Page 1

Maria Luz Olivares Aldana Yram Salinas Francisco Pradolini Blesa Gaviota Marín Ramón de Jesús Hernández Olivares Martha Lu Monroy Rodríguez J . Gregorio Rosa Caldevilla Yudi Palencia Cesar Garcés José Rafael Rivero Werner V. Riehthofen Marcia Sevilla José León Hernández Eduardo Campos Juan José Martin San Martin Omar Martinez Meza María Ethel Rodriguez Alejandra del Valle Abraham EDICION JUNIO 2013 EJEMPLAR No. 11


EMAIL: poetassinfronteras@hotmail.com

BLOG: http://poetassinfronterass.blogspot.mx/ EDITADO POR: Ramón de Jesús Hernández Olivares

PORTADA: INFANCIA POETICA

NOTA: TODAS LAS PUBLICACIONES SON CON PLENO CONSENTIMIENTO DEL AUTOR


ARPA Maria Luz Olivares Aldana País: México

Quiero hacer de tu piel Un arpa, para tañer Las cuerdas En una danza de amor; Verter juntos la miel Que emana de mi fuente. Tú con mil caricias Deslizando los labios Por mi anhelante vientre. Yo con mis manos Acariciar tu cara, tu pelo Trenzar mis piernas A tus piernas Y en loco frenesí Los dos besar Nuestros cuerpos Mutuamente.


TENGO MIEDO Maria Luz Olivares Aldana País: México Tengo miedo de tenerte porque amar con la ternura que emana de mi pecho, aniquila el pensamiento de tenerte y no tenerte como quiero en mi lecho. Es sobresalto y temor que me infunde el miedo de no tener tu calor y el sabor de tus besos. Eres todo en el deseo, cuando tocas mi cabello con ansia incontenible y me llamas “cielo”. Cuando buscas afanoso en mis labios la sonrisa, en mis ojos la verdad y en mis manos la caricia. Tengo miedo cuando entonces libremente conjugamos el amor yo, tu … y nosotros dos.


El clon del amor. Yram Salinas. País: México

Un amor; nacido de la red social él, estaba enamorado de la imagen que él mismo creó de ella, el amor dibujó su rostro y su pasión; dio vida a sus labios, toda ella; era perfecta y el defecto jamás conoció. La quimera, llegó primero, el amor; fue un clon perfeccionado y sólo, le quedó romperlo, es que eso somos amor y cada persona nos percibe diferente somos, seudónimos con olor humano


Eres mi deseo Yram Salinas. País: México Me gustaría: Tenerte, Tocarte, Sentirte,. Olerte, Comerte. Sentir tu respiración. Esto, eres tú mi deseo y cuando me pides esperar; despierto Vuela mi imaginación contigo mi fantasía me transportas: A la calma, al placer; te vuelves poético haces, que sea así me despiertas tanto; quiero arder En cada letra, que hayas escrito


El timón de los sueños Yram Salinas. País: México Caminar veloz; por este mundo Añorando ese nuevo día Despertar, con el corazón secuestrado Por la felicidad que da el amor, Es maravilloso, sentirte cerca mío. Volar en libertad de los sueños Cada noche, cada día, hacia el amor. El volar de los sueños hechos realidad, -Es tocar el cielo – Los sueños son el principio de las más grandes y bellas realidades realidades como la que vivimos. Al evocar sueños, Imaginar bajo el efecto De una pluma y un papel arrugado, Poetas somos y protagonistas De los sueños más hermosos. Tocarlos con las manos; de la imaginación el beso sutil que el viento nos lleva Tu felicidad será verme feliz realizada En las alas de la distancia Sabré que me amas también Es así que sabremos Que hemos tomado el TIMON de los sueños Hechos realidad.


COMO QUITARTE Francisco Pradolini Blesa País: Argentina Es imposible quitarte si te recuerda la mente en un sueño adolescente donde buscaba tocarte y que la boca al besarte marcara nuestro destino uniendo un solo camino diciendo palabras tiernas, quiero perderme en las piernas de tu cuerpo peregrino Sabiendo que quiero verte ya basta de fantasía, no delinearte en poesía, ya no debes esconderte solo tienes que atreverte, a desnudar tu mirada en una noche estrellada suspirando en mis oídos pues sabes que solo pido que algún día, tú me amaras


TE VAS....POR FIN Francisco Pradolini Blesa Pa铆s: Argentina

Y te vas como viniste sin piel, sin besos ni nada final de un cuento de hadas cuando un adi贸s me dijiste y desde tus labios partiste la poca magia, el encanto y dudo si amaste tanto como una vez mencionaste pero por cierto mataste lo que estaba agonizando La verdad que no me mata que te marches de mi lado haciendo un paso al costado cierto alivio me delata y que por fin me desata separando mi destino eligiendo mi camino. Te vas por fin, sin retorno y en mi memoria un adorno un error, un desatino


CORDURA Francisco Pradolini Blesa País: Argentina

Has perdido la locura, la insania de mis versos, en los discursos diversos encontraste la cordura y por ahora perdura la manera de alejarme si ni siquiera al hablarme hace que cambies de idea si mi imagen merodea tampoco deja acercarme Tal vez ya este perdido y la debilidad sea mía habiendo llegado el día donde el amor encendido que por amar fue fundido y hoy es solo la mordaza que junto con tu coraza me arrancas de tus entrañas, diciendo que no me extrañas y que mi sombra no abrazas


REGÁLAME UN CAFÉ Francisco Pradolini Blesa País: Argentina

Regálame un café en la antesala de la espera y en ese instante quisiera que no maltrates mi fe regálame las miradas, de esas que me cautivan de las que nunca se olvidan y hablan si estas callada Regálame en silencio los besos y que tu boca me asfixie, que seas la piel que acaricie y sentirme en tus labios preso Regálame algún día el recuerdo, un pequeño instante de vida para que algún día consiga poder tocar tu piel…y tu cuerpo


QUIEN TE HIERE… Gaviota Marín País: Panamá

Quien los sentimientos hiere pues, ese alguien no te valora, y cuando se aproxima su hora te revela que a ti no te quiere. Se comporta como más prefiere de lo tuyo nunca se cerciora, y te ignora si tu grito le implora significa que por ti no muere. Quien en tu corazón clava espinas no se apiada de tu propio dolor, ¡olvídale, no es lo que imaginas! Abre los ojos, ármate de valor al pasar esas taciturnas páginas, ¡y te darás cuenta que eso era amor!


