Page 1

SOLIDARIDAD CON PATRICIA por ayudar a parar un desahucio se enfrenta a penas de 3 años de cárcel y multas de 9.000 €

Apoya, Difunde, Colabora.


El 18 de noviembre de 2011, en el barrio de Manoteras, la Policía Municipal de Madrid procedió al desahucio de una familia de cinco miembros (madre, abuela y tres niños) debido a una estafa de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo, pese a que la familia estaba pagando su deuda. Esa misma mañana, decenas de vecinos solidarios del mismo y otros barrios cercanos se concentraron allí para bloquear pacíficamente el paso a los funcionarios y a la policía, y así tratar de impedir el desahucio. Por desgracia, finalmente no se consiguió un aplazamiento. Entre los vecinos apartados uno a uno por la policía se encontraba Patricia, que como el resto, volvió a su casa llena de frustración e impotencia. Esa misma tarde, Patricia fue detenida en su domicilio particular por agentes de la policía, acusada de un delito de atentado a la autoridad por lesiones graves a un agente (fractura de tibia y peroné). Más tarde, la lesión resultó no ser en la pierna, como se explicó en el momento de la detención, sino en el brazo, según la posterior declaración del policía. En caso de agresión, es impensable que no hubiera sido detenida en el lugar de los hechos, en vez de 10 horas más tarde en su casa. Pero además, resulta que ni siquiera los informes médicos realizados sobre la supuesta lesión coinciden todos en el mismo diagnóstico. Por otra parte, ninguno de los vecinos, manifestantes ni periodistas que allí se encontraban vio nada parecido, y no existe ninguna prueba que apoye la acusación. No obstante, Patricia no cuenta con ningún testigo directo ni grabación del momento de los hechos, por lo que se haya expuesta a la presunción de veracidad del agente de policía. Al enterarse de su detención, ya por la noche, el compañero de la comisión de legal de la Asamblea de Hortaleza, a la que Patricia pertenecía, se presentó en la comisaría para poder asistirla. La Policía no sólo le denegó ese derecho, sino que comunicó a Patricia que su abogado “no había venido” y la privaron de libertad hasta el día siguiente, alegando que sería puesta a disposición judicial, la cual finalmente no se produjo. Actualmente, más de dos años después de estos hechos, Patricia se halla a espera de juicio (con fecha por determinar) y de un posible embargo de cuentas por no poder pagar la fianza de 8.900 euros impuesta por el juez, además de los 3 años de prisión que pide la fiscalía. De esta manera, nos vemos obligados a ejercer de recaudadores para pagar una sanción cuya suma irá destinada a los que la acusan falsamente, evitando así peores consecuencias para nuestra vecina y compañera. Si finalmente el juicio resultara favorable y Patricia quedara absuelta, todo lo recaudado se destinará a otros casos similares a éste. Consideramos que este proceso penal, absolutamente desproporcionado y lleno de irregularidades, forma parte de una deliberada política de represión. Es evidente que pretende ser un castigo ejemplar para advertir a la gente que, de manera solidaria, decide tender una mano a sus vecinos para evitar que los intereses económicos pasen por encima de los intereses de las personas.


Este cómic ha sido creado con la intención, por una parte, de ayudar a hacer frente al pago de la multa e indemnización contra nuestra compañera, y por otra, visibilizar y sensibilizar a la sociedad de los ataques represivos que sufren las luchas sociales por parte del sistema capitalista. Los beneficios obtenidos con la venta del cómic irán destinados al apoyo financiero de este caso y a nuevas ediciones. Precio ejemplar: 3€ Coste impresión aproximada: 1€ Cantidad donada: 2€

Dibujo y Guión: Daniel García Edita: Grupo Rantifuso www.rantifuso.es Editado en mayo de 2014 en Madrid Este ejemplar se encuentra colgado online de forma gratuita, integra y a color en http://issuu.com/rantifuso/docs/comic_solidaridad_patricia Se anima a reproducir esta obra integramente. Apoya, colabora, difunde.

Puedes contactar con nosotros a través de: Email: solidariosenapuros@gmail.com Blog: www.solidariosenapuros.wordpress.com/ Facebook: Solidaridad con Patricia

Cuenta para donaciones solidarias en apoyo al caso:

3025-0006-27-1433254624


¿Patricia Toledo? ¿Eres tú? ¿Están tus padres?

Traenos tu DNI.

Pero, ¿por qué habéis venido a buscarme?

