Page 1

año 1 n ° 34

BUENOS AIRES, MIERCOLES 15 de febrero de 2012

GETTY IMAGES

Cómo encarar un año distinto Con el comienzo de las clases, se plantea un desafío para los docentes: el cambio. Renovar las estrategias de enseñanza y sumar nuevas ideas a la hora de planificar es una manera de vencer el efecto corrosivo de la rutina. Las claves para ser un docente innovador, que sepa motivar a sus alumnos y automotivarse. Páginas 2 a 5

Crece la demanda de profesores de inglés En la Ciudad, la enseñanza del idioma se volvió obligatoria a partir de primer grado. Esto disparó las búsquedas de docentes por parte de las escuelas. Las pruebas de idoneidad, en la mira. Páginas 6 y 7

Una ballena en el jardín Pag. 12


2

|| Clarin || educacion || MIERCOLES

15 de febrero de 2012

>> informe para docentes y padres rocío Farfán Salazar

Un buen momento para innovar El arranque del año plantea a maestros y profesores la oportunidad de encarar el trabajo en el aula de manera diferente. Especialistas y docentes aportan sus ideas para adaptarse a los nuevos alumnos, aprender de las experiencias de colegas y renovar la propia enseñanza.

Valeria Rico es profesora de Política y Ciudadanía. En sus clases propone formas de evaluación no tradicionales, basadas en el seguimiento del trabajo cotidiano y la gestión de proyectos.

Alfredo Dillon

adillon@clarin.com

E

n pocos días empieza un nuevo ciclo lectivo. Seguramente este año –como todos– traerá cambios para muchos docentes: alumnos diferentes, un aula distinta, tal vez un grado o un año en el que nunca habían dado clase hasta ahora, quizás alguna variación en las autoridades de la escuela. Parafraseando al viejo Heráclito, el cambio es lo único que persiste cada vez que empieza un año nuevo. Pero mientras las circunstancias de la enseñanza se modifican, ¿cambian también los docentes? Esa es la inquietud que inspiró este informe de Clarín Educación. No es sólo una pregunta: es también un desafío abierto para encarar este 2012 de manera diferente, con nuevas ideas y ganas de acompañar los cambios... cambiando. “El cambio es vital en la enseñanza. Si bien siempre hay continuidades, el cambio se aborda en función de lo que sucede en el con-

texto en el que una trabaja, en función de lo que pudo aprender de la experiencia, de lo que aprendió leyendo un libro, participando en una red social, en un curso, conversando con colegas...”, propone Marta Libedinsky, investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y de la Fundación Evolución. La innovación en el aula Cualquiera que haya sido alumno sabe que las hojas amarillas no son patrimonio exclusivo del otoño: también las traen algunos docentes al aula, año tras año, para repetir sus clases una y otra vez. Estas hojas amarillentas, símbolo de la rutina repetida mecánicamente, son ya un clásico de la escuela. Sus efectos resultan bien conocidos: apatía, desinterés, aburrimiento y, en consecuencia, indisciplina. Claro que estos “vicios” no tienen nada que ver con la edad: a veces son los educadores más jóvenes los que apelan a las viejas recetas, con el objetivo de sentirse más seguros en el aula. Las fuentes consultadas para

Las hojas amarillentas, símbolo de la rutina repetida mecánicamente, son ya un clásico de la escuela

esta nota coincidieron en que la rutina es uno de los enemigos más peligrosos de la motivación. Y que, para evitar que la clase se vuelva un concierto de bostezos y caras largas, el docente necesita plantearse el desafío de innovar. La “innovación educativa”, sostienen, no puede depender sólo de los cambios en las leyes educativas o las modificaciones en la currícula. Cada maestro y cada profesor tienen en el aula un terreno fértil para introducir cambios, para probar nuevas fórmulas y desechar aquellas que no funcionen. Desde esta perspectiva, la innovación no se juega en el Congreso ni en las discusiones académicas, sino en cada escuela y cada salón de clase. El docente innovador Es lo que sostiene Libedinsky en su libro La innovación en la enseñanza (Paidós). Allí enumera una serie de características que definen al docente innovador: e Disfruta dentro del aula enseñando y logra que algunos se contagien de esa pasión por renovar el conocimiento, como quien conta-