ESCRITOR O POETA Ramón de Jesús Hernández Olivares País: México Entre velas escribes narras y pintas paisajes, entre velas buscas motivos historias y estrellas. Entre líneas borrosas narras el aroma del campo, y aventuras del andar del viento entre cuerpos desnudos y falsos. Entre velas vestiste al mundo hadas y reinas, e hiciste hablar y llorar a los sapos. Entre líneas tus sonrisas, se tornaban impenetrables y mudas rocas, ante el beso ajeno de un extraño. Entre velas y entre líneas despojas tu vestido de poeta para comentar noticias, ¿Que la tierra? ¡Se sacudió de coraje!, ¿Que el mar?, enojado ¡buscaba su cauce!


Entre líneas tu corazón lloró, tus manos temblaron narrando mis poemas vivencias y anhelos, no importa cuántas veces tendrás que volar en el universo, contarás bellos cuentos de amor y amistad. No importa cuántas ilusiones mueran al narrar los hechos del mundo acabado el río y la tierra, entre velas tu corazón suplicará un mejor mañana, mil historias bellas Entre líneas y paseos de tu alma recorriendo distancias contarás tu historia, porque tu mano ágil mientras vivas entre los pulsos de tu corazón, escribirás tú única canción de amor.


MIRADA AL CORAZÓN Ramón de Jesús Hernández Olivares País: México

Una mirada un instante, un eco del alma, solitaria y callada. Una mirada perdida en el tiempo, en la búsqueda de la respuesta esperada, sin eco, sin brisa y sin ritmo, de una mirada cautiva y fugaz me enamora. Pronunciaste mi nombre en el silencio de la noche, y fue como un grito desesperado sin eco. ¡No temas! Tu sonrisa vive en mi corazón cautiva por tus besos, y tu piel impregnada con su aroma a mí temperamento ¡Grito! ¡Lloro! ¡Tiemblo! A pinceladas gravé tu imagen en mí alma ¡No se esfuma! ¡No temas! ¡Todo está en calma! ¡Mi corazón...te ama!


UN HOMBRE LLAMADO SOL Martha Lu Monroy Rodriguez BOGOTA, COLOMBIA.

¡Ay como no voltear y verte! como no desgarrar una lágrima, como no alentarme de esos silencios como no sentir el calor de tus destellos, como no suspirar cuando estás en el cielo, ¡Ay amor, tengo hoy tanto para contarte! pero... hoy no quiero que te guardes simplemente escúchame tú primero, te he tejido una cadena de besos, te he soñado y te he anhelado como habíamos quedado, pero te he fallado...


no he despertado. El tamaño del sol me ha atrapado y el calor me sigue abrazando tanto que su historia... me la está contando, me dice, que cuando yo mire hacia arriba el sol será la luz de mis días toda mi vida, pero que en la noche... el sol se desviste y se convierte en luna roja sólo para mí, y que los lindos días serán noches tibias y las noches, todos los días de mi vida, que no sueñe más... porque ya soy su única prometida, su rayito de luz... y su lunita siempre consentida. Como no quemarme de amor por dentro como no sentirme una mujer del azul cielo, como no dejarme atrapar cuando te veo contento, sabes amor mío... ¿cómo me estoy hoy sintiendo? llenita de deseos y de anhelos por tus besos tiernos, feliz al saber tus secretos cuando te mire al cielo empalagada de calor y frío al mismo tiempo, y contenta al saber... que eres del tamaño con el que siempre te sueño hombre mío, seguiré visitando el espacio tuyo y mío para que el tamaño del amor... busque calor cuando haga frio, y sienta un fresquito tibio cuando te ame mi niño.


CAMINO DE ROSAS BLANCAS Martha Lu Monroy Rodriguez BOGOTA, COLOMBIA. He tomado la cinta rosa Que has dejado bajo mi almohada, La he puesto en mi muñeca derecha Como me escribiste sobre la mesa, Cierro mis ojos para ver tus recuerdos Y allí encuentro un mar de poemas Cubierto por un camino de rosas blancas, Me pides que me recueste mientras tú llegas Para pegar esas letras Sobre mi piel blanca y fresca. Miles de estrellas brillan sobre mi cara, Una mariposa rosada revolotea Y me cubre con una manta blanca, Me pone sus alas sobre mis ojos Que caen como escarcha nublando mi mirada, Me he quedado quieta y la música suena... Son los valses de invierno y de primavera Los que erizan e inquietan mi piel completa Y me acarician lentamente, pero yo no veo nada.

Tu camino extenso de rosas blancas Me tiene embelesada, Me han vestido con tus letras que son poemas,


Me han desnudado el alma, y suavemente... Se han llevado mi corazón para prepararlo, Será una noche de fiesta con las estrellas, Será una lluvia de poemas y de letras Y una danza de esperanza de dos almas Que nos hará perder la calma, Esperando muy inquieta que nos atemos Con la cinta rosa el cuerpo y el alma. Hombre de las rosas blancas, como me encantas, Me has enamorado hoy sin las palabras Me has conquistado con las letras marcadas, Me has regalado tu camino lleno de esperanza, Hoy he reposado mi cuerpo sobre poemas Sin saber que eras tú quien me acomodaba Cada letra en cada parte de mi piel blanca, Has quitado mi vestimenta con delicadeza Y me has amado con añoranza completa.


ECLIPSE DE SOL Martha Lu Monroy Rodriguez BOGOTA, COLOMBIA.

