Page 1


02

PROGRAMADE EDUCACIÓN FINANCIERA

FINANZAS PERSONALES Y LA INVERSIÓN EN SALUD

FINANZAS PERSONALES

Y LA INVERSIÓN EN SALUD

LA SALUD ES UN TESORO MUCHAS VECES SUBESTIMADO Y POR ELLO QUIZÁS, MUCHAS PERSONAS NO LOGRAN ESTABLECER UNA RELACIÓN MUY ÍNTIMA ENTRE SALUD Y SUS FINANZAS PERSONALES. LA SALUD, EN TÉRMINOS FÍSICOS Y PSICOLÓGICOS, ES UNO DE LOS PILARES DE LA CALIDAD DE VIDA, DEL BIENESTAR Y EN DEFINITIVA DE LA FELICIDAD.

¿

Podría ser que la salud sea la parte más importante de las finanzas personales? Cuidar de nuestra buena salud en el fondo es el mejor tipo de ahorro e inversión que podríamos hacer. La salud es un activo tangible y ciertamente que invertir en su cuidado es hacer una buena inversión, ya que al hacerlo garantizamos nuestra vida productiva y mejoramos la calidad de vida y por supuesto ahorramos al evitar cuantiosos gastos en medicinas, tratamientos, consultas a médicos y demás. El ahorro en salud nos puede permitir invertir en otros asuntos y mejorar nuestra vida a corto, mediano y largo plazo. El gasto en salud para una persona puede tener características catastróficas e impredecibles por lo que jamás debemos descuidarla. ¿A qué llamaría usted salud? “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. La cita procede del Preámbulo de la Constitución de la Organización

Mundial de la Salud, que fue adoptada por la Conferencia Sanitaria Internacional, celebrada en Nueva York del 19 de junio al 22 de julio de 1946, firmada el 22 de julio de 1946 por los representantes de 61 Estados (Official Records of the World Health Organization, Nº 2, p. 100), y entró en vigor el 7 de abril de 1948. La definición no ha sido modificada desde 1948. El sitio web http://www.cheesehosting.com/saludinfantil/definicion+salud.htm reconoce que “la salud implica que todas las necesidades fundamentales de las personas estén cubiertas: afectivas, sanitarias, nutricionales, sociales y culturales. Esta definición (de la OMS) es utópica, pues se estima que sólo entre el 10 y el 25 % de la población mundial se encuentra completamente sana. Una definición más dinámica de salud es el logro del más alto nivel de bienestar físico, mental, social y de capacidad de funcionamiento que permitan los factores sociales en los que viven inmersos el individuo y la colectividad. La salud y la enfermedad forman un proceso continuo, donde en un extremo se encuentra la muerte prematura, muchas veces prevenible y en el otro extremo se encuentra un elevado nivel de salud, al que difícilmente llega todo el mundo. En la parte media de este continuo equilibrio homeostático se encontraría la mayoría de la población, donde la separación entre salud y enfermedad no es absoluta, ya que es muy difícil distinguir lo normal de lo patológico”. Dentro de cada sociedad, la salud también se convierte en factor potencial de discriminación y a la larga, de exclusión (discapacidades, incapacidades laborales, enfermos mentales). En definitiva, los que no “están en forma” quedan al margen, ocupan menos espacio mediático y a menudo son rechazados de los sistemas de producción y de participación social y política. EL CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE LA SALUD Y EL ROL DE LAS FINANZAS PERSONALES Siendo la salud un activo de gran valor, es imperativo protegerla, cuidarla, mantenerla, para que nuestra calidad de vida sea óptima; pero tal propósito no es gratuito. Estados e individuos son conscientes del significado económico de la buena salud y de los costos de la enfermedad por lo que como Estados asumen la responsabilidad de mantener la salud de la población del país pero sin que los individuos renuncien a sus propias responsabilidades.

FINANZAS PERSONALES Y LA INVERSIÓN EN SALUD

PROGRAMADE EDUCACIÓN FINANCIERA

La salud es un bien escaso cuya obtención y mantenimiento exigen trabajo y dinero. Lograrla implica satisfacer necesidades expresadas en forma de demanda, más el costo de oportunidad que encierra renunciar a otros bienes.

El financiamiento a través de pagos directos de bolsillo tiende a ser inequitativo y es susceptible de generar altos costos para el sistema y riesgos de empobrecimiento para las familias.

