busque información vinculada al tema de la salida, ayudarlo y conversar con él sobre sus expectativas. También puede ser valioso volver en familia al lugar que se visitó con la escuela, o proponer otros paseos educativos.

Gustavo Ortiz

testimonio 1 DéBORA APFELBERG 26 años de docencia MAESTRA DE 5º GRADO EN LA ESCUELA Nº 3 de ALMAGRO e En el marco del área

Conocimiento del mundo, el proyecto “Cambios y permanencias en la vegetación” tuvo como objetivo que los chicos pudiesen observar y comprender los cambios que atraviesan las plantas a lo largo del año. Las tres visitas al parque posibilitaron que los alumnos observaran, registraran (a través de sus notas y de muestras) y, de vuelta en el aula, analizaran y compararan las muestras. e Como ventaja adicional, las

salidas al parque –que se hicieron a pie, sin dificultad ni costo– también permitieron que los chicos se relacionasen entre ellos más allá de la escuela. Ese contacto, más amplio, permitió una conexión más libre entre todos.

débora

e El objetivo de la experiencia

directa es conocer, en pequeñas dosis, el mundo que nos rodea, al que tenemos acceso.

Débora Apfelberg encaró con sus alumnos un proyecto para observar los cambios de las plantas durante el año.

dad de Buenos Aires, señala que cada docente sabe la riqueza que puede aportar una experiencia directa para que el alumno, partiendo de una hipótesis, vivencie el conocimiento y evalúe si se corrobora esa hipótesis. “Todas las salidas están engarzadas en un itinerario didáctico en el que se plantean interrogantes: qué voy a investigar”. La participación activa, además, “pone al alumno en situación de asumir el desafío de ser protagonista de una experiencia significativa y enriquecedora que le va a facilitar en el acercamiento al contenido que uno quiere enseñar”, concluye. En 2011, segundo grado de la Escuela N° 3 de Almagro trabajó el proyecto “Las plantas y los cambios en la vegetación a lo largo del año”, en el marco del área Conocimiento del mundo. De la mano de su docente, Débora Apfelberg, visitaron tres veces el Parque Centenario (en

diferentes estaciones del año) para observar y registrar los cambios y permanencias en la vegetación. El trabajo, que se convirtió en proyecto anual, mantuvo motivados a la maestra y a los chicos. La idea de esta experiencia directa fue que los chicos salieran a ver lo que estaban aprendiendo en clase, que pudieran experimentar y comparar los diferentes cambios de los seres vivos, que se hicieran preguntas y buscaran información en diferentes medios. “Compartir con los compañeros actividades fuera del ámbito escolar también les permitió interrelacionarse de otro modo”, cuenta Débora. Recuerda cómo, a partir de la salida, creció el nivel de participación en el aula. “Estaban entusiasmados, todos querían mostrar sus datos y lo que recogieron. Estaban motivados para hablar; era más fácil decir lo que veían”. El entusiasmo del maestro mo-

El entusiasmo del maestro motivado contagia a sus alumnos e influye en los buenos resultados

tivado, que a su vez contagia a sus alumnos, también es destacado por Myriam porque influye en el buen resultado de la actividad. En cambio, cuando el docente “va porque se lo imponen y no tiene idea ni a dónde va”, la salida no tiene buen pronóstico ni resulta positiva. En la misma línea, Liliana considera que es el docente quien tiene la posibilidad de “abrir o cerrar la experiencia”. Mientras que “los niños, en su gran capacidad de investigar, de descubrir, son quienes la motorizan, el docente tiene la responsabilidad de no obturar este proceso sino permitir el maravilloso vuelo de aprender”. Salidas para diferentes niveles Aunque a veces por los costos elevados se acotan las salidas, la realidad es que hay experiencias muy productivas que casi no tienen costo. En el nivel inicial,

