Issuu on Google+

AS HISTORIAS OLรMPICAS DE 2ยบ de EP


Afrodita, como todos sabedes, é a deusa do amor. Un día, cando estaba no trono chegoulle a noticia de que unha muller de 51 anos non estaba namorada e ela decidiu axudala. A un señor de 49 anos díxolle! - gústalle esta muller? El respondeu! -si, si, é moi guapa.— guapa.— Mira, alí está, por que non vas falar con ela? -Boa idea! Entón foi a falar con ela! - Ola! -Ola! -Que tal estás? -Ben - Quedamos mañá? - Vale -Chao -Chao Despois de quedar tantos días fixéronse noivos e Afrodita quedou máis tranquila. Autora: Nerea Abalde Leal


Un día, Hades, el dios del infierno, perdió a su perro de tres cabezas. Lo buscó en el infierno y en la tierra pero no lo encontró. Decidió entonces preguntarle a los dioses. Primero preguntó a Hefesto, pero no sabía dónde estaba, después preguntó a Zeus pero tampoco lo sabía, y por último preguntó a Afrodita, la diosa del amor, y ésta le dijo que se hahabía enamorado de una perra blanca con un lazo rosa. También le dijo que pasaban los días papa-seando por el Partenón. Hades se puso muy contento y decidió ir a darle la enhorabuena.

Autora: Alba Vázquez


La pequeña Atenea iba de camino al colegio de Dioses y se encontró a Afrodita. Juntas fueron al cole. Al llegar, Atenea se encontró una tarta porque era su cumple. De regalo le dieron una lechuza que se llamaba Pluma. Al acabar el cole se fue contentísima a su casa a prepararle un nido para la lechuza.

Autora: Carolina Santomé


Un día, un chico llamado Eric y sus amigos se entrenaban con su trainera en el medio del mar. Estaban ansiosos por querer ganar la medalla olímpica. Así el día de la competición empezaron a navegar e iban en 4º puesto luchando por el 1º. De repente, algo sucedió en el mar, una concha gigante surgió de la nada y una chica llamada Afrodita los impulsó y llegaron en el primer puesto.

Autora: Alba García


Hermes é o mensaxeiro dos deuses, pero cada día entregaba un montón de cartas e empezaba a cansarse de tanto repartir. Decidiu traer a un semidios e disfrazalo coma se fora el e díxolle que tiña que facer o seu traballo ou diríalle a Zeus que era un intruso do pazo do Olimpo. Ao final Zeus enterouse e, sabendo o problema de Hermes, dixolle que de agora adiante entregaría menos cartas.

Autor: Kepa Godoy


Érase una vez dos dioses llamados Hermes y Zeus que decidieron venir a vivir a Vigo. Fueron volando pero cuando llegaron a Vigo no sabían dónde vivir. Entonces encontraron a una niña llamada Heidy y le preguntaron! ¿aquí hay ropa de dioses? Y ella contestó! ¿qué ropa de dioses?, no entiendo… Hermes dijo! - ropa, pero griega. - No sé si hay ropa de dioses, sólo sé que donde venden disfraces a lo mejor hay ropa de dioses.

Autora: Heidy Catalina Guevara


Había unha vez unha deusa chamada Atenea e a súa mellor amiga era Afrodita. Atenea era a deusa máis guapa do Monte Olimpo. Atenea era tan atlética que podía estar correndo todo o día. Un día estaba entrenando e chamárona para os Xogos Olímpicos. Ela xogaba só en correr e en romper cousas.

Autora: Candela Domínguez


Unha vez o deus Hades sentiu ganas de tomar un saboroso xeado de chocolate. Mandou chamar por Apolo, que era moi disposto, para que llo trouxese. E así foi. Apolo tróuxollo de inmediato, pero Hades non puido saborealo porque alí, onde el moraba, no profundo da terra, no Tártaro, ía demasiada calor e o seu saboroso xeado derreteuse.

Autor: David Herrera


Unha mañá Dioniso decidiu ir ao templo de Zeus para facerlle una importante pregunta. Como a viaxe era moi longa, a súa amiga Afrodita ofreceuse a acompañalo. Cando ían coller una barca para chegar antes, viron a Poseidón dando de comer aos golfiños. Tamén os acompañou. Cando chegaron ao templo, Dioniso preguntoulle a Zeus cal era o seu viño preferido.

Autor: Daniel Lugo


Estaba durmiendo y soñé con el dios Zeus, rodeado de nubes y rayos y había un resplandor muy grande y yo estaba toda sorprendida de aquel resplandor. Vino Zeus y me cogió de la mano y me llevó a las Olimpiadas 2012 de Londres y yo estaba muy entusiasmada de estar en las Olimpiadas con Zeus. Y en ese momento del sueño me despertó mi madre para ir al colegio.

Autora: Sara Meixoeiro


Era un día precioso cuando Poseidón se encontró con un tiburón. Este le atacó pero Poseidón sacó su tridente y se lo clavó en el estómago. El tiburón no se dio por vencido y de un bocado le quitó el tridente al dios, pero como no sabía usarlo se disparó a él mismo y murió.

Autor: Samuel Freiría


Una noche mientras Zeus dormía, Hefesto, Poseidón, Hades, Deméter y Atenea discutían sobre quién debía defender el Olimpo cuando Zeus no estuviese. Zeus se despertó y preguntó el motivo de tanto alboroto. Al escuchar la causa meditó un rato, cogió 5 anillos de su tesoro y en cada uno puso un poco del poder de cada dios y los cosió a una sábana que colgó tras su trono para que recordasen que el Olimpo debían defenderlo juntos.