Oh luna plateada de la esperanza... regálame tu desvelo y tu mirada y recuerda la canción que en el cielo el viento nos cantaba, era tu voz allí grabada, eras tú señor de la alborada... pero era tu voz la que tanto brillaba, mientras el sol dentro de ti eclipsaba. Dime lunita que alumbras mi mirada ¿quien puede quererte más que yo? si hasta enciendo tu luna plateada y te caliento un momento adentro como el sol de la mañana, porque tocas el centro de mi alma como lo eterno de un amor en una alianza y como un eclipse de sol en la madrugada. Como un sueño camino directo al centro de tu corazón, como una luz atada a tu linda voz como un reflejo de tu pecho pidiendo calor, y como una flecha quedando atrapada entre la piel de la luna y el sol,


dime tú... mi gran amor si no soy yo quien eclipsa tu corazón? ¡Ay mi bello resplandor qué bien me sienta tu corazón! tu mi luna y yo tu sol, un eclipse de sol y unidos por el amor, pero sentenciados a morir... si se acaba tu voz y si se nos apaga la luz... que ilumina nuestro amor.


DE MIS MANOS TE PIERDO. J. Gregorio (El Transeúnte) País: México De mis manos te pierdo, ave de cristal que rompe en llanto cuando el recuerdo Quema, De mis manos te pierdo, flor de todos mis muertos, descansa en una barca llamada sueño Perdida en la inmensidad, Lágrimas de sal, penas y esperanza solo eso queda Del cruel animal que solíamos Llamar amor.


COMO CADA NOCHE. J. Gregorio. País: México Como cada noche me esperas en el bestial vacío del sepulcro de nuestras sábanas, Como cada noche te pierdo a cada instante, tu cuerpo se desvanece entre sombras de ángeles, Vienes a mí como buscando una respuesta, pero soy la duda que sostiene a las preguntas.


LUNA ENFERMA. El Transeúnte J. Gregorio. País: México Luna enferma brillas ésta noche, Tu vientre ha dejado de sangrar sobre la tierra, (Al fondo ladra un perro y un grillo canta desafinado) Luna enferma brillas ésta noche, no hay estrellas que se asomen a tu ventana, Enferma caminas, luna, bálsamo de la ebriedad, rompe el encanto e ilumina la oscuridad, Luna enferma brillas ésta noche, una cortina de humo nos envuelve hasta el amanecer, ¡Rompe el encanto, camina sobre el mar entre peces de arena y sal!


EN EL SILENCIO Rosa Caldevilla País: España

En el silencio de mi alcoba recuerdo aquella pasión vivida su esencia en mi alma mora latente sigue en mi vida. Te fuiste de mi lado un día dejando en mi alma un vacío quizá vuelvas a mi vida y haya oportunidad de revivirlo. Hubo fallos cometidos que quisiera remediarlos pues ahora que te has ido sé que te sigo amando.


A TI Rosa Caldevilla País: España Eras alegría y simpatía hoy eres tristeza y agonía tu mirada refleja el dolor de un gran amor. Un día fuiste su Cupido hoy caíste en su olvido pero el tiempo todo lo cura pronto olvidaras la amargura. Ahora parece un día gris luego el sol volverá a salir los recuerdos que hoy son hiel tendrán sabor a miel. Las grietas del corazón las curara un nuevo amor volverás a sonreír y de nuevo a querer vivir.


MADRE Rosa Caldevilla PAÍS: España

Por esos desvelos tuyos por mil noches sin dormir por todos esos disgustos que sin saber yo te di. Siempre a mi lado estabas cuando yo necesité esa ayuda que me dabas que no supe agradecer. Ahora que yo soy madre más valoro tu quehacer el cariño entrañable con total desinterés


MI HADA POESIA Yudy Palencia País: Colombia Mi hada poesía son hermosas tus silabas, abecedario mágico y rosas de lírica, conquistas corazones, cautivas, enamoras almas. Cada verso es un abrazo, para un corazón olvidado. Quizás para un alma herida, también alegría del día. Abrigando de amor y sueños, los sentimientos, los sentidos, sentimientos dibujados y delineados en intensos versos. Voy a crear por ti mi hada, poesía tu eres la compañía de esta alma, sin ti no soy nada. Mi hada poesía tu riegas mis sentimientos, poesía tu eres el incienso de mi alma, estoy enamorada de ti perdidamente. Dulcemente, inevitablemente escribo poesía, yo quiero escribir, escribir, escribir, y escribir. Navegar y sumergirme en encanto de poesía, descubrir cada día su magia misteriosa.


UN ANGEL LLORA POESIA Yudy Palencia País: Colombia

Y un ángel llora mientras escribe poesía en esas letras desborda su tristeza. Se mira al espejo sus alas se tornan de negro. Esta melancolía la está consumiendo sobre unos versos llora su dolor. Hay un lugar en su corazón que nunca se llenara. Un vacío que siempre estará presente, un silencio en su alma, una sombra que fue magia. Y de lágrimas será su recuerdo. El recuerdo siempre vagara en sus sueños, y la nostalgia le arrebatara el alma. Mil momentos que solo volverán en las alas de sus sueños.


Un alma que sintió que la amo su fotografía la esconde allí entre los pliegues de su alma. Mil recuerdos que el tiempo esta empolvando, y la magia se va desdibujando, mil sonrisas que el tiempo solo devuelve, como flash incompletos. Un corazón que dibujo la sonrisa de sus labios, un corazón que le robo la tranquilidad, un corazón de poeta, un alma que esculpió las palabras que salen de ella, la recargo de magia, y un ángel llora poesía. Palabras que un día le dejo, y que hoy como magia de caricia, la vienen a visitar. Un ángel llora poesía, sentimiento que lleva en cada una de sus silabas.