A ponerle el cuerpo a la educación Últimamente se habla mucho acerca de la extensión de las fronteras de las escuelas, especialmente a partir de la irrupción de las tecnologías digitales que permiten conectar la experiencia de un aula con la de otra. El proceso de enseñanza ya no se produce sólo entre las cuatro paredes del grado o la división. Internet y las nuevas herramientas (wikis, redes sociales, etc.) amplían este espacio. Pero si bien las mentes y el conocimiento se van expandiendo, los cuerpos de los estudiantes quedan ahí, frente a la pantalla de la computadora. Y más aún en un contexto en el que el espacio público se vuelve cada vez más hostil y preocupante. Por eso son tan necesarias las experiencias directas, o las excursiones como las conocemos en el barrio. Salir del colegio, para tomar contacto directo con el objeto de estudio, pone en un nuevo contexto a la materia que se está enseñando. Además, bien planificadas, las excursiones motivan especialmente a docentes y alumnos. Los especialistas y educadores consultados para esta nota de Clarín Educación dan algunas claves para que el esfuerzo que siempre implica mover a los alumnos se potencie al máximo: desde la necesidad de planificar con tiempo la actividad; hasta el tipo de tratamiento que se debe hacer de la información con los alumnos antes y después de salir; o las mejores formas de aprovechar el momento en el que trascurre la actividad. Pocas cosas quedan tan grabadas en nuestros recuerdos como esas mágicas excursiones que hemos hecho de chicos. El ciclo lectivo 2012 recién está dando sus primeros pasos. Ojalá que los alumnos puedan dar muchos de ellos en una de estas tan significativas experiencias.

Consejo Asesor Tres especialistas contribuyen a definir los temas y el enfoque de las notas en Clarín Educación. Rebeca Anijovich

Especialista y Magister en Formación de Formadores (UBA). Docente en UBA y Univ. San Andrés. Asesora en escuelas argentinas y latinoamericanas.

Guillermo Jaim Etcheverry

Médico y doctor en Medicina (UBA) Ex rector de la UBA. Miembro de la Academia Nacional de Educación

Juan José Llach

Licenciado en Sociología (UCA) y en Economía (UBA). Ex ministro de Educación de la Nación.


4

|| Clarin || educacion || MIERCOLES

25 de abril de 2012

>> informe para docentes y padres estrategias para el aula 1. Planificar la salida con cierta anticipación

2. Definir los focos de la visita

3. Adelantarles a los alumnos qué ofrecerá la visita

Tanto por cuestiones legales (por ejemplo, el requisito ineludible de reunir las diversas autorizaciones para salir de la escuela) como organizativas, es necesario contar con tiempo suficiente para preparar la salida, y planificar la experiencia y sus objetivos pedagógicos.

Entre la multiplicidad de posibilidades que ofrece cada salida, hay que evaluar y prever a cuáles se les dará prioridad, en qué puntos se hará foco, qué podrán observar y corroborar los alumnos.

Para involucrarlos y motivarlos, es importante contarles por qué harán esa salida, qué información les aportará, cómo será la experiencia, etcétera. También, cómo deberán comportarse en el lugar ya que no es lo mismo ir a una granja que a una obra de teatro o a un museo.

testimonio 2

adónde ir

LILIANA BERNARDI 33 AÑOS DE docencia SUPERVISORA DE NIVEL INICIAL DE LA REGIÓN VII, DEPARTAMENTO de GRAL. LÓPEZ - PROVINCIA DE SANTA FE e En la experiencia directa el niño

y el docente recuperan el medio, la cultura, los objetos; se los apropian, los resignifican y proyectan. Ahí radica su gran valor. e El docente tiene la llave para

abrir o cerrar la experiencia. Los niños, en su capacidad de investigar, son quienes la motorizan.

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través de la Guía AVC (Antes de salir, Visita y Continuidad en la escuela), ofrece a los docentes opciones de salidas y material didáctico de soporte. Pueden descargarla en: http://www.buenosaires.gov.ar/ areas/educacion/aer/guias_avc. php?menu_id=33321

liliana

e Que una visita sea provechosa

depende de su planificación y de su trabajo previo. Es todo un acontecimiento en el jardín de infantes; a veces toda la comunidad está a la espera de esta actividad. En nuestro nivel es donde se da ese intercambio con la familia, con el barrio, con lo público. e La experiencia directa siempre

está en un marco de continuidad de aprendizaje, no suele ser espontánea sino planificada, acordada con los alumnos. Lo recabado se trae al trabajo en sala, en donde se da un proceso de organización y de reflexión del cual pueden surgir otras propuestas. Liliana Bernardi destaca el rol del docente como planificador y conductor de las experiencias directas.

