Page 193

La vergüenza

Los últimos estudios parecen indicar que el número de bulímicas va en aumento. En efecto, contra lo que habitualmente se cree, la anorexia parece mantener una incidencia estable, mientras que parecen darse más casos de bulimia. Esta teoría es defendida por numerosos expertos, como la doctora Francés Connan, jefa de la Unidad de Psiquiatría en los hospitales Maudsley y Bethlem de Londres. En Estados Unidos, los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), barajan cifras que rondan un 1% de la población mundial en el caso de la anorexia, y un 2-3% en el de la bulimia. Estos datos son probablemente inexactos e inferiores a la realidad, porque apenas existen datos en amplias zonas del mundo, y porque resulta difícil diagnosticar estas enfermedades distinguiéndolas del resto de los trastornos alimenticios. El tópico de que afecta únicamente a mujeres blancas, jóvenes y de clase media-alta ha dejado de ser válido. Niñas y mujeres adultas, de distintas razas, padecen la enfermedad. Un diez por ciento de los afectados son varones. En los últimos tiempos las investigaciones tratan de descubrir patrones genéticos, influencias culturales y factores biológicos que puedan explicar 197

Cuando comer es un infierno  

Libro sobre la bulimia

Advertisement