ELLA MIS OJOS Cesar Garcés País: México Ella es mi cielo que tiñe mis nubes de sabor caramelo. Mirada rapsoda, careta de donaire la seráfica encantada la moza de mis soledades. Sus ojos eternos un mar culminante entierra mi vivo corazón a su belleza intrigante. “Dilectione mea regina pulchra”, su pelo un río esquila sublime pura. ella es el aire de las frías pesadumbres. Infanta dulce arrulla mis mocedades, benevolente niña, hija de la primavera, me roba y suspira su inocencia mía.


Mujer estruendosa, ella la tĂŠtrica de la dolencia. Su cuerpo el pan y su puridad el dulce de la esterilidad. Ella mis ojos mi carne viva, voraz de mis impuros daĂąina de la lascivia. Ella es mi vida mi razĂłn de existencia mi contingencia. Ella mis ideales, la sonrisa de mis depresiones, ella mi amor, ella mi virtud.


FIESTA DE BACO Cesar Garcés País: México Dulce encuentro de tu divinidad, encarnaste un alma llena de promiscuidad. sediento de ti, volví dipsómano, viento de fobo, temblor lujurio, dicen las estrellas, “a tu propia espada, haz de enterrar” suicidio impertinente, por culpa de amar. Llena está mi alma, de fiestas paganas. vino de Dionisos, bacantes en mi cuerpo, dulce placer, amargo sentimiento. entra a mi ser, y lava mi alma, limpiadme del lodo y del vid impuro, sacude las sabanas de crápulas desenfrenadas, sacadme de los muertos y llevarme al eliseo tolera mi esencia, olvida a este inicuo, entierra el fuego de seres divino, enfría el aire y vuélvelo eterno, apaga la luna y llévame a tu dulce entierro…


CANDENTES AZULES José Rafael Rivero País : Venezuela Sintiéndote en medio de la bruma Desnudándote en la noche Te me entregas entre toques De tu piel y la inspirada espuma Despertando la locura De mis poros, de mis ansias Te recuestas con arrogancia Pero también con ternura Distrayendo la espesura De tus labios en mi boca En tu piel mi roce provoca La humedad sin más premura Quemándome en tus adentros Relajando la voz quebrada Te deseo de madrugada Y me entrego entre pensamientos Delicia tu Azul delirante Que se entrega apasionado Muero en ti fusionado Versando la Oda del Amante


Es este amor candente Que atraviesa las fronteras Sólo puedo amarte de una manera Mientras despierta el sol naciente Mezclando azules de fantasía Nos entregamos sin pensarlo Quiero tu corazón para amarlo Hasta que llegue el último día... Cuando el futuro se vuelva pasado y sólo quede respirar un mismo presente...


ADELANTO DE PLACER... José Rafael Rivero País : Venezuela

Recuerdo en especial aquella tarde, nos desplazábamos en mi auto hacia aquella cabaña que habíamos alquilado para pasar un fin de semana para nosotros, alejados del bullicio de la ciudad, del estrés de nuestros trabajos y de la rutina diaria. El camino, solitario se abría paso entre la espesura de aquel bosque de pinos que de a ratos nos mostraba la inmensidad y majestuosidad de aquellas montañas nevadas a lo lejos. Pocos carros transitaban en aquella zona boscosa, pudimos contar un par en todo el trayecto. Eran los días de finales de la primavera, aun podían verse pequeñas flores sobre el pasto, mientras que la brisa se mantenía deshojando pequeños arbustos, los pinos susurraban su himno al rojo atardecer. En lo alto el águila vigilaba su territorio mientras dejaba escuchar su presencia al buscar


una presa para comer. En un río cercano podían verse unos venados bebiendo agua, aquel sitio era realmente relajante. Mientras conducía hablábamos de lo bien que la pasaríamos en aquella cabaña que cada año nos aguardaba para estas fechas, y recordábamos nuestras anteriores visitas a tan majestuosos parajes. Pícaramente te acercabas a mi oído y susurrabas momentos de lujuria vividos en aquellos días mientras sonreías tan bella como siempre. Habiendo pasado por un intrincado bosque de pinos nos adentramos cada vez más en aquel inhóspito sitio, llevaba horas conduciendo, más tu compañía hacía parecer aquello tan solo un momento. Tus ropas ligeras se movían seductoras mientras subías tus pies sobre el tablero, me veías y me coqueteabas, tu brazo sobre mi hombro y tu mano acariciando mi nuca, me llevabas relajado, extasiado con ese leve roce. Te acercaste a darme un beso y tu mano se posó sobre mi pierna haciéndome dar un pequeño salto, al notarlo pude sentir una pícara sonrisa en tus labios mientras me dabas un pequeño mordisco en el oído, luego pasaste tu lengua seductora por toda mi mejilla mientras tu mano comenzó a moverse juguetona entre mis piernas. Comencé a sentir deseo en cada roce de tus manos en mi


entrepierna, mientras yo trataba de no perder la vista del camino tú comenzaste tu juego erótico y tus manos recorrían mis muslos apretándome mientras sonreías y me mirabas como trataba de no perder la compostura. Sin pensarlo más me orillé a un lado del camino y apagué el carro, me voltee y te tomé por los hombros y te recosté de la puerta mientras te besaba apasionadamente, tu sonreías y disfrutabas aquel juego de lujuria que habías desatado en mí, buscabas esquivarme pero yo ya estaba encendido, sólo quería amarte ahí mismo. En pocos movimientos, mientras besaba tu cuello y te apretaba contra la puerta te despoje de tus ropas mientras tú me empujabas y quitabas mi camisa, nos besábamos apasionadamente fuerte, desesperados, mis manos recorrían con lujuria tu cuerpo mientras tus manos despojaban mis ropas, nuestras bocas se encontraban y se fundían una y otra vez. La tarde estaba llegando a su fin y la oscuridad hacía más intenso el momento…. Ya sin ropas me abalancé sobre ti en un frenético momento de lujuria, recostándote sobre el asiento levantando tus piernas nos encausamos en el roce eufórico de nuestros cuerpos deseosos, besando tu cuello mientras arañabas suavemente mi espalda, nos amamos mientras la noche caía y la luna dejaba colar su luz por la ventana trasera.