La percepción de las personas sobre su estado de bienestar físico, psíquico, social y espiritual depende en gran medida de sus propios valores y creencias, su contexto cultural e historia personal, por lo que muchas veces alguien podría verse tentado a pensar que las preocupaciones por su estado de salud y su posible impacto sobre sus finanzas personales o son exageradas o trivializadas, con las consecuencias que tales ideas podrían tener en cuanto a la previsión o manejo de las preocupaciones por este aspecto de la vida.

Para los adultos mayores, sin seguros de salud, el pago directo de bolsillo es muy impactante sobre la calidad de vida de dicho grupo. Esta se ve disminuida por la necesidad de gastar mucho dinero en medicamentos, pese a contar, muchos de ellos con Seguro Social.

La noción de salud y de calidad de vida están íntimamente ligadas. La calidad de vida se relaciona con el grado de satisfacción que tiene la persona con su situación física, su estado emocional, su vida familiar, amorosa, social así como el sentido que le atribuye a su vida, entre otras cosas. Podríamos decir, que hay dos lados del cuidado de la salud, no solo en un aspecto comunitario sino también personal: el preventivo y el correctivo o curativo. Ambos lados cuestan mucho dinero y su financiamiento es costoso y no necesariamente cubre grandes segmentos de la población, creando injusticia en la distribución de los servicios de salud.

Tales reflexiones hacen necesario que desde los inicios de nuestra vida laboral nos esforcemos por preservar una buena salud a la vez que prevenir desastres financieros por la aparición de enfermedades, accidentes o situaciones incapacitantes y entonces aspiremos a tener un mínimo de cobertura de salud privada o seguros de salud. Las personas que otorgan importancia a su salud, cuidan de vivir en un ambiente físico sano, de su alimentación, hacen ejercicios, pasan revisiones médicas con cierta regularidad, tienen seguros de hospitalización, de accidentes personales y por supuesto de invalidez y también son conscientes del buen uso diario de su dinero por lo que evitan las deudas innecesarias. Su estilo de vida es frugal, metódico y orientado a disfrutar de la vida sin perder de vista la importancia de la salud.

Existen tres grandes mecanismos de financiamiento de los servicios de salud: recaudación del Estado (mediante impuestos generales y específicos), cotizaciones a la Caja de Seguro Social y pagos privados (que comprenden pagos directos o de bolsillo y seguros privados). La combinación de las tres fuentes que componen el financiamiento de la salud suele ser muy diferente en cada país. A pesar de ello, es conveniente recordar que todos los fondos para los servicios de salud provienen de los hogares o personas. Existen dos clases de pagos privados por salud, tanto preventiva como curativa: primas a seguros privados y pagos directos de bolsillo al momento de usar los servicios. Los seguros privados constituyen por lo general un bien disponible sólo para un reducido grupo poblacional en zonas urbanas, con ingresos altos y sin padecimientos preexistentes. El pago de bolsillo es considerado por expertos de la Organización Mundial de la Salud como una de las formas menos eficientes y menos justas de financiar un sistema de salud.

Extraído de: http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-95532003000200002&script=sci_arttext

Se ha preguntado, ¿cuánto dinero ha gastado este año en cosas que no tienen necesariamente que ver con su salud y cuánto ha gastado o mejor dicho, invertido en su salud? ¿Cuándo sacará tiempo para visitar su médico y hacerse un chequeo médico importante? Gasta en cosas materiales pero no quiere gastar en una operación que requiere y ¿cree usted que cuida su salud?

03


04

PROGRAMADE EDUCACIÓN FINANCIERA

FINANZAS PERSONALES Y LA INVERSIÓN EN SALUD

FINANZAS PERSONALES Y LA INVERSIÓN EN SALUD

EVALUANDO SU ACTUAL

Como la salud en general, es un bien escaso, estos seguros se han tornado costosos en función del incremento generalizado de muchas enfermedades asociadas a los modernos estilos de vida, a los costos de los servicios de salud y del costo de la vida (inflación), así como de la introducción de más tecnología en muchas áreas de la salud.

tos a lo largo del día, como por ejemplo los ritmos horarios, las condiciones laborales, los ingredientes de las comidas, las actividades de ocio, etc. ¿Llevamos un estilo de vida saludable? ¿Quién es el responsable? ¿Qué podemos hacer?

En todos los países siempre hay y habrá un grupo de ciudadanos que aunque quieran y puedan, no tendrán acceso a seguros privados de salud pues son considerados de alto riesgo o sea aquellos a los que se les ha negado cobertura médica accesible por empresas privadas resultado de una condición médica pre-existente. Si usted está comprando su seguro médico directamente de una empresa aseguradora, su póliza es individual.

