Page 1

Reportaje La moda provoca lesiones El estudio de un osteópata que trata a jugadores dice que llevar un 'piercing' o joyas conlleva a los deportistas un mayor riesgo de sufrir fracturas en los huesos.

Foto: Dos hombres nos muestran los pendientes  Que pueden provocar lesiones

Según los estudios realizados por un  osteópata dicen que los deportistas con  piercing tienen más posibilidades de lesionarse. El gran descubrimiento lo hicieron hace unas temporadas, trabajó con dos equipos de  fútbol de categoría nacional juvenil. En uno de ellos cuatro jugadores, de manera casi  consecutiva, sufrieron fracturas por estrés del quinto metatarsiano (en el pie). Las  primeras sospechas recayeron en la superficie de entrenamiento, se miró incluso hacia el  calzado de los chicos, hacia su alimentación. Pero Represas se alertó cuando en el otro  equipo, que se ejercitaba sobre otro tipo de terreno, comenzaron a producirse idénticas  lesiones. "Busqué factores comunes y reparé en los piercings", recuerda. Sin mayores certezas, uno de los equipos obligó a sus futbolistas a prescindir de ellos. Y  el parte de lesionados se fue disminuyendo. Comenzó entonces la investigación. Represas contó para ello con la colaboración de otro  osteópata, Jorge Martín Cordero.  Realizaron un muestreo sobre 42 futbolistas de entre 16 y 19 años. El objetivo era  determinar si llevar piercings o joyas afectaba a un cambio en la postura o en la pisada, en  los apoyos y desplazamientos. "Empleamos una plataforma estabilométrica como las de  podología. Con ella se detectan los puntos en los que se apoya el pie y se dibuja una  huella plantar que cambia según oscile el centro de gravedad del paciente. Los chicos que iban cargados de joyas y piercings  tenian una postura incorrecta. "Y en  cuanto le retirábamos las joyas esa mala postura se corregía".  Un piercing, y eso incluye los pendientes, produce un daño en tejidos superficiales y fibras  pertenecientes al sistema nervioso, una sensibilización en cadena que provoca cambios  en la postura.


Su trabajo llegó a oídos de Carlos Lalín, uno de los más reputados readaptadores  deportivos del país, un gallego que antes trabajó en el Depor y ahora lo hace en el Real  Madrid. De inmediato tomó nota y sugirió a los merengues que prescindieran de todos sus  piercings y pendientes. Algunos como Sergio Ramos lo han hecho, otros como Cristiano  Ronaldo siguieron esa pauta un tiempo antes de caer de nuevo prisioneros de la moda.  Represas recuerda cómo también Beckham, tatuado y agujereado, sufrió alguna fractura  en el metatarsiano de manera aparentemente inopinada. En el club blanco aclaran que a  día de hoy no hay restricciones al respecto. Otros clubes también han decidido que los jugadores no lleven piercings.

Sociedad  

sociedadfsohdglkssdlg kjsdhgsdigjds