Mientras mordía tus labios tu tomabas mis manos y acariciabas tus colinas erguidas con pasión junto a ellas, el momento sublime y frenético nos llevaba sin remedio hacia la exaltación de nuestros cuerpos desnudos en la inmensidad mientras el sudor se hacía presente y los vidrios se empañaban de nuestro aliento descontrolado…. Desenfrenada y lujuriosa tomaste el control y me postraste de espaldas al asiento para llenarte de mi delirio dentro de tí mientras tus movimientos dislocaban mis pensamientos y el frenesí se hacía presente. Cual remolino avanzaste cabalgando mi deseo desmoronando mi razón apretando mis manos con las tuyas mientras tu sonrisa pícara se mezclaba entre suspiros y gemidos que se dejaban colar en el silencio de la noche… Mientras quebrabas tus curvas sobre mi enredadera, el tiempo se detuvo, las estrellas alumbraban más a lo lejos y la luna nos observaba envidiosa del deseo, gemidos alardeaban tu pasión, el aumento de tus suspiros se entrecortaban con cada movimiento, te inclinaste hacia mi permitiendo a mis labios endulzarse de tus pétalos endurecidos, degustándolos, seduciéndolos, haciéndolos más míos que nunca… Tus cabellos se mezclaban en mi cara mientras yo acariciaba tu cuello sudoroso, por una pequeña rendija se


dejaba colar una brisa fría y sentía como te estremecías al sentirla, apretándome fuerte en tu vaivén de locura. Levantaste la cara y miraste alrededor mientras disfrutabas la llama ardiente dentro de tí, te excitaba pensar que alguien podía vernos y te arqueabas mientras aumentaban los gemidos que se perdían en la sinfonía de dos cuerpos bañados de deseo entregándose rebeldes al choque infinito…. Despojados de nuestras conciencias el momento explosivo se quebró entre jadeos y gemidos, y gozosa pusiste tus manos en el techo del auto empujando fuerte hacia arriba mientras nuestros cuerpos entraban en la sincronía universal esperada y enloquecidos por completo gritamos nuestra pasión a la naturaleza derrumbándonos al fundirnos en un solo ser, bañados en sudor, en deseo… en amor…... Al escuchar los primeros trinos de aves que recién alzaban el vuelo nos despertamos sobresaltados, el sueño nos había vencido después de aquella noche de lujuria, aun el sol no había salido pero a lo lejos ya podía verse la claridad. Sonriendo nos miramos y sin gestar palabra alguna nos abrazamos y un tierno beso marcó la continuación de nuestro viaje de relax...… Esta vez tomándole un adelanto al placer…...


TENTADO... José Rafael Rivero País : Venezuela

De paseo un atardecer en mi bote por el entramado sistema de islotes, descubrí uno en el que se podía ver desde la distancia, que se erigían algunas fogatas que rodeaban un manto de seda blanco donde había varias bandejas de frutas exóticas, y algunas jarras de diferentes formas y tamaños. Acerqué el bote, la curiosidad era creciente, qué o quién había dejado semejante sitio preparado de esa manera tan sugerente en un islote tan alejado de todo?. Crecía mi curiosidad al disminuir la distancia de tierra firme. Apagué los motores, solté el ancla y baje al agua para acercarme a la orilla, el agua estaba tibia, el sol estaba fuerte aún a pesar que ya atardecía, flamencos volaban en grandes bandadas cubriendo el paisaje con su


hermoso plumaje, el mar estaba sereno, una suave brisa mantenía el fuego encendido. Mientras me acercaba al sitio pude ver que a lo lejos se divisaba una figura, era alguien que caminaba justo donde el oleaje terminaba y una leve capa de espuma se formaba mientras se escurrían las olas de regreso al mar. Por la figura era fácil deducir que era una mujer, cabello largo y la brisa lo movía a placer, suaves curvas podían dejarse ver debajo de un traje blanco, la delicadeza de su caminar daba el efecto que flotaba, era hermosa esa imagen. Mientras más se acercaba su presencia invadía mis ojos, el ambiente se hacía a un lado y mi mente solo podía procesar esa belleza inusual por encima del todo. Suspiré… Al llegar frente a mí, su mirada atravesó mis ojos, su sonrisa generaba un no sé qué dentro en mí, sentía la certeza de conocerla, como si toda la vida hubiera estado a su lado, había un clima de confianza. Sin dejar de sonreír acortó la distancia entre sus labios y mi mejilla, y muy suavemente plantó un beso, rozándome con su nariz, tomó mi mano y me guió hacia el agua, mientras nos adentrábamos en el agua, sentía como la suavidad de su mano recorría mis dedos, aun no salía de mi asombro, pero sentía que debía haber estado aquí alguna vez. Bajo las últimas luces del atardecer, nos bañábamos,


sonreíamos, de momentos ella pícaramente se lanzaba sobre mí, rozaba su cuerpo con el mío, nadaba a mí alrededor mientras atónito la observaba, hasta que reaccioné, mi cuerpo cambiaba al sentirla, mi mente desvariaba entre destellos de deseo, un centellazo me recorría cuando ella acercaba su cara a la mía, no pude evitarlo más y en un movimiento la tomé de la cintura y la apreté contra mí… Al principio sus ojos se abrieron un poco, esa sonrisa de nuevo, esos labios, poniendo sus manos en mi nuca se acercó y comenzamos a besarnos, besos cortos, sonrientes, era alucinante, sentía su cuerpo, el roce, mi cuerpo temblaba, el de ella me llamaba a gritos… se encendía la pasión bajo un sol que ya no era más… En medio de lentos movimientos mientras nos besábamos ya más apasionadamente, nuestras ropas fueron perdiendo importancia y nuestros cuerpos desnudos comenzaron su roce hasta encender nuestro fuego interno, el oleaje se prestaba en medio de caricias, cálidos movimientos, sus muslos abrazaban mi cintura mientras su pecho sobresalía del agua, endurecido de deseo, de pasión… Estrellas fugaces celebraban el momento libidinoso brindando entre luces y la brisa marina, las palmeras suavemente se arqueaban y dejaban escuchar el susurrar de sus hojas con el paso del viento, sublime ambiente