gia la risa a otros con su risa. e Es capaz de “olvidar” las modas pedagógicas y dejarse guiar por su sentido común pedagógico para lograr el aprendizaje genuino. e Es capaz de mostrar a otros cómo enseña y sentirse orgulloso de su creación efímera. e Hace de la innovación una forma de enseñanza cotidiana, que estudia y necesita nutrirse de la historia de la educación para saber lo que otros ya han pensado y hecho en las aulas. Existen varias razones para pensar que la innovación es imprescindible en cualquier proceso de enseñanza-aprendizaje. Pero tal vez el motivo más contundente sea también el más obvio: los chicos cambian. Mariel Córdoba, profesora de Lengua y Literatura en el Colegio Nuestra Señora del Rosario de Belgrano, señala: “Los alumnos de hace diez o cinco años y hasta los del año pasado van a ser distintos a los que están por venir. Cambian los intereses, las motivaciones y hasta la forma de estudiar o enfrentar cada materia. No podemos hablarles a los adoles-


MIERCOLES 15 de febrero de 2012

|| educacion || Clarin || 3

>> CONSEJOS PARA PADRES

1

Aprovechar los días previos al comienzo de clases para que los chicos se vayan adaptando al nuevo ritmo. Una manera de ir preparando el terreno es “reajustar” los horarios de comidas, tele, etc. Por ejemplo, que cada día se acuesten un poco más temprano, hasta que finalmente se ajusten a la rutina habitual.

2

Acompañarlos especialmente durante la primera semana, que suele traer aparejadas varias exigencias (conseguir materiales, libros, organizar las carpetas, etcétera). Para muchos chicos, tener los útiles a tiempo es clave para empezar bien. Es importante generar espacios de diálogo para escuchar las inquietudes que suele generar el arranque.

Ricardo Braginski

3

No sobrecargarlos de tareas y ocupaciones; procurar que el comienzo de las actividades sea progresivo. El tiempo libre y la recreación son tan importantes como las instancias de aprendizaje. Es fundamental que los padres puedan garantizar espacios recreativos que enriquezcan a sus hijos y les permitan explotar su creatividad, sin sobreexigirles.

rbraginski@clarin.com

4

Aprovechar el comienzo de clases para acercarse al nuevo docente, presentarse y demostrarle el apoyo y la intención de colaborar con él en pos del aprendizaje de los chicos. El mejor ejemplo que pueden recibir ellos es ver que sus padres avalan la palabra del maestro, lo valoran y reconocen su autoridad.

guillermo Rodríguez adami

testimonio 1 Liliana Dorin 34 años de docencia Profesora de Matemática de 1° a 4° año en la Escuela Comercial N° 16 – Villa Crespo

liliana

e Si está pensando en innovar, un

criterio que podría tener en cuenta el docente durante todo el año es indagar sobre los intereses de los alumnos y, a partir de ahí, diseñar estrategias de motivación. e Cada vez más se ve en las aulas

que los chicos carecen de habilidades sociales. Para trabajar esto, en cualquier materia de Sociales se les puede proponer trabajos prácticos en los que tengan que desplazarse por la ciudad, ir a bibliotecas o monumentos históricos, etcétera. e Las nuevas tecnologías son una

muy buena herramienta, pero no para utilizar indiscriminadamente, porque pueden provocar efectos indeseados, como el aislamiento del alumno, la pérdida de interacción con los compañeros y dificultades de coordinación física y motricidad fina.

centes en otro idioma ajeno al que manejan ellos; no podemos estar afuera de sus nuevos códigos”. Por eso, sostiene Mariel, la innovación va de la mano de la actualización. “Como profesor tengo que saber qué temas despiertan interés en ellos, qué películas o series ven, qué preocupaciones tienen”. En otras palabras, la actualización supone no sólo seguir capacitándose, sino también tomarse el tiempo de conocer a los estudiantes. El efecto corrosivo de la rutina Otra coincidencia encontrada en las búsquedas para este informe: los alumnos se dan cuenta cuando tienen enfrente a alguien que se limita a repetir el libreto de una clase preparada hace varios años, para otros estudiantes y para otro contexto. En ese sentido, Bárbara Cabello, ex maestra y directora jubilada, afirma que la rutina tiene un “efecto corrosivo”, tanto sobre los alumnos como sobre los educadores. Al repasar sus 36 años

