Issuu on Google+


HISTORIAS INVEROSÍMILES,

EN GENERAL El primer libro de relatos de Alasdair Gray es una magistral colección que, junto a su novela Lanark, lo situó como uno de los más originales e importantes escritores escoceses. Encontramos relatos, ilustrados por el mismo Alasdair Gray, sobre la estructura jerárquica de la sociedad, el culto a los osos, la explotación industrial de los patos, la construcción de obras faraónicas o la lingüística del siglo XVIII. Aunque, ¿realmente habla sobre esos temas?

Según Jonathan Baumbach del New York Times, «Alasdair Gray es un rebelde que lucha de forma desesperada contra la tiranía interiorizada» y sus «Historias inverosímiles, en general son violentos gestos de libertad estética y moral. Unos melancólicos, y a veces extáticos, chirridos de cadenas que insisten -mediante el ejemplo de su humor, energía y belleza- en la trascendencia de la imaginación». Tan radical como humana, la prosa de Gray hierve de indignación.


Prensa «Uno de los grandes creadores de la literatura fantástica contemporánea». El País.

«El libro es una maravilla de ingenio, una colección variada y rica en la que las habilidades de Gray como artista visual e ilustrador se colocan no sólo al lado, sino dentro de los productos de su fértil imaginación como escritor». The Washington Post. «El temperamental radicalismo, el humanismo militante y una serie de temas recurrentes sexuales, lingüísticos y estéticos se entrelazan en una prosa llena de alusiones recónditas e innovaciones brillantes». London review of books. «Las ficciones de Gray parecen habitar todos los posibles mundos literarios, híbridos poderosos e incomparables». William Boyd.

«El libro es un buen muestrario del universo literario del autor escocés [...] su imaginación delirante, su gusto por la fábula y el absurdo, su crítica al poder,su visión esperpéntica de las relaciones humanas y su concepción de la escritura como gesto liberador.» Culturas. La Vanguardia. «La mente de Gray es un lugar maravilloso y densamente poblado». The Scotsman. «Alasdair Gray cree en los libros, y escribe libros que desafían todas las falaces normas establecidas por la industria editorial occidental contemporánea. (...) desafian la lógica y las expectativas». Ian Samson, The Guardian. «Alasdair Gray es uno de los escritores vivos más importantes en lengua inglesa. Su mezcla satírica de realismo y fantasía y su uso compasivo del humor y la tristeza distinguen sus obras en el concurrido campo de la literatura contemporánea». Stephen Bernstein.


Alasdair Gray es también autor de ensayos sobre la historia de la literatura británica y de obras a favor del socialismo y de el independentismo escocés, movimiento del cual es una de las personalidades más destacadas. De su labor como artista, destaca la realización del mural del Auditorio de Oran Mor, en Glasgow, una de las mayores obras de arte de Escocia.


Historias inverosĂ­miles, en general.


Gravat de Shanks que es troba al Museu d’Història Local del Palau del Poble de Glasglow. Mostra molt bé la decadència de l’entorn abans de l’esdeveniment de Bewick. És impossible saber si és un retrat del batlle Coats o de l’àvia de McMenamy.

Històries inversemblants, en general. Capítol: «L’obstinat que va fer possible la Revolució». Pàgina 62


HISTORIAS INVEROSÍMILES,

EN GENERAL

Historias inverosímiles, en general.


«Viajar con esperanza vale más que llegar.»

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «La causa de algunos cambios recientes». Página 29


Izquierda: La moderna Cessnok tras la proclamación del decreto de reducción de humos. Derecha: La antigua Cessnok según los estudios topográficos del general Roy (1739). A representa el pantano; B, la laguna; C, la choza de los McMenamy.

Izquierda: Pato no perfeccionado, según la acuarela de Peter Scott. Derecha: El Pato Perfeccionado de McMenamy.