donde nuestros cuerpos desnudos en la inmensidad de la noche comenzaron su rito de lujuria entregados a la pasión desmedida de una noche sin final… Entre caricias y besos, mis manos recorrían su cuerpo desnudo, reconociéndolo, ubicando cada poro, sintiendo cada vello, cada milímetro de su divina existencia, sentía el calor de su superficie y la dureza de su deseo al rozar mis dedos sus pezones, sus manos recorrían mi espalda bajando hasta mas debajo de mi cintura, apretándome contra ella, susurrándome al oído sus suspiros, enloqueciendo mi ya dimitida mente… Poco a poco y en brazos, la llevé mientras mis labios recorrían su cuello, mientras mordisqueaba sus carnosos labios, hasta la manta de seda y nos recostamos sin dejar espacio entre nuestros cuerpos, el cielo cubierto completamente de estrellas embelesaba al mar. Ella me recostó de espalda a las sábanas y tomó uno de los frascos a un lado de las frutas, lo destapó y baño su dedo índice mientras lo llevaba a su boca y le pasaba la lengua suavemente mientras me veía pícaramente. Se acercó y comenzó a verterlo en mis labios, pasaba su lengua sobre mis labios, lamiéndolos, siguió con el cuello bajando hacia mi pecho, su lengua me recorría mientras yo perdía la noción del tiempo, que momento, que lujuria, que excitación… Siguió bajando con sus manos, regando el almíbar en mi


cuerpo, acariciando cada parte de mi, mi cuerpo temblaba de deseo, bajo hasta mi abdomen, su lengua inquieta, sus labios, el roce, … continuo bajando un poco mas, sentía como su boca se hacía de mi, sus manos recorrían y regaban todo a su paso mientras mi cuerpo sucumbía ante su pasión… Luego se hizo lentamente a un lado sonriente, con su cara impregnada del dulce líquido, tomé otra de las botellas, era almíbar de fresa y mientras ella se recostaba sonriente comencé mi rito de placer para ella, sentía que al contacto de su piel con el líquido su cuerpo se arqueaba y pequeños suspiros se dejaban escapar desde adentro de ella, desde muy adentro.. Tentado por su opulencia, sin pensarlo más y con un leve temblor producto del deseo mismo comencé a verter lentamente en sus protuberancias el dulce líquido, observando cómo caían gotas y pequeños chorros sobre la superficie desnuda de aquel cuerpo hermoso a la luz de las fogatas que rodeaban aquel paraje indescriptible… Mis manos acariciaban cada espacio, mi lengua se mezclaba con el dulce sabor de su cuerpo y se embelesaba recorriéndola, sus muslos rozaban mi cuerpo, suspiros y leves gemidos se ahogaban en el viento mientras mis labios alcanzaban sus senos altivos, deseosos. Sus manos dirigían mis caricias, su cuerpo clamaba por el mío, mi boca, deliraba bajando por su


ombligo, bajando a su entrepierna, la noche se detuvo por un instante… Nuestros cuerpos fueron cediendo a nuestros deseos y mezclados entre besos y líquidos, se unían creando una miel, el roce buscando la sinergia inevitable y desbordante hizo que nos fundiéramos en una sola pieza, aumentaban los suspiros, sus caderas dislocaban mis pensamientos, mis manos invadían sus colinas, delirantes sus muslos me hacían sentir el suave dolor de su peso mientras me adentraba en sus cimientos y la fulgurante fuente dejaba escapar lentamente sus volúmenes acompañando suspiros en mis oídos, extasiado la apretaba fuerte contra mi, mientras ella comenzaba a estremecerse y al mezclar sus labios con mi aliento mis brazos la unieron fuerte a mí, sintiendo su temblor al compás de mi cuerpo que se liberaba explotando con pasión mientras el mar y la arena se narraban su amor entre susurros….. El tiempo desalineado cayó vencido ante el paso de las estrellas y mi mente perdió el sentido de la realidad...… Luego de aquel momento delirante, su recuerdo ocupará el sitio destinado y el mar cantará su oleaje en cada viaje para traerla a mí cada noche…...


SIEMBRA Werner V Richthofen País: Canadá Sembré en tu tierra, mi amor ferviente Y en árido desierto se perdió mi simiente En vez de ver mis flores y espigas De amores florecientes Son hojarasca árida tiradas en la vertiente ¿Que fue tu amor? eso no lo sé Se que lo sembré de lunas y luceros De rosales y trigo De te amos y te quiero De mimos y ternuras ¿Dime entonces mujer? De donde nace la espina Que en lo profundo me hiere Y se hinca y rompe el corazón Tu amor pasó por mi alma Como tempestad con trueno inesperado como un Vendaval ¿qué me has hecho para sentirme tan mal? Dices que tu amor es del bueno Mas yo te pregunto sereno Que te he hecho yo de mal Para que me hagas sentirme tan fatal Yo que mi vida feliz la vivía Hoy me pregunto todavía Que mal te hice; ¿dime vida mía? quizás amarte mucho todavía Para vivir en tan cruel agonía.


ACARICIAME... Marcia Sevilla País: Chile Mi piel esta lista para tus caricias suave y dispuesta se humedece así tan lento como se pueda casi volando tus dedos sobre mí. Tersa encrucijada de sensaciones donde empiezas y yo termino aquí , donde se pierde el tino donde no hay reglas ,ni perjuicios. La seda del contorno de mis caderas donde deslizas tus deseos y depositas tus sueños donde tu hombría cuelga sus miedos. Acaríciame así tierno, casi inocente te quiero y apasionadamente absorbe con tus labios, la humedad de mi cuerpo.