por ejemplo, recorrer el barrio para observar sus características o para trabajar educación vial, o visitar el comercio de la familia de algún alumno, son posibilidades muy enriquecedoras. Lo mismo ocurre en primaria, al observar en un parque cercano –como ya se ha comentado– los cambios que producen las estaciones en la vegetación. Hay visitas clásicas como la del Zoológico, que ofrece recorridos adecuados a cada nivel. Leticia Forte, asistente académica de la dirección de Educación Ambiental del Zoo de Buenos Aires asegura

que “la visita es un disparador” y que, a través de la observación directa, de los sonidos, se puede generar en los alumnos no sólo conocimientos específicos sobre los animales, sino también abrir sus conciencias acerca de la importancia de la conservación. El Planetario, el Museo de Ciencias Naturales, los de Historia y los de Arte, alguna fábrica, el Botánico, la visita al taller de algún artista plástico, el Teatro Colón, los recorridos por La Boca y Caminito, el Circuito Belgraniano, el Museo Saavedra, y también las obras de teatro en inglés son, en general,

Creer que dentro de las aulas vamos a poder resolver todo es negar el mundo que tenemos afuera

las salidas más elegidas hoy. El nivel medio suele asistir también a charlas sobre las carreras en las universidades, ir a la Feria del Libro y, ocasionalmente, visitar alguna biblioteca. Desde el punto de vista de Natalia Zacarías, “la experiencia directa puede ser un continuo en la educación. Se sigue aprendiendo todo el tiempo. Creer que dentro de las aulas podemos resolver todo es negar el mundo que tenemos afuera, si bien cada vez hay más maneras de gestionar dentro del aula experiencias directas –dentro de las oportunidades y los permi-

Algunas de las opciones más clásicas de la ciudad: • Zoológico de Buenos Aires: 4011-9900 - http://www.zoobuenosaires.com.ar • Planetario: 4771-6629 - escuelasplanetario@buenosaires.gob.ar - www.planetario.gob.ar • Teatro Colón: 4378-7127escuelasvisitas@teatrocolon.org. ar; www.teatrocolon.org.ar • Observatorio astronómico (P. Centenario): 4981-1236 ; colegios@amigosdelaastronomia.org • Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia: 4982 4791 /6670 - visitas@macn.gov.ar www.macn.secyt.gov.ar - Jardín Botánico: 4831-4614 ; jardinbotanico.buenosaires.gob.ar Algunas visitas en provincia: • Museo de Ciencias Naturales de La Plata. 0221-4234925 - 4257744 int. 133 - servguia@ museo.fcnym.unlp.edu.ar • República de los niños, La Plata. 0221-484-1409 int. 107 - www. fundacionvalorar.org.ar • Villa Ocampo, Béccar. 47324988 – informes@villaocampo.org • Temaikén, Escobar. (0348) 4436900 - reservas@temaiken.org.ar • Zoo de Luján, Luján. (02323) 435738/ 494218/ 494618 - www. zoolujan.com • Zoo de Florencio Varela. 42750614 - florenciovarela.zoo.com.ar


MIERCOLES 25 de abril de 2012

|| educacion || Clarin || 5

AGENDA

4. Previo a la salida, trabajar el 5. Contacto directo 6. Después de la salida, dar continuidad al tema en clase tema en el aula Para que la salida sea fructífera lo ideal es que los chicos conozcan el tema de antemano, y que, conducidos por el docente, se hagan preguntas, conversen sobre los diferentes aspectos, y generen una hipótesis a corroborar durante la visita. El trabajo previo es clave para aprovechar bien la experiencia.

La observación en el lugar y el contacto con el objeto de estudio son centrales en toda excursión. Por eso es fundamental lograr el interés mientras sucede la visita.

Para completar el proceso, es imprescindible retomar el tema en clase a fin de poner en común la experiencia vivida y evaluar si se cumplieron los objetivos planteados. Preparar carteleras a partir de la información recogida en la visita permite sociabilizar la salida hacia los demás cursos.