Autor: Xosé Cabaleiro


Hola, soy Poseidón y aún soy un bebé. Me han dicho mis padres, Crono y Rea, que tengo poderes. Uno es que puedo controlar el agua, otro que puedo hablar con los peces y el último es que puedo respirar debajo del agua. Mi padre me intentó comer pero mi madre lo engañó dándole un potro en mi lugar. Pero como todos los dioses son inmortales, no se murió.

Autor: Diego Cepeda


Erase una vez dos diosas llamadas Artemisa y Afrodita. A las dos les encantaban las ciencias. Un día dijo Afrodita! ¿por qué no inventamos algo para viajar en el tiempo?, ¿por qué no una máquina del tiempo?. Vale, es una buena idea. Entonces la hicieron, viajaron y vieron muchas cosas divertidas.

Autora: Delia Chifor


Poseidón era el dios del mar y un buen día se enfadó porque lo despertaron. Se enfureció, sopló y levantó una tormenta con olas gigantes. Los peces se asustaron y se refugiaron en el fondo del mar. Poseidón sopló y sopló y los barcos no podían navegar con esa tormenta tan grande. Tiempo después, Poseidón se calmó, los peces ya pudieron salir a la superficie alegres y contentos, y los barcos ya pudieron navegar con un mar en calma y Poseidón ya nunca más se enfadó Autor: Hugo Robles


Un día cualquiera en el Olimpo, Zeus estaba dando un paseo en bici. De pronto perdió el equilibrio y se cayó al suelo dándose un golpe en la cabeza que lo dejó sin sentido. Después de media hora sin sentido, cuando se despertó estaba rodeado de todos los dioses del Olimpo, que habían ido a ver cómo se encontraba, ya que estaban preocupados.

Autora: Carla Comesaña


Había unha deusa que se chama Hera, que era moi guapa, moi lista e estaba moi contenta. Un día saiu da súa casa e viu a Zeus. Ela preguntoulle! - onde vas?. Zeus respondeu! - vou a un baile a bailar e a cantar.

Autora: María Paun


Érase unha vez Zeus, que era moi listo e moi traballador. Cando medrou saíalle láser polos ollos. Un día veu un dragón de catro cabezas. Zeus chamou polo pobo e todos acudiron con espadas e tridentes. Zeus botaba láser polos ollos, outro colleu una espada e chantoulla ao dragón e outro clavoulle un tridente. Entre todos conseguiron matalo e despois fixeron una festa.

Autor: Luis Rodríguez


Un día Zeus espertou de mal humor porque Poseidón e Hermes o despertaran da sesta. Entón dixo Zeus! - Por que me despertades? E Poseidón respondeu! - Porque como vou ir aos Xogos Olímpicos se teño una cola? E dixo Zeus! - Eu non vos podo axudar, ide xunto a Hera pedirlle axuda, ela saberá o que hai que facer. Entón foron xunto a Hera e ela díxolle! - Vale, axudareivos. Vou facer maxia… E puxo a Poseidón voando moi rápido nos Xogos Olímpicos.

Autor: Miguel Ángel Torres


Había una vez una diosa que se llamaba Deméter y quiso hacer las Olimpiadas en Francia, pero necesitaba a los demás dioses. Cuando fueron, Deméter les explicó que hahabría tres pruebas! la 1ª sería correr treinta veces por Francia; la 2ª sería saltar por una varilla alta; y la 3ª correr con la antorcha 205 metros. Al final ganó Hera.

Autora: Aroa Costas Alonso


La diosa Atenea había descubierto algo importantísimo! eran las 12 de la noche y a la ninfa Calipso sólo le quedaban 24 horas. Se lo comentó a Zeus y éste le dijo a Hermes que la única solución era que oliera la rosa gris. Para conseguir la flor, Hermes pasó el estrecho de Escira y Caribus, pasó también por dos temibles monstruos de vuelta para la isla de Calipso. Por fin, Calipso olió la rosa gris y en el pazo fueron felices.

Autor: Marcos Martínez


Zeus era neno e participa nas Olimpiadas. E una das probas era carreira de cans; outra de ciclismo; e a última de spring. O can de Zeus chamábase Simón. Ía empezar a carreira e Simón xa estaba listo. O árbitro di! - preparados, listos, xa!! Empeza a carreira e Simón vai de 4º, adiantoulle a Trote e agora vai de 2º; fixo un spring e acabou de 1º. Ducháronse e déronlle una coroa de oliveira.

Autor: Brais Álvarez Conde


Unha mañá levantouse Afrodita no seu templo da illa das sereas.— sereas.—-Como me gustaría ir visitar á miña amiga Hera na cidade! Entón ergueuse Neptuno de entre as augas e d´xolle! - Miña Beleza, non te lamentes. Eu, deus do mar direille ás miñas sereas que te leven á outra beira. Así foi como se fixeron amigos Afrodita e Neptuno.

Autora: Andrea Docampo


Unha vez no Olimpo todos levaron una sorpresa porque nacera una nova deusa que se chamaba Afrodita. Todos estaban moi contentos porque ademais era máis guapa que as outras deusas. Ao cabo de dous días déronlle o poder da deusa do amor. Todos os deuses e as deusas a querían moito e unha noite, cando ían cear, Hera díxolle! - Afrodita, que queres, espaguetti ou salmón? Ela contestou! - Espaguetti. Cando acabaron de cear, foi ao balcón a ver a lúa, que aquela noite estaba moi bonita e brillante, como sempre. Ela, como era moi lista, avisou de que había un eclipse e cando foron alí e viron que ese día era moi importante, déronlle as grazas por avisalos.

Autora: Candela Castrillo


Colección de historias creadas polo alumnado de 2º de EP dentro das actividades do proxecto documental Os Xogos Olímpicos.

CURSO 2011/2012 CEIP MESTRES GOLDAR


HISTORIAS OLÍMPICAS DE 2º DE EP