ES EL VIENTO DE LA NOCHE. José león Hernández PAÍS: España Es el viento de la noche, que no me deja dormir, es el canto de una guitarra la que canta para ti. Ella, culpable de mi dolor, porque me roba la noche, porque me roba el corazón. Era de madrugada cuando yo la conocí, era una noche de estrellas, de luna y resplandor, era la noche del viento que embrujo mi corazón. Era de ojos verdes, de amapolas y de jazmín, era de madrugada cuando yo la conocí. Era de mañana cuando la luna dormía,


era la brisa del mar la que su cuerpo cubría, entre mantones de seda, de amapolas y de jazmín, era el canto de una guitarra la que canta para ti. Era una noche de estrellas, de luna y resplandor, era la noche del viento que embrujo aquel amor, era de ojos verdes de amapolas y de jazmín, era de madrugada cuando yo la conocí. Era el canto de una guitarra la que tocaba en el viento, era el canto de una guitarra, la que canta para ti.


BARCO QUEBRADIZO ES EL AMOR… Eduardo Campos País: Venezuela Un barco quebradizo es el amor en el que surcamos los mares de la vida, una pequeña quilla nos da el balance y nos invita a surcar mundos nuevos, sin importar siquiera la fragilidad de nuestra alma y la dramática situación nos entregamos al deleite de, al menos entre olas, vivir al máximo la experiencia. Ingenuidad de creer sortear las tormentas del destino, con tan solo un débil remo, la esperanza puesta en el timón y la fe que tengo en ti como único punto de apoyo… un barco frágil es el amor en que zozobramos en los mares de la vida, esperanzados y amilanados llegamos náufragos a la orilla de desoladas playas, vencidos nos dejamos arrastrar por el dolor, imposibilitados de volver al mar, con la mirada puesta en el infinito y con la ropa tendida al sol, esperamos que nuestras heridas sanen y nuestro corazón comience de nuevo a andar, pero sonrientes y sin el más mínimo desparpajo esperamos la próxima barca, que no lleve a vivir nuevas aventuras, en ese barco quebradizo llamado amor.


LAS HORAS PERDIDAS… Eduardo Campos País: Venezuela

y puse todo lo que estaba en mi interior en un solo haz, la soledad, el dolor pasado, las horas de hastío, las noches de insomnio, lo amargo de un carácter egocéntrico, y un mundo gris y mustio de ir de aquí para allá, sin un puerto seguro en que sentirme amado, los ate con determinación poniendo mucha fuerza en su nudo sin pensarlo los lance al vacío y los deje correr pendiente abajo, hacia donde vuela las horas malgastadas y nunca más regresan, lo vi rodar girando sobre sí mismo, desbarrancarse y hacerse añicos, y sin mirar su fin, pleno de emoción, corrí hasta ti, feliz, sin peso alguno, solo con experiencia de que rumiar el dolor, es tiempo perdido.


"QUIERO CONOCERTE" Juan José Martín San Martín País: España Quisiera conocerte tenerte a mi lado y poder hacerte de este mundo la mujer más feliz pero a veces nuestro orgullo nos separa más que el dolor, la tristeza, o la distancia. Y quisiera besar tus dulces labios, sensuales, cálidos, ardientes; te sueño despierto y al despertar siento los míos fríos, áridos, quizá un tanto indiferentes. Y quisiera sentir el calor de tu mirada que en la mía se pierde temblorosa y triste tras el horizonte como una ola descarriada. Quisiera sentir tus besos dulces, apasionados, el tacto, el calor y la fragancia de tu delicada y suave piel pero despierto de mi sueño y todo me sabe a hiel.


Quisiera abrazarte regalarte mi cuerpo entero y con un beso demostrarte, que no soy un truhan, sino todo un caballero que desea amarte y respetarte hasta la saciedad. Quisiera oĂ­r tu sonrisa fresca, sentir el calor de tus manos, tu tristeza, o alegrĂ­a y en esta poesĂ­a...; decirte que te quiero, te quiero para toda la vida.


"CUANDO PASAN LOS AÑOS Y NADIE SE ACUERDA DE ELLOS" Juan José Martín San Martín País: España

Que triste es ver como las personas nos vamos haciendo mayores y comprobamos que vamos sobrando en toda partes y a donde quiera que vayamos, que en cuanto van pasando los años largos y pesados en tu espalda y tu corazón dolorido ya nadie se acuerda, ni quiere saber de ti. Y que lastima da al ver que los jóvenes se deshacen de ti como un trapo viejo, o un mueble que ya no sirve para nada; que triste ver a esos seres envejecidos ya mayores y desvalidos que necesitan amor, amistad y cariño,


un abrazo y un beso emocionado que de nuevo les haga sentir niños. Si supieran los hijos, los nietos como cada día que pasa los esperan en silencio, con la cabeza cabizbaja y los ojos llorosos y soñolientos. Si supieran que esos padres y abuelos no desean separarse de sus hijos y nietos y que siempre desean vivir junto a ellos, porque son su razón de existir y que ya no desean vivir la vida, si ya no están a su lado para hacerles sonreír. Si supieran cuantas heridas y cicatrices llevan marcadas en su corazón y en su alma de tanto padecer, luchar y sufrir para hacer de ellos, hombres y mujeres de provecho, si supieran que si les apartan de su lado, está muy próximo su fin. Quizá entonces pensarían, reflexionarían y comprenderían que por su educación y mentalidad, por sus arrugas y sabiduría, por su nobleza y amabilidad,


por su pelo blanco y mucho mas, quizá entonces se darían cuenta de que ellos un día, llegaran a estar igual y no desearan ser tratados como ese mueble viejo, sino como un miembro más de la familia al que se debe cuidar, amar y respetar.