La profesora de Matemática Liliana Dorin advierte que “innovación” no es sinónimo de usar nuevas tecnologías.

de experiencia –que incluyen un paso por el Consejo Nacional de Educación–, Bárbara sostiene que “los chicos que más recuerdan la escuela son los que no se aburrieron”. Y que no se puede formar alumnos reflexivos si el docente no se atreve a reflexionar sobre su propia práctica para modificarla. Las palabras de Bárbara reaparecen en el análisis que propone Liliana Dorin, profesora de Matemática en la Escuela Comercial N° 16 de Villa Crespo. “Si quiere lograr un alumno pensante, reflexivo, autocrítico, el docente lo debe propiciar con sus clases. Pero si el educador se muestra como un autómata, es difícil que logre respuestas propias y creativas de parte de sus alumnos. La repetición de un texto de estudio sólo genera individuos mecánicos y conformistas, y no despierta el placer por el aprendizaje”, dice Liliana. Lo que está en juego no es sólo la motivación de los alumnos, sino también la de los propios docentes.

La actualización supone seguir capacitándose y tomarse el tiempo de conocer a los estudiantes, sus gustos e intereses

Mariel sugiere que la innovación es una manera que tienen maestros y profesores para automotivarse: renovar las estrategias didácticas, introducir cambios en los planteos de algunas clases o incorporar nuevas formas de evaluación son formas de mantener encendida la llama de la “vocación”. Esta docente se pregunta: “¿Es lo mismo entrar al aula una y otra vez con el mismo discurso, el mismo texto, la misma dinámica; que traer ideas nuevas, plantear actividades originales para un grupo determinado? Creo que no: se renueva la manera de dar la materia y de llegar a los alumnos. Así se mantienen vivas las ganas de enseñar”. El rol del directivo Claro que no es tan sencillo: en el proceso se plantean varios obstáculos. Ángel Fidalgo, profesor y responsable del blog Innovación Educativa (http://innovacioneducativa.wordpress.com), enumera en diálogo con Clarín Educa-

Frente al cambio, lo que vale es la actitud Falta apenas una semana y media para que los guardapolvos blancos –u otros uniformes escolares– vuelvan a reunirse alrededor de una bandera celeste y blanca. Atrás habrán quedado los largos días de vacaciones. Empieza un nuevo ciclo lectivo y quienes hacemos Clarín Educación también nos arremangamos para acompañar a docentes, padres y alumnos, en nuestra segunda temporada. Vivimos una era de constantes transformaciones, lideradas por la explosión de Internet y las nuevas tecnologías. Todos nos vamos acomodando a un molde que no para de cambiar. Como si fuera un terreno pantanoso, ni bien sentimos cierta comodidad en una posición, es seguro que “nos estamos quedando”, y que muy pronto deberemos modificar conductas para seguir en carrera. Si esto sucede en cada sector de la sociedad, mucho más se manifiesta en la escuela, donde cambian los enfoques pedagógicos, las herramientas que se utilizan y, sobre todo, los alumnos. El actual contexto implica para los docentes un enorme desafío –y nuevas exigencias–; pero también una gran oportunidad para implementar nuevas ideas y para crecer profesionalmente. En el fondo, la cuestión pasa por la actitud con la que uno se enfrenta a los cambios, que derivará en una mayor o menor motivación en el trabajo. En este primer número del año, educadores y especialistas nos cuentan estrategias para que los docentes aprovechen en forma positiva el nuevo contexto y encaren un año distinto y creativo. Con el mismo espíritu reiniciamos nuestra tarea periodística: con la innovación como meta, pero con la consigna firme de hacer un suplemento útil y cercano a los lectores. La seguimos el próximo miércoles.