Has sido denunciada por lesiones a un policía y tienes que acompañarnos a comisaría a prestar declaración.

Vamos, coge tus cosas, avisa si quieres que alguien te busque ayuda legal, y te vienes con nosotros.


Estás acusada de darle una patada a un policía y haberle causado una fractura de peroné y tibia.

Deme sus datos personales, su DNI...

Firma aquí.

Te leeré tus derechos...

Este es el teléfono del abogado que nos dieron por la mañana en el desahucio...

¿Pueden avisar a mi madre?


Buenas, deje aquí todos sus objetos personales.

Llévatela para registrarla, y luego me la traes para que me firme la lista.

¿A dónde vamos? Eh,no...me encuentro bien.

A los calabozos. ¿Se encuentra bien o quiere que llamemos a un médico?


Pero, ¿cuánto tiempo voy a estar aquí?

¿Cuándo podré ver a mi abogado?

Coge una colchoneta y una manta. Hará frío.

Como mínimo hasta mañana por la mañana. Ya te avisarán.


Oigan, ¿hay alguien? me encuentro mal, ¿hay alguien? Tengo taquicardia y nauseas... soy diabética ¿pueden llamar a un médico?

No, no sé que nivel de glucemia tengo y necesito mi insulina.

¿Qué la pasa?

¿Quiere cenar?

Ya hemos avisado al médico. Ha venido tu hermano y te ha traído la insulina y un medidor.

¿Puedes andar?

Me mareo un poco...

¿Y si la llevamos andando al ambulatorio que esté más cerca?

Quita, a ver sinos vamos a buscar un marrón. Mejor llamamos a una ambulancia.

No te preocupes, ya hemos avisado al médico, ya viene...


Me... me falta mi insulina de por la noche...

No tiene nada grave, darla de cenar y que se inyecte su insulina.

No, no..me tienen que traer la insulina que falta...es su deber darmela. Yo, yo, no puedo salir a buscarla...

Eso es lo que le ha traído su familia.

Traerla su medidor y dos dosis de insulina.

¿Podemos darla de comer lo de la bandeja?

Sí, yo creo que se lo podéis dar.

Oye, recordad que me tenéis que medir la glucosa dento de dos horas. ...que aquí no tengo reloj, y no me deajáis quedarme con la insulina y el medidor, y me tengo que controlar la glucosa.

Que sí, que luego volvemos...


Oiga, ¿cuándo voy a poder ver a mi abogado?

No verá a su abogado hasta mañana.

Ni siquiera sé por qué estoy aquí encerrada...

¿No le han leído sus derechos?

Sí, pero el delito por el que me acusan supuestamente ha pasado por la mañana y me han traído aquí por la tarde, así que no entiendo por qué estoy encerrada.

Bueno, todo esto cuéntaselo mañana a tu abogado.

Además ¿dónde está mi presunción de inocencia? Si no hay pruebas de que el policía que me acusa diga la verdad...


¿Hola? ¿Alguien puede venir? Tengo que ir al baño y medirme el azúcar.

Os lo pedía pero nadie me ha traído mi insulina de la noche...

270

mg/mL

264

mg/mL

195

mg/mL

Su abogado está en comisaría. La vamos a llevar allí para que pueda prestar declaración.

217

mg/mL


Me niego a prestar declaración si no es en presencia de un juez.

Además, este no es el abogado que pedí... El teléfono que nos proporcionastes ayer no es de ningún abogado que esté inscrito en el colegio de abogados, por eso es diferente.


Hoy, más de dos años después de estos hechos, Patricia se halla a espera de juicio y de un posible embargo de cuentas por no poder pagar la fianza de 8.900 euros impuesta por el juez, además de los 3 años de prisión que pide la fiscalía.


Hoy, más de dos años después de estos hechos, Patricia se halla a espera de juicio y de un posible embargo de cuentas por no poder pagar la fianza de 8.900 euros impuesta por el juez, además de los 3 años de prisión que pide la fiscalía. Es evidente que este proceso penal, absolutamente desproporcionado y lleno de irregularidades, pretende ser una advertencia a la gente que, de manera solidaria, decide tender una mano a sus vecinos para evitar que los intereses económicos pasen por encima de los intereses de las personas.

nº cuenta para donaciones solidarias:

3025-0006-27-14332-54624

Solidaridad con Patricia  

Patricia fue detenida por intentar parar un desahucio en Madrid hace más de dos años. Ahora se enfrenta a multas de 9.000€ y 3 años de cárce...