POTRERAZO Omar Martínez Meza País: Ecuador En la comunidad Peribuela, encontré una mozuela con una boquita de ciruela para besarla hasta que le duela, y tiene ojos brotados de picardía que invitan a una orgía en estos llanos hermosos, donde, la luna llena sea testigo plena de un encuentro que vaya bien adentro, y una vez excitada, desnudarla con ansia loca para admirarla y toca iniciar la función animada con delirios ardientes que nos conviertan en parientes a la hora de amar y transformar el amor en dicha, y divina lucha entre el hombre y la mujer donde el amor no deje de crecer.


Tu sombra persigue mi destino Omar Martínez Meza País: Ecuador

Manantial de amores y dolores, al caminar, me persigue tu sombra y retumba a mi oído el eco de tus voces y se presenta tu imagen, y alumbra. Para animar y avivar ardores que prendan destellos, y sea una sobra de ternura, siempre pague con creces y se constituya en la gran obra. De bondad y claridad, siendo albores que van al alma y mi corazón abra su encanto y cumplir así las labores. Mi amor está a tus pies y cabra, si tú eres desprendida y siempre abres tu posada como símbolo que habrá


EL JUEGO ERÓTICO DEL AMOR. Omar Martínez Meza País: Ecuador Si mis lágrimas, llegarán como vertiente a tu piel ardiente y si tú me mimas, te conquistaría y coquetearía tanto rayando el poniente como en el naciente, y me faltarían días para internarme y tú amarme sin contar los días, sería un amor mas allá de la fantasía, que halla en cada caricia, una primicia de encender y prender una relación con mucha acción.


NO QUIERO LLORAR… María Ethel Rodríguez País: Argentina Pero mis lágrimas bañan mi rostro siento el corazón apretado y aunque no te pueda ver, puedo imaginar tus ojos. Aun con el corazón en pedazos recogeré las migajas me levantaré como siempre y seguiré esperando. Unas breves letras, una flor, una canción son suficientes, aunque tú no sientas amor, para mí son un remanso de vida para seguir donde estoy. Como un pájaro sediento te detienes para beber, una gota de rocío -cuando has calmado tu sed vuelas para otro nido. -Ya no me hiere tu indiferencia por el contrario, me acostumbré al dolor estaré aquí como siempre, esperando por ti para recoger…tus migajas de amor.


Non piangerò... ma le mie lacrime bagnano il mio viso il mio cuore è stretto e anche se si può vedere, Posso immaginare i tuoi occhi. Anche con il cuore a pezzi raccogliere le briciole Mi alzo come sempre e continuare ad aspettare. Unas breves letteras, un fiore, una canzone sono sufficienti, anche se non si sente l'amore, per me sono un paradiso di vita per seguire dove sono. Come un uccello assetato ci si ferma a bere una goccia di rugiada quando hai calmato la sete volare in un altro nido. Non mi fa male la tua indifferenza al contrario, mi sono abituato al dolore Sarò qui, come sempre,sperando per te per la raccolta di ... tua briciole d'amore.


ESTÁ PREPARADA LA MESA… María Ethel Rodríguez País: Argentina Con ese mantel blanco que mi abuela regaló la chimenea está encendida He puesto, flores y velas…una música suave… para que no sea tan larga la espera. De vez en cuando miro por la ventana y solo veo nubes de algodón y un cielo poblado de estrellas la luna me sonríe como queriendo decir… No esperes… él no llega! giro hacia el interior y veo… las flores ya se marchitaron la comida se enfrió… y se consumieron las velas. -Cada día, prepararé la mesa pondré velas…y flores nuevas, la misma música suave y encenderé la chimenea… -Se, que un día llegará y comeremos juntos la cena solo nos miraremos a los ojos y no diremos nada… No hará falta hablar para decir lo que sentimos, será suficiente mirarnos, y unir nuestras manos…


LA TAVOLA È PREPARATA ... con la tovaglia bianca che mia nonna ha dato il fuoco è acceso Ho messo fiori e candele ... música morbide... non essere così lunga attesa. Ogni tanto guardo fuori dalla finestra e solo vedere nuvole di cotone e un cielo pieno di stelle la luna mi sorride come a dire ... Non aspettare ... lui non viene! girare verso l'interno e vedere ... fiori e appassiti cibo si a raffreddato ... e le candele sono stati consumati. Ogni giorno, preparare la tavola mettere candele…e fiori nuovi la stessa musica morbide e accendere il fuoco ... -È, che un giorno arriverà e mangiare insieme la cena solo noi guardare negli occhi e non dire nulla ... Non avrete bisogno di parlare di dire ciò che sentiamo, essere sufficiente guardare a noi, e unire le mani ...


TIEMBLO Alejandra del Valle Abraham País: Argentina Tiemblo Densa y confusa La noche Enfría los recuerdos Duerme los cuerpos. El viento Helado me irrumpe Inunda mi alma. Me deshago En trocitos de invierno. Acurrucada Pienso. Te pienso. Gotas de lluvia Los pensamientos se evaporan Austeros, orgullosos. Un gorrión ha muerto. -Ha sido el invierno. -No, ha sido, La vergüenza de la soledad. Caen hojas Del árbol de mi corazón Frías, yertas, anochecidas. ¿Por qué no he sido piedra Ave O estrella lejana? Tiemblo Densa y confusa.-


DESCUBREME Alejandra del Valle Abraham País: Argentina Descúbreme en tu piel He quedado grabada En tus labios tiernos En tus manos grandes. Descúbreme en tus labios He traspasado tu color He rozado tu sangre He anidado en tu médula. Descúbreme en tus sueños Soy habitante de tus deseos Viajo por todo tu cuerpo. Descúbreme en tus manos Soy de viento, de niebla Y en ti me quedo.-


Una ráfaga de luz poética llego a tu corazón para deleitarnos con tus letras en el tiempo de los tiempos. Ramón de Jesús Hernández Olivares Editor Veracruz, México Junio 2013

Poetas sin fronteras Junio 2013  

POETAS LATINOAMERICANOS, ESPAÑA Y CANADÁ

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you