Consejo Asesor Tres especialistas contribuyen a definir los temas y el enfoque de las notas en Clarín Educación. Rebeca Anijovich

Especialista y Magister en Formación de Formadores (UBA). Docente en UBA y Univ. San Andrés. Asesora en escuelas argentinas y latinoamericanas.

Guillermo Jaim Etcheverry

Médico y doctor en Medicina (UBA) Ex rector de la UBA. Miembro de la Academia Nacional de Educación

Juan José Llach

Licenciado en Sociología (UCA) y en Economía (UBA). Ex ministro de Educación de la Nación.


4

|| Clarin || educacion || MIERCOLES

15 de febrero de 2012

>> informe para docentes y padres estrategias para el aula 1. Revisar los aciertos y errores del año pasado

2. Innovar progresivamente

3. Escuchar las experiencias de colegas y trabajar juntos

Un primer paso para introducir innovaciones en las clases es analizar el trabajo del año anterior. Una opción: “desempolvar” la planificación del año pasado, no para copiarla, sino para repasar qué propuestas y actividades dieron buenos resultados... y tener la valentía de reconocer los errores.

Los especialistas recomiendan introducir los cambios de manera progresiva: dar un primer paso, ver si funciona y luego dar otro. Esto permite ir consolidando los nuevos hábitos en los alumnos.

En su libro Aprender a cambiar, los investigadores H. Hargreaves y J. Moore concluyeron que los docentes innovadores obtienen las mejores ideas de sus compañeros. Por eso, recomiendan a los profesores reunirse para poner en común sus percepciones, planificar y resolver problemas en grupo.

guillermo Rodríguez adami

testimonio 2 Silvana M. Sández Bárbara Cabello 36 años de docencia Ex directora y maestra jubilada en Escuelas primarias de BS. AS.

Directora del Departamento de Pedagogía Universitaria de la Universidad FASTA

bárbara

Algunas preguntas sobre la innovación

e Para que la innovación resulte

productiva, tanto en la docencia como en cualquier otra actividad, es imprescindible hacer un análisis prolijo de los resultados previos, para quedarse con los que lucen como aciertos y –valientemente– descartar los desaciertos. e Innovar no es usar el método

de ensayo y error sobre la base del viejo adagio “Cada maestrito con su librito”. Innovar es incluir procedimientos nuevos con el fin de encontrar el mejor camino para alcanzar los objetivos. e Todo proceso innovador es gra-

voso pero fecundo, y es la única manera de terminar con el efecto corrosivo de la rutina. e Según los expertos, las personas

tienen más capacidad innovadora de la que suponen. Ponerla en práctica es un desafío personal.

ción algunos factores que desalientan el impulso innovador de muchos docentes: “El escaso reconocimiento de las autoridades académicas por la innovación educativa, la falta de recursos en las aulas, los hábitos formativos basados en viejos paradigmas docentes, el desconocimiento de buenas prácticas en innovación educativa y la escasa cooperación entre los profesores hacen que nos dejemos llevar por lo establecido, por lo que ya conocemos, por no querer arriesgarnos a un futuro incierto”. De las ideas de Fidalgo se desprenden varios elementos que contribuyen a hacer posible el cambio dentro del aula. En primer lugar aparece el apoyo de las autoridades escolares: si los directivos no acompañan a los docentes que se esfuerzan por mejorar sus estrategias de enseñanza, es probable que ese esfuerzo se extinga tarde o temprano. “Acompañar”, en este caso, significa reconocer y valorar a los docentes innovadores. Porque

Con 36 años de experiencia, Bárbara Cabello sostiene que la innovación es un desafío personal apasionante.

el cambio no se da de un día para el otro: es un proceso complejo, que lleva mucho tiempo de planificación por parte de los maestros. Un tiempo que, como es sabido, no suele ser remunerado. Bárbara acuerda con esta afirmación y sugiere que forma parte del rol del directivo ayudar a los docentes a descubrir su creatividad. “Según dicen los expertos, las personas tienen más capacidad innovadora de la que suponen. Favorecer esa capacidad dentro de las instituciones es una obligación que recae especialmente en las jerarquías superiores”, considera. Intercambiar para innovar Otro factor que se reitera en los testimonios de los entrevistados es la cooperación con los colegas. Muchas veces, las respuestas a los interrogantes que se les plantean a los docentes no están en los libros de Didáctica, sino en las experiencias de sus compañeros, que trabajan con los mismos alumnos

