Page 18

Necesitaba escuchar las voces de sus padres. Cada día sentía más lejana su tierra y eso le dolía. Necesitaba sentir esas raíces que sentía con el lugar en el que había nacido. Anhelaba ver la sierra que rodeaba su pueblo, el nacimiento del río, las sencillas y leales gentes que allí vivían y sobretodo abrazar a sus padres. Ya no se acordaba de cómo era ella en ese lugar, libre. Y esa libertad era lo que más anhelaba de la vida estresada que llevaba. Como siempre la charla con sus padres la volvía a animar a seguir adelante con sus estudios. La verdad es que tenía el título muy cerca y no podía rendirse en ese momento.

Peligrosamente tuya raquel campos  

libro