Issuu on Google+

Diana García García Cristina Pascual García Virginia Iglesias Morcillo Esther Martín Martín Raquel Sesmero Zaragoza Ana Saelices Torres


EL DESARROLLO DEL CEREBRO EN EL BEBÉ El periodo infantil es el más importante en la vida del niño porque es de vital importancia para el desarrollo emocional y para el desarrollo del cerebro del niño.


Habilidades desarrolladas por el bebĂŠ durante su crecimiento.


0-3 meses • Emite sonidos vocálicos, llanto, y será capaz de reconocer la voz de la madre y el padre. •  Al finalizar el tercer mes, podrá identificar de dónde proviene un sonido y es capaz de girar para ver qué o quién lo produjo. • Las actividades principales de un bebé en esta etapa son dormir y llorar


4-6 meses • En esta etapa, el bebé empezará repetir espontáneamente sus propios sonidos y a responder con balbuceos (especie de "agú") cuando le hablan. Aunque todavía no comprende plenamente el lenguaje. • Comenzará a explorar los objetos con su boca, manos y vista.


7-9 meses • Se entretiene repitiendo sonidos y monosílabos sin sentido como ba-ba-ba, se esfuerza en aprender e imitar la entonación de sus padres. • Su memoria y atención se desarrollan cada vez más, reacciona a su nombre, observa dibujos o imágenes por más tiempo.


9-12 meses • Comienza a emitir palabras como papá, mamá, agua, teta. Es capaz de comprender expresiones como: "dame, toma, ven", y se detiene cuando le dicen "no". • Resolver problemas simples, por ejemplo, si tiene un objeto en cada mano y se le ofrece un tercero, es posible que guarde alguno de ellos debajo del brazo o en la boca para agarrar el que le ofrecen.


13-15 meses • Empieza a realizar sonidos para comunicarse, imita sonidos producidos por animales y objetos de su entorno como: ti ti, guau guau… • Reconoce a sus padres fotografiados, identifica y señala objetos que se le piden, encuentra objetos escondidos. •  Intenta hacer las cosas por sí mismo, quiere comer solo, pero necesita ayuda para ponerse y sacarse algunas prendas de vestir.


16-18 meses • Todavía no logra verbalizar claramente las palabras, trata de narrar situaciones utilizando diferentes tonos de voz, comprende y responde algunas preguntas concretas. • Cumple órdenes cada vez más complejas, puede pedir objetos o alimentos señalándolos con el dedo, realizando algún sonido o palabra, conoce las funciones de algunos objetos domésticos como el teléfono, la tele, la radio…


Que los bebés no sepan contarlo no quiere decir que no piensen y sientan. Numerosos estudios prueban en los últimos años que le cerebro de los bebés es más complejo de lo que se creía. Para los pequeños es fundamental el contacto


QUÉ ESCONDE EL GUGU TATA