Un docente innovador es también aquel que tiene la humildad de aprender de sus colegas

y enfrentan los mismos desafíos. Por eso, algunos docentes reclaman que se institucionalice en las escuelas un espacio para que haya instancias de intercambio, más allá de los diálogos en la sala de profesores durante el recreo. Para Libedinsky, la innovación no se logra sólo de manera individual. Junto con la importancia de las ganas personales y la capacitación continua, la especialista destaca que “para innovar hay que ser capaz de valorar las innovaciones de otros, tomarlas como fuente de inspiración y asumir los riesgos que toda innovación implica”. Por lo tanto, un docente innovador será también aquel que tenga la humildad de aprender de sus colegas. Lo que requiere, también, una cierta dosis de valentía para reconocer los errores propios. Dicho de otro modo, la innovación no depende de los recursos materiales que haya en el aula, sino de la actitud de cada docente y el clima de trabajo de cada escuela.

¿Cómo enfrentar los cambios que se nos presentan en el aula? ¿Podemos cambiar algo de nuestra práctica para tener estudiantes más motivados? ¿Somos capaces los adultos de entender los nuevos códigos y nuevos conceptos que atraviesan la vida de los adolescentes y jóvenes del siglo XXI? Cada vez que trabajamos con un grupo de alumnos, se nos plantean numerosos interrogantes: ¿Están aprendiendo? ¿Elegí convenientemente las estrategias para que los estudiantes desarrollen conocimientos, habilidades y actitudes que les permitan crecer? ¿Aparecen dificultades que no percibo? Se observa una preocupación cada vez más generalizada entre los docentes respecto de procurar enfoques y prácticas de enseñanza que favorezcan un aprendizaje de calidad: un aprendizaje que exige un compromiso activo por parte del estudiante y que tiene como resultado un cambio en la comprensión y en el modo de obrar. Ahora bien, si seguimos con propuestas convencionales, iguales a las que siempre utilizamos, no podemos pretender obtener resultados distintos. En este sentido, uno de los pilares de la innovación es la formación docente. Enseñar de un modo distinto del que hemos aprendido no es tarea sencilla. Lograr transformar la práctica exige la vivencia de un modelo profesional que recupere la reflexión sobre nuestra propia práctica, para poder conceptualizarla desde una nueva perspectiva. Innovar exige recuperar la clase como punto de encuentro y trabajo con otros, abierto al mundo, con estrategias que potencien actividades participativas, la integración de contenidos, espacios flexibles, vinculación con diversas fuentes de información para resolver problemas. Comenzar a reflexionar sobre estas cuestiones, que ayuden a generar y compartir preguntas en este sentido, nos pone en camino hacia la innovación en educación.


MIERCOLES 15 de febrero de 2012

|| educacion || Clarin || 5

4. Indagar en los intereses de los alumnos

5. Capacitarse

6. Compartir los buenos resultados

La innovación es necesaria por varios motivos, pero el más importante es que los estudiantes cambian. Y, por lo tanto, la didáctica necesita adaptarse a las necesidades de los chicos y jóvenes del siglo XXI. Una manera de conocer mejor a los alumnos es indagar sobre sus hábitos y cómo usan el tiempo libre.

La formación continua es un requisito ineludible para los docentes actuales. Siempre hay alguna alternativa que puede enriquecer los conocimientos.

Cuando una nueva estrategia o una propuesta original generan resultados valiosos en el aula, lo mejor que puede hacer el docente es compartir esa experiencia con sus compañeros de trabajo. Es una manera de comprometerse con la innovación y de promover el cambio a una mayor escala.

jorge Sánchez

testimonio 3

mariel

PELÍCULAs

Mariel Córdoba 15 años de docencia Profesora de Lengua y Literatura en el Colegio Nuestra Señora del Rosario – Belgrano e Cuando comenzamos a pla-

nificar los temas que daremos, debemos aportar una cuota –bien amplia– para la renovación. Hay materias que no permitirán cambios abruptos, pero lo que puede variar es la óptica del docente para encarar esos temas.