Juan José traverso

testimonio 3 MYRIAM DECUNTO 22 AÑOS DE docencia DIRECTORA DEL NIVEL INICIAL DEL COLEGIO CLARET - VILLA GRAL. MITRE e Las experiencias directas permi-

myriam

ten tocar, oler, gustar, visualizar lo que se ve en los libros. e En jardín, podemos invitar a una

mamá que recién tuvo un bebé: ver cómo le cambia los pañales dentro de la sala es una experiencia directa; los nenes ven una situación que ellos suelen dramatizar en el rincón de dramatización. e Los campamentos y acanto-

Myriam Decunto es directora del Colegio Claret, donde las salidas didácticas atraviesan todos los niveles.

sos que haya–, hay que preparar a los alumnos para un aprendizaje a lo largo la vida. No hay que cerrar las puertas de la escuela y que todo tenga que suceder ahí adentro”. En algunos casos, la educación superior avala esta reflexión y propicia espacios para que el sello de la experiencia directa llegue también a sus alumnos. En la carrera de Comercio Exterior de la Fundación Standard Bank, se promueven viajes de práctica profesional desde primer año. Emma Fontanet, que es profesora de la carrera y tiene a cargo las actividades extracurriculares de la Fundación, expresa que estos viajes son muy planificados y favorecen el aprendizaje de los alumnos. En el interior visitan aduanas, puertos, zonas francas, conocen la producción local, qué se le puede ofrecer al mundo. Al exterior viajan con una agenda de reuniones pautadas con universidades, embajadas, consulados, cámaras. Esta experiencia cambia completamente al alumno: “No tiene nada que ver un chico que viajó con uno que nunca viajó: el abordaje y el interés que luego demuestra por la carrera es otro”. Marcos Quesada, doctor en Ar-

Las experiencias directas tienen la potencia de una vivencia personal y conducen a una mejor relación con el aprendizaje queología y profesor de la Universidad Nacional de Catamarca (UNCa), también pondera lo positivo de estas experiencias. “En la Escuela de Arqueología de la UNCa, los estudiantes rápidamente se vinculan a los proyectos de investigación en marcha y participan en trabajos de campo, aprenden diversas técnicas –excavación, prospección y relevamiento en sitios arqueológicos–, y se van acostumbrando a resolver problemas logísticos. Además, tienen la posibilidad de conocer las poblaciones locales, comunidades campesinas y pueblos originarios e interactuar con ellos y de ir desa-

rrollando una mayor sensibilidad e interés por sus problemas y demandas. Muchos de quienes dirigimos trabajos de campo vemos esta situación con la expectativa de que la experiencia derive en la orientación de los estudiantes hacia problemáticas de mayor relevancia social y, felizmente, eso sucede con frecuencia”. En síntesis, el valor de una experiencia contextualizada atraviesa todas las etapas de la vida e imprime en las personas –no importa su edad– la potencia de una vivencia personal que, muchas veces, conduce a una mejor relación con el aprendizaje.

namientos están incluidos en el proyecto institucional “Vida en la naturaleza”. En nivel inicial esto se traduce en una pernoctada en el jardín, en sala de 5. En primaria se realizan campamentos. En secundaria, viajes de estudio.

su opinión ¿Cómo encarar el trabajo previo a una excursión, para que los estudiantes puedan sacarle el máximo provecho? ¿En qué casos es pertinente y enriquecedor planificar una salida de la escuela? ¿Cómo plantear después el trabajo posterior a la excursión? Invitamos a los lectores de Clarín Educación a enviar sus opiniones y compartir sus experiencias sobre este tema a nuestra dirección de correo: educacion@clarin.com

Científicos visitan escuelas en Rosario Desde abril se lleva a cabo en Rosario una nueva edición del programa “Los científicos vuelven a la escuela”, organizado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Durante todo el año lectivo, los científicos visitarán instituciones educativas de la ciudad. El proyecto tiene como principales objetivos incentivar la enseñanza de la ciencia en las escuelas y acercar la figura del científico a la comunidad educativa. Más info: www.conicet.gov.ar

Becas para jugadores de fútbol Hasta el 27 de abril, Campsa tiene abierta la inscripción para el selectivo 2012 en el que diez entrenadores de Estados Unidos, que representan a 28 universidades, seleccionarán a postulantes que sean buenos jugadores de fútbol para ofrecerles becas universitarias. Requisitos: tener entre 16 y 25 años y nivel medio de inglés. Informes e inscripción: info@ campsa.com.ar / 3221-3003

