Page 1


1


Rodeada de un campo verde y silencioso se encontraba la casa de una familia común y corriente. Sus dueños y padres de familia en algún momento decidieron esta ubicación por la razón de alejarse del peligro y amenazas que traía el hecho de educar a sus hijos dentro de la ciudad.

2


Ellos querían que crezcan con una educación distinta donde sobresalga el apoyo, la unión familiar y los valores, para lograr formarlos y convertirlos en personas correctas y exitosas, aunque eso cambio rápidamente ya que los padres no contemplaron que la misma lejanía iba a ser la razón para descuidar a sus pequeños.

3


La familia estaba compuesta por el padre y la madre rodeados por sus dos hijos. El padre con el propĂłsito de mantener a su familia trabajaba largos turnos en la ciudad por lo que no estaba en casa la mayor parte del tiempo, en cambio la madre era la responsable de los niĂąos y dedicaba las maĂąanas para darles clases y educarlos, la soledad poco a poco termino por vencerla.

4


5


Los días en la semana realmente no variaban mucho, la rutina era muy bien conocida por todos. El día iniciaba temprano, los niños salían a jugar en el campo mientras que la madre les preparaba el desayuno,

6


7


después entraban al cuarto de estudio para iniciar con las “clases”, habían libros suficientes para todas las edades así como el material necesario para las clases.

8


9


Una vez terminado su estudio, los ni帽os, gracias a su creatividad e imaginaci贸n lograban entretenerse por las tardes, ya que su madre se encargaba de limpiar la casa y posteriormente descansar en la terraza hasta el anochecer, i n v e n t a b a n cualquier tipo de juego con objetos que se iban encontrando con el tiempo, hasta llegar la hora de cenar e irse a dormir.

10


En realidad los niños ansiaban por poder salir y conocer la ciudad, pero para los padres, el mundo exterior era una influencia peligrosa. Un día que parecía como cualquier otro, los niños salieron al campo a jugar y volvieron por su desayuno, por alguna razón todo sabia bastante desagradable, continuaron con sus estudios pero simplemente nadie se pudo concentrar, al terminar esas largas horas se fueron a jugar pero en realidad optaron por volver a la casa ya que el clima comenzó a preparase para una fuerte lluvia. Nadie se dio cuenta que tenían atorados en sus zapatos unas semillas que a pesar de que físicamente tenían la una apariencia como cualquier otras, en realidad no lo eran y estaban a punto de cambiarles la vida a todos.

11


Su día continuo, volvieron a la casa e intentaron jugar dentro de ella pero todo estaba tan ordenado que después de darle vueltas y vueltas a la casa no lograron encontrar ninguna actividad que los entretenga. Después de una larga tarde y sin estar concientes de haber dejado semillas por todos lados, la mamá los llamo para cenar y después se fueron a dormir, mientras que la lluvia continuaba. Esa noche llovió como nunca había llovido en ese lugar, tanto que termino por encontrar su camino por los techos hasta entrar a la casa, las goteras poco a poco se fueron multiplicando y las semillas de cierta forma fueron regadas.

12


13


Al llegar la ma帽ana, la familia se despert贸 y se encontr贸 completamente rodeada de plantas, flores y enredaderas, la casa hab铆a sido tomada.

14


15


En la habitaci贸n principal, as铆 como en todos los cuartos, las plantas se convirtieron en parte de los techos, el piso y los muebles, fue complicado salir de ella, los padres asustados fueron a buscar a sus hijos, los ni帽os no estaban en su cuarto el cual de la misma forma esta cubierto en vegetaci贸n,

16


17


los padres ya mas preocupados recorrieron el pasillo hasta llegar a la cocina sin ĂŠxito en su bĂşsqueda,

18


19


después de recorrer casi toda la casa, finalmente llegaron al ultimo cuarto al final del pasillo, el cuarto de trabajo y estudio, fue ahí donde encontraron a sus hijos quienes ya estaban divirtiéndose y jugando, trepándose por las lianas y plantas. Los padres por unos minutos quedaron impresionados y no sabían que hacer, al final por primera vez en mucho tiempo sonrieron y se unieron a la diversión con sus hijos.

20


21


Pasaron unos cuantos días ahí pero incluso los hijos sabían que en algún momento tenían que salirse y dejar la casa. Finalmente la familia regreso a vivir a la ciudad, pero no volvieron a caer en la trampa de la rutina y el descuido.

22


UNIVESIDAD IBEROAMERICANA ARQUITECTURA EN RED LA CASA TOMADA Y LAS HABICHUELAS MAGICAS RAMON HELFON M.


HABICHUELAS MAGICAS  

Cuento para niños a cerca de una casa tomada por habichuelas magicas