Diarios de la calle (2007) Una profesora entusiasta aborda el tema del racismo en el aula.

e Los alumnos de hace diez o

cinco años van a ser distintos a los que están por venir. Cambian los intereses, las motivaciones y hasta la forma de estudiar o enfrentar cada materia. No podemos hablarles a los adolescentes en un idioma ajeno al de ellos. e La innovación se relaciona con

Para Mariel Córdoba, profesora de Literatura, la innovación es inseparable de la actualización permanente.

Mientras las netbooks se multiplican en la Argentina, los expertos advierten que innovar no es sinónimo de incorporar las nuevas tecnologías al proceso de enseñanzaaprendizaje. El docente innovador no es el que reemplaza el pizarrón por el Power Point, sino el que es

capaz de renovar sus estrategias y adaptarlas a los alumnos que lo esperan cada día en la clase. Plantear un trabajo práctico a partir de Facebook o crear un blog para una materia pueden ser actividades atractivas para los chicos, pero que no necesariamente impli-

can una mejoría en los aprendizajes. Tal vez tengan un cierto efecto “deslumbrante”, pero ese efecto está condenado a ser efímero si no implica una transformación en la forma de aprender de los alumnos. En esta línea, Libedinsky sintetiza: “Las nuevas tecnologías pueden

la actualización. Como profesor tengo que saber qué temas despiertan interés en los estudiantes, qué películas o series ven, cómo establecen relaciones entre ellos y con los adultos.

considerarse como vehículos, como herramientas, pero su incorporación per se no implica presencia de innovación pedagógica. La tecnología debe estar articulada e integrada con propuestas didácticas consistentes y coherentes, inteligentes e interesantes”.

Cadena de favores (2001) Un docente invita a sus alumnos a pensar cómo “cambiar el mundo”.

su opinión ¿Cómo se logra vencer las resistencias (de los alumnos, los directivos, la institución, etc.) al cambio? ¿Qué instancias deberían generarse en las escuelas para que el docente innovador pueda compartir sus ideas y propuestas con otros colegas? Invitamos a los lectores a enviar sus opiniones a educacion@clarin.com


6

|| Clarin || educacion || MIERCOLES

15 de febrero de 2012

> DISCUSIÓN

Profesor de inglés se busca En los últimos años, la demanda de docentes de ese idioma creció mucho en la Ciudad. Por eso, ahora se usan pruebas de idoneidad para habilitar a quienes no tienen título de profesor. Aquí, el debate. Graciela Grimoldi Especial para Clarín

Primary School –Teachers of English– Official degree needed”. “Colegio en Béccar busca docente con título o en trámite”. “Middle & Senior School – Part time teacher of English”. Los avisos destacados de los domingos no dejan lugar a dudas. Sobre todo en los dos últimos años, la demanda de profesores de inglés ha crecido de manera exponencial. Y eso implicó la utilización de pruebas de idoneidad que habilitan a ocupar cargos vacantes a quienes no poseen el título de profesor. Una práctica contemplada en el Estatuto del Docente, pero con la que muchos desacuerdan. Cristina Banfi, directora operativa de Lenguas Extranjeras del Mi-

nisterio de Educación de la Ciudad, explica que la demanda creció en el ámbito estatal a partir de 2009, con la incorporación del Inglés desde primer grado en las escuelas primarias de la Ciudad. En 2010, se sumó 2° grado y, el año pasado, 3°. Con eso, más el aumento de la carga horaria de 4° a 7°, tuvieron que cubrir 2.000 nuevos cargos. “El desafío fue cubrirlos con docentes que tuvieran título. Hoy el 80 % de los docentes de inglés en primaria lo tiene”, asegura. La problemática de la demanda de profesores de inglés abarca varios frentes y parece ser más agudo en las escuelas privadas. Banfi cree que, gracias a la recomposición salarial y las condiciones laborales, la gran mayoría de los docentes que en los años 90 habían emigrado al ámbito privado volvió a la escuela pública en la última década.