Concurso sobre el alcohol y la “previa” La Asociación Civil Alerta Vial invita a estudiantes de 4° y 5° año de colegios secundarios de la ciudad de Buenos Aires y su equivalente en ciclo Polimodal de provincia de Buenos Aires a participar del concurso Desafío vial: Guarda con la Previa. Competirán por un premio de 10 mil pesos para la división y 10 mil para el colegio que representen. La convocatoria es abierta y totalmente gratuita. Hay tiempo de inscribirse hasta el 30 de abril. El desafío será televisado por Much Music y tendrá diez emisiones. Para más información, ingresar a la página www.guardaconlaprevia.com.ar/desafio


6

|| Clarin || educacion || MIERCOLES

25 de abril de 2012

JUAN M. TAVELLA

Los cambios nos obligan a aprender La educación atraviesa un profundo proceso de transformación. Para el autor, todavía son más las preguntas que las respuestas. Augusto Pérez Lindo

doctor y profesor de filosofía. autor de varios libros sobre educación.

L

a educación es una actividad crucial para el futuro del país y de la Humanidad, pero hoy todo se está poniendo en cuestión. El rol de los docentes, los avances de las tecnologías de la información, el monopolio de la educación por parte de la escuela, la preeminencia de la Universidad como productor y transmisor de conocimientos, etc. Nos estamos dando cuenta que el conjunto de las actividades educativas se encuentra en profunda transformación y necesitamos explorar y saber más. Hasta hace muy poco resultaba fácil identificar a la escuela como principal agente educativo. Ahora, los niños y adolescentes pasan más

horas frente al televisor y la computadora que en la escuela. ¿Cómo interpretar la transferencia de funciones educativas que la escuela y la familia relegan en los medios de información y comunicación? En sus informes mundiales sobre la Educación, la UNESCO viene advirtiendo desde los años 70 que existe un “desfase” entre los sistemas educativos y las demandas de la sociedad. En virtud de esta observación muchos creyeron que lo más realista consistía en preparar las instituciones educativas para responder a las necesidades del mercado. Esto dio lugar a estrategias más o menos exitosas en países de Asia y Europa. En la Argentina, y otros países, se descubrió que había excedentes de recursos humanos calificados que debían buscar empleo en países del extranjero. Esto obligó a repensar el proceso por el cual se producen y aprovechan las personas calificadas de un país. Ahora sabemos que se necesita, a nivel local, políticas de desarrollo que favorezcan el uso intensivo del conocimiento

Actitud docente

Competencias docentes para el siglo XXI. A. Pérez Lindo. Tinta Fresca. $65 El futuro de la educación no depende tanto de los contenidos y de las estructuras sino de las actitudes de las personas, sostiene el autor en este nuevo ensayo, que busca responder cuál debería ser el perfil del docente del siglo XXI. Diez habilidades que todo educador debe desplegar ante sus alumnos.

Hoy en día todo se pone en cuestión y necesitamos explorar y saber más.

sin lo cual el esfuerzo educativo puede resultar un fracaso, aunque sea exitoso. (Ahora mismo, la Argentina tiene más de un millar de doctorados sin empleo luego de un gran esfuerzo para formarlos en el país y en el extranjero). Los interrogantes y los problemas surgen en todas las dimensiones de los procesos educativos. La violencia escolar, por ejemplo, está llamando la atención por su intensidad y por su diversidad. Ya no se trata de casos aislados, de fenómenos circunscritos por la pobreza o la drogadicción. ¿Cómo interpretar ese fenómeno? ¿Se trata de una pérdida de control por parte de los adultos y de las instituciones? ¿Se trata de una deslegitimación de las instituciones escolares? ¿La causa se encuentra en la pérdida de valores o en la pérdida de autoridad de los adultos? ¿Está cambiando el principio de realidad entre los niños y los adolescentes? Muchas preguntas y pocas respuestas. Tenemos que seguir investigando y debatiendo. En varios sentidos, la expansión de los sistemas educativos nos

llena de orgullo y de esperanza. En 1990, la Cumbre Mundial de la Educación (Jontiem, Indonesia) propuso un plan global para alcanzar la universalización de la escolaridad en 2015. Estamos un poco atrasados pero todo indica que podemos cumplir esa meta. Además, la oferta global de programas educativos a distancia ya está en condiciones de cubrir la brecha existente. Pero faltan docentes y programas inter-institucionales para aprovechar el potencial que nos brinda el conjunto de los programas educativos virtuales por Internet. Sobran aulas virtuales, faltan escuelas. Sobran conocimientos disponibles, faltan docentes. Marchamos hacia una sociedad escolarizada. Pero a veces perdemos de vista que la “educación” supone varias cosas que trascienden la escolaridad, la instrucción o el adiestramiento profesional. Si no conservamos un ideal formativo, con valores, con identidad, con solidaridad, con responsabilidad ética, corremos el riesgo de formar individuos letrados o entrenados sin pautas sociales o morales.