ESTADO DE SALUD

Jamás cometa el error de autoevaluar su estado de salud, si usted no es médico o persona con conocimientos médicos. El hecho de que usted siempre se sienta bien no es impedimento para que por lo menos, una vez al año visite su doctor. Hay muchas enfermedades de evolución silenciosa que cuando son diagnosticadas y tratadas pueden haber hecho tanto daño que su vida podría correr peligro. Para una evaluación de su actual estado de salud, lo mejor que puede hacer es tener un buen médico de cabecera, visitarlo y hacerse todos los exámenes que dicho profesional le recomiende, llevarlos de vuelta al doctor y seguir sus instrucciones.

A

lo largo de su ciclo vital, usted como individuo en proceso de permanente transformación biológica, tendrá cambios en su estado de salud, los cuales siempre significarán gastos que podrían pagar el Seguro Social o su seguro privado o usted, de sus propios fondos. La salud depende básicamente de 4 factores ligados entre sí: sistema sanitario, base biogenética, condiciones ambientales y el estilo de vida. De esta manera, la salud es mantenida por la ciencia y la práctica de la medicina, pero también por esfuerzo propio, ejercicio físico, una dieta saludable, manejar el estrés, el dejar de fumar y de abusar de otras sustancias nocivas entre otras medidas, son pasos para mantener la buena salud o mejorarla.

Por otra parte, el estilo de vida, el cual es una elección personal, que se puede definir como el conjunto de comportamientos o actitudes que desarrollan las personas. El estilo de vida puede ser saludable o nocivo para la salud y además podemos encontrar que es la causa de múltiples enfermedades. Si analizamos algunos de nuestros comportamien-

Muchas patologías son el resultado de su herencia genética. Revise con su médico la historia médica de sus familiares. Asegúrese de vivir en un ambiente interno y externo limpio y sano. Cuide el entorno de su hogar, de su familia y amigos. En el trabajo se pueden contraer enfermedades que pueden ser llevadas al hogar y a la familia. Trate de llevar una vida sana, libre de excesos en todos los aspectos y busque la mejor forma de tener seguros y protección financiera para que pueda afrontar posibles problemas de salud con eficacia. LOS SEGUROS DE SALUD EN GENERAL Y SU CONVENIENCIA Los seguros de salud constituyen un producto financiero y son un tema de altísima complejidad por lo que solo nos referiremos a aspectos generales de los mismos. El seguro ayuda a protegerlo a usted y a su familia de las consecuencias económicas devastadoras que ocasionan los problemas de salud inesperados o una enfermedad catastrófica. Las empresas de seguros médicos siempre existen para ganar dinero y no están dispuestas a ofrecer cobertura a esas personas con mayores probabilidades de utilizarla. Así, por ejemplo, cuando una empresa aseguradora vende una póliza a un negocio, ese cubre a todos los empleados de esa empresa, los saludables y los enfermos. La empresa aseguradora usa fórmulas complicadas para fijar sus precios, basadas en la idea que las primas pagadas por los empleados saludables ayudarán a pagar los costos de los empleados que no lo están.

CÓMO COMPRAR SEGURO MÉDICO En el sitio de internet http://espanol.healthinsu rance. org/segu ro_medico_esencial/consumer tips. se encuentran importantes recomendaciones que compartimos con usted: •

¡Aprenda todo lo que pueda! Un consumidor educado es un consumidor inteligente y con poder. Antes de comprar un seguro de hospitalización o de gastos médicos, usted debe indagar todas las opciones que el mercado le ofrece. Consulte con su corredor(a) y estudie todas las opciones de diferentes tipos de pólizas disponibles para usted.

Usted podría investigar a las empresas que están ofreciendo seguro; investigue al agente y la compañía; asegúrese de saber cuál es la póliza, cuánto va a pagar y lo que no le cubre; determine cómo va a ser reembolsado por sus visitas, recetas, y otros servicios médicos. Usted podría pensar que estas sugerencias son de sentido común, pero sorprendentemente un gran número de consumidores no conocen las respuestas a las preguntas obvias. Lo que se aprende con un poco de investigación podría ahorrarle mucho dinero, o al menos le recompensa con la tranquilidad de saber que usted verdaderamente entiende la cobertura que está recibiendo -cuando está enfermo o incapacitado, no es el momento de averiguar lo que realmente cubre su plan.

Pague las primas anualmente. Usted puede ahorrar dinero mediante el pago de su prima anual al contado consulte con su agente de seguros sobre cuánto podría ahorrar. Puede eliminar el pago de servicio y también podría ser elegible para un descuento si paga por adelantado.