“En el Estado el docente siempre es docente, en una empresa puede figurar como empleado administrativo. Hace 20 años era más interesante el ámbito privado, pero actualmente, el tipo de proyecto que se puede desarrollar en la escuela pública es distinto que el que se puede hacer en una empresa. Hay otras oportunidades de crecimiento”, explica. Banfi sostiene que están cubiertos el 99 % de los cargos en la Ciudad, pero admite que en 2011 se han tomado pruebas de idoneidad para niveles Primario y Medio. Sin embargo, asegura que no aprueba “cualquiera que conozca el idioma”, sino que incluyen metodología y pedagogía y los aspirantes deben manejar el Diseño Curricular elaborado por su Dirección. Pero hay voces discordantes. Como la de Patricia Simeone, je-

“Más idóneos” La Ley de Educación de 2006 exige que todas las carreras docentes duren al menos 4 años. Antes había profesorados de 3 años que habilitaban para enseñar en primaria. Y se sienten perjudicados. Gabriela Alemani, rectora de Icana dice que el sistema anterior era más beneficioso para todos, porque ahora la gente necesita una salida laboral más próxima, mientras que los profesorados ven disminuida la demanda. “Los docentes que se graduaban en 3 años hubieran sido mucho más ‘idóneos’ que los ‘idóneos’ de hoy”.

fa del departamento de Inglés del Instituto Superior del Profesorado Joaquín V. González, quien no está de acuerdo con las pruebas de idoneidad. “No me parece que un examen pueda evaluar los conocimientos disciplinares y didácticos necesarios para desempeñarse como docente. Mucho menos, que el mismo acredite saberes como profesor de lengua extranjera. Un alumno de un Instituto de Formación Docente va adquiriendo dicha formación en el transcurso de su carrera y, en pasos intermedios, puede aprobar el examen, pero es preocupante que aquellos que vienen de otras profesiones sin la preparación adecuada estén frente a un curso. Sin dejar de reconocer la escasez de profesores, causada en parte por la falta de planificación en el marco de las políticas educativas, hay que encontrar una


MIERCOLES 15 de febrero de 2012

• jupiterimages

En 2009 la Ciudad incorporó el inglés desde primer grado. Desde entonces tuvo que cubrir 2.000 nuevos cargos.

solución en donde se revalorice la carrera de Profesor de Lenguas Extranjeras en la que son igual de relevantes el qué y cómo se enseña”. De todos modos, Simeone reconoce que, “con esta gestión, ha subido el nivel de exigencia”. En ese sentido, Banfi recuerda que son pocos los que aprueban el examen y puntualiza que “aunque cualquiera que haya estudiado un poco de inglés crea que ésta es una

salida laboral fácil, no es así”. La cuestión de la falta de profesores parece ser peor en las escuelas privadas, donde el idioma es, casi siempre, condición excluyente para lograr una buena matrícula. Beatriz Jáuregui, directora general de Educación de Gestión Privada, explica que “en el nivel inicial se busca que la maestra jardinera pueda acreditar conocimientos de inglés, mientras que en el medio,

los cargos se cubren con profesores de inglés o títulos supletorios. En el caso de no poder cubrir el cargo, se habilita el nombramiento de estudiantes avanzados del profesorado”. Ante esta realidad, los directivos de los profesorados preferirían contar con un título intermedio que habilite para trabajar. Banfi admite que “sería bueno, pero el Instituto Nacional de Formación Docente no lo autoriza”.

|| educacion || Clarin || 7


8

|| Clarin || educacion || MIERCOLES

15 de febrero de 2012

> experiencias

Una ballena en el jardín

Los chicos del Jardín de Infantes N° 2 de La Boca ganaron un premio en el festival Hacelo Corto, por su videoclip protagonizado por una ballena azul y el gigante Manuel.