MIERCOLES 25 de abril de 2012

|| educacion || Clarin || 7

> enfoques La Feria del Libro sigue a toda marcha en Buenos Aires. Aquí, una selección de seis títulos nuevos para chicos.

entrevista a Silvia Hopenhayn

La edad de los descubrimientos En su novela “Elecciones primarias”, la escritora explora el universo de la escuela a través de la mirada de una niña. Gustavo Ortiz

Malena Sánchez Moccero Especial para Clarín

L

a escritora y periodista cultural Silvia Hopenhayn publicó recientemente la novela Elecciones primarias, cuya voz narrativa es la de una niña que cursa la primaria durante los años 70. La infancia aparece allí como una etapa de aprendizajes a veces divertidos y otras perturbadores. Clarín Educación la entrevistó para indagar sobre su recuerdo de la escuela primaria y los contrastes con la escuela actual. –La novela surgió después de una reunión con compañeras de colegio en las que descubriste que no recordabas muchas anécdotas que contaban. ¿Empezaste a recordar a medida que la escribías? –Sí. No recordaba el argumento ni las anécdotas pero sí me venían oleajes de miedo, de complicidad, de felicidad también. Más que nada felicidad frente al encuentro con los pares. Terrores no modulables... Por eso se me hizo tan fecunda la página para escribir. –¿Por qué elegiste la escuela primaria como escenario? –El colegio primario no está tan trabajado en la literatura de adultos quizás porque todavía el lenguaje del niño no es uno que puede hablar de la existencia, contar un mundo, plantear perversiones, todo lo que puede resultar atractivo en una novela de adultos. Sin embargo, para mí es riquísimo el terreno del momento en que se eyecta el lenguaje. Daniel Pennac en Mal de escuela habla de la vergüenza y la soledad del niño que no comprende. En cambio, en el secundario, es la vergüenza o la soledad de no ser comprendido. –Aunque la mayor parte de la novela ocurre en la escuela, no hay una presencia fuerte de la institución o las autoridades. ¿Por qué? –Lo que se nota es ese saber secreto que circula entre las niñas. Es un conocimiento distinto al institucionalizado, es el de la subjetividad. Por más que la novela ocurre en dictadura, el clima de opresión no invalida el goce de ciertos descubrimientos infantiles. –Tampoco aparece ningún docente comprensivo, o contenedor de sus alumnas… –Son chicas que están solas. El

Vitamina, ¿dónde estás?. Carla Baredes e Ileana Lotersztain, ilustr.: L. Fernández. Iamiqué. $45

¡Al pelo!. Cecilia Pisos, ilustraciones: Carlos Pinto. Sudamericana. $35

Un libro que invita a comer sano. Cada página tiene la descripción de una vitamina y una ingeniosa ilustración. Imágenes construidas con alimentos enseñan qué son y para qué sirven las vitaminas.

A Teo le iba genial en la vida, ¡al pelo!, hasta que un día lo llevaron a la peluquería. Insólitas aventuras y desventuras, en un libro ilustrado, lleno de ocurrencias, humor y juegos gráficos. Para toda edad.

Arte para chicos, Raúl Soldi. Vali Guidalevich. Albatros. $64

El libro de la selva, del monte Impenetrable. Walter Carzon y Roberta Iannamico. Albatros. $42

En el circo, en el teatro o en su taller, Raúl Soldi cuenta sobre sus personajes y sus pinturas. Con consignas de trabajo para padres y docentes, cada libro de esta colección invita a disfrutar y estudiar a los artistas plásticos argentinos.

Versión libre del conocido relato de J.R. Kipling, pero en la región chaqueña del Monte Impenetrable, donde vivían los indios wichis e inmensos árboles. Presenta especies autóctonas como el yaguareté, el oso hormiguero o el chaguar.