Arriba: El Patotándem Mejorado de McMenamy 0,0005 segundos después de la botadura. Abajo: El Patotándem Mejorado de McMenamy 0,05 segundos después de la botadura. (Aunque todavía no ahogados, los patos ya han muerto por el shock).

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «La manivela que hizo posible la evolución». Página 57


GRABACIÓN: Si hoy al bosque decides ir

¡volverás más que asombrado! Si hoy al bosque decides ir ¡te conviene ir disfrazado! Pues todos los osos que han sido allí ahora se han reunido ¡pues hoy es el picnic de los osos de felpa!

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «El Gran Culto al Oso». Página 63


«GEORGE: No culpo a los niños que se burlaron de mí: a quienes culpo es a los padres que no supieron controlarlos. No puedo culpar a los brutos que me atacaron: culpo a la sociedad que los priva de empleo honrado y no les deja hacer otra cosa que vagar por las calles burlándose de animales inocentes. ¡Porque yo soy inocente! ¡Los osos son fuertes, pero mansos! Por último, no culpo ni a la policía ni a las leyes británicas por traerme aquí, pero diré una cosa: ¡prefiero vestir piel de oso y sentarme en el banquillo que llevar peluca, sentarme en el sillón y dictar una sentencia tan cruel como la que usted, señoría, ha dictado contra mí! (una tormenta de aplausos barre la sala. el juez ordena que la desalojen)»

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «El Gran Culto al Oso». Página 67


La conquista no es cosa difícil —la mayoría de los países tienen ese don— pero un imperio sólo se mantiene con una organización rigurosa y en eso nosotros éramos buenos. Gravábamos a los derrotados con la ayuda de sus gobernantes tradicionales, que con nuestro apoyo detentaban más poder que sin él, pero lo que sobre todo sostenía al imperio era nuestro talento para la construcción en gran escala. En la práctica todos los capitanes del ejército eran arquitectos, y cada soldado cavaba zanjas y levantaba muros con la misma firmeza con que atacaba al enemigo a las órdenes de un buen comandante.

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «El nacimiento del eje». Página 87.


—Desde que nuestros ejércitos llegaron al borde no ha dejado de haber quejas contra los fuertes impuestos. Antes podíamos justificarlos atacando a los enemigos foráneos. Ahora no tenemos enemigos, pero si permitimos que las provincias se enriquezcan se separarán de nosotros. Sí, sin duda podemos financiar esta estructura. Y no habrá escasez de trabajo. En este momento ya estamos gastando enormes cantidades en los desempleados, sólo para frenar las rebeliones.

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «El nacimiento del eje». Página 98.


—¿Hubo una rebelión?, —dije. —Estamos tan seguros de que la hubo que no preguntamos por el asunto. Para el imperio, la capital vieja era un mercado. Cuando la corte vino aquí trajimos el mercado con nosotros. Los ciudadanos que se quedaron tenían tres opciones. Se morían de hambre, mendigaban en las calles de otras ciudades o se rebelaban. Los valerosos e inteligentes han de haber soñado con rebelarse. Es probable que lo discutieran. Lo cual es conspiración. —¿Fue justo matarlos por eso? —Sí. La justicia que gobierna una nación debe ser más terrible que la justicia que gobierna una familia. El propio emperador respeta y se apiada de sus rebeldes vencidos. Puedes decirlo en tu poema.

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «Tercera carta».Pàgina 135


LOGOPANDOCIA

Por el criterio,

saber,

ingenio.

dulzura,

estilo.

a la Eterna GLORIA de

THOMAS URCHARD dicho parresiastes p or las muchas f inas excelencias de su discurso: el ep igramat ista mas ingenioso, el soldado mas valiente; el patriota escoces mas leal, el mas grande traduc t or al áingles de los escrit os marav illosamente catáart icos y exoneradores del doc t or francois rabelais; tambien el matemaát ico mas noble, a excep cion solo de lord marchist on, nacido de las entranas de britàania.

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «Logopandocia». Página 135.