Pague más por su deducible. Si su familia ha gozado de buena salud durante varios años, puede que desee cambiar a un plan con mayor deducible de B/.500 o

En efecto, las aseguradoras están apostando a su probabilidad de no enfermarse. Si usted aparece como una mala apuesta, o de individuo con condición de salud pre-existente, ellos simplemente no harán la apuesta y no tomarán el riesgo en asegurarlo. El seguro de salud (también llamado seguro médico o seguros de gastos médicos) es un contrato entre usted y una compañía de seguros. A cambio de que usted haga los pagos de la prima, la compañía de seguros de salud acuerda pagar los gastos médicos y otros gastos en los que usted pueda incurrir bajo los términos del contrato. Un beneficio médico es algo que su plan de seguros se ha comprometido a cubrir. En algunos casos, su médico podría decidir que usted necesita cuidado médico que no está cubierto por su póliza de seguro. Son las compañías de seguros las que determinan qué pruebas, medicamentos y servicios van a cubrir. La póliza de su seguro de salud hace una lista de un paquete de beneficios médicos tales como laboratorios, medicamentos y servicios de tratamiento. La compañía de seguro se compromete a cubrir el costo de ciertos beneficios que están anotados en su póliza. Estos son los llamados servicios cubiertos. Su póliza también tiene una lista de los tipos de servicios que no están cubiertos por su compañía de seguro y que se llaman exclusiones. Usted tiene que pagar por cualquier cuidado médico que reciba que no esté cubierto. Tómese su tiempo para leer la póliza de seguro. Es mejor saber lo que su compañía de seguros pagará antes de que usted reciba un servicio, de que le hagan una prueba o de que le autoricen adquirir una medicina o una prescripción. Algunos tipos de cuidado puede que tengan que ser aprobados por su compañía de seguros antes de que su médico pueda proporcionárselos. Recuerde que es la compañía de seguros -no su médico- la que toma las decisiones acerca de lo que se va a pagar y de lo que no se va a pagar. Usted, antes de adquirir uno de estos seguros, debe analizar muy bien la oferta existente. Con la gran variedad de seguros disponibles, seleccionar el proveedor de seguro correcto puede resultar difícil.

PROGRAMADE EDUCACIÓN FINANCIERA

05


06

PROGRAMADE EDUCACIÓN FINANCIERA

FINANZAS PERSONALES Y LA INVERSIÓN EN SALUD

B/.1000. Usted notará una reducción significativa de las primas de su póliza. Claro, esta decisión tiene mucho que ver con su presupuesto y su flujo de caja. Si puede pagar más deducible y ahorrar, no es mala decisión proceder en este sentido. •

No adquiera pólizas que excluyen a las condiciones pre-existentes.Si es posible, evite pólizas con condiciones pre-existentes. Si no puede encontrar una póliza sin ningún período de espera, por lo menos obtenga una con un período de no más de seis meses. Inscríbase en un plan de grupo. Un seguro individual de salud puede ser muy costoso para personas que trabajan independientemente. Al unirse a algunas asociaciones de pequeñas empresas, usted puede tener la oportunidad de inscribirse en un grupo de plan de seguro de salud y ahorrar dinero. Si ya compró su seguro médico o de hospitalización, revise su póliza cada año. Lea la letra pequeña para asegurarse de que su póliza cumple las necesidades de su familia.

ASPECTOS LEGALES RELATIVOS A SU SALUD Y LAS FINANZAS PERSONALES Su salud puede continuar bien por años, pero la vida es complicada y curiosa y de pronto la salud suya puede verse

comprometida. ¿Ha tomado previsiones de tipo legal en este sentido? Por ejemplo, sus bienes, sus activos ¿están protegidos con seguros y ya usted tiene disposiciones tomadas para el traspaso de dichos bienes a sus herederos en caso de su muerte? En este caso las sociedades anónimas, los testamentos, los fideicomisos, las sociedades de interés privado, las cuentas off-shore son mecanismos de protección de sus bienes y de sus herederos si usted falleciese. Tome siempre con tiempo las previsiones del caso.

FINANZAS PERSONALES Y LA INVERSIÓN EN SALUD

PROGRAMADE EDUCACIÓN FINANCIERA

CONSEJOS PARA AHORRAR GASTOS

EN EL CUIDADO DE LA SALUD

DEDUCIBLE Es un monto en dólares que una persona debe pagar antes que comience el reembolso de los gastos. Cuanto más alto sea el deducible, menor será el costo del plan de seguro médico.