La silla de imaginar. Canela, Ilustraciones: Daniel Roldán. Comunicarte. $39/49

Abuelas con identidad. La historia... C. Baredes e I. Lotersztain, Ilustr.: E. Arroyo. Iamiqué. $69

Del respaldo de una silla empiezan a brotar ramas, hojas y raíces. Pero un hombre pretende plantarlos y hacerse rico. ¿Funcionará? Con este cuento, la autora obtuvo el premio internacional de literatura infanto-juvenil White Ravens.

El libro cuenta el nacimiento de Abuelas de Plaza de Mayo y la tarea que realizaron y realizan para encontrar a sus nietos. Tras una larga investigación, las autoras ofrecen material educativo para niños y adolescentes.

Silvia Hopenhayn: “Hay mucho de sufrimiento en la experiencia escolar”.

escenario escolar está planteado en un sentido del placer del descubrimiento pero también el encuentro con la palabra propia, no la del maestro, sino lo que uno puede llegar a balbucear hasta dormido. –¿En tu experiencia de la primaria primó el sufrimiento? –Hay mucho de sufrimiento porque uno está en una posición como de ratoncito correteando por las mesas. Y no sabe bien quiénes son los gatos buenos y los malos. –¿Qué destacás de la edad de la protagonista (entre 6 y 12 años)? –Es una etapa donde uno observa mucho. No tiene quizás una palabra para pronunciarse. Pero está todo el tiempo preparando la lectura de la vida. Recuerdo la novela de Tununa Mercado, La madriguera. Esa nena que mira todo lo que les pasa a los adultos... Es la constitución de una subjetividad. –Teniendo una hija de la misma edad que la protagonista de tu novela, ¿ves cambios en la escuela que describiste y la actual? –Cambia un poco el bagaje simbólico según lo que se presenta en cada época pero no la constitución subjetiva de cada uno. Eso trasciende la lectura sociológica de lo que es una escuela, son vivencias muy íntimas y personales. Lo veo muy parecido. Las escucho a veces a las amigas de mi hija cuando conversan y están en las mismas peripecias: de los descubrimientos personales, el otro sexo, el encuentro con el poder, la sexualidad, el sabor de ciertas palabras, la prueba, el ensayo y error. Es un juego

difícil pero hay algo de juego que se sostiene en el aprendizaje. –¿Por qué elegiste ubicar a los niños en la escuela? –Lo que me gusta de la escuela es que es un escenario de múltiples identidades. En el colegio se combina, sobre todo en la escuela pública, lo heterogéneo de la mirada del otro, lo institucional con lo que uno tiene que enfrentarse o buscar amparo. El mismo colegio es como un tablero donde las piezas, que son las niñas, se mueven con cierto margen de azar. Pueden chocarse, aislarse, esconderse, sobresalir. Pero lo que más me interesa, viéndolo ahora, es la idea de comprender ese afuera. –Y lo que no se comprende, ¿no se pregunta? –Es que las preguntas son antes. La etapa del por qué es anterior a la que están viviendo estas chicas. Es anterior a los 7 años. Acá ya no se pregunta, acá se experimenta sin juzgar, más bien observando. –La discriminación que se plantea en ciertos momentos de la novela, ¿en qué se diferencia de la discriminación actual? –Puede cambiar de sesgo. Lo que sí queda siempre es la necesidad de denigrar al otro que se genera en los ambientes sobre todo institucionales. Hoy en día con toda esta cuestión de la exigencia del físico, de la imagen, existe la discriminación a una chica porque es gordita. Me gustó usar en la novela la experiencia de tener que disfrazarse para lidiar con la mirada del otro.

Selección y textos: Verónica Maguitman. Especial para Clarín


8

|| Clarin || educacion || MIERCOLES

25 de abril de 2012

> experiencias Las “chicas” festejan sus bodas de oro. Abajo, cuando se comprometen al viaje de egresados que se deben, y el momento en que reciben el título de Maestra Normal Nacional, en 1961.

Mosqueteras de la educación Cumplieron sus bodas de oro como docentes. Las egresadas del Instituto Nuestra Señora de Buen y Perpetuo Socorro, de Villa Luro, siguen celebrando 50 años de amistad.