Los chicos de la salita amarilla del Jardín N° 2 muestran, orgullosos, los elementos con los que crearon el video premiado de la ballena azul. Abajo, imágenes del “backstage”.

adie sabe qué pasó / qué sucedió / cómo ocurrió / que un día una ballena apareció por el jardín. Hay que decirlo, la aparición de la ballena en un jardín de infantes promete un caso más que interesante, así que en diciembre nos metimos por los senderos del barrio Catalinas Sur hasta que encontramos el Jardín de Infantes Común N° 2 de La Boca, y ahí nomás fuimos en busca de los chicos de la salita amarilla del turno tarde. Ellos eran los únicos que podían contarnos la historia completa, desde el principio hasta el final, porque lo primero que aprendieron los chicos es que toda historia tiene un comienzo, un nudo y un desenlace. Eran 25 de entre cinco y seis años y estaban alborotados. La se-

el próximo

El miércoles que viene, en Clarín Educación, un informe sobre el lenguaje de los adolescentes. ¿El idioma que hablan los jóvenes se está empobreciendo, o es simplemente un registro diferente del adulto? ¿Cómo impactan las redes sociales y los nuevos medios sobre el valor de la palabra?

einatr@clarin.com

N

Cortos hechos por y para chicos Hacelo Corto es un festival que se organiza desde hace 10 años en el marco del programa Medios en la Escuela, que lleva adelante el Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad. A lo largo de una década se han exhibido 184 cortos, realizados por 3.263 alumnos de todos los niveles de las escuelas públicas y privadas de Capital Federal y del Gran Buenos Aires. El video de Una ballena en el jardín, premiado en la última edición del festival, se puede ver en Youtube. La dirección: http://youtu.be/F_ wNBULKows

nos Aires. “Nos dieron diplomas a todos”, repite Luciano. ¿Qué pasó con la ballena? “Los chicos le fueron a pedir ayuda a los papás, que trajeron sus herramientas y entre todos hicieron una pileta gigante”, apunta Flor. Todo el barrio trabajó / Colaboró / Participó/ Y en muy poquito tiempo la pileta construyó. “Pero la ballena estaba triste porque se acordaba de sus días en el mar”, sigue Daniela. ¿Y entonces qué hicieron los chicos? “Llamaron al gigante Manuel”, se entusiasma Dylan. Tan tan grande era el gigante que pudo llevar a la ballena hasta el mar. “Y en el verano los chicos van a ir a la playa a visitar a la ballena”, apunta Cielo. Con la ayuda de la seño Graciela el guión de los chicos empezó a tomar forma, el profe de música Esteban Beletti lo convirtió en canción y Maite Martínez de San Vicente (tallerista del programa Medios en la Escuela) los fue guiando para que se convirtiera en un corto

animado. “Hicimos dibujitos, los íbamos moviendo y les sacábamos fotos”, se amontonan las voces de los chicos. Es que trabajaron con la técnica de stop motion, que recrea el movimiento a partir de la sucesión de imágenes o fotografías en las que se va cambiando la ubicación de los objetos. A principios de noviembre los chicos vieron su película proyectada en un cine “de verdad”. Fueron todos juntos a los cines Hoyts del Abasto Shopping y se llenaron de sonrisas cuando descubrieron a la ballena azul en la pantalla gigante. Ahora la ven en la compu cada vez que pueden (el video está en YouTube) y esperan el comienzo de las clases para ver si alguno logró convencer a papás o abuelos para que los lleven unos días a la playa. En una de esas, entre castillos de arena y barrenadores alguno logró divisar una enorme ballena azul chapoteando feliz entre las olas con su amigo Manuel.

ño Graciela Rivas les pidió que se sentaran con los ojos cerrados, que pusieran las manos en gestos de meditación y repitieran el om durante algunos minutos. Uno, dos, tres y se produce el milagro. En ronda redonda empiezan a hablar de esta ballena azul tan pero tan enorme que ocupa todo el patio del jardín. Geraldine explica que primero la seño les contó cuentos y leyendas y así conocieron a la ballena “que aplastaba a los indios” que, asustados, recurrían a un gigante en busca de ayuda. Inmediatamente, la sala se llena de gigantitos que fruncían el ceño y levantaban alto las piernas para darle peso a cada pisada. Entre todos fueron armando el guión de la historia que luego se convertiría en el corto ganador del primer puesto en la categoría Videoclip del festival Hacelo Corto, que se organiza en el marco del programa Medios en la Escuela del Gobierno de la Ciudad de Bue-

Einat Rozenwasser

Clarin Educacion 034  

Clarin Educacion 034

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you