Issuu on Google+

Actividad con ceras Manley para primer ciclo de Primaria Como ya hemos visto, las ceras Manley son un recurso muy utilizado en Educación Primaria y Educación Infantil. Son baratas y todos los niños pueden acceder a ellas, de forma que la actividad se podrá realizar sin problemas. Una de las características de estas ceras es su capacidad para poder mezclarse con otros colores y ser difuminadas. Así, la actividad se centrará en enseñar a los discentes lo anterior junto con un concepto de color primario de una forma muy superficial.

La actividad se desarrollará es una sesión de 60 minutos de duración, y los materiales que necesitarán los alumnos serán los siguientes: -

Cartulina blanca tamaño A4

-

Una cera de un color primario (amarillo, azul o rosa)

-

Una cera blanca

-

Una cera negra

-

Papel o pañuelos

El desarrollo de la actividad será el siguiente. El profesor iniciará la clase explicando el concepto de color primario para que los alumnos comiencen a familiarizarse con el mundo del color y resolverá las dudas que hayan podido surgir en dicha explicación, utilizando 10 minutos de la sesión. A continuación, mostrará a los alumnos lo que deben hacer, esto es, colocar la cartulina de forma horizontal y elegir uno de los tres colores primarios para realizar un paisaje con dicho color y el negro. Para ilustrar mejor la explicación, el profesor hará una demostración de cómo tienen que utilizar los colores, sin rellenar los espacios en blanco, solo dibujando las siluetas. La realización del paisaje tiene que tener una duración de 25 minutos. Una vez que los alumnos hayan terminado sus dibujos, el profesor explicará que las ceras tiene la propiedad de difuminarse, y pondrá un ejemplo práctico sobre el dibujo que había empleado antes utilizando papel o pañuelos junto a la cera de color blanco. Así, los niños podrán realizarlo en sus dibujos, aprendiendo también esa propiedad de las ceras durante el resto de la sesión.

Aunque la actividad se propone para primer ciclo de Primaria puede resultar un poco compleja para los alumnos del primer curso, pero si el profesor mantiene la atención de los alumnos y no deja que estos se distraigan con el resto de compañeros puede resultar muy interesante y obtener un resultado que nos sorprenda. Aun así, en mi opinión, el ejercicio es más adecuado para el segundo curso de Primaria, ya que

1


los alumnos ya han adquirido unas normas de comportamiento que facilitarán el buen resultado de dicha actividad. También añadir que es necesaria la supervisión continua del profesor y, si fuese necesario, su ayuda para que los alumnos puedan acabar la actividad en clase, pero siempre dejando libertad para crear y trabajando la autonomía de los mismos. Para finalizar, añado un ejemplo práctico de la actividad y su acabado.

2


Actividad con ceras Manley para Educación Primaria