Si quieres cosechar en un año, siembra trigo. Si quieres cosechar en 10 años, planta árboles frutales. Si quieres cosechar por 100 años, educa a tu pueblo en libertad.” Tantas veces escucharon esta enseñanza durante sus años de secundario, que “educar en libertad” fue la elección de la mayoría de estas mujeres que hoy tienen entre 67 y 70 años y que hace muy poco se reunieron para confirmar que aquella semilla sembrada hace más de 50 años seguía dando frutos. Ese día celebraron sus bodas de oro como maestras, pero fundamentalmente, las “chicas” egresadas del Instituto Nuestra Señora de Buen y Perpetuo Socorro de Villa Luro, festejaban emocionadas 50 años de amistad, agradeciendo haber tenido el privilegio de ele-

gir qué y cómo vivir, algo que en su época, no todas las mujeres tenían. El encuentro estuvo teñido con muchos matices especiales: conmemoraban aquel 7 de diciembre de 1961 cuando recibieron el título –”trofeo” lo llaman ellas– de Maestra Normal Nacional. Representaban, además, la primera camada de egresadas, ya que por aquel entonces no existía un secundario en la zona y fue gracias a una comunidad de padres de familia, la mayoría inmigrantes radicados por Villa Luro, Villa Real y Versalles, que lograron el inicio de la secundaria deseando para sus hijas lo que ellos no pudieron tener. Por si fuera poco, el instituto cumplía 100 años de vida. No es fácil y menos común que un grupo tan numeroso de mujeres se mantenga unido tras tantos años, en los que cada una fue dibujando su propio camino. El “alma Mater” del grupo fue y

el próximo

El miércoles que viene, Clarín Educación celebra su primer aniversario con una edición especial, que recogerá 150 miradas sobre la educación argentina, a partir de una selección de las voces de los docentes y especialistas que han contribuido en nuestros informes de tapa.

Verónica Podestá Especial para Clarín

Con el corazón De las 38 egresadas de la camada del año 1961, el 90 por ciento ejerció como maestra, la mitad continuó profesorados o carreras universitarias, casi todas formaron su propia familia y todas, aseguran, avanzaron por la vida con una impronta común: amar al prójimo y entregarse con el corazón a educar.

sigue siendo Norma Margarita Iacazio de Erroz. “Sos nuestra guía, nuestro motor. Por tu dedicación y empeño logramos encontrarnos este año, que marca 50 años de iniciación de nuestra carrera docente, carrera que moldeó a fuego el amor y el servicio hacia los demás”, reza una tarjeta que Margarita atesora con los ojos em-

papados por la emoción. “Estas palabras me acarician el alma. Siempre me dicen que yo mantuve la llama encendida de nuestra amistad, por ocuparme de los encuentros, que si bien no fueron 50, logramos reunirnos por lo menos todos los aniversarios terminados en 0 o en 5. Pero lo cierto es que son todas y cada una de mis compañeras las que me hacen sentir agradecida por lograr que armonicemos este tiempo invertido en reflexionar juntas. Yo he tenido una vida maravillosa pero también, dolores muy profundos como la pérdida de un hijo y de mi marido. La cercanía, el cariño sincero de mis ex compañeras fueron un pilar fundamental para sostenerme en momentos tan difíciles.” Juntas y acompañándose en las buenas y en las malas, en los triunfos profesionales, en los nacimientos de los hijos, en las pérdidas; juntas para adaptarse con

coraje y humor a los tiempos y a los cambios. “Nos resulta extraño ver varones sentados en las aulas de nuestro colegio, pensar que en nuestra época no se les permitía acercarse ni a la puerta”. Nilda Rodríguez es quien mejor puede relatar con lujo de detalles las transformaciones de este secundario que las unió, Ella fue primera egresada, siguió trabajando allí durante más de 40 años y se jubiló como vicedirectora hace cuatro. Como mosqueteras de la educación y de la amistad, las “chicas” exalumnas del Perpetuo Socorro en el inolvidable festejo de sus Bodas de Oro, pusieron sus manos unas sobre otras para sellar un compromiso: mantenerse juntas y asumir un nuevo compromiso: “cruzar el charco” para vivir en Colonia, Uruguay, el viaje de egresadas que no tuvieron. Pero por sobre todas las cosas, seguir honrando la vida.

Clarin Educacion 044  

Clarin Educacion 044

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you