El Diario Secreto y Apócrifo de

SIR THOMAS URQUHART DE CROMARTIE Caballero Recientemente descubierto y publicado en contra de la voluntad y orden expresas del autor para la instrucción y reforma de la Liga Británica de Comunidades; en donde se recoge un diálogo con el difunto Secretario de Latín del Protector Cromwell, que despliega un ordenado plan para enmendar la Naturaleza dividida del Hombre reintegrando racionalmente el Don de Lenguas que Dios diera a Adán mediante una instrumentación verborradical de los logaritmos de Neper a la gramática de un pueblo asiático, considerado la tribu perdida de Israel, cuya lengua es anterior al Cataclismo Babilónico; Con materia auxiliar que vindica la grandeza de ESCOCIA de la vil Infamia en que, llevado de su codicia y arrogante ambición, el rígido partido Presbiteriano de dicha nación la ha envuelto con la mayor hipocresía.

Fuiste escrito, oh libro, con amor en verdad a muchos, y al escocés que habla con libertad.

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «Logopandocia». Página 155.


pro me

Casa: Esta noble mansión fortaleza, de emplazamiento majestuoso, cuya torre es de una construcción y una invención notables. Biblioteca: Ni tres libros en ella pero todos de mi propia compra, y todos compilados juntos (en el orden jerárquico que les daré) como un acabado ramillete de flores, que en mis viajes reuní en los jardines de dieciséis reinos diferentes.

contra me

Casa: Las ventanas carecen de cristales.

Biblioteca: Aún sin desembalar.

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «Logopandocia». Página 162.


Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «Logopandocia». Páginas 210 i 211


Si Dios es la causa primera de las cosas, Dios empezó en el vacío sin apoyo ni ideas salvo las que surgían de sus propias pasiones. Ciertos comentaristas presentan el vacío como una suerte de huevo acuoso que Dios empolla como una gallina hasta que se rompe el cascarón. Vaya, sí, ¿por qué no? Esta dulce noción se compagina fácilmente con la ruptura del gran átomo primordial que tan popular han hecho los científicos. Pero yo soy algo mejor que un científico. Me embriaga la idea de que el Génesis judío atribuya toda la creación a una mente como la mía, así que para entender a Dios me basta con imaginarme en su situación. Primero, entonces, vacío negro, puro y no manchado por sensaciones. Ni calor, ni frío, ni presión, ni extensión. ¿Qué hacer allí? Ser. Lo único que puede hacerse es ser. Pero paulatinamente surge una sensación, la sensación de duración. Percibimos que hace mucho que estamos, que estaremos por siempre en esta oscuridad si no hacemos algo. Cuanto más padecemos nuestro ser oscuro menos podemos resistirlo. En una eternidad así se pasa del aburrimiento a la inquietud y luego al horror pánico. Estamos en el Infierno. De modo que el grito «Hágase la luz» no es una orden sino una plegaria desesperada a nuestros propios poderes desconocidos.

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «Prometeo». Página 224


OZYMANDIAS TERCER EMPERADOR DE LA GRAN RUEDA RECIBIÓ DE DIOS EN LA CAVERNA DETRÁS DE ESTA ROCA EL PLAN DEL EJE VOSOTROS LOS PODEROSOS CONTEMPLAD SU OBRA Y DESESPERAOS

Pero los hombres no son del todo iguales a las ovejas. La vanidad se encarga de que nunca repitan exactamente el pasado, si es que lo conocen. Así que si ustedes han entendido esta historia será mejor que se la cuenten a otros.

Historias inverosímiles, en general. Capítulo: «Prometeo». Página 298


«Además, no vale la pena tener una vida sin libertad para escoger.» Alasdair Gray


ÂŤNo quiero hacer frente a este mundo, volvamos al infierno que estoy imaginando.Âť Alasdair Gray


«Acontezcamos prósperos diciendo la verdad.» Alasdair Gray


Exposición sobre "Historias inverosímiles, en general" Alasdair Gray