Sus cuentas bancarias también tendrían que ser revisadas. ¿Tiene su pareja acceso a sus cuentas? Piense en la conveniencia y necesidad de dicha previsión. Evalúe si es mejor una cuenta conjunta “O”, o una cuenta “Y” en la que mínimo dos personas firman. No deje cuentas a nombre de menores de edad si prevé que sus deudos requerirán recursos si una enfermedad suya le produce incapacidad parcial o total.

COASEGURO Es una característica en la mayoría de los planes de seguro médico de grupo. Establece el porcentaje de gastos cubiertos que los empleados y el plan de seguro médico pagará. El más común es un nivel de coaseguro en el que el trabajador paga el 20% de los gastos y la aseguradora paga el 80%. A esto se le llama el 80% de coaseguro.

Piense en definir sus opciones en el evento desastroso de que haya que tomar decisiones sobre el cuidado médico suyo si usted fuese incapaz de hacerlo por usted mismo. Las instrucciones anticipadas finales también pueden designar a alguien a tomar decisiones de cuidado médico para una persona, y a continuación las presentamos: Instrucciones orales: El paciente le dice sus deseos al médico y a los miembros de su familia sobre todo si existe una situación de enfermedad terminal. Donación de órganos: La persona puede beneficiar a otros seres humanos, autorizando la donación al morir de uno o varios de sus órganos para lo cual llena una tarjeta de donación de órganos y la mantiene en su billetera. En Panamá se permite ser donante de órganos al obtener su licencia de conducir. Indague en el Club de Leones y en los hospitales. Testamento en vivo: Este es un documento escrito y legal que indica los deseos del paciente en caso de una enfermedad incurable o herida que puede ser mortal. Un testamento en vivo generalmente incluye situaciones y tratamientos específicos que el paciente no quiere que se le realicen para mantenerlo vivo bajo ciertas circunstancias que el mismo define, tales como resucitación cardiopulmonar, alimentación por tubo, hidratación, etc. Poderes médicos especiales: Este es un documento legal en el cual una persona nombra a otra para tomar decisiones respecto a su cuidado de salud para ella si ésta se volviese incapaz de comunicarse. Orden de no resucitar: Este documento indica que la respiración cardiopulmonar no se debe efectuar si la persona deja de respirar o su corazón deja de latir. Estos documentos son muy importantes y para que todo sea correcto, converse con su familia y un abogado.

07

Hable con su médico o farmacéutico acerca de las opciones menos costosas tanto de tratamiento como de medicamentos. Recurra a los medicamentos que entrega la Caja de Seguro Social.

Solicite a su médico que le recete el medicamento menos costoso, pero efectivo. Las opciones de genéricos muchas veces son una buena opción. Los medicamentos genéricos contienen los mismos componentes que los medicamentos de marca comercial, pero son mucho menos costosos. Verifique con su farmacéutico a fin de asegurarse de que está utilizando una marca genérica (a menos que el médico haya indicado que no debe efectuarse sustitución alguna).

Antes de tomar la decisión de comprar, compare precios. El precio de los medicamentos puede variar en gran medida entre las farmacias. Al comparar precios, usted podrá obtener mayor rendimiento de su dinero. Su presupuesto mejorará si usa sus derechos como jubilado o pensionado en cuanto a la adquisición de medicamentos y servicios médicos pagados de su bolsillo. Para toda nueva receta, solicite al médico que le recete sólo lo necesario para asegurarse que el medicamento

funciona en forma correcta antes de pagar una suma mayor. Esto le ayudará a evitar derroches en caso de que su prescripción cambie. •

Si usted padece de una condición crónica y necesita medicamentos a largo plazo consulte con su médico del Seguro Social para que le prepare una orden.

Compare marcas comerciales de medicamentos, consultando a su médico o con su farmacéutico(a).

En cada visita a su médico, pregúntele si es necesario continuar con todos sus medicamentos. Dejar de tomar un medicamento que no necesita puede ahorrarle dinero, pero suspender uno que sí necesita no hace más que dificultar su camino hacia una buena salud.

Tome solamente lo que necesita. Es fácil sucumbir ante los mensajes de los anuncios de los laboratorios que fabrican los medicamentos y que siempre les atribuyen poderes casi mágicos. Ellos quieren que usted compre sus productos. Sea un buen consumidor y tome únicamente los medicamentos que necesita, por el período específico que su médico determine y prescriba.

Fuente: Adaptado de NewYork-Presbyterian Hospital 2003

PPO Son las siglas en inglés de Organización de Proveedor Preferido y es una asociación que contrata grupos médicos, dentistas, hospitales u otros proveedores de servicios de atención de la salud para proporcionar atención con tarifas o descuentos negociados de antemano.


finanzas personales y la inversion en salud  

finanzas personales y la inversion en salud