Page 36

Capítulo 5 Alma se levantó contenta al ver que el día había amanecido totalmente despejado, perfecto para hacer una excursión. Tenía varias visitas programadas durante la mañana, pero podía pasar a comer con sus compañeros del colegio y recordar viejos tiempos. Hacía tanto que no los veía. ¿Iría Pedro? Había estado encaprichada de él desde que tenía uso de razón, pero era de estos que hoy están con una y mañana con otra. A lo mejor, los años le habían hecho cambiar, pero ella no pensaba ahora en el amor. Estaba muy ocupada con su trabajo y cuando llegaba a tiempo, ayudaba a su padre. Aunque era mayor, conservaba un rebaño de ovejas, teniendo la suerte de que su hija era la veterinaria. Además, cultivaba algunos campos de trigo y tenía un huerto de hortalizas y unos árboles frutales. Así que no podía aburrirse, cuando llegaba temprano siempre le esperaba alguna tarea. Pero la hacía con agrado, nunca había visto personas más felices que sus padres. Formaban un matrimonio bien avenido que se ayudaba en todo, y sobretodo seguían amándose como el primer día. Ella les había sorprendido a veces en actitud cariñosa o dándose un beso. Si alguna vez unía su vida a la de un hombre quería que fuera como la de sus padres, una vida llena de amor. Pero había dejado de creer en el amor o más bien dejar de creer en ella misma. Los hombres solo la buscaban para una cosa y eso le ponía enferma. Ella quería que le valoraran como persona. En la ciudad había observado la promiscuidad de sus compañeras, ella no era así. Vestían para matar y para seducir a quien fuera, les daba igual con tal de tener sexo. Alma lo veía tan raro que pronto dejó a un lado esas ideas y se dedicó de lleno a estudiar. Luego estaba Pedro, pero nunca le había hecho caso y le sorprendió una vez con Lorena. ¿Habría un hombre para ella? No se consideraba una belleza, pero su madre le decía que era preciosa. Qué ganas tenía de que un hombre se lo dijera. Era alta, más que sus amigas porque su padre era alto, tenía un peso medio aunque se tenía

Peligrosamente tuya raquel campos  

libro

Peligrosamente tuya raquel campos  

libro

Advertisement